domingo, 6 de octubre de 2013

El cantar del arriero (Cantables)



EL CANTAR DEL ARRIERO



Zarzuela en dos actos.

Libreto: Serafín Adame y Adolfo Torrado.

Música: Fernando Díaz Giles.

Estrenada en el Teatro Victoria de Barcelona el 21 de noviembre de 1930 y en el Teatro Calderón de Madrid el 21 de mayo de 1931.

Acción en una venta cercana a la Puebla de Sanabria (Zamora), a finales del siglo XIX.


ARGUMENTO


Próximo a la vejez, Blas, es dueño una Venta, situada en la carretera que conduce a Puebla de Sanabria, que es frecuentada por arrieros, y a los que Blas no ve con buenos ojos.
El ventero, viudo y con una hija, tiene depositadas todas sus ilusiones en ella. La muchacha, llamada Mariblanca, es buena y cariñosa con su padre, a quien brinda total obediencia y cariño. Braulio, mozo de confianza del ventero, es el fiel criado que y se siente orgulloso de servir a su amo. Gloria es otra muchacha que sirve en la Venta, y tiene Braulio a mal traer, por sus coqueteos con los demás mozos del lugar y con algún que otro arriero de los que de paso en la venta.
Es Anselmo, entre los mozos del lugar, lo más serio y formal que pueda desearse. Y en quien se fijó en Mariblanca, con la que no pierde la ocasión de ser agradable a la joven. El cariño surge entre los dos jóvenes, y Anselmo adora a su novia.
No son muy del agrado de Blas las relaciones de Anselmo con Mariblanca, ya que el muchacho no posee ningún bien de fortuna, pero incapaz de quitar un gusto a su hija, no llega a oponerse con resolución a que estas relaciones continúen.
El día en que se celebra el santo de Mariblanca, la venta está de fiesta. Mozas y mozos, vienen con bailes y canciones a festejar a la hija del ventero. Blas ante la posibilidad de su viaje aquella misma noche, le hace la recomendación a Braulio, de que cierre la venta a todo arriero.
Efectivamente, ante la ausencia del amo, la venta está cerrada. Se interrumpió la fiesta, con el anuncio de la próxima llegada de los arrieros, por el sonido de campanillas lejanas que se van acercando poco a poco.
Cuando llegan Lorenzo, "Cigüeño" y Tomás con los demás arrieros frente a la puerta de la Venta, sólo un silencio sepulcral, como de lugar deshabitado, les recibe. Las intenciones del jefe de los arrieros no son muy buenas, ya que se desvió a propio intento de su ruta normal para hacer un alto en la venta. Tiene conocimiento de la belleza de Mariblanca, y como hombre de poco escrúpulo en cuestiones de faldas, y acostumbrado a hacer su voluntad, de grado o por la fuerza, no reparó en perder unas horas en su caminar para correr la aventura que se propone.
Mariblanca quien ordena a sus criados que abran la puerta a los arrieros y les franqueen la entrada en la Venta, si así lo desean. Lorenzo, conseguido su primer propósito, trata con gran dulzura a la joven. Al poco de estar los arrieros saboreando el vino que les fue servido, se presenta Anselmo, al frente de otros mozos, a rondar a su novia. Esta sale a recibir a su prometido, quien, orgulloso, hace gala del cariño que profesa a Mariblanca.
El despecho que siente Lorenzo es torpemente disimulado, retando a Anselmo a que haga con él un alarde de fuerza y destreza de pulso. Ante la osadía del arriero, y a pesar de la oposición de Mariblanca, que quiere evitar a Anselmo la reyerta con el pendenciero Lorenzo, el muchacho comienza a medir sus fuerzas con su rival, siendo vencido, ante el regocijo de los arrieros y la consternación de los mozos. Esta humillación, sufrida por Anselmo ante su novia, es lo que buscaba Lorenzo.
Anselmo, dándose cuenta de las intenciones de su rival, le reta a una lucha a muerte para defender a su novia. El arriero amenaza lograr su propósito a pesar de toda oposición. La oportuna llegada de Blas, que no efectuó el viaje anunciado, corta la tirante situación. Blas pone en manos de Anselmo la custodia de Mariblanca. El mozo jura defenderla con su vida.
A poco, se presenta en la Venta un fraile falso, ya que se trata de "Cigüeño", uno de los secuaces de Lorenzo, quien sigue en su propósito anterior de ultrajar a Mariblanca. El tal "Cigüeño" es el encargado de franquear la entrada en la casa de la muchacha a su jefe y demás gente arriera en un momento determinado.
Lograda la primera fase del plan concebido por Lorenzo, y cuando incluso tiene en su poder a Anselmo aprisionado entre dos de sus hombres y a Mariblanca desmayada y a merced suya, la aparición del ventero le detiene en su intento.
Blas hace saber a Lorenzo que la mujer que tiene ante él es su propia hija, fruto de la mala acción que años antes cometiera. Esta confesión final hace que Lorenzo desista de su propósito, y arrepentido de la mala acción que iba a cometer, haga votos por la felicidad de Anselmo y Mariblanca, abandonando la venta.


___________



Personajes:

Lorenzo: Arriero pendenciero y mujeriego.
 
Mariblanca: Supuesta hija de Blas, acosada por Lorenzo y enamorada de Anselmo.

Anselmo: Mozo enamorado de Mariblanca.

Gloria: Moza enamorada de Braulio.

Braulio: Mozo enamorado de Gloria.

Cigüeño: Compinche de Lorenzo.

Blas: Dueño de la venta, supuesto padre de Mariblanca.


___________



Números musicales:

Coro general “El día de tu santo tiene grandeza”: (Mariblanca, Coro)
Raconto de Mariblanca “El mozo mejor de todo el lugar….La moza de Sanabria”: (Mariblanca)
Duetto cómico “Me gusta mirar tu cara….Pecado, pecado, pecado”: (Braulio, Gloria)
Salida de Lorenzo “De Peña Negra vengo…..El dueño de la venta tráiganos vino….Soy arriero”: (Lorenzo, Arrieros)
Concertante “De la ruta de Zamora….Como quieres que el arriero al llegar”: (Lorenzo, Mariblanca, Braulio, Gloria, Cigüeño)
Dúo de Anselmo y Lorenzo, con coro “A la ronda voy mozos….Hoy a mi Mariblanca le canto amores”: (Anselmo, Lorenzo)
Dúo de Anselmo y Lorenzo, con coro “Parece que no asoma la niña zamorana…..Zamorana si te vengo a rondar”: (Lorenzo, Anselmo)
Dúo cómico y coro “Mi mozo es el más valiente…Sanabresa, sanabresa”: (Coro, Mariblanca, Braulio)
Dúo de Mariblanca y Braulio con coro “Baila moza, baila moza”: (Mariblanca, Anselmo)
Dúo de Mariblanca y Anselmo “Eso que pides es imposible…Sobre la grupa de mi caballo”: (Mariblanca, Anselmo)
Romanza de Lorenzo “Sólo una boca que se pueda besar”.


___________



Coro general “El día de tu santo tiene grandeza”: (Mariblanca, Coro)

CORO
El día de tu santo
tiene grandeza,
y en el luce la fama
de tu belleza;
de rumbo son los días
de Mariblanca,
la moza más bonita
que hay en Sanabria.

MARIBLANCA
Gracias a todos
hoy en mi casa
bebed, que el vino
corra sin tasa;
la Mariblanca,
para obsequiarle
a todo el pueblo,
espera aquí.

CORO
Aquí vendremos
y danzaremos
con la dulzaina
y el tamboril.
No hay en Sanabria
mayor encanto
que el de esta niña,
que hoy es su santo.

HOMBRES
Feliz quien consiga
todo su amor.

MARIBLANCA
Hoy vacío mis jarras
en vuestro honor.

(Suena dentro un esquilón)

MUJERES
¡Ah! Vamos al pueblo,
que el esquilón
está llamando
para el sermón.

HOMBRES
Prepara el vino,
porque al volver,
el recio frío
habrá que vencer.

MARIBLANCA
Idos al rezo,
que es tarde ya,
volved aprisa,
para bailar.

CORO
Vamos al pueblo,
que el esquilón
llama para el sermón.

(Iniciando el mutis.)

No hay en Sanabria
mayor encanto
que el de esta niña
que hoy es su santo.
Pedid al cielo
dicha y amores,
que aleje de ella
los sinsabores.
A la lairó, a la lairó,
a la lá, a la lairó.

CORO
Vamos al rezo,
que es tarde ya;
volvamos pronto
para bailar;
vamos al pueblo
que el esquilón,
llama para el sermón.

MARIBLANCA
Os espero,
os espero.
No tardar.

CORO
(Lejos.)
No hay en Sanabria
mayor encanto
que el de esta niña
que hoy es su santo...


___________



Raconto de Mariblanca “El mozo mejor de todo el lugar….La moza de Sanabria”: (Mariblanca)

MARIBLANCA
El mozo mejor
de todo el lugar,
mi cariño pretende ganar;
honrado y leal
merece mi amor,
y yo se lo entregué sin temor.
Mi reja a rondar
hoy ha de venir,
pues quiere ante el pueblo mostrar
que suya he de ser,
por corresponder
al cariño que viene a cantar.
No temas nunca, padre del alma,
que el mozo que yo he elegido,
es hombre digno de que le quiera,
con todo mi corazón.
El que ronda de noche mi reja,
con los ecos de su canción,
que le quiera merece
y le diga con ilusión,
merece que le diga con ilusión.
¡Ah! La moza de Sanabria
es moza fiel en amores,
la moza de Sanabria,
que habrá de ser tu mujer,
a tí tan solo ha de querer
a tí tan solo ha de querer.
Un día le vi
llegar junto a mí,
y una frase me dijo al pasar;
no sé lo qué fue,
pero le miré,
y en él preso quedó mi mirar.
Al baile acudió,
y allí me sacó
al compás de la gaita al bailar;
palabras de miel
decíame él,
que me hicieron de dicha temblar.
No temas nunca, padre del alma,
que el mozo que yo he elegido,
es hombre digno de que le quiera,
con todo mi corazón.
El que ronda de noche a mi reja,
con los ecos de su canción
que le quiera merece
y le diga con ilusión.
Merece que le diga con ilusión:
¡Ah! La moza de Sanabria
es moza fiel en amores;
la moza de Sanabria
que haya de ser tu mujer,
a tí tan solo ha de querer,
a tí tan solo ha de querer.
La moza de Sanabria
es moza fiel al amar.


___________



Duetto cómico “Me gusta mirar tu cara….Pecado, pecado, pecado”: (Braulio, Gloria)

BRAULIO
Me gusta mirar tu cara,
me gusta mirar tus ojos,
me gusta mirar tus piernas,
que es un sitio peligroso;
al verlas tan regordetas
en las que solo se ven las medias,
yo pienso que pasaría,
si en vez de medias
fuesen enteras.

GLORIA
Que bruto eres,
peazo animal,
no digas eso,
me enfadarás.
Pecado, pecado, pecado,
es lo que me dices;
pecado, pecado, pecado,
miserere mei.

BRAULIO
Pecado, pecado, pecado,
es además de eso,
verte tan guapa,
y no darte ciento diez besos.

GLORIA
Has de tener bien presente,
que no es bueno retozar,
pues luego la penitencia
nos puede dar que llorar;
yo soy del mesón la moza,
y en él trabajo de noche y día,
mas no quiero que me asciendan
y que me hagan ama de cría.

BRAULIO
No tengas miedo
y ven acá,
que entre mis brazos
te animarás.

GLORIA
Pecado, pecado, pecado,
es lo que me dices;
pecado, pecado, pecado,
miserere mei.

BRAULIO
Pecado, pecado, pecado,
es además de eso,
verte tan guapa
y no darte ciento diez besos.


___________



Salida de Lorenzo “De Peña Negra vengo…..El dueño de la venta tráiganos vino….Soy arriero”: (Lorenzo, Arrieros)

LORENZO
(Dentro)
De Peña Negra vengo
para Sanabria;
galopan mis caballos
por la empinada...
Cercana está la venta,
llenar mi bota quiero,
beber con la mi moza
a orillas del Duero.

ARRIEROS
(Dentro)
¡Yía! ¡Yía! Mis jacas lindas
¡Yía! ¡Yía! Cómo galopan
¡Atio! ¡Mora! Anda, Alazana.
¡Pinta! ¡Mora! Anda, Garbosa.

LORENZO
(Dentro)
De Peña Negra vengo
para Sanabria;
galopan mis caballos
por la empinada...

ARRIEROS
(Dentro)
¡Yía! ¡Yía! Mis jacas lindas
¡Yía! ¡Yía! Como galopan
¡Yía! ¡Yía! Anda, Alazana
¡Yía! ¡Yía! Anda, Garbosa.

LORENZO
(Aparece en escena)
El dueño de la venta
tráiganos vino;
del más rojo que tenga,
del menos fino;
quiero vino de Toro
que goza fama
de arder en nuestros pechos
como una llama,
pues quien nos vea
junto a la jarra del vino rojo,
sabrá si en nuestros ojos
relampaguea, relampaguea.
El dueño de la venta
tráiganos vino;
del más rojo que tenga,
del menos fino.
¡Ah! Soy arriero,
y por eso el vino tinto de Toro
es el que quiero.
Soy arriero,
y por eso el vino tinto
es el que quiero.

ARRIEROS
Y por eso el vino tinto de Toro
es el que quiero.

TODOS
El que fuerza en camino le da…
el que fuerza en camino le da…
El dueño de la venta, que salga...
¡Soy arriero!...
¡Soy arriero!


___________



Concertante “De la ruta de Zamora….Como quieres que el arriero al llegar”: (Lorenzo, Mariblanca, Braulio, Gloria, Cigüeño)

LORENZO
De la ruta de Zamora
para veros quise ahora
detenerme en el mesón,
detenerme en el mesón,
y salir de madrugada
que bien vale la jornada
tu mirar de bendición,
tu mirar de bendición.

MARIBLANCA
Gracias, pero no pueden
pasar la noche aquí.

LORENZO
¿Pues quién nos lo prohíbe?

MARIBLANCA
¡Un hombre!

LORENZO
Entonces, di:
si sólo hemos venido a tu mesón
tus ojos por mirar
no es justo que volvamos a caminar
perdida la ilusión.

MARIBLANCA
Yo no sé si es justo o no será;
mas no puede entrar
en este mesón.

LORENZO, MARIBLANCA, GLORIA, CORO, BRAULIO y CIGÜEÑO
De la ruta de Zamora
para veros quise ahora
detenerme en el mesón
y salir de madrugada
que bien vale la jornada,
tu mirar de bendición.

LORENZO
¿Qué piensas?...

MARIBLANCA
Si queréis,
podré aquí fuera
serviros el vino.

LORENZO
Bendigo mi destino,
linda ventera.

MARIBLANCA
Pero, por favor,
partir luego de aquí;
¿lo promete el señor?

LORENZO
Un leal servidor
tendrá siempre en mí.
¿Cómo quieres que el arriero al llegar
vuelva grupas cuando a tu puerta llamó?...
No le niegues ese calor de hogar
que tanto soñó al andar
por esos caminos de Dios.
Quien te dio la fama de arisca y cruel
no acertó a verme en tu alma
lo que yo en esa turbada emoción,
bella flor que busca caricias de amor.

GLORIA, BRAULIO, CIGÜEÑO y CORO
¿Cómo quieres que el arriero al llegar
vuelva grupas cuando a tu puerta llamó?
No le niegues ese calor de hogar
que tanto soñó al andar
por esos caminos de Dios.
Quien te dio la fama de arisca y cruel
no acertó a ver en tu alma
lo que yo, en esa turbada emoción,
bella flor que busca caricias de amor.

MARIBLANCA
No puedo escuchar las bellas frases
que me dice el arriero.

LORENZO
(A Cigüeño)
Toqué en la llaga, ya tú lo ves.

CIGÚEÑO
(A Lorenzo)
No te ciegues, Lorenzo

MARIBLANCA
No sé qué me dio, pues sus palabras
me llegaron al corazón.

LORENZO
(A Cigüeño)
Ya de la empresa va lo mejor.

CIGÜEÑO
(A Lorenzo)
Deja en paz a la chica.

LORENZO
(A Mariblanca)
Siempre, siempre triunfador;
hoy tú serás mi amor.

MARIBLANCA
Mucho le oí y no le oiré más.
La moza de Sanabria
es moza fiel en amores;
la moza de Sanabria
tiene tan solo un querer
y sólo a un mozo fiel ha de ser,
y sólo a un mozo fiel ha de ser.

LORENZO
Quiero a esta mujer...
Ella mía ha de ser...

CIGÜEÑO
No te empeñes en dar qué sentir.

LORENZO
A ella habré de lograr;
yo lo he de vencer,
y la he de obtener,
la he de obtener,
y nada en la vida
me hará ya feliz.

CORO
El la ha de lograr
y la ha de vencer
o nada en la vida
le hará ya feliz.

MARIBLANCA
Sus bellas palabras
No debo de oír.

LORENZO MARIBLANCA y CORO
¿Cómo quieres que el arriero al llegar
vuelva grupas cuando a tu puerta llamó?
No le niegues ese calor de hogar
que tanto soñó al andar
por esos caminos de Dios.
Quien te dio la fama de arisca y cruel
no acertó a ver en tu alma
lo que yo en esa turbada emoción,
bella flor, que busca caricias de amor.
Bella flor.
Bella flor.


___________



Romanza de Anselmo “A la ronda voy mozos….Hoy a mi Mariblanca le canto amores”: (Anselmo, Lorenzo)

ANSELMO
(Dentro)
A la ronda voy, mozos, voy a la ronda,
a cantar en la reja de mi morena. ¡Ah!
Zamorana, si te vengo a rondar
en Sanabria todo el pueblo ha de saber,
zamorana, que eres tú la mujer
a quien digo al cantar mi querer;
a tu ventana sal ya
y así mi voz te dirá,
zamorana, que mi dueña serás.

(Se dirige a la venta)

Hoy a mi Mariblanca le canta amores
conmigo el mocerío de rondadores.
¡Ay, mi dulce amor,
sal a la ventana!
Que eres la más hermosa,
la más bella y galana
que cubrí con mi manta zamorana...
¡Ay mi dulce bien,
hoy vengo a cantarte,
hoy vengo a cantarte!


___________



Dúo de Anselmo y Lorenzo, con coro “Parece que no asoma la niña zamorana…..Zamorana si te vengo a rondar”: (Lorenzo, Anselmo)

LORENZO
(Con aire burlón)
Parece que no asoma
la niña zamorana;
hoy no debe de tener ganas de galán
la linda paloma;
con ello decir quiso
que en su querer no hay amo,
y voy yo mismo a ver si con mi canción
acude al reclamo.

ANSELMO
(Con rabia)
Cantar una copla aquí
a esa moza cuesta caro.

LORENZO
Privarme de un gusto a mí
también es capricho caro.

ANSELMO
Pues ya que eres tan valiente
sal a cantar a la mi moza,
que mi navaja se goza,
en tener un bravo enfrente.

LORENZO
No quedarán descontentas
ni navaja ni mujer.
Y atiende, que en fin de cuentas,
a rondar vas a aprender.
Arriero no te pares
en mesón de mesonera,
es menos aventurado
sufrir la tormenta fuera
que pasar noche abrigado
si es bella la mesonera.

ANSELMO
A la siega voy, madre, voy a la siega,
a ganar p’a la boda, de mi morena.
Voy a la siega, madre, voy a la siega,
a ganar p’a la boda, de mi morena.
La siega ya se acaba, vienen vendimias...
Entonces, Mariblanca, ¡ya será mía!

TODOS
Zamorana, si te vengo a rondar
en Sanabria todo el pueblo ha de notar,
zamorana, que eres tú la mujer
a quien digo al cantar mi querer;
a tu ventana sal ya
y así mi voz te dirá,
zamorana, que mi dueña serás,
dueña serás.


___________



Dúo cómico y coro “Mi mozo es el más valiente…Sanabresa, sanabresa”: (Coro, Mariblanca, Braulio)

GLORIA
Mi mozo es el más valiente,
mi mozo, mozo adorado,
el que me ronda la reja,
y me esclaviza a su lado;
en esta noche de baile
yo quiero tenerte cerca.

BRAULIO
Pues me colaré en tu cuarto
hasta que Dios amanezca.

CORO
¡Ay, laire, lairé,
ay, laire, lairé!
La moza es muy maja
y el mozo también.

GLORIA
Sanabresa que en noche de fiesta
vas al lado del hombre que quieres,
no te fíes de bellas palabras
con que quiere conquistar tu corazón.

CORO
Sanabresa que en noche de fiesta
vas al lado del hombre que quieres,
no te fíes de bellas palabras.....

GLORIA
Sanabresa, sanabresa....
¡no te fíes, que luego te pesa!

BRAULIO
Si quieres casar conmigo
debes tener bien presente
que soy hombre de sentido
y soy un hombre prudente.
Por eso no habrá otro mozo
que sea mejor marido...

GLORIA
Dispensa, pero no gusto
de un esposo con sentido.

CORO
¡Ay, laire, lairé,
ay, laire, lairé!
La moza es muy maja
y el mozo también.

GLORIA
Sanabresa que en noche de fiesta
vas al lado del hombre que quieres,
no te fíes de bellas palabras
con que quiere conquistar tu corazón

CORO
Sanabresa que en noche de fiesta
vas al lado del hombre que quieres,
no te fíes de bellas palabras...

GLORIA
Sanabresa, sanabresa...
¡no te fíes, que luego te pesa!

TODOS
Sanabresa, sanabresa....
¡no te fíes, que luego te pesa!


___________



Dúo de Mariblanca y Braulio con coro “Baila moza, baila moza”: (Mariblanca, Anselmo)

CORO
Baila moza, baila moza,
que se muevan tus sayas,
y al revuelo se te luzcan
bien los pies y las piernas.
Baila, baila, la moza
mejor del lugar;
baila, baila, que el novio
ahora te mira.

MARIBLANCA
Cómo quieres que tenga buenos colores
si me los han quitado los tus amores.
Ven a mi reja si quieres curarme,
ven esta noche si quieres curarme.
¡Cómo quieres que tenga buenos colores!

BRAULIO
Moralina, Moralina,
que guapa moza te has hecho;
Moralina, Moralina,
que buena moza te has hecho...
arriba el farolito y abajo el farol,
o apagas o lo apago, que viene tu amor.
Moralina, Moralina,
qué guapaa moza te has hecho.

TODOS
Baila moza, baila moza,
que se muevan tus sayas.
Baila, baila, la moza
mejor del lugar;
baila, baila, que el novio
ahora te mira.
¡Ah! baila, baila la moza.


___________



Dúo de Mariblanca y Anselmo “Eso que pides es imposible…Sobre la grupa de mi caballo”: (Mariblanca, Anselmo)

MARIBLANCA
Eso que pides, es imposible.

ANSELMO
Sólo salvarte es mi deseo.

MARIBLANCA
Cae la deshonra sobre mi casa.

ANSELMO
Busca defensa junto a mi pecho

MARIBLANCA
Eso que pides es imposible...
Cae la deshonra sobre mi casa...
¡Ah! Sé que eres tú quien me defiende,
que hay en tu brazo fuerza y vigor,
mas es partir contigo
una locura mayor,
que a mi padre podrá
matar de dolor.
Sé que eres tú quien me defiende.

ANSELMO
Escuchame Mariblanca:
Sobre la grupa,
sobre la grupa de mi caballo he de llevarte
mientras el alba,
mientras el alba dora los campos al despertar,
hasta la ermita,
hasta la ermita donde la Virgen que nos protege
nuestro cariño bendecir puede
bajo su manto ante el altar.

MARIBLANCA
Son tus palabras,
son tus palabras de enamorado, apasionadas;
las voy sintiendo,
las voy sintiendo que me trastornan dentro del alma;
yo necesito,
yo necesito que nuestra Virgen que nos protege,
no me consienta que la deshonra vaya a arrastrar.

ANSELMO
Tú quieres que mi vida se destroce,
siempre con este afán;
temiendo que ese hombre que te quiere
logre cumplir su plan.

MARIBLANCA
Yo quiero que el cariño que te guardo
resplandezca puro como el oro
a la luz del sol
ante todo el mundo.

ANSELMO
¿Por qué te resistes? Nunca así me hablaste.

MARIBLANCA
Sobre la grupa
sobre la grupa de mi caballo has de
llevarme.
mientras el alba,
mientras el alba dora los campos al despertar,
hasta la ermita,
hasta la ermita donde la Virgen que nos protege
nuestro cariño, ha de sellar ante el altar.
Sobre la grupa,
sobre la grupa de mi caballo me has
llevar.

ANSELMO
Sobre la grupa
sobre la grupa de mi caballo he de
llevarte.
mientras el alba,
mientras el alba dora los campos al despertar,
hasta la ermita,
hasta la ermita donde la Virgen que nos protege
nuestro cariño, ha de sellar ante el altar.
Sobre la grupa,
sobre la grupa de mi caballo te he de
llevar.


___________



Romanza de Lorenzo “Sólo una boca que se pueda besar”: (Lorenzo)

LORENZO
(Lorenzo, sumido en sus recuerdos, se sienta ante la mesa de la derecha.)
Sólo una boca que se pueda besar
compensa de tanto penar.
Sólo una fresca boca de mujer
la vida puedo hacernos comprender.
Besar su fresca boca y allí dejar
cuanto es pesar, y sentimiento, y dolor,
porque unos labios de mujer al amar
es el consuelo que hay mayor.
Bella mujer,
me has de querer,
sin tí me muero.
Soy arriero...
¡y la moza ha de ser mía!...
Aquí vendrá, sí; aquí la espero.
En mis brazos habrá de caer
Mariblanca, y habré de vencer...
aquí te espero.
¡Ah! ¡Ay, mesonera,
ay, mesonera, que detienes mi carrera,
hoy en tu venta el amor sólo me espera!
¡Ah! ¡Ay, mesonera,
ay, mesonera, que detienes mi carrera!
Preso en las redes del encanto de tu cara,
el alma llena de pasión,
esclavo soy de tu ilusión...
¡Ay, mesonera,
deja que muera por tu amor!
¡Ah! ¡Ah!





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario