martes, 3 de septiembre de 2013

Jugar con Fuego (Cantables)




JUGAR CON FUEGO



Zarzuela en tres actos.

Libreto: Ventura de la Vega.

Música: Francisco Asenjo Barbieri.

Estrenada el 6 de octubre de 1851, en el Teatro del Circo de Madrid.


ARGUMENTO


Orillas del río en la noche de San Juan. Enramadas a ambos lados, puestos de venta de diversas chucherías, iluminados.
Cuadro animado. El pueblo canta que ha llegado la noche de San Juan, y que se venden ricos buñuelos, calentitos, y agua de nieve con dulce panal. Es un número musical de gran brillantez y colorido. La Duquesa de Medina es asediada por el Marqués de Caravaca, de quien huye constantemente, lo que da lugar a un precioso dúo, en el que el Marqués de Caravaca insiste torpemente en lograr amor. Afortunadamente aparece a lo lejos el Duque de Alburquerque, padre de la de Medina, y ésta huye entre la gente. Sigue el número musical, muy interesante, donde barítono, bajo y coro, comentan los lances de aquella noche de San Juan, tan propicia para el galanteo.
Aparecen en escena Félix y Antonio, tenor y tenor cómico respectivamente. Vienen a la Corte recomendados al Marqués y al Duque para encontrar un destino.
El padre de Félix había peleado como soldado en Almansa con el Duque, y el señor Obispo pedía para ellos protección. Ambos son dos ingenuos hidalguillos que vienen de la montaña. Esta circunstancia la aprovechan todos para burlarse de ellos. Es tan apuesta la figura de Félix, que la Duquesita de Medina, cuando visitó por vez primera el palacio, le hizo creer en su amor, engañándole y haciéndose llamar Leonor. Esto es lo que cuentan ambos. El Marqués sospecha de que si la tal Leonor será la Duquesita y quiere burlarse de ambos.
Con este motivo Félix canta una bella romanza, donde describe ante Marqués y Duque las belleza de su amada Leonor. Se inicia una trama, aunque ingenua, muy interesante para ser tratada líricamente.
Un salón del Palacio del Buen Retiro. Duquesa y Condesa, sentadas. Duque y Marqués, en pie. Damas y caballeros formando grupos. Se inicia el acto con una maravilloso concertante, donde se comentan los galanteos de damas y caballeros de la Corte; en especial el de la Dama misteriosa a quien asedian bajo y barítono, Duque y Marqués. La Duquesa aconseja a la Duquesita atienda al requerimiento del viudo Marqués, pero el amor ha prendido ya fuertemente en su corazón, y sólo ama ahora al hidalguillo Félix. que sospecha, sin embargo, que es objeto de bromas de la Corte. Surgen en la escena Félix y Antonio, a quienes el Marqués, que quiere avergonzar a la Duquesita, ha llamado a Palacio para reírse de ellos. Los pajes no dejan pasar a dichos hidalguillos, a quienes califican de villanos, y se arma tal alboroto que al ruido viene el Marqués, que sale en defensa de Félix. El Marqués descubre que Leonor -la Duquesita de Medina- ha dicho a Félix que es camarera de la Reina, sin atreverse a descubrir su verdadera personalidad. Y siguiendo el juego retiene en la Corte a Félix. Cuando damas y caballeros aparecen otra vez en escena, el Marqués presenta a Félix a la Duquesita, prometiéndose una buena broma.
Pero no contó con la viril reacción de Félix, que al verse engañado, trata de defender su dignidad. Mas como ve que la Duquesita no quiere que se descubra el juego, ya que ella niega conocerle, se disculpa diciendo que se habrá equivocado.
La Corte, a las palmadas del Jefe de Ceremonial llamando a rendir pleitesía al Príncipe, se retira, y quedan solos en escena Marqués y Félix. Aquél se enfada por la actitud de Félix, disculpándose de su equívoco con la Duquesita, y logra quitarle una carta que la Duquesita escribió a Félix, y que le ha de servir para descubrirla ante todos, si se resiste a su amor. Un dúo de tiple y barítono, donde ambos descubren sus intenciones, da lugar a una habilidad de la Duquesita, que dejándose cortejar del Marqués logra arrebatarle la carta por un beso, pero en este momento son sorprendidos por Félix, que sintiéndose agraviado, quita la espada al Marqués y canta su ira y desventura. La Corte entera sale, asombrada ante semejante escándalo.
Un magnífico concertante da fin al acto, resolviéndose que Félix está loco y sea sometido a encierro en una casa de orates. Hay un encuentro entre la Duquesa y Félix, donde se reprochan mutuamente su desvío: un dúo de amor largo, sentido, donde realmente se produce un enamoramiento verdadero de la Duquesita por el sencillo hidalgo de la montaña.
Sigue cortejando el Duque a la dama que, siendo su hija, él no sabe quién es. El Marqués, en cambio, se ha dado cuenta del engaño que usa -el rebocillo para ocultar su rostro- y quiere el campo libre. La Duquesita se aterra de pensar si descubre su padre el engaño.
Un concertante, en el que Félix se lleva a la Duquesita, da fin al acto, dejando burlados una vez más a Duque y Marqués.
El tercer acto es un mero episodio. Musicalmente, sin importancia, y algo pintoresco porque hay un número de locos, de tipo cómico y muy gracioso.
La Duquesita, arrepentida del giro que tomaron las cosas, para evitar un mayor escándalo, acompañada de la Condesa de Bornos, va al manicomio, mientras sale Félix, canta una bellísima romanza donde confiesa su amor.
Mientras, la Condesa de Bornos ha ido a Palacio y ha logrado del Rey un edicto en el que se dice que... “bien puede mezclarse, sin ofender su nobleza, a la sangre de Medina, sangre vertida en defensa de mi trono”.
Y es entonces cuando la Duquesa pide a Félix su amor.


____________



Personajes:

Duquesa de Medina: Gusta mezclarse con la plebe, enamorada de Félix.
 
Marqués de Caravaca: Presumido cazador cazado.
 
Duque de Alburquerque: Padre de la duquesa y acrisolado viejo verde.

Félix: Hidalgo ninguneado por los “nobles” y enamorado de la duquesa.
 
Antonio: Amigo de Félix y primo de un loco.
 
Un loco: 

Condesa de Bornos: Amiga de la duquesa.


__________



Números musicales:

Coro general “Los ricos buñuelos”: (Caballeros, Damas, Vendedores)
Aria del Marqués de Caravaca “Si te place de este bosque”: (Duquesa, Marqués)
Escena del Marqués y el Duque “Oh Marqués, oh Duque mío….Marquesito que dulce victoria”: (Marqués, Duque y Caballeros)
Romanza de Félix “La vi por vez primera”: (Félix, Duque, Marqués)
Dúo de la Duquesa y Félix “Hay un palacio junto al prado de San Fermín….Yo prefiero tu salero”: (Duquesa, Félix)
Concertante, final del acto I “Pues quiere la fortuna……Se me ha escapado por esta vez”: (Duquesa, Duque, Marqués, Félix, Caballeros y Criados)
Introducción y coro de cortesanos “Vedle allí qué pensativo…..Y queriendo a su derrota”: (Duquesa, Damas, Duque, Marqués, Caballeros)
Dúo de la carta del Marqués y de la Duquesa “Por temor de otra imprudencia….Si publica ese billete….De un galante caballero”: (Duquesa, Marqués)
Concertante final del acto II “Oh maldad….Si porque soy humilde….Que pague en un encierro su loco frenesí”: (Duquesa, Marqués, Félix, Duque, Damas y Caballeros)
Escena de Antonio el loco y coro “¡Suelta pícaro sastre!….Me llamo Antonio y soy para serviros primo de un loco”: (Antonio, Locos)
Romanza de la Duquesa “Un tiempo fue que en dulce calma”: (Duquesa)
Aria del Marqués y coro de locos “Quien me socorre……Corramos al combate que el turco nos ataca………Ay Duquesa, Duquesa, Duquesa”: (Marqués, Locos)


__________



Coro general “Los ricos buñuelos”: (Caballeros, Damas, Vendedores)

VENDEDOR 1°
(Pregonando.)
¡Los ricos buñuelos
calientes están!

VENDEDOR 2°
(Pregonando.)
¡Al agua de nieve
con dulce panal!

VENDEDOR 3°
¡Aloja y barquillos!

VENDEDOR 4°
¡Licores! ¡Agraz!

VENDEDORA 1º
¡Rosquillas!

VENDEDORA 2ª
¡Anises!

VENDEDOR 4°
¡Al buen mazapán!

VENDEDORES
¿Quién quiere? ¿Quién pide?
¡Galanes, acá!
¡Barato lo vendo,
venid y comprad!
¿Quién quiere? ¿Quién pide?
¡Galanes, acá!
¡Barato lo vendo,
venid y comprad!

VENDEDORES y VENDEDORAS
La noche ha llegado
del señor San Juan;
galanes y damas
la villa, la villa dejad.

VENDEDOR 1º
Al rico buñuelo

VENDEDORAS
Galanes y damas

VENDEDOR 2º
¡Al agua de nieve!

VENDEDORAS
La villa dejad.
¡Rosquillas!
¡Anises!

VENDEDOR 4°
¡Licores! ¡Agraz!

VENDEDORES y VENDEDORAS
Aquí Manzanares
con manso raudal,
os brinda en su orilla
placer, placer y solaz.
¿Quién quiere? ¿Quién pide?
¡Galanes, acá!
¡Barato lo vendo,
venid y comprad!
Os brinda en su orilla
placer, placer y solaz,
os brinda en su orilla
placer, placer, placer y solaz   
¡Barato lo vendo,
venid y comprad!
Aquí Manzanares
con manso raudal,
¡Barato lo vendo,
venid y comprad!
os brinda en su orilla
placer y solaz.


_____________



Aria del Marqués de Caravaca “Si te place de este bosque”: (Duquesa, Marqués)

MARQUES
Si te place de este bosque
recorrer la sombra opaca,
el Marqués de Caravaca
de galán te servirá,
de galán te servirá.
Mas, por Cristo, sé discreta,
que si cuentas la aventura
habrá más de una hermosura
que por ti me arañará,
que por ti me arañará.

DUQUESA
Arañar esa figura!
¡Oh, qué lástima será!

(A Dúo Duquesa y Marqués)

DUQUESA
Arañar esa figura!
¡Oh, qué lástima será!
Arañar esa figura!
¡Oh, qué lástima será!
¡Arañar!
¡Qué lástima será!
¡Oh, qué lástima será!
¡Oh, qué lástima será!
¡Oh, qué lástima será!
¡Oh, qué lástima será!

MARQUES
Habrá más de una hermosura
que por ti me arañará,
sé discreta,
que si cuentas la aventura
habrá más de una hermosura
que por ti me arañará,
que por ti me arañará,
que por ti me arañará.

MARQUES
¿No te rindes?

DUQUESA
No me rindo.

MARQUES
¿No has mirado, no has mirado esta persona?
¿Qué me dices?

DUQUESA
¡Que es muy mona!

MARQUES
¿Y este talle?

DUQUESA
¡Qué es muy lindo!
¡Qué es muy lindo!

MARQUES
Si salgo a la calle,
si cruzo el paseo,
tras el contoneo
de mi airoso talle,
se ven corazones
venir a millones,
que en torno aletean
y revolotean,
que en torno aletean
y revolotean
hiriendo mi oído
con tanto gemido,
con tanto gemido,
con tan dulces quejas
cual suele de abejas
dorado tropel,
que vuela afanoso,
zumbando goloso
en torno a la miel,
en torno a la miel,
zumbando goloso
en torno a la miel.

DUQUESA
¡Por qué tan tirano?
¿Por qué tan cruel?

MARQUES
Cual suele de abejas
dorado tropel,
que vuela afanoso,
zumbando goloso
en torno a la miel,
en torno a la miel,
zumbando goloso
en torno a la miel,
zumbando goloso
en torno a la miel.
Tu mano.

DUQUESA
Es en vano.

MARQUES
¡Seguirte es mi anhelo!
¡Seguirte es mi anhelo!

DUQUESA
¡Quite!
¡Quite!

MARQUES
¡Escucha!

DUQUESA
(¡Oh, cielo!
¡Mi padre es aquel!)

(Desaparece entre la gente. El Marqués quiere seguirla. Sale el Duque y le detiene, acompañado de Caballeros)


____________



ESCENA III

Escena del Marqués y el Duque “Oh Marqués, oh Duque mío….Marquesito que dulce victoria”: (Marqués, Duque y Caballeros)

DUQUE
¡Oh, Marqués!

MARQUES
¡Oh, Duque mío!

DUQUE
¡Galanteos en el río!
¡Galanteos en el río!

MARQUES
Vos me hacéis perder la pista
con llegar aquí tan pronto.

DUQUE
¿De qué, pues?

MARQUES
¡De una conquista!

DUQUE y CABALLEROS
(¡Siempre fatuo, siempre tonto!)

MARQUES
¿No habéis visto esa tapada
que de vos huyó ligera?

DUQUE
¿Qué decís? ¿De mí? ¿Quién era?

MARQUES
Una dama disfrazada.

DUQUE
¿Una dama?

MARQUES
¡Y de copete!

DUQUE
(Aparte.)
Oh, qué chasco te he de dar!

MARQUES
(Aparte.)
(¡Si es su hija y el vejete
la descubre, a su pesar!
Marquesito, qué dulce victoria
la fortuna propicia te da!
De esta nueva conquista la gloria
deberás al ilustre papá.)

DUQUE
(De este viejo será la victoria,
que la dama soplarte sabrá.)

(A Dúo Duque y Marqués)

MARQUES
¡Marquesito, qué dulce victoria
la fortuna propicia te da!
De esta nueva conquista la gloria
deberás al ilustre papá.)

DUQUE
(De este viejo será la victoria,
que la dama soplarte sabrá.)
(De este viejo será la victoria,
que la dama soplarte sabrá.)

MARQUES
¡Qué aventura!

CABALLEROS
Como vuestra.

MARQUES
Y lo mismo aquí que allá,
cuando salgo a la palestra,
la victoria amor me da,
la victoria amor me da.
En la Corte, en la Villa, en el Prado,
caballeros, mis triunfos cantad;
a esta gracia que el cielo me ha dado
no resiste la humana beldad.

MARQUES y CABALLEROS
En la Corte, en la Villa, en el Prado,
caballeros, mis triunfos cantad;
¡Marquesito, qué dulce victoria
la fortuna propicia te da!
De esta nueva conquista la gloria
deberás al ilustre papá.
¡Marquesito, qué dulce victoria
la fortuna propicia te da!
De esta nueva conquista la gloria
deberás al ilustre papá,
deberás, deberás al ilustre papá,
deberás, deberás al ilustre papá,
deberás al ilustre papá.

CABALLEROS
Viva, viva el galán consumado,
vencedor de la incauta beldad!


_____________



Romanza de Félix “La vi por vez primera”: (Félix, Duque, Marqués)

FELIX
La vi por vez primera
al fin de esa enramada;
la vi cruzar ligera
y echarme una mirada.
Ardió mi pecho en fuego,
corrí tras ella ciego
y a mi amante delirio
benigna respondió.

DUQUE
Vaya el cuento adelante
¿y a ver en qué paró?

MARQUES
(¡Capricho extravagante!)
Prosigue, ¿en qué paró?

DUQUE y MARQUES
¿En qué paró?
¿En qué paró?

FELIX
Unido en lazo eterno
a mi gentil señora,
allí en coloquio tierno
nos sorprendió la aurora.

MARQUES
¿Seguiste al fin su huella?

FELIX
A hacerlo fui, mas ella
se opuso, y su mandato
humilde obedecí,
se opuso, y su mandato
humilde obedecí.

DUQUE
¡Qué mozo tan pazguato!
¡Qué amante baladí!

MARQUES
¿Quién deja, mentecato,
que se le escape así?
¡Mentecato, mentecato!

FELIX
De entonces, cuando tiende
la noche el negro velo,
aquí Leonor desciende,
haciendo el bosque cielo.
Descubre el bello rostro,
yo extático me postro
y bebo en sus miradas
llama de inmenso amor,
y bebo en sus miradas
llama de inmenso amor.

MARQUES
¡Platónicas veladas!
¡Bucólico pudor!

DUQUE
¡No he visto yo tapadas
que basten ese humor!

FELIX
De entonces, cuando tiende
la noche el negro velo,
aquí Leonor desciende,
haciendo el bosque cielo.
Descubre el bello rostro,
yo extático me postro
y bebo en sus miradas
llama de inmenso amor,
y bebo en sus miradas
llama de inmenso amor,
llama de inmenso amor,
llama de inmenso amor,
Inmenso amor,
llama de inmenso amor.

MARQUES
¡Platónicas veladas!
¡Platónicas veladas!
¡Bucólico pudor!
¡Bucólico pudor!
llama de inmenso amor,
llama de inmenso amor.


_____________



Dúo de la Duquesa y Félix “Hay un palacio junto al prado de San Fermín….Yo prefiero tu salero”: (Duquesa, Félix)

DUQUESA
Hay un palacio junto al prado
de San Fermín;
este palacio, por un lado
tiene un jardín.
Hacia la parte de la villa,
sobre el portal,
gótico escudo, donde brilla
timbre ducal.
Y si en las salas del palacio
se pone el pie,
doquiera mármol y topacio
sólo se ve.
¿Veis qué mansión tan ponderada?
Pues, sí, señor,
en esa mágica morada
vive Leonor.

FELIX
¡Oh, Dios, qué escucho! ¡Inesperada
revelación
¡Oh, cómo turba su mirada
mi corazón!
¡Cayó la venda de mis ojos!
Mi incauta fe,
de su capricho y sus antojos
víctima fue!
¡Por qué mecido en pobre cuna
fui, por mi mal!
¡Oh, si en linaje y en fortuna
fuera tu igual!
Y pues a un triste que te adora
burlaste así,
huye, sirena engañadora,
huye de mí!

DUQUESA
Moderad la pena amarga,
moderad la pena amarga.
Con que el uno se rebaje,
ya entre el vuestro y mi linaje
la distancia no es tan larga.

FELIX
¿No es tan larga?

DUQUESA
¡No, por Dios!

FELIX
¡Vos bajar de vuestra altura!

DUQUESA
Y, decid, si, por ventura,
quien bajarais fuerais vos?

FELIX
¡Yo, señora!

DUQUESA
Vamos claros:
¿sois hidalgo o es patraña?

FELIX
Soy hidalgo en la montaña.

DUQUESA
Pues os toca a vos bajaros.

FELIX
¿A mi?

DUQUESA
A vos.

FELIX
Luego, ¿fue cuento
el palacio que os servía
de morada?

DUQUESA
No, a fe mía,
allí tengo mi aposento,
allí tengo mi aposento.

FELIX
¿No sois vos la que allí impera?
¿No sois vos la ilustre dama?

DUQUESA
Esa dama allí es el ama
y yo soy... su camarera.

FELIX
Su camarera

DUQUESA
Su camarera

FELIX
Su camarera

DUQUESA
Su camarera
           
DUQUESA
Yo la asisto, yo la visto,
yo la mudo, la desnudo,
la compongo, yo le pongo
en la cara el arrebol,
La remedo cuanto puedo,
me regalo, me acicalo,
vengo al río y este brío
da un petardo al mismo sol.
La remedo cuanto puedo,
me regalo, me acicalo,
vengo al río y este brío
da un petardo al mismo sol.

FELIX
¡Oh, que dulce desengaño!
¡Ya respiro! ¡Ah, qué alegría!
Y yo simple, que creía...,
(¿hay capricho más extraño?),
conquistada por mi amor
una...!

DUQUESA
¿Quién?

FELIX
¡Una duquesa!

DUQUESA
¡Yo duquesa! ¡Buena es ésa!

FELIX
Sois hermosa que es mejor.
Yo prefiero tu salero,
tu sencillo retocillo
y ese traje sin follaje
y ese lindo delantal,
a esas salas, a esas galas,
al brocado y al tocado,
las riquezas y grandezas
de una dama principal.
A esas salas, a esas galas,
al brocado y al tocado,
las riquezas y grandezas
de una dama principal.
¡Un abrazo!

DUQUESA
¡Quedo, quedo!

FELIX
¡Un abrazo! ¡Yo estoy loco!

DUQUESA
¿Cómo es eso...? Poco a poco.

FELIX
Es que ya no tengo miedo.

(Cantan juntos la Duquesa y Félix.)

FELIX
Y es en vano que tu mano
me contenga, me detenga,
que esta llama que me inflama,
un abrazo ha de apagar.
¡Viva, viva! Ya cautiva
en el lazo de este abrazo,
mi hechicera camarera
¿qué favor me ha de negar?
¡Viva, viva! Ya cautiva
en el lazo de este abrazo,
mi hechicera camarera
¿qué favor me ha de negar?
Sí, ¿qué favor me ha de negar?
Sí, ¿qué favor me ha de negar?
Me ha de negar.
Me ha de negar.

DUQUESA
Despacito, señorito.
¡Cuánto fuego! Si me niego,
si el abrazo le rechazo,
quizá torne a sospechar.
¡Yo me apuro! No es tan duro
compromiso y es preciso,
cual si fuera camarera,
mi papel representar.
¡Yo me apuro! No es tan duro
compromiso y es preciso,
cual si fuera camarera,
mi papel representar.
Sí, mi papel representar,
sí, mi papel representar.
Representar.
Representar.


_____________



Concertante, final del acto I “Pues quiere la fortuna……Se me ha escapado por esta vez”: (Duquesa, Duque, Marqués, Félix, Caballeros y Criados)

DUQUE
Pues quiere la fortuna
que sola os halle aquí,
a fuer de caballero,
que os sirva permitid.

(Le toma la mano.)

¿Por qué guardáis silencio?
¿Por qué tembláis así?

DUQUESA
(¡Oh cielo! ¿De este apuro
cómo podré salir?
¿De este apuro
cómo podré salir?)

DUQUE
No sois, bella tapada,
no sois lo que fingís.
Es vano el disimulo:
al punto os conocí.

DUQUESA
(¡Gran Dios!)

DUQUE
Nunca he vendido
secreto femenil.
Nunca he vendido
secreto femenil.
Sois dama de la corte.

DUQUESA
(¡Respiro!)

DUQUE
¿Es cierto?

DUQUESA
(Fingiendo la voz.)
Si.

DUQUE
Caprichos amorosos
os sacan de Madrid.

DUQUESA
Yo os juro...

DUQUE
Basta, basta,
callar os prometí.

DUQUESA
Yo os juro...

DUQUE
Basta, basta,

DUQUESA
Yo os juro...

DUQUE
Basta, basta,

DUQUESA
Yo os juro...

DUQUE
Basta, basta,
callar os prometí.


____________



ESCENA XI

Dichos, el Marqués, Caballeros y Criados con hachas encendidas, por el foro y con misterio.

MARQUES
Seguidme con silencio
hasta llegar allí.

CABALLEROS Y CRIADOS
Sigamos con silencio
hasta llegar allí.

DUQUESA
¡Oh, cielos! El Marqués!

DUQUE
¡Maldito zascandil!

DUQUESA
¡Salvadme,
defendedme!

DUQUE
Lo haré. Pero decid,
¿daréisme en recompensa
el justo premio?

DUQUESA
Sí.

DUQUE
Poneos a mi espalda,
soy vuestro paladín.
Soy vuestro, vuestro,
Soy vuestro paladín.

MARQUES
Lleguemos con silencio,
los dos están aquí.

CABALLEROS y CRIADOS
Lleguemos con silencio,
los dos están aquí.

(Han llegado al cenador de la izquierda.

El Duque la pone a su espalda y desnuda la espada.)

DUQUE
¡Alto, señores! Alto, Marqués!
El que a esta dama ose ofender
atravesado cae a mis pies,
atravesado cae a mis pies.

CABALLEROS y CRIADOS
¿Quién a sus canas se ha de atrever?

MARQUES
(¿Cómo en el río le hallo otra vez
si yo en la cama me le dejé?)

(Aparece Félix en el cenador y dice en voz baja a la Duquesa.)

FELIX
(¡Leonor, el coche!)

DUQUESA
(Ah, me salvé!)

(Da el brazo a Félix y desaparece con él.)

DUQUE
Ya, hermosa dama, salir podéis,
que a vuestra casa yo os llevaré.
¡Salid sin miedo! ¿No respondéis?

(Asomándose a la enramada.)

Voto al infierno! ¡No está! ¡Se fue!

MARQUES
Allí la veo
con el doncel
subir a un coche...

(Oyese el ruido de! coche que parte.)

CABALLEROS y CRIADOS
¡Se fue! ¡Se fue! ¡Se fue!

(Cantan juntos el Duque y el Marqués.)

DUQUE
Yo la perdono sólo por ver
que el mismo chasco lleva el Marqués.

MARQUES
Se me ha escapado por esta vez,
pero yo en otra la pillaré.
Se me ha escapado por esta vez,
pero yo en otra la pillaré.
Se me ha escapado por esta vez,
pero yo en otra la pillaré.
Se me ha escapado por esta vez,
pero yo en otra la pillaré.
Se me ha escapado por esta vez,
pero yo en otra la pillaré.
Se me ha escapado por esta vez,
pero yo en otra la pillaré.
Se me ha escapado por esta vez,
pero yo en otra la pillaré.
Se me ha escapado por esta vez,
pero yo en otra la pillaré.
Se me ha escapado por esta vez,
pero yo en otra la pillaré.

CABALLEROS y CRIADOS
¡Dignos son ambos de eterna prez!
¡Vítor al Duque! ¡Gloria al Marqués!
¡Dignos son ambos de eterna prez!
¡Vítor al Duque! ¡Gloria al Marqués!
¡Dignos son ambos de eterna prez!
¡Vítor al Duque! ¡Gloria al Marqués!
¡Dignos son ambos de eterna prez!
¡Vítor al Duque! ¡Gloria al Marqués!
¡Dignos son ambos de eterna prez!
¡Vítor al Duque! ¡Gloria al Marqués!
¡Dignos son ambos de eterna prez!
¡Vítor al Duque! ¡Gloria al Marqués!
¡Dignos son ambos de eterna prez!
¡Vítor al Duque! ¡Gloria al Marqués!
¡Dignos son ambos de eterna prez!
¡Vítor al Duque! ¡Gloria al Marqués!
¡Dignos son ambos de eterna prez!
¡Vítor al Duque! ¡Gloria al Marqués!

DUQUE
¡Se fue!

MARQUES
¡Se fue!

CABALLEROS
¡Se fue!

DUQUE, MARQUES y CABALLEROS
¡Se fue!


_____________



Introducción y coro de cortesanos “Vedle allí qué pensativo…..Y queriendo a su derrota”: (Duquesa, Damas, Duque, Marqués, Caballeros)

CABALLEROS
(Hablando misteriosamente a los señoras en diversos corros.)
¡Vedle allí qué pensativo
cabizbajo y sin chistar
le ha dejado la aventura
de la noche de San Juan,
de la noche de San Juan,
de la noche de San Juan,
de la noche de San Juan,
de San Juan!
¡Vedle allí qué pensativo
cabizbajo y sin chistar
le ha dejado la aventura
de la noche de San Juan,
San Juan!
Y queriendo a su derrota
el ridículo quitar,
da a entender que la tapada
era dama principal,
da a entender que la tapada
era dama principal,
Y queriendo a su derrota
el ridículo quitar,
da a entender que la tapada
era dama principal,
da a entender que la tapada
era dama principal,
da a entender que la tapada
era dama principal,
era dama principal,
principal.

DAMAS
Y queriendo a su derrota
el ridículo quitar,
da a entender que la tapada
era dama principal.
Y queriendo a su derrota
el ridículo quitar,
da a entender que la tapada
era dama principal,
era dama principal,
era dama principal.
Y queriendo a su derrota
el ridículo quitar,
da a entender que la tapada
era dama principal,
da a entender que la tapada
era dama principal.
Y queriendo a su derrota
el ridículo quitar,
da a entender que la tapada
era dama principal,
da a entender que la tapada
era dama principal,
da a entender que la tapada
era dama principal,
principal.

MARQUES
¿Y qué piensa de este lance
la Duquesa?

DUQUESA
Que quien va
por amor al Manzanares,
vuelve fresco a la ciudad.

MARQUES
¡Y si acaso el rebocillo,
guardapiés y delantal
no es el traje que la ninfa
de ordinario suele usar!

DUQUESA
¿Es posible?

DUQUE
Yo también
sospeché que era un disfraz.

MARQUES
Y de aquellas alamedas
no era tal la oscuridad
que no viese...

DUQUESA
¿Sus facciones?
Pues sabréis su nombre ya.

MARQUES
¿Quién lo duda?

DUQUE
Pues decidlo,
¿por qué diablos lo calláis?

DUQUESA
Sí, decidlo y reiremos.

MARQUES
¿Vos reíros? ¿Vos?

DUQUESA
Sí tal.

MARQUES
Yo diré quién es la dama
en pudiéndolo probar,
yo diré quién es la dama
en pudiéndolo probar.

DUQUESA
No avivéis por mucho tiempo
esta gran curiosidad.
No avivéis por mucho tiempo
esta gran curiosidad,.
esta gran curiosidad,
esta gran curiosidad.

MARQUES
(Aparte.)
(Casi, casi la taimada
me está haciendo vacilar.
Su insolencia es sin ejemplo,
su descaro es sin igual.)

DUQUE
Descubridnos ese nombre
y de risa servirá.
Descubridnos ese nombre
y de risa servirá.

DUQUESA
No avivéis por mucho tiempo
esa gran curiosidad.
No avivéis por mucho tiempo
esa gran curiosidad.
No avivéis por mucho tiempo
esa gran curiosidad.
No avivéis por mucho tiempo
esa gran curiosidad.
No avivéis por mucho tiempo
esa gran curiosidad.
No avivéis por mucho tiempo
esa gran curiosidad.
No avivéis por mucho tiempo
esa gran curiosidad.

DAMAS y CABALLEROS
No podremos a esa ninfa
sus desdenes perdonar,
si se muere por su causa
el galán universal.

TODOS
Esa gran curiosidad.


____________



Dúo de la carta del Marqués y de la Duquesa “Por temor de otra imprudencia….Si publica ese billete….De un galante caballero”: (Duquesa, Marqués)

DUQUESA
(Por temor a otra imprudencia
quiero hablarle con secreto.)

MARQUES
¡A los pies de vuecelencia
rindo humilde mi respeto!

DUQUESA
¿Cómo aquí tan solitario?

MARQUES
Cómo aquí tan de repente?

DUQUESA
Algún lance extraordinario
Revolvéis, revolvéis en vuestra mente.

MARQUES
Es comedia, y tiene un paso
más dramático que aquél.

DUQUESA
¿Y estaréis, si llega el caso,
más seguro, más seguro en el papel?

MARQUES
Es de enredo, es de enredo el argumento,
un embrollo, un embrollo de otro nace,
un embrollo, de otro nace.

DUQUESA
Pero no tenéis talento
para hallar, para hallar el desenlace.

MARQUES
Oh! Sí tal; hay un remedio
en comedias, en comedias muy usado.

DUQUESA
¿Me diréis cuál es el medio?

MARQUES
Un billete, un billete inesperado.

DUQUESA
¡Un billete!

MARQUES
Y viene a pelo
a dar fin a la función.

DUQUESA
¿Dónde está?

MARQUES
Miradlo.

(Le enseña la carta.)

DUQUESA
(¡Oh, Cielos!
¡Es mi carta! ¡Oh, qué traición!)
Si publica ese billete
mi decoro compromete;
de la corte y de la villa
yo la fábula seré.
¿Qué diré? ¡No lo sé!
¿Qué diré? ¡No lo sé!

MARQUES
Muy segura se creía
de reír a costa mía
pero luego que en mi mano
el billete le mostré,
¡ya se ve!, la clavé!
¡ya se ve!, la clavé!

DUQUESA
¡Tú me ayudas, ingenio mío!
En ti solo, en ti confío!
Travesura de mi sexo
de tus artes me valdré.
¿Venceré? ¡Probaré!
¿Venceré? ¡Probaré!
Travesura de mi sexo
de tus artes, de tus artes me valdré,
de tus artes, de tus artes me valdré,
de tus artes, de tus artes me valdré.
¿Venceré? ¡Probaré!
¿Venceré? ¡Probaré!

MARQUES
¡Ya se acerca! ¡Ya me adula! ¡
Ya me mima! Capitula!
¡A la corte y a la villa
cuánta envidia causaré!
¡Ya se acerca! ¡Ya me adula! ¡
Ya me mima! Capitula!
¡A la corte y a la villa
cuánta envidia causaré!
¡Ya triunfé! ¡La pillé!
¡Ya triunfé! ¡La pillé!
¡A la corte y a la villa
cuánta envidia causaré!
¡A la corte y a la villa
cuánta envidia causaré!
¡Ya triunfé! ¡La pillé!
¡Ya triunfé! ¡La pillé!

DUQUESA
De un galante caballero,
pretendiente de una hermosa,
una infamia no la espero.

MARQUES
La venganza, la venganza es muy sabrosa.

DUQUESA
¿Y de qué pensáis vengaros?
¿De una chanza pasajera?

MARQUES
¿Cómo chanza? Vamos claros.

DUQUESA
¿Qué otra cosa ser pudiera?

MARQUES
Yo concedo, yo concedo que fue chanza,
que es bastante conceder.
¡Me quitasteis la esperanza
y estoy hecho, y estoy hecho un Lucifer!

DUQUESA
Siempre al hombre deja el cielo
de esperanza una centella.
¿No os quedó, para consuelo,
en el pecho un rayo de ella?

MARQUES
¡Tan poquita, tan poquita!

DUQUESA
Lo poquito a mucho llega.

MARQUES
De vos pende, duquesita,
que se acabe esa refriega.

DUQUESA
Una prenda dadme ahora
de esa paz que proponéis.

MARQUES
De esperanza vos, señora,
otra prenda me daréis.

DUQUESA
Lleváis un año de merecer;
tanta constancia yo premiaré.
Mas, otra prueba, caro Marqués,
de vuestro afecto quiero tener.

MARQUES
¿Qué prueba es ésa?

DUQUESA
¿No comprendéis?

MARQUES
No doy en ello.

DUQUESA
Yo os lo diré:
volverme luego ese papel.

MARQUES
Entiendo, entiendo.

DUQUESA
¿Lo haréis?

MARQUES
No se.
Si para siempre me prometéis
al amor mío corresponder,
juro volveros este papel
pero a mis brazos venid por él.

DUQUESA
¿A vuestros brazos?
¡Sois muy cruel!

MARQUES
Aquí os aguarda.
¿Le veis? ¿Le veis?

(Cantan juntos la Duquesa y el Marqués.)

DUQUESA
Ya el mentecato cayó en la red.
Amor eterno le juraré,
que contra fatuos de este jaez
perdona el cielo, si perdona faltas de fe.
Ya el mentecato cayó en la red.
Amor eterno le juraré,
que contra fatuos de este jaez
perdona el cielo, faltas de fe.

MARQUES
No tiene escape, puesta se ve
entre la espada y la pared.
¡Por obra tuya, dulce papel,
de su hermosura, dueño, dueño, dueño seré!
No tiene escape, puesta se ve
entre la espada y la pared.
¡Por obra tuya, dulce papel,
de su hermosura dueño seré!

DUQUESA
A vuestros brazos.
Sois muy cruel

DUQUE
Adiós, aguarda,
le veis, le veis

DUQUESA
Ya el mentecato cayó en la red.
Amor eterno le juraré,
que contra fatuos de este jaez
perdona el cielo, faltas de fe,
perdona el cielo, perdona el cielo faltas de fe,
perdona el cielo, perdona el cielo faltas de fe,
faltas de fe,
faltas de fe,
faltas de fe.

DUQUE
No tiene escape, puesta se ve
entre la espada y la pared.
¡Por obra tuya, dulce papel,
de su hermosura, dueño seré!
¡Por obra tuya, dulce papel,
de su hermosura, dueño seré!
¡Por obra tuya, dulce papel,
de su hermosura, dueño seré!
Dueño seré,
dueño seré,
dueño seré.


_____________



Concertante final del acto II “Oh maldad….Si porque soy humilde….Que pague en un encierro su loco frenesí”: (Duquesa, Marqués, Félix, Duque, Damas y Caballeros)

FELIX
(Dando un grito.)
¡Oh, maldad!

DUQUESA
(¡Nos ha visto!)

MARQUES
(¡Pobre diablo!)

DUQUESA
¿Quién se acerca?

MARQUES
¿Qué buscáis?

FELIX
Soy yo mismo, no os turbéis;
en sus brazos continuad.

MARQUES
(¡Esto es bueno! Así, de fijo,
con el mozo romperá.)

DUQUESA
(El Marqués, sin duda alguna,
de este lance autor será!)

FELIX
¡Continuad!
¡Responded!... ¿Así se premia
a un amante tan leal?
¿Tanta infamia encierra el pecho
de una dama principal?

DUQUESA
¡Ah, silencio!

FELIX
¡No!

MARQUES
¡Silencio!

FELIX
¡No, mil veces!
¡Basta ya!
Si porque soy humilde
tu vanidad pensó
jugar impunemente
con este corazón,
¡Duquesa de Medina,
tu orgullo, tu orgullo te engañó!
¡De ti vengarme puedo
alzando aquí la voz!

DUQUESA
¡Callad!

MARQUES
¡Salid de aquí!

FELIX
(Arrancándole la espada.)
¡Apártate, traidor,
o el pecho te atravieso!

DUQUESA
¡Ah!

MARQUES
¡Me cogió la acción!
(Yo gano en este cambio,
pues cata que el simplón,
dejándome la viuda,
la virgen se llevó.)

DUQUESA
(Por más que estoy mirando
en riesgo mi opinión,
me halaga su arrebato.
¡Esto, esto se llama, se llama amor!)

FELIX
La corte, el mundo todo
sabrá tu vil traición, traición.
¡Y hasta los mismos cielos
levantaré la voz, la voz!
¡Y hasta los mismos cielos
levantaré la voz, levantaré la voz!

(Recorre la sala gritando.)

¡Duquesa de Medina,
tú me juraste amor
y en brazos de otro amante
aquí te he visto yo!
¡Duquesa de Medina,
en brazos de otro amante
aquí te he visto yo!


____________



ESCENA XIII

Dichos, el Duque, Damas y Caballeros

DUQUE, DAMAS y CABALLEROS
¿Quién grita en esta sala?
¿Quién alza aquí la voz?

DUQUE
¡El mismo que hace poco...!

FELIX
El mismo, el mismo.

DUQUE
¿Estáis en vos?

FELIX
¡Los celos me atormentan,
desprecio tu furor!
¡Duquesa de Medina,
tú me juraste amor!

DAMAS y CABALLEROS
¡Qué lance! ¡Qué aventura!

DUQUE
¡Duquesa..., hablad!

DUQUESA
(¡Oh, Dios!
¡Salvemos el decoro!)
Al ver con qué tesón
doquiera me persigue
sin conocerle yo,
sospecho que a ese pobre
le falta la razón.
¡Sin duda es un demente!

CABALLEROS y DAMAS
¡Demente!

FELIX
¡Demente! ¡Ah, sí, lo soy!

(Suelta la espada y queda abatido.)

¡Yo, inocente, en paz vivía!
¡Ella vino a emponzoñarme!
¡Ah! ¿Por qué para matarme
la traidora me buscó?
Si, ¿Por qué para matarme
la traidora, la traidora me buscó?

DUQUE
(Aparte a la Duquesa.)
Un encierro le sepulte.
Tu opinión es lo primero.
No vaciles, -yo lo quiero-.
Salva, salva tu opinión.

DUQUESA
Es sobrada tiranía
con un mísero demente.
¡Su capricho impertinente
sólo inspira compasión!

MARQUES
¡Oh, qué bien se ha sacudido!
¡La viudita es linda maula!
¡Encerrarlo en una jaula!
¡Qué diabólica invención!

CABALLEROS
Castiguemos la osadía
de ese joven imprudente.
No se mancha impunemente
de una dama la opinión.

DAMAS
Aunque es mucha la osadía
de ese joven imprudente,
si el amor lo hizo demente
bien merece compasión.

DUQUE
Prended luego a ese villano;
la Duquesa lo reclama.

DUQUESA
¡Yo, señor!...

DUQUE
(Salva tu fama.)

FELIX
Tanta infamia no osará.

DUQUE
¡Habla, di!

DUQUESA
¡Prendedlo!

FELIX
¡Cielos!

DUQUESA
(¡Ah, mi amor le salvará!)

DUQUE
Lo manda la Duquesa,
sus órdenes cumplid.
Que pague en un encierro
su loco frenesí.
Que pague en un encierro
su loco frenesí.
Que pague en un encierro
su loco frenesí.

FELIX
¡Y pudo tal mandato
tu labio proferir!
¡Mujer ingrata,
el cielo me vengará de ti!

DUQUESA
(Aunque mañana sea
ludibrio de Madrid,
deber y amor me mandan
salvar a ese infeliz.)

MARQUES,
Lo manda la Duquesa;

DUQUE
sus órdenes cumplid.

DUQUE y CORO
Que pague en un encierro
su loco frenesí.

(Los Ujieres y Pajes se han apoderado de Félix, que pugna por desasirse y llegar a la Duquesa y, por último, se lo llevan.)


_____________



Escena de Antonio el loco y coro “¡Suelta pícaro sastre!….Me llamo Antonio y soy para serviros primo de un loco”: (Antonio, Locos)

LOCO
¡Suelta, pícaro sastre,
suelta esa ropa!
¡Yo vendo ropas hechas...!

(Gritando.)

¡Quién me las compra!

(A estas voces salen los Locos todos en mangas de camisa, trayendo sus ropas como de venta en las puntas de unos palos.)

LOCOS
¡Pícaro sastre!
¡Ya van los mercaderes
a desnudarte!

ANTONIO
No soy sastre, señores,
soy de los vuestros;
tenemos relaciones
de parentesco.
Me llamo Antonio
y soy, para serviros,
primo de un loco.

UNOS
Yo acoto la casaca.

OTROS
Yo los greguescos.

UNOS
Pues venga acá la chupa.

OTROS
Venga el sombrero.

LOCOS
¡Suéltalo aprisa,
que no hemos de dejarte
ni la camisa!


_____________



Romanza de la Duquesa “Un tiempo fue que en dulce calma”: (Duquesa)

DUQUESA
Un tiempo fue que en dulce calma,
libre de mágica, de mágica ilusión,
ni se agitaba inquieta el alma,
ni palpitaba, ni palpitaba el corazón,
ni palpitaba el corazón.
¡Ah, Cuán presto, ay, mísera,
cuán presto huyó!
Como un relámpago
Desapareció.
Cuán presto, ay, mísera,
cuán presto huyó!
Como un relámpago
Desapareció.
¡Hay!
¡Hay!
Tirano amor, rapaz vendado,
vengóse al fin, vengose al fin como deidad;
de mis desdenes, de mis desdenes irritado,
postró a sus pies, postró a su pies mi vanidad,
postró a su pies mi vanidad.
¡Tú de mis lágrimas
único autor,
salva tu víctima
tirano amor!
¡Tú de mis lágrimas
único autor,
salva tu víctima
tirano amor!
¡Tirano amor, tirano amor!
¡Tirano amor, tirano!
¡Salva tu víctima!
¡Salva tu víctima!
¡Tirano amor!


_____________



Aria del Marqués y coro de locos “Quien me socorre……Corramos al combate que el turco nos ataca………Ay Duquesa, Duquesa, Duquesa”: (Marqués, Locos)

MARQUES
¡Quién me socorre!
¡Quién me socorre!
¡Quién me socorre!

LOCOS
¡Fuera, fuera pícaro sastre
fuera calzones!

MARQUES
¡Quién me socorre!
¡Quién me socorre!

LOCOS
¡Fuera, fuera!
¡Fuera, fuera!
¡Fuera calzones,
fuera calzones!

MARQUES
Respetad, canalla infame
al Marqués, al Marqués de Caravaca!
Quién me libra, quién me saca
de este infierno, por piedad!
Quién me libra, quién me saca
de este infierno, por piedad!

LOCOS
¡Oh, Marqués de Caravaca,
¡suelta, suelta, daca, daca,
tras la chupa y la casaca,
la camisa soltarás!
¡Oh, Marqués de Caravaca,
¡suelta, suelta, daca, daca,
tras la chupa y la casaca,
la camisa soltarás!

MARQUES
Quién me libra, quién me saca
de este infierno, por piedad!
¡De este infierno, por piedad!
Quién me libra, quién me saca
de este infierno, por piedad!
¡De este infierno, por piedad!
¡Por piedad, por piedad!

(Salen otros Locos gritando.)

LOCOS
¡Que viene el enemigo!
¡Alerta, compañeros!
Intrépidos guerreros
corramos a la lid.

(Los Locos ponen al Marqués una cacerola en la cabeza en forma de casco, le colocan una manta sobre los hombros, le hacen empuñar un palo por lanza y le suben en una mesa, alzándole en alto.)

Corramos al combate
que el turco nos ataca.
¡Marqués de Caravaca,
serás nuestro adalid!

MARQUES
¡La rabia me sofoca!
¡Atrás, gente bellaca!
¡Respeto a Caravaca!
¡Loqueros, acudid!
¡Respeto a Caravaca!
¡Loqueros, acudid!
¡Loqueros, acudid!

LOCOS
¡Ta, ta, ta, ta, ta, ta!
¡Suene, suene, la trompa guerrera!
¡Ta, ta, ta, ta, ta, ta!
¡Ta, ta, ta, la, ta, ta!
¡Suene, suene, la trompa guerrera!
¡Ta, ta, ta, ta, ta, ta!
¡Ta, ta, ta, la, ta, ta!
¡Suene, suene, la trompa guerrera!
¡Ta, ta, ta, ta, ta, ta!
¡Ta, ta, ta, la, ta, ta!

MARQUES
¡Ay, Duquesa, Duquesa, Duquesa!
No vales el susto
que me haces pasar.
¡Si consigo librar el pellejo,
la niña y el viejo
me la han da pagar!
¡La niña y el viejo
me la han da pagar!

LOCOS
¡Avancemos al son de las cajas!
¡Ratón, pataplán!
¡Ratón, pataplán!.

LOCOS
¡Suene, suene la trompa guerrera!

MARQUES
¡Ay, Duquesa, Duquesa, Duquesa!
No vales el susto
que me haces pasar.

LOCOS
¡Avancemos al son de las cajas!

MARQUES
¡Si consigo librar el pellejo,
la niña y el viejo
me la han da pagar!
¡La niña y el viejo
me la han da pagar!
¡Si consigo librar el pellejo,
la niña y el viejo
me la han da pagar!
¡Si consigo librar el pellejo,
la niña y el viejo
me la han da pagar!
¡Me la han da pagar!
¡Me la han da pagar!
¡La niña y el viejo
me la han da pagar!

(Le pasean en la mesa, figurando una marcha guerrera; sale el Loquero, tiran la mesa y cae el Marqués. huyendo los Locos por la verja.)





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario