lunes, 31 de diciembre de 2012

El Asombro de Damasco


Título El Asombro de Damasco (1955)
Música Pablo Luna
Letra Antonio Paso y Joaquín Abati
Director Ataúlfo Argenta
Categoría Zarzuela
País España
Escenas Acto I
01.- Preludio - 2' 29"02.- Escena del Mercado “Danos pronto algo" “¡Alto! Dejad ya de gritar y atentos escuchad… "Yo vendo los perfumes mejores de Damasco"… "Yo he descubierto un perfume” - 7' 06"
03.- Terceto "Ten presente la desgracia… "Mira si siente poder tu cara"… "Bella Zobeida, que Alá te guarde" - 3' 56"
04.- Cuplés de Alí-Mon “Soy Alí-Mon, soy el Cadí, lo único bueno que entre la turba de funcionarios existe aquí… Soy el ser más inflexible” 2' 38"
05.- Presentación de Nhuredin “Viva, viva Nhuredin”, Dúo “Señor! Te suplico que recojas" "Por Mahoma que si es cierto lo que estoy leyendo aquí” - 6' 59"
06-. Escena "Amor. No es posible, no es creible"… “Señor. No es posible, no es creíble”… "¡Señor! ¡Señor! ¡Tened piedad!… "Oh que destino cruel". Zambra de las almeas “Que bailen las almeas….Baila odalisca hermosa… Baila, baila musulmana” - 9' 14"

Acto II:
07.- Escena “Por esta noche nada de velos” y cantadoras de Palmira “Sultana de los amores… Tus ojos tienen Zobeida” - 5' 36"
08.- Dúo cómico de Ben-Ibhem y Zobeida “Musulmana apetitosa… A la Meca te llevo mi vida montada en camello… La joroba molesta un poquito pero hay que aguantarse” - 4' 24"
09.- Cuplés del Corán “Allá van los preceptos que ordena el Corán” - 2' 33"
10.- Final - 0' 32"
Reparto Zobeida – Toñy Rosado
Fahima - Lina Huarte
Nhuredin – Manuel Ausensi
Ben-Ibhén – Gerardo Monreal
Alí-Mon – Arturo Díaz Martos
Voz dentro – Carlos Munguía
Orquesta Gran Orquesta Sinfónica
Coro Coro Cantores de Madrid, Director José Perera
Sinopsis Acto I
Estamos en Damasco, en una calle donde se encuentran las casas de Fahima, una vendedora de perfumes y de filtros mágicos, y de Ben-Ibhem, un médico. Fahima, tras atender las peticiones de caridad de unos derviches, recibe la visita de Zobeida, la esposa del casi arruinado y enfermo Omar, que ha venido desde Mosul a cobrar un antiguo préstamo de mil dinares que Ben-Ibhem adeuda a su marido. A pesar de que no existe un documento que testifique esa deuda, Zobeida confía en la honradez de Ben-Ibhem, quien efectivamente la reconoce, pero al ver el rostro hasta entonces velado de la mujer, afirma que sólo la pagará si ella acude a una cita nocturna en su tienda. Fahima y Zobeida se lamentan de esta insinuación a todas luces deshonesta.
Cuando hace su aparición el Cadí de Damasco, Alí-Món, en busca del terrible bandido Ka-Fur que asola los contornos, Zobeida le pide justicia, informándole de todo lo que le ha ocurrido con el médico. Pero, Alí-Món, también prendado de la belleza de la muchacha, actúa de igual manera que Ben-Ibhem, exigiendo a cambio de su intervención favorable una cita nocturna con Zobeida. Decepcionada, a Zobeida sólo le queda la esperanza de que el Gran Visir Nhuredín le haga justicia. Precisamente, es ese el justo momento en que dicho personaje hace su aparición en medio de su séquito. Pero ante la demanda desesperada de Zobedia, Nhuredín reacciona exactamente igual que sus dos predecesores. Ante tal situación, el Derviche aconseja a Zobeida que cite a los tres hombres por separado en la casa de Fahima de las afueras de la ciudad.

Acto II.
En casa de Fahima, Zobeida se está vistiendo con la ayuda de varias esclavas. El primer invitado en aparecer, por orden de categoría social, es Ben-Ibem que es recibido con halagos por parte de Zobeida. Cuando la situación de la pareja parece ponerse al rojo vivo, aparece Alí-Món, ante el cual Ben-Ibhem explica su presencia allí alegando que ha venido a curar una repentina dolencia de la muchacha. Aunque Alí-Món se cree el engaño, ello no sirve para calmar su ansiedad que se convierte de inmediato en sorpresa cuando llega Nhuredín que acude igualmente a la cita.
La confusa situación se rompe cuando un esclavo entra acalorado con la noticia de que el bandido Ka-Fur ha puesto cerco a la casa, pretendiendo cenar y pernoctar en la misma. Zobeida sugiere a los tres pretendientes que finjan ser esclavos para no caer en manos del bandido. Dicho y hecho, pero en medio de la cena Ka-Fur reconoce a los tres esclavos que tan servilmente le atienden y éstos para salvar su vida confiesan sus inquietudes. Pero, de pronto, el bandido Ka-Fur se quita también su vestimenta y tras ella se presenta el propio Califa de Damasco que así disfrazado recorre el país para ver cómo vives sus súbditos. El responsable de la deuda, Ben-Ibem, es obligado a restituir el dinero debido a Zobeida, por su belleza "el asombro de Damasco", que podrá con el montante curar al enfermo marido y remontar su negocio.
Comentarios: Estrenada el 20 de septiembre de 1916 en el Teatro de Apolo de Madrid.
Descarga:El Asombro de Damasco


Título El Asombro de Damasco (1955)
Director Enrique Navarro
Escenas Acto I:
01.- Preludio - 2' 03"
02.- “Danos pronto algo" “¡Alto! Dejad ya de gritar y atentos escuchad… "Yo vendo los perfumes mejores de Damasco"… "Yo he descubierto un perfume” - 7' 03"
03.- "Ten presente la desgracia… "Mira si siente poder tu cara"… "Bella Zobeida, que Alá te guarde" - 3' 06"
04.- Cuplés de Alí-Mon “Soy Alí-Mon, soy el Cadí, lo único bueno que entre la turba de funcionarios existe aquí… Soy el ser más inflexible” 2' 30"
05.- Presentación de Nhuredin “Viva, viva Nhuredin”, Dúo “Señor! Te suplico que recojas" "Por Mahoma que si es cierto lo que estoy leyendo aquí” "Esto que pides aquí” - 8' 38"
06-. Escena "Amor. No es posible, no es creible"… “Señor. No es posible, no es creíble”… "¡Señor! ¡Señor! ¡Tened piedad!… "Oh que destino cruel" - 3' 28"
07.- Zambra de las almeas “Que bailen las almeas… Baila odalisca hermosa….Baila, baila musulmana” - 4`00"
08.- Final: "¡Viva, viva Nhuredin" - 1' 00"

Acto II:
09.- Preludio - 3' 28"
10.- Escena “Por esta noche nada de velos” y cantadoras de Palmira “Sultana de los amores… Tus ojos tienen Zobeida” - 4' 18"
11.- Dúo cómico de Ben-Ibhem y Zobeida “Musulmana apetitosa… A la Meca te llevo mi vida montada en camello… La joroba molesta un poquito pero hay que aguantarse” - 3' 52"
12.- Cuplés del Corán “Allá van los preceptos que ordena el Corán” - 2' 33"
13.- Final - 0' 29"
Reparto Zobeida – Dolores Pérez
Fahima - Isabel Garcisanz
Nhuredin – Luis Sagi-Vela
Ben-Ibhén – Antonio Martelo
Alí-Mon – Santiago Ramalle
Orquesta Orquesta de Cámara de Madrid
Coro Coro de Radio Nacional de España
Descarga:El Asombro de Damasco

9 comentarios:

  1. hola buenas noches podrias volver a subir gracias

    ResponderEliminar
  2. Os dejo una nueva versión de El Asombro de Damasco, dirigida por Ataúlfo Argenta.

    ResponderEliminar
  3. esdta version ya la tengo y la escuchado nada q envidiar de las optras mas me gusta la version montilla con luis sagi vela

    ResponderEliminar
  4. A mi me suele gustar más Argenta. Escucharé las dos y decidiré.
    Muchas gracias Alesves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi es superior la Argenta, pero sobre todo por la interpretación que de Ben-Ibhén hace Gerardo Monreal, según mi gusto el mejor tenor cómico, junto con Antonio Palacios, del que por desgracia hay pocas obras editadas.

      Eliminar
  5. Versión 1954:
    webcindario - © 1955, Alhambra (Lp)
    Lina Huarte, Toñy Rosado, Manuel Ausensi, Gerardo Monreal, Arturo Díaz Martos y Carlos Munguía. Coro Cantores de Madrid, dir.: Orquesta Sinfónica, dir.: Ataúlfo Argenta. ® BMG-Music y Novoson (CD)

    -Operadis - Conductor Enrique Navarro - 1954?
    -En bne solo aparece un registro de 1963

    ResponderEliminar
  6. Perdón, me equivoqué. En discografía de lazarzuelawebcindario aparece

    © 1955, Montilla (Lp)
    Dolores Pérez, Isabel Garcisanz, Luis Sagi-Vela, Antonio Martelo y Santiago Ramalle. Coro de Radio Nacional de España. Orquesta de Cámara de Madrid, dir.: Enrique Navarro.
    El resto está bien.

    ResponderEliminar