lunes, 14 de octubre de 2013

La Corte de Faraón (Cantables)



LA CORTE DE FARAON



Opereta bíblica en dos actos, divididos en ocho cuadros.

Libreto   Guillermo Perrín y Miguel de Palacios. Versión ampliada a los dos actos, de Miguel Paso Andrés. Basada en la opereta francesa Madame Putiphar.

Música   Vicente Lleó.

Estrenada el 21 de enero de 1910 el Teatro Eslava de Madrid.


ARGUMENTO


La trama se inicia en una gran plaza en la ciudad egipcia de Menfis, engalanada para una fiesta. Bajo un dosel en una tribuna, se encuentran Faraón y su esposa la Reina, los cuales, en unión del pueblo de Egipto, aclaman al general Putifar, victorioso en la guerra contra Siria.
El Gran Sacerdote presenta a Lota, una casta doncella de Tebas que ha sido elegida como esposa de Putifar. Este oculta su turbación, ya que una flecha le ha herido en una de las partes corporales imprescindibles para la consumación del matrimonio.
Al quedar desierta la plaza, aparecen unos ismaelitas que se dirigen al mercado a vender a José, un joven hebreo. Su aspecto conmueve a Selhá y Seti que deciden comprarlo para hacer de él un pinche de cocina de su señor Putifar.
En el palacio de Putifar se presentan tres viudas dispuestas a dar útiles consejos a la recién casada Lota.
Pero cuando Putifar se encuentra a solas con ella, ante la sorpresa de la joven, el esposo se mantiene a distancia, contándole sus hazañas guerreras. Así hasta que suena la diana que le obliga a acudir a sus obligaciones militares, dejando a José encargado de entretenerla.
Lota se encapricha de José a quien no le queda más remedio que huir, después de que la indignada Lota le arranque su capa. Ésta, despechada, le acusa de intentar deshonrarla, mostrando como prueba la capa.
Faraón medio ebrio, dormita arrullado por la música de unos cantantes babilónicos. Lota pide justicia ante Faraón, pero la Reina, atraída por la gentileza de José, no quiere que se le castigue con severidad. El esclavo cuenta su propia versión y la Reina está dispuesta a comprarle y destinarlo a su servicio, ante la enérgica negativa de Lota. La disputa entre las mujeres asusta al muchacho que, viendo de nuevo en peligro su castidad, y ahora por partida doble, se arroja por la ventana para escapar al asedio, cayendo a los pies de Faraón que dormitaba en un banco del jardín.
Faraón ha tenido un extraño sueño y José, después de materializada la pesadilla, le descifra su significado. Asombrado Faraón por su sabiduría, promete darle un alto cargo en la corte para tenerle siempre a su lado.


_________



Personajes

Lotha: Virgen tebana dispuesta para esposa de Putifar.

Raquel: Confidente de Lota.

Reina: Tirando a Faraona.
 
Sul: Babilónica erótica.

Putifar: General, impotente inoportuno y circunstancial.
 
José: De profesión casto.
 
Faraón: Lo más alto de la pirámide.
 
El Copero: Sommelier a la antigüa.
 
El Gran Sacerdote: Solemnizador oficial.
 
Seti: Lugarteniente de Putifar.
 
Selhá: Otro lugarteniente.
 
Ra: Viuda celestinesca de Tebas.
 
Sel: Otra viuda.

Ta: La viuda que faltaba.


_________



Números musicales

Coro y marcha “¡Victoria! ¡Victoria”: (Coro, Faraón, Copero, Sacerdotes, Reina, Lota, Raquel, Putifar, Selhá, Seti)
Coro, duetto y canción “Bienvenido, bien casado y que sea para bien”: (Faraón, Reina, Putifar, Lota, Sacerdote, Copero, Selhá, Seti, José, Raquel)
Coro de Viudas “La luz de la luna…..Danzad al dulce son….Tres viudas de Tebas quieren penetrar….Al pasar de soltera a casada”: (Raquel, Esclavas, José, Lota, Viudas)
Dúo de Lotha y José “Yo soy el casto, yo soy el casto, yo soy el casto José…..Déjame que te diga dulces palabras….Déjame por Osiris porque me azoras”: (José, Lota)
Cuplés Babilónicos “Son las mujeres de Babilonia”: (Reina, Copero, Sul, Salech, Amon, Coro de Señoras, Curo)
Vals del juicio “Para juzgar y sentenciar”: (Reina, Lota, José)
Los sueños del Faraón “Vi entre sueños tres mujeres” y garrotín “Cuando te miro el cogote…Que te quieres apostar”: (Faraón, José, Copero)
En el templo y final “¡Gloria, gloria a nuestro gran Virrey!: (Todos)


_________



Coro y marcha “¡Victoria! ¡Victoria”: (Coro, Faraón, Copero, Sacerdotes, Reina, Lota, Raquel, Putifar, Selhá, Seti)

CORO
¡Victoria! ¡Victoria!
para el triunfador
que a Siria de Menfis
las armas llevó.
¡Victoria! ¡Victoria!
laureles y honor
y Osiris proteja
al gran Faraón,


que Osiris proteja
al gran Faraón.

FARAON
Gracias, amado pueblo,
los vítores guardad.
Hasta que a Menfis llegue
el bravo general.

CORO
¡Putifar! ¡Putifar!
¡Gloria a Putifar!

FARAON
¡Gloria a Putifar!

COPERO
El gran Sacerdote
ya viene hacia aquí
del templo de Isis
dejadle salir.

CORO
(Arrodillados.)
¡Isis, Isis! ¡Diosa,
da tu protección
al pueblo de Egipto
y a su Faraón!

(Empieza a salir la comitiva del templo. Sacerdotes, Lota, Raquel, Esclavas y Sacerdotisas)

SACERDOTE
La casta doncella
más pura que el Loto
que a orillas del Nilo
ofrece su flor,
el templo abandona
y espera inocente
del bélico esposo
los besos de amor.

REINA
(A Lota)
Compañera vas a ser
del valiente Putifar,
Que triunfante
en cien batallas
ahora a Menfis
va a llegar.

CORO
¡Putifar! ¡Putifar!
¡Gloria a Putifar!

LOTA
De Tebas soy yo,
en Tebas nací.
La Virgen de Tebas
me llaman a mí.

CORO
Virgen es,
Virgen es;
Cuando en Tebas lo dicen
es que en Tebas lo deben saber.

LOTA
En el templo de Isis
Purificada
por las aguas del Nilo
fresca y bañada.

SACERDOTE
Ya veis que a la doncella
de pura frente;
no le falta nada
absolutamente.

RAQUEL 
Del noble guerrero
la esposa serás;
tu esclava primero,
plácemes te da.

TODOS 
Del noble guerrero
la esposa serás,
el pueblo de Egipto.
plácemes te da,
placemes te da.

TODOS 
En el templo de Ibis
purificada
por las aguas del Nilo
bañada está.

(Hablado)

UNO 
¡Viva Putifar!

(Suenan dentro las trompetas de las tropas que regresan)

¡¡Viva!!

(Cantado)

TODOS 
Ya de las trompetas
escuchase el son.
Ya llega el caudillo
siempre vencedor.

SACERDOTE  
¡Ritorna vincitor!

TODOS 
¡Ritorna vincitor!
¡Victoria, victoria
para el vencedor,
que a Siria de Menfis
las armas, las armas llevó!

(Aparecen guerreros con lanzas, trompetas, estandartes y banderas. Palanquín con el botín. de guerra. Esclavas nubias. Palanquín de Putifar, Selhá, esclavos, guerreros)

Victoria, victoria,
laureles y honor,
y Osiris proteja
al gran Faraón,
al gran Faraón.

FARAON 
Mis brazos te reciben
valiente Putifar.

PUTIFAR 
¡Salud, oh, soberano,
salud en general!

TODOS 
¡Salud, salud
al héroe de la guerra y la virtud!

REINA 
Esposa te concedo
en premio a tu valor
hermosa es la doncella,
tesoro de candor.

PUTIFAR 
¡Horror!

SELHA   
¡Horror!

SETI 
¡Horror!

SELHA y SETI
¡Horror!

SELHA   
No está para doncellas el señor.

PUTIFAR 
Herido vengo de la campaña,
para casarme no estoy muy bien,
pero lo ordena mi soberana,
y pues lo manda me casaré.

SACERDOTE
Aquí esta la doncella.

LOTA 
¡Señor!

PUTIFAR 
¡Que hermosa es!
maldita la saeta...

SELHA 
¡Y a donde a darle fue!

SETI 
¡Y a donde a darle fue!

SACERDOTES 
El templo nos espera

FARAON 
Al templo sin tardar;
después de que te cases
te voy a coronar,
te voy a coronar.


_________



Coro, duetto y canción “Bienvenido, bien casado y que sea para bien”: (Faraón, Reina, Putifar, Lota, Sacerdote, Copero, Selhá, Seti, José, Raquel)

TODOS 
Ya la ceremonia
terminarla está.
Ya tiene señora
el Gran Putifar.

FARAON 
Bien venido,
bien casado
y que sea para bien.

REINA   
Que los dioses te concedan
larga luna y mucha miel!

PUTIFAR 
¡Señor!

LOTA 
Excelsa reina
mil gracias.

REINA   
No hay de qué.

SACERDOTE 
Osiris dé a la esposa
lo que haya menester.

TODOS 
Osiris dé a la esposa
lo que haya menester.

COPERO 
Señor, marchemos.

FARAON 
Marchemos pues.

TODOS 
Que los dioses les concedan
larga luna y mucha miel.

(Se van todos menos Lota y Putifar)

PUTIFAR 
Salve Lota.
Salve Lota pura y bella
flor galana,
flor galana de mi hogar.
Tú serás la reina
de mis amores,
mi bien serás.
Salve Lota, pura y bella
flor galana de mi hogar.

LOTA 
Noble esposo, bravo y fuerte
yo tu esposa fiel seré
Yo seré la hiedra amante
que tu tronco abrazaré .

(Salen Selhá y Seti)

SELHA 
¡Señor!

PUTIFAR 
¿Por qué me llamas
en esta situación?

SELHA 
Porque aquí se ha presentado
un negocio de ocasión.
Unos Ismaelitas .
venden a un hebreo.

SETI 
Tiene buena pinta .

SELHA   
Y además no es feo.

SETI 
Lo dan muy barato.

SELHA 
Y una ganga es.

PUTIFAR 
Pues venga y otro esclavo
tendrá mi mujer.

(Salen con José los ismaelitas, Raquel y las esclavas)

SELHA y SETI 
Este es el esclavo.

JOSE 
Muy buenas, señoras.

LOTA 
El joven que vimos
en paños menores.

RAQUEL 
El de la cisterna.

LOTA 
El mismo, Raquel.

RAQUEL 
¡Es él!

LOTA 
¡Es él!

LAS DOS 
No hay duda que es él.

PUTIFAR 
Hecho el trato. Me conviene
Este esclavo es para ti.

LOTA 
Gracias mil, Raquel, amiga,
porque otra vez le vi.

PUTIFAR 
¿Cual es tu nombre?

JOSE 
José me llamo.

PUTIFAR
Pues desde ahora
yo soy tu amo.

JOSE
Bueno.

PUTIFAR 
Esclavas, llevadla
y con suaves perfumes de Oriente
perfumadla.
Tú, José, con las esclavas.

JOSE 
¡Qué vergüenza, yo no sé
entre tantas, tú tan casto,
qué te va a pasar, José!

RAQUEL 
Te aguarda, mi señora,
la cámara nupcial,
ya buscarte irá el esposo,
que tus brazos buscará.

(Mutis Lota, Raquel, José y Esclavas)


_________



Coro de Viudas “La luz de la luna…..Danzad al dulce son….Tres viudas de Tebas quieren penetrar….Al pasar de soltera a casada”: (Raquel, Esclavas, José, Lota, Viudas)

RAQUEL 
La luz de la luna
se quiebra en el Nilo.
El Ibis sagrado
los aires cruzó.
Azul brilla el cielo,
la flor dio su aroma,
la brisa murmura
canciones de amor.

ESCLAVAS y RAQUEL
Danzad, hijas del Nilo.
danzad al dulce son
del arpa que acompaña
de amores la canción.

JOSE  
Tres viudas de Tebas
quieren penetrar.

LOTA 
(Como recitando.)
Franca está la puerta,
pueden pasar.

RAQUEL 
Siempre que en Egipto
casa una doncella,
vienen tres viudas
a explicarle a ella,
las obligaciones...
que deben tener
en el matrimonio
marido y mujer.

VIUDAS 
(Saliendo.)
Salud a la doncella
hermosa como el día.
Que Anubis te proteja
y Osiris te bendiga.

Al pasar de soltera a casada
necesitas de preparación;
óyenos, porque somos viudas
y sabemos nuestra obligación.
Es muy duro
y molesto, yo te lo aseguro,
y muy pronto,
y muy pronto lo vas a saber;
el derecho, el derecho
el derecho que tiene el marido
sobre su mujer.
Al marido después de la boda,
nada, nada se debe negar,
pues con él en la casa entra toda
pero toda su autoridad.
Y aunque llanto,
aunque llanto al principio te cueste,
que él te trate,
que él te trate con mucha dureza,
si le sabes seguir la corriente,
pues al fin bajará la cabeza.
Sé hacendosa,
primorosa,
dale gusto
siempre cariñosa.
muévete
para qué
lo que pida
dispuesto ya esté.
Cuídalo,
mímalo,
no le digas a nada
que no.
Y con estas ligeras nociones
de moral que te damos aquí,
tu verás corno te las compones
para hacer a tu esposo feliz.

TODAS 
(Menos Lota)
Sé hacendosa
primorosa,
dale gusto
siempre cariñosa.
Muévete
para que
lo que pida
dispuesto ya esté.

VIUDAS 
Cuídalo
mímalo
no le digas a nada
que no.

LOTA 
¿No?

VIUDAS   
No.


_________



Dúo de Lotha y José “Yo soy el casto, yo soy el casto, yo soy el casto José…..Déjame que te diga dulces palabras….Déjame por Osiris porque me azoras”: (José, Lota)

JOSE 
Yo soy el casto, yo soy el casto
yo soy el casto, casto José,
pastor he sido y entre rebaños
desde pequeño pastoreé

LOTA 
¿Y en la montaña como en el prado
no turbó nunca tu soledad
ni un pensamiento de enamorado
que te dijera debes amar?

JOSE 
Yo tocaba la flauta
y el caramillo
y a mi lado triscaban
los cabritillos
No pensaba en amores
por ser pecado
y además porque estaba
muy ocupado
en que no se me fuera
ni un corderito
y no se me perdiera
el pobrecito.

LOTA 
Qué inocencia tan hermosa,
no se encuentra un hombre así
un mancebo tan honesto
yo quisiera para mí.

JOSE 
¿Para ti?

LOTA 
¡Para mí!
Porque yo, como tú, soy así.
Ven, José.
Ven acá.
Que es amor
yo te voy a explicar
porque creo
que el amor debe ser cosa rica.
¡Ay! ¡Hebreo!
debe ser un bichito que pica.
Un bichito que da un hormigueo
sin saber en el sitio en que está
y que enciende en el alma un deseo
que fatigas de muerte nos da.

JOSE 
Yo no sé
que será,
de estas cosas
estoy en la a.
Por favor,
sí, señor.
No te acerques
porque hace calor.

LOTA 
Déjame que te diga dulces palabras.
Déjame que te ciña con dulces lazos.
Déjame que en tus ojos mis ojos mire
y de amor la cadena formen mis brazos.

JOSE 
Déjame por Osiris, porque me azoras,
déjame por el Ibis y por Anubis,
el amor que me pides en vano imploras.
Déjame y no me hagas entrar por uvis.

LOTA 
Ven José,
quiero yo.

JOSE 
No me cojas la capa,
que no.

LOTA 
Ven José,
ven acá,
que la flor misteriosa del Loto
para ti será.

JOSE 
Quítate,
déjame
no me cojas la capa
otra vez.

LOTA
Mírame,
quiéreme
que el amor es ventura y placer.

JOSE
Déjame,
suéltame
que la capa me vas a romper.

LOTA 
¡Pepito!

JOSE 
¡Chitito!
Déjame, déjame, déjame.

LOTA 
¿Por qué?

JOSE 
Porque yo soy el casto,
yo soy el casto,
yo soy el casto,
casto José.


_________



Cuplés Babilónicos “Son las mujeres de Babilonia”: (Reina, Copero, Sul, Salech, Amon, Coro de Señoras, Curo)

REINA 
Bebe, bebe, mi señor,
del rico vino de Antila
bebe y reposa que ya
amanece el nuevo día.

TODOS 
Bebe el vino sabroso
vino rico y dorado
que en tus regios lagares
pisó el esclavo.

REINA 
Si quieres mi dueño
que arrollen tu sueño
de Ninive bella
canciones de amor
hermosas mujeres
que brindan placeres
vendrán a cantarte
su dulce canción.

(Sul (mujer) Salech, Amon, Coro de Señoras. Visten trajes de bohemios babilónicos. Lleva unos panderos triangulares con campanillas )

SUL, SALECH, AMON y BOHEMIOS
De Ninive, de reina Sardanápalo
venimos hoy aquí,
y al son de sus canciones melancólicas
cruzamos el país,
al aire resonando nuestros címbalos
a Menfis la inmortal
llegamos los cantores babilónicos
tras largo caminar.
Andando,
llevando
doquier
nuestra canción.
Cantando,
danzando,
moviendo
el tin tan ton.

SUL 
Una canción babilónica
Voy a cantar.

TODOS 
Toda la grey faraónica
te va a escuchar.

SUL 
Son las mujeres de Babilonia
las más ardientes que el amor crea,
tienen el alma samaritana,
son por su fuego de Galilea.
Cuando suspiran voluptuosas
el babilonio muere de amor,
y cuando cantan ponen sus besos
en cada nota de su canción.
¡Ay, Ba... Ay, Ba...
Ay, Babilonio que marea!
¡Ay, va... Ay, va...
Ay, vámonos pronto a Judea!
(Suspiro.)

¡Ay!
Vámonos allá!

Como las hembras de Babilonia
no hay otras hembras tan incitantes,
arde en sus ojos de amor la llama
buscan sus labios besos amantes;
como palmeras que el viento agita,
doblan si danzan sus cuerpos bellos
dando en sus giros al aire ardiente
la negra seda de sus cabellos.
¡Ay, Ba... Ay, Ba...
Ay, Babilonio que marea.
¡Ay, va... Ay, va...
Ay, vámonos pronto a Judea.
¡Ay, va... Ay, va...
Vámonos allá!

_________



Vals del juicio “Para juzgar y sentenciar”: (Reina, Lota, José)

REINA 
Para juzgar
y sentenciar
quiero saber
lo que pasó,
preciso, pues,
reproducir
lo que en tu estancia
sucedió.

LOTA 
Yo estaba muy triste
y llorosa estaba
porque sin saberlo,
porque sin saberlo,
algo me faltaba.

JOSE 
Yo entré a distraerla
y ella me miró,
yo bajé los ojos,
yo bajé los ojos
y ella se acercó.

REINA 
Y al tener
junto a tí
a una hermosa
mirándote así
sentiste un no se qué,
tan dulce sensación,
que hiciste con los brazos
lo mismo que yo.

(Le abraza.)

JOSE 
¡Ay, señora,
no, señora,
qué manera
de apretar!
Pues, señor, aquí son todas
como la de Putifar.

LOTA 
Me parece, gran señora,
que esto va a acabar muy mal.

REINA 
Es que si no me entero bien
no puedo sentenciar.

LOTA 
Comprendo ya vuestro interés,
pero eso es abusar.

JOSE 
Me estoy temiendo yo que aquí
me ocurra algún percance a mí
y que mi decantada castidad
se perderá.

REINA 
Ven aquí, quiero yo.

LOTA 
No desdeñes mi amor.

REINA 
Soy la Reina y lo mando.

LOTA 
Pero él es mi esclavo...

JOSE 
Por Dios,
si no quise con una
¿cómo he de atreverme con dos?

REINA y LOTA 
Ven aquí. Mírame.
no te sientas tan casto, José.
Mis brazos te darán

JOSE 
Al fin conseguirán.

REINA y LOTA 
Caricias y calor.

JOSE 
Que muera de rubor.

REINA y LOTA 
Ven junto a mí.

JOSE 
¡Pobre de mí!

REINA y LOTA 
Las dos así.

JOSE 
Las dos aquí.

REINA y LOTA 
Gocemos de mí.

JOSE 
Al fin me sacan el color

REINA y LOTA 
Eterno amor.
Un eterno amor.

JOSE 
Esto es un horror.

REINA y LOTA 
Podemos disfrutar.

JOSE 
Yo creo que no salgo bien.

REINA y LOTA 
Mi bien que es el placer mayor

JOSE 
Con eso del amor.


_________



Los sueños del Faraón “Vi entre sueños tres mujeres” y garrotín “Cuando te miro el cogote…Que te quieres apostar”: (Faraón, José, Copero)

FARAON 
Vi entre sueños tres mujeres
con extrañas vestiduras
que agitando así las manos
adoptando mil posturas,
De cintura para abajo
todo, todo lo movían
y enseñaban muchas cosas
de cintura para arriba.
Era un encanto verlas bailar,
nunca en mi vida vi cosa igual.

JOSE 
Ya se lo que dices,
mira si eso fue.

(Se abre la floresta del fondo y aparecen tres visiones. Mujeres con trajes modernos y dispuestas para un garrotín)

FARAON 
Por Anubis. Por Osiris
eso es lo que yo soñé.

COPERO 
Renilo, ¡qué asombro,
Qué barbaridad!

FARAON y COPERO
¡Vaya unas señoras!
qué ricas están!

JOSE 
Esas tres mujeres
que miras allí,
bailarán en lo futuro
el movido garrotín.

(Bailan Las Mujeres)

Cuando te miro el cogote
y el nacimiento del pelo,
se me sube, se me sube y se me baja
la sangre por todo el cuerpo.

FARAON, JOSE y COPERO
Cuando te miro el cogote
y el nacimiento del pelo,
se me sube, se me sube y se me baja
la sangre por todo el cuerpo.

JOSE 
¿Qué te quieres apostar,
qué te quieres apostar
a que tengo yo una cosa,
que no tienes ni tendrás?

FARAON, JOSE y COPERO
¿Qué te quieres apostar,
qué te quieres apostar
a que tengo yo una cosa,
que no tienes ni tendrás?


_________



En el templo y final “¡Gloria, gloria a nuestro gran Virrey!: (Todos)

TODOS 
¡Gloria. Gloria!
a nuestro gran virrey!
Honremos al Apis.
honremos al Buey;
¡Gloria al Buey!





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario