miércoles, 20 de marzo de 2013

Miguel Fleta

Miguel Fleta

Miguel Burro Fleta nació en Albalate del Cinca (Huesca) el día 1 de Diciembre de 1897 y falleció en La Coruña el 28 de Mayo de 1938 (40 años).

BIOGRAFIA. Tenor. Hijo de Vicente Burro y María Fleta. Como nombre artístico adoptó el apellido de la madre que después se cambió de manera oficial. Aprendió de su maestro y del párroco local los rudimentos musicales. Con ocho años ya trabajaba en el pastoreo para dos años más tarde pasar al servicio de un terrateniente del lugar, lo que no le permitió completar sus escasas enseñanzas. Las malas relaciones con su padre, le empujaron a emigrar a Zaragoza, donde vivió con su hermana, transportando hortalizas al mercado central de la capital maña. Adolescente, aunque con la voz ya formada, se dio a conocer en las fiestas cantando jotas, con gran éxito en los círculos populares. Constatando su talento, su hermano Vicente le propuso marcharse a Barcelona con la posiblidad de estudiar allí. El Conservatorio lo recibió y fue acogido como alumno de Pierre Claro (más conocida como Luisa Pierrick) con la que mantuvo una relación amorosa aunque era casada. En 1919, tras varias audiciones, consiguió acceder a los circuitos italiano y Zandonai le propuso, sin haber actuado todavía en ningún teatro, protagonizar el papel de Paolo de Francesca da Rimini en Trieste, bajo la dirección del mismo creador. Al poco tiempo hizo Aida en el mismo teatro. El propio Zandonai le ofreció el estreno mundial de Giulietta e Romeo en Roma con suficiente éxito para que se le abriesen las puertas de los teatros de Europa y América. El Real de Madrid lo acogió en Carmen con un triunfo excepcional. Debutó en el Colón de Buenos Aires, ampliando sus éxitos a toda Hispanoamérica. A su regreso, en 1923, llevó a cabo algunas grabaciones, entre ellas una peculiar versión de la jota de La Dolores, con cuatro músicos contratados al efecto, dirigidos por George W. Bung. En ese mismo año debuto en el Metropolitan Opera House de Nueva York, que lo presentó en una Tosca junto a Maria Jeritza. La Scala de Toscanini lo recibió más tarde. Dificultades de todo tipo le convirtieron en 1926 en el primer Calaf de la historia, con motivo del estreno de Turandot de Puccini en la Scala, junto a Rosa Raisa y Maria Zamboni, bajo la batuta del citado Toscanini. Coincidió con una crisis de su relación personal y el comienzo de una decadencia que fue matizando con su numerosas giras y viajes internacionales.
En abril de 1938 cantó sus dos últimas Carmen en La Coruña, donde falleció. Aunque su repertorio fue básicamente operístico, sin embargo llegó a interpretar varios títulos de zarzuela, como son El Dúo de la Africana (Madrid, 1925), Doña Francisquita (Madrid, 1932), La Dolorosa (Gijón, 1933), Los Claveles (Gijón, 1933), Luisa Fernanda (Barcelona, 1934), La Tempranica (Barcelona, 1936) y El Caserío (Barcelona, 1936). Mucho más amplia es su aportación discográfica, entre la que se encuentran varias romanzas o selecciones de zarzuela, que incluyen La Dolores, Los Gavilanes, La Linda Tapada, La Calesera, El Guitarrico, La Corte del Amor, Los de Aragón, Sangre de Reyes, El Huésped del Sevillano, Marina, El Trust de los Tenorios, La Marsellesa y La Villana.

DISCOGRAFIA.  


Información obtenida del Diccionario de la Zarzuela de Emilio Casares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario