miércoles, 2 de octubre de 2013

La Dogaresa (Cantables)



LA DOGARESA



Zarzuela en dos actos y tres cuadros.

Libreto: Antonio López Monis.

Música: Rafael Millán.

Estrenada el día 17 de Septiembre de 1920, en el Teatro Tívoli, de Barcelona.


ARGUMENTO


Un mercado en Venecia. La plaza está llena de gente, y en ella mercaderes, judíos, hombres y mujeres del pueblo.
Sale Marco, que actúa de espadachín, mientras Zabulón, viejo judío cuenta sus monedas de oro. El coro inicial de esta zarzuela, por su bullicio, es un fiel reflejo de un día de mercado. Las gentes del pueblo murmuran porque no saben hace mucho tiempo las andanzas de Paolo, a quien no ven por Venecia. La hechicera augura fieros males para quien trate de traicionar a Paolo.
El amor de Paulo es Marietta, que canta la preciosa romanza llamada de «las flores», toda una pieza de evocación nostálgica de su amor por Paulo. Rosina ampara los amores de Paulo y Marietta contra la perfidia de Miccone, que los persigue. Paolo canta una preciosa romanza, donde lanza la amenaza de arrasar Venecia si no logra su propósito de casarse con Marietta. Hay un dúo de Miccone y Zabulón, donde este último se ríe del amor de Miccone, el viejo bufón, por Marietta. Sigue luego un dúo cómico del viejo judío Zabulón con Rosina, que quiere la complicidad del viejo para burlar a Miccone y al Dux, ayudando a Paolo, el joven galán. Sin embargo, de momento, quien triunfa es el Dux, que hace subir al trono a Marietta, ante la desesperación de Paolo, que cree perdida su partida.
El acto segundo -primer cuadro- es el atrio del Palacio de Dux. Este y Marietta, rodeados de toda la corte, asisten a la fiesta del pueblo, donde Miccone tratará de divertir a todos, pero que éste aprovecha para cantar una magnífica romanza, donde cuenta la leyenda de la gentil pastorcilla que quería al zagalillo, a pesar de que un caballero poderoso y justiciero le hiere en mitad del corazón.
Mientras, Rosina propone el plan de salvación a Marietta: “Cuando oigáis en el silencio de Venecia el canto de amor de vuestro gondolero Paolo, es que ha llegado la hora de vuestra liberación. Y cuando el Dux, o Miccone el bufón, por la mañana vinieran a despertaros, vos estaréis, mi linda Marietta, lejos del alcance de ellos...”
Sigue un lindo número cómico en el que los pajes cortejan a Rosina, y ella a todos les hace vivir la ilusión de que ha de corresponder a su amor. Se oye la serenata de amor que Paolo canta a Marietta, y ésta sale en su busca; y tras un bello dúo de amor, huyen.
Pero los servidores del Dux los alcanzan y detienen a Paolo.
El cuadro segundo figura la antesala del Tribunal donde juzgan a Paolo y es condenado a muerte. Se va a cumplir la ley sin remedio, pero hay una tradición en Venecia, por la cual, si el reo que es llevado al patíbulo se cruza con el Santo Viático, es liberado. Y así sucede.
Cuando la comitiva avanza por el Puente de los Suspiros, se oye la campanilla del Viático. El pueblo dice que se cumpla la ley, pero el capitán de la guardia pregunta:
“¿Quién agoniza?” Y Miccone, saliendo del Palacio, dice: “El Dux. El asesino soy yo...”
Y mientras Paolo es liberado, el pueblo salta de júbilo en medio de una gran alegría.
Miccone enamorado de Marietta, al verse traicionado por el Dux, y antes de ver caer en sus manos a la bella Marietta, lo asesina a traición.


____________



Personajes:

Marietta: Enamorada de Paolo, pretendida por el Dux y por Miccone.
 
Rosina: Casada con Marco, ayuda los amores de Paolo y Marietta.
 
Miccone: Bufón del Dux y enamorado de Marietta.
 
Paolo: Enamorado de Marietta y objeto de las intrigas de la obra.
 
Zabulón: Judío que favorece los deseos del Dux y Miccone.
 
Marco: Amigo de Paolo.
 
El Dux: Gobernante de Venecia


__________



Números musicales:

Coro “Venid aquí venecianos a comprar”: (Vendedores, Marco, Compradores)
Romanza de Marietta “Ya muerto está mi amor”: (Marietta)
Romanza de Paolo “Pondré en la empresa mi fe”: (Paolo)
Dúo de Zabulón y Miccone “Si una mujer nos enamora”: (Zabulón, Miccone)
Dúo de Rosina y Zabulón “No es posible lo que pretendes”: (Zabulón, Rosina)
Concertante “Las flores de mil colores”: (Paolo, Rosina, Miccone, Marietta, Zabulón, Coro)
Romanza de Miccone “Un Conde fue”: (Marietta, Dux, Miccone, Coro)
Quinteto de los pajes “Callad amigos míos”: (Rosina, Pajes)
Serenata de Paolo “Ya duerme Venecia tranquila”: (Paolo, Coro)
Dúo de Marietta y Paolo “Tu voz resonaba”: (Marietta, Paolo)
Dúo de Marietta y Miccone “Tras de esa puerta un hombre”: (Marieta, Miccone)
Final “Venecianos: el Dux acaba de ser herido”: (Miccone)


__________



ACTO PRIMERO

La acción en Venecia, en la Edad Media, dominando los Dux.
Un mercado de Venecia. Al levantarse el telón, mercaderes, judíos, pueblo y Zabulón, que es un judío viejo. A su tiempo sale Marco, actuando de espadachín, con un moro que le lleva las espadas. Después la Hechicera.

Coro “Venid aquí venecianos a comprar”: (Vendedores, Marco, Compradores)

VENDEDORES
Venid aquí,
venecianos, a comprar,
y aquí hallaréis
cuanto os pueda precisar.

VENDEDOR 1.º
Gargantillas de ámbar.

VENDEDOR 2.º
Amuletos de cuerno.

VENDEDOR 1.º
Brazaletes de aljófar.

VENDEDOR 2.º
Yo los tengo de oro
con perlas y rubí.

VENDEDORES
Venid aquí, venid aquí;
venid aquí, venid aquí;
compradme a mí,
compradme a mí.
Gran señor, por favor
venga acá, comprará
de lo mejor.
Gran señor, por favor
venga acá, comprará
de lo mejor.
Comprad, comprad,
comprad, comprad;
venid aquí,
venecianos, a comprar,
y aquí os daré
cuanto os pueda precisar.
Los encajes de Venecia
siempre son
lo que el mundo más aprecia
con razón.
Aquí comprad,
que es lo mejor de la ciudad.

(Sale Marco seguido de un Criado, que lleva unas espadas bajo el brazo, y dice con actitud retadora:)

MARCO
El que quiera saber
lo que vale luchar,
ahora puede aprender
y las armas tirar.
Por un sólo florín,
si tenéis corazón,
puede el espadachín
enseñar la lección.
Aquí está el valiente,
la espada aquí está.
¿No hay quien le sustente?
¡Ja, ja, ja!

COMPRADORES
Si dice bravatas
lo mismo me da;
tú a mí no me matas.
¡Ja, ja, ja!

MARCO
Sois todos muy prudentes
y no queréis la lucha;
mas yo os haré valientes
porque es mi ciencia mucha.
Por módico estipendio
enseño en mi lección
secretas estocadas
que van al corazón.
Venecianos, con las armas
os enseño yo a triunfar,
si tenéis con caballeros
o villanos que luchar.

(Uno de los oyentes se acerca a él y le da unas monedas, tomando la espada y recibiendo la lección de esgrima.)

Torna allá,
tercia aquí,
tajo va,
quita allí,
golpe así,
muerto está.

(Hace mutis después de recoger el ayudante las espadas.)

COMPRADORES
El matón ya se va.
Por fin ya se va.

Todos preguntan a la Hechicera por Paolo y les dice que anda errante buscando su bien, que es Marietta, a la cual quiere casar con el Dux, y es fácil que a Paolo, por su atrevimiento, le pese. Dicho esto, se va. Entonces Rosina le dice que ella también tiene otro secreto, pero ya que él no le dice a ella el suyo, tampoco le dirá una palabra. El trata de averiguarlo y va tras ella, y en esto sale Marietta.


____________



Romanza de Marietta “Ya muerto está mi amor”: (Marietta)

MARIETTA
Ya muerto está
mi amor en flor,
jamás vendrá
mi dulce amor.
Tristeza yo siento en mi alma,
y en mis dolores
siempre cantaré amores.
Marchito amor
que huyó de mí,
un gran dolor
dejando aquí.
¡Ah! Paolo,
aquí llorando moriré,
aquí llorando moriré.
La, la, la, la, la, la.
Pobre paloma
que estás prisionera
en tu palomar,
y tras de tu amor
no puedes volar;
muere aquí presa
la Dogaresa.
La, la, la, la, la, la.
Pobre Paolo,
que estás triste y solo,
en tanto que aquí
de pena y dolor
yo muero por ti.
Ven a mi lado,
ven, dueño amado.
Ven a mi lado,
ven, dueño amado.
La, la, la, la, la.
Confiada aquí espero,
la, la, la, la, la,
a que vuelva a mi reja
la, la, la, la, la,
el audaz gondolero.
La, la, la, la,
la, la, la, la.
Tristeza yo siento en mi alma,
y en mis dolores
siempre cantaré amores.
Marchito amor
que huyó de mí;
un gran dolor
dejando aquí.
¡Ah! Paolo,
aquí llorando moriré;
por él mi vida yo daré.

Marietta llora y Marco le aconseja que se vaya. Sale Rosina y se esconde para ver si descubre el secreto de su maridito. Aparece Paolo. Al verlo, Marco, se alegra. Este pregunta noticias y le dice que el Dux se ha enterado de los amores de Marietta con él.
Marco ha reflexionado que es inútil, pues el Dux es señor de vidas y haciendas y nada podrá hacer.


____________



Romanza de Paolo “Pondré en la empresa mi fe”: (Paolo)

PAOLO
Pondré en la empresa
mi fe y mi honor,
y si al cabo salgo vencedor,
es tu cariño la recompensa.
Y si hoy sombras tiene
el alma mía,
luz y alegría
serán su amor.
¡Ah!
Yo mostraré a la Corte
mi indómita pujanza,
y habrá memoria
de mi venganza.
Yo arrasaré Venecia,
y al poder de mi brazo
la Corte necia
sucumbirá.
Amor del alma mía,
tan grande es mi tristeza
como han de ser un día
mi arrojo y mi fiereza.
He de alcanzar,
adorada mujer,
mis amores vengar
contra todo poder.
Alma y arrojo pondré;
no me faltará valor
y triunfar lograré.
¡Ah!
Yo arrasaré Venecia,
y al poder de mi brazo
la Corte necia
sucumbirá.
Por su amor lucharé;
no tendré temor,
porque busco en premio
la luz de tu amor.
Y la luz de tu amor
brillará mejor
si sabe avivarla
mi dulce calor.
Luchar, mi adorada,
será mi honor;
pelear yo sabré
por salvar tu amor.
Tu salvador seré,
y al pelear
yo triunfaré.


____________



Marco, al saber las locuras que quiere hacer su amigo, intenta hacerle disuadir, pero en vano, pues Paolo está dispuesto a todo. Al ver Marco que toda reflexión es inútil, se decide como él a hacer locuras. Aparece Rosina, que ya sabe el secreto y les recrimina por no habérselo confiado a ella también, pero para que vean que no les guarda rencor, está dispuesta a ayudarles y les dice que tiene un plan; va a contarlo, pero se arrepiente al ver llegar a Miccone, bufón del Dux, junto con Zabulón. Miccone pregunta a Zabulón si está contenta Marietta de casarse con el Dux sí ya le ha convencido, y Zabulón le dice que ella no quiere casarse, pero como la obligan, no hay más remedio. Entones Zabulón le pregunta a Miccone cómo es que tiene tanto odio a Paolo, y aquél le dice que no es por odio a éste ni por cariño al Dux, sino porque él disfruta haciendo mal. Zabulón le dice que le ha adivinado el secreto y lo que pasa es que está enamorado de Marietta.

Dúo de Zabulón y Miccone “Si una mujer nos enamora”: (Zabulón, Miccone)

ZABULON
Inspiras risa así.

MICCONE
¿Que inspiro risa yo?
(Sin duda este taimado
mi secreto descubrió.)

ZABULON
Me burlo yo de ti.

MICCONE
De mí quien se burló,
la vida con sus risas
en mis manos se dejó.

ZABULON
¿Por qué te exaltas tanto
cuando es buena mi intención?
Cuando uno es feo
no enciende deseo
ni aviva pasión.

MICCONE
Amarla me hace daño,
viejo astuto y socarrón,
y me envenena
que no te da pena
del pobre bufón.

ZABULON
Me río a mi pesar.
¡Ja, ja, ja, ja!

MICCONE
Pues teme que el juglar
no sepa contener
la cólera y la rabia
que agitando está en su ser.
La indignación por esa burla
yo no sé vencer.

ZABULON
No gano nada con la risa
y ya serio estoy.

MICCONE
Si no te mofas de mi pena
ya tu amigo soy.
(Dejó su amor adivinar
este infeliz juglar.)
Si una mujer nos enamora,
su amor siempre alegra nuestra vida,
porque ella quisiera al que la adora
cantar, reír, gozar.
Esa mujer ha conseguido
dichosa volver mi vida triste;
la luz de sus ojos soñadores
será el encanto de mil dolores.
Mi amor por Marietta
mi vida tiene inquieta,
llena de celos
de todo el que la mira,
del aire que respira.
Y hasta los cielos me parecen
cuando sus ojos resplandecen.
Tal es mi historia.
Será completa mi gloria
si me ama Marietta.
Marietta.

MICCONE y ZABULON
Si una mujer nos enamora,
su amor siempre alegra nuestra vida,
porque ella quisiera el que la adora
cantar, reír, gozar.
Esa mujer ha conseguido
dichosa volver mi/tu vida triste;
la luz de sus ojos soñadores
será el encanto de mis/tus dolores.


____________



Miccone, al ver que ha sido descubierto su amor a Marietta por el judío, ya no trata de ocultarle sus planes y le dice que si se separa a Marietta de Paolo y arregla el casamiento con el viejo Dux, es porque así podrá estar cerca de Marietta, pero que él necesita saber siempre lo que hace Marietta, para lo cual quiere que Zabulón compre a un paje de palacio, y desaparece. A poco salen de su escondite Rosina, Paolo y Marco. Esta dice que la dejen sola con el judío. Quedan en escena Zabulón y Rosina, diciendo ésta que lo ha oído todo, por casualidad, y ella se vestirá de paje, siempre que le paguen bien, e irá al palacio. Quedan por fin arreglados y se van a prepararlo todo.

Dúo de Rosina y Zabulón “No es posible lo que pretendes”: (Zabulón, Rosina)

ZABULON
No es posible lo que pretendes,
que no me ofreces dinero
y no escucharte prefiero.
Y además de que ahora me ofendes
Miccone puede notarlo.
¡Horror me da de pensarlo!

ROSINA
Eso es muy fácil, señor;
ser el paje yo quiero.

ZABULON
¡Jamás!

ROSINA
Y yo os ofrezco...

ZABULON
¿El qué?

ROSINA
Tendréis dinero.

ZABULON
Al fin me ablandarás.

ROSINA
Pronto veréis Zabulón,
cómo yo soy un chico.

ZABULON
¡Por Dios!

ROSINA
Y yo os prometo...

ZABULON
¿El qué?

ROSINA
Haceros rico.
Mi papel de paje representaré
y a la Dogaresa yo vigilaré.
Miradme bien, con atención,
veréis qué esbelta es mi figura.
Yo con mis canciones
los entretendré
y en la Corte bailaré.

ZABULON
Por servirte a ti, chiquilla,
bailo yo de coronilla.

ROSINA y ZABULON
Pues los dos entonces
vamos a bailar
y ante del Dux disimular.
Tan gentil mujer
paje allí seré/será
y en la Corte reinaré/reinará.

ZABULON
Me parece que la cabeza
podemos ambos jugarla
con tu atrevida proeza.
Gran cariño tengo a la mía,
y no quisiera perderla
por una superchería.

ROSINA
No tengáis miedo, señor,
que yo soy animosa.

ZABULON
¡Y qué!

ROSINA
Y por tal cosa...

ZABULON
¿El qué?

ROSINA
Daré un tesoro.

ZABULON
Muy grande es tal razón.

ROSINA
Pronto podréis ver, señor,
cómo yo soy un chico.

ZABULON
¡Por Dios!

ROSINA
Y yo os prometo.

ZABULON
¿El qué?

ROSINA
Haceros rico.
Mi papel de paje representaré
y a la Dogaresa yo vigilaré.
Miradme bien, con atención,
veréis qué esbelta es mi figura.
Yo con mis canciones
los entretendré
y en la Corte bailaré.

ZABULON
Por servirte a ti, chiquilla,
bailo yo de coronilla.

ROSINA y ZABULON
Pues los dos entonces
vamos a bailar
y ante el Dux disimular.
Tan gentil mujer
paje allí seré/será
y en la Corte reinaré/reinará.


___________



(La comitiva entra en escena precedida de Timbales; la componen Damas y Caballeros de la Corte y Soldados del Dux. Cuatro Servidores traen un trono de manos, y detrás de todos vienen el Pueblo. A su tiempo sale de su casa Marietta, seguida de sus Familiares y de Miccone.)

Concertante “Las flores de mil colores”: (Paolo, Rosina, Miccone, Marietta, Zabulón, Coro)

CORO
El tambor con su son expresa
que se llevan a la Dogaresa.
¡Viva, viva, viva, viva, viva!
El tambor con su son expresa
que se llevan a la Dogaresa.
¡Viva, viva, viva, viva, viva!

PAOLO
He de sufrir la humillación
de verla marchar.

ROSINA
Sabré buscar la solución
y hacerte triunfar.

CORO
Han de llegar sin cesar
hasta el Dux nuestro aplauso
y nuestra adhesión.
Salud, salud, salud, salud.
El tambor con su son expresa
que se llevan a la Dogaresa.
¡Viva, viva, viva, viva!
Contra el señor no hay quien pueda luchar;
con el Dux, que Marietta aborrece,
se habrá de casar!

(Salen de la casa Marietta y Miccone)

MICCONE
Gentil Marietta,
ya vienen por ti;
la Corte te aguarda
y dueña serás allí.

(Aparte.)

Gentil Marietta,
mi plan conseguí,
te tengo sujeta,
serás para mí.

CORO
Tu rostro ya expresa
lo alegre que vas,
serás Dogaresa
con pena y triunfarás.
(A ser Dogaresa con pena te vas
y antiguos amores sacrificarás.)

MICCONE
El señor te quiere por esposa.

MARIETTA
Tal homenaje yo no merezco.

MICCONE
Sus mandatos el bufón respeta.

MARIETTA
El Dux lo manda, yo le obedezco.

PAOLO
Aunque el Dux está caduco y viejo,
del tal Miccone sigue el consejo;
pero es tan firme mi voluntad,
que he de devolverte yo la libertad.

MARIETTA
El señor me quiere por esposa;
tal homenaje yo no merezco.

PAOLO
Aunque el Dux está caduco y viejo,
del tal Miccone sigue el consejo.

MICCONE y ZABULON
El señor te quiere por esposa,
por ser, Marietta, la más hermosa.

MARIETTA
(Aparte.)
Mi gondolero dudar no puede
de que le quiero con inmenso amor.

(Todos arrojan flores. Marietta toma una rosa.)

MARIETTA
Las flores de mil colores
que son la vida mía,
emblema son de mis amores
y al aspirarlas me da alegría.
Las flores de mil colores
que son la vida mía,
emblema son de mis amores
y está en las flores mi alegría.
Cantar con pasión ardiente,
gustar de la flor la esencia,
querer con amor vehemente,
llorar del amor la ausencia.
Las flores de mil colores
que son la vida mía,
emblema son de mis amores
y está en las flores mi alegría.
Al partir no te olvidaré
y tu amor siempre guardaré;
mis amores de otros días
jamás olvidaré,
la, la, la, la, la, la, la, la,
la, la, la, la, la,
mis amores de otros días
jamás olvidaré.

MARIETTA y PAOLO
Al partir no te olvidaré.

MICCONE y ZABULON
De su amor ya se olvidarás.

CORO
Al partir no se olvidará.

MARIETTA y PAOLO
Y tu amor siempre guardaré.

MICCONE y ZABULON
De su amor siempre guardará.

CORO
Al partir no te olvidará.

MARIETTA y PAOLO
Mis amores de otros días
jamás olvidaré.

MICCONE y ZABULON
Al entrar en otra vida
ya nada quedará.

MARIETTA
La, la, la, la, la, la, la, la,
siempre guardaré,
la, la, la, la,
jamás olvidaré.

TODOS
¡Amor!
Despierta en el corazón.
¡Amor! ¡Amor! ¡Amor!

MICCONE
(A la Servidumbre)
En marcha ya.

ZABULON
Del oro, Zabulón,
oirás su dulce son,
oirás su dulce son.

MICCONE
El Dux espera ya.

CORO
Y ya impaciente está.

(Inician el mutis.)

En marcha, pues,
para marchar,
y al celebrar,
tan fausto día,
cantar, reír, gozar.

MICCONE y ZABULON
Si una mujer nos enamora,
su amor siempre alegra nuestra vida.
La luz de sus ojos soñadores…

MICCONE
será el alivio de mis dolores.

PAOLO
(Viéndolos marchar.)
Mi sino será matar,
matar, matar.
Es mi alegría
saber que muy pronto
vendrá un nuevo día.
Verla marchar
me causa emoción;
quisiera llorar.
Se va mi cariño
y sólo quedo aquí
y todo lo perdí.
No he de verte más, Marietta,
por siempre ya mi dicha perdí.


___________



ACTO SEGUNDO

Atrio de palacio. En dos sillones están Marietta y el Dux y toda la corte; Rosina, disfrazada de paje, y cuatro pajes más y coros.

Romanza de Miccone “Un Conde fue”: (Marietta, Dux, Miccone, Coro)

CORO
Grande fiesta hoy
la del Dux será;
el juglar cantará.
Grande fiesta hoy
la del Dux será;
el bufón cantará.
Que alegre son sus cantos está la fiesta,
grande fiesta hoy la del Dux será.

MARIETTA
No merezco tanto honor.

CORO
Tan sólo está por vos;
grande fiesta hoy
ya dispuesto
la del Dux será.

DUX
Lo hago todo por tu amor.

MICCONE
(Saliendo)
El bufón ansia
sólo divertiros
con su fantasía;
dadme, señor licencia,
oiréis, señores,
en un momento,
de una pastora el cuento
de sus amores
que yo escuché.
Y si el cantar
os llega a interesar
contento yo quedaré.
Un conde fue
señor feudal
y a la pastora,
que fue su amante,
gentil zagal
la enamoró
y la pastora
con él huyó.
Por entre el bosque
los dos huían
cantando amores,
mas no advertían
que en un caballo
que galopaba
furioso el Conde
les persiguió.
El jinete rugía de celos,
pretendía la afrenta vengar
y pensaba en matar.
Y aquel cruel
señor feudal,
a la pastora
y al inocente
gentil zagal
los alcanzó;
y sin oírlos
los condenó.
El zagalillo,
con voz dolorida,
así cantaba
su triste canción,
que demostraba
su emoción:
La, la, la, la,
canta zagal, tus amores,
entona tu canción.

CORO
La, la, la, la,
canta zagal, tus amores,
entona tu canción.

MICCONE
Pastorcilla, pastorcilla, pastorcilla
quiéreme, quiéreme, quiéreme,
con ternura y con pasión;
cabalero poderoso y justiciero
mátame, mátame, mátame,
sin ninguna compasión.
El amor que yo sentí
fue mi ansiedad,
por él perdí, por él perdí
la libertad.
La mujer que veis aquí
fue mi ilusión,
y presto yo también perdí
su corazón.
El zagalillo con voz lastimera
llorando pedía por ella perdón,
sé la muerte sufrir,
que nada me importa
por ella morir.

CORO
El zagalillo con voz lastimera
llorando pedía por ella perdón,
sé la muerte sufrir,
que nada me importa
por ella morir.

MICCONE
La, la, la, la,
la, la, la, la.

Pastorcilla, pastorcilla, pastorcilla,
bésame, bésame, bésame, bésame
con ternura y con pasión.
Caballero poderoso y justiciero,
hiéreme, hiéreme, hiéreme,
en mitad del corazón.

CORO
Pastorcilla, pastorcilla, pastorcilla,
bésame, bésame, bésame, bésame
con ternura y con pasión.

MICCONE
El zagal, besando a su amada
sin temblar se arrodilló
y allí murió.
Alegrarse, señores,
que sólo fue cuento
y nada verdad.

CORO
La, la, la, la, la.

MICCONE
La, la, la, la, la.

CORO
La, la, la, la, la.

MICCONE
Nada es verdad.


___________



Hacen mutis todos, menos Marietta y Rosina. Esta dice que Paolo irá con una góndola para robarla y de este modo burlar al Dux y a Miccone.
En esto advierten que se acercan los pajes y hacen mutis. Salen éstos, que han advertido que Rosina no es un paje, y ésta, para disimular, los cita a todos a su cuarto.

Quinteto de los pajes “Callad amigos míos”: (Rosina, Pajes)

PAJE 1.º
Callad, amigos míos,
dejémosle acercar;
si hacéis lo que yo haga
le vamos a embromar.

(A Rosina, que sale.)

ROSINA
Llego presto.

PAJE 1.º
Chisco, la bella niña
nos la quiere dar.

PAJE 2.º
Os presento al nuevo paje.

PAJES
Muy apuesto y muy modesto.

ROSINA
Dejad esa ironía
que a veces llega a herir.

PAJES
Pediremos que esta noche
que con todos vengas a dormir.

ROSINA
(Burlona.)
Yo aceptaría de buen grado
vuestra proposición,
pero ya me han hospedado
solo en una habitación.
Vuestra amable compañía
tengo que rechazar,
porque es fácil que algún día
os llegara a fastidiar.

PAJES
(Contemplándola.)
Lindo traje.

PAJE 1.º
(Aprovechándose para tocar a Rosina)
¡Qué tela más bonita!

PAJE 2.º
¡Qué lindo es el encaje!

PAJE 3.º
(Estirando la malla sobre la pierna.)
Aquí hay una arruguita.

PAJE 4.º
(Pasándole un brazo por la cintura.)
Pulido correaje.

PAJES
¡Qué bien su tipo está!

ROSINA
Señores míos basta ya,
o el primero que me toque,
por mi santo que es San Roque,
lo escarmiento de verdad.

PAJES
Aunque muestres ese enfado
nuestro amor has conquistado.

ROSINA
Señores, por favor,
no hablarme de ese amor,
que es natural que tanto ardor,
en una moza lo expongáis mejor.

PAJE 1.º
(A Rosina, en voz baja.)
Eres muy bella lo sé de cierto.

ROSINA
¡Calla! (Dios mío, me has descubierto.)

PAJE 1.º
Luego en mi cuarto te esperaré.

ROSINA
(Con coquetería.)
Si eres prudente, de fijo iré.

PAJE 2.º
Te has disfrazado, y eso es muy grave.

ROSINA
Sólo por verte. (También lo sabe.)

PAJE 2.º
Ven a mi cuarto, te espero allí.

ROSINA
Voy a arriesgarme sólo por ti.

PAJE 3.º
Linda muchacha, te he conocido.

ROSINA
Que no lo cuentes, por Dios te pido.

PAJE 3.º
Quiero enseñarte mi habitación.

ROSINA
Yo iré a buscarte, pero chitón.

PAJE 4.º
Sé que no eres lo que aparentas.

ROSINA
Te haré dichoso si no lo cuentas.

PAJE 4.º
Contigo a solas quisiera hablar.

ROSINA
Luego a tu cuarto te iré a buscar.

PAJES
Aventura tan galante,
no la pude imaginar;
a esta linda muchacha sabré adorar,
hasta mañana.

ROSINA
Hasta mañana.

PAJES
Yo te juro que seré constante.
¡Qué aventura tan singular!

(Evolucionan, y haciendo mutis la van abrazando.)

A esta linda muchacha sabré adorar.

ROSINA
Hasta mañana.

PAJES
Hasta mañana.
Yo te juro que seré constante.
¡Qué aventura
tan singular!

Al mutis sale Miccone y sorprende a Rosina. Se oye a Paolo que se acerca por el lago.


___________



Serenata de Paolo “Ya duerme Venecia tranquila”: (Paolo, Coro)

PAOLO
¡Ah...!
Ya duerme
Venecia tranquila,
la góndola rápida avanza,
Paolo cantando vigila
jurando en su canto venganza.
Sufra el mundo entero,
mi mismo dolor;
canta, gondolero,
tu perdido amor.

CORO
Tra, la, la, la, la,
la, la, la, la, la.

PAOLO
El destino fiero
me infirió el dolor,
llora gondolero,
con lágrimas de amor.

CORO
Tra, la, la, la, etc.
Ya duerme
Venecia tranquila,
la góndola rápida avanza.

PAOLO
Escucha mi canto,
la veneciana,
más pura que un trino
de ruiseñores.
Y es mi estrella
tan tirana
que mi amor no llevas a ella.
En mi canto, veneciana,
va el encanto del amor.

CORO
Escucha mi canto,
la veneciana,
más pura que un trino
de ruiseñores.

PAOLO
Y es mi estrella
tan tirana
que mi amor no llevas a ella.

CORO
En mi canto, veneciana.

PAOLO
Va el encanto del amor.


___________



(En los últimos compases de este número Marietta sale de sus habitaciones y escucha el canto de Paolo. Al terminar su canto, llega una góndola al pie de la escalinata, salta de ella Paolo y sube a escena, en donde se encuentra con Marietta)

Dúo de Marietta y Paolo “Tu voz resonaba”: (Marietta, Paolo)

MARIETTA
¡Paolo!

PAOLO
(Saltando la balaustrada.)
¡Marietta!

MARIETTA
Tu voz resonaba
en la noche tranquila,
y al escuchar tu canto amoroso
sentí vehementes ganas de llorar.

PAOLO
Allá te espera
mi barca ufana.
Venecia duerme,
nadie vigila.

MARIETTA
Por Dios Paolo,
quimera vana,
que yo no debo salir de aquí.

PAOLO
(Con vehemencia.)
La triste odisea
de amores perdidos
y ensueños que mueren
apenas nacidos,
tal vez así su fin tendrá
buscando amor y libertad.

MARIETTA
No estoy decidida,
temo yo por ti.

PAOLO
¿Qué importa la vida?
Vamos ya de aquí.

MARIETTA y PAOLO
La triste odisea
de amores perdidos
y ensueños que mueren
apenas nacidos,
tal vez así su fin tendrá
buscando amor y libertad.
Para olvidar entre mis besos de pasión
la triste odisea de amores perdidos.

PAOLO
Vamos, ten valor.

MARIETTA
Al fin seré feliz.

MARIETTA y PAOLO
Y juntos vamos a respirar
amor.

(Marietta y Paolo se dirigen a la escalinata dispuestos a huir.)

Al terminar el número se aperciben que la góndola de Paolo ha desaparecido. Sale Rosina y les comunica que todo se ha descubierto, y dice a Paolo que se rinda, que ella lo salvará. Sale Miccone, el Dux y soldados y prenden a Paolo, y fin del cuadro.


___________



CUADRO SEGUNDO

Antesala del tribunal. Aparecen Rosina, Marietta y Miccone. Sale el Tribunal de los Diez y con ellos Marco. Este le dice que han sentenciado a muerte a Paolo, y Marietta se desmaya y Miccone ofrece salvar a Paolo.

Dúo de Marietta y Miccone “Tras de esa puerta un hombre”: (Marieta, Miccone)

MARIETTA
Miccone.

MICCONE
Señora.

MARIETTA
Acércate a mí.

MICCONE
No sé lo que ahora pasa por mí.
Hablad, hablad.

MARIETTA
Espera.
Yo quisiera preguntarte si es verdad
lo que dice de Miccone la ciudad.

MICCONE
Habla pues.

MARIETTA
Se asegura que es tan grande tu maldad
que no puedes comprender que haya piedad.

MICCONE
Cierto es.

MARIETTA
Que la sangre te enardece,
que es tu voluntad de acero,
que la maldad envanece
tu corazón traicionero.

MICCONE
¡Ah! Ya lo ves.

MARIETTA
Yo no te condenaría,
a pesar de tu fiereza,
pues mi amor en ti confía
y cuento con tu nobleza.

MICCONE
¿Con mi nobleza? No.
¿Con mi nobleza? ¿Quién?

MARIETTA
Yo, que sé que si el odio engendra fieras,
la dulzura las sabe amansar.
No eres malo; quizá antes lo eras,
porque nunca supiste amar,
porque nunca supiste amar.

MICCONE
(Aparte.)
Yo no sé lo que pasa por mi alma
que me apena y me alivia a la par;
el imán de su voz mis odios calma
y despierta el deseo de amar;
el deseo de amar.

MARIETTA
Tras de esa puerta a un hombre
se juzga en este instante.
Conoces tú su nombre,
mi amor sabes por él.
De aquí puedes sacarlo,
poder tienes bastante;
si logras libertarlo
seré tu amante fiel.
Alientos sobrehumanos
en ello has de emplear.
Maldades e injusticias
con él están haciendo,
y a fuerza de caricias
lo quiero yo salvar.
Alientos sobrehumanos
en ello has de emplear.
Mi dicha está en tus manos;
hazme feliz, juglar.

MICCONE
(Cayendo de rodillas al sentirse acariciado, y tomando una mano de ella.)
La miel de una caricia
sentí por vez primera,
rozando con delicia
la seda de su piel.
¡Que yo de pena muera!
Sabré acallar mis odios
y dar mi vida entera
para salvarlo a él.
¡Qué más que esta ventura
yo pude ambicionar!
Tú calmas mi amargura,
y yo lo he de salvar.

MARIETTA
Tras de esa puerta a un hombre
se juzga en este instante
Conoces tú su nombre,
mi amor sabes por él;
si logras libertarlo,
seré tu amante fiel.
Sabré pagar acción tan buena;
con ella mi pena podré consolar.

MICCONE
Tras de esa puerta a un hombre
se juzga en este instante.
Conozco yo su nombre,
su amor yo sé por él;
si logro libertarlo,
será mi amante fiel.
Sabrá pagar acción tan buena;
con ella su pena podrá consolar.

MICCONE
Sentirme acariciado.

MARIETTA y MICCONE
¡Qué bueno es!

MARIETTA
Tú calmas mi dolor.

MICCONE
Al fin...

MARIETTA
Mi amor te premiará.

MICCONE
 ...conseguí...

MARIETTA
Mi amor te premiará.

MICCONE
...su amor.

MARIETTA y MICCONE
Mi amor le salvará.


___________



CUADRO TERCERO

La escena representa el Puente de los Suspiros. Se oye cantar el “Adiós a la vida” a Paolo. Al terminar se oye la campana del Viático. Al oírla Miccone dice: “Por fin”. Se echa mano a la daga y se va hacia el palacio del Dux. A poco aparece diciendo que el Viático era para el Dux, pues acaba de asesinarlo. Se produce un alboroto entre el pueblo y sale Paolo libre y se abraza a Marietta. Los soldados se apoderan de Miccone.


Final “Venecianos: el Dux acaba de ser herido”: (Miccone)

MICCONE
(Apareciendo, radiante de alegría, en el balcón del Palacio.)
¡Venecianos!
El Dux acaba de ser herido de muerte.
Para él es el Viático.
Que la ley se cumpla.
Paolo está libre.
Prended al culpable.
¡El asesino soy yo!...





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario