lunes, 26 de agosto de 2013

Azabache (Cantables)



AZABACHE


Sainete lírico en tres actos.

Libreto: Antonio Quintero y Pascual Guillén.

Música: Federico Moreno Torroba.

Estrenada el 18 de agosto de 1933 en el Teatro Calderón de Madrid.


ARGUMENTO

Sacristía de una iglesia granadina. Un grupo de gitanos espera la llegada de Juan Ortega y "La Golosina", que van a contraer matrimonio, después de más de treinta años de relaciones. Junto a ellos están sus cuatro hijos, "La Pitillera", María Paz, "Costurón" y "Paniqueso", todos mayores de edad, y Azabache, gitano rico y padrino de la boda.
Tras el primer número musical queda en escena Azabache, María y "La Pitillera", enterándonos de que el viejo gitano Juan Ortega no consiente las relaciones de María Paz con José Moreno por el odio que existe entre las dos familias desde hace muchos años. "La Pitillera" tiene relaciones con "El Estayío". No pueden casarse porque su novio, que está haciendo el servicio militar en aviación, cada vez que tiene que volar, deserta y le ponen años de recargo, con lo que según ella va a ser oldado hasta que se jubile.
Por fin llegan los novios y la comitiva en medio de un gran alborozo, que reprime el sacristán Teopéprides, el cual se dispone a extender la partida de casamiento.
Cuando los novios y la comitiva van a entrar en el templo, sale María Paz y aprovecha la ocasión para volver a pedir a sus padres, una vez más, el consentimiento para querer a José Moreno, un gitano culto e ingeniero de carrera. El viejo gitano rechaza su petición por antiguos resentimientos familiares, amenazándola con una maldición. Entran todos en el templo y queda María Paz imperando al Altísimo. Aparece José Moreno, que llega desde Valencia al anuncio de la boda de sus futuros suegros con la idea de pedirles que olviden viejos rencores y permitan su entrada en la familia.
María Paz, temerosa de que los suyos asesinen a José Moreno y ante la insistencia de éste a marcharse, le propone huir con él, pero lo impide Azabache, gitano rico que adora a María Paz en silencio. Entre los dos convencen a José Moreno para que se retire y, con afán de protegerlo, Azabache sale con él y le acompaña fuera de la iglesia. Vuelven los novios, ya casados, y su comitiva entre gritos, exclamaciones y donaires, hasta que el sacristán reclama respeto para oír como el coro de la iglesia entona una oración a la Virgen de las Angustias.
Finalizado el número entra en escena Azabache, gravemente herido, y acusando a José Moreno.
Se desarrolla en una plazuela en el Albaicín, frente al carmen donde vive la familia Ortega. Azabache cuidado por María Paz, ha mejorado de sus heridas y, al calor del cariño de ella, se siente casi feliz pues cada día la ama más. Se presenta en escena Esperanza, la hermana de José Moreno, que ha llegado para gestionar la libertad de su hermano, preso por las heridas que niega haber hecho a Azabache, y viene a hablar con María Paz para que acuda a verle a la cárcel. Esta se niega al ruego diciendo que por lo que ha hecho no quiere saber nada de él, ni ahora ni nunca, pero Azabache promete poner la fianza que piden por la libertad de José Moreno. Seniso, Gitanillo harapiento, entra diciendo que los soldados buscan a "El Estayío", que ha desertado por no querer volar, y está escondido en el pozo de la casa. Un grupo de soldados de aviación se presentan en busca de "El Estayío" y le detienen, "La Pitillera" se resiste a que se lo lleven y llama a las gitanas.
En el interior del carmen. Azabache se lamenta de que el cariño que le tiene María Paz no es amor, y espera ver aparecer a José Moreno para comprobar estos celos. Ella, en verdad siente gratitud y cariño por Azabache, pero no amor. Sigue queriendo a José Moreno.
Entra "El Estayío" con un paracaídas destrozado y muerto de miedo, y refiere su heroicidad de haber saltado por única vez. Se presenta José Moreno salido de prisión por falta de pruebas en busca de su novia. María Paz, ante la postura decidida de José, llama a los suyos que salen dispuestos a apuñalarlo si fuera necesario. En ese momento, y vista la violencia desatada, María Paz no puede por menos que expresar sus sentimientos y se interpone entre su gente y su novio, demostrando a todos que sigue queriéndole como el primer día; ante ello Azabache declara que no fue él quien lo agredió, sino que fue él mismo quien se hirió. Y lleno de dolor, Azabache se separa de María Paz recomendando a Juan Ortega que consienta la boda de su hija. 


____________



Personajes:

María Paz: Gitana enamorada de José Moreno. 

Pitillera: Hermana de María Paz y pareja de Estayío.

José: Gitano culto enamorado de María Paz.

Azabache: Gitano rico pretendiente de María Paz.

Estayío: Aviador pareja de Pitillera.

Juan Ortega: Padre de Maria Paz.

Golosina: Madre de María Paz.


__________



Números musicales:

Santo Dios redentó der género humano: (María Paz, Gitanas, Coro)
Estayío, dueño mío: (Pitillera y Estayío)
Aquí está el expediente: (Teopéprides, Gitanos, Estayío, Golosina, Juan, Azabache, Pitillera)
Mira que vivo loca: (María Paz, José)
A la Virgen María: (María Paz, Coro)
Dúo:  (María Paz, José)
Pasacalle de los aviadores: (Pitillera, Gitanas, Román, Soldados)
Granaina de la Alhambra de Graná: (María Paz)
Er bien de manita agena: (José)


__________



ACTO PRIMERO

Sacristía de una iglesia granadina. Un grupo de gitanos espera la llegada de Juan Ortega y «La Golosina», que van a contraer matrimonio... después de más de treina años de relaciones. Junto a ellos están sus cuatro hijos: «La Pitillera», María Paz, «Costurón» y «Paniqueso», todos mayores de edad, y Azabache, gitano rico y padrino de la boda.
 
Santo Dios redentó der género humano: (María Paz, Gitanos y Coro)

CORO
Santo Dió, redentó
der género humano,
a resá con fervó
vienen hoy los gitano.

GITANAS
Cordero Divino,
manantial cristalino
que un caudá
de oro fino derramó
en er huerto de Getsemaní
con su llanto de pena y doló.
Postraíta delante de ti
sólo vengo a pedirte un favó.

GITANOS
Que nos quiten la Guardia Civí.

MARIA PAZ
Salvadó, Gran Señó
que relumbra en er sielo,
yo tan sólo te pido consuelo
pa quien sufre martirio de amó.
Tu podé ha de sé
resplandó der camino
donde tanto infeliz peregrino
busca en vano la luz de un queré.

GITANOS
Cuando a Dios le resa
para los demá
la niña confiesa que esta
enamorá.

GITANAS
Caya, vete y deja
la mermurasión,
mira que me alejas de la
devosión.


__________



Tras el primer número musical queda en escena Azabache, María Paz y «La Pitillera», enterándonos que el viejo gitano Juan Ortega no consiente las relaciones de María Paz con José Moreno por el odio que existe entre las dos familias desde hace muchos años.
«La Pitillera» tiene relaciones con «El Estayío». No pueden casarse porque su novio, que está haciendo el servicio militar en aviación, cada vez que tiene que volar, deserta y le ponen años de recargo, con lo que según ella va a ser soldado hasta que se jubile.

Estayío, dueño mío: (Pitillera y Estayío)

PITILLERA
Estayío, dueño mío,
no comprendo
que estés ahí metío
cayao y escondío,
pues si ocurre argo
creerán que tú has sío
er que ha disparao
y er que ha mal herío,
y er que los sepiyos
los deja vasío.
Y aunque luego sepan
a lo que has venío,
pero por lo pronto
te buscas un lío.

ESTAYIO
Pitiyera, retrechera,
un deíto de la mano
diera porque tú supieras
que yo m’he escondío
de aqueya manera
tan sólo por verte
sin que tú me vieras,
porque este piloto ya se desespera
de ver en tus clisos
que tú no te enteras
que te estoy queriendo
iguá que una fiera.

PITILLERA
No me digas eso.

ESTAYIO
¡A vé por qué no!

PITILLERA
Cáyate, que estamos
en casa de Dio.

ESTAYIO
Se le dise que esto es
un rosario de amores.

PITILLERA
Pues vaja la vó.

ESTAYIO
Como subo con tanta frecuensia
hasta er domisilio
de la Providensia...

PITILLERA
¡Qué ocurrensia!

ESTAYIO
¡Qué ocurrensia!

PITILLERA
Chiquillo, pero que ocurrensia.

ESTAYIO
...A San Pedro que está de portero
le dije lo mucho
que yo a ti te quiero.

PITILLERA
¡Embustero!

ESTAYIO
¿Embustero?

PITILLERA
Embustero, si embustero.

ESTAYIO
Y el pobre San Pedro
me dijo enseguía
que no le extrañaba
ni un pito la locura mía
me dijo con grasia
la gloria está yena
de santos que adoran
de santos que adoran
tu cara morena.

PITILLERA
¡Ay, qué pena
que ya he comprendío
que te farta mú poco,
mú poco pa volverte loco,
loquito perdío.

ESTAYIO
Ya hase mucho tiempo
que ar pobre Estayío
por tanto quererte
se le fue er sentío.
Ay!, loco,
loquito perdío

PITILLERA
Ay!, loca
loquita perdía
me enamora
tu cuerpo gitano
cuando vas p’arriba
con el ariplano...

ESTAYIO
¡Tan serrano!

PITILLERA
Y le pío a los santos der sielo
que no se le ocurra
cortarte los vuelos.

ESTAYIO
¡Qué consuelo!

PITILLERA
Una tarde te vi como subes,
te vi de esconderte
detrás de una nube.

ESTAYIO
Ayí estuve.

PITILLERA
Y ar d’arriba le dije:
Dios mío, quién fuera pilota
con el Estayío.

PITILLERA y ESTAYIO
Será un arboroto,
será un alboroto,
porque de piloto.
Vendrá nuestro amó.
será nuestro amó, amó


__________



Aquí está el expediente: (María Paz, Teopéprides, Gitanos, Estayío, Golosina, Juan, Pitillera)

Por fin llegan los novios y la comitiva en medio de un gran alborozo, que reprime el sacristán Teopéprides, el cual se dispone a extender la partida de casamiento.

TEOPEPRIDES
Aquí está el expediente,
lo voy a comprobá.
Señores contrayente,
desirme la verdá,
Er novio, primero;
su nombre de usté.
Su padre, ¿quién era?
Su padre, ¿quién era?
Su madre, ¿qué fue?

JUAN
Yo me llamo Juan Ortega
Pero er segundo apellío
se lo presté a un sinvergüensa
que no me lo ha degorvío
apunte usté que mi mare
fue una persona desente
que nunca supo
quien fue mi pare
porque tenía dies pretendientes.

ESTAYIO
Que Juan Ortega es hijo
de alguno de los dié.

TODOS
Llevan rasón, llevan rasón.

TEOPEPRIDES
Eso es un argumento
de considerasión.

TODOS
Si hubiera impedimento
yo haré la aclarasión.

TEOPEPRIDES
Conteste la novia su nombre
y edá,
¿quién era su padre?
¿quién era su papá?
¿quién fue su mamá?

GOLOSINA
Yo me llamo Golosina
y por mal nombre Remedios
la edá nadie la adivina
ponme dos duros y medio.
Mi mare fue una señora
y mi padre un caballero
que se jumaba cá media hora
y le pegaban al tabernero.

TEOPEPRIDES
La firma señores
si saben firmar.

JUAN
Me estorba lo negro.

GOLOSINA
Y a mí mucho más.

MARIA PAZ
Yo firmo por todos
y no hay más que hablar.

TEOPEPRIDES
Dios quiera que casados
como en la gloria estén.

GOLOSINA
Que nos tiene usté abrumaos.

MARIA PAZ
Que sea para bien.

ESTAYIO
Que sea para bien.

PITILLERA
Que sea para bien.


__________



Mira que vivo loca: (María Paz, José)

Cuando los novios y la comitiva van a entrar en el templo, sale María Paz y aprovecha la ocasión para volver a pedir a sus padres, una vez más, el consentimiento para querer a José Moreno, un gitano de culto e ingeniero de carrera. El viejo gitano rechaza su petición por antiguos resentimientos familiares, amenazándola con una maldición.
Entran todos en el templo y queda María Paz imperando al Altísimo.

MARIA PAZ
Mira que vivo loca,
desesperá.
Yo soy tan firme como la roca
pero no puedo resistir má.
Nadie se compadese
de esta infeliz mujé,
y tú bien sabes que no merese
tanto castigo por un queré.
¡Dios de las criatura,
tan compasión de mí!
Tú fuiste causa de esta locura,
tu me mandaste quererlo así.
Tú me mostraste tu gallardía,
tú diste aliento a mi pasión,
y aunque ahora vengan en contra mía
no me lo arrancan der corasón.
Mira que vivo loca,
desesperá.
Yo soy tan firme como la roca,
pero no puedo resistir má.

Aparece José Moreno, que llega desde Valencia al anuncio de la boda de sus futuros suegros con la idea de pedirles que olviden viejos rencores y permitan su entrada en la familia.

JOSE
Cuando llego
donde está mi serrana y la miro
en er fuego
de sus ojos se abrasa un suspiro
que del alma sale
como mensajero
pa decirte con ansias mortale,
serrana,
lo mucho que yo a ti te quiero.

MARIA PAZ
Cuando vienes
me parese tu voz golondrina
que a mis sienes
le quitó la corona de espinas;
que cortas la rama
de mis sufrimiento
y er caudá de mis penas derrama
como luseritos por er firmamento.
En er triste doló que me mata
suena el eco de tus palabritas.

MARIA PAZ y JOSE
Campanitas de bronse y de plata
que me resusitan.
En er fuego
de tus ojos se abrasa un suspiro
que del alma sale
como mensajero
pa desirte con ansias mortales
serrana/o,
lo mucho que yo a ti te quiero.

MARIA PAZ
Montañitas paresen mis penas...

JOSE
...que a mi vera serán algún día...

MARIA PAZ y JOSE
...menuditos granitos
de arena de ilusión.

María Paz, temerosa que los suyos asesinen a José Moreno y ante la insistencia de este a marcharse, le propone huír con él, pero lo impide Azabache, gitano rico que adora a María Paz en silencio. Entre los dos convencen a José Moreno para que se retire y, con afán de protegerlo, Azabache sale con él y le acompaña fuera de la iglesia. Vuelven los novios, ya casados, y su comitiva entre gritos, exclamaciones y donaires, hasta que el sacristán reclama respeto para oír cómo el coro de la iglesia entona una oración a la Virgen de las Angustias.

VOCES
A la Virgen María,
esperansa y dursura,
de rodiyas te pido
er perdón de mis curpas.

MARIA PAZ
Blanca y durse paloma,
Virgen de las Angustias.

GITANOS
¡Olé!

MARIA PAZ
Las penitas que tengo
son iguá que las tuya.
¡Ay!

GITANOS
¡Sá!

MARIA PAZ
Es más blanco y hermoso tu artá...

GITANOS
¡Sá!

MARIA PAZ
...que la Sierra Nevá.

VOCES
Soberana der sielo
con tu yanto divino
se te pone la cara
der coló de los lirio.

MARIA PAZ
Yo te quiero y adoro
pues también tengo penas.

GITANOS
¡Arsa!

MARIA PAZ
Que me pone la cara
der coló de la sera.
¡Ay!

GITANOS
¡Sá!

MARIA PAZ
Es más blanco y hermoso tu artá...

GITANOS
¡Sá!

MARIA PAZ
...que la Sierra Nevá.

VOCES
Con sus lágrimas puras
va regando la tierra;
donde quiera que caen
sale un ramo de estreya.

MARIA PAZ
Yo también sufro y yoro
con mis siete puñale.

GITANOS
¡Toma!

MARIA PAZ
¡Quién ha visto mi yanto
que se lo yevó el aire!
¡Ay!

GITANOS
¡Sá!

MARIA PAZ
Es más blanco y hermoso tu artá...

GITANOS
¡Sá!

MARIA PAZ
...que la Sierra Nevá.

GITANOS
A la Virgen que yora afligía
yo le canto por la amanesía.
Es más blanco y hermoso tu artá
que la nieve fría
de Sierra Nevá.


___________



Dúo:  (María Paz, José)

JOSE
Cuando llego donde está
mi serrana y la miro
en el fuego de sus ojos
abrazan un suspiro
que de alma sale
como mensajero
pá desirte con ansias mortales
serrana lo mucho
que yo a ti te quiero.

MARIA PAZ
Cuando vienes
me parece tu voz golondrina
que a mí sienes le quito
la corona de espinas
que corta la rama
de mí sufrimientos.
Y er caudal de mis penas
derrama como luseritos
por el firmamento,
en er triste doló que me mata
suena el eco de tus palabritas.

MARIA PAZ y JOSE
Campanitas de bronse
y de plata me resucitan.
En er fuego de tus ojos
se abrasa un suspiro
que del alma sale
como mensajero
pa desirte con ansias mortales
serrana/o lo mucho
que yo a ti te quiero.

MARIA PAZ
Montañitas
paresen tus penas.

JOSE
Que a mi vera serán algún día.

MARIA PAZ y JOSE
Menuditos granitos
de arena de ilusión.

Finalizado el número entra en escena Azabache, gravemente herido, y acusando a José Moreno.


__________



A la Virgen María: (María Paz, Coro)

CORO
A la Virgen María
esperanza y dulzura ¡Ah!
de rodiyas le pido
er perdón de mis curpas ¡Ah!

MARIA PAZ
Blanca y dulse paloma
Virgen de las angustias.
Las penitas que tengo
son iguales que las tuyas.
¡Ah!
Es más blanco y hermoso
tu artá.
Que la Sierra Nevá.

CORO
Soberana del cielo
con tu yanto divico ¡Ah!
se le pone la cara
del coló de los lirios ¡Ah!

MARIA PAZ
Yo te quiero ya adoro
pues también tengo penas.

CORO
¡Arsa!

MARIA PAZ
Se me pone la cara
der coló de la sera.
¡Ah!

CORO
¡Ah!

MARIA PAZ
Es más blanco
y hermoso tu artá.

CORO
¡Ah!

MARIA PAZ
Que la Sierra Nevá.

CORO
Con sus lágrimas puras
van regando la tierra
mientras er firmamento
clamorosas estrellas
¡Ah!

MARIA PAZ
Yo también sufro y lloro
con mi siete puñales.

CORO
¡Tomá!

MARIA PAZ
Quien ha visto mi llanto
que se lo llevó el aire.
¡Ah!
Es más blanco
y hermoso su artá
que la Sierra Nevá.

MARIA PAZ y CORO
A la Virgen
que llora afligía
yo le canto
poa la amanesía
es más blanco
y hermoso tu artá
que la nieve fría
de Sierra Nevá.


___________



ACTO SEGUNDO

Se desarrolla en una plazuela en el Albaicín, frente al carmen donde vive la familia Ortega. Azabache, cuidado por María Paz, ha mejorado de sus heridas y, al calor del cariño de ella, se siente casi feliz pues cada día la ama más. Se presenta en escena Esperanza, la hermana de José Moreno, que ha llegado para gestionar la libertad de su hermano, preso por las heridas que niega haber hecho a Azabache, y viene a hablar con María Paz para que acuda a verle a la cárcel. Ésta se niega al ruego diciendo que por lo que ha hecho no quiere saber nada de él, ni ahora ni nunca, pero Azabache promete poner la fianza que piden por la libertad de José Moreno. Seniso, gitanillo harapiento, entra diciendo que los soldados buscan al Estayío, que ha desertado por no querer volar, y está escondido en el pozo de la casa. Un grupo de soldados de aviación se presentan en busca de «El Estayío» y le detienen. «La Pitillera» se resiste a que se lo lleven y llama a las gitanas.

Pasacalle de los aviadores: (Pitillera, Gitanas, Román, Soldados)

ROMAN y SOLDADOS
Venimos comprometíos
con orden del Coroné
y aremos como es debío
que el Estayío vuelva al cuarté
De modo que echa p’alante
camina sinvergonsón
con un tipo semejante
tiene bastante la aviasión.

PITILLERA y GITANAS
¡Déjelo usté!

ROMAN y SOLDADOS
¡No puede sé!

PITILLERA y GITANAS
¡Fartaba más!
este pájaro verde
de seguro se pierde
si empieza a volar.
Ay sordaito de aviasión
te he entragaito mi corazón
Ay sordaito
quedarse aquí
que tu no puedes
quedarte sin mí.

ESTAYIO y SOLDADOS
Tú vas a hasé vída mía
que yo no vuelva al cuarté
con esa cara floría
quien no se orvía der Coroné.

PITILLERA y GITANAS
Tu vas a hase arma mía
que yo me vaya ar cuarté
que estoy loquita perdía
con la alegría de tu queré.

SOLDADOS
Tu vas a hasé vida mía
que yo no vuelva al cuarté
con esa cara floría
quien no se orvía der Coroné.


__________



ACTO TERCERO

En el interior del carmen. Azabache se lamenta de que el cariño que le tiene María Paz no es amor, y espera ver aparecer a José Moreno para comprobar estos celos. Ella, en verdad siente gratitud y cariño por Azabache, pero no amor. Sigue queriendo a José Moreno.

Granaina de la Alhambra de Graná: (María Paz)

MARIA PAZ
Granaína de la Alhambra de
Graná,
llevo yo las clavellinas colorás.
Granaína con el fuego y er coló
de las lágrimas divina del Señó.
Una mañanita clara,
con su cabayo, salió Boadí
con er yanto por la cara
y a sus vasayo les dijo así:
«Vámonos pa Morería
que viene er coco por Santa Fé.»
Donde su yanto caía,
poquito a poco salió un clavé.
Las lagrimitas del Rey Boadí
son estas flores que traigo aquí.
Me das una libra esterlina,
me la das en billetes o en oro;
inglés que de Fransia has venío
a buscá en España un tesoro,
con estos claveles míos
lagrimitas te doy del rey moro.
Clavellina colorá.
¡Granaína de la Alhambra de
Graná,
llevo yo las clavellinas colorás!
¡Granaína de la Alhambra de
Graná,
vendo aquí unas clavellinas colorás!
vendo aquí unas clavellinas colorás!
¡Ah!


__________



Entra «El Estayío» con un paracaídas destrozado y muerto de miedo, y refiere su heroicidad de haber saltado por una única vez. Se presenta José Moreno salido de prisión por falta de pruebas en busca de su novia.

Er bien de manita agena: (José)

JOSE
Er bien de manita agena
lo mismo que un fuego vivo
fundió las duras caena der
cautivo.
Qué bonito er firmamento,
qué clara la luz der día,
qué finos los pensamiento, qué
alegría.
Como la luz de una estrella
que guiaba a los pastores,
hasta aquí me trajo ella
con sus vivos resplandore.
María Paz, gitaniya ricachona,
¿dónde estás, que a mi suerte
me abandonas?
Compasión no te dio
mi desventura,
mi prisión no vio nunca
tu hermosura.
Ven a mí que te quiero
y te perdono,
para ti mi castigo un será trono.
Tu queré asesina mis rencores,
y por verte como reina entre las
flores
yo bendigo mi constante padesé.
María Paz, gitaniya señorona,
ven acá, que mi alma te perdona
ven a mí que mi orgullo te corona
y serás como reina de Graná.
Graná.

María Paz, ante la postura decidida de José, llama a los suyos que salen dispuestos a apuñalarlo si fuera necesario. En ese momento, y vista la violencia desatada, María Paz no puede por menos que expresar sus sentimientos y se interpone entre su gente y su novio, demostrando a todos que sigue queriéndole como el primer día; ante ello Azabache declara que no fue él quien lo agredió, sino que fue él mismo quien se hirió.
Y lleno de dolor, Azabache se separa de María Paz recomendando a Juan Ortega que consienta en la boda de su hija.





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario