sábado, 17 de agosto de 2013

El Baile de Luis Alonso (Cantables)




EL MUNDO COMEDIA ES O EL BAILE DE LUIS ALONSO


Sainete Lírico en un acto, dividido en tres cuadros, en verso.

Libreto: Javier de Burgos.

Música: Gerónimo Jiménez.

Estrenada el 27 de Enero de 1897 en el Teatro de la Zarzuela.


ARGUMENTO


Luis Alonso tiene su academia de baile en los callejones Cardoso. Todos los últimos domingos de mes celebra allí una fiesta de sociedad que reune a lo más variopinto de Cádiz. Desde un Marqués que quiere desesperadamente entablar relaciones con Pilili, la amiga de María Jesús, a la viuda de un intendente, Doña Manuela y sus dos hijas, Moma y Quica, que pese a estar en la ruina quieren aparentar a los ojos de todo el mundo que mantienes su posición. Por último, el músico que anima la fiesta es Tinoco que no para de requebrar a María Jesús, mientras Luis Alonso, que presume de gran vista social, es incapaz de darse cuenta de lo que ocurre entre su mujer y el músico. Precisamente Tinoco va a regalar a María Jesús unos pendientes que ha robado a su mujer, la Juana, para que los luzca en el baile de la noche. Cuando comienza el baile, comienzan también las intrigas, el Marqués camuflado quiere cortejar a Pilili, pero el novio de ésta, Miguelito, lo sorprende y le monta un buen escándalo aunque todo es poco si lo comparamos a la entrada de Juana, que irrumpe en la fiesta con el ánimo de recuperar sus pendientes, reprender a su marido, de abrirle los ojos a Luis Alonso y sacarle los suyos a María Jesús. A pesar de todo, en consonancia con el carácter gaditano, abierto y tranquilo, la fiesta sigue y las gentes se trasladan a la Caleta y a orillas del mar acaba el baile.


____________



Personajes:

María Jesús: Mujer de Luis Alonso.
 
Juana: Gitana, mujer de Tinoco, en busca de sus zarcillos.
 
Doña Manuela: Mujer del Intendente que trata de casar a sus hijas.
 
Luis Alonso: Maestro de baile.
 
Tinoco: Guitarrista de la academia que le tira los tejos a María Jesús.


___________



Números musicales:

Lección de baile “Mi señora intendenta… Luego der Congo se trasplantó… Ahora coreado el schottisch verá”: (María Jesús, Manuela, Quica, Moma, Luis Alonso)
Dúo “Comarita de mi vía”: (María Jesús, Tinoco)
Canción de la gitana “Ay malhaya la presona que se fía de un gachó”: (Juana)
Polka “Bailar al fin podemos ya con expansión”: (Coro)
Concertante “¡Ya estoy dentro! ¡La Tinoca!: (María Jesús, Juana, Luis Alonso, Coro)


___________



 ACTO UNICO

CUADRO PRIMERO

Habitación muy modesta. Puertas laterales y al fondo: ésta con cortina de lana. Dos mesas de pino, una a cada lado de la puerta del fondo. Sobre la de la izquierda, botella de ginebra y otros licores y dos frascos grandes de cristal con uvas en aguardiente. En la de la derecha, alcarraza grande, bandeja con dulces, vasos y lo demás que marca el dialogo.

ESCENA PRIMERA

MARIA JESUS
(Acabando de arreglar la mesa de la izquierda y repasando las botellas)

(Hablado)
Ea, ya está el ambigú
para esta noche arreglao.
Marrasquino, triple anís,
giniebra, y estos dos tarros
con uvas en aguardiente,
o pa decirlo más claro,
con balas rasas; porque esta
mañana les he probao
y paece que tienen pólvora
las tales uvas: ¡canastos!

(Pasando a la otra mesa.)

¡Ajajá! Y aquí las tortas,
los bollos, los almendraos
e canela, los panales,
el agua fresca y los vasos.

(Baja el proscenio.)

Ni en casa e un duque se trata
mejor a los convidaos
que en nuestra academia e baile
la noche que hay un fandango.
Es verdá que mi marío,
que está muy relacionao
con la gente principá,
tiene que hacer ciertos gastos
pa no ponerse en ridículo
cuando vienen esos pájaros
gordos que tóo lo critican;
y más vale un por si acaso
que un quién pensara; y un maestro
que tiene el mérito y rango
de mi marío, no debe
hacer papé desairao.
¡Pobre Luis! ¡Y es un bendito!
y no es torpe... Sin embargo,
quien más mira, menos ve,
y su compadre arrastrao
nos está comprometiendo
a él y a mí. ¡Qué hombre más malo!

(Cambiando de tono.)

¡Y el pícaro tiene gracia!
¡y una habilidad tocando!...

(Fuerte aldabonazo dentro a la izquierda donde se supone la puerta de la calle.)

¿Quién será? Voy a ver.

(Vase a abrir y dice dentro.)...

¿Quién?


___________



ESCENA II

MARIA JESUS y el MARQUES

(Hablado)

MARIA JESUS
(Saliendo.)

Pase usté adelante. ¡Tanto
bueno por mi casa!...

MARQUES
¿Está
tu esposo?...

MARIA JESUS
Salió hace un rato.

MARQUES
¡Por vida!...

MARIA JESUS
En seguida vuelve.
Fue a la tienda de ahí abajo
por cuerdas pa la guitarra.
Aspérele usté.

MARQUES
Es el caso
que traigo prisa y...

MARIA JESUS
Señó
Marqués, no sea usté tan rápio,
y hágame el favor de honrar
una silla de este cuarto,
que aunque pobres están limpias
y toavía no han cojeao.

MARQUES
Gracias, María, no me siento;
pero el asunto que traigo
te lo contaré en reserva
como pensaba contárselo
al maestro, y tú me dirás...

MARIA JESUS
Vaya usté desembuchando.

MARQUES
(Mirando alrededor.)
¿Estamos solos?

MARIA JESUS
Lo mismo
que Adán y Eva. ¡Ah!... no y el gato
que está en la cocina.

MARQUES
¡Tiene
gracia la ocurrencia!

MARIA JESUS
Al grano.

MARQUES
(Bajando la voz.)
¿Es verdad que viene aquí
a aprender a bailar tantos
y sevillanas y?...

MARIA JESUS
(Interrumpiéndole.)
Viene aquí desde el mes pasao.

MARQUES
(Sorprendido.)
¿Quién?

MARIA JESUS
¿Quién ha de ser? La niña
por quien me está preguntando.

MARQUES
Pero, si no he dicho...

MARIA JESUS
(Con intención.)
¡Es que me lo he defigurao!
¿A que es cigarrera?

MARQUES
Si.
 
MARIA JESUS
Alta y con buen pelo.

MARQUES
Exacto.

MARIA JESUS
(Juntando los dedos índice y pulgar en forma de círculo.)
¡Con dos ojos de acá!

MARQUES
Justo.

MARIA JESUS
¡Y se llama Amparo!

MARQUES
Amparo.

MARIA JESUS
¿Ve usté?... ¡Pues usté dirá!

MARQUES
Pero, señor, ¿cómo diablos
sabes?...

MARIA JESUS
¡La penetración
del pesqui!

MARQUES
Si no he hablado
ni...

MARIA JESUS
Pasó usté por su casa
anteayer tarde a las cuatro
y miró usté a los balcones.

MARQUES
Es verdad.

MARIA JESUS
Pues lo filaron
a usté; y el que lo filó
adivina más que un mágico.

MARQUES
¿Luis Alonso?

MARIA JESUS
Mi marío,
er mesmo; ¿está usté?

MARQUES
Ya caigo.
Y esa niña es...

MARIA JESUS
Muy amable,
muy salá, con mucho gancho;
y le gustan las personas
formales. ¿Se hace usté cargo?

MARQUES
Oye, y ¿cuándo viene a dar
lección?

MARIA JESUS
Los martes y sábados.

MARQUES
Necesito hablar con ella.

MARIA JESUS
Pues es negocio arreglao.
Venga usté esta noche al baile,
que ella viene.

MARQUES
¿Cómo?

MARIA JESUS
Claro.
Hoy, como último domingo
del mes, tendremos sarao
por lo fino y hay que ver
en mi casa ese espectáculo.

MARQUES
¿venir yo al baile?

MARIA JESUS
Me paece...

MARQUES
Pero, mujer, ¡por los clavos
de Cristo!...

MARIA JESUS
¿Qué?

MARQUES
¿Una persona
como yo, de picos pardos?

MARIA JESUS
Pues miste que viene aquí
de lo más encopetao
de Cádiz.

MARQUES
¡Sí, buena gente
vendrá! ¡Me han asegurado
que casi siempre se acaba
la fiesta con escándalo!

MARIA JESUS
Eso era antes, que venían
a meter la pata cuatro
señoritos sin vergüenza,
que ya hemos echao.

MARQUES
Sin embargo, no está bien
que yo venga a estos fandangos
con mi nombre y mi edad...

MARIA JESUS
¡Basta!
Se hará tóo lo callao
y sin que nadie se entere.

MARQUES
¿Cómo?

MARIA JESUS
Pues de once a once y cuarto
lo espero a usté por la puerta
chiquita que hay en el patio
y da a mi alcoba. Usté viene
en su capita embozao
y sin esa bimba.

(Por el sombrero de copa.)

MARQUES
Bueno.

MARIA JESUS
Da usté tres golpes; yo le abro;
entra usté en la habitación
de ocultis; y en un entreacto
del sopimpeo, la niña
me vendrá a mí acompañando;
se ven ustés, se conocen,
echa usté con ella un párrafo...
y yo ar quite.

MARQUES
¿Cómo?

MARIA JESUS
¡Ar quite,
señó Marqués!... ¡Ayudando!

MARQUES
Pero...

MARIA JESUS
¡No muela usté más!

MARQUES
¡Eres un demonio!

MARIA JESUS
Trato
de servirle a usté.

MARQUES
Sí, sí;
pero no me atrevo...

MARIA JESUS
¡Vamos, que la cosa lo merece!

MARQUES
Es necesario pensarlo
todo bien, y si la chica
toma a mal...

MARIA JESUS
(Con intención.)
¿Ha reparao
usté a la gachí?

MARQUES
¡Preciosa!

MARIA JESUS
¡Pues canta como un canario!

MARQUES
¿Canta?

MARIA JESUS
¡Y toca la guitarra!
Y si empieza a hablá... en hablando,
boca abajo toito el mundo.

MARQUES
Bien, basta; voy a un encargo
y vendré a hablar con tu esposo.
Di que espere si me tardo.

(Se dirige a la izquierda y vuelve, metiéndose la mano en el bolsillo.)

¡Ah! Toma. (Le da una moneda.)

MARIA JESUS
Señó Marqués,
¿a qué viene este regalo?
No sabe usté que...

MARQUES
(Yéndose.)
Hasta luego.

MARIA JESUS
(Siguiéndole.)
¡Que viva usté dos mil años,
y que el que no le camele
se quée cojo, tuerto y calvo!

(Vase, figurando que abre la puerta y despide al Marqués y vuelve a salir.)


___________



ESCENA III

María Jesús. Después Doña Manuela, Moma y Quica.

(Hablado)

MARIA JESUS
(Que sale muy alegre y mirando la
moneda que le dio el Marqués.)
¡Cinco duros!

(Variando de tono.)

Lo que dice
mi marío, que es un sabio...
fuera de casa: “Las personas
decentes que han heredao
la decencia de sus padres,
en cuanto alargan la mano
enseñan la oreja”, y ese
es Marqués de cabo a rabo.

(Aldabonazo dentro.)

¿Otro? (Gritando.)
Allá van. Se conoce
que esta noche hay aquí tango.

(Vase.)

MANUELA
Muy buenas tardes. (Dentro.)

MOMA y QUICA
¿Se puede? (Dentro.)

MARIA JESUS
¡Señoras!... Adentro. (Dentro.)

MANUELA
(Saliendo la primera.)
Vamos, niñas.

(Salen todas.)

¿Y el maestro?

MARIA JESUS
Salió,
pero le estoy esperando.
¿Y cómo está la señora intendenta?

MANUELA
Yo, ni bajo
ni subo, siempre con una
salud a prueba de rayos.

MARIA JESUS
¿Y estas señoritas?

MANUELA
¿Estas?...
Así, así, con sus empachos
y sus alifafes. Moma
ha tenido un constipado,
que me la dejó sinfónica.

MARIA JESUS
¿Eh?

(Gesto de extrañeza en María Jesús.)

MANUELA
¡Sin voz!

MOMA
(Hablando muy ronca.)
Y ya hablo claro.

MARIA JESUS
¡Josú!

MANUELA
Pues Quica ha tenido
un tumor en este brazo
más gordo que una naranja.
Aún no puede enderezarlo.

QUICA
He estado un mes en un grito;
ya voy mejor.

(Va a levantar el brazo y da un grito.)

(¡Ay, mi brazo!)

MARIA JESUS
¡Vaya por Dios!

MANUELA
Estas niñas
de hoy son seres delicados
de... mírame y no me toques.
Yo era todo lo contrario
a su edad.

MARIA JESUS
Esas no son
enfermedades de cuidao.

(Por doña Manuela.)

(¡Quiá Dios que venga a pagar
las lecciones que tomaron
las niñas!) Con que, ¿y a qué
debemos este buen rato?...

MANUELA
Ya que no está Luis Alonso,
le hablaré a usté. Es el caso
que estas niñas me traen loca
desde que les anunciaron
los bailes que da su maestro.
Desde octubre están deseando
venir a alguno; pero, hija,
no extrañe usted mis reparos,
ni se ofenda; sin saber
con qué gentes alternamos
aquí, quién concurre y...

MARIA JESUS
(¡Ya van a echar los pies por alto
estas hambrientas!)

MANUELA
Las madres
todo tienen que mirarlo.

MARIA JESUS
Pues miste, con el de hoy
cinco bailes hemos dao
de sociedá en la Academia;
pues vaya usté preguntando
y verá lo que le dicen.
De mujeres no han entrao
nada más que las discípulas
de Alonso. De hombres, me callo,
porque sabe usté las buenas
relaciones y contartos
de mi marío. ¡Hasta títulos
han valsao y porqueao
aquí!

MANUELA
Siendo gente honrada...

MARIA JESUS
¿Iban a ser presidiarios?

MANUELA
No; pero hay tanto perdido...

MARIA JESUS
En mi casa no han entrao.

(Señalando a las mesas.)

Y sabemos orsequiá
a los que vienen a honrarnos
con un refresco...

MANUELA
Abundante.

MARIA JESUS
Y un poco más que hay guardao.

MANUELA
Pues vendremos.

MOMA y QUICA
(Muy alegres.)
¡Sí, mamá!

MARIA JESUS
Pasarán ustés buen rato.

(Música en la orquesta. Llaman dentro.)

Ea, ya está aquí mi marío.

(Vase a abrir.)

MANUELA
¿No sería mejor dejarlo
para cuando estéis ustedes
buenas?

MOMA
¡Lo estamos!

(Muy contentas.)

QUICA
¡Lo estamos!


___________



ESCENA IV

Dichos, María Jesús y Luis Alonso. Este personaje representa de cincuenta a cincuenta y seis años; viste de chaqueta, sombrero de copa de ala estrecha, zapatos de orillo, y habla un tanto amanerado sin caer en la afeminación.

(Cantado)

Lección de baile “Mi señora intendenta… Luego der Congo se trasplantó… Ahora coreado el schottisch verá”: (María Jesús, Manuela, Quica, Moma, Luis Alonso)

LUIS ALONSO
Mi señora Intendenta, Dios la bendiga,
Dios la bendiga
y a estos tiernos pimpollos que tóos envidian.
que tóos envidian
María Jesús, repara qué dos mosquetas;
miá qué caras, qué cuerpos y decetera.

MANUELA
Gracias mil, Luis Alonso.

QUICA
Gracias, maestro.

MOMA
Gracias, maestro.

LUIS ALONSO
Yo digo lo que digo, como lo siento.

MANUELA
¡Vaya un esposo fino, señá María!

MARIA JESUS
Favó que usté le jase, señora mía.

MANUELA
Es muy fino y muy amable,
y tocante a lo demás,
de seguro no hay quien tenga
fama más universal.

MARIA JESUS
A bonito y a otras cosas
muchos hay que valgan más;
pero en lo de la sopimpa,
a morí donde él está.
Tiene mucha habiliá.

MANUELA
Es muchísima verdá.

QUICA
Diga usté que sí, mamá.

MOMA
Diga usté que sí, mamá.

LUIS ALONSO
Toito lo que se ha inventao
yo lo sé como er que más,
y lo explico y lo ejecuto,
y lo pueo manifestá.

MARIA JESUS
Tiene mucha habiliá.

MANUELA
Es muchísima verdá.

QUICA
Diga usté que sí, mamá.

MOMA
Diga usté que sí, mamá.

LUIS ALONSO
Es el vasto repertorio
de los bailes de salón,
una espléndida riqueza
de elegancia y diapasón.
Hágase usté cargo
y repare bien,
en el distinguido
clásico minué.

(Baila.)

Luego der Congo
se trasplantó
la varsoviana,
que es un primor.
Es baile noble,
rey der salón;
en fin, es baile
comil fagó.

(Baila.)

Ahora coreado
el schotis verá,
con su reposado
lánguido compás.
Mire usté qué dulcemente
con este baile
se mueve el cuerpo.
Todo está en la cinturita
y en lo filustre
del movimiento.
Es el gran vaivén
y el compás mejó,
para hacer una discreta
y feliz declaración.
Saca trin, pim, pim,
saca tron, pom, pom,
en el tierno y dulce idioma del amor.
Sí, sí.
Y el baile nuevo
que hay en París,
son los lanceros,
linda cuadril.
Mire usté, mi señora Intendenta,
pim,
con qué paso más dulce y tranquilo
pom,
al igual que si fuera usté en vilo,
voy cruzando por todo el salón;
pom.
El balancé viene ahora
trá;
y enfrente de la señora
trí,
dos paseítos; y aluego después,
saludo muy fino y cortés.
No gasto fantasía
pa ná en el mundo;
pero, en custión de bailes,
si yo presumo,
es porque las danzas
y movimientos
no hay quien me enseñe nada
de ningún tiempo.

MARIA JESUS, QUICA MANUELA y LUIS ALONSO
No gasta fantasía
pa ná en el mundo;
pero, en custión de bailes,
si tiene orgullo,
es porque de las danzas
y movimientos
no hay quien le enseñe nada
de ningún tiempo,
de ningún tiempo,
de ningún tiempo,
de ningún tiempo.
No hay quien le enseñe nada
de ningún tiempo,
de ningún tiempo,
de ningún tiempo,
de ningún tiempo,
de ningún tiempo.
No hay quien le enseñe nada
de ningún tiempo,
de ningún tiempo.
No hay quien le enseñe nada
de ningún tiempo.
No hay quien le enseñe nada
de ningún tiempo.

(Hablado)

LUIS ALONSO
¡Niñas de mi corazón!
¡Creí que me habían orvidao!

(Por las niñas.)

¡Mía qué dos rosas, María!
Esto es de lo más simpático
que ha hecho la Naturaleza,

(Volviéndose a doña Manuela.)

Doña Manuela, no gasto
lisonjas: son las discípulas
mejores que me han entrao
por la puerta.

MANUELA
Muchas gracias.

LUIS ALONSO
(Con rapidez a María.)
(Oye, ¿han venido a pagarnos
los cuarenta reales?)

MARIA JESUS
(A Luis.)
(¡No!)

MANUELA
Pues yo siempre recordando
que aún le debo a usté los últimos
cuatro meses de honorarios.

LUIS ALONSO
¡Qué memoria!
(¡Así tuvieras voluntá!)

MANUELA
Estamos pasando.
Una crugida horrorosa.

LUIS ALONSO
¡Igual que yo!

MANUELA
Y con los gastos
y exigencias de mi casa...
Tengo diez pagas de atraso
en la Habana.

LUIS ALONSO
(Y otras diez aquí.)

MANUELA
Y el habilitado
sin recursos... ¡Ay, para eso
pasó mi marido el charco!
n fin, pronto cumpliré
con usted, maestro.

LUIS ALONSO
No hay plazo
que no se cumpla...

MANUELA
Ni deuda
que no se pague.

LUIS ALONSO
(¡Ay, me escamo!)
Por fin, ¿y a qué debo el gusto
de esta visita?

MANUELA
Ya he dado
pormenores a su esposa.
Baste a usted saber que vamos
a venir a su salón
esta noche.

LUIS ALONSO
¡Olé!

MANUELA
Soñando
están estas con su baile.

LUIS ALONSO
Sí, pa el ejercicio practico
de ellas es muy conveniente.
¿A que ya me han atrasao
alguna cosa?

MANUELA
Eso no.
Todo el día están bailando
en casa.

LUIS ALONSO
¿De veras?

MOMA
(Muy ronca.)
¡Maestro,
sin parar!

LUIS ALONSO
(Volviéndose a ellas de pronto.)
¿Qué voz e gallo
es esa?

MARIA JESUS
Que está ronquita.

MANUELA
(Por el brazo de Quica.)
¡Y esta tiene un miembro inválido!

LUIS ALONSO
¡Qué enfermedaes tan raras
manda Dios!

MANUELA
Que bailen algo
delante de usted, con eso
veremos si han atrasado
en su educación pedestre.

LUIS ALONSO
(Rectificando, como ofendido.)
¡En el arte coleográfico
de la diosa Tersicóre,
señora intendenta!

MANUELA
¡Bravo,
maestro!

LUIS ALONSO
(¿Chúpate esa, cursi!)

(Volviendo a las niñas.)

Vamos a ensayar los pasos
del chotis, que fue la cosa
que les costó más trabajo
aprender! ¡En posición!
¡Ajajá! Los pié, cortado.

(Moma y Quica se ponen de frente al público, levantándose los brazos como si fueran cogidas por sus parejas de baile.)

¡Esbertez en esos cuerpos!

(María Jesús tararea el baile.)

¡A la una, a las do, a las tre!

(Da una palmada y Moma y Quica empiezan a marcar los pasos del schotis, mientras Luis Alonso da vueltas alrededor de ellas haciendo advertencias y tarareando también.)

¡Que haiga en la cintura garbo!

(Lo marca Luis con las manos en la cintura.)

¡Ese pasito más corto!
¡Ese piesesito al alto!
¡Esa puntita de frente!

(¡Ay, traen rotos los zapatos!)

Gracia en esa parte póstuma!...
¡Ar pelo!... ¡Muy bien bailao!

(Da otra palmada y cesan de bailar.)

MANUELA
Son listas.

LUIS ALONSO
Toito lo reúnen:
señorío alistocrático,
ligereza, gracia...

MANUELA
Tienen
a quien salir. Yo a sus años
puse el mingo; y...

LUIS ALONSO
¡Carambola!
Si eso no hay más que mirarlo.

MANUELA
Vaya, hija, que se hace tarde,
y tenemos que arreglarnos
un poco.

MOMA y QUICA
¡Vamos, mamá!
¡Qué gusto!

(Dando saltos.)

MANUELA
¡Se han dislocado!

MARIA JESUS
Es natural.

MANUELA
(Yéndose.)
Hasta luego.

MARIA JESUS
Miste que las esperamos.

MOMA y QUICA
Maestro adiós.

LUIS ALONSO
Adiós, pimpollos.

MANUELA
Maestro, hasta luego.

LUIS ALONSO

(Despidiéndola.)
Adiós... (¡Tábano!)

(María Jesús las acompaña y vuelve a salir.)


___________ 



ESCENA V

(Hablado)

María Jesús y Luis Alonso

MARIA JESUS
¡Qué señora con más viento!

LUIS ALONSO
Como tóo lo que yo hablo
y pienso, con la experiencia
del mundo, que Dios me ha dao.

MARIA JESUS
Antojaíta por venir
al baile y faroleando
como si se rebajara.

LUIS ALONSO
Por eso se la he sortao,
cuando aquello de pedestre.

MARIA JESUS
¿Qué se creerá ese estropajo
de nuestros bailes?

LUIS ALONSO
Tratándose
de un profesor de mi rango,
que ha enseñado el movimiento
natural y necesario
de la civilización
a señoras de gran boato,
y a marquesas y duquesas
que daban muy malos pasos.

MARIA JESUS
Tienes razón. Vaya, dime;
y esto, ¿está bien preparao?

LUIS ALONSO
¡Canela! ¡Si es un bufete
en regla! Vamos a armarnos
con los bailes. Tú no sabes
la gente que me ha llamao
por ahí. “Luis Alonso”, “Maestro,
¿quié usté que esta noche vayamos
a su academia?” Yo a tóos
lo mismo le he contestao:
que aquí vienen mis discípulos
solamente, y tres o cuatro
amigos íntimos, ¡pues!
de ese modo los engancho
pa socios de la academia,
y negocio asegurao.

MARIA JESUS
¡Quiea Dios no vengan guasones
esta noche a dar escándalo!

LUIS ALONSO
Descuida: le he hablado a Pepe,
el sereno, que es muy bárbaro
como sabes, y que ha dicho
que andará po aquí rondando
y que cuando oiga jaleo
entra y le pega dos palos
a los patosos, los trinca
y se los lleva amarraos.

MARIA JESUS
Pues ahora vas a saber
un belén, que pué sacarnos
de apuros.

LUIS ALONSO
(Muy alegre y animoso.)
¡Nena!

MARIA JESUS
El señó
Marqués de Monte Secano,
ha estado aquí.

LUIS ALONSO
¿Qué me cuentas,
salero? ¿A que di en el clavo?

MARIA JESUS
¡En reondo!

LUIS ALONSO
No se me va
ninguna.

MARIA JESUS
¡Está enamorao
de Amparito!

LUIS ALONSO
¡Arza pilili!
¡Tengo más vista que er gayo!
¿Ves tú?... A mí me ganarán
a rico, pero a ojo práctico
del mundo y conocimiento...
¡Anda y busca otro más largo!

MARIA JESUS
(¡Quiea Dios que no te quées corto!)

LUIS ALONSO
Un viejo apergaminao
que no pué con el dinero
que lleva en la bolsa... ¡Vamos,
si er mundo comedia es,
o mejor dicho, un fandango,
y el que no baila es un tonto!

MARIA JESUS
Pues verás lo que he pensao...

(Llaman dentro.)

LUIS ALONSO
¡Di! ¿Quién será?

MARIA JESUS
Tu compadre
conozco el aldabonazo.

(Vase a abrir.)


___________



ESCENA VI

(Hablado)

Dichos, Tinoco que figura venir algo bebido. Trae una guitarra.

TINOCO
(Dentro.)
Buenas tardes.

MARIA JESUS
Entre usté, que ahí está Alonso.

(Salen Tinoco y María.)

LUIS ALONSO
(A Tinoco.)
¡Acabáramos!
¿Adónde ha estao usted metío,
compadre? Tóo el día buscándolo
y usté...

TINOCO
(Acercándose.)
Se va usté a enterá.

LUIS ALONSO
Sí; en la narí me está dando
ya.

TINOCO
Compromisos y cosas
que pasan, y uno que es blando...

LUIS ALONSO
¡Maldito vino!

TINOCO
¡Compadre;
que van a usté a señalarlo
por blasfemio!

(Volviéndose a María.)

Ña, María...

MARIA JESUS
Dios guarde a usté.

TINOCO
(Por María.)
(¡Me esbarato
cuando la veo!)

LUIS ALONSO
Ahora falta
que esté usté luego borracho
y que no pueda tocar,
y me armen los convidados
bronca por la orquesta.

TINOCO
Hombre,
si cuando tomo tres vasos
es cuando yo toco bien.
Que le hable a usté de estas manos
mi compadre. Ayer me oyó
una polka que me he inventao
y... ya verá usté esta noche
las parmitas que me gano
en cuanto el público la oiga.
¡Van a bailá hasta los bancos!
¡Tiene un compás y una miel!...

MARIA JESUS
Sí que es bonita.

TINOCO
(A María muy tierno.)
(¡No tanto como usté!)

MARIA JESUS
(Temerosa de que haya oído Luis Alonso.)
(¡Tinoco!...)

LUIS ALONSO
(Mirándolos.)
Suplique usté por lo bajo
pa que lo defiendan; esa
que es tonta, le hará a usté caso,
pero yo... ¿Cree usté que a mí
me la da ningún cristiano,
so perdío?

TINOCO
Tiene usté
gracia hasta sermoneando!

LUIS ALONSO
¡Pobre del que tiene un vicio
como usté, tan agarrao!

TINOCO
¡Hombre! Vicio dos cañitas,
o tres... o...

LUIS ALONSO
¡O setenta y cuatro!
En fin, hablemos formal.
Es mesté que mi sarao
dé gorpe; ya sabe usté
que tenemos en el barrio
muchos envidiosos.

TINOCO
¡Déjelos
usté con el entripao!

LUIS ALONSO
Quieren desacreditarme.

TINOCO
Pues se llevarán un chasco.
De estos bailes de usté, se habla
ya en Chiclana, en San Fernando,
en el Puerto, en toitas partes,
y en sentido superlático!

LUIS ALONSO
(A María, señalando la puerta del fondo.)
¿Tienes ya listo el salón?

MARIA JESUS
Barrío y aljofifao.
Asómate a verlo.

TINOCO
(Como obligando a Luis Alonso a que se vaya.)
¡Si, entérese usté.

(Luis Alonso vase por el fondo. Tinoco se acerca a María Jesús muy derretido.)

¿Pa cuando
me va usté a sacá de penas?

MARIA JESUS
¡Ea, ya empezó el trisagio!

(Cantado)

Dúo “Comarita de mi vía”: (María Jesús, Tinoco)

TINOCO
¡Ay!
Camarita de mi vía,
¡Ay!, capullo de Jericó,
¡Ay!
o desembucho o me muero,
óigame usté que dolor.

MARIA JESUS
Hombre, no sea usté atrevío
y respete usté el honó
de una mujé que se encuentra
en er caso que estoy yo.

TINOCO
Usté sabe que a mí er vino
me gusta más que er comé,
pues hasta er vino lo dejo
en cuanto se empeñe usté.

MARIA JESUS
Compare, cierre usté er pico
que me va a comprometé,
que hay cosas que puen hacerse
y cosas que no puen ser.

TINOCO
Misté, ña María,
misté, ña María,
yo soy muy formá,
tengo circunstancias,
tengo circunstancias,
tengo caliá,
tengo mucha vista,
tengo mucha vista,
tengo habiliá,
tengo gracia, y...

MARIA JESUS
Güeno,

TINOCO
Tengo gracia, y...

MARIA JESUS
Güeno,
y otras cosas más.

TINOCO
Pues si usté se calla
yo voy a enfermá;
deme usté esperanzas
o una puñalá,
que er que está viviendo
de este naturá,
¿qué naturalesa
lo puede lo ha de soportar?

MARIA JESUS
Misté, ño Tinoco,
yo estoy ya casá,
y la que se casa
no sirve pa ná.
Luis es muy honrao
yo soy muy honrá,
y esta cosa...

TINOCO
Güeno,
ya sé lo demás.

MARIA JESUS
Pues aunque yo vea
que es usté un barbián,
tengo que tragarme
lo que puea pensar.
Y hemos acabao,
ya estoy sofocá,
y si usté me quiere
déjeme usté en paz.
Pues aunque yo vea
que es usté un barbián,
tengo que tragarme
lo que puea pensar.
Y hemos acabao,
ya estoy sofocá,
y si usté me quiere
déjeme usté en paz.

TINOCO
Pues si usté se calla,
pues si usté se calla
yo voy a enfermá;
deme usté esperanzas,
deme usté esperanzas
o una puñalá,
Pues si usté se calla
yo voy a enfermá;
deme usté esperanzas
o una puñalá,
que er que está viviendo
de este naturá,
¿qué naturalesa
lo puede lo ha de soportar?

TINOCO
(Hablado)
(En tono quejumbroso.)
¡Señá María... señá María,
una mijita de esperanza!

MARIA JESUS
¡Que va usté a dar
lugar a que ese haga cárculos!

TINOCO
Déjelo usté que carcule;
con eso pensará en argo.
¡Comadre!

MARIA JESUS
¡Pero, hombre, usté
qué es lo que se ha figurao!

TINOCO
Vaya, antes que venga Luis,
pa recuerdo de estos malos
ratos, tome usté ese orsequio.

(Le da una cajita con zarcillos grandes.)

MARIA JESUS
¿Qué es esto?

TINOCO
(Mirando hacia el fondo.)
Mírelo y guárdelo.

MARIA JESUS
(Abriendo la caja.)
¡Unos zarcillos, Jesús;
con diamantes!

TINOCO
¡Y topacios!
¿Los veré en esas orejas
esta noche relumbrando?

MARIA JESUS
No los tomo.

TINOCO
Como usté
me haga un desaire, me mato
y me suicidio.

MARIA JESUS
Pero, hombre
¿y qué digo del regalo
este a Alonso?

TINOCO
Cualquier cosa.
Que los tenía usté mercaos
de lance pa una sorpresa.

MARIA JESUS
Compadre, no pueo tomarlos.
(¡Qué bonitos son!)

TINOCO
Comadre,
le juro a usté por los santos
huesos de tóos sus difuntos,
que en el tomar no hay engaño,
ni aquí hay segunda intención.

MARIA JESUS
¿No?

TINOCO
(Juntando las manos en cruces.)
¡Por estas!

MARIA JESUS
Me los guardo. (Lo hace.)

TINOCO
Esto hacen los cabayeros.

LUIS ALONSO
(Saliendo por el fondo.)
¡Retebién!

MARIA JESUS y TINOCO
¿Qué?

LUIS ALONSO
(Restregándose las manos con alegría.)
¡Tóo arreglao,
y a mi gusto!

TINOCO
(Con rapidez a María.)
(¿Lo oye usté?)

LUIS ALONSO
(A Tinoco.)
Compadre, va usté a ayudarnos
a encender las luces.

TINOCO
Bueno.

LUIS ALONSO
¿Hija, quiés ir meneando
los cimientos? ¿Tienes ya
los velones aviaos?

MARIA JESUS
No hay más que arrimar la mecha.

LUIS ALONSO
Pues vamos pa dentro.

MARIA JESUS
(Yéndose por el fondo.)
Vamos.

LUIS ALONSO
(A Tinoco.)
¡Compadre, lúzcase usté
esta noche!

TINOCO
de eso trato.

LUIS ALONSO
Pero no beba usté más.

TINOCO
¡Tengo ya lo necesario!
¿Ve usté esta guitarra?

LUIS ALONSO
Si.

TINOCO
Pues esto luego es un piano.

(Se dirigen al fondo. Tinoco se para delante de la mesa de la izquierda, y dice deteniendo a Luis Alonso.)

¿Qué es esto? Compadre, ¿puedo
tomar una copita?

LUIS ALONSO
(Dándole un empellón.)
¡Un rayo!
¡Estos bailes de mi casa van a ser de Europa er pasmo!

(Vase por el fondo.)

MUTACIÓN


___________



CUADRO SEGUNDO

Calle corta.—Es de noche.

Preludio por la orquesta.

ESCENA VII

El Marqués, por la izquierda, con sombrero hongo algo ridículo y embozado hasta los ojos en una capa exageradamente larga. Sale mirando hacia atrás y se detiene un momento.

(Hablado)

MARQUES
Pues señor, afortunadamente
con nadie he topado
que me conozca. Es verdad
que he de estar estrafalario
con esta inconmensurable
capa de don Policarpo,
mi mayordomo, y con este
sombrero que le he sacado,
sin que él se entere, a mi pollo
Cristobalín, de su armario.
Ahora viene lo difícil:
ver cómo entro por el patio
de la casa, sin que nadie
me atisbe, y llego hasta el cuarto
de María Jesús. No hay duda
que ella me estará esperando
y que, reservadamente,
según hemos concertado,
hablaré a mi cigarrera.
¡Qué volteretas y saltos
me da el corazón!... Marqués,
¿Dios te saque en bien del paso!

(Mirando hacia la izquierda.)

¡Uy! ¡Aquí vienen dos bultos!...
¡Le tengo miedo a estos barrios!

(Se pasa a primer término de la derecha como para dejar pasar a los que llegan.)


___________



ESCENA VIII

El Marqués, Frasquito y Pepe por la izquierda.

(Hablado)

PEPE
(Saliendo.)
¡Ya se ha hecho tarde!

FRASQUITO
¿Y qué quieres?
Si sabes que hasta que el amo
no se va no pueo salir.

PEPE
(Deteniéndose y señalando al Marqués.)
¿Oye, eso es un embozao
o un fantasma?

FRASQUITO
¡Caracoles!...
¡Es verdad!

MARQUES
(Aparte.)
(¿Qué estoy mirando?
¡Es Frasquito, mi cochero!)

PEPE
¡Josú, qué tipo más raro!

FRASQUITO
¡Valiente capa se trae!

PEPE
¡Debe haber gastado en paño,
diez mil duros!

FRASQUITO
No lo creas,
es que era mucho más alto el difunto.

PEPE y FRASQUITO
(Riendo.)
¡Ja!, ¡ja!, ¡ja!

(Vanse por la derecha.)

MARQUES
(Mirando por donde se fueron.)
¡Ah, pillo y desvergonzado!
¡Si tú supieras quién soy!...
Voy a detenerme un rato
hasta perderlos de vista.
¡Qué le parece a usté el pánfilo
de mi cocherito? Humilde,
inocentón y callado
delante de gente, y luego
por estas calles rodando
en busca de algún belén,
sin duda. ¡No sabes cuánto
celebro el haberte visto!
¡No engañarás más a tu amo!
¡Me sublevan los hipócritas!
(Mirando por la derecha.)
ya no se ven. Escurrámonos.

(Vase.)


___________



ESCENA IX

Juana y Ramona, mujeres del pueblo, por la izquierda. La primera, que sale delante muy sofocada y subiendo de entonación hasta ponerse furiosa. La segunda, de más edad que aquella, la sigue tratando de calmarla.

(Hablado)

RAMONA
Ascuche usté, Juanita.

JUANA
Señá Ramona,
que no quieo más sermones,
que estoy furiosa.

RAMONA
Pero oiga usté siquiera.

JUANA
Que no; so guasa,
que es cosa gorda
lo que me pasa.

Canción de la gitana “Ay malhaya la presona que se fía de un gachó”: (Juana)

(Cantado)

JUANA
¡Ay!
¡Ay! malhaya la presona
que se fía de un gachó,
¡Ay!
¡Ay! malhaya la presona
que se fía de un gachó,
¡Ay! y le entrega sin pensarlo
arma, vía y corasón.
¡Ay!
y le entrega sin pensarlo
arma, vía y corasón.
¡Ay! mardita sea la hora
que se fía una mujé,
de un tunante que no tiene
qué ganá ni qué perder.
¡Ay!
qué ganá ni qué perder.
¡Ay!
qué ganá ni qué perder.
¡Ay!
Yo por Juan he subío, he bajao
y tóo lo he empeñao,
y estoy arruiná.
Y ahora sé que esa cara de mona
por otra bribona
me deja plantá.
¡Cabá!
Y si al pillo esta noche le pillo,
lo voy con las uñas a defigurá,
y a arrancarle,
la lengua y er pelo,
la lengua y er pelo
y tóo lo demás,
Y si al pillo esta noche le pillo,
lo voy con las uñas a defigurá,
y a arrancarle,
la lengua y er pelo,
lo juro puel cielo y tóo lo demás,
Y si al pillo esta noche le pillo,
lo voy con las uñas a defigurá,
y a arrancarle,
la lengua y er pelo,
lo juro puel cielo y tóo lo demás,
y tóo lo demás.

(Hablado)

RAMONA
¡Pero serénese usté!

JUANA
¡Ay, si estuviera usté al tanto!...

(Volviéndose de pronto a Ramona.)

¡Mire usté, señá Ramona;
yo a ese tuno le he pasao
que entre, que salga, que no
trabaje, que sea borracho,
tóo!... Pero que a los cincuenta
cumplíos me dé mal pago
cortejando a una lechuza,
y que la gente del barrio
me señale con el deo...

(Furiosa y tirándose del cabello.)

¡Lo que es eso!...

RAMONA
¡Y si es un falso
testimonio?

JUANA
Es más verdá
que ahora es de noche.

RAMONA
¿Y quién le ha dao
pormenores?

JUANA
¡Tengo pruebas
grandísimas! ¡Es un vampiro
ese, pícaro! ¡Si usté
supiera lo que ha pasao!
En cuanto a la doña Líos,
esa tiene que purgarlo;
y yo esta noche le voy
a quitar toitos los pájaros
que tiene en el palomar.

RAMONA
¡Juana!...

JUANA
(Con rabia.)
¡Que la descalabro!

RAMONA
¡Hija!...

JUANA
¡Que me deje usté
si no quié usté que riñamos.

RAMONA
¡Vaste a ir a la prevención!

JUANA
(Gritando.)
¡Pero me habré desahogado!

(Se va.)

RAMONA
(Siguiéndola.)
¡En cuantos resbalaeros
nos ponen esos malvaos!

(Vase.)

MUTACIÓN


___________



CUADRO TERCERO

Salón de baile en casa de Luis Alonso.—Decoración cerrada de casa blanca con puerta al fondo y dos laterales.—Una araña antigua con adornos de gasas y velas de sebo encendidas.—Dos velones encendidos delante de cada puerta lateral y pendientes de pescantes de madera; cortinas blancas sujetas con clavos romanos en las puertas laterales y cortina de colores en la del fondo.—Dos mesas antiguas en las paredes de frente, y encima dos cornucopias.—Cuadros viejos y demás objetos que den carácter de época a la habitación.—Alrededor de éstas sofás antiguos, banquetas, sillas de Vitoria.—A la izquierda, en primer término, una silla, donde aparece sentada “doña Manuela”, y a continuación un tabladillo bajo y corto, donde se ve a “Tinoco” tocando la guitarra.—Al levantarse el telón aparecen bailando una polka, que toca “Tinoco”, varias parejas de señoritas y gente del pueblo.—“Moma” y ¡Quica” bailan con los señoritos 1.º y 2.º, que visten frac azul con botones dorados y cabello a estilo de la época.—
“Amparo ”baila con “Frasquito”, y “Pepe” con otra muchacha del pueblo.— Los sofás y sillas ocupados por tipos cursis y otras mujeres que figuran ser las mamás de las jóvenes que bailan.—Entre ellas habrá una con un niño de pecho y otras con niños y niñas mayorcitos.—A la derecha, en primer término, “Luis Alonso” como dirigiendo el baile y marcando el compás con las manos y los pies.—A veces tararea y dirige advertencias a las parejas que pasan.—Cuadro alegre y animado.—A los pocos momentos cesa el baile y las parejas pasean alrededor de la sala, fíjese detenidamente el director de escena en la presentación de este cuadro.

Polka “Bailar al fin podemos ya con expansión”: (Coro)

(Cantado)

CORO
Bailar al fin
podemos ya,
con expansión
y libertá.
Moverse así,
que gusto da,
pero atención
hay que tener
con el compás.
No tiene igual
ni aun en París
esta Academia
de don Luis.
¡Con qué placer
se baila aquí!

LUIS ALONSO
(Hablado)
Esa paradita en firme.
Niños ahora mu meloso.

(Cantado)

CORO
¡Muy bien!
¡Bien va!
¡Procure usté
llevar compás!
Así,
muy bien,
bailar así
me da placer.


___________



ESCENA X

Doña Manuela, Moma, Quica, Amaparp, Luis Alonso, Tinoco, Frasquito, Pepe, Señoritos 1.º y 2.º, y demás personajes.

(Hablado)

LUIS ALONSO
(Al terminar el baile y atravesando la escena para saludar a Tinoco.)
¡Bravo, Tinoco!

TODOS
(Festejando al tocador.)
¡Muy bien!

MANUELA
¡Preciosa polka!

TINOCO
(A Luis Alonso.)
¿He cumplío?

LUIS ALONSO
(Acercándose a Tinoco.)
¡Ha estao usté superió!

TINOCO
¿Pueo tomar otro chupito?

LUIS ALONSO
¡No, hombre, por Dios, que está usté
muy bien!

TINOCO
Pues por eso mismo.
Yo quió estar mejor.

(Se levanta.)

LUIS ALONSO
(Obligándole a sentarse.)
Más tarde.

AMPARO
(Que pasea del brazo de Frasquito, deteniéndose a saludar a Tinoco.)
¡Maestro, deme usté esos cinco!
¡Eso es tocá!

TINOCO
¡Muchas gracias,
salá!

FRASQUITO
¡Cuando ella lo ha dicho!...
Ella es voto.

TINOCO
Ya lo creo.
¡Quién tuviera sus deitos!

AMPARO
¡Adulaor!

TINOCO
¡Qué mujer llevas al lao, Paquillo!
¡Ay! (Dando un suspiro hondo.)

FRASQUITO
¿No oyes tú?

AMPARO
¡Ja, ja, ja!
¿Qué gracia tiene este tío!

(Sigue paseando.)

LUIS ALONSO
(Acercándose a doña Manuela.)
Vamos a ver, ¿Qué me
dice usté de este paraíso?

MANUELA
Hay de todo, Luis Alonso.
Pero, en fin, en estos sitios
cada una ocupa su puesto,
y el pan, pan; y el vino, vino.

LUIS ALONSO
Sí, señora, sí. (¡Y pa caras
dificultosas... tu físico!)

SEÑORITO 1.º
(A Moma, con quien pasea.)
Cuídese usté esa bronquitis.
Tome usted un sudorífico
esta noche, y oiga claro
yo, mañana, el sí que ansío.

MOMA
(Muy ronca.)
¡Guasón!

(Pasean.)

SEÑORITO 2.º
(A Quica.)
¡Es usté una pluma
bailando! ¡Es usté un prodigio
de habilidad! ¡Y es usted...
un sol!

QUICA
¡Calle usté o me ecliso!

(Sigue paseando.)

MANUELA
(A Luis Alonso.)
Bueno; ¿pero usted conoce
bien a esos señoritos
que van con mis niñas?

LUIS ALONSO
Son
dos excelentes partidos...
(¡por el eje!) Dos muchachos
muy decentes y muy ricos.

MANUELA
Bien. ¿Pero cómo se llaman?
¿Tienen padres conocidos?

LUIS ALONSO
¡Señora!

MANUELA
¡Entiéndame usted!

(Siguen hablando.)

AMPARO
(A Frasquito, por Moma y Quica.)
¿Pero no ves esos tipos
el tono que se están dando?
Vamos, a que se han creído
esa señora, (Por doña Manuela.)
y sus niñas,
que porque se traen dos pingos,
son las princesas del baile?

FRASQUITO
Haz lo que tóo el mundo ha dicho:
¡ni mirarlas a la cara!
¡Aquí tóo somos lo mismo!

TINOCO
Pero, señó, ¿dónde diablos
mi comadre se ha metío,
que no se la ve? ¡Qué hueca
se ha puesto con los zarcillos!...
Aquí viene.


___________



ESCENA XI

Dichos, María Jesús, que sale de la habitación de la derecha.

(Hablado)

MARIA JESUS
(Dirigiéndose a Luis Alonso que habla con doña Manuela.)
Luis Alonso...

LUIS ALONSO
¿Qué te pasa? (A doña Manuela.)
Con permiso.

TINOCO
(Por María Jesús.)
(¡Pero qué buenas hechuras
tiene!)

MARIA JESUS
(En voz baja a Luis Alonso.)
(El Marqués a venío
y hay que presentarle a Amparo.)

LUIS ALONSO
(¡Que no se escame Frasquito
que está esta noche con ella
muy tierno y muy derretío!
Hay que inventa argún infundio.)

MARIA JESUS
(Yo, al señor Marqués, le he dicho
que tenga carma, y que espere
en mi alcoba callaito.)

TINOCO
Compadre, palabra.

(A Luis Alonso poniéndose de pie.)

LUIS ALONSO
¿Qué?

TINOCO
¿Pueo ya bajar del patíbulo
y?... (Haciendo señas de beber.)

LUIS ALONSO
Después de la habanera.

(A María Jesús, por Tinoco.)

Esta noche se ha lucío.

MARIA JESUS
(A Tinoco.)
Sea enhorabuena, compadre.

(Luis Alonso pasa a la derecha hablando a una pareja.)

TINOCO
Acérquese usté un poquito,
comadre.


___________



ESCENA XII

Dichos y Sánchez, que habrá salido un momento antes por el fondo y se dirige a Luis Alonso.

SANCHEZ
Muy buenas noches,
Señores.

LUIS ALONSO
¡Sánchez!

MARIA JESUS
(Muy asustada al ver a Sánchez.)
(¿Qué miro?
¡Nuestro zapatero! ¡El hombre
más caribe de este siglo!)

SANCHEZ
¡Esto está muy animado,
Luis Alonso!

LUIS ALONSO
¡Está magnifico!
Y estoy esperando a muchos
convidados distinguidos
que vendrán después del teatro.
Hay chicas de buen trapío,
señó Sánchez.

SANCHEZ
Luis Alonso,
¡quién tuviera veinticinco!

LUIS ALONSO
¡Ay! ¿se va usté a echar por tierra?
¡Pues si soy yo, y me eletrizo
viendo la gracia de Dios!
¡Los ojos siempre son niños!

(Por una que pasa.)

¡Mire usté qué pera en durce!

MARIA JESUS
(A Tinoco.)
Compadre, ¿está usté bebío?

TINOCO
¡Ojalá!

MANUELA
(Por Sánchez.)
(¡En cuanto me vea
ese hombre, hay un compromiso!
Con la cuenta que le debo,
y después de tantos micos!...
¡Quisiera ser un insecto!)

MARIA JESUS
(A Amparo, que pasa con Frasquito.)
Una palabra, Amparito.

AMPARO
¿Qué manda usté?

MARIA JESUS
(A Frasquito.)
Con licencia.
Quiero enseñarte un vestío
que he comprado esta mañana.
Ven; en seguida salimos.

FRASQUITO
Mientras tomaré una copa.

TINOCO
(Que lo oye.)
Y otra yo, que soy más chico.

(Bajando del tabladillo. María Jesús y
Amparo entran en la alcoba de la derecha.
Frasquito y Tinoco se van por el foro.)

LUIS ALONSO
(En alta voz.)
Señoras y caballeros:
a tomar un refresquito
antes de la danza. Que haiga
franqueza en mi domisilio.
¡Ar bufete! ¡Sin vergüenza!

(Todos salen por el foro.)

—Usté, vengase conmigo,
señó Sánchez.

SANCHEZ
Vamos.

MANUELA
¡Uy!

(Dando un salto en la silla y tapándose la cara.)

LUIS ALONSO
(¡Caracoles, y qué brinco
ha dado doña Manuela!)

(Acercándose a ella.)

¿Qué le pasa a usté?

MANUELA
(Tapándose la cara.)
Un vahido.

LUIS ALONSO
Un poquito de agua.

MANUELA
No.

LUIS ALONSO
¡A ver la cara!

MANUELA
(¡Maldito!)

SANCHEZ
¡Doña Manuela! (Conociéndola.)

MANUELA
¿Quién? ¡Sánchez!
¿Usted por aquí?

(Con finura.)

SANCHEZ
Yo mismo.

LUIS ALONSO
¿Conoce usté a la intendenta?

SANCHEZ
Sí, señor; pa mi castigo.

LUIS ALONSO
¿Eh?

SANCHEZ
¡La primera tramposa
de este mundo!

MANUELA
(¡Abrete abismo!)

LUIS ALONSO
¡Señó Sánchez! ¡Señó Sánchez!

SANCHEZ
Juré ponerla en ridículo
donde la viera.

LUIS ALONSO
¡Pero, hombre!

MANUELA
(Furiosa.)
¡Es usté un grosero! ¡Un tío!
Un...

SANCHEZ
¡Tramposa!

LUIS ALONSO
¡Que haiga cutis!

UNOS
¿Qué pasa?

(Todos acuden.)

OTROS
¿Qué ha sucedido?

LUIS ALONSO
No es nada.

MOMA y QUICA
¡Mamá! ¡Mamá!

(Breve pausa.)

SANCHEZ
Once pares de botitas
me debe esta ilustre dama
hace tres años y pico.

QUICA y MOMA
Nos dividió.

TODOS
¡Já, já, já!

MANUELA
(A las niñas.)
¿Ven ustedes los peligros
de alternar con la gentuza?

LUIS ALONSO
Cuidadito con el pico,
que está usté en mi casa.

MANUELA
¡Si!
¡Yo la culpa me he tenido
de venir a ella! ¡Mañana (A Sánchez.)
le pago y le cito a juicio!
¡Vámonos, niñas! (Se van.)

UNOS
(En tono de burla.)
¡Pum!

OTROS
¡Sebo!

SEÑORITO 1.º
(Al señorito 2.º)
¡Qué conquistas!

SEÑORITO 2.º
(Al 1.º)
¡Nos lucimos!

SANCHEZ
Maestro, dispénseme usté...
pero me han dado motivo
pa hacer esto. Usté no sabe
lo farol que es ese tipo.

LUIS ALONSO
Si el mundo comedia es...
Y los que son presumíos,
tienen que hacer estos tristes
papeles, pa su castigo.
¡Adelante, y siga la fiesta!
¿Y Tinoco?... ¡Compadrito!
¿Dónde está usté?

FRASQUITO
Con un vaso
de aguardiente entretenío
allá dentro.

LUIS ALONSO
¡Voto al chápiro!...
¡Como se me ponga chispo,
lo reviento!


___________



ESCENA XIII

Los Mismos. Amparo, después el Marqués y María Jesús

(Hablado)

AMPARO
(Que sale corriendo de la alcoba de la derecha, riendo.)
¡Paco! ¡Paco!
¡Já, já!...

FRASQUITO
¿Qué pasa Amparito?...

AMPARO
¡Que ahí dentro hay un duende!...

FRASQUITO
¿Un duende?

AMPARO
¡Que paece un hombre!

FRASQUITO
¿Qué has dicho?

(Frasquito entra precipitadamente en la alcoba. Todos rodean a Amparo.)

UNOS
¿Qué hay? ¿Qué pasa?

OTROS
No asustarse.

LUIS ALONSO
(Aparte y comprendiendo la situación.)
(¡Uy! ¡Este sí que es conflirto!)

FRASQUITO
(Empujando al Marqués, que sale muy asustado y embozado hasta las cejas.)
¡Sarga usté pa fuera!

MARQUES
(Huyendo hacia la izquierda, donde se refugia.)
(¡Cielos!)

FRASQUITO
(Volviéndose a María Jesús, que sale.)
¡Muy bien! ¿Y era este er vestío
que compró usté esta mañana?

MARIA JESUS
¡Hombre, está usté en el delirio!
Respete usté a esa persona
que llagaba ar tiempo mismo
de entrar nosotras, y no
puée descubrirse.

LUIS ALONSO
(Interviniendo y pasando al lado del Marqués.)
¡Frasquito, carma! Señores, respondo
de este hombre.

FRASQUITO
¡Si yo le he visto en la calle y me escamé!
¡Si aquí no se juega limpio!

MARQUES
(¡Alonso!...)

(Aparte a Luis Alonso y temblando de miedo.)

LUIS ALONSO
(Aparte al Marqués.)
(¡Sereniá!)

FRASQUITO
¡Hasta tomarle el hocico
a ese tunante no paro!

MARQUES
(¿Oyes, Luis?... ¡Pues ese pillo es mi cochero!)

LUIS ALONSO
(¡De veras?)

MARQUES
(Sí.)

LUIS ALONSO
(¡Pues todo hay que sufrirlo!
¡El mundo comedia es,
señó Marqués!)

MARQUES
(¡Ya lo he visto!)

LUIS ALONSO
(Pasando a la derecha.)
¡Frasquito, escucha!
Señores:

(Todos le rodean con curiosidad. En voz baja y con misterio.)

¡Oiganme a mí, que no digo
más que la pura verdá!
Ese hombre estaba escondío
por mí en mi casa.

TODOS
¿Y quien es?

LUIS ALONSO
(Bajando la voz y después de pensarlo.)
¡Un personaje político,
que está sentenciado a muerte!
¡Quién pegarle cuatro tiros!

FRASQUITO
¡Pues que se los peguen!

LUIS ALONSO
¡Bárbaro!
Tú no sientes lo que has dicho.

AMPARO
(Aparte a Luis Alonso.)
¡Maestro, eso es música!

LUIS ALONSO
(Con rapidez y aparte a Amparo, interrumpiéndola.)
¡Calla!
(¿Vas a perderme, Amparillo?)

AMPARO
(Variando de tono.)
¡Pobre inocente!

LUIS ALONSO
¡Es verdá!

(A Frasquito.)

Te equivocaste, Frasquito.
Cuando el hombre está callao
y aguanta, ¿estará en peligro?

(Pasando al lado del Marqués.)

lo voy a tranquilizá.

MARQUES
(¡Nos salvamos!)

(Música en la orquesta. Ruido de voces en el fondo.)

LUIS ALONSO
(Deteniéndose.)
¿Qué ruío es ese?

(Todos vuelven la cara asustados.)


___________



ESCENA XIV

Dichos. Tinoco, después Juana

(Hablado)

JUANA
(Saliendo despavorido del fondo.)
¡María Santísima!
¡De esta sí que no me libro!

TODOS
¡Tinoco!

TINOCO
¡Ahí viene la carga!

TODOS
¿Qué?

TINOCO
(Escurriéndose por la puerta de la izquierda.)
(¡Por aquí me las guillo!)

(Vase.)

LUIS ALONSO
(Yendo hacia el foro. Todos suben.)
¿Quién chilla de esa manera?
¡Jesús!
¡Cuánto laberinto!

JUANA
(Muy nerviosa, con la cara muy encendida. Todos bajan con ella hasta el proscenio, deteniéndose de pronto y formando cuadro.)

Concertante “¡Ya estoy dentro! ¡La Tinoca!: (María Jesús, Juana, Luis Alonso, Coro)

(Cantado)

JUANA
¡Ya estoy dentro!

MARIA JESUS
La Tinoca.

CORO
¿Qué ha ocurrido? ¿Qué será?

LUIS ALONSO
¡Esta viene a armando bronca!

CORO
¡Vaya un tipo! ¿Que querrá?

JUANA
¡Aunque quiera contenerme
ya estoy viendo a esa gachí
sin orejas y sin pelo,
y sin lengua y sin narí!

MARIA JESUS
¡Me parece que ésta viene
a meter la pata aquí,
y la dejo sin peyejo
como diga tanto así!

LUIS ALONSO
¡Luis Alonso, ten prudensia
que esto tiene mal cariz,
y un escándalo en tu casa
no lo debes premití,
no lo debes premití
no lo debes premití.

CORO
¿Qué belenes serán estos?
¿Quién será este puerco-espín?
¡Chito, chito y escuchemos,
que algo gordo pasa aquí!
¡Chito, chito, chito, chito y escuchemos,
que algo gordo, que algo gordo pasa aquí!
¡Chito, chito, chito, chito y escuchemos,
 y escuchemos, que algo gordo pasa aquí!

JUANA
¡Yo la voy a reventá!

MARIA JESUS
¡Ya estoy con las de Caín!

LUIS ALONSO
¿Quién será esta esgalichá?

CORO
¡Algo gordo pasa aquí!
¡Algo gordo pasa aquí!

LUIS ALONSO
¡Algo gordo pasa aquí!

CORO
¡Algo gordo pasa aquí!

TODOS
¡Algo gordo pasa aquí!

(Hablado)

JUANA
¿Dónde está don Luis Alonso?

LUIS ALONSO
Servidor.

JUANA
¡Gracias! ¿Y un pillo
que se llama Juan Tinoco,
dónde está?

LUIS ALONSO
Pues aquí mismo.

(Volviendo la cara.)

¡Compadre, compadre!

JUANA
Sí;
¡ya el tuno se habrá escurrío!

LUIS ALONSO
Bueno. Pero ¿usté quién es,
ni quién le ha dado permiso
pa colarse aquí?

JUANA
¡Ay, qué gracia!
¡Ya esta noche ha concluío
el baile!

TODOS
¿Qué?

JUANA
¿Y su señora
de usté? ¿Dónde está es tipo?

MARIA JESUS
(Presentándose.)
¡So desvergonzáa!

MARQUES
(¡Marqués, tú no sales de aquí vivo!)

(Se va sin que nadie lo note por la puerta de la izquierda, por donde entró Tinoco.)

MARIA JESUS
Oiga usté.

LUIS ALONSO
(A María Jesús.)
¡Calla! (A Juana.)
¡Señora,
a usté le farta el sentío!

JUANA
(Reprimiendo la ira.)
Mire usté, don Luis Alonso,
siento darle a usté martirio,
porque usté es un infelí
presumiendo de corrío
y de que ve y de que sabe.
Tinoco vive conmigo
y me engaña. ¿Usté se entera?

LUIS ALONSO
Me entero.

JUANA
¡Pues eso mismo
le pasa a usté con la moza
que le llama a usté marío!

TODOS
¿Eh?

(Con gran sorpresa.)

MARIA JESUS
Jesucristo, ¡qué infamia!

LUIS ALONSO
(En voz alta.)
¡Señores... todos sois testigos
de esta calumnia!

JUANA
¿Calumnia?
¡Si las pruebas del delito
están presentes!

LUIS ALONSO
¿Presentes?

JUANA
¡Sí, señor; esos zarcillos
que me ha robao de la cómoda
esta mañana ese pícaro!

MARIA JESUS
(¡Me partió!)

LUIS ALONSO
(En alta voz y tono dramático.)
¡María Jesús!
¡Que está en tela de juicio
mi honor, que está por encima
del honor de Carlos quinto!
¡Habla!

MARIA JESUS
¡Que tóo eso es cuento!
¡Que estos zarcillos son míos!

JUANA
¿Tuyos?... ¡Te vas a quear
sin oreja y sin zarcillos!

(Juana arremete contra María Jesús. Todas se interponen.

Confusión general. Luchan unos con otros. Grandes voces, caída de muebles, etc... etc. Alonso, sujeto por Frasquito y Sánchez manotea ridículamente.)


___________



ESCENA ULTIMA

Dichos. Un Sereno que entra en la sala repartiendo palos con el chuzo. Todos huyen. A Juana se la llevan casi arrastrando. Sale por la izquierda Tinoco con la capa y sombrero del Marqués y Frasquito le persigue, pegándole. Quedan en escena María Jesús, Luis Alonso. Después el Marqués.

(Hablado)

LUIS ALONSO
¡Sereno! (Queriendo detener al sereno.)

SERENO
(Pegando palos.)
¡Tóos van a dir
a la calle calentitos!

(Huyen todos perseguidos por el sereno, menos los expresados anteriormente. Luis Alonso a la izquierda y María Jesús a la derecha.)

LUIS ALONSO
(A María Jesús después de una gran pausa, en tono de reconvención sentimental.)
¡María Jesús!...

MARIA JESUS
(Llorosa.)
¡Luis Alonso!...
¡No dudes de mí, hijo mío!
¡Es verdá que has estao ciego!
¡Tu compadre ha sido un pícaro
con los dos, pero...

(Después de un sollozo.)

náa más!
¡Te lo contaré toíto!

LUIS ALONSO
¿De veras... náa más?

MARIA JESUS
¡De veras!

LUIS ALONSO
¡Dame un abrazo!... ¡Respiro!

MARQUES
(Que sale por la izquierda. Acercándose a ellos.)
¡Y yo también!... ¡Ay!

LUIS ALONSO
Marqués,
¿dónde estaba usté metío?

MARQUES
Ahí dentro, donde un tunante,
contándome un embolismo,
me ha hurtado sombrero y capa.

LUIS ALONSO
¡Pues lleva su merecido
por la usurpación!

MARQUES
¿De veras?

LUIS ALONSO
¡Sí, señor! (Señalando al cielo.)
¡Los escutrinios
providenciales! Marqués,
qué bien dijo aquel que dijo:
“Que el mundo comedia es...
y los que ciñen laureles,

(Al público.)
hacen primeros papeles,
y a veces el entremés.





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario