jueves, 17 de octubre de 2013

La Dolorosa (Cantables)



LA DOLOROSA



Zarzuela de ambiente aragonés en dos actos, el segundo dividido en tres cuadros.

Libreto: Juan José Lorente.

Música: José Serrano.

Estrenada en el Teatro Apolo de Valencia, el día 23 de Mayo de 1930.


ARGUMENTO


Panorama de vega en primavera. En el fondo, fachada lateral de un comento de cartujos.
A la derecha, casa huertana de un solo piso. A la izquierda, árboles y un seto vivo. El hermano Rafael llega del convento dispuesto a pintar. Y le acompaña Periquín, con caballete, botes y demás utensilios de pintar. Rafael dice que quiere copiar la luz de maravillas que él ve, como fondo de su Dolorosa. Periquín adula las altas dotes de pintor de Rafael, enamorado de su obra porque la pinta con el corazón desgarrado.
Mientras le observan los padres Prior y Lucas, que también elogian las dotes del pintor, aunque fray Lucas cree que Lucifer mueve los pinceles del hermano Rafael. Cree el padre Lucas que aquellos lienzos del hermano Rafael deberán ser quemados, pero el padre Prior expresa su pena y compasión por el pobre pintor.
Surge la duda en el corazón del hermano Rafael y conversa con Periquín, que también presume de Goya, pero que está más atento a la llegada de Nicasia -a la que él quiere con todo su corazón-, dando paso al famoso dúo cómico, de los más graciosos del género lírico español, que es interrumpido por la llegada del tío José; del tío Bienvenido, que también riñen por los novios, pero todo queda en que han de respetarse y hacerse novios, según determinaron los tíos José y Bienvenido.
Ha vuelto el hermano Rafael que, entretenido con Periquín, es sorprendido por la alarma de que junto al río hay una mujer como muerta. Venía a pedir socorro y le han faltado las fuerzas: ¡en el camino dio a luz un niño! Periquín, que ha visto a la mujer desfallecida, la reconoce como a la del retrato. Y en efecto, es Dolores, que viene del pueblo después de arrojarse a los pies del hombre que la ha perdido y la abandona.
En el acto segundo hay una doble escena cómica muy graciosa. La de Periquín y Nicasia, y la de la tía Juana y el tío José, siempre riñendo y siempre felices. Como lo dice el hermano Rafael:
-Tragedias a flor de piel, que sazonan la dicha de los felices. Mi tragedia, en cambio, es honda como un abismo. Y un dúo muy vehemente de Dolores y Rafael pone la nota vibrante en este acto.
Termina el cuadro con este apasionante dúo, en el que el hermano Rafael se debate en la tortura de sus dudas.
Y el cuadro segundo comienza con una romanza del padre Prior, llena de dulzura y comprensión para el hermano Rafael. Se oye un rumor de copla y rondalla, dentro, y dice el padre Prior:
Aún el padre Prior no ha terminado de susurrar frases sobre la alegría pagana de mozos y mozas, y dice que el infeliz mortal es un esclavo del amor, cuando se abre la puerta de la iglesia y cruzan el claustro tres frailes vestidos de hábitos blancos provistos de sus respectivos faroles. Nueve frailes más, en fila, cruzan la escena, yendo al final el hermano Rafael.
Maquinalmente, entra en la celda del padre Prior y se arrodilla en su reclinatorio. El padre Prior va a reprocharle su acción, pero el hermano Rafael quiere ser oído en confesión.
La zarzuela termina. Hay aún un último cuadro, donde hay dos escenas cómicas: de Periquín y la Nicasia, y del tío José con la tía Juana. Se han preparado de fiesta para ir a la procesión.


___________


Personajes:

Dolores: Mujer seducida y abandonada a la que quiso y quiere Rafael.

Rafael: Pintor que se refugia en el claustro para olvidar a Dolores.

Prior: Del convento en que habita Rafael.

Fray Lucas: Fraile de ese convento.

Nicasia: Hija de un labrador, novia de Perico.

Perico: Hortelano del convento que pretende a Nicasia.

Cantador: Canta una jota.


___________



Números musicales:

Relato de Rafael “La roca fría del Calvario”: (Rafael, Lucas, Prior)
Dúo cómico “Ya verás cuando me ponga”: (Nicasia, Perico)
Nana “Duerme mi tesoro”: (Dolores, Rafael)
Dúo de Dolores y Rafael “Déjame besar tu mano generosa”: (Dolores, Rafael)
Romanza del Prior “Me da mucho que pensar”: (Prior, Labradores)
Jota “Clavellina de la huerta”: (Tenor)
Confesión “La vida con sus encantos”: (Rafael, Prior)
Cuadro final “Dejo tu sombra, santa mansión”: (Rafael, Dolores)


___________



Relato de Rafael “La roca fría del Calvario”: (Rafael, Lucas, Prior)

RAFAEL
La roca fría del Calvario
se oculta en negra nube.
Por un sendero solitario
la Virgen Madre sube.
Camina,
y es su cara morena
flor de azucena
que ha perdido el color.
En su pecho, lacerado,
se han clavado
las espinas del dolor.
Su cuerpo vacilante
se dobla al peso de la pena;
pero sigue adelante.
Camina,
y sus labios de hielo
besan al suelo,
donde brota una flor
en cada gota de sangre
derramada
por Jesús el Redentor.
Sombra peregrina,
emblema del dolor hecho luz,
camina,
camina ligera
que el Hijo la espera
muerto en la Cruz.
¡Mujer y Madre!
De todo lo del mundo,
lo más sagrado.

LUCAS
¡Calle ya, por la Virgen!
¡Es mucha irreverencia!

RAFAEL
¿Qué dice el Padre Lucas?

PRIOR
Nada.

(A Lucas)

Silencio

(A Rafael)

Prosiga su relación.

RAFAEL
Desde una loma del sendero,
la Virgen, caminante,
ve la silueta del madero
y al Hijo agonizante.
Y llora
su callado tormento
con un lamento
que no puede vencer.
Es el grito desgarrado
arrancado
a su carne de mujer.
Divina estrella,
sobre la huella
del humano dolor,
triste camina, camina llorosa
la Madre Dolorosa
del Redentor.


___________



Dúo cómico “Ya verás cuando me ponga”: (Nicasia, Perico)

NICASIA.
Tu verás cuando me ponga
los pendientes y el collar,
y mis guantes
tan elegantes
y mi mantilla
con el "azar"
Todos los chicos solteros
tendrán envidia de ti,
porque te dan una moza
que ni en Zaragoza
la pintan así.
¡Vaya un negocio bonito
si te casas con mí.

(Evoluciones insinuantes)

PERICO
Yo también quitaré el hipo
con ropica de siñor,
y mi puro
de medio duro
y aquí, en la oreja,
mi buena flor.
Todas las chicas solteras
tendrán ya celos de ti,
porque te dan un "torrero"
lo más chalanguero
que se cría aquí.
Bien mirau, es el negocio
más pa ti que pa mí.

NICASIA
(Moviéndose con más picardía)
Mi cuerpo se sabe mover.
Como puedes ver.

PERICO
(Un poco mareado)
A mí esta mujer
me va a dar que hacer.
Nicasia, Nicasia, Nicasia,
no sé lo que tienes
hiciendo "ginasia"
que me entran "vaivienes" por ti.

(Se apoya en ella)

NICASIA
(Rechazándolo)
Perico, Perico, Perico,
si tienes congojas,
avisa al "medico",
pero no te cojas a mí.

PERICO
Es que de vete
yo pierdo el compás.

NICASIA
Los dedicos
te doy nada más.

(Bailan)

NICASIA y PERICO
De gusto me se abre la piel
pensando en la luna de miel.


___________



Nana “Duerme mi tesoro”: (Dolores, Rafael)

DOLORES
Duerme, mi tesoro,
que ya estoy contigo,
y ya no te faltan
besos ni calor.
Duerme en mi regazo,
rayito de luna,
duerme en esta cuna
que te da mi amor.
Tu madre te vela,
estrellita mía,
eres mi alegría
y eres mi dolor.
Ea, ea.


RAFAEL
Camina, camina
Llorosa.
Como una Dolorosa
Sin Redentor.


___________



Dúo de Dolores y Rafael “Déjame besar tu mano generosa”: (Dolores, Rafael)

DOLORES
¡Rafael! ¡Rafael!
Déjame besar tu mano generosa,
y a tus pies llore mi dolor.

RAFAEL
Levanta del suelo, pobre Dolorosa,
y ten valor.
¡Cuántas horas de pena
tendrás en tu largo camino!

DOLORES
Lo quiere el destino,
y sufriré.

RAFAEL
La impiedad de la gente,
la vida te hará en mil pedazos.

DOLORES
Con mi hijo en los brazos
moriré.

RAFAEL
(Consigo mismo)
Ten piedad, Señor,
para la infeliz.
Con mi amor en otro tiempo
pudo ser feliz.
Pero ¿a qué soñar,
si aquel amor no puede ser?
Alma mía, tu ilusión no ha de volver.

DOLORES
¡Pobre Rafael!
sufres aún por mí,
sin pensar que mis locuras
te han traído aquí.

DOLORES y RAFAEL
Calla, corazón,
ya que feliz no puedes ser.
Alma mía, tu ilusión no ha de volver.

RAFAEL
Dolores, no sufras.

DOLORES
Tu pena me llena de pesar.

RAFAEL
Mi dolor no te importe.
Pensemos tan sólo en tu suerte.

DOLORES
Soy madre y soy fuerte,
y sé luchar.

RAFAEL
¿Por qué no vas al hombre
que ayer te quiso
con tu aflicción?
Y, si es preciso,
pides perdón.

DOLORES
¡Jamás! ¡Jamás!
¡Maldito
el cobarde que manchó mi frente
y niega y miente
si le recuerdan su delito!
¡Maldito sea! ¡Maldito sea!
¡Antes mendigar sin honra y nombre
que unirme a un hombre
de tal ralea!
¡Maldito
el canalla que, cruel y avaro,
le niega amparo,
cariño y pan a ese angelito!

(Llora)

RAFAEL
¡Pobre Dolores!
¡Pobre mujer!
No sé qué hacer,
por que no llores.

DOLORES
Ya no tengo la esperanza
de volverte a ver.

DOLORES y RAFAEL.
Basta de soñar.
Aquel amor no puede ser.

DOLORES
Adiós, Rafael.

(Se aleja)

RAFAEL
Adiós.
Alma mía, nunca más has de volver.


___________



Romanza del Prior “Me da mucho que pensar”: (Prior, Labradores)

PRIOR
Me da mucho que pensar
el hermano Rafael.
Desde que llegó al convento
a buscar refugio en él
adivino el sufrimiento
de ese pobre soñador.
Se le escapa el pensamiento
tras la sombra de un amor.
El amor, el amor
es un veneno de un poder fatal;
un licor, un licor
con el perfume de la flor del mal.
Su poder, su poder
hace a quien bebe el vino turbador
maldecir y temer al amor.

(Hablado)

PRIOR.- La fiesta de la Virgen Labradora.

(Cantado)

LABRADORES
Ya llegó la noche grande
de los mozos labradores
hoy en la vega cantan
los rondadores, los rondadores.
Denos así hierbabuena
he de llenar el balcón,
a la chica bonita
por la que pena mi corazón.

(Hablado)  

PRIOR.- Guitarras, canciones, alegría pagana de mozas y mozos. El amor, siempre el amor.

(Cantado)

PRIOR
Del amor, del amor
es un esclavo el infeliz mortal.
Y romper, y romper
esa fatal cadena de dolor
es saber despreciar el amor.

(Hablado)

PRIOR.- La hora de maitines.


___________



Jota “Clavellina de la huerta”: (Tenor)

TENOR
Clavelina de la huerta,
no cierres hoy tu ventana.
Clavelina de la huerta,
Escucha despierta
la copla mejor,
la copla de tu rondador.
Y ten la ventana abierta,
que pueda entrar el amor.
Cereza mollar,
no quiero un clavel;
quiero los besicos tuyos,
que saben a miel.

(Se extingue el rumor de la ronda. Rafael, que lo ha escuchado como una llamada de la vida, retrocede hasta el primer término.)


___________



Confesión “La vida con sus encantos”: (Rafael, Prior)

RAFAEL
La vida con sus encantos
y sus tristezas
llega hasta aquí.

(Maquinalmente entra en la celda del Prior y se arrodilla en el reclinatorio.)

Dios mío, ten
piedad de mí.
No puedo serenar
mi pensamiento.

(Maquinalmente siempre, se levanta y se sienta en el sillón.)

La triste suerte de esa pobre
me llena de tormento.
La veo doliente y llorosa,
con su hijo en los brazos,
pobre madre dolorosa.

(Queda con la cabeza oculta entre las manos. En este momento, el cuadro del testero se hace transparente, y tras él aparece Dolores, en la habitación del jardinero, sentada en una sillita baja y meciendo a su hijo.)

RAFAEL
(Como un lamento.)
¡Dolores!
¡Perdón, Dios mío!

(Pausa. Sale el Prior de la iglesia explorando el claustro como si buscara a alguien.}

PRIOR
Faltó una campanada.
La de Rafael.

(Sigue escrutando el claustro y al mirar a su celda ve en ella a Rafael. Entra en la celda y se dirige al novicio.)

Hermano Rafael,
su puesto está en la iglesia
¿Por qué ha faltado al rezo?

RAFAEL
(Humilde.)
Oídme, oídme, en confesión.

PRIOR
Hable. Dios le escucha.

(Se sienta.)

RAFAEL
La mujer que fue mi vida.
por cruel azar llegó hasta aquí.
y al mirarla dolorida
un ansia dormida
despierta hoy en mí.
En sus brazos lleva un niño.
que ni hogar ni nombre ha de tener
y esa injusticia no puede ser.

PRIOR
Pecador, la fe, si es pura,
sobre la pasión pone el deber.

RAFAEL
Es que al ver su desventura.
de pena y tortura
se inunda mi fe.
El amor, el amor
que mi alma siente
es rosa de bondad
su calor, su calor
enciende en mí
la luz de la piedad.
Son dos almas
que imploran,
dos seres que lloran,
y su dolor
hace en mí renacer
el amor, el amor, el amor.

(Suena al fondo de la iglesia un apagado canto litúrgico que espiritualiza el ambiente.)


___________



Cuadro final “Dejo tu sombra, santa mansión”: (Rafael, Dolores)

RAFAEL
Dejo tu sombra, santa mansión;
y este feliz momento
es para mi corazón
la delicia de emoción y de tormento.
¡Por que detrás de la ambición
se me escapa pensamiento.
Esperanza muerta
sube hasta los cielos;
que mi alma despierta
y quiere volar.
Los dulces anhelos
del ayer lejanos
vuelven a la frente.
Brotan nuevamente
cuando por mi mano
los iba a enterrar.
Fuente clara y milagrosa
de la vida,
que repartes generosa,
tu frescor;
ven a calmar un momento
mi labio sediento
de gloria y amor.

(Dolores, por la izquierda, sollozante.)

DOLORES y RAFAEL
Alma mía.
Tu ilusión vuelve a nacer.





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario