lunes, 26 de agosto de 2013

El Barquillero (Cantables)



EL BARQUILLERO



Zarzuela en un acto y tres cuadros, en prosa y verso.

Libreto: José López Silva y José Jackson Veyán.

Música: Ruperto Chapí.

Estrenada el 21 de Julio de 1900, en el Teatro Eldorado de Madrid.


ARGUMENTO


La acción se enmarca en el Madrid de los barrios más populares, donde viven, y a su manera son felices, los barquilleros con la caja al hombro, los militares, los traperos y todo un curioso conjunto de seres para los que vivir cada día es una aventura y un gozo.
Entre ellos, Pepillo, barquillero de oficio, y Socorro, muchacha sencilla y enamorada de aquel.
Su idilio no es agua de rosas, porque en su felicidad tercia la mala fe de Lunarito, un chulillo que pretende hacerse temer imponiendo su voluntad caprichosa hacia Socorro.
Sin embargo, la razón y el buen sentido se imponen y los sinsabores pasan, dejando radiante la felicidad de los enamorados.


____________



Personajes:

Socorro: Muchacha sencilla enamorada de Pepillo.
 
Pepillo: Barquillero enamorado de Socorro.

Melgares: Cabo protector de los amores de Pepillo.
 
Lunaritos: Pretendiente de Socorro.
 
Prudencia: Dueña de una prendería y madre de Socorro.
 
Eugenio: Trapero, tío de Pepillo.
 
Cayetano: Viejo experimentado y ocurrente.


__________



Números musicales:

Introducción. y Escena del Juego: (Socorro, Prudencia, Pepillo, Cayetano, Muchachos, Quintos)
Dúo de Pepillo y el Cabo Melgares: (Pepillo, Melgares)
Dúo de Socorro y Pepillo: (Socorro, Pepillo)
Romanza de Socorro: (Socorro)
Serenata y Coro de Barquilleros: (Pepillo, Barquilleros)


 ___________



Introducción. y Escena del Juego: (Socorro, Prudencia, Pepillo, Cayetano, Muchachos, Quintos)

MUCHACHOS
¡Treinta!

QUINTOS
¡Treinta y una!

MUCHACHO 1.º
Ya no juego más.

QUINTO 1.º
¡Eres un tramposo!

QUINTO 2.º
¡Que te voy a dar!

MUCHACHO 2.º
¡Cállate, embustero!

PRUDENCIA
¡Duro, melitar!

QUINTO 1.º
¡Trae pa acá esa perra!

CAYETANO
¡Vamos, haiga paz!

MUCHACHOS y QUINTOS
(A Pepillo.)
Siga el movimiento
de la ruedecilla,
y a ver si nos ganas
en el juego inglés.

PEPILLO
(¡Qué ojazos más negros
tiene mi chiquilla!
¡No hay otros más grandes
en too Lavapiés!)

TODOS
¡Vamos a ver!

MUCHACHO 1.º
(A Pepillo.)
¡Tira tú primero!

PEPILLO
Yo tiro después.

TODOS
A ver si nos ganas
en el juego inglés.

MUCHACHOS
¡Olé el sombrerero
qué punto ha sacao!

QUINTOS
¡Uy, el barquillero
qué mal ha quedao!

TODOS
¡No sabe jugar,
si no se espabila
buen pelo va a echar!

PEPILLO
No me importa que me ganen:
cuanto más pierda, mejor.
¡Desgraciaito en el juego,
afortunao en amor!

SOCORRO
No te apures nunca.
Ya sabes tú, niño,
que pa desquitarte de too lo que pierdas tienes mi cariño.

PRUDENCIA
(¡Como suelte otra indireta,
le voy a poner la cara
lo mismo que una libreta!)

CAYETANO
¡Cuándo vendrá Salmerón!
Aquí no hay más que granujas;
El País tiene razón.

(Dejando de leer.)

MUCHACHOS
¡Bien por el Pistolo,
qué punto ha sacao!

TODOS
¡Uy, el barquillero
qué mal ha quedao!

PEPILLO
¿Qué ha de suceder?
¿Qué ha de suceder?
¡Si no atiendo al juego
tengo que perder!
¿Qué ha de suceder?
¿Qué ha de suceder?
¡Si no atiendo al juego
tengo que perder!

SOCORRO
¡Qué le vas a hacer,
mientras yo te quiera
tienes que perder!

CORO
¡Andando con él,
que a este barquillero
le gusta perder!


___________



Dúo de Pepillo y el Cabo Melgares: (Pepillo, Melgares)

MELGARES
Mi ofisio es el ofisio
más desahogao.
¡Agárrate al servicio
y haste sordao!
¡No hay en la tierra,
no hay en la tierra,
ramo tan socorrido
como el de guerra!

PEPILLO
No tengo planta
de militar.

MELGARES
Ponte mi gorra.

(Se la pone.)

PEPILLO
(Queriendo rechazarle.)
¡Quite usté allá!

MELGARES
¡Ties toa la efigie
de un general!

PEPILLO
(Paseándose con la gorra.)
¡Valiente pinta,
debo gozar!

MELGARES
¡Prepárense para montar!

(Con el tono de mando y figurando que monta.)

¡A caballo!

PEPILLO
Yo estoy, señor cabo,
por la infantería.

MELGARES
Es de más empuje
la caballería.

PEPILLO
Tome usté su gorro
que me da calor.

(Se lo da.)

¡Mi gorra de seda
me sienta mejor!

(Se la pone.)

A mí que no me hablen de hacerme de tropa:
pa que una señora me dé el corazón,
me basta esta cara, me sobra esta ropa,
y el ir pregonando "¡que son de limón!"

MELGARES
Dispensa, chiquillo, dispensa chiquillo que no esté conforme
pa que una señora se jaga turrón,
no hay más que vestirse, no hay más que vestirse con el uniforme
y hacer filigranas con la equitación.

PEPILLO
¡Que son de canela! ¡Que son de limón!

MELGARES
Y hacer filigranas con la equitación.

PEPILLO
¡Que son de canela! ¡Que son de limón!

MELGARES
¡Vaya unos caballos los de mi escuadrón!

(Figurando que monta y refrena el caballo.)

PEPILLO
Mujer que yo miro, la tiene usté loca
y por mis hechuras suspira de amor.
¡Al hombro esta caja y el puro en la boca,
no hay un barquillero como un servidor!

MELGARES
Cuando a trote largo paseo la calle,
se mueren las hembras por este gachó,
y de los balcones, ar mirar mi talle,
me tiran las flores, con tiestos y to.

PEPILLO
Ese soy yo.

MELGARES
¡Este soy yo!

PEPILLO y MELGARES
¡Viva la madre
que me parió!

(Se pasean cada uno por su lado y se jalean.)

PEPILLO
Si me pongo yo así las persianas
y alegre me arranco bailando de acá,
¡olé ya mis hechuras gitanas,
que tengo una gracia que no cabe más!

MELGARES
¡Arza! ¡Olé!¡Viva, chiquillo, tu sal!
¡Duro! ¡Ele! ¡Eso se llama bailar!

PEPILLO
Cuando muevo yo así las caderas
se desmayan las chicas solteras.

MELGARES
¡Ay, qué gracia que tiene el chiquillo!
¡Derrama, bailando, montones de sal!

PEPILLO
Si la blusa levanto y me ajusto,
las casadas se mueren de gusto.

MELGARES
¡Ay, Jesús, y lo que hace Pepillo!
¡Se marca y redobla con mucho compás!

PEPILLO
Pues le advierto, señor de Melgares,
que sé, si usté quiere, hacer mucho más.

MELGARES
¡Tarata, tagarata, tra, tra, trata!
¡Ay, qué gracia que tiene el gachó!

PEPILLO
¡Es verdad!

MELGARES
La chipén.

PEPILLO
Más que usté.

MELGARES
¿Más que yo?
¡Tarata, tagarata, tra, tra, trata!
¡Viva el cura que te bautizó!

PEPILLO
¡Y que viva la mare
que a mí me parió!

PEPILLO y MELGARES
¡Y que viva la mare
que a mí/tí me/te parió!
¡Y que viva la mare
que a mí/tí me/te parió!
Digo yo, y no diga que no


___________



Dúo de Socorro y Pepillo: (Socorro, Pepillo)

PEPILLO
¡Me han dejado libre el campo!
Aprovecho la ocasión.

(Deslizándose por la pared hasta llegar a la reja.)

¡Nena! ¡Socorro! ¡Socorro!

SOCORRO
(Apareciendo en la puerta.)
¿Quién pide socorro?

PEPILLO
Yo.

SOCORRO
¡Mi Pepillo!

PEPILLO
¡Socorro!

SOCORRO
¡Vete!

PEPILLO
¡No quiero!
¡Ya ves si es obediente
tu barquillero!
¿Te han gustao los barquillos,
serrana mía?

SOCORRO
El dulzor en la boca
tengo entavía.

PEPILLO
¡Miá que eres mentirosa!

SOCORRO
¡Pué que lo sea!

PEPILLO
¡Déjame que lo pruebe
pa que lo crea!

SOCORRO
Anda y vete en seguida;
no hagas el tonto.

PEPILLO
¡Pues anda y dame un beso,
verás qué pronto!

SOCORRO
No quieras probar la fruta
antes de que esté en sazón;
que cuando se come verde
suele dar indigestión.

PEPILLO
Por temor de que esté verde
no me tires de los pies.
Deja que me suba al árbol
aunque reviente después.

SOCORRO
No te andes por las ramas,
picaronazo.

PEPILLO
Mejor es irse al tronco.
¡Dame un abrazo!

SOCORRO
¡Para ti está!

PEPILLO
¡Que lo pido con mucha
necesidá!

SOCORRO
¡No pide na!

PEPILLO
¡Dame una limosnita!

SOCORRO
¡Tómala ya!

(Echándose en los brazos de Pepillo.)

SOCORRO y PEPILLO
Yo no sé qué tienen, madre,
los abrazos del querer,
que amargan mucho al principio
y son muy dulces después.
Si al fin y al cabo
se han de enterar,

PEPILLO
no pases pena

SOCORRO
no paso pena

SOCORRO y PEPILLO
por uno más.

(Se abrazan.)


___________



Romanza de Socorro: (Socorro)

SOCORRO
Cuando está tan hondo,
¿quién mata el querer?
¡Para él! ¡Ay! ¡Ya lo creo
que estoy para él!
Cuando el amor se apodera
del alma de una mujer,
no hay poder que lo eche fuera,
que es muy grande su poder.
¿Cómo he de olvidarle
si vivo por él?
¡Si no hay fuerza bastante en el mundo
que tuerza el querer!
Quiero que me vuelva loca
con su labia, el picarón,
diciéndome, así, bajito,
con todo su corazón,
con todo su corazón:
"¡Ojitos de cielo!
¡Carita de gloria!
¡Ramito de flores!
¡Boquita de miel!
Dame el calorcito
de tu cuerpecito.
¡Por Dios, que me muero
de frío sin él!"
¿Cómo he de olvidarle
si le llevo aquí?

(Señalándose el corazón.)

¡Si aún le escucho llorando en mi reja
cantándome así!
Un corazón sin amores
es una flor sin aroma,
una noche sin estrellas,
un arbolito sin hojas.
¡Quiéreme, chiquillo!
¡Quiéreme, por Dios!
¡Que tengamos perfumes y estrellas
y hojitas los dos!
Cuando está tan hondo,
¿quién mata el querer?
¡Para él! ¡Ay! ¡Ya lo creo
que estoy para él!
Ay! ¡Ya lo creo
que estoy para él!


___________



Serenata y Coro de Barquilleros: (Pepillo, Barquilleros)

PEPILLO
De frente, muchachos.
Arza, duro. Paso militar.
Alegrar esas caderas.
Más estilo, Salvador.
Ahí los hombres en el mundo.
Un, dos, un, dos.
Variación derecha.
Alto, descansar.
Descuelguen, ar.
Ahí vive la morena,
ahí vive la morena,
más barbi de Madrid,
y ya sabéis que sólo,
y ya sabéis que sólo
se peina para mí.
A falta de bandurrias,
me vais a acompañar
haciendo que las ruedas
no dejen de sonar.

BARQUILLEROS
A falta de bandurrias
te voy a acompañar
haciendo que la rueda
no deje de sonar.

PEPILLO
Oye la serenata,
que va a ser de mistó,
porque de la cabeza
me la he sacao yo.

BARQUILLEROS
Uh, uh, uh, uh…
¡Vaya calor!

PEPILLO
¡Silencio, por favor!

BAQUILLEROS
Uh, uh, uh, uh…
Suéltala ya.

PEPILLO
Callarse, que ya va.

BARQUILLEROS
¡Trrr! ¡Trrr! ¡Trrrrr!

(Haciendo girar las ruedecitas de las cajas.)
Vamos, hombre, dale
a ver si te sale.
¡Trrr! ¡Trrr! ¡Trrrrr!

PEPILLO
No vale azarar
que voy a empezar.

BARQUILLEROS
Vamos a callar.

PEPILLO
Sal, sal morucha, que está tu chiquillo.

BARQUILLEROS
¡Caramba, qué pillo!

PEPILLO
Sal, sal que vengo de amor medio loco.

BARQUILLEROS
¡Tampoco! ¡Tampoco!

PEPILLO
Sal, sal mi niña, que por corazón
tu amante Pepillo
te trae un barquillo
relleno de almíbar,
canela y limón.

BARQUILLEROS
¡Qué ponderación!

PEPILLO
Sal, sal serrana, que rabio por verte.

BARQUILLEROS
¡Qué genio tan fuerte!

PEPILLO
Sal, sal no me hagas merar, negra mía

BARQUILLEROS
Salía, salía.

PEPILLO
Ven con tu chacho,
sal, tu si quieres
porque ya tengo fatigas
de hablarte a solas
de mi querer.

BARQUILLEROS
¡Trrr! ¡Trrr! ¡Trrrrr!

PEPILLO
Sal, prendera mía,
y oye mi cantar,
que ya cansa tanto
dale que le das.

BARQUILLEROS
¡Trrr! ¡Trrr! ¡Trrrrr!
Salga usté, maestra,
no duerma usté más.
¡Trrr! ¡Trrr! ¡Trrrrr!
Que ya cansa tanto
dale que le das.

PEPILLO
Ahí sale mi novia,
conque ya sabéis.

BARQUILLEROS
Pues muy buenas noches
y a ver lo que hacéis.





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario