martes, 15 de octubre de 2013

Curro el de Lora (Cantables)



CURRO EL DE LORA



Zarzuela en dos actos, el segundo dividido en tres cuadros, en prosa y verso.

Libreto: José Tellaeche y Manuel de Góngora.

Música: Francisco Alonso.


ARGUMENTO


ACTO I

En un cortijo cordobés, Lola Cortés y Trini asisten al apartado de los toros para una corrida. Uno de los animales se desmanda y acomete a Trini, que es salvada por la valiente intervención de un desconocido. La partida de Curro, que impone su autoridad ante el intento de subversión del Ecijano, se acerca al cortijo. Lola ha descubierto que Curro es Francisco de Dios Molina, su antiguo amor, el mismo que se echó al monte después de matar al ricacho que deslumbró a Lola con su dinero y su fachenda. Curro es quien salvó a Trini del ataque del toro. Lola y Curro se encuentran; ella le desprecia y Curro, ofendido y decepcionado se marcha para organizar con los suyos el rapto de Lola. Richemond, un francés simpático y extravagante, se presenta disfrazado de bandolero porque así cree que conquistará a Trini.

ACTO II

Prisionera en una cueva, Lola sostiene un tenso diálogo con el Montañés, manteniéndose firme en su posición de no aceptar por la fuerza el cariño de Curro, ni el de nadie. El Ecijano, que ha quedado prendado de Lola, intenta conquistarla, pero el Montañés le aparta de la mujer. Los bandidos entran llevando a Richemond al que han encontrado merodeando por las cercanías en busca de Trini. Regresa Curro y tras él el Ecijano que le ataca con una navaja. Lola, al ver herido al bandolero, siente renacer su antiguo amor. Los vigilantes entran advirtiendo de la presencia de los guardias, avisados por el Ecijano, que les ha traicionado. En una venta, Curro y el Montañés comentan cómo escaparon; el bandolero recibe su navaja recién afilada, al mismo tiempo que la noticia de que Lola está en Córdoba. En la mezquita cordobesa va a celebrarse la boda entre Trini y Richemond. Al entrar el cortejo, Lola descubre a Curro y corre hacia él, lanzándose en sus brazos.


_________



Personajes:

Lola: Antigua cigarrera, hoy artista famosa, que fue novia de Curro.

Trini: Amiga de Lola pretendida por Richemond.
 
Angustias: Gitana que “conjura” a Lola en defensa de Curro.
 
Curro: Bandolero, antiguo novio de Lola por la que mató a un hombre.
 
Richemond: Pretendiente de Trini.
 
El Ecijano: Bandido que rivaliza con Curro.


__________



Números musicales:

Escena “Ya terminó la fiesta”: (Coro, Trini, Lola)
Romanza de Curro “Soy Curro el de Lora”: (Curro, Bandidos)
Romanza de Lola “Sevillana he nacío”: (Lola)
Dúo de Lola y Curro “Tú eres otro y yo también”: (Lola, Curro)
Dúo cómico “Tango del kikiriki”: (Trini, Richemond)
Dúo de Angustias y Lola “Por el mal que hiciste”: (Angustias, Lola)
Romanza del Ecijano “Luz de aquella estrella” y coro de bandoleros: (Ecijano, Bandidos)
Raconto de Curro “De nuevo al verla”: (Curro)
Dúo cómico “¡Por Dios, no alcéis la voz!”: (Trini, Richemond)
Escena “Curro que te pasa, que herío te ves… Si en mis lamentos y en mis porfías”: (Montañés, Curro, Lola, Bandidos)
Canción de la navaja “En la feria de Marchena”: (Curro)
En la catedral “Adoremos in aeternum”: (Niño, Tenor, Coro)
Final “Campanas alegres que a Córdoba disen”.


__________



Escena “Ya terminó la fiesta”: (Coro, Trini, Lola)

CORO
Ya terminó la fiesta,
ya terminó el acoso;
con arte y con destreza
pudimos a los toros
esquivar
al galopar.
Con hábiles engaños
llegamos al cortijo
en donde ya han quedao
enchiqueraos los bichos
que a morir
han de ir.

TRINI
Fiesta de sol y alegría
que en el mundo está de non,
y que al mundo causa envidia
por su belleza y color.

TODOS
Fiesta de sol y valor.

TRINI
Como en el mundo no hay dos.

LOLA
El hábil recrujir
de la honda al disparar,
la piedra que va a herir
con súbito chocar,
el bárbaro testuz
del toro retador.

TRINI
Y el sol, rey andaluz,
espléndido clavel
que incendia con su luz
la espuela y el cairel
de vívido fulgor,
y da al azul dosel
del cielo, resplandor.

TODOS
El hábil recrujir
de la honda al disparar,
la piedra que va a herir
con choque arrollador,
el bárbaro testuz
del toro retador.

LOLA
Las jacas adornadas
con madroñeras,
las picas en el aire
como banderas,
y un toro negro
que desafía
y que, al retarlo,
busca la huída,
y las jacas que en su busca
corren ya.

TRINI
Corre ya;
corre, mi caballo,
corre más.
Sigue así,
que por la cañada
quiero ir.

LOLA
Que al final
vencerás al toro
retador
y al volver hacia el cortijo
en la cabezada
prenderé una flor.

TODOS
Corre ya;
corre, mi caballo,
corre más.
Sigue así,
que por la cañada
quiero ir.

LOLA
En la paz de los campos,
galopando me vi,
y mi vida sentía
la alegría de vivir.
Bravamente la jaca corrió,
pero mi mano la premió
al volver hacia el cortijo,
en su cabezada prendiendo una flor.

TRINI
Corre ya;
luce, mi caballo,
tu poder;
y al galopar,
llévame a encontrar
un buen querer.
Agilmente tu brío lució
y quiero yo
al volver hacia el cortijo
en tu cabezada prender una flor.

LOLA y TRINI
Es fiesta de alegría
y de valor
que en el palco del cielo
preside el sol.

CORO
Nadie detuvo
su galope volador,
que en rápido acosar,
a los toros burló.

TODOS
¡Alegría!
Todavía
en el cielo claro
centellea el sol.


__________



Romanza de Curro “Soy Curro el de Lora”: (Curro, Bandidos)

CURRO
¡Soy Curro el de Lora!
¡Soy Curro el de Lora!
¡Y a mi paso en la sierra bravía
nadie se me ponga!
Que salga el que quiera,
que a toos desafío:
¡que no hay hombre pa Curro el de Lora
ni jamás lo habío!
En mi jaca negra
con mi manta roja,
mi trabuco al braso,
desde un matorral
me juego la via,
si es vida la mía,
y mato sin miedo
si es que hay que matar.
¡Es mi casa el monte;
mi hacienda, la vega,
mi guía, la luna,
mi amor, no lo sé...!
¡Que como las zarzas
que hay en el camino
destruyo a mi paso
amor de mujer!
Aquella mujer que quise
fue flor que se deshojó.
Malditas sean las mujeres
que no tienen corazón.
¡Un día, maté...
al que con engaños mi amor me robó!
¡Y al monte me eché...
dispuesto a vengarme de aquella traisión!
¡Fue falso el querer...
que tuvo la culpa
de mi perdición!
¡Su amor olvidé
y ya no he sabío,
y ya no he sabío
de amor de mujer!

BANDIDOS
Un día mató
al que con engaños su amor le robó
y al monte se echó
dispuesto a vengarse de aquella traición.
Fue un falso querer
quien tuvo la culpa
de su perdición.

CURRO
El quererme
por siempre juró,
y luego su fe traisionó.
Fue falso el querer,
y ya no he sabío,
y ya no he sabío
de amor de mujer.


__________



Romanza de Lola “Sevillana he nacío”: (Lola)

LOLA
Sevillana he nacío,
de Sevilla soy yo,
y es mi orgullo más grande
saber que mi cuna
allí se meció.
Me he criao en Triana,
llevo sangre cañí,
y me echaron el agua bendita,
bendita der Guadarquivir.
Lolilla “la Cigarrera”
me llamaban en Sevilla;
¡Quién fuera aquella Lolilla!...
¡Quién fuera la que antes era!,
que lejos de mi España
nunca pude olviar
el reír de mi cielo andaluz
que hace flores brotar;
y en el pecho llevaba
ese sol que, al brillar,
donde pone su beso de luz
hace flores brotar.

TODOS
En Sevilla ha nacío,
tiene sangre cañí
y le echaron el agua bendita,,
bendita del Guardarquiví.

LOLA
Reja donde soñé,
¡quién pudiera en tus hierros floríos
reír y soñar otra vez!
Entre los repiques
de unas castañuelas,
las notas llegaban
como ecos de fiesta,
de unas sevillanas que el olor traían
de la primavera.
¡Nochecita pa soñar!
Los sentíos trastornaba
con su perfume el azahar;
lejos se oía el bordón
de una guitarra llorar
las penas de un corazón
que iba la muerte a buscar,
y en los aires revolaba
una copla que cantaba:
Florecío está too el año
ese jardín de tu reja,
porque lo miran tus ojos
y con mi llanto se riega,
y con mi llanto se riega.
¡Ay Giralda, Giralda,
columna del Sol!
¡Por flamenca
te bendijo Dios!
¡Ay Giralda, Giralda,
escalera de luz!
¡Pa subir a mi cielo andaluz!

TODOS
¡Ay Giralda, Giralda,
columna del Sol!
¡Por flamenca
te bendijo Dios!
¡Ay Giralda, Giralda,
escalera de luz!
¡Pa subir a mi cielo andaluz!

LOLA
Cielo andaluz
que es el palio del sol
y pone en su luz
los destellos
de un fuego de amor.
Lejos de aquí,
es distingo el fulgor
de los rayos del sol.

TODOS
¡Ay Giralda, Giralda,
nunca te puedo olvidar.


__________



Dúo de Lola y Curro “Tú eres otro y yo también”: (Lola, Curro)

LOLA
(Dentro.)
Tú eres otro y yo también,
que el tiempo no pasa en balde;
vamos a no echar más cuentas.
¡Anda, y que Dios te acompañe;
yo voy por otra verea
y no preciso de nadie!
Tú eres otro y yo también,
que el tiempo no pasa en balde.

(Sigue la orquesta, y al atacar otra vez la copla, canta Curro fuera.)

CURRO
¡A ti te pierde el orgullo!
¡Ven y dímelo en la cara
que ya te s’han orviao
los besitos que me dabas!
¡Yo aquí los tengo clavaos
y nadie me los arranca!...

LOLA
(Sale sigilosamente de la casa y comienza el dúo.)
Curro, ¿a qué vienes?
¿Qué quieres de mí?
¡Dime a qué precio
te irías de aquí!

CURRO
¡Te engaña tu orgullo;
dinero me sobra
pa comprarte a ti!
El alma me parte
llegar a mirarte
como ahora te vi;
¡soñaba con verte
pa ver si tus ojos
me daban la muerte
que tanto pedí!

LOLA
Si muerte esperabas,
¿por qué me buscabas?
¡Tú quieres morir...
yo, vivir!...

CURRO
Al derramar
en la sierra sus rayos el sol,
supe de ti
y en mi pecho un puñal se clavó.

LOLA
Nunca creí
que pudiera volverte a encontrar;
me equivoqué
y ojalá no me llegue a pesar.

CURRO
¡Espuela a mi jaca daba
y al fin, mujer, te encontraba!

LOLA
¡Y al verte delante de mí,
siquiera me estremecí!

CURRO
Adivinar
que aquí estabas debí,
porque el sol daba más luz
y la sierra tu olor.

LOLA
Muerto está aquel querer
que de aquí
para siempre arranqué.
¡Curro, déjame ya!

CURRO
¡Oyeme en caridad!
De aquella mujer
a quien di con mi sangre mi vía,
en mi alma toavía
se ensiende el maldito querer.
Por ella maté,
como un lobo en la sierra acosao;
por ella espreciao
con llanto de sangre lloré.
Por ella viví,
y en su boca que amores juraba
y luego engañaba,
veneno de amores bebí.
¡Ya ves si será
de ley mi querer,
que esa boca quisiera besar
otra vez!

LOLA
Lo que ha sío
ná me importa.
¡Tú eres otro,
yo soy otra!
¿A qué cansas
tu porfía
si aquel fuego
ya es ceniza?
Déjame ya
escoger mi camino,
que agua pasá
ya no mueve molino.
¿Quieres morir?
¡Eso tú allá!
Déjame a mí
la libertá.

CURRO
¡Calla, ingrata!,
que se afila
en tus palabras
un puñal.

LOLA
No te fui yo a buscar.
Aquella mujer
otro cauce ha marcao ya a su vía
y mira extinguía
la llama en que ardió su querer.
Mis pasos sembré
del olvío que en mi alma ha cuajao;
crecer he dejao
mis alas y libre volé.
Alegre reí
y aunque a hieles quizás amargaba,
mi boca cantaba
y penas y llantos vencí.
Tocante al querer
mi capricho ná más
es mi ley.
Aquella mujer
otro cauce ha marcao ya a su vía
y mira extinguía
la luz del querer.

CURRO
En mi camino te vuelvo a encontrar.
De aquella mujer
a quien di con mi sangre mi vía,
en mi alma toavía
se ensiende el maldito querer.
Por ella maté,
como un lobo en la sierra acosao;
por ella espreciao
con llanto de sangre lloré.
Por ella viví
y en su boca que amores juraba
y luego engañaba
veneno de amores bebí.
¡Ya ves si será de ley mi querer,
que esa boca quisiera besar
otra vez!
De aquella mujer
a quien di con mi sangre mi vía,
en mi alma toavía
se aviva el querer.


_________



Dúo cómico “Tango del kikiriki”: (Trini, Richemond)

TRINI
El tango der ki-ki-ri-kí.
El tango der ki-ki-ri-kán.

TODOS
Venga, chiquilla, ese tango
que lo quiero ver bailar.

TRINI
Era un gallo ki-ki-ri-kí.
Era un gallo ki-ki-ri-kán
que el muy tuno se creía
que era el amo del corral.
¡Ay lerelo, lerelo, lerelo!,
y hasta era orgulloso
su cacarear.
Con su cresta ki-ki-ri-kí
y su cola ki-ki-ri-kán
reinaba en el gallinero
como si fuese un sultán.
¡Ay lerelo, lerelo, lerelo!,
y nada hacía el gallo
pa no adelgazar.
Con er pico,
con el pico
traía a las hembras
el gallo engañao.
Y de noche,
y de noche
zartaba el muy tuno
a un corral de al lao.
Pero un día,
pero un día
zalió una gallina
que estaba encelá,
y otro gallo,
y otro gallo
más grande se trajo
pa dentro el corrá.
Dende entonces
er gallo de enantes
no ha vuerto a zalí,
y las hembras
le pican la cresta
pa hacerle sufrir.
Con el ki-ki-ri, ki-ki-ri, ki-ki-rí,
con el ki-ki-ri, ki-ki-ri-kán,
a los gallos, como a los hombres,
los hay que picotear.

TODOS
Con el ki-ki-ri, ki-ki-rí,
con el ki-ki-ri, ki-ki-ri-kán,
a los gallos como a los hombres
los hay que picotear.

TRINI
¡Picotear!

CORO
El tango del ki-ki-ri-kí,
el tango del ki-ki-ri-kán.

TRINI
¡Ki-ki-ri-kí!

RICHEMOND
¡Ki-ki-ri-kí!


__________



Dúo de Angustias y Lola “Por el mal que hiciste”: (Angustias, Lola)

ANGUSTIAS
¡Por el mal que hiciste
a Curro con tu amor!
¡Maldición sobre tu casta, maldición!
¡Por las lágrimas
que cuesta tu traición!
¡Maldición sobre tu nombre,
maldición!
¡La tierra te niegue seguro cobijo,
el cielo su amparo, la luna su brillo!
¡Que to lo que toques ceniza se vuelva,
y yores y sufras sin cielo y sin tierra!
¡Los perros te aúyen al verte pasar,
y sola te mueras sin agua y sin pan!

LOLA
¡Por mi honra que él un día se llevó!
¡Por las ansias con que pido tu perdón!
¡Por las lágrimas que ahora vierto yo!
¡Por tu vida! ¡Compadece mi dolor!

ANGUSTIAS
¡Soy Angustias la gitana
y, pá poder cobrar tu mala acción,
descalza iría por el mundo
pá herir y atormentar tu corazón.

LOLA
No merezco este castigo
que aquí me quiere dar tu maldición.
También descalza yo andaría
para poder salvar mi corazón.

ANGUSTIAS
¡Que el conjuro se cumpla
en el nombre de Dios!

LOLA
¡Gitana compasión!
¡Maldito conjuro! ¡Que me hace sufrir!

ANGUSTIAS
¡Más sufre mi Curro llorando por ti...!

LOLA
Triste de mí que,
al volver esta tierra a pisar,
nunca pensé que me viera así.

ANGUSTIAS
Tu maldad lo ganó, yo lo pedí.

LOLA
No sé si muero, no sé si vivo,
cúmplase ya mi destino.

ANGUSTIAS
Pues ahí tu sino vas a mirar:
el campito de azucenas
ya esta seco y deshojao.
La vereda se ha secao
y ha cresío el asiprés.
Y, cortando los senderos,
que te marca tu destino,
encharcao está el camino
con la sangre del clavel.

LOLA
Penetrando en tus palabras
veo en ellas como un sino:
que encharcao está el camino
que no quise recorrer.

ANGUSTIAS
Que encharcao está el camino
con la sangre del clavel.
Dios me vengará.
¡Dios me vengará!

LOLA
¡Por Dios caridad!


__________



Romanza del Ecijano “Luz de aquella estrella” y coro de bandoleros: (Ecijano, Bandidos)

ECIJANO
Luz de aquella estrella
que mañanera
miro brillar,
quiero que tú seas
la compañera
de mi penar.

BANDIDOS
En mi paso por la sierra,
un lucero luz me da,
que consuelo me presta y acompaña
con su dulce claridá.

ECIJANO
Pa ayudarme en los caminos
y jarales de la sierra,
pa librarme de acechanzas
en mi vida aventurera,
pa mirar aquellos ojos
que me matan y me encelan,
tengo siempre, allá en el cielo,
mi estrellita mañanera.
Ay, estrellita, que alumbras
como ninguna alumbrara:
cuando tu luz va su cara a besar,
tú no sabes qué envidia me das.

BANDIDOS
¡Buscando un querer
ya no podré lograr jamás
mi loco afán,
pues di mi amor a la mujer
que luego quise olvidar, olvidar!

ECIJANO
Si alegres son los colores
de mi manta jerezana,
más alegres son los ojos
que dan vida a mi esperanza,
que ni los luceros brillan
cuando altiva su mirada
pone en mí.¡Gitana!

BANDIDOS
Si alegres son los colores
de mi manta jerezana,
más alegres son los ojos
que mantienen viva mi esperanza.

ECIJANO
Ella es la luz de la mañana.

TODOS
Es la vida luchar
y también es querer
y lograr
conseguir
poseer
un amor de mujer.

¡Alegres son los colores
de mi manta jerezana!...


__________



Raconto de Curro “De nuevo al verla”: (Curro)

CURRO
De nuevo al verla
ya no he podío
callar mi corazón;
y recordando
sus juramentos
olvido su traición.
Si era mi vida
y la adoraba
como se adora a Dios,
¿por qué entre besos
que eran traiciones
el alma me envenenó?
Ciego volé
con las alas del corazón;
loco pensé
en llegar hasta el mismo sol.
Que en la cumbre e la sierra
pa servirla de altar,
un palacio de reina
con pisos y puertas de plata
quise levantar.
Si en el naranjo
de mis quereres
ya se secó el azahar,
¿por qué los besos
de aquella boca
quemando mi boca están?
Casita que yo soñaba;
¡nío de mi amor,
refugio de paz
y dorao de mi sol!
¡Malhaya el vendaval
que lo desmoronó!
Virgen, por lo que pasaste
junto a aquella Cruz,
calma mi sufrir;
dame ya tu luz,
o pa olvidar
o pa morir.
¡Morir!


__________



Dúo cómico “¡Por Dios, no alcéis la voz!”: (Trini, Richemond)

TRINI
¡Por Dios
no alcéis así la voz!

RICHEMOND
Que salga quien quiera
que no me da miedo ni un chacal
ni un bravo león.
Trinita hechicera,
yo soy un valiente por tu amor;
y habré de salvarte
que, por libertarte
nada hará temblar
mi fiero corazón.

TRINI
De todas maneras
es prudente andar con precaución
en esta ocasión.
Si libres nos vemos,
mi mano he de darte,
pero no conviene que se precipite
tanto tu valor.

RICHEMOND
Sediento estoy de pelear;
que un premio así
¿quién no querrá?

TRINI
Tanto amor
nunca vi
ni tal valor.

RICHEMOND
Callad;
no os vayan a escuchar.

TRINI
Un hombre que es hombre
para tal hazaña acometer
ya me conquistó.
Valiente le quiero
para los valientes, pero en el cariño
quiero verle humilde si le miro yo.

RICHEMOND
(¡Ah, mon Dié!
No puedo ya tenerme en pie.
¡Cualquiera suponía
que era ir a la guerra ir a Andalucía!)
Ya verás
si digno soy al fin de ti,
pero ahora es conveniente,
como tú me mandas, callandito ir.

TRINI
Ten cuidao
y no te vayas de mi lao;
que todos nos espía
y si nos descubren
buena se armaría.

RICHEMOND
Nadie ya, hoy puede
hacerme a mí temblar:
que si un león es él,
un chacal
me hace tu amor;
¡ya verás
quién es Richemond!

TRINI
(¡Qué noble y bravo es!
Pruebas de mi amor
gozosa le daré.)

¡Soberbio valiente yo te quiero
pero, en el querer,
humilde has de ser!

RICHEMOND
Trinita hechicera,
yo soy un valiente por tu amor;
y habré de salvarte
que, por libertarte
nada hará temblar
mi fiero corazón.

TRINI
De todas maneras
es prudente andar con precaución
en esta ocasión.
Si libres nos vemos,
mi mano he de darte,
pero no conviene que se precipite
tanto tu valor.
.
RICHEMOND
Si con bien escapo,
nunca en aventuras tan comprometidas
he de verme yo.

TRINI
Mi mano he de darte,
pero no conviene que se precipite
tanto tu valor.


__________



Escena “Curro que te pasa, que herío te ves… Si en mis lamentos y en mis porfías”: (Montañés, Curro, Lola, Bandidos)

MONTAÑES
¡Curro!, ¿qué te pasa,
que herío te ves?
¡Habla ya!

CURRO
¡Que a traisión el Ecijano
me ha querío asesinar!

MONTAÑES
¡Mardito sea!

CURRO
¡Ha hecho bien, porque mi vía
no zervía ya pa ná!

(Salen la Presumida, María Jesús y los Bandidos leales a Curro.)

Si en mis lamentos
y en mis porfías
no quiso ella creer,
morir quisiera, que no podría
vivir sin su querer,
vivir sin su querer.
Yo la quería,
yo la quería,
y me importa su vía más que la mía,
más que la mía.

TODOS
Pobrecillo Curro,
nadie lo creyera,
viéndole tan bravo,
que este fin tuviera.
¡Mal haya quien fía
en cariño de hembra!

(Sale Lola seguida de Trini y Richemond; al ver Lola a Curro, herido, va hacia él impulsada por el sublime amor que siente renacer.)

LOLA
¡Curro del alma, di ya quién te ha herío
y pudo tu brío rendir,
pa que pueda, al saber quién ha sío,
llegarle a matar!...

CURRO
¡Que Dios tu traisión perdone
y déjame ya morir!...

TODOS
¡Pobre Curro, con su vía
va a pagar ese querer
que fue su vía!
¡Pena me da
verlo así sufrir;
que en su porfía
el cariño de aquel día

LOLA
Darte quiero toa la vía.

CURRO
(Se incorpora con esfuerzo y valientemente, dice:)
¡Con llanto de sangre, la muerte pedí,
pero al verte otra vez en mis brazos,
pa darte la vía yo quiero vivir!

LOLA
¡Penas que yo sembré!
Con el llanto que erraman mis ojos
borrar vuestros rastros sabré.

TODOS
Que tristes son los colores
de mi manta jerezana,
que no pueden cobijarte
morenita de mi alma.

LOLA
¡Quiero mirarme en su mirada!

CURRO
¡Por su querer la vida daba!


__________



Canción de la navaja “En la feria de Marchena”: (Curro)

CURRO
En la feria de Marchena
esta alhaja yo merqué
pa ayudarme en la faena
de guardar a mi morena
y de haserme yo valé.
Negras cachas resguardaban
su hoja firme y bien templá,
y los muelles que la armaban
al abrirse pregonaban
su bravía caliá.
Y al pié de aquella reja
donde aprendía
lo que, cuando se quiere,
vale la vía,
así cantaba
mientras que entre mis manos
la acariciaba:
¡Ay! Navaja leal
que guardas mi amor;
en ti miro yo
mi sólo caudal.
¡Ay! Quien quiera una vez
su corte probar
¡qué ponga el mirar
en esta mujer!
Por un viento de falsía
mi morena me olvió,
y al pensar que la perdía
y saber que la quería...
¡mi navaja perdonó!
Y tragándome la pena
para siempre, yo oculté
la navaja que en Marchena
pa guardar a mi morena
orgulloso yo merqué.
Y lejos de la reja
que me decía
que el que fía en mujeres
en aire fía,
triste pensaba
que por quererla mucho...
¡no la mataba!...
¡Ay! Navaja leal
que alegre merqué
pa que mi querer
supieras guardar.
¡Ay, Quién pudo pensar
ni pudo temer
que aquella mujer
supiera engañar!
¡Navaja leal
que no quiso matar!


_________



En la catedral “Adoremos in aeternum”: (Niño, Tenor, Coro)

NIÑO
Adoremus in aeternum
Sanctissimun Sacramentum.

TENOR
Laudate Dominum gentes,
Laudate Dominum gentes
Laudate eum omnes populi.

TODOS
Adoremus in aeternum
Sactissimun Sacramentum.
Amén.

NIÑO
Adoremus in aeternum
Sanctissimun Sacramentum.
Amén.


__________



Final “Campanas alegres que a Córdoba disen”: (Niños, Mujeres, Caballeros, Richemond, Trini, Lola, Curro)

TODOS
Campanas alegres
que a Córdoba disen
que dos que se quieren
se van a casar:
¡tocad sin descanso
y, en loco repique,
bandás de tañíos
echad a volar!

NIÑOS
(A Rchemond)
Si feliz te quiés ver
luce garboso tu rumbo
soltando parné.

MUJERES
(A Trini)
Si quiés ser mu feliz
pon en tus labios el alma
diciéndole el sí.

CABALLEROS
(A Richemond)
¡Qué mujer tan cabal!
¡Qué clavelito ensendío
se va usté a llevar!

TODOS
¡Dios le dé a su mercé
con toos los bienes del mundo
algún churumbel,
floresita e canela!
Campanas alegres
que a Córdoba disen
que dos que se quieren
se van a casar:
a casar
¡tocad sin descanso
y, en loco repique,
bandás de tañíos
echad a volar!

RICHEMOND
Por fin me caso
como quería:
con una moza de Andalucía;
la más hermosa,
la más barbiana,
la más graciosa,
la más gitana.

TRINI
Por Dios, no sigas
que me avergüenzas;
no valgo tanto
como tú piensas.

LOLA
¡Trini!

TRINI
¡Lolilla!

LOLA
Reza por mí,
que sólo puede
que sólo puede Dios
acabar mi sufrir.

TRINI
¡Pobre Lola!
¡Cuánto sufro
mirándote así!

LOLA
El sufrir no me importa;
lo que sí pué matarme,
lo que sí pué matarme
es no verlo ya nunca.
Chavalilla le quise
con toda el alma
y creyendo olviarlo
no le olviaba;
que él fue el primero
a quien le di en los labios
de amor un beso,
de amor un beso.

Que él fue el primero
a quien le di en los labios
de amor un beso,
de amor un beso.

(Sale Curro, que va decidido hacia Lola.)

CURRO
¡Lola!

LOLA
¡Curro!

CURRO
¡Ven aquí, no te marches de mi vera,
que en mis brazos prisionera
te quió yo mirar así!

LOLA
Curro: maldita la hora
en que desdenes fingí;
el corazón ahora llora,
y que me perdones
te vengo a pedir.

CURRO
¿Qué dices, Lolilla?

LOLA
Que no te olvié,
y que siempre te quise y te quiero;
¡te quiero, mi Curro,
y tuya he de ser!

CURRO
(Con suprema emoción.)
Los dos solos,
corasón con corasón;
¡que ciego y sin tu luz
me vea si te dejo!
¡Así lo juro ante mi Dios!
¡De rodillas y besando tus pisás,
perdón y olvido
yo te pido!

LOLA
Lo pasao
ya está olvidao:
¡mis besos lo borrarán!

CURRO
Con tu amor otro soy ya;
conmigo en la sierra
mi reina serás.

LOLA
¡A tu lao me tendrás!
Aquella mujer
que desdenes fingía, orgullosa,
hoy busca celosa
el nío donde está su querer.

CURRO
Estrellita de luz

LOLA
Mi dueño serás
como siempre lo fuiste en mi vía,
y humilde y rendía
esclava a tus pies me verás.

CURRO
De mi cielo andaluz.

LOLA
¡Soñando viví
con volverme a mirar en tus brazos,
y el alma a peasos
sentía escaparse hasia ti!
¡Ya ves si será
mi gozo de ley
cuando tuya me vuelvo a mirar
otra vez!

CURRO
Nublaíta y lejos te miré;
¡vuelve el rumbo mi vía otra vez,
otra vez!

LOLA
Tuya seré,
porque mi amor
fue la flor que no se secó.

CURRO
¡Ay, mujer que perdí!,
teniéndote a ti
soy otro al pensar
que vuelves a mí.

LOLA
¡Ay! Si yo me marché,
te juro hoy aquí,
que lejos también
pensaba yo en ti.
Cerca un altar,
y por mi fe te juro
hoy aquí mi querer,
y que siempre estaré
muy junto a ti.
Curro, a la sierra iré,
que feliz seré con tu querer.
Sólo por tu querer feliz seré.
Quise, en vano, mi sino cambiar.
Sin tu amor ya no puedo vivir.
¡Ay, mi Curro! Me muero por ti,
pues no podré vivir sin tu amor.
¡La sierra nos cobijará
por siempre ya!

CURRO
Yo te quiero sólo a ti;
no pué nadie mi rumbo torcer.
Yo a ti sólo te quise, mujer;
no pué nadie robar un querer,
pues si es de ley
no se pué romper;
sólo por tu querer
otro hombre he de ser;
¡tú lo has de ver!
Reina yo te he de hacer,
y con tu querer
feliz seré,
y loco de amor
contigo viviré.

(Hacen mutis mientras cae el telón.)  

CORO DE NIÑOS
(Concertando con el dúo.)
Salve Regina,
Madre amantísima,
misericordia ten de mí.
Virgen María,
Virgen Purísima,
de hinojos caigo
por rezarte a ti.
Por ti suspiro,
por ti lloro,
y por ti he de vivir.
Dame tu perdón.
Gracia plena el Cielo nos dé.
Por siempre Gracia.
Amén.
Quiera el Cielo
tu bien conceder,
y a los novios
felices hacer.

CORO
Salve Virgen,
Reina y Madre
que en el Cielo,
por tu poder
Reina has de ser;
no me olvides,
Reina y Madre;
pido siempre
que me ampares.
Salve Virgen,
Reina y Madre,
que me ampares
pediré.
Virgen, ten piedad
de mi corazón,
hoy viene a implorar,
y a rogar
con temor,
tu divino perdón.
Virgen, danos tu consuelo,
Madre que estás
en el cielo:
nos perdonarás,
que en ti confío yo,
y olvidarás.
De mí tendrás piedad,
y a ti mis plegarias
volarán.
Que quiero para ti rezar.

TODOS
Amor, bella realidad,
que quiero lograr,
pues nada hay igual.
Unica verdad
que es gran ilusión.
Y en su despertar
nos hará ensoñar
la felicidad.
¡Sólo por amor
vive un corazón
que muriendo está!





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario