viernes, 29 de marzo de 2013

Marcos Redondo

Marcos Redondo

Marcos Redondo Valencia nació en Pozoblanco (Córdoba) el día 24 de Noviembre de 1893 y falleció en Barcelona el 17 de Julio de 1976 (82 años).

BIOGRAFIA. Barítono. Estudió canto con Ignacio Tabuyo en el Conservatorio de Madrid, maestro que dejó su impronta en este alumno. Se inició en el canto como seise de la catedral de Ciudad Real, y en esta ciudad dio su primer concierto con romanzas de ópera y zarzuela. Debutó profesionalmente en Madrid en 1919 con La traviata en el Gran Teatro. El éxito de sus primeros conciertos le llevó a Milán para estudiar repertorio con Bettinelli y Franceschi. Realizó una corta y prometedora carrera en Italia, entre 1920y 1922, debutó en el Liceo de Barcelona en 1923, con Manon Lescaut. Recorrió Europa y América interpretando un extenso repertorio de ópera italiana.
En 1924 el empresario catalán José Gisbert le propuso pasarse a la zarzuela, propuesta que aceptó, abandonando la ópera, salvo un breve paréntesis durante 1941. En esa especie de "memorias" que es su obra, Marcos Redondo. Un hombre que se va, deja claro su convencimiento sobre el valor del género:"Siempre he dicho que la zarzuela es la consecuencia de una gran revolución popular, que pasó inadvertida, contra la música italiana". Debutó con gran éxito en el género con El Dictador de Millán, en el teatro Novedades de Barcelona; tres años después su repertorio era ya de veinticinco zarzuelas. A partir de entonces estrenó numerosas obras, entre ellas, La Calesera, 1925, y La Parranda, 1928, de Alonso, La Mari-Blanca de Moreno Torroba, 1926, El Cantar del Arriero de Díaz Giles, 1930, Katiuska de Sorozábal, 1931. La Marina que cantó en el Liceo de Barcelona en plena guerra -febrero de 1938- junto a María Espinalt, Hipólito Lázaro y Pablo Gorgé, fue memorable y se considera como el mejor cuarteto que ha interpretado nunca la obra de Arrieta. También estrenó La Tabernera del Puerto, 1936. Tenía un repertorio de más de cien obras, con el que recorrió prácticamente todos los teatros de España, y algún año interpretó hasta 362 zarzuelas, entre ellas, La Rosa del Azafrán, La Canción del Olvido, La del Soto del Parral, La Alsaciana, Los Cadetes de la Reina, La Pícara Molinera y El Cantar del Arriero. Se retiró en 1957 en Barcelona cantando La Dogaresa, tras haber dejado numerosas grabaciones.
Fue uno de los barítonos más importantes del siglo XX en el ambito de la zarzuela, sólo comparable con Emilio Sagi-Barba y, desde luego, uno de los más populares; su presencia llenaba cualquier teatro de España o América. Su voz era de barítono atenorado, "barítono tenoril", como se decía, muy propia para la zarzuela, ya desde el siglo XX. Este registro le permitía cantar una gran cantidad de obras, con timbre puro y muy bello sobre todo en el registro centro, tanto en el recitativo como en el canto y una portentosa musicalidad.

DISCOGRAFIA.  



Información obtenida del Diccionario de la Zarzuela de Emilio Casares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario