domingo, 10 de noviembre de 2013

La Leyenda del Beso (Cantables)



LA LEYENDA DEL BESO



Zarzuela en dos actos.

Libreto: Enrique Reoyo, José Silva Arámburu y Antonio Paso Díaz.

Música: de Reveriano Soutullo y Juan Vert.

Estrenada el 18 de enero de 1924 en el Teatro Apolo de Madrid.

La acción en Castilla durante 1924.


ARGUMENTO


PRIMER ACTO

La escena representa el parque de un señorial castillo en tierras castellanas. Antes de alzarse el telón se escucha una canción cíngara en la que el cantor expresa amarguras de  un constante caminar que alegra solo el amor de la mujer querida. Hacen su entrada en escena Mario -señorito de la heredad- y sus amigos con los que regresa de una cacería para celebrar su próxima boda. Se disponen a comer cuando aparece Juan, el guarda del castillo, quien explica a Mario que una tribu de gitanos ha pedido permiso para acampar en las tierras, de la propiedad. Añade que hace veinte años, cuando esta misma tribu pasó por el lugar, el padre del señorito Mario les dio permiso para pernoctar en sus campos.  Tras del guarda han llegado algunos de los gitanos para pedir personalmente permiso.
Entre ellos va Amapola, joven y hermosa gitana de la que esta enamorado Iván, perteneciente a la caravana nómada y cuya madre murió en las tierras del padre de Mario durante la acampada de veinte años atrás. La presencia de Amapola ha impresionado al conde Mario, quien concede a los gitanos el permiso para acampar. Una condición impone por su hospitalidad: “que mañana, cuando en unión de estos amigos visite yo vuestro campamento, nos esperéis ataviados con vuestras galas mas vistosas y nos alegréis con vuestros cantos y vuestras danzas”.
Alesko, jefe de la tribu, accede y Mario les hace pasar al interior de la casa, pero reteniendo en conversación a Amapola, a quien alaba su hermosura y corteja. La escena es vista por Iván, que aparta a la joven de Mario. Mientras éste confiesa que la joven le ha seducido y que “por un beso de su boca seria capaz de la mayor locura”, Iván y Amapola se ensartan en una discusión cuya base son los celos de aquel y los deseos de libertad de ésta.
Se despiden los gitanos del conde hasta mañana en la fiesta y queda Mario con sus amigos. Pocos instantes después se oye la voz de Amapola pidiendo socorro. El jabalí herido en la cacería ha atacado a la joven que es traída. Desmayada, por Mario. Guando recobra el sentido, Mario le declara su pasión, queriendo besarla. Aparece la madre Ulita, hechicera de la tribu, quien detiene a Mario diciéndole que si besa a Amapola encontrara la muerte.
Le relata una leyenda que habla de la hermosura que tuvo la madre de Amapola, la cual requerida por un noble renegó de su raza. Marchitada aquella belleza, fue humillada por el hombre que adoró, del que tuvo una hija, Amapola, y con la que, a punto de morir, volvió con los suyos, antes de expirar juró velar por su hija poniendo la muerte en sus labios. Mario no hace caso de la leyenda y pretende besar los labios de Amapola,  pero madre Ulita arranca a ésta de los brazos de Mario.

SEGUNDO ACTO

Nos muestra el campamento de los gitanos. Se hacen los preparativos para la fiesta, a la que Iván dice no querer asistir. Madre Ulita le hace observar que la pasión del conde por Amapola será cosa pasajera. En cualquier caso, la hechicera defenderá su amor. Llegan Mario y sus amigos, a quienes recibe Alesko. Los aristócratas quieren divertirse y proponen que se les lea la buenaventura, Amapola se ofrece a hacerlo para Mario, pero Iván se interpone. Sin embargo, su actitud violenta es calmada por Alesko y madre Ulita, que piden disculpas al conde. Después de leídas las buenaventuras, los amigos del conde visitan el campamento, quedando aquél rezagado.
A solas se encuentra con Amapola. Le propone abandonar a Iván -al que ella teme, pero no ama- y reunirse por la noche en el castillo. Ella asiente y se separan sigilosamente. Empieza la fiesta, en la que Amapola canta y baila una zambra. Iván es calmado en sus celos por madre Ulita. Formula un brindis el conde y ofrece su copa a Amapola para que beba en ella, pero Iván no puede contenerse más y le arrebata la copa, pero una vez más la madre Ulita y Alesko piden disculpas a Mario.
En el cuadro siguiente transcurre en el mismo pasaje del primer acto. Es de noche, Mario está atormentado por la duda de si Amapola acudirá o no a su cita. Se siente profundamente enamorado de la joven gitana. Amapola aparece y dice querer a Mario con el temor de perderle. Un dúo de amplia pasión, durante el cual Mario besa a Amapola, es truncado bruscamente por la aparición de Iván en actitud amenazadora. Se interpone madre Ulita que reprocha a Amapola la traición a su raza. La joven comprende la locura que iba a hacer; recuerda el engaño de que fue víctima su madre y parte con los suyos en inacabable camino “que será ahora más triste, porque he visto el amor”. Mario la ve marchar, muerta su ilusión de amor.



___________



Personajes:

Amapola: Gitana pretendida por Iván y Mario.

Coral: Gitana.

Iván: Gitano enamorado de Amapola.

Mario: Conde y señor del castillo que se enamora perdidamente de Amapola.

Gorón: Amigo de Mario.

Simeona: Novia de un guardia del castillo.

Ulita: Hechicera de la tribu de gitanos.

Gurko: Gitano.


___________



Números musicales:

Preludio, Iván “Cantando amarguras”, coro general “Caminar sin fin”: (Iván, Coro)
Canción de Mario “Tras de la jauría”: (Coro, Mario)
Canción de Amapola “Caminar sin fin….Mi canción quiere fingir una alegría”: (Coro, Iván, Amapola)
Dúo de Amapola e Iván “Amor mi raza sabe conquistar”: (Iván, Amapola)
Duetto cómico “Ay sóplame, sóplame, sopla”: (Gorón, Simeona)
Serenata de Mario “Seguidme troveros…Oye hermosa prisionera”: (Gorón, Alfonso, Ernesto, Mario)
Dúo de Amapola y Mario “Gran Dios, es la gitana….Oye, gitana, la de los ojos negros”: (Mario, Amapola)
Escena de la fragua “Quien trabaja cantando” y canto al cuchillo “Hecho de un rayo de luna”: (Coro, Coral, Gurko, Ulita, Niña, Iván)
Garrotín “Se pone el cuerpo así”: (Gorón, Coral, Zíngaras)
Zambra “Tiene el son mi cantar”: (Coro, Amapola, Zíngaras, Coral)
Brindis “¡Oh licor, que das la vida!: (Mario, Iván, Amapola, Coro)
Final “¿Vendrás mujer? Mi corazón te aguarda”: (Mario, Amapola)


____________



Preludio, Iván “Cantando amarguras”, coro general “Caminar sin fin”: (Iván, Coro)

IVAN
Cantando amarguras
recorro el sendero.
diciendo en mis cantos
mis tristes recuerdos;
y así voy pasando
y así voy sufriendo
y así voy llorando
mi eterna pasión.
Vivo enamorado
y es la amada mía,
la única alegría
que hay en mi canción.

CORO
Vive enamorado
y en amor confía
que ella es la alegría
que hay en su canción.

IVAN
Y así voy pasando
y así voy sufriendo
y así voy cantando
mi ardiente pasión.

Caminar sin fin
buscando en el camino amor,
y al pasar sentir dolor
y de dolor sufrir
sangrando así
mi pobre corazón
que en su latir
de errante caminar
dejó sentir
su eterno sollozar,
que el amor ha de encontrar.

TODOS
Caminar sin fin
buscando en el camino amor,
y al pasar sentir dolor
y de dolor sufrir
sangrando así
su pobre corazón

IVAN
Caminar sin fin
en busca del amor

CORO
Y al pasar hallar
espinas de dolor

IVAN
Canta, canta sin cesar.

CORO
Nuestro eterno caminar.

IVAN
Que el amor ha de encontrar.
¡Amor!


_________



Canción de Mario “Tras de la jauría”: (Coro, Mario)

TODOS
¡Qué viva Mario!
¡Qué viva el valiente cazador
que supo mostrar
arrojo y valor!
Que viva Mario,
que viva el valiente cazador.
De toda la partida
cazando es el mejor;
su suerte es en la caza
igual que en el amor.
A la caza todos marchamos
al amanecer,
que en la caza todos hallamos
un grato placer.
Correr, correr por el monte
mientras se oye sonar
la canción de las trompas
con su ronco vibrar:
la trompa sonar
yo quiero escuchar.

MARIO
¡Ah!
Tras de la jauría
que ladrando de alegría
correrá.
Bravos y ligeros
los monteros
marcharán.
Corre la jauría
que la caza cobrará,
si el amor es mi dicha
mi placer es el cazar.
A la caza todos marchamos
al amanecer,
al amanecer,
que en la caza todos hallamos
un grato placer.
Correr, correr por el monte
mientras se oye sonar
la canción de las trompas
con su ronco vibrar:
la trompa sonar
yo quiero escuchar.

TODOS
Que viva Mario
que viva el valiente cazador
que supo mostrar
arrojo y valor.
Cazar yo quiero,
porque es un gran placer cazar
y de la caza
quiero gozar.
Tras la dura jornada
con la caza cobrada,
la partida cansada
ya de correr y cazar
va a reposar.


__________



Canción de Amapola “Caminar sin fin….Mi canción quiere fingir una alegría”: (Coro, Iván, Amapola)

CORO
Caminar sin fin
buscando en el camino amor
y al pasar sentir dolor
y de dolor sufrir
sangrando así
mi pobre corazón.

IVAN
Caminar sin fin
en busca del amor.

CORO
Y al pasar hallar
espinas de dolor

IVAN
Canta, canta sin cesar

CORO
Nuestro eterno caminar.

AMAPOLA
(Se adelanta con una pandereta)
Mi canción
quiere fingir una alegría
y añorar amores
de un lejano día,
cual mariposa que busca amor
yo voy libando de flor en flor
y así soñando voy quimeras,
y así...
soñando voy con besos
que siempre se alejan
cual nubes de ensueño,
y así... llorando voy de amor,
amor... que yo jamás he hallado.
Pues sólo mi frente mimosa
ha besado la estrella que lleva
consigo el dolor.
¡Ah! Caminar sin fin
buscando en el camino amor
y al pasar sentir dolor
y de dolor sufrir
sangrando así
mi pobre corazón
y en su latir
de errante caminar
dejó sentir
su eterno sollozar,
que el amor
no ha de encontrar.

CORO
Caminar sin fin
buscando en el camino amor
y al pasar sentir dolor
y de dolor sufrir
sangrando así
mi pobre corazón

AMAPOLA
Caminar sin fin
en busca del amor

CORO
Y al pasar hallar
espinas de dolor

IVAN
Canta, canta sin cesar.

CORO
Nuestro eterno caminar..

AMAPOLA
Que el amor
no ha de encontrar.

AMAPOLA e  IVAN
¡Amor!


_________



Dúo de Amapola e Iván “Amor mi raza sabe conquistar”: (Iván, Amapola)

IVAN
Amor mi raza sabe conquistar,
mi raza es fuerte en el dolor.
y cuando quiere sabe odiar,
porque en el odio existe amor.
Gitana, fuiste siempre mi ensueño,
con ansia loca yo te adoré.
fuiste mi vida, fuiste mi dueño.
¿Por qué te apartas de mi querer?

AMAPOLA
¿Por qué tu boca me brinda amores?

IVAN
¿Por qué me matas con tu desdén?

AMAPOLA
No me atormentes, no puedo amarte

IVAN
Quiero ser dueño de tu querer.

AMAPOLA
Iván, no he de amarte

IVAN
Sí, me amarás.

AMAPOLA
No puedo ser tuya

IVAN
Mía serás.

AMAPOLA e IVAN
Es nuestro sino buscar amor,
y en el camino hallar dolor,
y en el camino hallar dolor.

IVAN
Te juro que mía has de ser.

AMAPOLA
Aparta Iván.

IVAN
Huyes de mi,
tus besos yo quiero, mujer.

AMAPOLA
Jamás, jamás.

IVAN
Mi amor te di.
¿Por qué tu amor
tan hondo ha sido
luz de mi vivir?
¿Por qué prendió
en el alma?
¿Por qué me hiere así?
Ven gitana,
ven a mí.
¡Ah! No recuerdas
de aquellas canciones
que hablaban de ilusiones
y de niños alegres nos dieron
anhelos de vivir.
Bendita tierra, que perdí
más en tu suelo he de morir;
tierra de mi amor
no te olvidaré
y en mis tristes cantos
te recordaré.

AMAPOLA
¡Ah! Recuerdo de aquellas canciones
que hablaban de ilusiones
y de niños alegres forjaron
anhelos de vivir.

AMAPOLA e IVAN
Bendita tierra, te perdí
más en tu suelo he de morir;
son tus recuerdos una flor
que en mi alma no se marchitó

IVAN
Allí junto al manso arroyo
Cantaban los ruiseñores.

AMAPOLA
Allí bajo el cielo claro
Se encienden de amor las flores.

IVAN
Las flores de mis amores.

AMAPOLA
Las flores de suave aroma

IVAN
Y amores nos dan las flores.
Mi amor quiere tu amor

AMAPOLA
Iván, yo nunca podré quererte.

IVAN
Es mi cariño como la muerte.

AMAPOLA
¿La muerte, dices?

IVAN
Porque te quiero.

AMAPOLA
¿Y amor es muerte?

IVAN
¡Muerte son celos!

AMAPOLA
¡Nunca, nunca!

IVAN
¡Siempre, siempre!

AMAPOLA e IVAN
Serás gitana/no mi perdición.
Por nuestra raza te juro aquí
que he de negarte mi corazón
que si te niegas a mi pasión
antes que tuya/de otro morir

AMAPOLA
Morir.

IVAN
Yo te juro Amapola
que tú has de ser mía.
Yo te juro gitana
que tú me has de amar,
yo te juro que nadie
robarme podría
tu cariño, que yo sé matar,
matar, matar  y amar.

AMAPOLA e IVAN
Amor, mi raza sabe conquistar
y como es fuerte en el dolor
también sabe odiar.


_________



Duetto cómico “Ay sóplame, sóplame, sopla”: (Gorón, Simeona)

GORON
Ay, sóplame, sóplame, sopla;
ay, sóplame el ojo sin tardar.
Mi niña la diña.

SIMEONA
Ay, miro, le miro, le miro;
ay, mírole el ojo pa soplar;
mas no me atrevo a soplar fuerte,
pues la niña se va a irritar.

GORON
Con hembras así quisiera yo ver
a San Serení y al Casto José.

SIMEONA
¡Qué pez!

GORON
¡Rediez!

SIMEONA
¡Ay qué pesao!

GORON
¡Qué modelao!
Monina.

SIMEONA
Monín.

GORON
Tontina.

SIMEONA
Tontín.

SIMEONA y GORON
Cuando una paja se mete a traición
debes de buscar un amigo soplón;
porque si la paja no evitis
una conjuntivitis
te hace el ojo carbón.

SIMEONA
Quieto, que si no yo me voy
a enfadar.

GORON
Deja, si es que estoy
más nervioso que un flan.

SIMEONA
Vaya unas manos las del señor.
Quite y no sea usté tan sobón.

SIMEONA y GORON
Señores, hay que ver qué maldita,
qué molesta pajita,
que no quiere salir.

GORON
Acércate bien, granito de sal,
si un beso la doy
la haré un cardenal.

SIMEONA
¡Qué pez!

GORON
¡Rediez!

SIMEONA
¡Ay, qué pesao!

GORON
¡Qué modelao!

SIMEONA
¡Vaya frescura!

GORON
¡Vaya escultura!

SIMEONA
¡Déjame ya!

GORON
¡Qué rica está!
Monina.

SIMEONA
Monín.

GORON
¡Clavellina!

SIMEONA
¡Clavellín!


_________



Serenata de Mario “Seguidme troveros…Oye hermosa prisionera”: (Gorón, Alfonso, Ernesto, Mario)

GORON
A la una, a las dos, a las tres.

GORON, ALFONSO y ERNESTO
La, ra, la la. La ra, la la,
La ra la, la ra la la ra

GORON
Seguidme, troveros,
que allí la princesa está
y al punto despertará,
escucha mi chata
esta dulce serenata.

ERNESTO y ALFONSO
¡La nata!

GORON
Asómate al aljimez,
asómate de una vez,
sal mi castellana,
sal a la ventana,
sal, sal, sal, mi sol.

GORON, ALFONSO y ERNESTO
Asómate, por favor
que quiero cantarte amor.

GORON
Asómate, Leonor.

GORON, ALFONSO y ERNESTO
Que es el trovador.

MARIO
Trovadores, basta de cantos,
pues si os llegan a oír,
con esta canción no van a salir;
escuchad que voy a cantar,
aprended los cuatro
a trovar.
Oye hermosa prisionera,
la más gentil y hechicera,
la inspiradora
de mi quimera,
que en el misterio
de tu cautiverio
buscas el imperio
del amor.
Ante la reja escondida
de tu ventana florida
los dulces sones
de sus canciones,
de amor herido,
y por amor vencido,
lanza tu rendido
trovador.
Sultana
yo soy un peregrino de amor
Sultana,
escucha al trovador.
Sultana,
galana,
la ofrenda de mi amor
será roja flor
que trajo el trovador
de amor.
Oyeme, óyeme,
oye mi cantar,
oye a tu juglar.
Sultana, sultana, galana,
tu amor viene a implorar
el cantar del juglar.
Sultana,
oirás al abrir tu ventana
el cantar del juglar.


__________



Dúo de Amapola y Mario “Gran Dios, es la gitana….Oye, gitana, la de los ojos negros”: (Mario, Amapola)

MARIO
¡Gran Dios! Es la gitana.
No me engañó el corazón,
al correr presuroso a salvarla.
su cara de nieve y rosa
es pálida azucena,
que enciende el coral de su boca
¡Qué hermosa!
Ya vuele a la vida
su cara es una rosa
de rubor encendida.
¡Qué bella está dormida!
¡Qué bella es su figura!
Su boca, fresca y pura,
nació para besar.
Belleza presentida
de frescos labios rojos,
besar quiero de hinojos
tu boca de coral.
¡Amapola! ¡Despierta!
¡Amapola! ¡Mi reina!

AMAPOLA
Dónde estoy, sueño ha sido.
¡Ah!, que miro, oh, señor
en vuestros brazos.

MARIO
No temas
que estos brazos te salvaron

AMAPOLA
Dejadme, dejadme marchar

MARIO
Jamás, que el amor
en mi pecho has hecho despertar.

AMAPOLA
No, que en mi pecho, señor
no nació para mí su amor.

MARIO
Te juro, Amapola,
por mi honor,
que es esto amor.

AMAPOLA
No es amor

MARIO
Esto es amor

AMAPOLA
Callad, señor.

MARIO
Oye, gitana,
la de los ojos negros,
la de la boca grana
cual vivo coral,
en tus labios hay mieles
y hay rubor de claveles,
y en ellos quiero,
sultana mía,
mi beso dejar. ¡Ah!...
Por un beso de amores
de tu boca encendida,
diera toda una vida
y un amor,
que otra vida galana
me darían, gitana.
tus labios en flor.

Ven  a mi,
ven sultana,
sin tus labios de grana,
sin tus encantos
mi flor temprana,
me muero de amor.
¡Ah! Tú has de ser mía,
ven vida mía sin temor,
la leyenda esa olvida
que en mis brazos mi vida,
te espera el amor,
mi amor que supo elevarse
con esta pasión
bien sabrá cultivar
tu corazón.

AMAPOLA
Es la fuente del mal
mi belleza fatal;
mis labios matan,
está en mis labios la muerte,
yo no quiero perderte
si hay que morir
que la muerte
nos vuelva a unir,
ilusión de mi amor,
mi divina ilusión,
por ti vibra
el corazón.


__________



Escena de la fragua “Quien trabaja cantando” y canto al cuchillo “Hecho de un rayo de luna”: (Coro, Coral, Gurko, Ulita, Niña, Iván)

CORO
Quien trabaja cantando
va el trabajo aliviando,
y por eso le quiero alegrar
ayudándole con mi cantar.

ELLAS
Los que mienten quereres
a las pobres mujeres
si algún día dan el corazón
su cariño pagan con traición.

CORO
Canta, canta
que tu canto es alegría.
Canta, canta
la tristeza que hay en el vivir.

CORAL y ELLAS
Canastitos, canastos
de mis amores
para la ropa blanca
como la nieve,
salpicado de aromas
de lindas flores
que la brisa del campo
risueña mueve.

GURKO
(Esquilando a un burro)
Compañero, compañero
de la errante caravana,
encontrado en un sendero
a la luz de la mañana,
pon el rostro placentero,
ten la planta más galana,
compañero, compañero
de la errante caravana,
compañero, compañero.

(Recitado)

ULITA
¡Vamos! Estate un poco quieta, hija,
que pareces un rabo de lagartija.

NIÑA
(A la que está peinando la Madre Ulita)
¡Vamos agüela”
si es que en vez de peinarme
usted me pela.

(Cantando)

CORO
Quien trabaja cantando
va el trabajo aliviando,
y por eso le quiero alegrar
ayudándole con mi cantar.

ELLAS
Los que mienten quereres
a las pobres mujeres,
si algún día dan el corazón
su cariño pagan con traición.

CORO
Canta, canta
que tu canto es alegría.
Canta, canta
la tristeza que hay en el vivir.

IVAN
(Afilando el cuchillo)
Hecho de un rayo de luna
tu filo de acero
defiende mi amor,
tú eres mi sola fortuna,
mi fiel compañero
de amor y dolor.
Brilla, cuchillo afilado,
que quiero que busques
en su corazón
todo el amor…
todo el amor que le han dado
y a mi me han robado
con fiera traición.
A solas con mi penar
tú solo sabes mi desventura,
tú sabes de la amargura,
de los tormentos de un hondo amar.
Brilla cuchillo de fino acero,
brille tu filo como centella,
tú has de vengarme fiel compañero,
tú has de vengarme traiciones de ella.

CORO
Jura vengarse,
honda es su pena.
Su odio es terrible,
sufre y espera.
Arden sus ojos,
tiemblan sus manos,
su amor le mata
cruel desengaño.

IVAN
Tú has de vengarme
fiel compañero,
tú has de vengarme
traiciones de ella.

CORO
Quien trabaja cantando
va el trabajo aliviando,
y por eso le quiero alegrar
ayudándole con mi cantar.


___________



Garrotín “Se pone el cuerpo así”: (Gorón, Coral, Zíngaras)

GORON
Se pone el cuerpo así:
con mucha distinción,
y se baila como en Francia,
con soltura y elegancia,
con “esprit” y sanfasón.
Pom, pom, pom.
Qué vaivén tiene el fox,
mueves el cuerpo pero de chipén
y te cimbreas como un bambú.

CORAL y ZINGARAS
Que vaivén tienes tú,
mueves el cuerpo pero de chipén
y te cimbreas como un bambú.

CORAL
Donde se halle el garrotín
que se quite ese fox-trot;
pues en gracia y en salero
este baile es el primero,
y lo bailan los gitanos
porque así lo manda Dios.

GORON
No me gusta ese baile gitano
ni en invierno ni en verano,
porque el baile no tiene elegancia
como no sea agarrao.

CORAL
Este baile es gracioso y movido
y además no es aburrido,
ni tan soso como ese de Francia
que tú nos has “enseñao”

CORAL y ZINGARAS
Ay, ay, ay,
Ay, ay, ay,
capullito de claveles
son mis pies al bailar.

GORON
Olé, olé, olé.
El fox-trot dernier
es una baile de gran fama
que se baila en Yokohama

TODAS
En París y en Nueva York.

GORON
El fox-trot dernier
es un baile muy sensato
que lo baila ya hasta el gato.

TODAS
Es mejor el garrotín

GORON
Soy un berbiquí.

ELLAS
Cómo se mueve.

GORON
Cuando bailo así

ELLAS
Vaya un gachí
¡Olé! ¡Gracia!
¡Baila, so cañí!

TODOS
Que vaivén
tiene el fox;
mueves el cuerpo
pero de chipén,
y te cimbreas como un bambú.

GORON
Soy el amo de la danza
porque yo me muevo
mucho más que un ordenanza.

ELLAS
Bailas con salero
Y al mirarte yo me muero,
pues tu cuerpo sandunguero
tiene gracia y tiene sal.

GORON
Es que a salsa y a finura
no me gana nadie
mientras tenga esta figura.

TODOS
Bailas que mareas,
pues bailando te meneas
más que veinte chimeneas
cuando sopla un vendaval.
¡Gracia! ¡Gitano!

GORON
Olé ya mi mamá
que me destetó
con sal.

TODOS
¡Olé!


__________



Zambra “Tiene el son mi cantar”: (Coro, Amapola, Zíngaras, Coral)

CORO
Tiene el son de mi cantar
el dolor del triste recordar.
Canta y ríe
mi cantar.
Hace el son de mi canción
revivir con ansia la emoción
que guarda el corazón.

AMAPOLA
Cuando bajo el cielo
suena mi cantar,
ríen las flores
mi canción al escuchar.
Bajo el sol
español
que es más sol
que otro sol,
vive en mi el amor
y el amor no conocí,
yo le aguardo al muy traidor
y el traidor no viene a mí.
Cuando en la zambra
suena mi cantar
la alegre danza
con su ritmo hace vibrar
el placer de vivir
y reír en el breve descansar,
y una flor es mi cantar
que al brotar alegró
la tristeza del aduar,
y el eterno caminar
y el eterno caminar.

CORO
Bailar, bailar,
y con son placentero
resuene alegre
mi pandero

ZINGARAS
Baila alegre
nuestra zambra
baila, gira tu cuerpo
que el ritmo de la danza
alegra el corazón,
estrella, lucero
Yo quiero morir
a su dulce son.

AMAPOLA
Niña que no tiene amores
ni sufre de penas de amor,
es como un campo sin flores
y es como un día sin sol.

ZINGARAS
Niña que no tiene amores
ni sufre de penas de amor,
es como un campo sin flores
y es como un día sin sol.

AMAPOLA
Amores tienen las flores:
yo no sentí el amor,
triste sino,
el día que no me igualó
a la flor
que si fuera flor
hallaría amor,
aun con las espinas del dolor.

AMAPOLA y ZINGARAS
Mira si es grande mi pena,
y mira, chiquillo, si es grande
mi sufrir,
que si otra mita a tus ojos,
de celos y rabia
me siento yo morir;
mira, chiquillo,
te quiero, te quiero
mirando tus ojos
me muero;
tú baila, que el ritmo de la danza
es ritmo de esperanza,
la, la, la, la, la,
la, la.

TODOS
Cuando bajo el cielo
suena mi cantar,
ríen las flores
mi canción al escuchar.
Bajo el sol español
que es más sol
que otro sol,
vive en mi el amor
y el amor no conocí ,
yo le aguardo al muy traidor
y el traidor no viene a mí.

AMAPOLA
Cuando en la zambra suena mi cantar,
la alegre danza
con su ritmo hace vibrar.
El placer de vivir
y reír en el breve descansar,
y una flor es mi cantar
que al brotar alegró la tristeza
del aduar.
Y el eterno caminar
y el eterno caminar

AMAPOLA, CORAL y ZINGARAS
A lo largo del camino
amor buscaba,
amor es peregrino,
que yo no encontré,
es golondrina
que loca va,
enamorada siempre
del más allá.


__________



Brindis “¡Oh licor, que das la vida!: (Mario, Iván, Amapola, Coro)

MARIO
¡Oh, licor!,
que das la vida,
rayo de luz
sol estival
en copa de cristal.
¡Oh, licor!,
que risa anida,
lleva escondida
tu espuma mi ilusión de amor.
En ojos de mujer quiero yo mirarme,
en labios de mujer quiero yo embriagarme:
risa, risa, risa de mujer
suena, suena,
claro cascabel,
risa de mujer
que suena
en triunfal desgranar.
¡Oh!, mujer
de negros ojos,
noche de luz de mi querer,
por ti yo brindaré,
mujer agarena,
de cara morena,
tu amor añoré
y tu amor
yo lograr sabré.

IVAN
Ruge dentro de mi pecho
algo que me quema el alma,
algo que me dice ¡hiere!
Algo que me grita ¡Mata!

MARIO
Bebe en mi copa,
que tus secretos
quiero saber.

AMAPOLA
Nadie los supo
ni los sabrá

(Va a coger la copa)

IVAN
(Arrebata la copa de Mario)
Mientras yo aliente
no has de beber.

TODOS
Los celos de Iván
desgracia traerán
de fijo el señor
a Iván no perdonará.

IVAN
De aquel amor mi pecho
guardará fatal recuerdo.
Que aquel amor que yo sentí
y yo soñaba para mí
cual flor que en mi alma brotará
y el tiempo no marchitará.

CORO
A lo largo del camino
amor buscaba
amor es peregrino,
que yo no encontré,
es golondrina
que loca va,
enamorada siempre
del más allá.
Girad el cuerpo encantador.
Baila la zambra sin cesar,
y con su ritmo embriagador
y seductor, bailad.


__________



Final “¿Vendrás mujer? Mi corazón te aguarda”: (Mario, Amapola)

MARIO
¿Vendrás, mujer?
Mi corazón te aguarda
que ya este amor es todo mi vivir.
¿Vendrás, mujer?
Pensando que ella tarda,
siento un hondo sufrir,
que el dolor del amor
que es esperar.

(Recatándose, entra Amapola)

¡Amapola!

AMAPOLA
Señor Conde.

MARIO
No, mi Amapola
yo soy Mario para ti.

AMAPOLA
Por favor

MARIO
Ven a mis brazos;
por fin puedo hablarte así.
Mujer agarena
de trenza morena
de negras pupilas
de intenso mirar,
¿Por qué si de pena
tu vida esta llena
vacilas y sufres
sintiéndote amar?

AMAPOLA
Yo quiero quererte
más temo perderte,
que en mi amor
arde un fuego
de maldición
y esta boca encendida,
cual flor de la vida
encierra escondida
fatal predicción.

MARIO
Ven, mujer,
mi  bien, tesoro de ilusión,
lo que tu mente imaginar pudiera
para ti guardé.
Ven, mujer
que amor brotó en mi corazón,
y en fuego de quereres
arderá si tú me quieres.

AMAPOLA
Palabras llenas de ternura
que dolor y amargura,
y penas hondas y tristeza
alejaron de mí.
En mi destino no hay amor

MARIO
Tu boca quiero yo besar.

AMAPOLA y MARIO
Y aunque la muerte nos espere
unir los labios, que ya muere
mi amor con ansia de besar.





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario