lunes, 22 de julio de 2013

Agua, Azucarillos y Aguardiente (Cantables)


AGUA, AZUCARILLOS Y AGUARDIENTE

 
Pasillo veraniego en un acto.

Libreto: Miguel Ramos Carrión.

Música: Federico Chueca (Madrid 1846-Madrid 1908). 

Estrenada en el Teatro Apolo de Madrid el 23 de junio de 1897.

Acción que en gran parte gira en torno a un puesto de aguadora, donde junto con agua, se expendían azucarillos remojados con un poco de aguardiente anisado, cazalla o chinchón.


ARGUMENTO


El primer cuadro nos muestra la modesta casa de doña Simona, madre de Asia que está en escena recitándole versos a un pájaro que tiene enjaulado. El éxtasis poético de Asia es truncado por su madre, que viene a comunicarle haber recibido carta de su tío Antón, en la que insiste para que Asia se case con su primo Aniceto. “Jamás, de Serafín o de la tumba”, replica Atanasia, que éste es su verdadero nombre. Doña Simona le lee la carta, en la que “nos dicen verdades como puños”: “Valdepatata. 9 de agosto. Querida Simona: Por don Sebastián. el boticario, que ha llegado de ahí hace dos días, he tenido noticias vuestras. Se que estáis entrampadas... Y te escribo por última vez para aconsejarte que volváis al pueblo, donde nada ha de faltaros y donde viviréis tranquilas. Mi Aniceto sigue más enamorado que nunca de tu ATANASIA. Ni piensa más que en ella, ni vive más que hablándome de ella.

Convéncela, y si se decide, yo iré a esa, pagaré todo lo que debéis –¿oyes? todo— y nos volveremos juntos, para vivir aquí en paz y en gracia de Dios.”

Nada; Asia no se separará de Serafín, que, por cierto, parece ser rico, a juzgar por el desprendimiento con que paga los merengues que se come doña SIMONA De estas consideraciones viene a sacarlas don Aquilino, casero harto de esperar el pago de las mensualidades y que está decidido a desahuciarlas. No existe ningún medio de evitarlo.

Mejor dicho, uno hay: el novio de la niña. “No creo que se niegue a hacernos el primer favor que le pedimos. Yo siento recurrir a él, pero...” Doña Simona no sabía que SERAFINITO tiene el dinero que le presta a un módico interés el propio don Aquilino. A pesar de todo, recurrirán a él. El plazo es mañana.

El segundo cuadro nos sitúa en los jardines de Recoletos. con el aguaducho de Pepa, veladores, sillas, taburetes, etc.. Las niñas y niños juegan al corro. Lorenzo, amante de Pepa, se lamenta por no poder alquilar una manuela para ir con cuatro amigos a la verbena de San Lorenzo. La cosa se agrava al tener “empeñao” Pepa su mantón de Manila y tener que pagar a don Aquilino los veinte duros convenidos. En caso contrario se les será embargado el puesto.

Para solucionar el problema no ha servido ni la proposición de Serafín a Pepa, que consistía en poner un narcótico en el merengue que debía comerse doña SIMONA Una vez dormida ésta, el caballerete podría llevarse, no con muy buenas intenciones, a ASIA Pepa no aceptó, pero sí está dispuesto a hacerlo Lorenzo por veinte duros más de las cien pesetas que SERAFINITO había ofrecido. Por supuesto, a Pepa le entrega sólo veinte duros, con los que ya podrá pagar a don Aquilino.

Aparece Vicente, antiguo novio de Pepa y actualmente de la Manuela, que en su día lo fue de Lorenzo. Se produce una escena en la que ambos hombres sacan a relucir sus defectos, pero acaban yéndose cogidos del brazo a jugar una partida. La cosa se complica cuando aparece Manuela, aguadora ambulante que pregona su mercancía delante del puesto de PEPA Como era de esperar el altercado es mayúsculo, hasta que aparecen doña Simona y Asia, a quienes Pepa confiesa las intenciones de SERAFIN La consecuencia es que Serafín queda dormido como un tronco y Asia decide volver a Valdepatata.


Personajes:

Asia: Poetisa sin talento, enamorada de Serafín Doña Simona

Madre: de Asia

Serafín: Enamorado de Asia. Hijo de un aspirante a Ministro.

Pepa Aguadora: Enamorada de Lorenzo

Lorenzo: Torero-Picador en paro, enamorado de Pepa

Manuela: Vasera, competidora de Pepa

Vicente: Amigo de Lorenzo, enamorado de Manuela.

Garibaldi: El “gachó” italiano del arpa

Cuatro barquilleros

Niñas, niñeras, nodrizas. Coro

__________



Números musicales:

Preludio
Tanto vestido blanco, tanta parola: Coro de niñas y niñeras
Quién dirá que las carboneritas: Coro de niñas y nodrizas
Vivimos en la ronda de embajadores: Coro de barquilleros
¿Está dormida?: Serafín, Asia, Simona, Pepa
Ya es más de la una y media: Coro
Una niñeira di Barcellona: Canción italiana de Garibaldi
¿Tú vienes sin duda buscando cuestión? Manuel, Pepa, Coro Vamos a ver, ¿qué ha pasao?: Lorenzo, Pepa, Vicente, Manuela
Pasacalle y final: Vicente, Lorenzo, Pepa, Manuela

__________


Tanto vestido blanco, tanta parola (Coro de niñas y niñeras)

NIÑAS
(Jugando al corro.)
Tanto vestido blanco,
tanta parola,
y el puchero a la lumbre
con agua sola.
Alirón, tira del cordón,
cordón de la Italia,
¿dónde vas, amor mío
que yo no vaya?

NIÑERAS
Las señoras nos mandan
a Recoletos con los bebés,

NIÑO
Yo quiero agua.

NIÑA
Y yo barquillos.

NIÑERA
¿Y tú que quieres?

NIÑO
Yo azucarillos.

NIÑERA
Pa que tomen el fresco,
por los jardines, ¡arza y olé!

NIÑERA
Pero señora,
¿porqué le pega?

AMA
Porque es muy malo.

CHICO
¡Tía gallega!

NIÑERAS
Nos encargan que vayamos,
siempre detrás,
y que no nos separemos
de ellos jamás.
Pero si nos habla un tipo
de esos que nos hacen tilín,
¡vaya si se quedan solas,
las criaturitas al fin!

AMAS
(Arrullando.)
¡Ah!, ¡Ah!, ¡Ah!, ¡Ah!

__________

Quién dirá que las carboneritas (Coro de niñas y nodrizas)

NIÑAS
¿Quién dirá que las carboneritas?
¿quién dirá que las del carbón?,
¿quién dirá que yo soy casada?,
¿quién dirá que yo tengo amor?
Ahora la señora viudita,
ahora se quiere casar
con el Conde, Conde de Cabra
Conde de Cabra se la ha de llevar.

AMAS
(Arrullando.)
¡Ah!, ¡Ah!, ¡Ah!, ¡Ah!
Nos llaman amas,
y es lo cierto,
quien lo inventó
tuvo talento;
pues ya es sabido,
y no es de ahora,
que quien nos sirve
es la señora.
¡Cuándo me iré,
hacia el lugar,
que el farruco
me manda a llamar!
¿Cuándo será?
¿Cuándo me iré?
¡Qué le tengo ganillas de ver!
Cuando el rapaz,
a media noche
se enrabia y llora sin cesar,
nosotras no nos despertamos,
si no nos vienen a llamar.
¡Cuando me iré! A mi lugar,
que el farruco me manda a llamar.
¿Cuando será? ¿Cuando me iré?
¡Qué ganillas le tengo de ver!

AMAS Y NIÑERAS
Las señoras nos mandan
a Recoletos con los bebés,

NIÑO
Yo quieo correr.

OTRO
Yo quieo saltar.

NIÑERA
¿Y tú que quieres?

NIÑO
[Yo quiero mear.]

AMAS Y NIÑERAS
Nos encargan que vayamos
siempre detrás,
y que no nos separemos
de ellos jamás;
pero si nos habla un tipo
de esos que nos hacen tilín,
¡vaya si se quedan solas
las criaturitas al fin!

NIÑAS
Tanto vestido blanco,
tanta parola,
y el puchero a la lumbre,
con agua sola.

NIÑERAS Y NODRIZAS
(Llevándose los niños.)
Vámonos hacia casa,
porque ya es hora,
y me temo el regaño
de la señora.

__________

Vivimos en la ronda de embajadores (Coro de barquilleros)

CORO
Vivimos en la Ronda
de Embajadores,
al lao de la Ribera
de Curtidores.
Pasamos nuestra vida
con los chiquillos,
que son los que consumen
nuestros barquillos.
Cruzamos el Prao,
la plaza Colón
voceando: ¿quién los quiere
tiernecitos,
tostaítos
de canela y de limón?
Las niñeras y los soldaos,
por nosotros están pirraos
les dan cuartos a los chiquillos,
y hablan, mientras juegan
a los barquillos,
y los seis u ocho barquillos,
que les damos por favor,
se los comen muy tranquilos,
entre la niñera y el gastador.
Cuando viene un señorito,
y nos dice: vamos a jugar,
en menos que canta un gallo
la trampa está prepará.
Como están los clavos flojos
y la máquina desnivelá
por más que se vuelva mico,
no hay gachó que nos pué ganar.

DOS
¡Sería un pueblo!

OTROS DOS
¡U dos o tres!

LOS CUATRO
Que un silbante ganar quisiera
a los barquilleros de Lavapiés.

DOS
¡Sería un pueblo!

OTROS DOS
¡U dos o tres!

LOS CUATRO
Que un silbante ganar quisiera
a los barquilleros de Lavapiés.

BARQUILLERO 1º
Yo me voy a las Vistillas.
[¡Barquillos finos!]

BARQUILLERO 2º
Yo a la Puerta de Alcalá.
[¡Que son de pistón!]

BARQUILLERO 3º
Yo me quedo en Recoletos.
[¡Los llevo é canela!]

BARQUILLERO 4º
Yo a la plaza la Cebá.
[¡Los llevo é limón!]

LOS CUATRO
(Marchando marcialmente)
¡Ar! ¡Uno!
¡Ar! ¡Dos!
(Despidiéndose unos de otros)
¡Ar! ¡Uno!
¡Ar! ¡Dos!
¡Adiós!

__________


¿Está dormida? (Serafín, Asia, Simona, Pepa)

SERAFIN
¿Está dormida?

ASIA
Dormida está

PEPA
(¡Bien puede asegurarse,
que hoy vigilará!.)

SERAFIN
Yo te adoro, mi dulce ilusión,
y tu imagen grabada aquí está:
y al momento nos casamos,
cuando tenga permiso de papá.

PEPA
(¡Ja, ja!)

SERAFIN
Si entra pronto papá en el poder...

PEPA
(¡Ilusiones del pobre señor!).

SERAFIN
Al instante,
muy campante,
me voy a una provincia
de gobernador.

PEPA
Aguador

ASIA
Yo quiero saber,
si antes de todo eso
seré tu mujer.

PEPA
(¡Qué has de ser!)

SERAFIN
Claro está que sí.

ASIA
Es que pasa el tiempo,
y estamos así.

SIMONA
(Este pillastrón
esta haciendo el caso
de la seducción.)

PEPA
(¡Vaya una ocasión,
pa pintar un cuadro
en la Exposición!)

ASIA
Yo tu esclava constante seré,
y mi amor tuyo siempre será,
que un volcán hay en mi pecho,
y en su lava,
por ti abrasado está.

PEPA
¡Chifla!

SERAFIN
Eres digna, por tu educación,
de ocupar una gran posición
y serás gobernadora
de Cuenca o de Zamora,
o de Castellón.

SIMONA
(¡Bribón!)

SERAFÍN
¡Tú eres vida
de mi alma,
tú eres alma
de mi ser!
(Yendo a abrazarla.)

ASIA
Quita, deja,
que nos mira
desde el puesto
la mujer.

SERAFÍN
¡Si no me quieres, bien mío,
va a haber un desastre!

SIMONA
(¡Qué pillastre!)

ASIA
Bien sabes tú que por ti,
yo a morir estoy pronta.

PEPA
(¡Ay, qué tonta!)

ASIA
¡Quieto!

SERAFIN
¡Anda!

SIMONA
(¡Pillo!)

PEPA
(¡Randa!)

SERAFIN Y ASIA
¡Dulce ilusión!

SERAFIN
¡Anda!

ASIA
¡Quieto!

SIMONA
(¡Tipo!)

PEPA
(¡Feo!)

PEPA Y SIMONA
(¡Vaya un bribón!)

ASIA
¡Ay, qué feliz que voy a ser,
cuando seamos marido y mujer!

SERAFIN
Tú mi consuelo constante serás.

PEPA
(Si no lo es de los demás)

SERAFIN
¡Oh qué placer! ¡Oh qué ilusión!
¡Tú eres encanto de mi corazón;
tú haces que loco me vuelva por ti
siempre que a tu lado me veo así!
¡Te amo!

ASIA
¡Me ama!

SIMONA
(Ronca estrepitosamente.)

PEPA
¡Agua!

ASIA
Eres mi cielo.

SERAFIN
Eres mi afán.

PEPA Y SIMONA
(¡No cabe duda,
es un truhán!)

ASIA
¡Ay! ¡No es posible!

SERAFIN
Dime que sí.

ASIA
¡Ay, Serafín, yo me muero por tí!

LOS DOS.
Nunca, bien mío,
te he de olvidar.

PEPA Y SIMONA
(¡Ay qué sorpresa
te vas a llevar!)

SERAFIN
(Cuando ésta sepa
todo mi plan,
lo novelesco
le agradará,
y yo seguro
cuento triunfar
sin el peligro
de la mamá.)

__________


Ya es más de la una y media (Coro)

CORO
Ya es más de la una y media,
¡Jesús, qué atrocidad!
Un día en el teatro
nos amanecerá.
La culpa es de la Empresa,
y si ésto sigue así,
dará leche de burras
a la hora de salir.
¡Ay!, qué calor hacía
en el teatro aquél,
aquí se está más fresco
y se respira bien.

__________


Una niñeira di Barcellona (Canción italiana de Garibaldi)

GARIBALDI
Signori, buona sera,
ascolti per pietá,
ascolti al poverino
qui canta per mangiar.

(Toca, y la gente le rodea. Mientras ejecuta el preludio, exclama dramáticamente.)
¡Oh Dio! ¡Oh Dio,
quio sonno disgraziato!

Una niñeira in Barcelona,
d'un soldatini s'inamoró,
é al mechi é michi de relacione,
il regimento se las guilló.
Tuti li mundi li preguntaba,
¿qué cosa é fatto que llora así?
E la fanciula li respondeba
qui soldatini...¡Ji, ji, ji, ji!
Io sonno il trovatorqui
vaga per Madrí.

CORO
(Señalando los bolsillos)
Lo que éste es un truhán;
¡Mucho ojo, por aquí!

PEPA
(Cantando.)
¡Ay! ¡Ay!

GARIBALDI
Una niñeira in Barcelona,
d'un soldatini s'inamoró...
(Oyese dentro la voz de Manuela, que pregona a gritos.
Pepa sale a su encuentro.)

__________


¿Tú vienes sin duda buscando cuestión? (Manuel, Pepa, Coro)

MANUELA
¡Agua, aguardiente y azucarillos, agua!

PEPA
Ya esta ahí la Manuela;
si vuelve a insultarme,
aunque haya aquí gente
yo no he de aguantarme.
(Yendo hacia Manuela.)
¿Tú vienes, sin duda,
buscando cuestión?
Pues no tengo ganas
de conversación.

MANUELA
Pues yo sí la tengo,
y me has de escuchar,
que vengo esta noche
con ganas de hablar.

CORO
(Silencio, silencio,
que va a haber cuestión;
la cosa merece prestar atención.)

MANUELA
(Que deja la vasera en el suelo.)
Tú sin duda te has creído
que yo soy una cualquiera,
porque tú tienes un puesto
y yo voy con la vasera.
Pero ya saben lo que eres
más de dos y más de tres,
porque tú eres una cosa...
que ya sabes tú lo que es.
(La gente sujeta a PEPA)
Déjenla ustedes, no la contengan,
que ésa me teme,
más que a un nublao,
y estoy segura que si la dejan,
no va conmigo, a ningún lao.

PEPA
¿Que no voy contigo?

MANUELA
¡Que no, que no!

PEPA
Ya te dije yo esta noche
que en seguida que te viera
te arrancaba el añadido
por chismosa y embustera.
Si tuvieras un poquito
de vergüenza y “diznidá”,
no pasabas por mi puesto
con la cara levantá.

MANUELA
No te pongas tantos moños,
que a pesar de tu honradez,
a la calle de Quiñones
te han llevao más de una vez.

PEPA
Pero a mí “entodavía”
en la procesión,
no han venido a invitarme
para ir de pendón.

CORO
¡Ja, ja, ja, ja!
¡Qué bueno va! ¡Qué bueno va!

MANUELA Y PEPA
(Amenazándose cada vez más cerca y con bravura) 
Tú no tienes ni decoro,
ni principios, ni vergüenza,
y si vuelves a mirarme
te voy a arrancar la trenza.
Yo no quiero más palique,
conque en facha ponte ya,
que esta noche no te salva
ni la paz y “caridá”.

OTROS
Se evitará,
si llega el caso,
se evitará.
(Van a agarrarse insultándose a gritos, cuando se abren paso entre la gente Vicente y Lorenzo)

__________


Vamos a ver, ¿qué ha pasao? (Lorenzo, Pepa, Vicente, Manuela)

LORENZO
(A PEPA)
Vamos a ver, ¿qué ha pasao?

PEPA
No ha pasao ná.

VICENTE
(A Manuela.)
¿Qué haces tú aquí?

MANUELA
¡Ya lo ves petrificá!

LORENZO
(A PEPA)
Vamos, tú, ¿qué ha sucedido aquí?
Que yo quió saberlo, ¿sabes?
Venga
A decirlo todo.

PEPA
Bien sabes que la Manuela

LORENZO
¿Qué?

PEPA
Anda buscando cuestión

LORENZO

PEPA
Yo estoy tranquila en mi puesto,
yo no la busco.

LORENZO
(A Vicente y Manuela.)
¡Tiene razón!

PEPA
Que ella no me insulte que yo no la falto.

LORENZO
Bien

PEPA
Pero si me ofende,
tres muelas la salto.

LORENZO
¡"Mu" bien!

PEPA
Esto es lo que ha habido,
pregunta y verás.
(Enterneciéndose hasta llorar.)
¡Fíate de las amigas
que una quiso más,
y con este pago al fin te verás!
(Limpiándose las lágrimas con el delantal.) 

VICENTE (A Manuela.)
Vamos, tú, a ver si es verdad
todo eso. Va a resultar que
tienes tú la culpa de tóo...
Habla de una vez.

MANUELA
Todo lo que ha dicho ésa,

VICENTE

MANUELA
No sé si con intención.

VICENTE
Quiá

MANUELA
Te lo he dicho yo mil veces
hablando de ella.

VICENTE
(A Pepa y Lorenzo.)
¡Tiene razón!

MANUELA
No la di motivos,
mientras fue mi amiga

VICENTE
Bien

MANUELA
Pa ninguna queja,
y que ella lo diga.

VICENTE
Chipén

MANUELA
¡Sino que las cosas
han venido así,
(Enterneciéndose como PEPA)
pues nadie le hace daño
más que me hace a mí,
que por tonterías,
estemos así!
(Secándose las lágrimas con el delantal y sollozando.) 

LORENZO
Vaya por Dios,
se ha metido la noche en agua.
Pues después de oír todo
lo que ha pasao,
vais a darsus las manos
y se ha acabao.

LORENZO
(Animando a PEPA)
Vamos

VICENTE
(A Manuela.)
¡Anda!

PEPA
(Acercándose a Manuela.)
¡Bueno!

MANUELA
¡Bah!

GARIBALDI
Una niñeira in Barcelona.

CORO
Con esta gente siempre es igual:
muchos insultos,
y luego nada...
Vamos andando,
que es tarde ya.
Vamos andando,
que es tarde ya.
Vamos andando,
que es tarde ya.

__________


Pasacalle y final (Vicente, Lorenzo, Pepa, Manuela)

VICENTE
(A Manuela.)
Pa que veas, Manuela,
lo que es Vicente.

LORENZO
(A PEPA)
Mira tú si me porto
decentemente.
(Deshacen a un tiempo dos envoltorios que traen bajo el brazo y sacan dos mantones de Manila.)

PEPA
¡Mi mantón de Manila!

MANUELA
¡Los han sacao!

VICENTE Y LORENZO
¡Ya los dos prisioneros se han rescatao!
(Cada uno pone el mantón a su cada una.) LORENZO
(A PEPA)
¿Pues habías tú de quedarte
sin ir a la verbena?
Primero faltaría el sol,
digo la luna, que es de noche.

VICENTE
(A Manuela.)
¡Así quió yo verte,
arrebujáa en ese cacho de gloria!

PEPA
(A la señá Tomasa.)
Usté, señá Tomasa,
recoja el puesto ya,
y vaya luego a casa,
y espérenos allá.

LORENZO Y VICENTE
Chipé,
Olé
Vamos andando, de bracero agárrate.

PEPA Y MANUELA
(Cogiéndose a ellos.)
Vamos andando pa la calle de la Fe.

LORENZO
(A PEPA)
¡Rica!

PEPA
(A Lorenzo)
¡Chulo!

LORENZO
(A Pepa)
¡Fea!

PEPA
(A Lorenzo)
¡Ya!

VICENTE
(A Manuela.)
¡Rosa!

MANUELA
(A Vicente)
¡Nardo!

VICENTE
(A Manuela)
¡Lila!

MANUELA
¡Quiá!

LORENZO Y VICENTE
En cuanto el santo
vea a estas chiquillas,
bendice sus mantones
y sus mantillas.

PEPA Y MANUELA
Y en cuanto os presentéis
vosotros dos,
al ver la gracia chula
que tienen los chavós,
nos echan estampitas
con la cara de Dios.

LORENZO Y VICENTE
¡Huy, huy, huy,
no te desamarres
porque así arrimaíta
te quiero yo!

PEPA
¡Y yo!

LORENZO
¡Y yo!

MANUELA
¡Y yo!

VICENTE
¡Y yo!

PEPA Y MANUELA
¡Huy, huy, huy, yo no me
separo como tú no te vayas!

LORENZO Y VICENTE
¡Pa mí que no!.
De barro un San Lorenzo,
te he de comprar.

PEPA Y MANUELA
Pa rezar

LORENZO Y VICENTE
Y pa que no volvamos
a regañar.
Y como el Santo,
siempre a tu lao
quiero estar por tus ojos
achicharrao.

LOS CUATRO
Andando, vamos pronto
a la verbena
pa que digan: ahí viene
la gente buena.
Compramos unos pitos
pa pitar,
y en cuanto nos hartemos
los cuatro de bailar
en amor y compaña
nos vamos a cenar.

__________




FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario