domingo, 19 de mayo de 2013

Agustín Rodríguez



Agustín Rodríguez Castro nació en Viñedo (Lugo) el día 27 de Agosto de 1885 y falleció en La Habana el día 2 de Octubre de 1957 (72 años). Libretista y autor teatral.

BIOGRAFIA. En 1901 trasladó su residencia a Cuba, en compañía de su tío. Su primera actividad laboral fue como tipógrafo. Tras despuntar su afición hacia el teatro, en 1905 logró estrenar en Alhambra su obra prístina: Cuba se Hunde, escrita en colaboración con Sergio Acebal. 
En 1912 viajó a México con la compañía de Arquímides Pous. Tras regresar ese año a Cuba, fue incluido en la nómina del Alhambra como apuntador. Estimulado por el empresario, primer actor y director artístico Regino López, al siguiente año se representaron allí las primeras piezas relevantes de Agustín Rodríguez: Ramón el Conquistador y De Guardia a Motorista. Así se inició su ejercicio de autor en solitario o en colaboración con otros colegas para el Alhambra, donde permanecería hasta 1930. En el grupo de esos títulos se destacaron: La Toma de Veracruz, El Servicio Militar Obligatorio, La Mulata, Los Gases Lacrimantes, Las Sensaciones de Julia, La Rumba en España, ¿Qué tiene la niña?, Arreglando el Mundo, La Blanca que Tenía el Alma Negra, con la que logró el primer lugar en un concurso de libretos auspiciado por ese coliseo en 1927. También sería el autor de varios sainetes sin música que subieron al proscenio alhambresco: La Cleptómana, Tres Gallegos en un Tiro, Carne y Pescado, ¡Apaga y Vámonos! y Más Impuestos, concebidos para situaciones y personajes-tipos asociados en esas coyunturas a un teatro de actualidad. A su autoría se debieron, además, decenas de fonogramas de breve duración que grabaron artistas de la escena popular cubana. 
En 1931 se asoció en el Martí con el empresario Manuel Suárez Pastoriza, lo cual propiciaría el surgimiento de la Compañía de Zarzuelas Cubanas, con Gonzalo Roig y Rodrigo Prats como maestros compositores y directores de orquesta. Gracias al tesón de todos ellos, pero sobre todo de Agustín Rodríguez, se pudo desarrollar la más extensa temporada de arte lírico realizada en Cuba, al extenderse sus programas hasta agosto de 1936. Por ella desfilaron los más representativas figuras criollas del género, al igual que prestigiosos libretistas, escenógrafos y músicos. En esa etapa Agustín escribió los libretos de más de setenta piezas, entre otros, los de Cecilia Valdés, El Clarín, La Hija del Sol, Perlas, La Habana de Noche, Sueño Azul, Amalia Batista, El Pirata.
Terminada aquella experiencia, en 1938 recibió un contrato para asumir determinadas responsabilidades en realizaciones de la firma Películas Cubanas, S. A. (PECUSA): Sucedió en La Habana (diálogos), El romance del Palmar (argumento) y Estampas habaneras (ibidem.). 
Posteriormente redactó los libretos de las zarzuelas La Veguerita, La Plaza de la Catedral y La Cubanita, al igual que el de la revista-opereta Mujeres, todos ellos musicalizados por Ernesto Lecuona. Asimismo en el decenio de los años cuarenta participó en calidad de autor y director de escena en distintas temporadas efectuadas en el Martí por la compañía de Alberto Garrido y Federico Piñero. En 1949 compartió en ese coliseo con Miguel de Grandy la dirección de escena en el colectivo denominado Teatro Cubano Libre, en el que Carlos Robreño y Rodrigo Prats desempeñaron la respectiva dirección artística y musical. Hizo los textos para casi la totalidad de las piezas que conforman la cancionística de Gonzalo Roig: Quiéreme mucho, Yo te amé (contestación a la obra antes mencionada), Cuando nacieron en mi pecho amores, Dolor de amor, Lloro aún al recordarte, Ojos brujos, Matanzas (Romanza). Luego de comenzar las transmisiones televisivas en Cuba, en 1950, fueron solicitados los servicios de Agustín Rodríguez en importantes programas del medio de difusión. Una de sus tareas más significativas al respecto consistió en la adaptación de la zarzuelas y sainetes líricos criollos ofrecidos a partir de 1951 en el espacio Gran Teatro (CMQ-TV), con Ernesto Casas de director general y Gonzalo Roig al frente de la orquesta. Con puestas en escena de Cecilia Valdés en una parte del espectáculo, se le tributaron dos emotivos homenajes en sus tiempos de vida: el primero se celebró el 2 de octubre de 1940 en el Martí al cumplirse treinta y cinco años de su ininterrumpido quehacer teatral, mientras que el otro tuvo lugar el 7 de agosto de 1955 en el Nacional. Agustín Rodríguez fallecería en La Habana en 1957. Aún se le recuerda por el mérito de que animó e impulsó el arte lírico criollo en más de un momento de crisis nacional mediante temporadas que mantuvieron en alto el pabellón farandulero y dieron oportunidades a no pocos autores y artistas.
  
 Obras: 
  • Cuba de Hunde (con Sergio Acebal) (1905) 
  • Ramón el Conquistador
  • De Guardia a Motorista 
  • La Toma de Veracruz (con Julito Díaz)
  • El Servicio Militar Obligatorio 
  • La Mulata 
  • Los Gases Lacrimantes 
  • Las Sensaciones de Julia 
  • La Rumba en España 
  • ¿Qué tiene la niña?
  • Arreglando el Mundo
  • La Blanca que Tenía el Alma Negra   
  • Cecilia Valdés (con José Sánchez Arcilla) (1932)
  • El Clarín
  • La Hija del Sol 
  • Perlas  
  • La Habana de Noche 
  • Sueño Azul 
  • Amalia Batista (1936)
  • El Pirata (con José Sánchez Arcilla) 
  • La Veguerita (1938) 
  • La Plaza de la Catedral (1941) 
  • La Cubanita (1942) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario