martes, 5 de marzo de 2013

Federico Chueca



Pío Estanislao Federico Chueca y Robles nació en Madrid el día 5 de Mayo de 1846, y falleció en Madrid el día 20 de Junio de 1908 (62 años). Compositor. El más madrileño de los compositores de zarzuela, supo dotar al género lírico de obras que encierran las melodías más sugestivas de ambiente "castizo"


BIOGRAFIA. Nació en la Plaza de la Villa, en la torre de los Lujanes. Se matriculó en 1854 en el Conservatorio de Madrid, donde estudió solfeo con Juan Castellanos, piano con José Miró, y armonía con Antonio Aguado, destacando ya en los exámenes de 1855. En 1863 inició la carrera de Medicina que abandonaría dos años más tarde en favor de la música. En el café Trijueque interpretaba al piano composiciones improvisadas y organizaba en vacaciones una orquesta para dar conciertos gratuitos a orillas del Manzanares, donde también colaboraba Felipe Ducazcal, futuro empresario teatral. En 1865 fue detenido en la noche de San Daniel y encerrado en la cárcel del Saladero, allí compuso una tanda de valses para piano titulada Lamentos de un preso, que posteriormente llevó a Barbieri, ofreciéndole el maestro su protección. En 1867 se matriculó de nuevo en el Conservatorio de Madrid, sintiendo la necesidad de ampliar sus conocimientos musicales. En ésta etapa, Chueca pasó ciertos apuros económicos, por lo que actuaba para subsistir como pianista en el Café Zaragoza. A partir de 1868 trabajó en distintos cafés, como el del Vapor, el Numancia o el Variedades, donde ejecutaba la música ligera de moda junto a sus improvisaciones. En 1872 dirigió ocasionalmente orquestas de zarzuela.
A partir de 1875 Chueca comenzó a estrenar sus propias obras líricas, iniciando en 1877 su colaboración con Joaquín Valverde que se mantuvo hasta enero de 1890. En 1878 dirigía la orquesta de ocarinas La O. Fue miembro de la tertulia La Farmacia, nacida en los Jardines del Buen Retiro y trasladada al café Fornos, y del Círculo Artístico Literario. En la temporada 1883-84 era director de la orquesta de la compañía del teatro de Variedades, junto con Tomás Reig. Un año después era director de la orquesta del Apolo, junto a Mariano Blázquez. Las décadas de 1880 y 1890 marcaron su etapa de mayor producción y mayores éxitos, con obras como La Canción de la Lola, La Gran Vía, Cádiz, El Año Pasado por Agua, Agua, Azucarillos y Aguardiente, La Alegría de la Huerta - estrenada en enero de 1900- o El Bateo -ya en 1901-. En marzo de 1883 contrajo matrimonio con Teresa Martín Ribes, estableciendo su domicilio en la calle de Alcalá, 114. En 1896 recibió la Cruz del mérito militar de mano del General Azcárraga, por la marcha de Cádiz. Gracias al éxito conseguido por sus obras, Chueca se convirtió pronto en una personalidad del Madrid  de fin de siglo. 
Sobre el carácter y la personalidad de Chueca hay numeroso términos, aunque algunos difieren entre sí. Parece que fue un hombre sencillo, campechano y con don de gentes. Pero según Pedrell, el carácter de Chueca poco tenía que ver con su música: si ésta es alegre, expansiva, él era un hombre poco hablador, que tardaba en contestar cuando se le preguntaba, y sonreía dificilmente. Sáinz de Robles lo considera gracioso, simpático, de irresistible gracejo y campechanería. Era aficionado a los toros y dedicó obras a los toreros Guerrita, Villita, Reverte y Bombita. En 1880 tras el estreno de La Canción de la Lola, la empresa del Apolo organizó una becerrada en la que Chueca intervino como primer espada. Aficionado a coleccionar pequeños objetos de todo tipo, le gustaba mucho la fotografía, y algunos de sus álbumes se conservan en la Biblioteca Nacional de Madrid. Se consideraba un maestro en el billar. Decidió a probar todo tipo de inventos, fue de los primeros en montar en bicicleta y en coche. Chueca se unió a los fundadores de la Sociedad de Autores Españoles, junto con Luceño y Bretón, y contribuyó al cambio de las circunstancias materiales de la música lírica española.
Al morir en 1908, su entierro en el cementerio de San Justo y San Pastor se convirtió en una manifestación de duelo popular. En 1913 Coullaut-Valera plasmó en el monumento emplazado en la orilla del Manzanares, las efigies de Barbieri y Chueca como genuinos representantes de la música madrileña, en unión a los saineteros Ramón de la Cruz y Ricardo de la Vega. Un busto inmortaliza a Chueca en el paseo de Coches del Retiro madrileño.

  
 Obras: 
  • El Sobrino del Difunto (1876) 
  • Tres Ruinas Artísticas (1876)
  • Un Maestro de Obra Prima (1877)
  • A los Toros (1877)
  • Turcas y Rusos (1877)
  • ¡Bonito País! (1877)
  • Contar con la Huéspeda o Locuras Madrileñas (1877)
  • Los Barrios Bajos (1878)
  • La Función de mi Pueblo (1878)
  • Las Ferias (1878)
  • La Venta del Pillo (1878)
  • La Canción de la Lola (1880)
  • Luces y Sombras (1882)
  • La Plaza de San Antón Martín (1882)
  • Fiesta Nacional (1882)
  • De la Noche a la Mañana (1883)
  • La Abuela (1884)
  • Agua y Cuernos (1884)
  • Caramelo (1884)
  • Medidas Sanitarias (1884)
  • Un Domingo en el Rastro (1885)
  • En la Tierra Como en el Cielo (1885)
  • La Gran Vía (1886) (Libreto)
  • Cádiz (1886)  (Libreto)
  • De Madrid a Barcelona (1888)
  • El Año Pasado por Agua (1889)
  • De Madrid a París (1889)
  • La Revista Nueva o La Tienda de Comestibles (1889)
  • El Arco de Noé (1890)
  • El Chaleco Blanco (1890)  (Libreto)
  • La Caza del Oso o El Tendero de Comestibles (1891) (Libreto)
  • El Cofre Misterioso (1892)
  • Los Descamisados (1893)
  • Las Zapatillas (1895)
  • El Coche Correo (1896)
  • Agua, Azucarillos y Aguardiente (1897) (Libreto)
  • Fotografías Animadas o El Arca de Noé (1897)
  • El Mantón de Manila (1898)
  • Los Arrastran (1899)
  • La Alegría de la Huerta (1900) (Libreto)
  • Los Gitanos (1900)
  • El capote de Paseo (1901)
  • El Bateo (1901)  (Libreto)
  • La Corría de Toros (1902) (Libreto)
  • La Borracha (1904) (Libreto)
  • Chinita (1906)
  • El Estudiante (1907)
  • Las Mozas del Barrio (1908)

No hay comentarios:

Publicar un comentario