lunes, 2 de diciembre de 2013

La patria chica (Cantables)



LA PATRIA CHICA



Zarzuela en un acto.

Libreto: Serafín Alvarez Quintero y Joaquín Alvarez Quintero.

Música: Ruperto Chapí.

Estrenada en el Teatro de la Zarzuela de Madrid el 15 de Octubre de 1907.


ARGUMENTO


Nos sitúan en París, en el estudio de un pintor español, José Luis de nombre, que lucha en la gran capital europea, cuna de la bohemia artista, por lograr dinero y fama.
Una mañana que nuestro pintor se encuentra trabajando en su estudio, dando los últimos toques a un cuadro, retrato de una mujer, que le encargó el millonario inglés Mister Blay, recibe la visita de Españita, un español casado con una francesa, que también vive en París.
Esta visita, que es cotidiana, no pasa de ser el prólogo de otras que el pintor no espera. Es Carranque, otro artista, amargado y vago por naturaleza, que reniega de todo y de todos, quien anuncia a José Luis que unos españoles preguntan por él. El artista se alegra de la visita de sus paisanos y les recibe con toda cordialidad. Se trata de Pastora, antigua modelo del pintor y andaluza por naturaleza; y de María Pilar y Mariano, hermanos y aragoneses de nacimiento.
Vienen a pedir ayuda a José Luis, ya que se encuentran sin recursos en París. Les ha ocurrido una tragedia que vienen a contar a su presunto protector. Ellos formaban parte de una compañía folklórica que salió de España contratada por un empresario desaprensivo, que no cumplió el contrato convenido y les tuvo dando tumbos de un lado a otro; hasta que finalmente, les dejó abandonados en París, huyendo él con una bailarina y dejándoles con lo puesto, unos pobres trajes regionales, correspondientes al pueblo a que pertenecen.
José Luis quiere ayudarles, aunque por el momento no le es posible. Pero promete que, tan pronto como cobre el importe del cuadro que aquella misma mañana terminó, y que les muestra, les dará el dinero que necesitan para volver a España. Pastora reconoce en la mujer del cuadro a Merceditas la Caramela. Esto alegra mucho al pintor, porque le asegura el éxito de su obra. José Luis sale en busca de Mister Blay para traerlo al estudio y que vea el cuadro.
Mariano está enamorado de Pastora, a pesar de que se pasan la vida discutiendo sobre si la tierra de uno es mejor que la del otro. Hasta cantándose coplas de sus respectivas regiones, discuten.
Van reuniéndose, a los ya presentados algunos españoles más de los que quedaron de la compañía disuelta. Llega José Luis, anunciando que Mister Blay va a entrar de un momento a otro en el estudio. Ordena todo de forma que cuando entre Mister Blas no pueda distraerle nada en su atención y se impresione con el cuadro que viene a contemplar. Hay gran expectación en todos, esperando la entrada del millonario.
Por fin entra, y es José Luis quien le dirige hacia su obra. Cuando el inglés se va a poner el monóculo, sus ojos tropiezan con la figura de Pastora, que permanece silenciosa en un rincón.
Mister Blay ha quedado sorprendido de la belleza de la muchacha, y no puede contener una exclamación de asombro. José Luis se esfuerza por llevar a su cliente ante el cuadro y, cuando lo consigue, y todos esperan que dé alguna muestra de admiración ante la obra, sólo dice: “No me gusta”.
Esta salida de Mister Blay produce consternación general, que se refleja en el rostro de todos, y principalmente de José Luis, que ve despreciada su obra.
Mariano se dio cuenta de que Mister Blay está enamorado de Pastora.
Mister Blay dispone las cosas de forma que se quede a solas con Pastora y, efectivamente, le declara su cariño. Se ofrece a costear los viajes de sus compañeros a España a condición de que ella se quede con él en París. Pastora acepta la propuesta de Mister Blay como única solución al problema de sus compañeros, y corre a comunicárselo. La alegría de todos es inmensa, y se apresuran a testimoniar su agradecimiento al mister. Pero cuando se enteran de que Pastora se queda en París, es la voz de Mariano la que se alza por todos, para decir:
“Esta mujer se queda en París haciendo un sacrificio por salvarnos a los demás. O tós nos quedamos aquí, o ella se viene con nosotros.” Mister Blay, que se ha dado cuenta del sacrificio de Pastora por sus compañeros, decide irse también a España y no separarse de Pastora.



_____________



Personajes:

Pastora: Modelo andaluza de la que se enamora Mister Bley.

Pilar: Cómica baturra en paro.

José Luis: Pintor español.

Mariano: Cómico aragonés.

Mister Bley: Millonario inglés “a quien no le gusta ni el whisky”.

Ansúrez: Cómico que intenta atraer al inglés con coplas y moyate.

Españita: Español transplantado en gabacho. Tenor cómico.


______________



Números musicales:

Romanza de José Luis “Mujer de vulgar historia”: (José Luis)
Canción de Españita “Yo soy español”: (Españita)
Dúo de las coplas “Pom Pom, en Aragón hi nacío”: (Mariano, Pastora)
Soleares “Un dolorcito que tengo”: (Ansúrez, Mister Blay, Pastora, Manuela, Medina, Conchita)
Plegaria. “Oiga usté lo que le dijo una baturra a la Virgen del Pilar”: (María Pilar)
Canción de Pastora “Te quiero”: (Pastora)
Copla final “Al que hable mal de España”: (Mariano)


___________



Romanza de José Luis “Mujer de vulgar historia”: (José Luis)

JOSE LUIS         
Mujer de vulgar historia,
mujer de belleza rara;
¡quién pensara
que mi fortuna y mi gloria
tal vez en pintarte hallara!

(Deteniéndose de improviso en su tarea)

Si retocando sigo,
no lo podré dejar.
Finis coronat opus.
Ya no le toco más.

(Apártase del cuadro, y sin soltar aún la paleta lo contempla satisfecho de él)

Ojos ardientes, boca graciosa,
pálida frente, cara de rosa,
cuerpo gallardo de reina y diosa,
aire ligero de mariposa,
¿cómo en mi mente yo os conservé?
¿Cómo Dios quiso darme el aliento,
y el sentimiento, darme la gracia
para copiaros como os copié?
Aquel loco enamorado
que a mi arte
tu retrato le pidió,
ha de temblar cautivado
al mirarte
con otros ojos que yo.
Lejos de mi España bella
te pinté:
pero eres esencia de ella,
¡Y acerté!

(Deja la paleta y pasea, recreándose en sus imaginaciones)

¡Patria mía!
Soñar con tu luz y tu cielo
es lejos de ti mi alegría.
Volver a tu abrigo es mi anhelo.
Mi pena es no estar en tu suelo
mirando a quien quiero de noche y de día.
¡Qué fortuna!
Coger en mi mano un tesoro;
dejar este sol y esta luna;
llegar al rincón por que lloro,
cambiando por dicha la pena;
contarles mis sueños de oro
a aquella mi madre bendita que adoro
y a aquella muchacha morena.

(Volviendo al cuadro)

¡Quién sabe si ya mi empeño
conseguí!
¡Quién sabe si ya mi sueño
tengo aquí!
Lejos de mi España bella
te pinté:
pero eres esencia de ella,
¡y acerté!


______________



Canción de Españita “Yo soy español”: (Españita)

ESPAÑITA
Yo soy español:
yo soy de la tierra dichosa
del vino y del sol.
Para hacer en el aire castillos
me basta un cigarro;
para estarme tendido en la cama
me basta un catarro;
para ver cómo pasan las horas
me basta un guitarro,
para darle mil vueltas al mundo
me basta una copa de vino y un jarro.
¡Chitón! ¡Chitón!
¡Me carga la Constitución!

Paladín soy que no calla
en defensa de su fe;
soy ministro que no halla
ni un escollo en cuanto ve;
general soy que avasalla,
y sin tropas ni metralla,
yo no pierdo una batalla
en la mesa del café.
Yo tengo tesoros
de superstición;
un naipe de oros
es un fortunón.
Me encantan los moros
y la Inquisición,
y voy a los toros
y luego al sermón.

(Dándose golpes de pecho)

-¡Santo, santo, santo,
Señor, yo pequé!

(Gritando, como si estuviera en los toros)

-¡Señor presidente,
no lo entiende usté!
-¡Santo, santo, santo,
mísero mortal!
-¡Váyase usté al toro!
¡Granuja! ¡morral!
Yo nunca estoy triste:
yo soy español.
A todo infortunio
mi patria resiste.
Es la única tierra que existe
que vende y revende
la sombra y el sol
Yo soy español,
yo soy español:
yo soy de la tierra dichosa,
del vino y del sol,
yo soy español.


______________



Dúo de las coplas “Pom Pom, en Aragón hi nacío”: (Mariano, Pastora)

MARIANO
(Apoyando un pie en un banquillo y simulando que toca la guitarra)
En Aragón he nacío,
en Aragón he nacío
porque así lo quiso Dios:
si me consultan mi gusto
también nazco en Aragón,
también nazco en Aragón.
En Aragón he nacío.

PASTORA
Esa es mu bonita,
varga la verda;
pero oiga usté una
que le va a ganá.
Aquer pueblesito blanco,
aquer pueblecito blanco
que esta entre los olivares,
vale más que el mundo entero
porque ayí tengo a mi madre,
aquer pueblecito blanco.


MARIANO
A eso de la madre
le he de contestar;
que la madre es cosa
para tos igual.
Viejecica, viejecica,
viejecica, viejecica,
a tu Virgen que es tan güena,
dile tú que me perdone
que te quiera más que a ella,
que te quiera más que a ella,
viejecica, viejecita.

PASTORA
De Virgen sé yo una que es un portento.
No hay en otra ninguna
más sentimiento.
Los ojos, con que lo miro
te ofrezco yo, Virgen mía,
porque no miren a otra los ojos,
con que ér me mira,
con que ér me mira,
con que ér me mira.

MARIANO
Es tanto lo que la quiero
es tanto lo que la quiero,
que cuando labro la tierra,
mi arado escribe en el surco
su nombre letra por letra,
letra por letra.

PASTORA
Lo yevo tan en el arma,
que cuando yoran mis ojos,
en cada lágrima mía
va una imagen del que adoro.

MARIANO
De cariño una rosa
planté en mi pecho,
y los celos me espinan:
¡malditos celos!

PASTORA
El cariño es un niño
que yora y ríe:
el cariño sin yanto
no echa raíces.

MARIANO
Yo bendigo a todas horas
la tierra donde nací...

PASTORA
(Interrumpiéndole)
¡Eso es de mi tierra!

MARIANO
¡No, que es de la mía!

PASTORA
¡Siempre se ha cantao
por Andalusía!

MARIANO
¡Pues en Zaragoza
ya lo escucharía!

PASTORA
¡Eso es de mi tierra!

MARIANO
¡No, que es de la mía!

PASTORA
¡Eso es de mi tierra!

MARIANO
¡No, que es de la mía!
Yo bendigo todas horas.

PASTORA
Yo bendigo todas horas...

MARIANO
La tierra donde nací...

MARIANO
La tierra donde nasí...

MARIANO
Porque por algo mi madre...

PASTORA
Porque por argo mi madre...

MARIANO
Hizo que naciera allí...

PASTORA
Hiso que nasiera ayí.
Hiso que nasiera ayí.

MARIANO
Hizo que naciera allí.


______________



Soleares “Un dolorcito que tengo”: (Ansúrez, Mister Blay, Pastora, Manuela, Medina, Conchita)

ANSUREZ
¡Ay! ¡Ay!

(Cantando al son de la guitarra)

Un dolorsito que tengo,
no lo curan melesinas;
lo curan tus ojos negros.

(Los compañeros le jalean)
No lo curan melesinas;
lo curan tus ojos negros.
Un dolorsito que tengo.

(Hablado)

MISTER BLAY.- No me gusta.

ANSUREZ.- ¿No le gusta? Pasaremos ar moyate a ver si le gusta.

(Cantado)

ANSUREZ
La estreyitas que hay en er sielo
me dan consuelo de cuando en cuando,
y las estreyas que hay en tu cara
me tienen siempre desconsolao.
Mándame un besibitihito
de la tu boquibitibita,
que estoy enfermibitibito
de calenturibitibita.
Mándame un besibitihito
de la tu boquibitibita,
que estoy enfermibitibito
de calenturibitibita.

(Los compañeros se entusiasman, a ver si contagian a Mister Blay)

(Hablado)

MISTER BLAY.-No me gusta.

ANSUREZ.- (Como quien traga una píldora sin agua) ¡Vaya por Dios! A éste inglés no le gusta ni el güisqui.


______________



Plegaria. “Oiga usté lo que le dijo una baturra a la Virgen del Pilar”: (María Pilar)

MARIA PILAR 
Oiga usté lo que le dijo
una baturra al llevar
a presentale su hijo
a la Virgen del Pilar.

(Como si tuviera un niño en brazos y le hablara a la Virgen)

Ampara a este retoño
que me ha nacido
de unas conversaciones
con mi marido.
Quiero que saque el genio
como su madre,
y la cabeza dura
como su padre.
Quiero que cuando sienta
la sangre moza
se lo rifen las chicas
de Zaragoza.
Quiero que nunca pase
la pena negra:
quiero que si se casa
no tenga suegra.
Quiero que sea alegre
para el trabajo,
y español y baturro
de arriba abajo.
Esto fue lo que le dijo
una baturra al llevar
a presentale su hijo
a la Virgen del Pilar.


______________



Canción de Pastora “Te quiero”: (Pastora)

PASTORA
Te quiero
cuando por mi caye arriba
vienes vendiendo salero.
Me quieres
cuando me asomo a mi puerta
de veintisinco arfileres.
Te quiero
porque en teniéndote ar lao
me orvío der mundo entero.
Me quieres
porque en estando a mi vera
se acabaron las mujeres.
Te quiero
porque mirando me hieres:
me quieres
porque mirando te hiero.
Por lo grasioso que eres,
por mi charla salamero,
porque entre sien me prefieres,
porque entre mil te prefiero;
¡ay, compañero
de mis quereres!
por eso tanto me quieres;
por eso tanto te quiero.
Por lo grasioso que eres,
por mi charla salamero,
porque entre sien me prefieres,
porque entre mil te prefiero;
¡ay, compañero
de mis quereres!
por eso tanto me quieres;
por eso tanto te quiero,
por eso tanto te quiero.


______________



Copla final “Al que hable mal de España”: (Mariano)

MARIANO
Aquel que hable mal de España,
aquel que hable mal de España
un castigo ha de tener:
echarlo a una tierra extraña
y no dejarlo volver
y no dejarlo volver
y no dejarlo volver.





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario