domingo, 1 de diciembre de 2013

La parranda (Cantables)



LA PARRANDA



Zarzuela en tres actos.

Libreto: Luis Fernández Ardavín.

Música: Francisco Alonso.

Estrenada el 26 de Abril  de 1928, en el Teatro Calderón de Madrid.


ARGUMENTO


Aurora es una obrera en la alfarería de Manuel, un rico ya maduro, mas amante de la juerga que de la formalidad que por su edad le debería tener. Aurora vive sola, no tiene familia en el pueblo y llegó sin que su pasado sea conocido por persona alguna del lugar. Manuel hace tiempo que puso sus ojos en la belleza de Aurora, su empleada, insinuándose a ella en más de una ocasión, pero sin tener respuesta positiva.  Este desprecio, es el que hace que cada día Manuel esté más interesado por Aurora. Manuel sospecha que Aurora tiene en su pasado algo que esconder, y Cuco, viejo prendero y usurero de profesión, que tiene una tienda de baratijas en el pueblo, es quizás la única persona que sepa del pasado de Aurora, por ello, más de una vez pensó Manuel en tomar información que le interesara por medio de Cuco, a sabiendas de que le costaría su buen dinero.
Entre el personal de la alfarería, los mejores amigos de Aurora, son Carmela y Retrasao,
una joven pareja de novios, que la tienen gran afecto. Tampoco es indiferente Miguel, muchacho formal y trabajador, que en más de una ocasión a dado a la joven muestra de interés en agradarla y del que está enamorada Aurora. El amor que se tienen Aurora y Miguel, no tarda en llegar al conocimiento de Manuel, que colma su paciencia y cambia sus palabras zalameras, por faltas de respeto, a las que se enfrenta Miguel de forma violenta, terminando en una disputa entre los dos hombres, que la oportuna intervención de Carmela y Retrasao, impide que llegue a mayores. Pero trae como consecuencia que Aurora y Miguel, queden despedidos de la fábrica. Manuel no soporta la posibilidad de que Aurora se aleje de él y hace que aumente su interés por averiguar su pasado y buscar una forma de vengarse.
Aurora tiene un pasado, y que ella le teme, y aún no ha sido capaz de confesárselo a Miguel. Y confiesa lo que ella cree que es su culpa, pero no a Miguel, sino a Don Ventura, cura del lugar, quien promete  dedicarse a corregir este error que ella cree que cometió.
Entre tanto, Miguel se ha hecho cargo de la huerta de la labranza "El Rento de la Alberca". Gracias a su esfuerzo ha conseguido enderezar una tierra que estaba muerta por el abandono en que estaba y hoy es el orgullo de toda la comarca. Aurora es feliz, se va a casar con Miguel. Pero tiene una inquietud, ya que sabe que Manuel trabaja en la sombra para deshacer su felicidad.
Don Ventura ha asegurado a Aurora que su problema ha quedado resuelto y que nada tiene que temer. Llega el día de la boda, y en "El Rento de la Alberca", todo es alegría, Carmela y Retrasao, que están al servicio de Miguel, se afanan por preparar el convite, en espera de que los novios regresen de la iglesia.
Mientras se esta celebrando la ceremonia del enlace, aparece en la huerta Manuel, quien se encara con Cuco, increpándole porque el viejo usurero se ha puesto de parte de Aurora, y es ahora uno de sus mas firmes defensores. Cuco tenia una antigua deuda pendiente con Manuel, y ahora se la ha cobrado. El mismo se encargó de comunicar a Manuel que en aquel momento Aurora y Miguel, se están casando. Manuel cree que tiene suficientes armas para consumar su venganza, ya que algo ha averiguado de Aurora, y aunque no ha podido llegar a tiempo para evitar la boda, procurará deshacerla más tarde. Con esta amenaza se aleja de Cuco.
Vuelve el cortejo nupcial y todos contentos se preparan a celebrar el baile y comilona del feliz acontecimiento.
Don Ventura también es feliz, porque tiene algo de parte en la felicidad de Aurora. Pero la alegría general que reina en la huerta, es cortada por la aparición de Manuel, que viene acompañado por el juez del pueblo y una pareja de guardias, que traen una orden, para detener a Aurora. Miguel se opone, pero la que ya es su mujer es detenida. Ante el natural asombro de todos los invitados, Aurora que temía ese momento, se opone a que Miguel cometa un disparate, y hace confesión publica del delito que cometió y que motiva su detención.
Siendo casi una niña, la casaron con un hombre contra su voluntad, y solo porque era rico. Este hombre, de malas costumbres y vida licenciosa y deshonesta, no era amor lo que le trajo al matrimonio. El mismo día de la boda, mientras la gente se divertía y ella se moría de pena, el novio se dirigió borracho hacia un pobre mozo que miraba a la novia con una insistencia exenta de malicia y sin mediar palabra y casi a traición, le clavo su navaja matándole en el acto. El criminal fue preso y condenado a cadena perpetua y ella no le volvió a ver. Poco después murieron sus padres y ella quedó sola, por lo que abandonó su ciudad y llegó al pueblo, donde conoció a Miguel. El juez, que  cree en la inocencia de Aurora, puesto que según el cura, el Papa ha autorizado la disolución del matrimonio anterior, no tiene más remedio que llevarse a Aurora para solucionar el caso. El dolor y la rabia de Miguel son infinitos, pero los consejos de sus amigos le calman. Pasan los días, Miguel esta impaciente esperando el regreso de Aurora, pero quien llega es Manuel, quien le confiesa su arrepentimiento. Y Miguel sigue esperando, porque sabe que Aurora es inocente.


____________



Personajes:

Aurora: Hermosa alfarera amargada por un secreto y enamorada de Miguel.

Miguel: Mozo de carácter noble, enamorado de Aurora.

Carmela: Recién casada con Retrasao.

Retrasao: Calzonazos.

Don Cuco: Depositario del secreto que amarga a Aurora y hacedor del buen fin de la obra.

Don Manuel: Cacique y mala persona que chantajea a los enamorados.

Padre Vicente: Cura y mediador en el arreglo final.


_____________



Números musicales:

Coro de huertanos “Festejando la flor primera”: (Huertanos, Carmela, Aurora, Miguel, Alfareras)
Coro de Alfareros y Dúo de Carmela y Retrasao “Aquí estamos los tres botijeros”: (Botijeros, Retrasao, Carmela)
Dúo de Aurora y Miguel “Miguel yo no te creía”: (Aurora, Miguel)
Terceto cómico “Mira que arracadas”: (Carmela, Retrasao, Don Cuco)
Nocturno, rondalla y canto a Murcia “En la huerta del Segura”: (Miguel, Huertanos, Mozas, Mozos)
Romanza de Aurora “Aquí sale la novia más rebonita”: (Mozas, Comadres, Aurora)
Ronda de las solteras “Un regalo a la novia”: (Carmela, Mozas)
Escena y coplas del quisiera “Boda de rumbo”: (Mozas, Comadres, Tartanero, Carmela, Padrino, Miguel, Padre Vicente, Sabelotodo, Retrasao, Monaguillos)
Canción del platero “Oyeme mujer”: (Miguel)
Los Trovos de la Huerta “A ver, niña bonita”: (Mozas, Aurora, Miguel, Carmela, Retrasao, Mozos)
Salve de Auroros “Los Auroros de la cofradía”. 14. Final “Todos dicen que tienes”: (Auroros)
Final “Mi vida es un tormento”: (Miguel, Mozos)


_____________



(Patio de una alfarería, en un pueblo murciano. A la derecha, la casa, con puerta practicable. A la izquierda, un cobertizo. Debajo de éste, anaquelería corrida, llena de loza y de cacharros sin cocer. Delante, mesa rústica, de trabajo, en la que pintan las obreras los cacharros. Botes de pintura, pinceles, etc. Al foro, tapia alta, cubierta de flores, con gran portón, que, al abrirse, deja ver la huerta de Murcia. Formando ángulo entre el foro y el lateral izquierda, un horno de alfarero, encendido. Entre éste y el cobertizo, una salida lateral. En segundo término, algunos tornos de alfareros, parados. En un rincón, un montón de leña. Es media tarde. La puerta del foro, cerrada.
En la tapia, una virgen de la Fuensanta, en cerámica, y un farolillo de aceite En escena, Aurora, Carmela y Alfareras, trabajando en torno a la mesa. Miguel en el horno, atizando el hogar, del que salen, a ratos, grandes llamaradas. Una de las mozas va y viene, transportando, al horno brazadas de leña. Dentro, Coro de Huertanas y Huertanos)

Coro de huertanos “Festejando la flor primera”: (Huertanos, Carmela, Aurora, Miguel, Alfareras)

CORO
(Interno)
Festejando la flor primera
vamos todos al campo a por flor,
que es la entrada de la primavera
y almendros cortamos para nuestro amor.

CARMELA
¡Bonita es la copla!

MOZA 1.ª
¡Ahí va mi cantor!

CARMELA
¡Ay!, si a mí con los ramos viniera
y en mi propia ventana tejiera
una linda enramada de flor,
una linda enramada en mi honor.

AURORA
Mi ventana esta noche no tiene flores,
y en mi reja ninguno me cantará,
ni con ramas de almendros, que hablan de amores,
una mano amorosa la adornará.

MIGUEL
Toda la leña a podar
en los montes del contorno
no basta para saciar
la sed ardiente del horno.
Acerca leña, muchacha,
que arda el fuego sin cesar,
que, como el horno, mi alma
se consume sin hablar.

AURORA
¡Corazón que te estoy pintando,
más que el mío de amor gozarás!

MIGUEL
¡Ay, si en mi hoguera su alma ardiera
como el fuego del hogar!
¡Ay de mí!,
vivo lleno de ilusión por ti,
y al mirarte yo no sé qué sentí
que la calma me robó tu amor,
pues no hay poder igual,
al de tu candor.

AURORA
(Al mismo tiempo)
No te ilusiones con el color
de su mirada, que dice amor.
Que nunca habrá ilusión
en tu corazón.

ALFARERAS
(Al mismo tiempo)
Fíjate qué mirándola está,
con los ojos la quiere hechizar,
y el buen Miguelón , si se lo propone,
logrará el favor. Si ella dice que sí,
para bien de los dos, dicha tendrán,
y felices serán al lograr su amor.

CORO
(Interno)
(Al unísono)
Festejando la flor primera
vamos todos al campo a por flor,
que es la entrada de la primavera
y almendros cortamos para nuestro amor.
Cortad la flor, la flor, para vuestro amor.

MIGUEL
Todos los bienes del mundo
quisiera poderte dar,
y colocarte en un trono
o ponerte en un altar.


____________



(La escena queda sola un momento. Sigilosa y cómicamente, por uno de los lados de la tapia, asoman los Botijeros I, 2 y 3, cargados de botijos. No se les ve más que el busto, pues simulan estar encaramados a la tapia, por, la parte de atrás. Luego, según marca la música, van asomando a su tiempo y del mismo modo, Retrasao en medio, por encima de la puerta; y en la otra mitad de tapia los Botijeros 4, 5 y 6. Hasta que finalmente, según la partitura determina, salen de la casa Carmela y seis Alfareras. Los Botijeros, cantan desde la tapia. Al ver a las mozas las llaman y las dicen que los abran la puerta. Pero ellas se ríen, de ellos, y haciendo sonar las monedas en sus manos los enseñan el jornal que han cobrado. Ellos, atraídos por este reclamo y dispuestos a echar la puerta abajo, desaparecen de la tapia, suponiéndose que han saltado al suelo.
Mas Retrasao lo hace con tan mala fortuna, que se oye un gran estrépito de botijos rotos. Es que al caer no ha quedado sano uno sólo de los que traía. Ellas corren a abrir la puerta y sobre la música hay este brevísimo recitado)

Coro de Alfareros y Dúo de Carmela y Retrasao “Aquí estamos los tres botijeros”: (Botijeros, Retrasao, Carmela)

BOTIJEROS
(Cómicamente)
Aquí estamos los seis botijeros
más chirigoteros
que ha habido jamás.

RETRASAO
¡Y aquí hay otro más!

BOTIJEROS
Que venimos buscando a las mozas
más jacarandosas
de todo el lugar.

RETRASAO
¡Hay que aprovechar!

RETRASAO y BOTIJEROS
Si se encuentra la puerta cerrada
la cosa está clara, no hay más que saltar,
que el amor no se asusta de nada
y es cosa probada, llegar y besar.

CARMELA
¡Mirad, mirad!

ALFARERAS   
¡Ahí están!

RETRASAO
¡Chitón, chitón!

BOTIJEROS
¡Ellas son!

CARMELA
¡Bajad de ahí!

ALFARERAS
¡Venid,  venid!
¿Quiénes son esos siete mochuelos,
que están en los cielos mirando hacia acá?

CARMELA
¡Son burros de arar!

RETRASAO y ALFARERAS
Pues abrir enseguida la puerta
que estamos cansados de tanto esperar.

(Sigue el número. Ellos tratan de sonsacarlas el dinero. Ellas al principio se resisten, pero seducidas, al fin por ellos, acaban, tras de varias evoluciones, por darles el dinero, haciendo mutis en parejas, por el foro, quedando solo en, escena Retrasao y Carmela)

RETRASAO y BOTIJEROS
¿Quién se va a gastar
ese dineriquio
que tú te has ganao
con tu trabajiquio?

CARMELA y MOZAS
Quita, condenao,
que hasta verme rica
no te has acordao
de tu alfareriquia.

RETRASAO
Iremos a la fistiquia,
te compraré olivas negras.

CARMELA
Y para merendoliquia
vino moscatel y yemas;

RETRASAO
Y te compraré un ramiquio
de claveles y azucenas,
y toitiquios se harán cruces
al mirar mi elicaeza.

CARMELA
Pero dimpués del convite
entrarás en la taberna
y tendrán que ir a sacarte
metidiquio en una espuerta. ¡Ah!...

RETRASAO
¡Dame el dineriquio
que yo te lo guarde
pa comprar las arras
que he de regalate;
nómbrame, mociquia,
tu administraor...

TODOS
Y cuando la hucha
esté repletiquia
que venga el curiquia
con la bendición de Dios.

RETRASAO
Nómbrame mociquia
tu administraor...

CARMELA y MOZAS
Que cuanto yo tengo
y el alma y la vía,
¡ay!, mi panochiquio
te diera yo a ti.

RETRASAO y BOTIJEROS
Y cuando la hucha
esté repletiquia
que venga el curiquia
con su bendición.


_____________



Dúo de Aurora y Miguel “Miguel yo no te creía”: (Aurora, Miguel)

(Por detrás de la casa, sale Miguel que empieza a poner en orden los útiles de trabajo.
En esta ocupación le sorprende Aurora, que sale de la casa)

AURORA
¡Miguel!, yo no te creía
tan tierno de corazón.

MIGUEL
Porque nunca me escuchaste
sin testigos ni temor.
Sé que tienes una pena
que no me quieres decir.
Guárdala, que tus secretos
son sagrados para mi.

AURORA
Gracias por tu nobleza;
tus palabras son las únicas que oí
que aliviasen mis pesares.
¡Pero sueñas!

MIGUEL
¡Sueño en ti, sueño en ti!
Déjame soñar, Aurora.
Déjame, déjame, ¡ah!
Mirándome en tus pupilas,
parece que estoy soñando,
que yo también tengo rosas
en esta noche de mayo;
y que en tu reja florida,
hablándote de mis penas,
lágrimas y flores
suspendidas quedan,
igual que nidos de ruiseñores.

AURORA
Oyendo lo que me dices
parece que estoy soñando,
que cantas en mi ventana
rendido y enamorado;
y que es mi reja florida
altar de nuestro cariño,
donde, enamorada,
Dios ha bendecido
las ilusiones de nuestras almas.

MIGUEL
Si es cierto que sueñas
así ser feliz,
pondré en tu reja guirnaldas
de clavellina y jazmín.

AURORA
Por Dios te lo pido,
no insistas en ello,
o harás que, de nuevo,
me vaya de aquí.

MIGUEL
¡Aurora!, sin tu amor me muero;
mi vida, por lograrle, diera.
Aurora, en el mundo entero
no habrá quien te quiera
como yo te quiero.

AURORA
Mi alma ya te pertenece;
mi vida, tuya es toda entera;
pero, has de olvidarte
de quien no merece
que tanto la quiera
como tú me quieres.
¡Pobre Miguelón!

MIGUEL
¡Jamás te querrán como yo!

AURORA
Ni nadie me quiso mejor.
¿Por qué su querer tan tarde llegó?

MIGUEL
¿Por qué conocí tan tarde su amor?
¿Por qué es para mi una vana ilusión?
Una vana ilusión. ¡Ah!

AURORA
No sé para qué, Miguel, soñó;
Miguel, soñó, ¡ah!...

MIGUEL
Mirándome en tus pupilas
parece que estoy soñando,
que yo también tengo rosas
en esta noche de mayo;
y que en tu reja florida,
hablándote de mis penas,
lágrimas y flores
suspendidas quedan,
igual que nidos
de ruiseñores.
Te juro que siempre en ti pensaré.

AURORA
Oyendo lo que me dices
parece que estoy soñando
que cantas en mi ventana
rendido y enamorado;
y que es mi reja florida
altar de nuestro cariño,
donde, enamorada,
Dios ha bendecido
las ilusiones
de nuestras almas.
No puedo quererte,
no puedo, Miguel.


_____________



Terceto cómico “Mira que arracadas”: (Carmela, Retrasao, Don Cuco)

(Carmela ha cogido unos pendientes y un rosario y los contempla embelesada. Retrasao, junto a ella, muy nervioso)

CARMELA
Mira, qué arracadas.
¡Jesús, qué rosario!

RETRASAO
Ten cudiao, muchacha,
no esmangarillarlo.

DON CUCO
(Esta parejita ya me va escamando)
Te daré otra cosa
que será mejor.

CARMELA
¡Don Búho!

DON CUCO
¡Don Cuco!

RETRASAO
Don Escarabajo,
¡qué más tiene el nombre,
siá por pocos años...!

CARMELA
Este es el que quiere
regalarme algo.

DON CUCO
No tiene dinero
pa comprar regalos.

RETRASAO
¡Menudo regalo
te estoy preparando...!

CARMELA
Yo no soy antigua,
quite de mi lado.

DON CUCO
Yo soy mago y hechicero;
soy curial, memorialista,
latinista, pendolista,
herborista y relojero.
Soy poeta y anticuario;
rey de armas y orador;
sacamuelas, sangrador
curandero y boticario
Y tan clásico el estilo
restaurando conseguí,
que por la Venus de Milo
a mi suegra la vendí...
¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja!

RETRASAO
Los celos, me matan
de verle accionar,
y al viejo trapero
le voy a lisiar.
Con un estacazo bien dao
ya se ha desarmao,
y nadie lo puede arreglar.

CARMELA
El viejo, valiente
frescales está.
¡Nerviosa
poniéndome va!
Si sabe remiendos hacer
y lañas poner,
¡menudo tío laña está él!

DON CUCO
Pieza escultural
no he visto jamás
otra igual.
¡Diera un mundo yo
por hacer tu reproducción!
Vergüenza y envidia me da
al ver y aprobar,
que tenga esta Eva ese Adán

RETRASAO
A este tío guillao,
si sigue accionando,
le voy a dejar lisiao,
y el hongo un poquiquio abollao.

DON CUCO
Doy informes, investigo,
caso viudas camastronas
y en cien bodas fui testigo
de averiadas solteronas.
Vendo ardientes bebedizos
para fríos corazones.
Hago versos y canciones
para bodas y bautizos;
y tales declaraciones
a las mozas escribí,
que aún está por vez primera
que no me hayan dado el sí.
¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja!

RETRASAO
Los celos, me matan
de verle accionar,
y al viejo trapero
le voy a lisiar.
Con un estacazo bien dao
ya se ha desarmao,
y nadie lo puede arreglar.

CARMELA
Este viejo sabe más que le enseñaron;
no me fío yo de su antigüedad,
y si más le dejo ahora bromear
luego, me va a pesar.

RETRASAO
Es este tío Cuco más listo que Lepe,
pero aquí  estoy yo que, aunque nada sé,
al viejo su ciencia voy a estropear,
y así la gozaré.

DON CUCO
De este majadero que tié buenos puños
no me gusta a mí su simplicidad.
Ya veré otro día que ella sola esté
cómo ablandarla más.


____________



Nocturno, rondalla y canto a Murcia “En la huerta del Segura”: (Miguel, Huertanos, Mozas, Mozos)

(Miguel, Huertanos, Alfareras, Mozas y Rondalla. Vienen vestidos con trajes riquísimos, del, más puro estilo murciano. Traen grandes ramas de naranjo y de almendros en flor, brazados de rosas, azucenas, claveles, etc. El cuadro ha de ser una verdadera embriaguez de colores, como si toda la huerta se volcase en escena. Todo, hasta los instrumentos de la rondalla, engalanado con cintas y flores . La música empieza a oírse dentro, muy  lejana, durante las últimas frases de la escena anterior. El coro se va acercando poco a poco, pero se oyen, dentro, varias coplas , y como tarda un rato en salir, esta espera da lugar a que Don Cuco desarme por completo su tenderete, guarde sus cachivaches y cierre, luego, su comercio. Por fin, el coro invade la escena Y, deteniéndose ante la casa de Aurora, capitaneado por Miguel, canta varias coplas)

MIGUEL
Las estrellas del cielo
son ciento doce,
las estrellas del cielo
son ciento doce,
y las dos de tu cara
ciento catorce.
Las estrellas del cielo
son ciento doce.

TENOR
En la casa de Aurora
nos detendremos
y en su alegre ventana
flores pondremos;
porque bien se merece
que traigamos claveles
a quien, por ser tan buena,
todos la quieren.

MOZAS
A las mozas que, en el lugar,
para mayo van a casar,
las venimos a festejar
con brazados de almendros en flor,
y en sus rejas a entrelazar
enramadas, donde el amor
su alegría las venga a cantar.

MIGUEL
Todos dicen que tienes mala fortuna,
todos dicen que tienes mala fortuna.
Siempre va la desgracia con la hermosura.
Todos dicen que tienes mala fortuna.

MOZOS
Siempre va la desgracia con la hermosura,
siempre va la desgracia con la hermosura.

MOZAS
A las mozas que han de casar
las venimos a festejar
y a tejer, con ramaje y flor,
enramadas para su amor,
donde puedan la ronda ver
y con ella felices ser.

(Sigue la música. Miguel y el coro cantan. Mientras, unos cuantos mozos entretejen, en torno a la ventana de Aurora, una artística greca de flores y ramas, como es costumbre tradicional en Murcia, de modo que la reja parezca encuadrada en un marco, para que, al salir Aurora a la ventana, dé la sensación de un cuadro o de un altar)

MIGUEL
En la huerta del Segura,
cuando ríe una huertana,
resplandece de hermosura
toda la vega murciana;
y en las ramas del naranjo
brotan flores a su paso.
Huertanica de mi afán
tú eres pura y eres casta
como el azahar.

CORO
En la huerta del Segura,
cuando ríe una huertana,
resplandece de hermosura
toda la vega murciana;
y mirándose, al pasar,
en la acequia del jardín,
en el agua se reflejan
como flores que salieran
para verla sonreír,
como flores que salieran
para verla sonreír.

MIGUEL
Huerta, risueña huerta,
que siempre frutos y flores das.
¡Murcia, la que, cubierta,
en todo tiempo de flor estás!
Murcia, son tus mujeres gala
de tu palmar.
¡Murcia, qué hermosa eres,
tu huerta no tiene igual!

MOZOS
Huerta, risueña huerta,
que siempre frutos y flores das
¡Murcia, la que, cubierta,
en todo tiempo de flor estás!
¡Murcia, son tus mujeres
gala de tu palmar!

MIGUEL
Pues son tus mujeres
la flor del palmar.
¡Murcia, qué hermosa eres,
tu huerta no tiene igual!

MIGUEL y MOZOS
En la huerta he nacido
para amar y vivir,
y en su campo labrado,
con noble trabajo,
me quiero morir.


_____________



Romanza de Aurora “Aquí sale la novia más rebonita”: (Mozas, Comadres, Aurora)

(Mutis de todas a la casa. Pausa. Se oye, dentro, voces de hombres que vienen promoviendo. algazara, y salen Miguel,   lujosamente ataviado, en traje de novio; Retrasao con su buen traje de fiesta, y varios Mozos)

(Salen Carmela, Mozas y Comadres; Luego, Aurora; vestida de novia. Retrasao va a hacer mutis, pero al verlas, se detiene. Carmela saldrá la última)

MOZAS y COMADRES
Aquí sale la novia más rebonita de la comarca.
Aquí sale la novia mejor vestida, mejor plantada.

COMADRES
Más de cuatro mozuelas envidiosillas quieren su suerte,
pero sus novios dicen, que el que se casa, que se divierte.

MOZAS
Más de cuatro comadres que no casaron y están solteras,
más de cuatro comadres desesperadas rabian al verla.

COMADRES y MOZAS
Aquí sale la novia más rebonita de la comarca.
Aquí sale la novia mejor vestida, mejor plantada.

AURORA
Gracias a todas, amigas mías.
¡Feliz mañana, dichoso día...!

Hoy asisten al logro de mis ensueños
los jardines de Murcia llenos de flor
y en sus árboles cantan los ruiseñores
porque miran cumplida ya mi ilusión.
Con sus hábitos blancos y con sus tocas.
los nardos y los lirios vienen también,
y vestidas de novias las azucenas,
salen para mi boda, de su vergel.
y vuelan las abejas de sus panales
y tejen con sus hebras mantos de miel;
las aguas de la acequia saltan gozosas
desgranando la espuma de su cantar,
y todo en torno mío repite a coro
una sola palabra: ¡felicidad!
Campanitas de la ermita que me alegráis al sonar,
Cuando escucho vuestros sones siento la vida cantar.
El hombre que quiero
por fin va a ser mío
llena de ternura
la ventura le daré
y feliz le haré.
Que me alegráis al sonar
y hacéis soñar.
El hombre que yo quiero
y que prefiero,
por fin va a ser mío,
y con su cariño siempre
me protegerá mi felicidad.
Campanas, sonad.

MOZAS y COMADRES
Campanitas de la ermita
que la alegráis al sonar,
cuando escucha vuestros sones
siente la vida cantar.
Hoy, él hombre que prefiere
ya va a ser suyo
y con su cariño
siempre la protegerá.
Campanas, sonad.
¡Campanitas de la ermita...!


_____________



Ronda de las solteras “Un regalo a la novia”: (Carmela, Mozas)

(Carmela, cogiendo la cesta de granadas que trajo Retrasao, sale al encuentro de las huertanas, que vienen vestidas de fiesta todas con un traje semejante, rico y vistoso, distinguiéndose únicamente por el regalo que trae cada una en su bandeja o canasta, y que ha de ser como un atributo de la huerta: chumbos, mazorcas, plátanos, dátiles, naranjas, limones, encajes, cacharros de cerámica, joyas, etc., etc. Carmela, que desde el  principio del acto luce un traje semejante, aunque más vistoso todavía, se pondrá al frente del grupo,  con su canastilla de granadas. Don Cuco, en el banco, las escucha)

CARMELA
Un regalo a la novia, las mozas solteras,
gozosas, la quieren hacer,
y traemos la fruta, la blonda, la seda,
la loza, la flor y la miel.

MOZAS
Desde todos los pueblos venimos
la boda de Aurora para festejar
las huertanas y las bordadoras
y las tejedoras y las del alfar.

CARMELA
¡Ah! Estas son cajines y albares
dulces, dulces como panales,
cuida que tu amor, niña, sea
siempre, siempre,
como el fruto encarnado
que cría el granado
y es fuego y pasión.

MOZAS
Estas son cajines y albares,
dulces, dulces como panales,
cuida que tu amor, niña, sea
siempre, siempre,
como el fruto encarnado
que cría el granado
y es fuego y pasión.

CARMELA y MOZAS
Cuida que tu amor, niña, sea
siempre, siempre,

CARMELA
(Sola)
como el fruto encarnado
que cría el granado
y es fuego y pasión.


_____________



Escena y coplas del quisiera “Boda de rumbo”: (Mozas, Comadres, Tartanero, Carmela, Padrino, Miguel, Padre Vicente, Sabelotodo, Retrasao, Monaguillos)

MOZAS y COMADRES
Boda de rumbo
es esta boda
en que la novia
será feliz;
con un padrino
tan generoso
otra, en mi tierra,
yo nunca vi.

TARTANERO
¡Arre, Ligera,
anda ya, Presumía!

CARMELA
¡Los novios llegan!

TARTANERO
Paso a los novios.

CARMELA
¡Ya están aquí!

MOZAS, MOZOS y COMADRES
Viva la novia de las huertanas,
la más hermosa que conocí;
y viva el novio y el señor cura
que los acaba de bendecir!

CARMELA
¡Olé la novia! ¡Que guapa está!

PADRINO
¡Y olé el padrino, que pagará!

MIGUEL
(Al Padre Vicente)
¡Su bendición para todos
los feligreses del pueblo!

PADRE VICENTE
¡Que el cielo os colme de dichas
y que os ilumine el cielo...!

MIGUEL
¡Aurora!

AURORA
¡Parece que estoy soñando!

MIGUEL
¡Mi vida!

SABELOTODO
¡Al mirarlos, recuerdo mis buenos años!

AURORA
Me siento orgullosa de ser tu mujer.

MIGUEL
Aurora, alma mía, ya nadie en el mundo
podrá este cariño por nada romper.

RETRASAO
(Dentro)
Para, Lucera.

(Saliendo)

No sé señores, no sé qué es lo que tengo
que el último de todos yo siempre llego.

CARMELA
(Pellizcándole)
¿En la tartana, quién ha venido?

RETRASAO
¡A falta de los novios, los monaguillos!

MONAGUILLOS
(Saliendo)
¡Eche usté, eche usté,
anisitos en el delantal;
eche usté, eche usté,
dineriquios además!

RETRASAO
¡Quietos ya, quietos ya,
que el padrino ya sus echará!

PADRINO
¡Allá van, allá van,
yo no me hago de rogar!
(Los monaguillos se pelean cogiendo el dinero. Luego, Retrasao, reúne a la murga y, formando delante de los novios, canta las coplas del "Quisiera". Es un número dislocado y bufo, acompañado por la murga)

RETRASAO
¡Atención, señores,
que aquí está la orquesta toda
y a cantar voy a los novios
la tonada de la boda!

CORO
¡Atención, señores,
que aquí está la orquesta toda
y a cantar voy a los novios
la tonada de la boda!

RETRASAO
Esta noche varias cosas
quisiera ser y no ser, ¡ay!
quisiera ser el marido,
pero no ser la mujer;
ser quisiera el pañolico
para enjugarte la piel;
el perfume ser quisiera
de tu palmito gentil, ¡ay!,
no quisiera ser el gato
que va en tu alcoba a dormir,
y quisiera ser el aire
pa soplar en tu candil.
A la boda, boda, boda,
y a la tornaboda va,
que las coplas del quisiera
hasta el cura cantará.

TODOS
A la boda, boda, boda,
ya la tornaboda va.

RETRASAO
Esta noche varias cosas
quisiera ver y no ver, ¡ay!,
quisiera ver la ropica
que has tardao tanto en hacer
quisiera ver lo que tardas
en quitártela después.
No quisiera yo esta noche
por la rendija mirar, ¡ay!;
No quisiera ver el susto
que la novia va a pasar;
y quisiera ver el sitio...
donde tienes el lunar.
A la boda, boda, boda,
y a la tornaboda va,
que las coplas del quisiera
hasta el cura cantará.

TODOS
A la boda, boda, boda,
y a la tornaboda va.


_____________



Canción del platero “Oyeme mujer”: (Miguel)

(Miguel con el vaso en alto, canta. Empiezan a salir los demás convidados del cobertizo. Todos le rodean, escuchándole)

MIGUEL
¡Oyeme, mujer!
Diga usté, señor platero,
cuánta plata es menester
para engarzar un besito
de boca de una mujer.
Pues aunque usté me lo jure,
nunca tuvo en su taller
otro diamante como éste
que le vengo yo a traer.
Ponga todo su cuidado,
mire que se lo he robado
y ella no me ha perdonado. ¡Ah!
Para tan fino diamante
plata bastante no encontrará.
¡Sueño que una perla dió en tu boca
y saltó un rayo de luz,
y, al saltar, nació este beso
que perfuma lo que toca!
¡Sueño, que he mandado que este beso
me lo engarcen de manera,
que lo pueda tener preso.
de mis labios, cuando quiera,
sin que trate de escapar
y poderte así besar.
Diga usté, señor platero,
cuánta plata es menester
para engarzar un besito
de boca de una mujer.
Diga usté, señor platero,
cuánta plata es menester.
¡Quiéreme, mujer!


_____________



Los Trovos de la Huerta “A ver, niña bonita”: (Mozas, Aurora, Miguel, Carmela, Retrasao, Mozos)

MOZAS y MOZOS
A ver, niña bonita,
cómo te portas, jo y ja,
cómo te portas, jo y ja;
grano de sal,
flor de limón,
y malva real
de mi balcón.
Eres más dulce que la canela
y más picante que el pimentón

AURORA
¡Cantares, que alegres del alma salen;
cantares, son pájaros que no mueren,
volando de boca en boca,
corren mucho y viven siempre!
¡Cantares, que alegres del alma salen!

MIGUEL
¡Cantares, que alegres del alma salen;
cantares, son besos que el aire lleva,
que van a alegrar el alma,
y a dar alivio a sus quejas!
¡Cantares, son besos que el aire lleva!

CARMELA
Tu marido y el mío van a Linares
a comprar cuatro bueyes,
vendrán tres pares.

MOZAS y CORO
De las murmuraciones me río yo,
que el río en la crecida se desbordó,
y después de que todo lo estropeó,
de su correntica dejó en la orillica
sólo una espumica que se evaporó.

RETRASAO
Cudiao no retrasarse; al bailar
medir bien el compás.

MOZAS y MOZOS
Tienes, morena graciosa,
boca de piñón,
boca de piñón;
tienes ojos de mora
porque quiso Dios,
porque quiso Dios.

MOZOS
Bésame, niña, en la boca
que muero de amor,
que muero de amor.

MOZAS
Antes me lleve el diablo
que te bese yo,
que te bese yo.

MOZAS y MOZOS
Tienes, morena graciosa,
boca de piñón,
boca de piñón;
tienes ojos de mora
porque quiso Dios,
porque quiso Dios.
Como tú, no hay dos.
Dale, dale ya;
baila sin temor:
mueve, niña, el pie
como manda Dios,
que tu novio así
te quiere mejor.


_____________



Salve de Auroros “Los Auroros de la cofradía”. 14. Final “Todos dicen que tienes”: (Auroros)

(Salen los Auroros. Son hombres con escapularios y grandes faroles, encendidos, y mujerucas con la falda por la cabeza, a manera de manto Uno de ellos, el cofrade mayor, lleva una campanilla. Pasan en dirección a la cruz. Al llegar a ella, se arrodillan mientras uno canta, y, descubiertos, rezan. Luego se levantan, se cubren y se van cantando por el camino ascendente, hacia el monte. También el Padre Vicente se ha descubierto y Carmela se ha arrodillado)

AUROROS
(Tenores)
Los Auroros de la cofradía
llamando a los fieles por el pueblo van,
que el cofrade que falte al Rosario
con el alma en pena se condenará.
Devotos, venid;
hermanos, llegad;
que la cofradía,
llamando a los fieles,
por la calle va.
Esperando que despunte el día
entona la salve la santa hermandad.

AUROROS
(Tiples y Tenores)
Salve, Virgen de la Aurora,
que lloraste al pie de la Cruz,
Fuente Santa de la Virtud;
Dios te salve, Bienhechora;
Fuente Santa de la Salud.
Fuente Santa, sálvanos Tú.
La aurora ya anuncia el día
con sus fulgores,
que son reflejos de Dios
y canta la cofradía
de los Auroros
con devoción.
La Virgen se viste de oro
y la iluminan
los resplandores del sol,
y al verla los feligreses,
de hinojos, rezan una oración.

AURORERO 1.º
Todo el que en pecado
muera esta noche
sin confesión,
sufrirá en los infiernos,
eterno dolor.
Pobres almas tristes,
pedid, hermanos, su salvación.

AUROROS
Salve, Virgen de la Aurora,
que lloraste al pie de la Cruz,
Fuente Santa de la Virtud;
Dios te salve, Bienhechora;
Fuente Santa de la Salud.
Fuente Santa, sálvanos Tú.
La aurora ya anuncia el día
con sus fulgores,
que son reflejos de Dios
y canta la cofradía
de los Auroros
con devoción.
La Virgen se viste de oro
y la iluminan
los resplandores del sol,
y al verla los feligreses,
de hinojos, rezan una oración.


_____________



Final “Mi vida es un tormento”: (Miguel, Mozos)

(Miguel canta. La Parranda va acercándose hasta aparecer por el camino alto, sobre el cerro de las cruces. Carmela sale de la casa para contemplar la fiesta desde el emparrado. Más tarde, salen también Retrasao y padre Vicente. Toda la huerta de Murcia, llena de animación y de riqueza, ha de aparecer en este número. Empieza a amanecer. Por todas partes, por los laterales y por el foro, van saliendo, en grupos, cuantos elementos han tomado, parte en la obra Coro, Huertanos, Alfareras, Mozas, Comadres, Huertanas, Bailarines, Músicos, etc., etc. Cuando indica la partitura salen también, por el camino alto, Aurora y don Cuco)

MOZOS
(Dentro)
Todos dicen que tienes mala fortuna,
todos dicen que tienes mala fortuna
siempre va la desgracia con la hermosura,
todos dicen que tienes mala fortuna..

MIGUEL
Mi vida es un tormento,
la muerte quisiera,
mas antes vengarla
y luego morir.
La pena me ahoga,
no puedo estar dentro;
pensando en Aurora
no puedo vivir.
¡Hoy me suena la Parranda
como un canto triste que llora por mi!
Me aflijo estando solo;
me quieren consolar y me entristecen,
y sólo su recuerdo
alivia este sufrir,
este sufrir.

(Sale la Parranda)

MOZOS
A la Parranda nueva
que un besico en ella
te robara yo...
¡Válgame Dios!
Para que nadie lo pueda ver
con mi mantica yo te taparé.
A la Parranda nueva,
que con mi besico
te robé el amor...
¡Válgame Dios...!

MOZAS y MOZOS
Huerta, risueña huerta,
que siempre frutos y flores das.
Murcia, la que cubierta,
en todo tiempo, de flor estás.
Murcia, son tus mujeres
gala de tu palmar.

MIGUEL y MOZOS
Murcia, qué hermosa eres,
tu huerta no tiene igual.
En la huerta he nacido
para amar y vivir,
y en su campo labrado,
con noble trabajo,
me quiero morir.

(Miguel como un loco, corre en busca de Aurora que aparece en la cruz radiante de alegría. Todos acuden a ella. Cuadro. Miguel y Aurora abrazados junto a la cruz)

(Don Cuco ha aparecido en pos de Aurora. Carmela y Retrasao corren a su encuentro y le felicitan efusivamente mientras él sonríe)

(Cuadro lleno de alegría y color. El sol, que ha salido del todo, ilumina la escena con una borrachera de luz)





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario