jueves, 3 de octubre de 2013

La Calesera (Cantables)



LA CALESERA



Zarzuela en tres actos.

Libreto: Emilio González del Castillo y Luis Martínez Román.

Música: Francisco Alonso.

Estrenada el 12 de diciembre de 1925 en el Teatro de la Zarzuela.


ARGUMENTO


El primer acto se desarrolla en el interior de un café. Al alzarse el talón están sentados a las mesas varios comediantes, entre ellos Maravillas, la Calesera, tres cómicos, dos jóvenes conspiradores de la libertad, un mozo de café, un hombre embozado, un par de parroquianos y en la puerta de la calle, cantando y rodeado de chiquillería. Perico el ciego con su lazarillo.
Maravillas, a su vez canta una de las canciones de ciego, y es jaleada por el público, hasta que una cercana música de bandurrias y guitarras les distrae de su diversión, y escuchan. Se trata de una boda que pasa de largo, llevándose a toda la chiquillería que se entretenía con el ciego.
A1volver la quietud los tres cómicos reclaman su sueldo a García, padre de Maravillas. Mas, este confiesa que aún no puede pagarles. y ante la insistencia de los cómicos es su propia hija quien va a defenderle. En aquel preciso instante aparece Gangarilla, novio de Pirulí, otra de las cómicas. Trae una nueva obra que va a ser representada por la compañía, y habla también acerca de los revuelos de la política, pero se interrumpe al reparar en la sospechosa presencia del embozado, que permanece silencioso en su mesa. Manolo. Uno de los jóvenes, se acerca al embozado y le pregunta su nombre. Este, sin contestar a la pregunta, le pide la hora, Manolo advierte que de pronto le ha desaparecido el reloj, pero el embozado se lo muestra en la palma de su mano y pregunta a Manolo si aquel incidente es suficiente para identificarle. El embozado se marcha a la calle, y Manolo, aún algo aturdido, se acerca a sus amigos para comunicarles que se trataba del famoso Luis Candelas. Nuevamente enfrascados en la conversación se habla de Rafael Sanabria, revolucionario político de mucho talento, a quien se persigue, y de quien Maravillas está secretamente enamorada. Gangarilla añade que Sanabria va a casarse con la Marquesa de Albas, Maravillas queda asombrada y dolorida, pero sin demostrarlo.
De pronto vuelve a acercarse la música de la boda, y entran los novios en el establecimiento. Los cómicos aprovechan la ocasión para unirse a la comitiva y beber gratis. Cuando más entretenidos están, entra en el local Elena, Marquesa de Albas, seguida por su mayordomo, Calatrava. Elena viene en busca de Rafael Sanabria, y al no hallarlo presente decide aguardar. Por medio de un anónimo ha sabido que Rafael tiene amores con Maravillas. Maravillas, al acercarse casualmente por la mesa de Elena, reconoce a la Marquesa, que a su vez sabe quién es la Calesera. Con ironía celosa se disputan el amor de Rafael, hasta que Maravillas admite su propia derrota y queda llorando con el consuelo de Gangarilla. Entonces, entre ruido de gritos, tiros y cristales rotos, aparece el propio Rafael Sanabria, herido. Elena se adelanta con serenidad y se lo lleva para curarle. Maravillas presencia con dolor la escena. Todos gritan de entusiasmo hacia Sanabria, pero entonces entran Eduardo y Luis Candelas exclamando que les quieren arrebatar la bandera.
Rafael no puede levantarse para impedirlo, pero Maravillas echa a correr hacia Eduardo, le arrebata la bandera y marcha hacia el foro. Rafael queda asombrado, mirándola.
El acto segundo se desarrolla en el interior de un teatro, donde los cómicos ensayan una obra.
Entre ellos, y disfrazados para representar sendos papeles, se ocultan Rafael y Elena. Un par de policías entran en el lugar con objeto de buscar a Sanabria, y se quedan a ver el ensayo. Este resulta impecable, pero hacia el final irrumpe en escena un cómico que había estado ausente, y en voz alta, saluda por su nombre a la Marquesita de Albas. Los policías comprenden que Rafael no puede andar lejos, y prenden a Elena. Pero entonces, Rafael se despoja de su disfraz y se entrega.
El cuadro siguiente nos presenta el interior de la cárcel donde está preso Rafael. Para libertarle, Gangarilla se ha disfrazado de vigilante, y Pirulí y Maravillas, fingiendo ser hermanas suyas, que vienen a hacerle una visita. Al mismo tiempo Elena entrega una carta a su mayordomo, Calatrava, para que logre llevársela a Rafael por medio de Gangarilla. Calatrava confunde a otro vigilante con Gangarilla y como la única solución que le queda es cometer un atraco y dejarse prender para poder ver a Rafael en la cárcel, sale y asalta, a nada menos que al bandolero Candelas. Este, en lugar de pedir auxilio o de agredirle, le entrega una onza de oro y prosigue su camino. Calatrava le reconoce al fin. Mientras, Gangarilla, que ha vertido polvos soporíferos en el vino de los vigilantes, aprovecha la falta de lucidez de éstos para abrir la puerta de la celda de Rafael. Un guardia da la señal de alarma, pero Rafael ha logrado huir.
El acto tercero se desarrolla en el interior de un parador-posada, en la carretera de Francia. Beben y bailan los comediantes. Rafael y Elena tienen proyectado escapar a través de la frontera, mientras Maravillas, en un rincón, está a solas con su dolor. Entra Luis Candelas, y Maravillas, sin poder contener su angustia, le pide urgente ayuda, confesándole que, en un momento de celos, y, por no perder a Rafael, le delató a la policía, que estará próxima a llegar. Candelas promete arreglarlo y va en busca de Rafael. El bandolero entrega a Sanabria un documento mediante el cual puede entrar sin dificultades en Italia, y al abrazarse los dos amigos, en señal de despedida, Candelas extrae el pasaporte de Rafael del interior de su chaqueta. Nada más finalizar esta escena, entra la policía. Candelas es preguntado si es él Sanabria, y el bandolero muestra su pasaporte, que es el de Rafael, quedando prendido en el acto.
Todos acompañan a Rafael y Elena en su despedida, y Maravillas queda sollozando, preguntándose si alguien la quiso alguna vez.
Y es Luis Candelas, quien, esposado, y al pasar por su lado, dice en un susurro que él la quiso siempre.


_____________



Personajes:

Maravillas: Cómica llamada “La Calesera” enamorada de Rafael.
 
Elena: Marquesa de Albar, también enamorada de Rafael.
 
Rafael: Apuesto liberal y conspirador.
 
Pirulí: Novia de Gangarilla.
 
Gangarilla: Novio de Pirulí.

Calatrava: Mayordomo de la marquesa.
 
Luís Candelas: Idealizado bandolero.


___________



Números musicales:

Preludio, introducción “Tadeo y Doña Carlota”: (Maravillas, Perico el ciego, Pedro García, Rondalla)
“Se casa una maja señores”: (Coro, Rondalla)
Romanza de Maravillas “Todos dicen que te quiero……Corre mulilla torda”: (Maravillas, Coro)
Gavota “Usía no recuerda seguramente”: (Maravillas, Elena, Calatrava)
Terceto de Rafael, Elena y Maravillas “No hay que temer por mi” que desemboca en el Canto a la libertad “No hay bien más hermoso que la libertad……Los esclavos de la tierra”: (Maravillas, Elena, Rafael, Coro, Rondalla)  
Dúo cómico de Gangarilla y Pirulí “Es la Pipiripona……pobre sacristán”: (Pirulí, Gangarilla)
Dúo de Maravillas y Rafael “El veto a mi amor sincero….Maja ya no puede ser…..Flores de azahar has de ver en tu vida brotar”: (Maravillas, Rafael)
Pasacalle “Dice el rey que le debo guardar….Yo no quiero querer a un chispero”: (Maravillas, Guardias, Chisperos, Rondalla)
Terceto de Rafael, Maravillas y Elena “¡Atrás, atrás! Nadie ha de osar”: (Rafael, Maravillas, Elena)
Romanza de Rafael “Sin alma viven los presos”: (Rafael)
Dúo cómico de Pirulí y Gangarilla “Críspulo se ha casado….Arremángate pa pasar el río”: (Pirulí, Gangarilla)
Final del acto II “No me cortejes niña por la ventana”: (Gangarilla, Coro)
Escena cómica “Por mi dices, Elías…Un fraile del convento salió por vino”: (Pirulí, Gangarilla, Coro)
Racconto de Rafael “Agua que río abajo marchó…..Tu me puedes olvidar, yo jamás te olvidaré”: (Rafael)


___________



Preludio, introducción “Tadeo y Doña Carlota”: (Maravillas, Perico el ciego, Pedro García, Rondalla)

PERICO
Tadeo y Doña Carlota
¡ay!,
riñeron antes de ayer.
Pirulán, dale a la pelota;
pirulán, pirulirulé.
Y dicen que se le nota,
¡ay!,
un bulto que es una nuez.
Pirulán, ¡ay, qué cabezota!;
pirulán, pirulirulé.
El dijo que nunca ofenden
manos blancas a un varón;
mas han pasado los días
y aun le dura la hinchazón.
¡Dos cuartos, al arte
de echar a un ministro
de echar a un ministro
con un bofetón!

MARAVILLAS
Ayer bajó con su niña,
¡ay!,
al prado don Nicanor.

TODOS
Pirulán, vaya con la niña,
pirulán, de don Nicanor.

MARAVILLAS
La niña llevaba un traje,
¡ay!,
con sus mangas de farol.

TODOS
Pirulán, vaya con las mangas;
pirulán, pirulirulón.

MARAVILLAS
Y en cuanto llegó su novio
a darle conversación,
tal beso le dio en la cara
que se le apagó el farol.

TODOS
Esta es la tonada más linda
Y más nueva,
más linda y más nueva,
que las otras no.


_____________



“Se casa una maja señores”: (Coro, Rondalla)

TODOS
¡Vivan los padrinos
con aquel!
¡Olé por los novios
hasta allí!
Van a ser dichosos
ella y él.
¡Ay, si yo pudiera
verme así!
¡Se casa una maja,
señores!
Paquiro la va a apadrinar:
los novios son de Embajadores;
con eso ya no hay más que hablar.
Vamos a beber;
hoy hay que cantar.
Vamos a comer;
que otro va a pagar.
¡Aprovechad!

CORO
¡Se casa una maja,
Señores!
Paquiro la va a apadrinar;
los novios son de Embajadores;
con eso ya no hay más que hablar.


_____________



Romanza de Maravillas “Todos dicen que te quiero……Corre mulilla torda”: (Maravillas, Coro)

MARAVILLAS
Todos dicen que te quiero,
¡Calesero!, ¡Calesero!,
porque voy en tu calesa
de la yegua cordobesa.
¡Pero el mundo es embustero!
¡Calesero! ¡Calesero!
Y la gente que murmura.
¡Calesero!, ¡Calesero!..
se figuran que me muero,
de cariño verdadero.
¡Ay, qué cosas se figuran!
¡Calesero! ¡Calesero!
Yo quiero a un hombre de veras;
si tú vieras al sujeto,
acaso lo comprendieras,
pero guárdame el secreto.
Que a la gente desespera,
y me dice con inquina
al pasar, de esta manera:
¡Calesera! ¡Calesera!,
déjame que yo te quiera.
¡Mírame!
¡Corre, jaquilla mía!

(Todos la jalean con ¡oles! y voces.)

¡Corre, cascabelera!
¡Corre, porque te guía,
con su alegría,
la Calesera!

CORO
¡Corre, jaquilla mía!
¡Corre, cascabelera!
¡Corre, porque te guía,
con su alegría,
la Calesera!

MARAVILLAS
Yo a la gente desespero,
¡Calesero!, ¡Calesero!,
porque salgo cualquier día
yéndome a la vicaría
con el hombre que yo quiero.
¡Calesero! ¡Calesero!
Y están locos de remate,
de remate, de remate,
porque dicen que es torero.
¡Ay, Jesús, que disparate!
Hay que cosas se figuran
¡Calesero!, ¡Calesero!
Moreno, pué que lo sea;
son los que quiero este año:
pero por eso no crean
que yo desprecio a un castaño.
Porque todos me jalean
Y la gente me critica
y dice de esta manera:
¡Calesera! ¡Calesera!
déjame que yo te quiera.
¡Mírame!
¡Corre, jaquilla mía!

(La jalean como antes.)

¡Corre, cascabelera!
¡Corre, porque te guía,
con su alegría,
la Calesera!

CORO
¡Corre, jaquilla mía!
¡Corre, cascabelera!
¡Corre, porque te guía,
con su alegría,
la Calesera!

TODOS
Y la gente, por la calle,
dice así cuando me ve:

MARAVILLAS
¡Calesera!
¡Calesera!...
¡Quiéreme!


_____________



Gavota “Usía no recuerda seguramente”: (Maravillas, Elena, Calatrava)

MARAVILLAS
“Usía” no recuerda,
seguramente,
de quién soy yo.

CALATRAVA
(A Maravillas, queriendo apaciguarla.)
“Usía” es una dama,
y es muy prudente,
y se acabó.

ELENA
“Usía” te conoce
perfectamente,
y adivinó
por qué la Calesera,
tan diligente,
aquí salió.

MARAVILLAS
Esa es una “adivinanza”
que quisiera yo saber.

ELENA
Si lo escrito se te alcanza,
ahí lo puedes aprender.

(Le da el anónimo.)

CALATRAVA
(A Elena, conteniéndola.)
Cuidadito, que es asunto
que te va a comprometer
(Pues, señor, yo me pregunto:
¿a qué “viene” esta mujer?

MARAVILLAS
(Que ha leído el anónimo.)
Una villanía.

(Tira el papel.)

¡Yo reñí con él!...

ELENA
Tal vez lo creería.
Sin ese papel....

CALATRAVA
(De seguro que hablan
de don Rafael.)

MARAVILLAS
(Con mucha guasa y muy marcado.)
“Usía” es damisela de miriñaque,
que un pisaverde lleva siempre cosido.
“Usía” ha de casarse con un futraque,
sin ver del hombre no más que es el marido.
“Usía” es damisela que baja al Prado
por ver si un petimetre le dice amores,
y el frasco de las sales tié preparado
por si de la sorpresa le dan vapores.

(Con mucha burla.)

¡Ay, madama Pipamfué,
qué elegancia!
¡Ha llegado de París
de la Francia!
Elegancia a poca costa,
porque viene por la posta
y por la posta se va.....
¡Ja..., ja..., ja..., ja...,
ja..., ja..., ja!
¡Ay, madama Pipamfué,
qué graciosa!
¿Se figura su mercé
ser hermosa?
para que se desengañe,
yo mi espejo le daré,
a madama Pipamfué.

ELENA
Eres la comedianta tonadillera,
y en el tablao te ve todo el que quiera.
Tú finges el cariño, la pena, el llanto;
por eso sueñas amar a todos tanto.
Los hombres se enamoran, y tú, coqueta,
los ves cómo te miran en su luneta,
y ríes con tu risa también fingida.
¡Mujer que corre mucho,
mujer corrida!

(Gestos de rabia de Maravillas. Elena sigue con la misma calma que antes la otra.)

Esta es la sin igual
comedianta.
Como un gallo en el “corral”
siempre canta.

(Maravillas va hacia ella y se reprime.)

Como el ave salta y vuela,
y le asusta la “cazuela”,
y hasta un gallo soltará...
¡Ja..., ja..., ja..., ja...,
ja..., ja..., ja....!

(Como antes la otra.)

Esta es la sin igual
Calesera.
¿Una maja mi rival?
¡Majadera!
Para que se vea el rostro,
yo un espejo le daré,
y la desengañaré.

MARAVILLAS
¡Ay, madama Pipamfué,
qué graciosa!
¿Se figura su mercé
ser hermosa?
para que se desengañe,
yo mi espejo le daré,
a madama Pipamfué.

ELENA
Esta es la sin igual

(A la vez.)

Calesera,
¿Una maja mi rival?
¡Majadera!
Para que se vea el rostro,
yo un espejo le daré,
y la desengañaré.

(Al acorde final, van a agredirse las dos. Calatrava se interpone.)


_____________



Terceto de Rafael, Elena y Maravillas “No hay que temer por mi” que desemboca en el Canto a la libertad “No hay bien más hermoso que la libertad……Los esclavos de la tierra”: (Maravillas, Elena, Rafael, Coro, Rondalla)  

TODOS
¡Vivan los padrinos
con aquel!
¡Olé por los novios
hasta allí!
Van a ser dichosos
ella y él.
¡Ay, si yo pudiera
verme así!

RAFAEL
(A Elena, cayendo en una silla; Elena le cuida y acaricia.)
No has que temer por mí,
que esta herida es mi gloria mayor;
y que si al luchar caí,
nuevos bríos cobrará mi valor.

ELENA
(Briosa.)
Cerrar puertas y ventanas;
Guardad al hombre que quiero...

(Abrazándole.)

Dejadle, que entre mis brazos
le quiero hacer prisionero...

RAFAEL
¡Manos de azahar
que han sabido calmar
mi dolor!
¡Nardos en flor
que en guirnaldas me van a enlazar!
Al llegar a mí, su vuelo han tendido
como dos palomas su nido
¡Nido de amor
que ha de tejer,
con sus dos manos de flor,
una mujer!

ELENA
Quiero yo, para ti,
detener a la felicidad.
Pierde tu libertad
Prisionero entre mis brazos; así.

MARAVILLAS
(Callaré mi dolor
sin olvidar al que amé.
Moriré en mi dolor,
sin esperar al que amé
¡El dolor
sufriré
del amor
que se fue!)

RAFAEL
De honor es la ley saber morir.
¡Morir por el triunfo del ideal!

MARAVILLAS
(¡Ay! ¿Por qué nací Calesera?
¡Si de serlo viene mi mal!)

ELENA
Nido de amor ha de tejer
para probarte su amor
esta mujer.

RAFAEL
Mi vida, que es tuya,
para ti siempre ha de ser.

MARAVILLAS
(Flores de azahar
en sus besos soñé deshojar;
ser de su amor toda entera;
¡ay de mí Calesera!
¡Qué dolor no poder olvidar!)

TODOS
¡Del amor la extraña locura,
sólo da pesar y amargura;
llanto y dolor suele tener,
en cuanto sueña el amor,
una mujer!

ELENA
Si el amor venció tu locura,
dejarás la loca aventura;
nido de amor ha de tejer,
para probarte su amor,
una mujer.

RAFAEL
¡Callad, que es cobarde

(Poniéndose en pie animoso)

rendirse al amor!
Jamás a mi idea
seré yo traidor.
¡Jamás! ¡Jamás!

(Enardecido, canta con entusiasmo.)

¡No hay bien más hermoso
que la libertad!
¡Un héroe por ella quisiera yo ser!
Mi sangre daría por verla triunfar;
daría mi vida por verla vencer.
¡Los pueblos más valientes
lucharon por su idea;
por ella los esclavos
rompieron sus cadenas!
¡Soldados de la idea
la noble sangre dad;
que el mundo entero sea
amor y libertad!
¡Libertad!
Tu glorioso estandarte
despliega triunfante....
¡Santa libertad!
¡Ah!...
Los esclavos de la tierra

(Rumores de entusiasmo de todos.)

se alzarán gritando:
¡guerra!
Y un clamor
de dolor
de la humanidad
se ha de oír
al pedir
¡libertad!

TODOS
Los esclavos de la tierra
se alzarán gritando:
¡guerra!
Y un clamor
de dolor
de la humanidad
se ha de oír
al pedir
¡libertad!
¡Libertad! ¡Libertad!
Es el grito de la humanidad.
¡Libertad!
¡Tu glorioso estandarte
despliega triunfante!
¡Santa libertad!
¡Ah!

TODOS
Los esclavos de la tierra
se alzarán gritando:
¡guerra!
Y un clamor
de dolor
de la humanidad,
se ha de oír
al pedir
¡libertad!
¡Libertad! ¡Libertad!
Es el grito de la humanidad.
¡¡Libertad!!


_____________



Dúo cómico de Gangarilla y Pirulí “Es la Pipiripona……pobre sacristán”: (Pirulí, Gangarilla)

PIRULI
Es la Pipiripona
la más bonita
la más galana.

GANGARILLA
¡Jarana!

PIRULI
De todas las manolas
de Maravillas
y Cantarranas.

GANGARILLA
¡Jarana!

PIRULI
La casó un motilón reverendo,
de prisa y corriendo
con un sacristán.

GANGARILLA
Mientras ella penaba y sufría
y se derretía
por un capitán.

PIRULI
¡Ah!
Por eso la moza,
dando la oración,
se asoma a la reja
pensando en el hombre
de su corazón.
Suena la campana.
Llega el capitán....
¡Pobre sacristán!

GANGARILLA
Tan... talán, talán.

PIRULI
Mientras que sube el sacris
de Maravillas
a la campana.

GANGARILLA
¡Jarana!

PIRULI
Sale Pipiripona
de entre las flores
de su ventana.

GANGARILLA
¡Jarana!

PIRULI
La campana a los aires pregona
que Pipiripona
solita está ya.

GANGARILLA
Y que espera impaciente el cortejo
que, con su gracejo,
la consolará.

PIRULI
¡Ah!

GANGARILLA
No quisiera toparme
con el sacristán.
El mozo aprovecha
tan buena ocasión,
y a Pipiripona
sube a dar un rato
de conversación;
y mientras el sacris
toca con afán...
¡Pobre Sacristán!

GANGARILLA
¡Tan.... talán, talán!
La, la, la, la, la,
la, la, la, la, la, la.

PIRULI
La, la, la, la, la, la,
la, la, la, la, la, la.

GANGARIILA y PIRULI
La, la, la, la, la,
la, la, la, la, la.
¡Pobre sacristán!


_____________



Dúo de Maravillas y Rafael “El veto a mi amor sincero….Maja ya no puede ser…..Flores de azahar has de ver en tu vida brotar”: (Maravillas, Rafael)

RAFAEL
El veto a mi amor sincero
pone el rey nuestro señor.

MARAVILLAS
Si ve lo que yo te quiero,
su venia dará a mi amor.

RAFAEL
Permiso obtendré
de su majestad,
y al fin lograré
la felicidad.

MARAVILLAS
Deja, que voy a olvidar
Los pesares que sufrí;
Déjame, y en tus brazos, al soñar,
¡ay de mí!,
pensaré que no llega
el despertar del amor
que en sueños vi.

RAFAEL
Maja, ya no puede ser.
¡Calla, calla por favor!
Es mejor
que despierte tu cariño, mujer,
al nacer
del rosal de tu querer
otra vez.

MARAVILLAS
¡Ah!
No dan flores la noche sombría;
sin sol y alegría
no nacen claveles;
sin amores, las horas crueles
nos dejan las hieles
de un hondo dolor.
(¡Canté sin querer
mi propio pesar!)

RAFAEL
(¡Pobre mujer;
en su mirar,
lágrimas veo brillar!)

MARAVILLAS
No dan flores la noche sombría;
sin sol y alegría
no nacen claveles;
sin amores, las horas crueles
nos dejan las hieles
de un hondo dolor.

RAFAEL
Flores de azahar
has de ver en tu vida brotar,
y con su aroma divino
llenarán el camino
del amor porque vas tu a pasar.
Flores de azahar
has de ver en tu vida brotar,
entre tanto dolor.

MARAVILLAS y RAFAEL
¡Pobre mujer;
por su querer,
llora al cantar
su primer
dúo de amor!

MARAVILLAS
¡Finge risas, calesera;
aunque llores tu dolor!)

RAFAEL
(¡Finge risas, calesera;
finge risas por favor!)


_____________



Pasacalle “Dice el rey que le debo guardar….Yo no quiero querer a un chispero”: (Maravillas, Guardias, Chisperos, Rondalla)

GUARDIAS
Dice el rey que le debo guardar,
Pero yo le abandono por ti.
¡Ay, manola gentil, que me vas a matar,
y que el rey va a quedar
en su guardia sin mí!
Si Godoy te llegase a mirar,
yo bien sé que alguien lo iba a sentir,
porque vale tu amor
y el poderte adorar
más que ser el amor de quien no he de decir.


CHISPEROS
(Salen embozados, y al cantar se desembozan.)
Detrás de las guitarras
llevamos los aceros
que hieren como rayos
cuando están en las manos de mozos chisperos.

GUARDIAS
(Pasando entre los chisperos.)
El amor es mejor
con un guardia de Corps

CHISPEROS
(Avanzando al público, mientras los demás evolucionan.)

MARAVILLAS
Yo no quiero querer a un chispero
que finge, embustero,
palabras de amor,
y me cansan los majos de plante
que se echan pa alante
fingiendo valor.
Militares tampoco me gustan,
que a veces me asustan
con el espadín,
y torero tampoco le quiero,
porque entre los cuernos
se tiene mal fin.

CHISPEROS
Si no quiere chispero, torero,
manolo embustero
ni al del espadón,
que se vaya la moza a un convento
y se hago al momento
fraile motilón.
La manola con alma española,
de los hombres elige ella sola
su querer de mujer.

GUARDIAS
¡Que mujer! ¡No se va a decidir!
¡Déjala, que no sabe de amor!
Déjala, que hay cien mil
que nos van a rifar,
sin mirar si es amor
militar o civil.
¡Déjala!... ¡Déjala!

CORO
Si no quiere chispero, torero,
Manolo embustero
ni al del espadón,
y les cansan los majos de plante
que se echan pa alante
fingiendo valor.

MARAVILLAS
Yo no he de querer,
que una mujer
no puede amar
más que de una vez.
Más vale reír,
porque el amor
hace gozar y hace sufrir.
Militares tampoco me gustan,
que a veces me asustan
con el espadín.

CORO
Pues si nada le gusta ni agrada,
que espere sentada
quien le haga tilín.


_____________



Terceto de Rafael, Maravillas y Elena “¡Atrás, atrás! Nadie ha de osar”: (Rafael, Maravillas, Elena)

RAFAEL
¡Atrás! ¡Atrás!
¡Nadie ha de osar,
esas manos de azares tocar!
Atad las mías bien fuerte,

(Ofreciéndolas cruzadas para que le esposen.)

que yo voy a la muerte
sin cesar de pedir libertad.
¡Libertad, libertad
es el grito de la humanidad!

MARAVILLAS y ELENA
No prendáis al hombre que quiero
no llevéis mi amor prisionero.
Por piedad, dejadle, que muero
si os lleváis mi amor prisionero.

MARAVILLAS, ELENA y RAFAEL
¡Hay que morir para lograr
la libertad!

(El jefe de policía ordena solemnemente que se lleven a Rafael. Los policías obedecen entre los gritos de angustia de Maravillas y Elena, que demandan piedad.)


_____________



Romanza de Rafael “Sin alma viven los presos”: (Rafael)

RAFAEL
¡Ah!...
Sin alma viven los presos
desde que entran en la cárcel,
que el alma se queda fuera
porque no la encierra nadie.
Sin alma viven los presos
desde que entran en la cárcel
para sufrir sus pesares…


_____________



Dúo cómico de Pirulí y Gangarilla “Críspulo se ha casado….Arremángate pa pasar el río”: (Pirulí, Gangarilla)

PIRULI
Críspulo se ha casado
ayer con Nicanora.

GANGARILLA
Y como el novio es sordo
fue cómica la boda.

PIRULI
Al preguntarle el cura:
¿la quieres por esposa?

GANGARILLA
Críspulo no lo oyó;
dijo al cura que no,
¡y la qué se armó!

(Volviéndose hacia el foro, gritando mucho y haciendo un portavoz con las manos para que les oigan en la cárcel.)

PIRULI
¡Ya están aquí!

GANGARILLA
¡Ya están aquí!

GANGARILLA y PIRULI
(Evolucionan bailando, aproximándose a la reja gritando:)
Gangarillita y Pirulí.
Arremángate pa pasar el río;
arremángate, que va muy crecío;
arremángate, mángate, mángate;
arremángate; mángate ya;
arremángate; mángate, mángate,
¡que tu novia esperándote está!

(Este último verso, a voces y hacia el foro, como antes.)

PIRULI
Díjole el monaguillo
que no gritara tanto,

GANGARILLA
Pero la Nicanora
se enfureció un espanto.

PIRULI
Y al ver que no lo oía
el sordo de su esposo....

GANGARILLA
Tanto chilló y gritó
que el padrino, asustao,
se tambaleó.

PIRULI
¡Ya están aquí!

GANGARILLA
¡Ya están aquí!

GANGARILLA y PIRULI
Gangarillita y Pirulí.
Arremángate pa pasar el río;
arremángate, que va muy crecío;
arremángate, mángate, mángate;
arremángate; mángate ya;
arremángate; mángate, mángate,
¡que tu novia esperándote está!
¡que tu novia esperándote está!


_____________



Final del acto II “No me cortejes niña por la ventana”: (Gangarilla, Coro)

GANGARILLA
No me cortejes, niña,
por la ventana,
por la ventana
si ya sabes que tienes
la puerta franca,
la puerta franca.
¡La puerta franca,
la puerta franca,
sin llaves ni cerrojos
ni garambainas,
ni garambainas!
¡sin llaves ni cerrojos
ni garambainas,
ni garambainas!

CHISPEROS
Si no quiero querer a un chispero
que finge, embustero,
palabras de amor,
y le cansan los majos de plante
que se echan pa alante
fingiendo valor.


_____________



Escena cómica “Por mi dices, Elías…Un fraile del convento salió por vino”: (Pirulí, Gangarilla, Coro)

PIRULI y GANGARILLA
(Mientras danzan cuatro o seis boleras.)
Por mí dices, Elías,
que estás tan flaco;
será por la jambrinas
que estás pasando.
Te digo Elías,
¡válgame Dios!
que es el hambre quien te mata,
es el hambre, no el amor.
Y si comieras magras todos los días,
engordarías.
Un fraile del convento
se fue por vino
se fue por vino.
Y se encontró otro fraile
En ele camino,
en el camino
y dijo el fraile,
y dijo el fraile:
“¡Que atrocidad!
Y al volverse
vio a su lado
toda la comunidad.
Eso prueba, señores,
que el vino es bueno,
que el vino es bueno;
Entra moro sale moro,
tiri, tiri tiritaina,
el chiquillo en la aguadera,
y el borrico, traen el agua.

CORO
Entra moro sale moro,
tiri, tiri tiritaina,
el chiquillo en la aguadera,
y el borrico, traen el agua.


_____________



Racconto de Rafael “Agua que río abajo marchó…..Tu me puedes olvidar, yo jamás te olvidaré”: (Rafael)

RAFAEL
Agua que río abajo marchó,
¿dónde se va?
Hacia los mares.
Llanto que en nuestros ojos brotó,
si no cayó,
da más pesares.
¡Calesera, no debes llorar;
deja de amar;
busca el olvido!
Que no he sido
en tus penas traidor:
es el amor
que me ha vencido.
No dejan las estrellas
jamás de lucir;
busca un amor en ellas,
que amar es vivir.
¡Ah!...
Tú me puedes olvidar;
yo jamás te olvidaré,
porque sueño al recordar
que en tus ojos me miré.
¡Perdón, Calesera!
¡Mi Calesera!
Si te causo este pesar,
tú me puedes olvidar
Yo pequé, perdóname...
tú que sabes perdonar,
y jamás te olvidaré.
¡Ah!





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario