jueves, 25 de julio de 2013

Bohemios (Cantables)



BOHEMIOS


Zarzuela en un acto y tres cuadros.

Libreto: Guillermo Perrín  y Miguel de Palacios.

Música: Amadeo Vives.

Estrenada en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, el día 24 de Marzo de 1904.


ARGUMENTO


Roberto Randel es un músico que está preparando una ópera basada en un texto de su amigo Víctor, sin ninguna esperanza de estrenarla. El canto de una vecina, Cossette, molesta continuamente a Roberto ya que repite la música que él compone, lo que acaba con su inspiración. Víctor y Roberto se quejan de que no tienen nada para comer y es cuando Marcelo, padre de Cossette, le pide el abrigo a Roberto para asistir a un concierto de prueba para su hija en el Salón de la Opera-Comique. Al tiempo Cossette confiesa su amor por Roberto a Pelagia, la portera.

Personajes

Cosette: Una chica que vive en una buhardilla del París romántico preparándose como cantante para su debut en la Opera. 
 
Pelagia: Portera de la casa donde vive Cosette.

Juana: Personaje del mundo bohemio amiga de Roberto.

Cecilia: Personaje del mundo bohemio amiga de Roberto.

Roberto: Compositor que vive con las escaseces propias del tema y que lucha por estrenar su ópera “Luzbel”. 

Víctor: Poeta, acompañante de Roberto y libretista de “Luzbel”.

Bohemio: Que interviene en el famoso “Coro”

Girad: Más o menos un “mecenas” o eso quisiera ser; a la hora de la verdad “todo el mundo se pregunta que quien es este señor” y resulta que “ni su madre lo conoce aunque fue quien le alumbró”.

Marcelo: Tenor retirado y padre de Cosette a quien prepara para su debut.


__________



Números musicales:

Mudos testigos: (Roberto, Víctor, Cossette)
Escena y canción de cósete: (Cossette, Pelagia)
Escenas y Coro de Bohemios: (Víctor, Bohemios, Cossette, Juana, Cecilia)
Cuarteto y Dúo: (Roberto, Cossette, Cecilia, Juana)
Intermedio: (Orquesta)
Final: (Roberto, Cossette, Víctor, Girard, Marcelo, Coro)


____________



CUADRO PRIMERO

Escena I

(La acción en París. Año 1840. En una buhardilla de la ciudad. Es de noche y está nevando. En la estancia una estufa apagada, un carric, un abrigo colgado de una percha, un clave con su taburete; sobre un velador, un montón de papeles. Reina un gran desorden. Aparece Roberto Rondel, músico que está preparando una ópera con texto de su amigo Víctor, sin esperanzas de estrenarla, sentado frente al clave en actitud de tocar.)

Mudos testigos: (Roberto, Víctor, Cossette)

ROBERTO:
(Tocando y cantando)
Mudos testigos
de mis amores
son estas flores
de tu jardín.
(Cesa de tocar.)
¡Eso es!... ¡Por fin!...
Mejor la frase resulta así.
Tiene la idea
más expresión
y ahora la tiple
dice al tenor....
(Tocando y cantando.)
Amor es gloria,
amor es vida,
el cielo envidia
nuestra pasión.
Todo en la tierra
respira amores,
cantemos juntos
himnos de amor.
(Cesa de tocar.)
¡Amor! ¡Amor!
Bien va...
bien va…
ta está...
y esto se enlaza
con el final.
(Tocando y cantando otra vez.)
Y el bosque amores canta
y amores canta el río,
y tierra y cielo entonan
la estrofa del amor.
(Se queda pensativo sobre el clave.)

(Víctor por la escalera del descansillo.)

VICTOR
Maldita escalera.
¡Caramba! ¡Qué horror!
¡Estará Roberto!
(Llamando al aldabón.)

ROBERTO
Más dulce este amor...
(Tocando y cantando.)
y el bosque amores canta
amores canta

VICTOR:
(Escuchando desde la puerta.)
Lo encuentro trabajando…

ROBERTO
Y amores canta el río...
canta el río

VICTOR
No hay duda, es en lo mío.

(Roberto desde el cuarto y Víctor desde la escalera.)

ROBERTO, VICTOR

Y tierra y cielo entonan
y tierra y cielo entonan
la estrofa del amor.
(Víctor golpeando fuertemente con el aldabón.)

ROBERTO
¿Qué es eso? ¿Quién llama?
(Levantándose.)

VICTOR
Roberto, soy yo.

ROBERTO
Es Víctor... Espera...

(Abre la puerta, entra Víctor y la cierra.)

VICTOR
¡Salud, gran Berlioz!

ROBERTO
¡Salud, salud!
Trabajaba en nuestra obra.

VICTOR
Desde fuera te escuché.

ROBERTO
Corrigiendo estaba el dúo.

VICTOR
Pues prosigue...

ROBERTO
Vas a ver...

(Se sienta junta al clave y cuando va o tocar se escucha desde dentro la voz de Cossette.)

COSSETTE:
(Dentro.)
La mariposa,
de rosa en rosa,
de lirio en lirio
volando va.

VICTOR
¡Qué voz tan linda!

COSSETTE
(Dentro.)
Traralará... Traralará...
La mariposa,
de rosa en rosa,
volando va.

ROBERTO
¡Ay, qué vecina,
siempre lo mismo,
todos los días
cantando está!
No toco ya.

VICTOR
Pero, ¿por qué?

ROBERTO
Porque me aburre
con sus canciones
esa mujer.

VICTOR
No seas tonto,
deja que cante,
venga ese dúo,
vamos a ver.

(Roberto se sienta, toca y canta al mismo tiempo que se oye la voz de Cossette dentro.)

ROBERTO, COSSETTE, VICTOR
Traralará... Traralará
Y el bosque amores canta,
amores canta
y amores canta el río,
canta el río
y tierra y cielo entonan,
y tierra y cielo entonan
el himno del amor del amor.

COSSETTE
Traralará... Traralarí.

ROBERTO
(Pegando un puñetazo en el clave.)
No paso de aquí,
No paso de aquí,
No paso de aquí,
No paso de aquí.
(Víctor y Roberto comentan que la vecina canta música del pro Pio Roberto, cosa que a este le quita la inspiración. Víctor le pide prestada ropa pero este sólo puede ofrecerle el carrick, lamentándose ambos de no tener nada para comer.)

Escenas III-VI

(El hambre acucia a Marcelo, padre de Cossette, la vecina cantadora, quien viene a tomar prestado el carrick. Lo necesita para ir al salón de la Opera Cómica para asistir al concierto de prueba que ha logrado para su hija. Cuando Marcelo se marcha, Víctor y Roberto se deciden ir a probar fortuna a un restaurante, La Bola de Oro, e intentar comer a crédito. Antes de irse dejan la llave a la portera Pelagia, que entra a poner un poco de orden.) Escena VII

(Aparece Cossette modestamente vestida, con un paraguas en la mano.)


____________



Escena y canción de Cossette: (Cossette, Pelagia)

COSSETTE
La niña de ojos azules,
de ojos azules y bellos,
la de los rubios cabellos
qué bella,
qué bella está.

PELAGIA
Ya como siempre cantando,
Cossette sale de su casa.
Segura estoy que aquí pasa,
no hay que dudar.

COSSETTE
(Saliendo y cerrando la puerta.)
Cuando recogen su falda
soñando con sus amores
las flores de mil colores
que el campo da.

PELAGIA
La, la, la, la.

(Al avanzar hacia la escalera Cossette ve la puerta del cuarto de Roberto abierta.)

COSSETTE
Su puerta abierta...
Salió tal vez...
(Asomándose.)
¡Pelagia!

PELAGIA
(Viéndola.)
¡Adentro!
Que no está él.
¿Por qué, señorita,
por qué ese temor?

COSSETTE
No quiero que sepa
que aquí vengo yo.
Porque aunque Cossette
venga siempre aquí
viene nada más
porque ella es así.
Una chiquilla
buena y sencilla
que se desvive
por hacer bien.
Pero no quiere
que piense nadie
que aquí otra cosa
busca Cossette.

PELAGIA
El pícaro mundo
es murmurador,
mas siempre perdona
mediando el amor.

COSSETTE
¡Amor!... ¡Amor!
¡Amor!... ¡Amor!
Si es amor el sentir
por un hombre latir.
por un hombre latir
con fuego el corazón;
si es amor suspirar,
y sufrir y abrigar
una dulce ilusión,
una dulce ilusión.
Entonces sí
yo siento amor,
mas no lo diga
por favor,
por favor,
porque Cossette
no puede amar,
sino la gloria
nada más.
sino la gloria
nada más.
¡Ah! ¡Ah! ¡Ah!
¡Ah! ¡Ah! ¡Ah ¡Ah!
porque Cossette
no puede amar,
sino la gloria
nada más.
Brillar en la escena
mi amor solo es,
y después de alcanzar mi
noble anhelo
¡Pensar sólo en él!
¡Pensar, pensar en él!
¡Pensar, pensar en él!
¡Ah! ¡Ah! ¡Ah!
¡Ah! ¡Ah! ¡Ah! ¡Ah!
¡Pensar, en él!


____________



Escenas

(Mientras Pelagia va a buscar leña para la estufa, Cossette mira la partitura de Roberto y se la lleva para cantarla en el concierto. Entra Girard, que promete protección a Cossette y le da una invitación para el concierto, que Cossette deja sobre el clave de Roberto, a quien Girard, que habla con Pelagia, también promete proteger. Cuando todos se han ido entran Juana y Cecilia, amigas de Roberto, para llevar a este a cenar a casa de una amiga, Mimí. Llega Roberto, quien acepta el ofrecimiento pero viendo la invitación del concierto la coge pensando ir tras la cena.)

CUADRO SEGUNDO

(Una plazoleta en el Barrio Latino de Paris, donde confluyen varias calles. Se ve el restaurante La Bola de Oro y un baile en el que entran numerosas personas.)

Escenas y Coro de Bohemios: (Víctor, Bohemios, Cossette, Juana, Cecilia)

Escena I

(Víctor saliendo del Restaurante "La Bola de Oro " sin haber conseguido cenar.)

VICTOR
La noche misteriosa
envuelta en nieve está...
¡Paris está tranquilo!...
y Víctor sin cenar
al pícaro fondista
no pude convencer,
nevando y en ayunas
no sé qué vaya hacer.

Escena II

(Un grupo de bohemios cruzan la escena dirigiéndose al baile.) Mujeres:

MUJERES
¡Qué modo de nevar!
HOMBRES
¡La noche está cruel!

HOMBRES Y MUJERES
Al baile del "Laurel"
vamos a entrar.

MUJERES
El baile da calor.

HOMBRES
En él lo quiero hallar.

HOMBRES Y MUJRES
¡En brazos del amor corramos a bailar!
(Vanse.)

Escena III

(Sale Cossette con su paraguas abierto. Sigue nevando. Al cruzarse con Víctor no le hace caso, mientras un grupo de bohemios se dirigen a la fiesta.) Cossette:

COSSETTE
Aquella es la casa...
Antes de subir
voy a ver si ya mi padre
esperándome está aquí.

(Mirando por la puerta del restaurante.)

VICTOR:
¡Demonio!...
¡Una joven!...
¿Qué cara tendrá?
El tipo me gusta.

COSSETTE
Pues no, no está.
pues no, no está.

(Se dirige hacia la casa de la derecha.)

VICTOR
¡Es bonita!... ¡Muy bonita!
(Acercándose.)
¡Señorita! ¡Señorita!...
Dos palabras por favor...
No contesta... Yo la sigo...
Ni siquiera me miró.

(Cossette entra en el portalón.)

Está visto que esta noche
no consigo nada yo.

BOHEMIOS
(De ambos sexos, dentro.)
En pos de la alegría,
en pos de la alegría
corramos sin cesar,
corramos sin cesar,
llevando en nuestras almas
amor y libertad.

VICTOR:
Se acercan mis amigos,
no quiero que me vean,
porque esta noche Víctor
no está de humor de fiesta.

(Se oculto a la izquierda.)

BOHEMIOS
(De ambos sexos, saliendo.)
¡Viva! ¡Viva!
¡Viva! ¡Viva!
Corramos los bohemios
de ardiente corazón,
de ardiente corazón,
corramos a la fiesta
sagrada del amor,
corramos a la fiesta
sagrada del amor.
En la luz del sol que enciende
los colores en la flor,
tembloroso y palpitante
está el beso del amor.
está el beso del amor.
Libre el pájaro en la selva
libertad cantando va
y al correr al mar el río
va cantando libertad.
va cantando libertad.
¡Libertad! ¡Libertad!
va cantando libertad
¡Libertad! ¡Libertad!
va cantando libertad

UN BOHEMIO
Así en lo profundo
del alma bohemia
se enciende entre
besos la loca pasión.
Y siempre dichosos
la vida cruzamos,
y libres cantamos
las glorias de amor.
y libres cantamos
las glorias de amor,
las glorias de amor.

BOHEMIOS
Así en lo profundo
del alma bohemia
se enciende entre besos
la loca pasión.
Y siempre dichosos
la vida cruzamos,
y libres cantamos
las glorias de amor.

UN BOHEMIO
En pos de la alegría

BOHEMIOS
Corramos sin cesar

UN BOHEMIO
Llevando en nuestras almas

BOHEMIOS
Amor y libertad.
En pos de la alegría
corramos sin cesar.
Llevando en nuestras almas,
amor, amor y libertad.
¡Libertad! ¡Libertad!
Amor, amor y libertad
¡Libertad! ¡Libertad!
Amor, y libertad

¡Viva la bohemia!

BOHEMIOS
(Saliendo.)
En pos de la alegría
corramos sin cesar,
En pos de la alegría
corramos sin cesar
Llevando en nuestras almas
amor y libertad.

VICTOR
(Saliendo.)
Dos grisetas y muy guapas
voy ver si pesco aquí.
¿Dónde va por esas calles
lo más lindo de París?

JUANA y CECILIA
¡Ja, ja, ja, ja!
A cuerpo y sin paraguas
¡Qué bueno está!
nos brinda con su amor.
¡Qué buen humor que gasta!
¡Jesús que buen humor!

VICTOR
Dé posada al peregrino
vuestro tierno corazón.

JUANA y CECILIA
No hay posada
está cerrada,
ya no queda habitación.

VICTOR
Dé posada al peregrino

VICTOR, JUANA y CECILIA
Vuestro tierno corazón
Ya no queda habitación.

(Al mismo tiempo, dentro y lejano.)

BOHEMIOS
Amor
y libertad de amor
y libertad.

Escenas V-VI

(Víctor convence a Juana y Cecilia paro ir al baile, pues un amigo le proporcionará entradas.

Marcha Víctor a buscarlas pero las mujeres descubren que anda mal de dinero y prefieren irse con Girard que les ofrece un ponche. Cuando vuelve Víctor encuentra a Marcelo, pero este no puede ofrecerle ni siquiera un café. Víctor marcha a ver si consigue comer algo.)


____________


Escena VII

(Entra Roberto, elegantemente vestido can traje y abrigo de la época, reconfortado por la comida en casa de Mimí)

Cuarteto y Dúo: (Roberto, Cossette, Cecilia, Juana)

ROBERTO
¡Qué alegre es el cielo!
¡Qué hermoso es el mundo!
¡Qué bella es la vida,
después de cenar!
¡Qué arcanos encierra,
la sopa caliente,
el pavo con trufas
y el rico Champagne!
Yo no lo sé,
pero por mi
correr siento una dulce alegría
que nunca sentí.

Escena VIII

(Cossette por el portalón con traje elegante y abrigo de la época.)

COSSETTE
(Avanzando.)
Otra parezco
con este traje
¡Ay!... el dinero
¡Ay!... cuánto vale.

ROBERTO
¡La vida es un encanto
si siempre fuera así!

COSSETTE
(Viendo a Roberto.)
¿Qué miro? ¡Roberto!
¿A quién espera aquí?
(Retrocede y queda en el quicio del portalón.)

Escena IX

(Juana y Cecilia por el restaurante. Al ver Cossette cómo Roberto habla con sus amigas siente celos y le llama. Roberta se sorprende pues ha oído cantar a su vecina pero nunca la ha visto.)

JUANA
De seguro que el poeta se ha cansado de esperar.

CECILIA
¡No, mujer, que allí le tienes!

JUANA
Si es Roberto.

ROBERTO
¿Dónde vais?

CECILIA, JUANA
¡Chico, chico, qué elegante!
Deja, deja que te mire,
y no extrañes que suspire
viendo a mozo tan galán.
Porque estás interesante,
porque no hay quien te resista,
y de fijo una conquista,
esta noche lograrás.

ROBERTO
No os burléis de esa manera
del galán conquistador,
que esta noche, si conquisto
no es a una, sino a dos.

(Abrazando a las dos.)

COSSETTE
¡Las abraza! Y ellas ríen
y él las mira con amor...
(Avanzando.)
¡Ah! yo corro...
(Retrocediendo.)
¡No, no puedo! ¡Si él no sabe mi pasión!

ROBERTO
En vuestros ojos
buscan los míos
el fuego ardiente
de una ilusión.

CECILIA, JUANA
Que es en la calle,
donde nos hablas:
ten un poquito
de precaución.

ROBERTO
En vuestros labios
beber yo quiero
dulces placeres
que da el amor.

CECILIA, JUANA
Calla, Roberto,
que al aire libre
se apaga el fuego
en la pasión.
¡Jesús qué fuego,
qué atrocidad!

ROBERTO
(Volviendo o abrazarlas.)
¡Os amo! ¡Os amo!

COSSETTE
¡No puedo más!
(Adelantándose.)
¡Roberto!

ROBERTO
¡Quién me llama!

COSSETTE
(Como arrepentida de lo que ha hecho.)
¡Dios mío!

ROBERTO
¡Una mujer!

COSSETTE
(Aparte.)
¡Oh, Cossette! ¡Qué hiciste, loca!

ROBERTO
(Con dulzura y adelantándose a Cossette.)
Niña hermosa, ¿qué queréis?
No bajéis al suelo vuestros lindos ojos
no vuestras mejillas encienda el rubor,
porque temerosa,
porque temerosa
queréis alejaros
porque queréis alejaros
después de llamarme. Roberto soy yo.

COSSETTE
Estoy temblando, estoy temblando.

ROBERTO
Prestadme, niña, vuestra atención.

COSSETTE
(Aparte.)
Sin que él lo sepa muero por él.

ROBERTO
(Aparte.)
Esta muchacha, qué hermosa es.

CECILIA
(A Juana.) Aquí sobramos.

JUANA
Ya lo estoy viendo.

CECILIA
Será su amante.

JUANA
Pues claro está.
Cuando le llama
no cabe duda.

CECILIA, JUANA
Adiós, Roberto.

(Haciendo una reverencia a Cossette y con risa irónica.)

ROBERTO
Con Dios quedad.

CECILIA, JUANA:
Adiós, Roberto.

(Vanse riendo.)

ROBERTO
Adiós, adiós.

Escena X

(Roberto siente un súbito amor por ella, pero Cossette, incómoda, le dice que volverán a verse aquella noche y marcha a la prueba en la Opera Cómica.)

ROBERTO
¿Por qué vuestros labios permanecen mudos?
No acierto a explicarme vuestra timidez.

COSSETTE
¡Dejadme, os lo ruego, dejadme!

ROBERTO
¡Imposible!
Quién sois bella niña, yo quiero saber.
Conocéis mi nombre, yo jamás os vi...
Pero ahora que os veo tan bella y gentil…
no puedo, no, dejaros, al menos sin saber
qué nombre puedo daros si acaso os vuelvo a ver.

COSSETTE
¡Dejadme, no, no puedo! ¡Mi nombre!... ¿Para qué?

ROBERTO
(Acercándose más.)
Pues tendré que llamaros... ¡Amor mío!
si os encuentro otra vez.

COSSETTE
¡Dejadme, no, no puedo! ¡Mi nombre!... ¿Para qué?
¡Mi nombre!... ¿Para qué?

ROBERTO
(Acercándose más.)
Pues tendré que llamaros... ¡Amor mío!
si os encuentro otra vez.

COSSETTE
Tan pronto por tal nombre
no os he de responder...
Cuando volváis a verme
llamadme Cossette.

ROBERTO
¡Cossette!

COSSETTE
Cossette
Dejadme, dejadme partir,
dejadme, Roberto, marchar,
esas frases ardientes de amor
no he de escuchar.

ROBERTO
Por siempre rendido quedé,
por siempre ya vuestro soy yo
y esclavo dichoso seré
de vuestro amor, de vuestro amor.

COSSETTE
¡Oh! callad, por favor, nada os puedo decir.

ROBERTO
Yo vuestra ausencia
no puedo sufrir.

COSSETTE
(Aparte.)
¡Oh, qué imprudente,
por qué le llamé!

ROBERTO
Nunca otro rostro
más bello miré.

COSSETTE
Qué dichosa seré si consigo su amor.

ROBERTO
El amarla será
mi ventura mayor.

COSSETTE
¡Caballero!

ROBERTO
Os adoro.

COSSETTE
Sed prudente.

ROBERTO y COSSETTE
¡Por favor! ¡Mi amor!

Escenas XI-XIII

(Entra Víctor desesperado por no haber comida, y finge suicidarse para ver si da lástima a alguien. Finalmente, Girard le conforta y le promete su protección, si la acompaña a la Opera Cómica.)


____________



CUADRO TERCERO

Intermedio

En el salón de artistas de la Opera Cómica se da una fiesta suntuosa. Girard entra asegurándole a Víctor que su libreta debería ir no can música de Roberto, sino de alguien famosa, cama Auber, a quien asegura conocer. Víctor va en su nombre a saludar al célebre compositor. Luego Girard se encuentra a Marcelo y Cossette y les promete protección así como a Roberto. Cuando se quedan solos, Girard aconseja a Roberto que ponga su música no sobre el libreto de Víctor, sino sobre un texto de Seribe, a quien asegura conocer. Roberto se va en busca del célebre libretista. Rechazado por este, se encuentra con Víctor y ambos descubren las patrañas de Girard cuando este, para salir del atolladero, pretende presentar/os para que trabajen juntos.

Final: (Roberto, Cossette, Víctor, Girard, Marcelo, Coro)

ESCENA ULTIMA

(Cossette se dispone a hacer la prueba, quien interpreta un fragmento de la ópera de Roberto.)

GIRARD
(Yendo al fondo.)
Ven linda Cossette.
Ya por fin llegó
la noche anhelada
que tu alma soñó.

(Los artistas y las artistas van tomando asiento.)

HOMBRES y MUJERES:
La artista es gentil. Oigamos su voz.
Su aspecto demuestra modestia y candor.

VICTOR
¿Quién es? Habla pronto.

ROBERTO
Pues es mi vecina; ¿verdad que es muy bella?

VICTOR
¡Qué bella, divina!

MARCELO
(A Cossette.)
Por Dios, no te cortes, ten serenidad,
que tu mismo padre te va a acompañar.

GIRARD
Artistas eminentes,
del arte gloria y prez,
aquí una nueva artista
muy pronto juzgaréis.
Prestadle noblemente
benévola atención,
que yo os la recomiendo
y la protejo yo.

(Coro general en grupos.)

UNO
¿Quién es este?

OTROS
No sabemos.

UNOS
¿Quién conoce a este señor?

OTROS
En la vida le hemos visto.

UNO
Yo jamás.

OTROS
Ni yo.

OTROS
Ni yo.

ROBERTO
Todo el mundo se pregunta
que quién es este señor.

VICTOR
Ni su madre le conoce,
aunque fue quien le alumbró.

MARCELO
¿Estás dispuesta?
Vamos allá.
(Sentándose en el clave.)
Del repertorio
tú elegirás.

COSSETTE
Con vuestra venia...
(Adelantándose.)
¡Roberto!

ROBERTO
¿Qué?

COSSETTE
Si gustáis acompañarme
el favor os deberé.

ROBERTO
Muy gustoso, señorita.
(Aparte.)
¡Oh! ¿Qué es esto?

MARCELO
(Levantándose y dirigiéndose a Roberto.)
Venga acá.
Porque, yo, de emocionado,
no podría ni tocar.

ROBERTO
(Sentándose.)
¿Qué acompaño?

COSSETTE
Pues el dúo
de vuestra ópera Luzbel.

ROBERTO
¿Qué decís?

COSSETTE
Acompañadme,
yo os lo ruego...
¡Obedeced!

COSSETTE
Por fin llegaste,
dulce amor mío,
tu triste ausencia
qué larga fue.
Entre las flores
que me rodean
sólo pensaba
volverte a ver.

ROBERTO
Mudos testigos
de mis amores,
son estas flores
de este jardín.
Ellas miraron
mi despedida,
ellas hoy miran
que vuelvo a ti.

COSSETTE
Vuelves y al volver mi dueño
por ti se alegran mis flores,
y juzgo al mundo pequeño
para encerrar mis amores.
Vuelves y al volver amante,
como el ave vuelve al nido,
encuentras mi amor constante
y firme cual siempre ha sido.

ROBERTO
(Levantándose y dirigiéndose a Cossette.)
Dulce esperanza
mi bien querido.

COSSETTE
(Con dulzura.)
Amame siempre.

ROBERTO
Jamás te olvido.

(Marcelo se sienta al clave.)

CORO
(Sotto voce.)
¡Qué hermoso dúo!
¡Cuánta expresión
dan a las frases
tiple y autor!

ROBERTO y COSSETTE
Amor es gloria,
amor es vida,
el cielo envidia
nuestra pasión,
todo en la tierra
respira amores,
cantemos juntos
himnos de amor.
De amor, que amor es todo,
nacieron en el mundo
las almas y las flores,
de besos al calor.
Y el bosque amores canta,
y amores canta el río,
y tierra y cielo entonan
la estrofa del amor.
Amor, amor,
amor, amor,
amor, amor.
Tierra y cielo entonan
la estrofa del amor.
Amor, amor,
Amor, amor.


Todos felicitan calurosamente a Roberto, Cossette y Víctor. Girard anuncia que hará que se estrene la ópera, e incluso afirma que influirá en la prensa, pero ya nadie lo toma en serio. Los tres artistas saben que a partir de ahora les espera la gloria.





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/



2 comentarios:

  1. yo los felicito porque es la unica manera de ser algo culto en esta vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernando, me alegre de que le guste. Todo el trabajo empleado es para que personas como usted lo disfruten.

      Saludos

      Eliminar