martes, 28 de mayo de 2013

Marcos Zapata



Marcos Zapata y Mañas nació en Aizón (Zaragoza) el día 25 de Abril de 1842, y falleció en Madrid el día 21 de Abril de 1914 (72 años). Libretista, periodista y dramaturgo. A pesar de las dudas en torno a las fechas de nacimiento y muerto, se ha optado por la que aparece en la Lista de Socios de la SGAE, publicada en 1969.

BIOGRAFIA. Fue periodista en Zaragoza y más tarde en Madrid -a donde se trasladó en 1869- trabajando como redactor en La Discusión, El Orden y Gente Vieja. En Madrid vivió siempre sumido en la pobreza. Debido a los avatares de la política española en esos años ocupó diversos cargos públicos, llegó a ser administrador de la isla de Cuba entre 1890 y 1898 residió en Argentina, donde abandonó su actividad literaria que quedó reducida a su colaboración esporádica en algunas revistas literarias, y a su regreso a Madrid fue interventor de la Casa de la Moneda, cargo que ostentaba en el momento de su muerte. Su teatro dramático, claramente post-romántico, tenía en los temas históricos su principal fuente de inspiración, como ocurre con una de sus mejores obras, La capilla de Lanuza, estrenada por Antonio Vico en 1871 en el teatro Alhambra de Madrid. Debido a sus dificultades económicas malvendió esta obra a uno de aquellos editores usureros que abundaban en el siglo XIX.
A esta obra siguieron El castillo de Simancas, 1873 y El solitario de Yuste en 1877. La piedad de una Reina, inspirada en la sublevación del general Villacampa durante la Regencia fue prohibida por el Gobierno aunque la obra se difundió y se leyó en el Ateneo de Madrid, alcanzando Zapata gran nombre en toda España. Fue fácil y hábil versificador y buen poeta lírico, demostrándolo no solo en sus poesías sino en muchos fragmentos de sus dramas y zarzuelas. Para el teatro lírico colaboró asiduamente con el compositor mallorquín Miguel Marqués siendo El reloj de Lucerna y sobre todo El anillo de hierro los títulos más imperecederos de ambos, aunque colaboraron en Camöens, 1879, Un regalo de boda, 1885 y La campana milagrosa, 1888. También hay que mencionar Covadonga con Tomás Bretón, estrenada en 1901, una de las escasas obras que escribió desde su vuelta a España.
  
 Obras: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario