jueves, 19 de diciembre de 2013

El Ultimo Romántico (Cantables)



EL ULTIMO ROMANTICO



Zarzuela de costumbres, en dos actos, divididos en cuatro cuadros.

Libreto: José Tellaeche.

Música: Reveriano Soutullo y Juan Vert.

Estrenada el 9 de Marzo de 1928 en el Teatro de Apolo, de Madrid.


ARGUMENTO


Primer Acto

Zarzuela de costumbres, desarrollándose el primer acto en el año 1872. Al levantarse el telón, aparecen Menéndez y doña Pepita, sentados a la puerta del café, Rosita, Ramón y un joven. Un camarero entra y sale del establecimiento. Se discute de política, aportando todos su opinión sobre la situación del país. Doña Pepita en conversación con Menéndez, habla de su señora, la Condesa de Téllez Girón, casada en contra de su voluntad, y que aún sigue amando a su primer novio, Enrique de Gorbea. Al marcharse doña Pepita, Tomás, uno de los empleados del café, habla a Ceferino de sus amores imposibles con la Encarnación, toda vez que la moza esta enamorada de Enrique de Gorbea. En ese preciso momento entra en el establecimiento Enrique de Gorbea con unos amigos, a los que habla con entusiasmo de Encarnación, modistilla madrileña, que le ha prometido ir al café con unas amigas.
Encarnación llega sola, y los amigos de Enrique se las arreglan para que todos, menos el propio Enrique y Pepe, acompañen a Encarnación en busca de sus amigas. Al quedarse solos, Enrique le confiesa a Pepe, que no está enamorado de Encarnación, que desde que conoció a Aurora, le permanece fiel, aunque se encuentre casada, con la que se suele encontrar en teatros y paseos, e incluso en el propio café, recibe cartas anónimas de amor, que sabe son de ella.
En la siguiente escena y con el propósito de poner en conocimiento de Enrique las luchas políticas, que pueden ser prejudiciales para él, Aurora le deja una carta en el café, citándole para el día siguiente. Enrique tras leer la carta, oye unos disparos lejanos. Llega Tomás y le cuenta que han atentado contra el coche del Rey, aunque sin graves consecuencias. En esos momentos llegan dos agentes de policía que se dirigen a Enrique para prenderle. Aunque Aurora que momentos antes ha llegado al lugar, se acerca a los agentes y en su nombre de Condesa de Téllez Girón, les suplica que dejen a Enrique Gorbea, dejándole a su cargo. Al día siguiente cuando Enrique acude a la cita, Aurora le pide que huya y que contara con su colaboración para conseguirlo, y sin darle tiempo a la replica Aurora desaparece. Al oír una gran algarabía, Enrique se oculta, son las gentes del pueblo, que llegan a presenciar el desfile de la nobleza. Poco a poco van llegando las señoras aristócratas, ataviadas con la clásica mantilla española y al frente de ellas Aurora. Una agente de policía, detiene a Tomás al confundirle con Enrique, que sale vestido de lacayo y encarnación le vuelve a insistir en que huya.

Segundo Acto

Se desarrolla unos años después, en 1887, Encarnación se ha casado con Tomás y esta empleada en un café, en donde se menciona con frecuencia a Enrique de Gorbea, huido hace tiempo a París. Con sorpresa, Encarnación al acercarse a un parroquiano que acaba de entrar, observa que se trata de Enrique, quién la confiesa que ha venido únicamente, al enterarse de la muerte del marido de Aurora y quiere verla sin perdida de tiempo. Encarnación le dice que puede encontrarla esa misma noche en el baile de Carnaval en el Teatro Real, y para no levantar sospechas es acompañado Encarnación.
Al llegar al Teatro, entre la muchedumbre no encuentran a Aurora, y Encarnación acude en solitario a la búsqueda de Aurora. Al encontrase por fin los dos, Enrique la confiesa que viene a llevársela a vivir a París con él. Por temor a ser descubiertos se despide y le cita para el día siguiente. Al regresar con sus amistades, la Condesa es molestada por Gonzalo, que es un muchacho que la asedia desde que enviudo. Gorbea al presenciar la escena, se acerca y se enfrenta con Gonzalo, quien airado le pregunta su nombre y Enrique se descubre ante el asombro de todos los presentes. Alguno de los invitados llama a la policía, pero entre varios amigos de Aurora, consiguen apaciguar la situación y Aurora huye con Enrique a París.


______________



Personajes:

Aurora: Condesa de Téllez-Girón, casada pero enamorada de Enrique.

Encarnación: Modista enamorada de Enrique que casa con Tomás.

Enrique: Conspirador, enamorado de Aurora.

Tomás: Camarero enamorado de Encarnación.


_______________



Números musicales:

Escena “¿Qué dicen los periódicos, amigo Don Abilio?: (Coro, Menéndez, Doña Pepita, Aguador, Vendedor, Joven, Rosita, Camarero)
Romanza de Encarnación “La Encarna soy yo y me llamo”: (Encarnación)
Tres damas, tres mamás y seis pollos “Señorita, señorita”: (Pollos, Damitas, Mamás)
Jota “Anda ve y dile a tu madre” y romanza de Enrique “Bella enamorada”: (Enrique)
Dúo de Aurora y Enrique “Yo dudaba Aurora mía”: (Enrique, Aurora)
Dúo cómico de Tomás y Ceferino “Hoy vuelvo yo a nacer….Darle al pedal tiene que ser un gran placer”: (Tomás, Ceferino, Coro)
Pasacalle de las mantillas “Lucimos hoy todas las mujeres….Voy con mi mantilla a los toros”: (Aurora, Coro)
Escena “Basta ya de murga”: (Encarnación, Murguistas, Ceferino, Tomás, Coro) Dúo de Encarna y Enrique “Era la Encarnación”
Dúo de Encarnación y Enrique “Era la Encarnación una morena”: (Enrique, Encarnación)
Mazurca “Hoy no te he visto en el Habanero”: (Chulos, Chulas, Tomás, Ceferino)
Romanza de Enrique “¡Sueño de amor, que eres mi tormento!”: (Enrique)
Can-can “Moda es hoy bailar pasos de can-can”: (Encarnación, Tomás, Ceferino,  Coro)
Final “El Can-Can aquí”: (Coro)


________________



Escena “¿Qué dicen los periódicos, amigo Don Abilio?: (Coro, Menéndez, Doña Pepita, Aguador, Vendedor, Joven, Rosita, Camarero)

CORO
(Dirigiéndose a Menéndez, que tiene un periódico en la mano)
¿Qué dicen los periódicos,
amigo don Abilio?
¿Qué dicen de la guerra,
qué dicen del carlismo?
¿Se sabe si Don Carlos
volvió desde Oroquieta?

MENENDEZ
¡Volvió sin hacer caso
de lo de Amorebieta!

CORO
¡Jesús, Jesús nos valga!
¿Aquí qué va a pasar?

MENENDEZ
¡Paciencia, que Amadeo
todo lo arreglará!

D.ª PEPITA
¿Sí, eh?

CORO
¡Ja, ja!

MENENDEZ
¡Todo lo ha de arreglar!

AGUADOR I.º
(Saliendo por la derecha)
¡El aguador! ¡El aguador!

CEFERINO
(Saliendo por la izquierda. Trae una cafetera humeante en una mano y en la otra una batea)
¡Al café caliente!...
¡Al café caliente!...

(Por la derecha sale un Sereno)

VENDEDOR
(Pregón lejano)
¡De la Casa de Campo
yo vendo lilas!...
¡De la Casa de Campo
violetas finas!...
¡De la Casa de Campo
yo vendo lilas!...
¡De la Casa de Campo
violetas finas!...

JOVEN
(A Rosita, sin ser visto por Don Ramón, que lee un periódico)
Rosita,
yo quiero darte una carta.

ROSITA
(A Joven, sin ser visto por Don Ramón)
Vidita,
ten un poquito de calma.

JOVEN
(Entregándola una carta con gran cautela)
Lucero.
Di si irás hoy al café.

ROSITA
¡Sé bueno! ¡Sé bueno!
¡Y en Pombo te esperaré!

CAMARERO
(Que ha advertido la entrega de la carta)
¡Luego dicen que las cartas
llegan tarde y llegan mal!
¡Pa estos la correspondencia
siempre llega muy puntual!

(Don Ramón da unas palmadas)


________________



Romanza de Encarnación “La Encarna soy yo y me llamo”: (Encarnación)

ENCARNACION
La Encarna soy yo y me llamo
y en San Cayetano
se me bautizó.
Madrileña soy de Madrid,
pues en los madriles nací;
tengo la majeza
de los chisperos
de rompe y rasga.
Me gusta
que un hombre me diga
con mucho cariño
palabras de amor,
que esas palabritas ¡mi bien!
pruebas son quizás de un querer;
palabritas que hacen pensar
a la mujer, al recordarlas luego.
Yo soy la modista
que en calles y plazas
con su taconeo
murmullos levanta;
Voy a Capellanes a bailar,
luego voy a Pombo a merendar,
y cuando hay pesares
yo soy la primerita en consolar;
por las noches voy a la Infantil,
ceno luego en casa de Botín,
que yo soy chulapa
y no Madam de Capuchín.
¡Ah!
En fiestas yo soy la primera,
en las formaciones y en la procesión,
y me dicen todos a mí,
yo me moriría por ti,
y orgullosa miro yo así,
por no decir: eso ya lo sabía.
La madrileña de pies chiquititos,
ojos de Sultana, dientes de marfil,
que siempre fue alegre y desenvuelta,
sin saber de penas, su vida es reír.
La madrileña quereres no olvida,
pues cuando ella quiere, quiere con pasión,
y los recuerdos de amores de un día
¡Ay!
ella guarda siempre en un rinconcito
de su corazón.
¡Ay! bendita tierra
donde parecen
toas las mujeres
grano de sal.
Esta tierra mía,
tierra de alegría,
por el mismo cielo
yo no he de cambiar.

TODOS
¡Ay! bendita tierra
donde parecen
toas las mujeres
grano de sal.
Esta tierra mía,
tierra de alegría
por el mismo cielo
no se ha de cambiar.

ENCARNACION y TODOS
La más alegre
de España
es mi tierra;
lo más alegre
fue siempre
Madrid.


________________



Tres damas, tres mamás y seis pollos “Señorita, señorita”: (Pollos, Damitas, Mamás)

POLLOS
Señorita, señorita
perdóneme si, indiscreto,
me interpongo a vuestro paso
y saber quiero el secreto,
el secreto que guardáis
de decirme vuestro nombre
y decirme a dónde vais.

DAMITAS
Caballero, caballero,
si es que caballero sois,
le suplico que se aparte,
se lo pido por favor.
Por favor, dejadme ya,
que mamá se ha dado cuenta
y me puede regañar.

POLLOS
Es muy linda la muchacha.
La muchacha no está mal.
Mientras hablo con la niña,
habla tú con la mamá.

POLLOS
Chico, chico, que es muy vieja.

POLLOS
Es igual, qué más te da.

DAMITAS
Es preciso que finjamos.

MAMAS
Por fingir no ha de quedar.

DAMITAS
Pues prepárate a ser viuda
de un bizarro general.

DAMITAS
Es preciso que finjamos.

MAMAS
Por fingir no ha de quedar.

POLLOS
Damita linda y recatada,
dime dónde vives,
dime dónde vas.

DAMITAS
Dejadme, que en la noche obscura,
si nos ven hablando,
pueden pensar mal.

POLLOS
Yo quiero, niña encantadora,
encontrar palabras
que hablen de mi amor,

DAMITAS
Hable muy bajito,
que mamá se acerca.
Silencio. No seguid, por Dios.

MAMAS
Qué barbaridad.
Tarde debe ser.

POLLOS
No, señora, no;
No lo crea usted.

MAMAS
Niña, vámonos.

POLLOS
¡Entretenla más.

POLLOS
Chico, yo no sé
qué decirla ya.

POLLOS
No se apure, señora,
porque mi amigo
es muy formal.

MAMAS
Sí, pero ya es de noche,
y aquí la gente
piensa muy mal.

POLLOS
¿Me quieres, niña, di?

DAMITAS
Al fin diré que sí.

POLLOS
Sin no me engañas serás mi mujer.


________________



Jota “Anda ve y dile a tu madre” y romanza de Enrique “Bella enamorada”: (Enrique)

VOZ
Anda ve y dile a tu madre
si me desprecia por pobre.
¡Ay! morena mía, sí,
Anda ve y dile a tu madre,
que el mundo da muchas vueltas
¡y ayer se cayó una torre!
¡Ay! morena mía, sí,
anda ve y dile a tu madre.

VOZ
Dicen que ha entrado don Carlos,
dicen que ha entrado don Carlos,
por la frontera de Francia,
a caballo y de uniforme.
Anda y di que me lo traigan.
A caballo y de uniforme.
Anda y di que me lo traigan.

ENRIQUE
Bella enamorada,
con tu imagen sueño
y un amor dichoso
busco para mí.
Bella enamorada,
tú eres mi consuelo,
ya sin tu cariño,
ya sin tu cariño
no podré vivir.
Noche de amor,
noche misteriosa.
Ven hacia mí,
sombra de mujer.
Suave placer
ver lo que soñamos.
Quiero vivir
por volverla a ver;
ilusión perdida,
quiero recordar,
de un amor lejano
que no volverá.
Dama misteriosa,
que en la sombra vives,
dime ya quién eres
y sabrás mi amor.
Bella entre las bellas,
linda enamorada.
tú eres mi tormento,
tú eres mi tormento,
yo tu esclavo soy.
Noche de amor,
noche misteriosa.
Ven hacia mí.
sombra de mujer.
Suave placer
ver lo que soñamos.
Quiero vivir
por volverla a ver.
Noche de amor,
noche misteriosa.
Ven hacia mí.
sombra de mujer.
Ilusión perdida,
quiero recordar,
de un amor lejano
que ya no volverá.


________________



Dúo de Aurora y Enrique “Yo dudaba Aurora mía”: (Enrique, Aurora)

ENRIQUE
Ya dudaba, Aurora mía.
Ya dudaba veros aquí.

AURORA
Sed prudente. Yo os suplico.
Me esperabais.

ENRIQUE
Vuestra carta recibí.

AURORA
Hoy salvaros he querido.
Porque recuerdo aquel pasado.

ENRIQUE
Del pasado tu recuerdo,
nunca, nunca yo lo olvidé.

AURORA
¡Amores que fueron!
¡Como flor murieron!

ENRIQUE
Pues yo he de lograr
que vuelva a nacer!
¡Ven, amor perdido.
Amor que fué la vida mía!
Ven, Aurora, ven
que mi ilusión fué tu cariño,
y moriré soñando un día
ser tu amor.
¡Tu vida es mi bien!

AURORA
Un amor lejano
vivirá en mi pecho.
¡Pero lograré en mi corazón
hacer morir!
Y el amor que muere
es la flor marchita
que ya no podemos revivir.
¡Muere en mí!

ENRIQUE
¡El amor perdido!
¡Amor que fue pasión!
¡Locura de mi vida!
¡Bendita ilusión!

AURORA
Tu cariño fue en mí cual la llama,
que en mi pecho una hoguera encendió;
fue  la llama de un fuego sagrado
que alentaba mi loca pasión.

ENRIQUE
Es un fuego también, que me abrasa.
La pasión que yo siento por ti;

AURORA y ENRIQUE
Si tu amor lo perdí para siempre,
del recuerdo yo quiero vivir.


________________



Dúo cómico de Tomás y Ceferino “Hoy vuelvo yo a nacer….Darle al pedal tiene que ser un gran placer”: (Tomás, Ceferino, Coro)

TOMAS
Hoy vuelvo yo a nacer,
si se me enreda algún pedal;
si vuelvo yo a caer,
agoto el tafetán.

CEFERINO
Yo se de un buen señor,
que ayer se quiso suicidar,
y se tiró de aquí
y no de un principal.

TODOS
Tomás vuelve a nacer ,
si se le enreda algún pedal;
si vuelve hoy a caer,
agota el tafetán.
Yo se de un buen señor,
que ayer se quiso suicidar,
y se tiró de ahí
y no de un principal.

CFERINO
Que voy a caerme.
Pierdo el equilibrio.

TOMAS
¡Huy que borrachera
tiene Ceferino!

TOMAS y CEFERINO
Darle al pedal
tiene que ser
un gran placer.
Porque gusta correr
con emoción,
con ilusión.
Y es hoy la moda
montar en bicicleta.
aunque nos cueste
un coscorrón

TODOS
Darle al pedal
tiene que ser
un gran placer.
Porque gusta correr
con emoción,
con ilusión.
Y es hoy la moda
montar en bicicleta.
aunque nos cueste
un coscorrón.
Que hoy la moda
la bicicleta
aunque nos cueste
un coscorrón.


________________



Pasacalle de las mantillas “Lucimos hoy todas las mujeres….Voy con mi mantilla a los toros”: (Aurora, Coro)

AURORA
Lucimos hoy todas las mujeres
la clásica mantilla
de encajes y de blonda,
que es la prenda que más quiero,
la prenda más preciada,
lo mismo que el emblema
glorioso de mi España.
Lucirla quiero.
pues ésta es la ocasión
que sepa el mundo entero
que yo española soy

TODAS
Mujeres. mujeres españolas,
mujeres madrileñas
debemos ser patriotas.
Y por eso con mantilla
y abanico pericón
a lucir mi garbo vengo
ya decirle a todo el mundo:
¡De España soy!

AURORA
Soy española,
y yo he nacido en Madrid.
Quien no lo sea
debe estar lejos de mí.
Hallaré la pasión
de lograr una ilusión
Voy con mi mantilla a los toros,
voy con mi mantilla al sermón,
y en sus ondas quedan a veces,
como entre las zarzas, prendido un corazón.
Ella sabe de mis tristezas,
ella sabe de mi pasión;
pues la malla de fino encaje
guarda como nadie las penas de amor.

TODAS
Todos me siguen,
todos me miran,
todos me dicen:
Ahí va la gracia e Dios.
Y yo sonrío,
y en mi sonrisa
dicen que pongo
promesas de un amor
Tendrán razón,
será eso amor.

TODOS
Voy con mi mantilla a los toros,
voy con mi mantilla al sermón,
y en sus ondas queda a veces,
como entre las zarzas, prendido un corazón.
Ella sabe de mis tristezas,
ella sabe de mi pasión;
pues la malla de fino encaje
guarda como nadie las penas de amor.

AURORA
Española quiso hacerme Dios,
y de serlo yo orgullosa estoy;
si otra vez volviera yo a nacer,
de esta tierra yo quisiera ser.

TODOS
Es el cielo más azul aquí,
y hasta el sol parece que es mayor;
las mujeres son flor de jardín.
y las flores tienen más olor.

TODAS
Aquí otra vez
quiero nacer,
y aquí también
vivir.
¡Viva Madrid!
Madrid.


________________



Escena “Basta ya de murga”: (Encarnación, Murguistas, Ceferino, Tomás, Coro)

ENCARNACION
(Interrumpiendo a los murguistas)
¡Basta ya de murga!
¡Ya es mucho tocar!
¡Soplen más abajo!
¡O no soplen más!

MURGUISTA I.º
¡Es que yo quería!...

ENCARNACION
¡Que he dicho que no!
¡Ya esto es mucha murga
y es mucho trombón!

(Al Coro)

¿No es verdad, señores?

CORO
Tiene usted razón,
que esto es mucha murga
y es mucho trombón.

TOMAS
Háganme el favor,
señores murguistas,
háganme el favor,
que no hay quien resista.
Y el que no obedezca
a la Encarnación,
como es mi costilla,
va a la prevención.

CORO
Eso es muy sensato,
tiene usté razón,
como es su costilla,
va a la prevención.

ENCARNACION
Van por calles y por plazas
los murguistas que aquí veis,
y estoy harta ya de Chueca,
de Bretón y de Marqués.

TOMAS
Tocan sólo la mazurca,
la habanera o el schotís.

CEFERINO
Unas veces de Valverde
y otras veces de Chapí.

ENCARNACIO; TOMAS y CEFERINO
Pero es mucha broma
que todos los días
se oiga solamente
tocar la Gran Vía,
o la Niña Pancha,
o Cható Margot,
Cádiz u otras cosas
que se estilan hoy.

CORO
Pero es mucha broma
que todos los días
se oiga solamente
tocar la Gran Vía,
o la Niña Pancha,
o Cható Margot,
Cádiz u otras cosas
que se estilan hoy.

ENCARNACION
Viendo ayer en Variedades
cómo está la Sociedad,
vi a don Lucas y a su esposa,
vi a Maruja y vi a Tomás.

TOMAS
A Maruja con don Lucas
y a su esposa con Tomás.

CEFERINO
La vergüenza se ha perdido,
cómo está la sociedad.

ENCARNACIO; TOMAS y CEFERINO
Pero es mucha broma
que todos los días
se oiga solamente
tocar la Gran Vía,
o la Niña Pancha,
o Cható Margot,
Cádiz u otras cosas
que se estilan hoy.

CORO
Pero es mucha broma
que todos los días
se oiga solamente
tocar la Gran Vía,
o la Niña Pancha,
o Cható Margot,
Cádiz u otras cosas
que se estilan hoy.


________________



Dúo de Encarnación y Enrique “Era la Encarnación una morena”: (Enrique, Encarnación)

ENRIQUE
Era la Encarnación una morena
graciosa, muy bonita y retrechera.
Tenía, como usted, los ojos negros,
e igual que a usted mirarlos daba miedo.

ENCARNACION
De aquella Encarna
no queda ni el recuerdo.

ENRIQUE
Es un recuerdo de amor.
Sus labios eran rojos cual corales,
sus dientes cual si fueran de marfil,
e igual que usted era aquélla que le digo
la más juncal y alegre de Madrid.

ENCARNACION
Yo también recuerdo al ver a usté
que fue, un mozo trapalón,
al que yo di mi querer.
Yo no sé qué tenga yo que ver
¿Por qué? Pues a esa Encarnación
que llama la atención
no la conozco yo.
Si a la tal modista
usted la quería.
¿Por qué la engañaba?
¿Por qué la mentía?
No fue usted con ella
sincero y cabal.
Y eso, señor mío,
está siempre mal.

ENRIQUE
¡Tal vez que no mintiese!

ENCARNACION
Tal vez tengáis razón.

ENRIQUE
Querer, quería a una.

ENCARNACION
Querer no pudo a dos.
Por eso la modista
al mozo perdonó.

ENRIQUE
Por eso el mozo quiso
también a Encarnación.
La madrileña de pie chiquitito,
ojos de sultana,
dientes de marfil.
Que siempre fue
alegre y desenvuelta,
sin saber de penas,
su vida es reír.

ENCARNACION
La madrileña.
quereres no olvida;
pues cuando ella quiere,
quiere con pasión.
Y los recuerdos
de amores de un día,
¡ay!,
Ella guarda siempre
en un rinconcito de su corazón.

ENRIQUE
Feliz aquel pasado.

ENCARNACION
Qué lejos está ya.

ENRIQUE
Aquellos años mozos
que ya no volverán.

ENCARNACION
Feliz aquel pasado;
qué lejos está ya.

ENRIQUE
Era la Encarnación una morena
graciosa, muy bonita y retrechera.
Tenía, como usted, los ojos negros,
e igual que a usted mirarlos daba miedo.

ENCARNACION
De aquella Encarna
no queda ni el recuerdo.

ENRIQUE
Es un recuerdo de amor.
Sus labios eran rojos cual corales,
sus dientes cual si fueran de marfil,
e igual que usted era aquélla que le digo
la más juncal y alegre de Madrid.
Amores que pasaron
perfume feliz
¡Ay! del vivir.


________________



Mazurca “Hoy no te he visto en el Habanero”: (Chulos, Chulas, Tomás, Ceferino)

CHULOS
Hoy no te he visto
en el Habanero.
Ni tampoco has ido
luego a San Millán

CHULAS
Es que a la Celes
la han cogido presa
y he ido a acompañarla
¡y nada más!

CHULOS
Pues no es decente
que yo esté dos días
sin tener tabaco,
sin tener un real.

CHULAS
Pues yo no sigo
manteniendo vicios;
prueba a ver si puedes...
ya trabajar.

CHULOS
Yo quió decirte
mu callandito
lo que te quiero,
y si te empeñas
pa el mes que viene
trabajaré.

CHULAS
Me vuelve loca,
pues es un chulo
muy zalamero.
¡Si me sigue hablando!
¡Saca pa café!

CHULOS
A Capellanes
voy a llevarte
de mi bracero,
y una mazurka
yo allí contigo
voy a bailar.

CHULAS
Con las mazurkas
me dan temblores
me dan mareos,
y en Capellanes
no se trabaja
con libertad.

(Acción de robar)

CHULOS
¡Olé las chulas!
¡Cuerpo juncal!

CHULAS
¡Esto es un hombre!
¡Lo más cabal!

(Tomás y Ceferino aparecen)

TOMAS
Esta vez los ratas
no se nos escapan.

CEFERINO
En la ratonera
todos dormirán.

TOMAS
Pa cazar ratones
hace falta maña.

CEFERINO
Con darles el queso
no hace falta más.

TOMAS
Mucha precaución.

CEFERINO
Mucha discreción.

TOMAS
Quedan detenidos.

TOMAS y CEFERINO
¡A la Prevención!

CHULOS
Yo no me explico
por qué a la Preven
quieren llevarme.

CHULAS
Yo no me explico
por qué esa cara
me pone usted

TOMAS y CEFERINO
Estate quieta,
porque si sigues
voy a enfadarme.

CHULAS y CHULOS
¡Si yo le engatuso
echaré a correr!

CHULAS
Si usted se empeña
yo a media noche
podré esperarle.

TOMAS y CEFERINO
A media noche
no hay quien me saque
ya del retén.

CHULOS
¿Dónde le espero
pa que tomemos
alguna cosa?

TOMAS y CEFERINO
Yo no acostumbro
si no lo pago,
tomar café.

CHULAS
¡Vamos, hombre!
¡Sea usted bondadoso!
¡Vamos! ¡Guardia!
¡Tenga usted corazón!

CHULOS
¡Miren que yo
no he hecho nada!

LOS CUATRO
Mire que yo no he hecho nada
¡No nos detengan!
¡Haga el favor!

TOMAS
¿Tú di, qué hacemos?

CEFERINO
¡Lo que tú digas!

TOMAS
¡Los veo libres!

CEFERINO
¡Tienes razón!

LOS CUATRO
Vamos, hombre,
sea usted bondadoso.
¡Vamos! ¡Guardia!
¡Tenga usted corazón!

TOMAS y CEFERINO
¡Habiendo en medio faldas
pierdo la razón!

CHULAS
Si usted se empeña
yo a media noche
podré esperarle.

TOMAS y CEFERINO
A media noche
no hay quien me saque
ya del retén.

CHULAS
Yo no me explico
por qué esa cara
me pone usted


________________



Romanza de Enrique “¡Sueño de amor, que eres mi tormento!”: (Enrique)

ENRIQUE
¡Sueño de amor,
que eres mi tormento!
Triste y solo viví
cuando te perdí,
Con el champagne
olvidar hoy quiero
el feliz recuerdo
de juventud, lejana ya.
De Carnaval
locas alegrías
huyen de mí
para no volver.
Sueños que pasaron
viven en mi pecho.
Todo por su amor
yo diera.
¡La ilusión perdida
quiere renacer!
Tristes amores perdidos.
Vidas que nunca se encuentran,
como las flores marchitas
que no vieron nacer nuevo día.
Vida mía, yo te quiero.
Vida mía, yo te adoro.
y ya no vivo sin tus amores
Aurora mía.
Sin ti, ya no quiero la vida.
¡Sueño de amor,
que eres mi tormento!
Triste y solo viví
cuando te perdí,
Con el champagne
olvidar hoy quiero
el feliz recuerdo
de juventud, lejana ya.
De Carnaval
locas alegrías
huyen de mí
para no volver.
Sueños que pasaron
viven en mi pecho.
Todo por su amor
yo diera.
¡La ilusión perdida
quiere renacer!
Aquel recuerdo, de amor
que es toda mi ilusión.


________________



Can-can “Moda es hoy bailar pasos de can-can”: (Encarnación, Tomás, Ceferino,  Coro)

ENCARNACION
Moda es hoy bailar
pasos de Can-can,
pero creo yo
que esto acabará.
Pues a no dudar
en algún salón
al pasar los años
como cosa rara
a esto llamaremos
juny o charlestón.

TOMAS y CEFERINO
El Can-can aquí
dicen que llegó,
unos de París
y otros de Londón.
El placer mayor
es mover los pies,
pero yo prefiero
vérselos mover.

ENCARNACION, TOMAS y CEFERINO
El Can-can aquí
dicen que llegó,
unos de París
y otros de Londón.
El placer mayor
es mover los pies,
pero yo prefiero
vérselos mover.

TODOS
Baile es el Can-tan
que todo el cuerpo se ha de mover,
baile de fru-fru
que a los vejetes les gusta ver.
¡Yo sé por qué!
Yo les aseguro
no hay placer mayor
que bailar el baile
que es la moda de hoy.
Baile es el Can-tan
que todo el cuerpo se ha de mover,
baile de fru-fru
que a los vejetes les gusta ver.
¡Yo sé por qué!
Yo les aseguro
no hay placer mayor
que bailar el baile
que es la moda de hoy.


________________



Final “El Can-Can aquí”: (Coro)

TODOS
El Can-can aquí
dicen que llegó,
unos de París
y otros de Londón.
El placer mayor
es mover los pies,
sin tener en cuenta
lo que se te ve.





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario