sábado, 26 de octubre de 2013

La Generala (Cantables)



LA GENERALA



Opereta cómica en dos actos y en prosa.

Libreto: Guillermo Perrin y Miguel de Palacios.

Música: Amadeo Vives.

Estrenada el 14 de Junio de 1912, en el Gran Teatro de Madrid.


ARGUMENTO


Es en un Castillo-Palacio, en Oxford (Inglaterra), donde se desarrolla la acción de "La Generala". Cirilo II, rey destronado del imaginario país de Molavia, vive su destierro.
Le acompañan en él su esposa, la reina Eva, y su hijo, el príncipe Pío, como principal y leal servidor el duque de Sisa dirige los restos de la pobre realeza que aun le queda a Cirilo II.
Por ello, el duque y Cirilo andan locos por ver la forma de sacar dinero a alguien, ya que todos los créditos de que podrían disponer se hallan agotados. El príncipe Pío se ha dado buena maña para agotarlos en su mayoría, haciendo la misma vida de ostentación que cuando vivían en su prospero reino perdido. Por eso ahora piensan Cirilo y Eva, y el mismo duque, que solo el príncipe Pío puede sacarles de su angustiosa situación, casándose con alguna Princesa reinarte y que tenga buen caudal. Piensan también que la Princesa Olga, hija del rey Clodomiro V, de Espartanopia, pariente de Cirilo, puede ser la futura esposa de Pío. A éste no le parece mal la idea, porque la posible esposa es joven y guapa.
El duque de Sisa, gran político, se encarga de arreglarlo todo, y boda tendremos. Pero el asunto financiero urge y hay que operar con rapidez. Se necesita un préstamo a cuenta de la próxima unión del príncipe Pío y la Princesa Olga.
Y es el duque, como siempre, quien da también la solución a este problema. Nadie como el general Tocateca, venezolano multimillonario y antiguo embajador de su país en el reino de Cirilo II, para prestar lo que se necesite, propone el de Sisa. Y en ocasión inmediata a los planes del duque, recibe el rey Cirilo, como llovida del cielo, la petición del general Tocateca para que le reciba en visita de cortesía. Ni que decir tiene que Cirilo y Eva, su esposa, acceden gustosísimos a recibir con todos los honores al rico general.
Tocateca, que posee una magnifica mansión inmediata al palacio que ocupa el rey destronado, se presenta ante la exigua corte de Cirilo II en compañía de su joven y bella esposa Berta, antigua canzonetista francesa.
No es difícil adivinar que el sablazo de Cirilo a Tocateca se lleva a efecto con toda felicidad, colmando los deseos del rey la grata noticia que le da el propio general de que Clodomiro V y su hija, la Princesa Olga, están próximos a llegar...
Pero el príncipe Pío, desde que en una ocasión vio actuar a Berta, la mujer de Tocateca, en París, está enamorado de ella. Por eso ahora, al volverla a ver de cerca, siente que su viejo amor renace y comienza a asediarla.
Olga, que también esta enamorada de Pío, se da cuenta de que la frialdad de éste hacia ella obedece al interés que siente por Berta. La Princesa sufre y ve que sus ilusiones se derrumban...
Pero los que verdaderamente tiemblan de terror cuando se enteran de lo que está sucediendo son Cirilo, Eva y el duque. La ruptura de la proyectada boda y el escándalo que ello supondría serían una catastrote, amen de la represalia por parte de Tocateca...
Pero, afortunadamente, Berta es una mujer sensata e incapaz de serle infiel a su marido.
Ella se encarga de arreglar las cosas y hacerle ver al príncipe lo imposible de su pretensión. Promete a Olga que le devolverá su felicidad.
Y una noche, en una cita que ella misma concierta con el príncipe a solas, hace que sea la Princesa Olga quien acuda al lugar, para enseñar a Pío lo que es un amor puro, aunque tras él se esconda la conveniencia de una monarquía arruinada...


 ___________



Personajes:

Berta: Antigua canzonetista casada con el general Tocateca.

Olga: Princesa, hija de Clodomiro V, prometida del príncipe Pío.

Eva: Reina destronada esposa de Cirilo II.

Pío: Hijo de Cirilo II enamorado de Berta, que vuelve al redil de Olga.

Cirilo II: Rey destronado de Molavia.

Clodomiro V: Rey de Espartanopla.

Tocateca: General venezolano, marido de la Generala.

Duque de Sisa: Celestinesco y diplomático personaje.


_________



Números musicales:

Introducción “Para presentarse a su Majestad”: (Coronel, Capitán, Oficiales, Duque, Cirilo)
Salida del príncipe “Os invito, amigos míos... Era yo en la corte no más que un esclavo”: (Pío, Coro)
Marcha. Cuarteto Cómico: “Un miembro de los reyes de Molavia”: (Cirilo, Eva, Duque, Pío)
Salida de Berta y canción del Arlequín “Es un muñeco el Arlequín”: (Duque, Cirilo, General, Eva, Berta)
Dúo de Berta y el príncipe “Mi dulce sueño de adolescente”: (Pío, Berta)
Final Acto I “Cumpliendo vuestras órdenes”: (Camareros, Eva, Cirilo, General)
Salida de Olga. Ofrenda de las flores: "Canción de las flores": (Berta, General, Cirilo, Eva, Pío, Clodomiro, Olga, Aldeanas)
Dúo de Olga y el príncipe: “¿Te agradan las flores?”: (Olga, Pío)
Canción escocesa. Giga Militar “La alegre canción del buen escocés”: (Cantineras, Berta)
Terceto Cómico: “Señora, Señora, parece mentira”: (Cirilo, Clodomiro, Berta)
Escena y dúo nocturno de Olga y el príncipe: “Llegó la hora…..¡Que bella noche!”: (Pío, Berta, General, Olga)
Retreta y final “Es un muñeco el Arlequín”: (Berta, Coro)


__________



Introducción “Para presentarse a su Majestad”: (Coronel, Capitán, Oficiales, Duque, Cirilo)

CORONEL, CAPITAN y OFICIALES
(Al Duque)
Para presentarse
a Su Majestad
pide vuestra venia
la oficialidad...
del Regimiento cuarenta y dos
que desde el año noventa y tres
con una inmensa satisfacción
se honra llamándole coronel.

DUQUE
Haré presente al soberano
vuestra rendida petición,
mas como vive en el destierro
no sé si aceptará la recepción.

(Mirando)

Pero el Monarca
viene acá.

CORONEL, CAPITAN y OFICIALES
(Levantando la mano derecha)
¡Hurra! ¡Hurra
por Su Majestad!

CIRILO
¡Salud, amigos míos!

(Abrazando)

¡Mi bravo coronel!
Perdida mi corona,
perdí también...
el alto honor de ser jefe honorario
del bravo regimiento
y mi sentimiento
es extraordinario.
Pero os llevo a todos
en el corazón
y vuestra visita
me llena de emoción.

OFICIALES
Nunca ha de olvidaros
la oficialidad.

CAPITAN
De Cirilo de Molavia
el recuerdo quedará.

CIRILO
¡Quién de un rey cesante,
quién se acordará!

OFICIALES
De Cirilo segundo el recuerdo
no se borrará.

(Avanzan)

TODOS
En la explanada del cuartel
el regimiento en formación
firme aguardaba al coronel
que iba a tomar la posesión.
Brillan al sol nuestros colores,
brillan también las bayonetas,
suenan redobles de tambores,
vibran al aire las cornetas,
suenan los toques de atención,
el coronel se acerca ya,
los oficiales dan la voz:
firmes, presenten, armas... ¡arm!

CIRILO
(Como revisando el batallón)
Y yo me presenté
y el cuerpo revisté...
y saludando a la bandera
marcial y apuesto me cuadré.
¡Oh, qué momento emocionante!
De un regimiento tan brillante
la jefatura es un honor.
¡El mayor! ¡El mejor! ¡Sí señor!

TODOS
¡Oh, qué magnífico momento!
Entusiasmado el regimiento
al recibir tan grande honor
sintió un placer conmovedor.

CIRILO y DUQUE
¡El mayor!¡El mejor! ¡Sí señor!

TODOS
Y resonaron de la banda
notas alegres militares
y al saludar al nuevo jefe
el claro sol brilló en los sables.
Y el regimiento desfiló
por la explanada del cuartel
y entusiasmado repitió
a su consigna siempre fiel:
¡Hurra! ¡Hurra! ¡Hurra
por su coronel!


__________



Salida del príncipe “Os invito, amigos míos... Era yo en la corte no más que un esclavo”: (Pío, Coro)

PIO
Os invito, amigos míos,
a una copa de champagne
que después del tenis
nos entonará.
Pasad a la terraza
que aquí nos servirán.

TODOS
(Entrando)
Muchas gracias, príncipe,
no nos vendrá mal.

PIO
Dagoberto, pronto,
sirve aquí el champagne,
que venimos fatigados
y cansados de jugar.

TODOS
Buena partida.

PIO
Preciosa fue.

ELLAS
Carlos y Jorge
juegan muy bien.

PIO
¿A que no sabéis, amigos,
en qué pienso en este instante?
Pues estoy pensando en que
el destierro es agradable.
Era yo en la corte
no más que un esclavo,
por los palaciegos
siempre rodeado.
No me permitían
salir nunca solo,
se me criticaba
si jugaba al polo.
Si remaba, si pescaba,
y hasta si era cazador...
y mi vida no era vida
y ahora estoy mucho mejor.
Tengo libertad
de entrar y salir
y ahora siento la alegría
la alegría del vivir.

TODOS
Tiene libertad
de entrar y salir
y ahora siente la alegría
la alegría del vivir.

PIO
Siempre allí tenía
que estar grave y serio
y muy estirado
y rígido y tieso.
No me permitían
mirar a las bellas
y eso que mis ojos
se iban tras de ellas.
Y yo estaba que rabiaba
abrasándome de amor...
y mi vida no era vida
y ahora estoy mucho mejor.
Libertad yo tengo
de salir y entrar
y ahora siento la alegría
de vivir y enamorar.

TODOS
Libertad él tiene
de salir y entrar.

PIO
Y ahora siento la alegría
de vivir y enamorar.

TODOS
Los cetros, los tronos,
las regias coronas
no dan la ventura
ni tienen valor.
Las dichas más ciertas
que tiene la vida
las dan en el mundo
libertad y amor.


__________



Marcha. Cuarteto Cómico: “Un miembro de los reyes de Molavia”: (Cirilo, Eva, Duque, Pío)

CIRILO
Un miembro de los reyes de Molavia
penetrando en la vieja dinastía
de la casa real de Espartanopia,
que hermoso sería.

EVA
Cómo cambiaría
nuestra situación.

DUQUE
Se aseguraría
nuestra posición.

PIO
Darlo por seguro,
pues me casaré.
Príncipe consorte
con gusto seré.

CIRILO
Si fallece Clodomiro,
como es cosa natural,
tu señora sube al trono
y tú subes algo más.

EVA
A ser pasas rey consorte
sin responsabilidad.

CIRILO
Y tu oficio se reduce
a saber multiplicar.
No te importe que en dos años,
pequeñuelos tengas tres...
no te importe, no te importe,
no los vas a mantener.

EVA y CIRILO
No te importe que en dos años,
pequeñuelos tengas tres...
no te importe, no te importe,
no los vas a mantener.

PIO
No me importa que en dos años,
pequeñuelos tenga tres,
no me importa, no me importa,
no los voy a mantener.

DUQUE
No os importe que en dos años,
pequeñuelos tengas tres...
no te importe, no te importe,
no los vas a mantener.

TODOS
¡Qué placer tan grande
volver a brillar!
Ver de los caballos
el cabecear.
Ir entre dos filas
de la guarnición,
ver de la nobleza
la genuflexión.
¡Cómo cambiaría
nuestra situación!
Se aseguraría
nuestra posición.

EVA y CIRILO
Como suegros y abuelitos
en tu Corte nos harán
¡chimpata ta...!

 (Simulando marcha regia y contoneándose)

los honores de ordenanza
y también nos tocarán...
¡champata ta...!

TODOS
En la gran Espartanopia
los honores nos harán.
¡Chimpata ta...!
nos daremos importancia
y también nos tocarán...
¡Champata ta...!
Laralarala...


__________



Salida de Berta y canción del Arlequín “Es un muñeco el Arlequín”: (Duque, Cirilo, General, Eva, Berta)

DUQUE
Señor. ¡Señora!
El general.

CIRILO
Salgamos al momento a recibirlo
con gran ceremonial.

CIRILO
Ilustre general.

GENERAL
(A Cirilo)
¡Señor!

(A Eva)

¡Señora!

(A su esposa)

Ven.
Os presento aquí a mi esposa.

CIRILO
Yo me pongo a vuestros pies.

EVA
¡Amiga mía!...

BERTA
¡Señora mía!...

CIRILO
Pasad... pasad... pasad… señores.
Haced salir de aquí, Duque de Sisa,
a mis bravos y fieles servidores.

(Salen)

EVA
Les recibimos sin etiqueta,
sin ceremonias,
ni ostentación.

CIRILO
Yo soy Cirilo, sin el segundo,
con los amigos del corazón.

BERTA
Vuestras Majestades
la vida me dan,
porque a mí me gusta
la franca amistad.
Me fastidia la etiqueta
y su tonta seriedad,
y me agrada lo sencillo,
porque soy muy natural.
Yo soy de París,
soy del boulevard,
mi nombre de artista
fue Mancelle Canard.
Y aunque hoy a generala yo ascendí
por ser mi amado esposo general,
jamás por un momento me olvidé
de mi origen de artista popular.

TODOS
Jamás por un momento se olvidó
de su origen de artista popular.

BERTA
La canción que yo cantaba
y en París arrebataba
esta fue.
La canción del Arlequín
con su alegre retintín,
cantaré.
Es un muñeco el Arlequín,
es un muñeco el Arlequín,
un muñequito de cartón,
que para hacerle así bailar,
que para hacerle así bailar,
hay que tirarle de un cordón.
Tira que tira y al tirón
el muñequito baila así,
tira que tira sin cesar,
tira que tira sin cesar,
para que baile el Arlequín.
Es un Arlequín
el hombre también,
cuando las mujeres
lo manejan bien.
Es un Arlequín
lleno de serrín
y con cascabeles
que hacen retintín.
Está en los tirones
de la cuerdecita,
saber engañarlos,
saber conseguir.
Y al tira que tira,
se mueve el muñeco,
y ya todo, todo,
se puede pedir.
Siempre al son que queremos que baile
las mujeres le hacemos bailar
y consiste en el tira y afloja,
el que nada nos puedan negar.
Hay momentos en que el muñequito
está el pobre de muy mal humor,
y hay que darle al muñeco un besito
para hacerle que baile mejor.

TODOS
Es un muñeco el Arlequín,
que para hacerle así bailar,
hay que tirarle de un cordón.
Tira que tira, y al tirón,
el muñequito baila así,
tira que tira sin cesar,
tira que tira sin cesar,
para que baile el Arlequín.


__________



Dúo de Berta y el príncipe “Mi dulce sueño de adolescente”: (Pío, Berta)

PIO
Mi dulce sueño de adolescente,
mis ilusiones de colegial,
mis esperanzas de amor ardiente,
algo ideal...
Fuisteis para mí,
desde aquel instante
en que deslumbrante
de hermosura os vi.

BERTA
(Levantándose)
No sabía yo,
ni jamás pensé,
que en su corazón
tal daño causé.
Mas si conseguí
la llama encender
de su primer amor...
¡Qué le voy a hacer!

PIO
(Amoroso)
Quien produce
un daño remediarlo debe,
y daños de amores,
daños de amores
su remedio tienen.

BERTA
Es verdad...
Bien lo sé...
Es verdad...
Bien lo sé...
Pero referidme
cómo os cautivé.

PIO
¡Oh, qué loca y ardiente emoción!
Una cosa que nunca sentí
me produjo la alegre canción
que en Olimpia cantabais así...
Para el buen cazador
la escopeta.

BERTA
Para el cojo de un pie
la muleta.

PIO
Para el tonto que pesca
la caña.

BERTA
Para el buen segador
la guadaña.

PIO
Para el buen jugador la ruleta
para niñas de quince el amor,
para vieja senil la calceta
y la pipa para el fumador.

BERTA
¡Oh, qué dulces recuerdos en mí
se despiertan con esa canción!
Dulces horas que alegre sentí
del aplauso la loca emoción.

PIO
(En voz baja)
Allí entre gasas de vuestro traje
tesoros bellos adiviné,
y en mi memoria vuestra hermosura
recuerdo ardiente, constante fue.
Yo soñé
verme en vuestros brazos acariciadores.
Yo pensé
veros en los míos, muriendo de amores.
Pero no... pero no…
todo como un sueño se desvaneció.

BERTA
El dulce sueño de adolescente,
las ilusiones de colegial,
las esperanzas de amor ardiente,
¿por qué tan pronto muertas están?
¿Quién dirá
muero yo sediento, cerca de una fuente?
¿Quién no da
cerca de una boca, dulce beso ardiente?
¿Por qué no?
¿Por qué no?
No debe ser cobarde el que tanto amó.

PIO
Os adoro con locura.

BERTA
Vuestra Alteza loco está.

PIO
Me enloquece tu hermosura.

BERTA
Por Dios, Príncipe, callad.

PIO
Dadme el brazo y silenciosos
cruzaremos el jardín.

BERTA
Muy gustosa y paseando
recordemos lo que fui.
Una artista popular.

PIO
Una diosa para mí.

BERTA
Una artista popular
que cantaba alegre así...

(Yéndose despacio por el jardín)

Para el buen cazador
la escopeta.

PIO
Para el cojo de un pie
la muleta.

BERTA y PIO
Para el buen jugador la ruleta,
para niñas de quince el amor,
y la pipa para el fumador.


__________



Final Acto I “Cumpliendo vuestras órdenes”: (Camareros, Eva, Cirilo, General)

CAMAREROS
Cumpliendo vuestras órdenes
con suma, con suma rapidez,
aquí están los servicios
dispuestos para el té,
dispuestos para el té.

ELLAS
El té de las cinco,
la costumbre es
que no le perdona
nunca el buen inglés.
Vamos con los reyes
a tomar el té,
momento agradable
para el buen inglés.

EVA
(Saliendo y desprendiéndose del brazo del General)
Muchas gracias, General.
¡Oh, señores, bienvenidos!

CIRILO
(A Tocateca)
Convenidos.

GENERAL
Complacidos.

CIRILO
(Al Duque)
Tocateca da el metal.

GENERAL
(A Cirilo y al Duque)
Y respecto de la boda
todo el plan lo tengo aquí...
Mi señora, lo estoy viendo,
hace al Príncipe feliz.

TODOS
(De pie, saludando. A la Reina)  
Muy agradecidos
a vuestra bondad,
a vuestra bondad.
¡Hurra! ¡Hurra! ¡Hurra
por Su Majestad!


__________



Salida de Olga. Ofrenda de las flores: "Canción de las flores": (Berta, General, Cirilo, Eva, Pío, Clodomiro, Olga, Aldeanas)

BERTA
(Al General)
Llegó el momento deseado
mi caro esposo, para ti,
de recibir a otro Monarca
teniendo como tienes, otro aquí.

GENERAL
Es un alto honor,
no lo negarás.

BERTA
No lo niego, pero a mí
me es completamente igual.
Son los Reyes, según la manera
que yo tengo de ver y pensar,
unos hombres iguales a todos
si les quitas la Marcha Real.

CIRILO
Me devora la impaciencia
de abrazar a Clodomiro.
Ya me veo en su presencia
y en sus brazos ya me miro.

EVA
(A Pío)
Vas a ver en la Princesa
un modelo de candor.

PIO
No lo dudo.

(Aparte)

¿Qué me importa
si para ella no es mi amor?

BERTA
(Al General)
Ya llegan.
Salgamos.

GENERAL
Pues vamos allá,
y a la puerta del parque recibamos
a Su Majestad.

(Salen hacia el fondo Tocateca, Berta y Guanajato. Quedan en escena Eva, Cirilo y Pío)

CIRILO
(En voz baja a Pío)
Anímate, mi Pío.

EVA
Anímate, hijo mío.

CIRILO
Preséntate ante Olga
galante y decidor.

EVA
El verte así me extraña.

CIRILO
Prepara bien la caña
y pon en el anzuelo
el cebo del amor.

CIRILO y EVA
Si pescas a Su Alteza
aquí de nuevo empieza
de nuestra ilustre casa
el brillo y esplendor.
Con esta regia boda
por fin se arregla toda
la estirpe de Molavia,
que está que es un dolor.

CORO
(Dentro)
¡Salud! ¡Salud! Y sean bienvenidos
los huéspedes ilustres al condado.
¡Salud! ¡Salud! Al Rey, a la Princesa
a quien todos rendidos saludamos.

CIRILO
Gran Clodomiro
yo te saludo.

CLODOMIRO
Cirilo ilustre,
mis brazos ten.

(Se abrazan)

EVA
Bella Princesa.

OLGA
Noble Señora.

(Se besan)

PIO
(A Olga)
Princesa Augusta.

(A Clodomiro)

Salud al Rey.

BERTA
A la Princesa nuestros colonos
quieren ofrecer
un bello ramo de rosas blancas,
frescas y puras como ella es.

OLGA
Que lleguen... y gustosa
el ramo aceptará.

BERTA
(A las Aldeanas)
Venid... Su Alteza os llama.
Venid, venid.

CIRILO
(A Pío)
Ya ves, qué guapa es.

ALDEANA 1.ª
De los verdes rosales
de nuestros huertos,
que parecen de nieve cubiertos
cuando están en flor,
cortamos estas rosas
que da el estío,
que aún conservan del fresco rocío
los besos de amor.
Tomadlas, y en vuestras manos
que de rosa también son,
tendrá la eterna frescura
del huerto que las crió.

CORO
Tomadlas, y en vuestras manos
que de rosa también son,
tendrá la eterna frescura
del huerto que las crió.

OLGA
De los verdes rosales
de vuestros huertos,
que parecen de nieve cubiertos
cuando están en flor,
acepto yo las rosas
que da el estío,
y al besarlas... a todas envío
mi beso de amor.

(Lo besa)

TODOS
El beso de amor
que a las flores dio
les da la eterna frescura
del huerto que las crió.

OLGA
¡Ah!
A todas envío
mi beso de amor,
mi beso de amor
de amor.


__________



Dúo de Olga y el príncipe: “¿Te agradan las flores?”: (Olga, Pío)

OLGA
(De pronto)
¿Te agradan las flores?

PIO
Me agradan.

OLGA
Pues ven
y de este macizo
una cortaré.

PIO
(Secamente)
¿Para qué?

OLGA
(Con tristeza)
Es verdad,
dices bien;
¿Para qué la voy a arrancar?
Está tan lozana,
tan fresca en su tallo,
cortada se seca,
dejarla es mejor.

(Aparte)

Está indiferente
y apenas me mira;
en él habré puesto
en vano mi amor.

PIO
Te has enojado
porque no quise
una flor bella
tomar de ti.
Pues de mis manos
toma esta otra,
y mi torpeza
la enmiendo así.

(Dándosela)

OLGA
Tú no sabes lo que has hecho
al ofrecerme aquí esta flor.
Sobre la ofrenda de las flores
hay en mi patria una canción,
hay en mi patria una canción.

Como palomas en bandada
van en mi patria las doncellas,
van a los huertos y con ellas
mozos galanes también van.
Forman la rueda y un galán
queda en la rueda prisionero,
y si romper la rueda quiere
tiene que dar el caballero
a una niña una flor
en promesa de amor,
y girando las niñas en corro
así cantan a su alrededor.
Galán... doncel...
que diste la azucena,
la rosa o el clavel,
te tienes que casar
y ser marido fiel;
al cura ve a buscar,
galán doncel,
galán, galán doncel.

OLGA y PIO
Galán, doncel,
que diste la azucena
la rosa o el clavel,
te tienes que casar
y ser marido fiel;
al cura ve a buscar,
galán doncel,
galán, galán doncel.
galán, galán doncel.

OLGA
Galán, doncel,

OLGA y PIO
galán, galán doncel.


__________



Canción escocesa. Giga Militar “La alegre canción del buen escocés”: (Cantineras, Berta)

CANTINERAS
La alegre canción
del buen escocés,
la alegre canción
esta es,
esta es.

BERTA
La alegre canción
del buen escocés,
la alegre canción
también yo la sé.
En las montañas de Escocia
para su amor conseguir
al son de la cornamusa
cantan las niñas así,
cantan así,
cantan así.
En las montañas de Escocia
para su amor conseguir.
Escocesa de trenzas de oro
que de amor abrasada te ves
cuando tengas el alma rendida
por un escocés...

(Baile)

BERTA y CANTINERAS
No le mires con ojos de fuego,
no le digas palabras de amor,
no suspires para que te entienda
que hay algo mejor.

BERTA
Niña de mi vida
que el amor buscando vas,
busca tu cariño
que por fin lo encontrarás.
Porque siendo gentil y graciosa
y teniendo mejillas de rosa
lograrás dulces besos de amor.
Verás. Verás,
no hay dicha mayor.
Tralalá, tralalá.
Galán escocés,
gentil militar,
tu amor dulce es,
¡ay!, no dejes de amar.

TODOS
Galán escocés,
tus besos de amor
por siempre me dan
la dicha mayor.
Tralalá, tralalá.


__________



Terceto Cómico: “Señora, Señora, parece mentira”: (Cirilo, Clodomiro, Berta)

CIRILO
(En voz baja)
¡Señora!

CLODOMIRO
¡Señora!

CIRILO
Parece mentira

CIRILO y CLODOMIRO
Parece mentira
que tenga una dama
tan poca aprensión.

CIRILO
¡Señora!

CLODOMIRO
¡Señora!

CIRILO
El ver lo que vimos.

CIRILO y CLODOMIRO
El ver lo que vimos
nos llena, señora,
de estupefacción.

BERTA
¡Señores! ¡Señores!
Parece mentira,
parece mentira
que puedan dos Reyes
buscar la ocasión
de estar así ocultos
celando a una dama,
y oyendo indiscretos
y oyendo indiscretos
su conversación.

CIRILO
De manera que a mi Pío
que es un joven infeliz,
vuestro amor lo ha trastornado.

BERTA
Puede ser que sí.

CLODOMIRO
De manera que a mi Olga
que a casarse vino aquí,
le queréis quitar el novio.

BERTA
Puede ser que sí.

CIRILO y CLODOMIRO
Tal desfachatez
yo jamás la vi.

BERTA
Yo soy como soy,
yo soy así.

CIRILO
De manera que esta noche
escapar queréis con él,
dando aquí una campanada.

BERTA
Bien puede ser.

CLODOMIRO
Y al marido confiado
¿qué le va a decir la infiel,
que se marcha así con otro?

BERTA
Ya lo pensaré.
Yo así nací,
yo así seré...
No sé por qué
yo soy así.

CIRILO y CLODOMIRO
Dice que es así,
sin saber por qué,
ella no lo sabe...
Yo sí que lo sé.
¡Señora! ¡Señora!
Parece mentira,
parece mentira
que tenga una dama
tan poca aprensión.

BERTA
¡Señores! ¡Señores!
Parece mentira,
parece mentira
que puedan dos Reyes
buscar la ocasión
de estar así ocultos
celando a una dama,
y oyendo indiscretos,
oyendo indiscretos
su conversación.

CIRILO y CLODOMIRO
¡Señora! ¡Señora!
El ver lo que vimos,
el ver lo que vimos
nos llena, señora,
de estupefacción.

BERTA
Celando a una dama,
y oyendo indiscretos
su conversación.
No sé por qué
yo soy así.

CIRILO y CLODOMIRO
Ella no lo sabe
yo sí que lo se.

BERTA
Yo así seré.


__________



Escena y dúo nocturno de Olga y el príncipe: “Llegó la hora…..¡Que bella noche!”: (Pío, Berta, General, Olga)

PIO
Llegó la hora
de mi ventura.
¿Pero qué es esto?
¡El General!

(Viéndole en el Trianón. Atraviesa la escena y se esconde entre los árboles)

BERTA
(Con burla)
Sin duda el Príncipe
para robarme
donde le dije
me espera ya.
¿A ver? ¿Qué miro?
Mi esposo allí.
De Cirilo y Clodomiro,
de los dos es este ardid.

PIO
¡Berta! ¡Tu esposo!

BERTA
Vete... Después.
¡En mi confía!

PIO
Sí... Volveré.

(Vase. Preludia la orquesta el motivo de "Es un muñeco el arlequín", etc., etc., mientras la Generala se dirige al Trianón)

BERTA
Querido esposo,
tú en el Trianón.

GENERAL
Estoy cumpliendo
mi obligación.
Una broma de los Reyes,
se conoce que esto es;
me dijeron que esperase,
que esperase a no sé quién.

BERTA
Pues es a mí
y aquí estoy ya;
dame tu brazo,
mi General.

(Dándoselo)

Con tantos Reyes
y tanto honor,
nos olvidamos
de nuestro amor.

(Vanse)

(Olga, envuelta en largo abrigo con pieles)

OLGA
¡Tiemblo y dudo! Me da miedo,
pero amor me hace valiente.
Berta dijo... nada temas.
¿Por qué dudo? Voy a verle.

PIO
(Viendo la figura de Olga vuelta de espaldas)
¡Por fin llegó a esperarme!
¡Mi bien!

OLGA
¡Príncipe!

PIO
¿Qué?
¡No es ella! Es la Princesa.
¿Por qué aquí estáis? ¿Por qué?
¿Por qué?

OLGA
Una noche tranquila de luna
anhelaba mi pecho gozar,
y buscando salí del castillo,
de la noche callada la paz.

PIO
(Aparte)
Me engaña, o es Berta
la que me engañó;
de acuerdo con ella
su puesto ocupó.

(La luna iluminará el banco donde se sentará la Princesa cuando se indique)

OLGA
No hay duda, sospecha.

PIO
Me han hecho traición.

OLGA
Venir fue locura.

PIO
Fue falso su amor.

OLGA
Qué bella noche,
todo silencio,
duermen las aves,
duerme la flor.
Para las almas,
para las almas
enamoradas,
qué bella noche
para el amor.

PIO
Noche tranquila
para un amante,
callada noche,
decís verdad.
Su blanca luna,
su dulce ambiente,
todo de amores
hablando está.

OLGA
Yo hablo de amor
sin saber por qué.
Yo no sé,
yo no sé
si es dicha o dolor.

PIO
Es pesar, es sufrir,
engañar y mentir,
padecer y llorar,
y de rabia morir.

OLGA
Yo me figuraba
que amor sólo era
un sueño inocente
soñado por dos.

(El Príncipe va acercándose hacia el banco)

Dos enamorados
con un pensamiento,
así mi alma pura
soñaba el amor.

PIO
(Sentándose)
En verdad, ese es
el amor casto y puro;
es verdad, ese es
el amor más seguro.
No es pesar, ni sufrir,
ni engañar, ni mentir,
es reír, es gozar,
es placer, es vivir.

OLGA y PIO
Qué bella noche,
toda silencio.
Duermen las aves,
duerme la flor.
Para las almas
enamoradas,
qué bella noche
para el amor.


__________



Retreta y final “Es un muñeco el Arlequín”: (Berta, Coro)

BERTA
Es un muñeco el Arlequín,
es un muñeco el Arlequín
un muñequito de cartón...

CORO
Toquen retreta los clarines,
toquen retreta las cornetas
y entre las sombras de la noche
luzca brillante la corneta.
Suene el clarín,
suene el tambor,
y a los acordes de la retreta
marcial desfile el batallón.
¡Hurra! ¡Hurra! ¡Hurra!





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario