domingo, 19 de enero de 2014

Las Bravías (Libreto)



LAS BRAVIAS



Sainete lírico en un acto dividido en cuatro cuadros. Basado en la comedia de Shakespeare La fierecilla domada.

Libro de José López Silva y Carlos Fernández Shaw.

Música de Ruperto Chapí.

Estrenado en el Teatro Apolo la noche del 12 de Diciembre de 1896.


REPARTO (Estreno)

Patro - Srta. Brú.

Señá Melania - Vidal.

La Primorosa – Sra. Perales.

Señá Inicia – Sra. Alarcón.

Pepa - Srta. González.

Paca – Srta. Palmer.

Tomasa - Sra. A. Rodríguez.

Chula 1ª - Srta. González.

Chula 2ª – Srta. De Diego.

Chula 3ª – Srta. Alonso.

El Señor Lucio - Sr. Rodríguez.

El Gurriato – Sr. Emilio Mesejo.

El Señor Colás – Sr. J. Mesejo.

Epifanio – Sr. Ripoll.

Vencejo – Sr. Ontiveros.

Un Monaguillo – Sr. Manzano.

Chulo 1º - Sr. Márquez.

Chulo 2º - Sr. Ester.

Pelegrín – Sr. Picó.

Coro general

Derecha e izquierda las del actor.

La acción del primer cuadro y la del tercero en un lavadero a orillas del Manzanares. La del segundo en una calle de Madrid. La del cuarto en Aravaca. — Epoca actual El derecho de reproducir los materiales de orquesta de esta obra pertenece a D. Pablo Martín, a quien dirigirán sus pedidos las empresas teatrales que deseen ponerla en escena.


ACTO UNICO


CUADRO PRIMERO

Sala pobre en casa de la sena Melania. Adornan las paredes encaladas varias láminas de "La Lidia». Cuelga del techo una lámpara encendida, con adornos, igualmente, de flores de trapo. Otra lámpara sobre una cómoda, en la que hay también una bandeja con pastas y Otra con una botella de agua y varias copas. Puerta ancha al foro y ventanas a un lado y otro de aquélla. Puertas laterales. Sofás y sillas de Vitoria.


ESCENA PRIMERA

Señá Melania, Señor Colás, Patro, Señor Lucio. El Gurriato, La Primorosa, Epifanio, Señá Inacia, Chulas 1ª 2ª y 3ª Chulos 1° y 2º y Coro General. Al levantarse el telón debe presentar la escena un cuadro animadísimo. En un extremo dos bandurristas y dos guitarristas acaban de interpretar una pieza de baile. Casi todos los demás concurrentes aplauden el número y piden la repetición. Hay gente sentada en los sofaes y sillas, parejas que pasean, y entre ellas las formadas por Patro con Epifanio y la Primorosa con el Gurriato, y un grupo de «mirones» en el centro. La seña Melania y el señor Colás, que ejerce de bastonero y lleva en la mano derecha una alta vara, discurren de un lado a otro. El señor Lucio no quita los ojos de Patro.

(Música)

TODOS
¡Olé!
¡Que sigan!
¡Olé!

COLAS y MELANIA
¡Que no vuelvan a parar!

GURRIATO
(A Primorosa)
¡Vaya un modo de bailar
el que tiés!

ELLOS
¡Viva mi chulapa!

ELLAS
¡Calla, retrechero!

ELLOS
(A Melania)
¡Viva la patronal!

ELLAS
(A Colás)
¡Viva el bastonero!

LUCIO
(A Patro)
¡Mucho te diviertes!

PATRO
(Recalcando la frase)
Tengo mis motivos.

LUCIO
¡Logrará que al cabo
pierda los estribos!

ELLAS
¡Que sigan pronto,
señor COLAS!

ELLOS
¡Seña Melania,
que toquen más!

LUCIO y GURRIATO
¡Que no lo dejen!

PATRO
(Al Señor Lucio)
¡Lo que es por mí!

MELANIA
(A los músicos)
¡Vamos, señores!

COLAS
(Idem)
¡Venga de ahí!

TODOS
¡Si!
¡Sí!
¡Venga de ahí!
¡Venga de ahí!

ELLOS
(A las parejas)
Pa que usté baile
yo estoy aquí.

(Principia nuevamente una pieza de baile, dentro de la cual, y convenientemente «espaciadas,» irán destacándose las frases que siguen, hasta el momento de estallar la bronca)

MELANIA
(Que lleva en las manos la bandeja de pastas y las ofrece a una Chula que está sentada y en conversación con su hombre)

Tome usté un bollito, que son de la Céres.

CHULA 1ª
¿Lo tomo, Celipe?

CHULO 1º
Tómalo si quieres.

(Toma la Chilla un bollo. La seña Melania la corresponde con una sonrisa y signe ofreciendo su obsequio)

CHULO 2º
(A otra Chula que está sentada junto a la seña Inicia invitándola a bailar, según es en ellos costumbre, extendiendo ceremoniosamente el brazo derecho)
¿Puede ser, maestra'?

(Ella le contesta, con un movimiento de cabeza, negativamente.—Con sorna)

¿Está usté de. luto?

CHULA 2ª
¿Ve usté, seña Inacia?

INACIA
(Despreciativamente, mientras el Chulo se aleja contoneándose)
Déjale a ese bruto.
LUCIO
(A Patro que pasa bailando con Epifanio)
¿Vamos un poquito?

PATRO
(Con sequedad) ¡No te canses!

LUCIO
(Tragando quina) ¡Bueno!

CHULA 3ª
(A su pareja en el lado opuesto)
¡Jesús, Telesforo, no sea usté onceno!

MELANIA
(A Patro)
¡Baila con él, terca!

PATRO
¡No me da la gana!

EPIFANIO
Se agradece, Patro.

COLAS
(A otra Chula que está muy amartelada con su hombre)
¡Vamos, Cayetana!

GURRIATO
(A Primorosa, que pasa bailando con él)
¡Estás esta noche, que me das el opio!

COLAS
(A Gurriato)
No te arrimes tanto, que no paece propio.

PRIMOROSA
(A Colás)
¡Ay, Dios, qué finolis!

COLAS
(Distrayéndose con otra pareja)
¡Ole las mujeres!

MELANIA
(Ofreciendo las pastas a otro invitado)
¡Tome usted un bollito, que son de la Céres!

(A Colás, por Patro)

¿Has visto esa perra?

INACIA
(Por Patro y Epifanio)
¡Miá que van guasones!

LUCIO
(Que no ha dejado de seguir con los ojos a Patro y ha estado dos ó tres veces a punto de estallar)
¡Ea! Se acabaron las contemplaciones!
¡Afuera!

EPIFANIO
¡Una miaja
de circunspección!

LUCIO
¿Quién lo ha dicho?

EPIFANIO
¡Mangue!

LUCIO
¡Quite usted, guasón!
(Lucio separa violentamente a Epifanio de Pairo. Empieza la bronca)

EPIFANIO
(Yendo hacia Lucio)
Repítalo.

LUCIO
Cien veces
se lo repetiré,
puesto que no le basta
con la primera vez.

COLAS y MELANIA
¡Señores! (interponiéndose)

EPIFANIO y PATRO
¡Sinvergüenza!

LUCIO
¡Granuja!

TODOS
¡Ya se armó!
¿Qué pasa?
¿Qué sucede?


PATRO
¡Grandísimo bribón!

GURRIATO
(Que acude al lado de Lucio)
Van ustés a ver.

PRIMOROSA
¡Detente, por Dios! (Conteniéndolo)

COLAS
(A Melania, por Lucio)
¡Yo corro con él!

MELANIA
¡Patro, por favor!

LUCIO
(A Epifanio)
¡Afuera, si tié
sangre y corazón!

EPIFANIO
(A Patro, que procura interponerse entre él y Lucio, y sacando y abriendo una navaja)
¡Déjemelo usté!

PATRO
(Arrancándole la navaja)
¡Pa ese, basto yo!

TODOS
(Yendo hacia Lucio)
¡No!
 (Coincidiendo con el final del número, queda formado, un cuadro plástico. En el centro Patro, navaja en mano, que quiere precipitarse contra Lucio. Este en la actitud marcada. Melania, Colás, Gurriato y Primorosa, conteniendo a Patro y a Epifanio. El coro, en diversos grupos que contribuyen al efecto del cuadro)    

(Hablado)

COLAS
(Interponiéndose entre Lucio y Epifanio)
¡Señor Lucio! ¡Pifanio! ¡Tu! (A Patro) Que es esto?

LUCIO
(Desdeñosamente)
¡Música celestial!

EPIFANIO
(Muy irritado)
¡Que tengo ganas de comerme unos hígados!

LUCIO
¡Y al hombre no le dejan!

GURRIATO
(A un desplante de Epifanio)
¡Mentira!

COLAS
¡Vamos, calma! Aquí no ha pasao ná. ¡Venga ese chisme!

(Quitándole la navaja a Patro)

LUCIO
Déselo usté al señor, (Por Epifanio) que le hará falta pa pinchar caracoles.

EPIFANIO
¡Y asaduras de gallina!

GURRIATO
{A Lucio) ¿Le escupo?

COLAS
¡Vamos, haiga vergüenza, urbanidaz y razocinio, señores, que no estamos en la cuadra!

MELANIA
(A PATRO, que se habrá separado del grupo)
¡Tú tiés la culpa, fiera!

PATRO
(Indignada) ¿Yo?

MELANIA
¡Tú!

PATRO
¡Madre, no me caliente usté!

COLAS
(A los convidados) Siento en el alma que en un día como este, en que celebra su cumpleaños mi esposa morganática, y cuando honestamente, en lo que cabe, cuasi todos ustedes se entregaban al solaz, y cuando era el lavadero propiamente un ledén más bien que casa, haiga venido a introducir los remos un cimbel sin decoro ni crianza.

LUCIO
(Creyéndose aludido)
¡Señor Colás!

MELANIA
(A Lucio) Lo dice por Pifanio. Usté hace aquí lo que le dé la gana.

COLAS
Hago mías las frases lisonjeras lo que ha emitido mi esposa.

EPIFANIO
(Ofendido) ¡Muchas gracias!

COLAS
No se merecen.

LUCIO
(A Colás) Bueno, menos música, y limpie usté el local, que me da nausias el escucharle a ustez.

PATRO
Estoy por...

MELANIA
(Conteniéndola) ¡Patro! ¡Ten prudencia!

COLAS
Me azdiero a las palabras lisonjeras de aquí, (Por Lucio) y ustés dispensen, y ya saben ustés que esta es su casa, pero, ahuequen ustés.

PATRO
¡Vaya unas formas!

EPIFANIO
¿También yo?

COLAS
¡Natural!

CHULO 2º
¡Misté que lástima! ¡Cuando estaba usté toda conmovida!

CHULA 2ª
¡Cá!

GURRIATO
(A Lucio) ¿Tiés ahí un pitillo?


LUCIO
¡Toma!

TODOS
Vaya, buenas noches.

MELANIA
Muy buenas.

COLAS
Buenas noches, y no olviden ustés que esta es su casa.

(Vanse los convidados)

GURRIATO
¡Trae pa acá una cerilla!

LUCIO
Si quiés algo pídelo con franqueza.

GURRIATO
Muchas gracias.

COLAS
(A Guriato) ¡Siéntese usted!

GURRIATO
No quiero.

COLAS
(A Melania) ¡Qué expresivo!

GURRIATO
(A Primorosa) ¡Tú!

PRIMOROSA
¡Qué!

GURRIATO
¡Largo!

PRIMOROSA
¡Anda, vente!

GURRIATO
Yo hago falta,

(Señalando a Lucio)

¿No ves tú que sin mí no vale el hombre pero que ni dos céntimos pá nada?

PRIMOROSA
Pues adiós. (Mutis por el foro)

GURRIATO
¡Adiós, Venus!

EPIFANIO
Ese tío, como hay Dios en el cielo, me la paga.


ESCENA II

Melania, Patro, Lucio, Colás, Epifanio y Gurriato.

COLAS
(A Melania y refiriéndose a Epifanio)
¡Ese nos va a dar la noche!

MELANIA
¡Pues como se empeñe en dárnosla,
por estas, que le estropeo
las facciones.

GURRIATO
(Se supone que habla con la Primorosa desde la puerta del foro)

¡Vamos, arza!

LUCIO
¡Patro!

GURRIATO
¿Qué? Veste con esas.
Y a ver si te caes al agua;
ten cuidao.

COLAS
(A Epifanio)
¡Tú!

EPIFANIO
¡Qué!
No quiero.

(Viendo que le hace ademán de que se vaya)

LUCIO
(A Patro)
Pero di, ¿por qué me tratas
con ese rigor, si sabes
que tus desdenes me matan
y que ca vez que me miras
así, me se parte el alma
de dolor?

MELANIA
¡Duro con ella!

LUCIO
¡Qué hermosa que estás!

PATRO
(Aparte y con ira)
¡¡Machaca!!

COLAS
(A Gurriato que vuelve del foro)
¡Gurriato!

GURRRIATO
¡Qué!

COLAS
Tú que tienes
facilidaz de palabra
y arreglas tóos los negocios
con finura y diplomacia,
a ver si le dices a ese
calabacín que se vaya,
porque si yo me caliento
no respondo.

MELANIA
¡Quién, tú!

GURRIATO
¡Basta!
Con buenas formas se arregla
tóo en este mundo.

GURRIATO
Déme usté un cigarro.

COLAS
¡Toma!

GURRIATO
Venga un misto (Se lo da)

LUCIO
(A Patro)
¡Pero, ingrata,
desarruga ese entrecejo
y óyeme como Dios manda,
que a un grillo, con ser un grillo,
se le atiende cuando canta!

MELANIA
¡Cuidado que es perra! (A Colás)

COLAS
¡Por algo
le distes tú la laztancia!

MELANIA
¡Toma! (Le pellizca)

COLAS
¡Vamos, no pellizgues!

MELANIA
¡Tráete esas sillas, badana!

LUCIO
(A Patro)
¿Te incomodo?

PATRO
Ya lo sabes.

LUCIO
Mira que te quiero.

PATRO
Gracias.

LUCIO
Mira que me muero.

PATRO
Al hoyo.

LUCIO
Mira que me abraso

PATRO
Papas.

LUCIO
¡¡Mira que ya me se sube
la bilis a la garganta!!

PATRO
(Volviéndose airada)
¡¡Y qué!!

(Durante este diálogo, al principio del cual Melania y Colás se retiran por la puerta de la derecha llevándose varías sillas, según se indica a su tiempo, Gurriato se entretiene en hacer el cigarro con mucha calma y mira desdeñosamente a Epifanio)

GURRIATO
(Después de encender el cigarro y dirigiéndose a Epifanio con mucha gravedad)
¡Servidor!

EPIFANIO
¿Qué ocurre?

GURRIATO
Como ocurrir... cuasi nada:
que aquí, los señores?, tienen
que hablarse cuatro palabras
reservas... y me se antoja
que estorba usté.

EPIFANIO
¿Quién, yo?
(Haciendo ademán de sacar la navaja)

GURRIATO
(Deteniéndole el brazo) ¡Calma!
Y no se rasque el amigo,
porque too aquél que se rasca
en sociedaz, manifiesta
que debe estar en la piara.

EPIFANIO
¡Cuidao con las expresiones!

GURRIATO
¡Usté se entera y se calla!

LUCIO
(A PATRO)
¡Tú caerás!

PATRO
¡Puede!

LUCIO
¡Cayeron
torres muchísmo más altas!

GURRIATO
¡No sea usté cabezota, (A Epifanio)
ni gili, ni papanatas!
Ese le pone a usté el rostro
lo mismo que una ensaimada,
y se expone usté a que luego
no le conozcan en casa.

EPIFANIO
¡Eso... dicen! (Vuelven Melania y Colás)

MELANIA
¿Entoavía
está aquí ese pocalacha?

COLAS
A ese no hay Dios que le saque
del local ni con tenazas.

MELANIA
¿Que no? ¡Verás! (Coge una silla)

COLAS
(Conteniéndola) ¡No te pierdas,
mujer!

GURRIATO
En una palabra,
que usté va a dirse en el azto
por la buena o por la mala,
¿verdad?

EPIFANIO
Me voy, porque veo
que está la seña Melania
así como si quisiera
suplicarme que me vaya,
pero...

GURRIATO
(Empujándole suavemente)
¡Largo!

EPIFANIO
Pero coste
que ese no se va de guagua,
porque el que a mí me provoca...

GURRIATO
(Empujándole con violencia)
¡Vamos, hombre, menos gaitas!

EPIFANIO
¡No hay que arrempujar!
MELANIA
(Vuelve a coger la silla) ¿Alivias?

EPIFANIO
Sí, señora.

COLAS
(A Melania) ¡Quieta!

EPIFANIO
(A LUCIO desde el foro) ¡Miálas!


ESCENA III

Patro, Melania, Lucio, Colás y Gurriato.

PATRO
(Levantándose muy incomodada)
¿No has oído que no puedo
verte ni en pintura?... ¡Vaya!
¿Cómo se dicen las cosas?
¿Hay que decirlas cantadas?

(Pasea por el escenario nerviosamente)

MELANIA
(A Colás) ¡Se destapó!

GURRIATO
(A Lucio) ¡Vaya un genio
pá cazar perdices!

COLAS
(A Melania)
¡Miála!
¡Paece el tigre del Retiro
dando vueltas por la jaula!

MELANIA
(Resueltamente)
¡Ustés aquí!

(Llevando a un ludo a Colás, Lucio y Gurriato)

COLAS
No la inrites,
que es peor el inritarla.

MELANIA
¡Patro!

PATRO
¡Qué!

MELANIA
Cálmate un poco
y escucha cuatro palabras
con atención, porque hoy tienen
que quedar las cosas claras.

PATRO
Ya lo están.

MELANIA
Digo que escuches,
que es tu madre quien lo manda.

PATRO
Ya lo están.

MELANIA
Digo que escuches,
que es tu madre quien lo manda.

PATRO
Ya estoy escuchando.

MELANIA
Lucio,
que es una persona honrada,
y que cuenta con posibles
y que te quiere con ansias
nos ha pedido tu mano.

PATRO
¿Pá qué?

MELANIA
Porque le hace falta.

PATRO
Y a mí también.

MELANIA
¡Mira, Patro,
que si lo pierdes te matas!

PATRO
Angelitos a la gloria.

MELANIA
¡Mira que hoy es una ganga
tropezar con un sujeto
guapo, formal y con pasta!

PATRO
No me sirve.

MELANIA
¿Tú qué sabes?

PATRO
Ni le quiero.

MELANIA
Ni hace falta,
ya le quedrás cuando tengas
con él cierta confianza.

PATRO
¿Yo con él? No le hará daño.

MELANIA
Pero, ven acá, so pava,
que hay que meterte las cosas
en el cuerpo con cuchara.
¿Qué vas a hacer en el mundo
sola el día de mañana
que yo le falte?

PATRO
Lo mismo
que hace usté hoy; alquilar bancas
y dar recuelo, dos cosas
muy decentes a Dios gracias!

MELANIA
¿Y no es una gran simpleza
que por testaruda vayas
toda tu vida con cuatro
pingos encima del alma,
cuando ese te llevaría
lo mismo que una azafata?

PATRO
¡Bueno, déjeme usté, madre,
que hoy está usté más pesada
que el arrope, y yo no tengo
humor pá oír serenatas!

MELANIA
¡Piénsalo bien!

PATRO
¡Dale, bola!

MELANIA
¡Mira que tié cuatro casas!

PATRO
¡Que le aprovechen!

MELANIA
¡Y un coche!

PATRO
¡Es más sano el ir a pata!

MELANIA
¡Mira que debes casarte!

PATRO
(Fuera de si)
¿Y usté por qué no se casa,
y está soltera entoavía?

MELANIA
¡Por mor de las circunstancias!

PATRO
¡Bueno, pues yo estoy por mor
de que no me da la gana!
¡Y déjeme usté los nervios...
y váyase usté a la cama,
porque me se está picando
la sangre!...

MELANIA
¡Taday! ¡Salvaja!

PATRO
¡Madre! (Se sienta en una silla, airadamente)

LUCIO
(Yendo hacia la seña Melania)
¿Qué ocurre?

MELANIA
(A Colás, desentendiéndose de Lucio)
¿Tú has visto?...
¡Loba! ¡Más que loba!

COLAS          
Calma,
mujer!


(Siguen hablando Colás y Melania vivamente)

GURRIATO
(A Lucio) ¡Oye!

LUCIO
¿Qué?

GURRIATO
¡Pá mí
que te quedas con las ganas!

LUCIO
¿Yo? Tú sabes si la quiero,
y yo sé que he de amansarla,
y acabará por quererme,
porque en el fondo no es mala.
¡Custión de paciencia!

GURRIATO
¡Y párpado!

LUCIO
¡Lao izquierdo, y arte, y maña!
¡Al tiempo!

MELANIA
(Que continúa su conversación con Colás)
¡Si es una fiera!

LUCIO
¡Mire usté, seña Melania!
¡Tóo eso... es pico!

MELANIA
¿Pico?

COLAS
¡Pico!

LUCIO
¿Sabe usté lo que hace falta
para dejar a esa fiera
más flexible que una malva?...

MELANIA
¡Ser Dios!

LUCIO
Menos. Un par de horas,
cuatro mimos y una estaca.

PATRO
¡A mi! (Levantándose súbitamente)

LUCIO
¡Digo!

PATRO
¡¡A mi!!

LUCIO
¡Y a todos
los bichos de tu calaña!

PATRO
¡¡¡Pero a mí!!! (A todos)
Salgan ustedes,
un rato. (Rabiosa) ¡Fuera!

COLAS
¡Lo mata!

PATRO
¡A ver los hombres de empuje!

LUCIO
¡A ver las mujeres bravas!

MELANIA
¡Trátemela usté con tiento! (A Lucio)

COLAS
¡Tenga usté cuidao, que araña! (Idem)

PATRO
¿Pero son ustedes sordos?

GURRIATO
¡Avisa si quieres arnica! (Idem)


ESCENA IV

El Señor Lucio, Patro.

PATRO
Solos estamos ya. Conque principia.

LUCIO
(Con dulzura)
¡Patro!...

PATRO
(Imitándole burlonamente)
Patro...

LUCIO
¿Qué es eso?

PATRO
¡Vaya un hombre!

LUCIO
(Cambiando de tono)
¡Eso es lo que tú ignoras!

PATRO
A Dios gracias.

LUCIO
¡Y lo vas a saber!

PATRO
¡O no!

LUCIO
Pues oye.
Te quiero más que al mundo...

PATRO
Se agradece.

LUCIO
Y vas a ser pa mi, porque te coste
que lo dicho está dicho, y que te quiero...

PATRO
...Más que al mundo...

LUCIO
¿Te burlas?

(Patro hace un mohín despreciativo y vuelve en seguida a su actitud de indiferencia)

¡Anda, ponte
con morros otra vez, que tú no sabe«
lo bonita que estás! ¿Pues no supone
cuasi tóo el que te trata, dando pruebas
de que entre tos ninguno te conoce,
que eres un basilisco? Lo que pasa
es que no quieres tú que te encocoren
con éstas y las otras; que te gusta
hacer tu voluntad, y que te corres
un poco de la lengua y de la mano
si viene a mano...

PATRO
¡Bueno!

LUCIO
Pero al hombre
a quien así le agradas, porque tiene
gusto y necesidaz de ser tu cónyugüe,
¿qué se le importa?

PATRO
¡Nada!

LUCIO
(Acercándose a ella)
Si está muerto
por esos dos ojazos habladores
y por esas manitas juguetonas
y por esa cintura... (Pretendiendo abrazarla)

PATRO
(Retrocediendo rápidamente) ¡¡No me toques!!

LUCIO
¡Patro! Mira que...

PATRO
¡Cá! ¡Fanfarria pura!
¡Siempre dije que vas vestido de hombre
por una distracción, cuando estarías
que ni pintao con chambra y pantalones
de bombasí!

LUCIO
(Amenazándola) ¡Cuidao con lo que dices!
(Patro retrocede. Lucio va hacia ella como dolido de que Patro no siga haciéndole frente)

Pero, ¿es que tienes miedo de los hombres?

PATRO
(Rehaciéndose y volviéndose airadamente)
¿Yo?

LUCIO
¡Ni yo de los hembras con agallas!
¿Puede haber dos criaturas más acordes?
¡Si somos tal pa cual!

PATRO
Pero ¿es que insistes?

LUCIO
¡Tié gracia! ¡Que si insisto! ¡Vamos! Oyeme.
¡Soy yo capaz de too!.

PATRO
(Con sorna) ¿Sí?

LUCIO
¡Ya lo sabes!

(Con gran violencia)

Y pídele a la Virgen que no monte
yo en cólera, y te saque por un brazo
a mitad del arroyo, porque entonces...

(Transición)

Y después de too ¿qué? ¿qué es lo que pasa?
¿que murmuran? ¿que tienes detratores?
¿que dicen si arrugas ó no arrugas
el entrecejo? ¿y qué? ¿que si te pones
como una fiera a lo mejor, y quieres
arañar a Dios padre si lo coges?
¿que golpeas los cascos en el suelo
como una bestia? ¿Y qué?

(Lucio va diciendo todas estas cosas a medida que va haciéndolas Patro)

¿Que si das voces
capaces de atronar a to el destrito?

PATRO
(Gritando)
¿Yo?

LUCIO ¡Tú!

PATRO
(Como antes) ¡Yo! ¡Yo!

LUCIO (con soma) ¡Si! ¡Tu! ¿Serán guasones?
¡Cuando tú, gloria de las glorias, eres
por lo dulce un almíbar ó un arrope
y un pedazo de rosca por lo buena,
y un conejito de Lidias por lo dócil!
(Mientras va diciendo a Patro estas zalamerías va acercándose a ella nuevamente, procurando abrazarla. Patro, al advertir el juego, levanta la mano, como para pegarle un bofetón)

LUCIO
¿Otra vez? (Apartándose)

PATRO
¡Si lo buscas!

LUCIO
(Resueltamente)
¡Lo que busco,
pá que puedas decir que me conoces,
es dominarte y te domino!

(Sujetándola fuertemente por las muñecas con ambas manos)

¡Quieta!

(Patro intenta desasirse, pero inútilmente)

¡¡Digo que quieta, Patro!! ¡No me enojes!
¡Ya eres mía! ¿Lo ves? (Soltándola)

(Transición)
Porque te quiero
con fatigas.

PATRO
(Confundida) ¡Te portas como un hombre!
¡Y con una mujer!

LUCIO
¡Digo que mutis!
¡que no vale decir oste ni moste!

PATRO
(Aparte)
(¡Es que me vuelve sin querer tarumba!)

LUCIO
¡Ya lo sabes! ¡Te quiero! ¿Qué respondes?

PATRO
¿Quién? ¿Yo? ¡Que te aborrezco!

LUCIO
¡Pues corriente!
¡Aquí no hay más que hablar! ¡No te sofoques!
¡¡Dentro de dos semanas nos casamos!!

PATRO
¡He dicho que no quiero!

LUCIO
(Continuando sin hacerla caso)
Por tu dote
no ha de quedar. Ya sabes que me sobran
los duros y me sobran los riñones
pa gastármelos. ¡Digo! ¿Quién cargaba
si no, contigo?... ¡Vaya! ¡Que la goces!

(Patro va a decir algo)

¡Ni una palabra más!

PATRO
Es que...

LUCIO
¡Silencio!
(Llamando)
¡Señor Colás! ¡Aquí!

PATRO
¡No me provoques!

LUCIO
¡Seña Melania!

PATRO
(Con rabia) ¡Lucio!

LUCIO
 (Con mucha intención al oído y cogiéndola de un brazo)
Como digas
delante de tus ínclitos mayores
que no quieres ser mía, te aseguro
que te queda recuerdo de esta noche.


ESCENA V

Dichos, Melania, Colás y Gurriato, que aparecen a su debido tiempo por distintas puertas.

(Música)

LUCIO
(Llamando)
¡Señá Melania!
¡Señor Colás!
¡Vamos, aprisa!
Vengan acá.

MELANIA y COLAS
¿Qué es lo que ocurre?

PATRO
¡Qué charraná!

GURRRIATO
(A Lucio)
¡Aquí me tienes!

COLAS, MELANIA y GURRIATO
Qué pasará?

LUCIO
(A Colás y Melania)
Vengan acá.

PATRO
(A Gurriato)
Venga usté acá.

COLAS, MELANIA y GURRIATO
¿Qué pasará?

LUCIO
(A Colás y Melania)
Esto es todo
pan comido.
Al momento
se ablandó.

COLAS y MELANIA
¿De verdá?

LUCIO
Sí, señor.

COLAS y MELANIA
¡Ojalá!

PATRO
(A Gurriato en el lado opuesto de la escena)
Sus palabras
me trastornan;
me enloquecen...
¿Qué sé yo?

GURRIATO
¿De verdá?

PATRO
¡Sí, señor!

GURRIATO
¡Ole ya!

LUCIO
(A Colás y Melania)
No es extraño que aun conserve
arrugado el entrecejo
ni que grite, ni que rabie.

COLAS
¿No?

MELANIA
¿No?

LUCIO
¡No!
Todo tiene
su debida explicación.
Esas cofas y otras muchas
son efectos naturales
del rubor.

COLAS y MELANIA
(Con asombro)
¿Del rubor?

LUCIO
¡Si, señor!
¡Del rubor!

PATRO
(A Gurriato)
Yo no digo que le quiera
yo no digo que me irrite,
yo no digo que me guste

GURRRIATO
¿No?

PATRO
¡No! ¡No!
Lo que digo,
y esto es claro como el sol,
es que nadie va a sentarle
a ese mozo las costuras
más que yo.

GURRIATO
¿Cómo no?

PATRO
¡Sí, señor!

GURRIATO
(¿A que no?)

LUCIO
Luego dicen que es arisca
y despótica y cruel.
Para el hombre que la quiere
es más dulce que la miel.
(A Patro)
Repítele a todos
lo que nos decíamos
hace tres minutos
juntitos aquí.

PATRO
(Resueltamente)
¡Lo voy a decir!

LUCIO
(Cortándole la palabra)
Pero no... más vale
que te lo reserves.
No quiero que pases
fatigas por mí.

(A Colás, Melania y Gurriato)

¡La pobre es así!

(A Colás)

La tuve a mis plantas
en cuanto empecé.

(Echando a un lado a Lucio)

PATRO
¡Eso es un infundio!
No lo crea usté.

COLAS
¡Cualquiera adivina
lo que he de creer!

GURRIATO
(A Colás)
¡Pues es muy sencillo!
¡Créale usté a él!

LUCIO
(A Melania)
Dentro de muy poco
la boda será.

PATRO
(A Melania, como antes)
Diga usté que miente.
¡Yo no he dicho ná!

MELANIA
Yo no sé a qué palo
me debo quedar.

GURRRIATO
(A Melania)
Lo que diga Lucio,
¡eso es la verdad!

PATRO
Es horrorosa
. mi situación.

LUCIO
No hay quien resista
mi voluntad.

COLAS
Hombres tan ternes
están de non.

MELANIA
Diera tres duros
por la verdad.

GURRIATO
Yo no podría
dar ni un botón.

LUCIO
¡Desde un principio dijo que sí!

PATRO
¡Eso es mentira! ¡Dije que no!

LUCIO
(A todos)
¡Sí! ¡Sí!
¡Sí! ¡Sí!

PATRO
(A todos)
¡No! ¡No!
¡No! ¡No!

(Hablado)

COLAS
Conque, vaya, ¿quedamos?

LUCIO
¡En lo dicho!

MELANIA
¡Gracias a Dios, mujer!

PATRO
Es que...

LUCIO
¡Silencio!

(Pausa)

PATRO
Bien; pues... entre saltar por el viaduto
a casarme con el, ozto por esto.

(A Melania)

¿Quiere usté más?...

GURRIATO
¡Qué dócil!

LUCIO
¡Y qué amable!

GURRIATO
(¡Cuánto más te valiera lo primero!)

(A Lucio)

¡Tóo, por no confesar que la dislocas!
¡Miá lo que hace el rubor!

LUCIO
¡Ya lo estás viendo!

PATRO
(A Colás y Melania)
¿Y cuándo nos casáis?

(A Lucio)
¡Los malos tragos
hay que pasarlos pronto!

LUCIO
¡Calla, cielo;
y no te vengas ahora con pamplinas,
porque ya tos están en el secreto!

PATRO
(A Lucio)
¡Mira, que como sigas con tus bromas
va a salir too rodando por el suelo!

COLAS
(A Patro)
¡Mira que si lo pierdes, nos revientas!

MELANIA
(A Patro)
¡Mira que estás jugando con el fuego
y te vas a abrasar!

LUCIO
(A Gurriato)
¡Mira qué suerte!

GURRRIATO
(A Lucio)
¡Mira tú que tó el monte es orégano!

LUCIO
(A Melania)
¡Querida suegra, adiós!

MELANIA
(A Lucio)
¡Adiós, hijito!

LUCIO
(A Colás)
¡Señor Colás, abur!

GURRIATO
(A Colás)
¡Querido suegro!

COLAS
¡Vamos, hombre!

LUCIO
(A Patro)
¡Lo dicho!

PATRO
(A Lucio)
¡Que te vayas!

LUCIO
(A Patro)
¡Que te quiero, mujer!

PATRO
(A Lucio)
¡Que no te quiero!

LUCIO
(A Patro)
¡Que te vas a morir por mis pedazos!

PATRO
(A Lucio)
¡Que voy a repetir que te aborrezco!

LUCIO
(A Melania y Colás)
Perdone ustez y ustez. Era que estábamos
jurándonos amor, entre concetos
más dulces que la miel.

PATRO
(Fuera de sí) ¡Mentira! ¡Miente!

LUCIO
¡Mujer, si ya no valen fingimientos!

(A Colás y Melania)

¡Abur!

(A Patro)

¡Lo mismo digo!

PATRO
(A Lucio)
¡Escucha!

LUCIO
(A Gurriato)
¡Vamos!

PATRO
¿Tos están contra mi? ¡Pues acabemos!

LUCIO
(Va hacia la puerta del foro con Gurriato y dice en actitud de desafío)
¡Dentro de dos semanas nos casamos!

PATRO
(Yendo hacia él como una fiera, a punto que la detienen Colás y Melania)
¡Dentro de dos semanas nos veremos!


CUADRO SEGUNDO

Telón corto de calle


ESCENA VI

La Primorosa, enojada y seguida de Gurriato.
PRIMOROSA
¡Quita de ahí, mala persona!

GURRIATO
¡Pero, oye!

PRIMOROSA
¡No me hables, ea!

GURRIATO
¡Vente a razones!

PRIMOROSA
¡No quiero!

GURRIATO
Mujer, no te pongas fétida,
ni tonta, que ya me tienes
los nervios igual que cuerdas
de guitarra, y como salten,
se va a armar aquí la gruesa.
¿Qué tienes?

PRIMOROSA
Nada.

GURRIATO
¡Mentira!

PRIMOROSA
Pues tengo, pa que lo sepas,
que estás jugando conmigo,
y conmigo nadie juega.

GURRIATO
¡Yo!

PRIMOROSA
Porque soy medio simple.

GURRIATO
A tí es que te ha dao dentera
el saber que el señor Lucio
lleva a la Patro a la iglesia,
y han ido y te se han revuelto
los humores, ¿verdaz, prenda?

PRIMOROSA
¡Miá que llevarse a la Patro
Ese!

GURRIATO
¿Quién? Como a una oveja.

PRIMOROSA
Primero la hacen cachitos
así.

GURRIATO
¡Siempre se exagera!
¡Es muy terco el señor Lucio!

PRIMOROSA
¡Tié muy malas pulgas ella!

GURRIATO
¡Bueno es él pa los inseztos!
Si la coge por su cuenta
verás tú como en dos días
la pone como una seda.
Que hay hombres que cuando dicen
que han de meter la cabeza
por una parez, la meten,
y él la mete.

PRIMOROSA
Si le dejan;
porque ha tropezao con una
que más que mujer, es fiera,
y no ha de lograr por malas
lo que no le den por buenas.

GURRIATO
¡Qué miedo!

PRIMOROSA
Si yo tuviese
las agallas que tiene ella,
pueda ser que no abusara
de mí ningún sinvergüenza.

GURRIATO
¿Sin qué?

PRIMOROSA
Ya lo he dicho.

GURRIATO
Niña,
cuidao con las reticiencias
y haz el favor de expresarte
de modo que uno lo entienda.

(La Primorosa gimotea)

¡Anda, pues no está llorando!
¡Hombre, si no me valiera!

(Pausa. Cogiéndola por la cintura)

Pero ven aquí, frazmento
de gloria, ¿por qué te quejas
si eres el ser femenino
más feliz que hay en la tierra?
¿No peno cuando tú sufres?
¿No gozo si tú te alegras?
¿No me tienes hecho un burro,
salvando la forma externa,
porque cá vez que me miras
cuasi cuasi me estropeas,
y .no te doy mi palabra
de honor siempre que se tercia
de efectuar contigo el nudo
nuncial, bien por el sistema
cevil u por el canónigo,
u por otro cualesquiera?
¿No te tolero el que vayas
y me compres una prenda
de vestir, de vez en cuando,
sin exhalar ni una queja,
aunque esto denigra al hombre
que tiena delicadeza
y pundonor? ¿No te envidian
hasta las propias duquesas
cuando al compás de un chotise,
de un vals o de una habanera
nos ven hacer feligranas
con el cuerpo en las verbenas?
¿No te mimo? ¿No te osequio?
¿No te adoro? ¿No eres reina
de este manojo de gracia
que se ha de comer la tierra?
Entonces, ¿por qué te afliges?
Entonces, ¿por qué te quejas?
¿Qué más quieres? ¿Qué más pides?
¿Qué te falta? ¿Qué deseas?
¿Quieres gloria? ¡Pide gloria,
que yo subiré por ella!

(Pausa)
¡Toma y límpiate la baba

(Alargándola el pañuelo)

antes que te se desprenda
de placer, y alza esos ojos
y mírame, aunque me muera
de repente!...

PRIMOROSA Siempre sales
con zalamerías de esas,
y yo, que soy medio simple,
te oigo con la boca abierta.

GURRIATO
¡Como que me quieres mucho!
¿Verdaz que me quieres, negra?
dímelo como tú sabes;
así, bajito, y muy cerca
de mí, pá que no se entere
nadie más que Dios, tú y menda..:
¡Anda!

PRIMOROSA
¡Gurriato!

GURRIATO
¿Me quieres?
¡Di!

PRIMOROSA
¡Mucho!

GURRIATO
¡Bendita sea
tu boca, que cuando me habla
paece que destila néztar!...

PRIMOROSA
¡Quita de ahí que me trastornas!

GURRIATO
¡Vete ya, que me mareas!

PRIMOROSA
¡Chapucero!

GURRIATO
¡Jitanaza!

PRIMOROSA
¡Chulo!

GURRIATO
¡Sangre!

PRIMOROSA
¡Negro!

GURRIATO
¡Fea!

CUADRO TERCERO

Lavadero en el Manzanares. A partir del primer término, que ha de quedar libre, arroyos con «bancas», puentecillos, tendederos, etcétera, etc. Varios pasos practicables. Al fondo, la empalizada que separa el lavadero del camino, y más lejos, entre los árboles, la ermita de San Antonio de la Florida. A la izquierda, la casa del lavadero, con dos puertas practicables. Es de día.


ESCENA VII

Coro de Mujeres, y después La Primorosa.

(Música)

CORO
Tengo a la orilla del río
la mar de ropa
puesta a secar;
deja que el sol la relimpie,
deja que el viento la mueva,
que buena falta la hará.

Hoy se casa la Patro
con un valiente,
que es un mozo de rumba
y un hombre terne.
¡Y ole con ole,
vamos a ver las hembras
y a ver los hombres!
Repique la campana
de nuestra ermita,
que es la de San Antonio de
la Florida,
tocando a gloria,
¡que no siempre se casan
tan buenas mozas!

UNAS
¡Ay! ¡Cuánta música!
¡Já, já, já, já!
¡Pues vaya un modo
de exagerar!

OTRAS
¡Calla, simple!

UNAS
¡Calla, mema!

OOTRAS
¡Infundiosas!

UNAS
¡Embusteras!

OTRAS
¡Desahogadas!

UNAS
¡Sinvergüenzas!

OTRAS
¡Malas tripas!

UNAS
¡Malas lenguas!
¡Já, já, já!

OTRAS
¡Já, já, já! (Imitándolas)

UNAS
¡Ven acá!

OTRAS
¡Quita allá!

TODAS
Vengan aquí los hombres
de todo el mundo,
pa ver quién es el guapo
que vence a Lucio,
ni quién le iguala
como gachó de prendas
y circustancias.
Vengan aquí mujeres
con gracia y garbo,
pa ver si es que hay alguna
como la Patro,
que es una gloria
por lo retebonito
de su persona.

UNAS
¡Ay! ¡Cuánta musical
¡Já, já, já, ja!
¡Pues vaya un modo
de exagerar!
Dicen que es un pillo
y que es un charrán.

OTRAS
¡Pa tí lo quisieras,
so desgalichá!

UNAS
Dicen que la Patro
no le pué tragar.

OTRAS
Quitarsus de enmedio,
so desvergonzás.

UNAS
¡Já, já, já!
¡Já, já, já!

OTRAS
¿Pero habrase visto
las desvergonzás?

UNAS
¡Si lo habéis de ver!

OTRAS
¿Sus queréis callar?

UNAS
¡Já, já, já!
¡Já, já, já!

OTRAS
¡Já, já, já! (imitándolas)
¡Já, já, já!

TODAS
¡¡Quitarsus de enmedio,
so desgalichás!!

(Hablado)

PRIMOROSA
(Saliendo)
¡No tengáis prisa! ¿Pa qué?
¿Pa qué tenerla? ¡Pa ná!
Va a ser la boda a las doce
y ya son las once das,
¡y la media!

LAVANDERA
¡Y es que tiene
razón!

OTRA
Andando.

OTRA
¡Arsa allá!

PRIMOROSA
¡Vamos a ver a la novia!
¡Jesús, y qué gente más!...

(Márchanse aprisa las lavanderas en varías direcciones, promoviendo gran algazara. Mutis en la orquesta)


ESCENA VIII

EPIFANIO
que sale mirando recelosamente a un lado y otro.
¿Conque boda? ¡Pué que la haiga!
¿Conque juerga? ¡Sí la habrá!
Después que alguno se quede
sin huesos con que mascar;
que no viene aquí este cura
pa armarla y luego se va
de vacío. ¡Buen carácter
tié mi endividualidaz!
El hombre que a mí me ofenda
ya se puede preparar,
porque me como sus hígados
y requiesca... y ¡pace!... ¡y más!
¿No se atrevió aquella noche
allí mismo (Señalando a la casa)
el muy... charrán
conmigo?... ¿Con Epifanio
Gutiérrez? ¡Maldita siá!
¡Esta dejo que me corten
si tiene la fiesta en paz!
Aquí va a haber que sentir,
aquí va a haber que llorar,
aquí se va a ver un hombre;
uno, porque el otro., ná.

COLAS
(Dentro)
¡Venir por aquí!

LUCIO
(Idem)
¡Ya vamos!

EPIFANIO
Paece que hablan. ¡Allí están!

(pausa)

Aquí va a haber que esconderse,
por si es que vienen mal das. (Mutis)


ESCENA IX

Ucio y Gurriato seguidos de Vencejo, por el fondo. Vencejo entra en la casa en seguida. Lleva en las manos una bota de vino. Colás y Melania que salen de la casa cuando lo marca el diálogo

LUCIO
¡Seña Melania!

GURRIATO
¡Ya estamos
los dos aquí!

COLAS
(Hacia dentro)
¡Ven acá!

GURRIATO
(A Lucio)
¡Pero hombre, venir con esa
mujer!...

LUCIO
¿Te quieres callar?

GURRIATO
Sólo para darle achares
a la Patro.

LUCIO
Déjala
que se queme y se repudra,
porque al fin tié que estallar,
y cuanta más bilis trague
más pronto descargará.

GURRIATO
¡Allá tú!

LUCIO
¡Falta entoavía
lo mejor!

GURRIATO
¿Sí?

LUCIO
¡Ya verás!
¡Ya verás!

COLAS
(Como antes)
¿Pero no vienes?

MELANIA
(Saliendo)
¡Hijo mío! (Se echa llorando en los brazos de Lucio)

GURRIATO
(Dando una palmada en el hombro a Colás)
¿Qué hay, barbián?

LUCIO
Pero, ¿qué es esto?

GURRRIATO
¿Qué es esto?

COLAS
¡El azto!

GURRIATO
¡Miá que llorar!

LUCIO
¡Vamos, abuela!

MELANIA
(Que no cesa de gimotear)
¡Ay, Dios mío!

LUCIO
¡Vamos, mecachis hastán!...
¡Ponga usté la cara alegre!

GURRIATO
¡Ande usté! ¡Sí! ¡Póngala!

COLAS
Vamos, señores, adrento,
que tenemos tóo el local
lleno ya de convidaos...

GURRIATO
(Mirando)
¡Y lleno de convidás!

MELANIA
¡Ven, Lucio! (Hace mutis, llorando siempre)

LUCIO
(A Gurriato)
Pero, ¿tú has visto
en tu vida cosa igual?...

GURRIATO
¡Era para arrepentirse
y dejarlo!

COLAS
¡No, no!

LUCIO
¡Quiá!

COLAS
(A Gurriato)
¡Anda y vete tú con esa
embajada y ya verás!


ESCENA X

Dichos, menos Melania. Un Monaguillo por el fondo.

MONAGUILLO
De parte del señor cura
que si van ó si no van.

LUCIO
¡Sí, joven!

MONAGUILLO
¡Que tiene prisa!

LUCIO
¡Dile que yo tengo más!

MONAGUILLO
¡Anda la orden! (Mutis)

LUCIO
(Entrando)
¡Vamos!

GURRIATO
¡Vamos!

COLAS
Pase usted.

(Indicándole que pase primero)

GURRIATO
(Entrando)
¡Pues natural!


ESCENA XI

Patro, Paca, Pepa y Coro de mujeres, y después del número Primorosa. Patro sale por la segunda puerta de la casa, con traje negro adornado con flores de azahar, y mantilla echada sobre los hombros. Las damas llegan por el fondo.

(Música)

ELLAS
(Entrando)
¡Aquí está la novia!
¡Vengan por acá!
¡Chica!

PATRO
(Saliendo al encuentro do las que llegan)
¡Compañeras!

TODAS
¡Qué felicidad!

ELLAS
(Apartándose y formando corro, con muestras de admiración, en torno a Patro)
¡Anda, con la Patro,
qué guapa que está,
con traje de seda!
¡qué barbaridad!
¡con cuerpo ajustao,
con falda ajusta,
y con todas esas
flores del azahar!

PATRO
(Aparte)
(¡Que no se supongan,
ni sospechen na!
¡Uy! ¡Cuánta saliva
tengo que tragar!)

(Fingiendo gran alegría)

Aquí está la Patro,
que se va a casar,
con traje de seda...
¡qué barbaridad!
con cuerpo ajustao,
con falda ajusta...
y tan satisfecha,
que no cabe más!

ELLAS
¡Olé por 1a Patro!
Y olé por su genio!

PATRO
(Resueltamente)
¡Es que me retoza
el gozo en el cuerpo!

Es que si llevara
un traje, chiquillas,
tóo de cascabeles
y de campanillas,
a cada desplante
y a cada paseo,
se oiría en las Ventas
el cascabeleo.

ELLAS
Es que si llevara,
etc., etc.

PATRO
(Aparte y con furia reconcentrada)
En cuanto que alguna
de quicio me saque,
voy a estallar toda
como un triquitraque;
y van estas niñas
a dir de paseo...
¡dos... o tres… o cuatro,
de cada meneo!

(Volviendo a fingir extraordinaria alegría)

¡Quisiera, quisiera...
los trinos mejores
de tos los canarios
y los ruiseñores,
y cantar con ellos
de noche y de día,
pá decir al mundo
lo que es mi alegría!

ELLAS
¡Quisiera, quisiera,
etc., etc.
pá decir al mundo
lo que es su alegría!

PATRO
(Con ira reconcentrada, nuevamente como en los apartes que siguen)
¡Quisiera, quisiera...
perder el sentido,
luchar con las gentes
a brazo partido!
¡Quisiera beberme
la sangre que es mía!...
¡Y como pudiera,
me destrozaría!

(Muy resueltamente)

¡Olé la alegría!
TODAS
¡Olé la alegría!

ELLAS
¡Olé por tu cara,
tu cara de cielo!

PATRO
(Aparte)
(¡Estoy requemada,
podrida por dentro!)

ELLAS
¡Que vivan las hembras
que saben vivir!

PATRO
(Aparte)
(¡Mal rayo nos parta
a ustedes y a mí!)

(Hablado)

PATRO
Lo dicho, que se agradece.

PACA
¡Lo dicho, que estás mu maja!

PEPA
¡Pero que mu maja!

PATRO ¡Digo!

PACA
¡Que viva la novia!

PATRO
¡Gracias!

PRIMOROSA
¡Oye, tú! (Llevándose a Patro a un lado)

PATRO
(Siguiéndola)
¿Qué se te ocurre'?

PACA
¿Irá a soltarle esa pava
la noticia? (En el grupo que forman las demás)

PEPA
¡No es posible!

PACA
¡Mira!

(Señalando hacia el grupo que forman Patro y Primorosa)

PEPA
¡Mira!

PACA
¡Calla!

PEPA
¡Calla!

PATRO
¿Qué dices?

PRIMOROSA
¡El Evangelio!

PATRO
¿Pero estás segura?

PRIMOROSA
¡Míalas!

PATRO
¿Que venía en la mañuela
con otra mujer?

PRIMOROSA
¡Y guapa!

PACA
¿Lo veis? ¡Se lo ha dicho!

PATRO
¿Lucio?

PRIMOROSA
¡No te sulfures! ¡Ten calma!

PATRO
¡Es que... vaya, que es mentira!


ESCENA XII

Dichas, Señor Colás, y Señá Melania (por la puerta primera de la casa)

MELANIA
¿Pero mujer, ¿por donde andas?

PATRO
¡Por aquí!

COLAS
(A las muchachas)
¿No quieren ustedes
remujarsus las gargantas?

PEPA
¡Tié razón!

PACA
¡Vamos, adrento!

PRIMOROSA
¡Que es la verdad! (A Patro)

COLAS
¡Chicas!

MELANIA
¡Anda!

PEPA
¡Estimando!

PACA
¡Se agradece!

TODAS
¡Muchas gracias! ¡Muchas gracias!

(Entran en la casa. Al ir a entrar Melania y Colás detrás de ellas, Patro que está  irritadísima, los detiene)


ESCENA XIII

Patro, Colás, Melania, y al final un monaguillo.

PATRO
¡Oiga usté, madre!

MELANIA
(Un poco impaciente) ¿Qué ocurre?

PATRO
(A Colás) ¡Y usté también!

COLAS
¿Qué te pasa?

PATRO
¡Que estoy decidida!

MELANIA y COLAS
¡Patro!

PATRO
¡Que estoy decidida, vaya!
¡¡que no me caso!!

COLAS
¿Qué dices?

MELANIA
(lmpacientándose cada vez más)
Mira, Patro, que estoy harta;
que me tienes hasta el moño
de fachendas y bravatas.

COLAS
Pero ¿por qué?

PATRO
(Fuera de sí) Porque ¡vamos!
¡que no me da la real gana!

MELANIA
(Perdiendo los estribos y en “crescendo” hasta el final de la escena)
Pero, oye tú, desperdicio
de mujer, chulona, ingrata;
tú que de tanto presumes,
y que tantos humos gastas,
oye bien: que ni la Virgen
de la Paloma me valga
si dentro de diez u doce
menutos no estás casada.
¿Qué es lo que te has fígurao,
malas pulgas, poca lacha,
que no tiés ni tan siquiera
media bofetá?

COLAS
¡Melania!

MELANIA
¡Si toas esas fantesías
y esas furias y esa labia
son cosas que has heredao...
¡de las que a mí me sobraban!
¿Tú gritas con voz muy fuerte?...
¡Yo grito con voz más alta!
¿Tú genio? ¡Pues yo más genio!
¿Tú brava? ¡Pues yo más brava!
¡Conque lo dicho, a la iglesia!

COLAS
¡Patro!

MELANIA
¡Lucio!

PATRO
¡¡Madre!!

MELANIA
¡¡¡Basta!!!

MONAGUILLO
(Que vuelve a entrar corriendo)
De parte de...

MELANIA
(Cortándole la palabra) Corre, chico,
di que ya vamos. ¡En marcha!

(Sale el monaguillo corriendo)


ESCENA XIV

Dichos, Lucio, Gurriato, Vencejo, Paca, Pepa y Coro General. Salen todos los convidados de la casa, con Lucio y Gurriato, presentándose por las dos puertas apresuradamente, a las voces de Melania y Colás.

COLAS y MELANIA
¡En marcha!

MELANIA
¡Señores!

COLAS
¡Vamos!

MELANIA
¡A la boda!

TODOS
¡Que vivan los novios!
¡Que viva la novia!

(Bullicio extraordinario. Melania obliga a Patro a que dé el brazo a Lucio y rechaza bruscamente a Gurriato que le ofrece el suyo y todos salen por la izquierda)


ESCENA XV

Gurriato y Primorosa.

(Música)

GURRRIATO
¿Por qué no te marchas?

PRIMOROSA
¿Qué esperas ahí?

GURRIATO
Pero tú, ¿qué tienes
que hacer por aquí?

PRIMOROSA
Como te quedaste,
velay, me quedé.

GURRIATO
Como no te fuistes,
pues, velay usté.
¡Es que no me fío
tanto así de tí!

PRIMOROSA
¡Es que tos tus pasos
los he de seguir!

GURRIATO
¿Mis pasos?

PRIMOROSA
Los tuyos.

GURRIATO
¡Tampoco!

PRIMOROSA
¡También!

GURRIATO
¿Es que te chuleas?

PRIMOROSA
¡Es que pueda ser!

GURRIATO
Mira que te zumbo.

PRIMOROSA
Quita de ahí, gilí.
¡Pero que te calles!

GURRIATO
¡Pero que de aquí!

(Llevándose un dedo a la boca, en actitud de imponer silencio. Pausa)
           
GURRIATO
¿Has visto los novios,
qué majos que van'?

PRIMOROSA
Es ella muy guapa.

GURRIATO
Es él muy barbián.

PRIMOROSA
Al fin ellos hacen
lo que tién que hacer.

GURRIATO
¡Aprende tú de ella!

PRIMOROSA
¡Aprende tú de él!

GURRIATO
Si se da con una
que es mujer cabal
se la lleva el támalo
sin dificultaz.

PRIMOROSA
Y cuando se juega
con una mujer
es que no tié el hombre
lo que ha de tener.

GURRRIATO
¿Cuálo?

PRIMOROSA
Sangre, lacha,
cutis y pudor.

GURRIATO
Oye, baja el pito,
¡hazme ese favor!

PRIMOROSA
¡No me da la gana!

GURRIATO
¡Que abusas de mí!

PRIMOROSA
¡Chillo porque quiero!
¡Grito porque sí!

GURRIATO
¡Que tengo la trompa
de Ustaquio dañá...
y que voy a darte
la primera trompá!
¿Es que te chuleas?

PRIMOROSA
Yo creo que sí
¡Pero que te calles!...

GURRIATO
¡Pero que de aquí!... (Como antes)

(Durante la pausa que sigue a este final Primorosa coquetea. Gurriato va animándose visiblemente hasta que al fin, movidos ambos por el mismo sentimiento (le pasión, se funden en un abrazo)

GURRIATO
¡Ven aquí, serrana!
¡Mírame, gitana!
¡Dime con los ojos
quién me quiere a mil

PRIMOROSA
¡Anda, chapucero!
¡Quita, Zalamero!
¡Pobre de la tonta
que te quiere a ti!

(Hablado)

PRlMOROSA
Déjame. (Queriendo marcharse)

GURRIATO
No quiero. (Deteniéndola)

PRIMOROSA
Suelta,
tonto.

GURRIATO
¿Ande vas?

PRIMOROSA
A la ermita.
Yo no me quedo sin verlo.

GURRIATO
¡Miá que te va a dar envidia!

PRIMOROSA
No le hagas caso. (Vase corriendo)

GURRIATO
¡Pero oye!. .

(Al tratar de seguir a la Primorosa se encuentra con Epifanio)


ESCENA XVI

Gurriato y Epifanio.

GURRIATO
(Aparte)
¡Anda, Dios!

EPIFANIO
(Idem)
¡María Santísima!

GURRIATO
(Idem)
¿A qué vendrá, aquí este pájaro?

EPIFANIO
(Idem)
¡Cayó la primera vítima!

GURRIATO
(Idem)
¡Este cobra!

EPIFANIO
(Idem)
¡Pobre chico!

GURRIATO
Servidor.

EPIFANIO
Muy buenos días.

GURRIATO
¿Qué hace usté aquí?

EPIFANIO
Lo que quiero.

GURRIATO
¿Cómo? ¿Qué?

EPIFANIO
Que esta es la vía
pública y estoy en ella
porque puedo estar.

GURRIATO
(Dándole un papirotazo en la nariz)
¡Mentira!

EPIFANIO
¿Habla usté en serio?

GURRIATO
¡Qué gracia!
¡Pues no he de hablar!

EPIFANIO
¡Ah, creía!

(Pausa, durante la cual Epifanio saca con gravedad cómica una navaja de grandes dimensiones, con la que pica un trozo de puro, que llevará detrás de la oreja. Gurriato sigue atentamente la maniobra de Epifanio)

¿Usté fuma?

GURRIATO
Cuando puedo,
porque padezco de enginias.
Pero ahora puede que pueda.

EPIFANIO
Vamos a verlo.

(Dándole el trozo de puro sobrante, que toma Gurriato)

GURRIATO
Se estima.

EPIFANIO
Ahí va la herramienta.

(Ofreciéndole la navaja)

GURRIATO
¡Gracias!
¡Traigo mi cortaplumitas!

(Mira despreciativamente a Epifanio y saca una navaja extraordinariamente grande)

EPIFANIO
Por un casual, ¿usté ha visto
a uno que perdona vidas
los jueves y que provoca
cuando lleva compañía?

GURRIATO
Hombre, misté; que provoquen
hay muchos en esta vida.

EPIFANIO
Sí, ¿verdaz?

GURRIATO
¡Digo!

EPIFANIO
El, es uno
que va por ahí tóos los días
con un... golfo.

GURRIATO
(Aparte)
¡Este se marcha
con la nariz resentida!

(A Epifanio)

¡Ah, sí! Pues puede que no haga
diez minutos entoavía
que ha estao aquí; pero creo
que va a volver deseguida
¿Por qué es, aunque usté dispense?

EPIFANIO
Pues las cosas de la vida.
Nada, que hoy me he levantao
del catre con la manía
de cortarle la cabeza,
y dije: ¡Pues voy!

GURRIATO
(Como antes)
¡Mentira!

EPIFANIO
¡Y a usted también!

GURRIATO
No digo eso.
Digo que hoy será mal día,
porque se ha casao el hombre
y tendrá que hacer muchísmas
cosas.

EPIFANIO
¿Quién? ¿El? ¡No las hace!
Traigo yo muy malas tripas,
y me muero echando lumbre
como perro con morcilla
si no le como los hígados
a él y a toda la familia!

GURRIATO
¡Anda, Dios!

EPIFANIO
¡Y al que lo abone!

GURRIATO
¡Qué gachó!

EPIFANIO
¡Y a usté!

GURRIATO
(Como antes)
¡Mentira!
¡Usté es un bocón, y un zángano,
y un sinvergüenza y un lila,
y un animal de bellota,
y un hablador, y un gallina,
y no le meto a usté el puño
cerrao, ¡así! en la barriga,
porque... me parece feo
pegar a una señorita!
¡Taday, piltrafa!

COLAS
(Que llega por el fondo desolado)
¡Gurriato!

EPIFANIO
(Que al oír a Colás ha retrocedido como para marcharse)
¡A ese (Por Colás) le debes la vida! (Mutis)


ESCENA XVII

Colás y Gurriato.

GURRIATO
Pero, ¿qué es eso?

COLAS
¡El delirio!

GURRIATO
¿Qué dice usted?

COLAS
Que allá arriba
puede que estén cuasi todos
bailando de coronilla.

GURRIATO
Pero, ¿qué pasa?

COLAS
Que Lucio
ha llegao echando chispas
a la iglesia, y está haciendo
ca cosa que Dios tirita.

GURRIATO
El no es de esos.

COLAS
¿Que no es de esos?
Pues cualesquiera diría
que le han frotao tóos los poros
de su cuerpo con guindilla.
Ha faltao a un transeúnte
porque se fijó en la chica
y la dijo, al verla el ramo,
cierta expresión... alusiva.
Luego zumbó a un monaguillo
porque le pidió propina;
tropezó con una vieja
y la puso un remo encima,
y ella le llamó ¡Ceporro!
y él le contesto ¡Cochina!
Por cierto que mi señora
la reprendió con política,
y por poco la calienta...
¡Ya ves tú cómo estaría!
Con que en esto salió el cura,
nos fuimos la comitiva
con la novia y con el novio
juntos a la sacristía:
comenzó la ceremonia,
nos colocaron la Epístola,
y luego, cuando va el cura
y le pregunta a la chica:
«¿Usted quiere por esposo
al señor?— Lucio se indigna
y encampanándose exclama:
«¡No diga usted tonterías
buen hombre, si no quisiera
la mujer, pues no vendría!»
Se armó el primer zafarrancho,
se desmayó la madrina,
el sacristán dijo: «¡Guardias!»
la Patro se puso lívida,
y en medio de aquel tumulto
y de aquella tremolina,
medio muerto de vergüenza,
salí de allí de estampía
como si me hubieran puesto
dos pares de banderillas. .

GURRIATO
Pero, ¿por fin se casaron?

COLAS
¡Cualesquiera lo averigua!

GURRIATO
Voy, porque si no...

COLAS
No vayas.

(Oyese ruido dentro)

¡Paece que ya se aproximan!

(Prestando oído al rumor que llega desde fuera. El mido crece)

GURRIATO
¡Señor Colás! ¡Qué alboroto!

COLAS
¡Gurriato, Dios nos asista!


ESCENA XVIII

Dichos, Melania, Patro, Lucio, Primorosa, Pepa, Paca, Vencejo, Coro General. Entran todos bulliciosamente. Lucio tiene del brazo a Patro. Uno de los convidados da el suyo a la señá Melania, y así, por el estilo, vienen otras parejas. Colás se acerca a Melania y figura cambiar con ella cuatro frases en voz baja.

VENCEJO
¡Vivan los novios!

CORO
¡Vivan!

LUCIO
(Separándose de PATRO, que viene muy sonriente)
¡Muchas gracias,
amado pueblo!

CORO
¡Vivan! ¡Vivan! ¡Vivan!

LUCIO
(Con gravedad)
¡Ya ven ustés si es fácil que se casen
una mujer y un hombre!

GURRIATO
¡Tiés muchisma.
de la razón!

LUCIO
¿No es cierto?

MELANIA
(A Patro)
¡Si tú vieras
Lo reguapa que estás con esa risa!

PATRO
(Secamente)
¡No sé lo que te extraña!

MELANIA
(Alzando el gallo) ¡Que no pongas
la jeta de costumbre, que te rías!

PATRO
(Levantando la voz:)
¡Ni que fuera yo un monstruo!

LUCIO
(Acercándose)
¿Quién se atreve
a molestar a la mujer que es mía?
¿Es por acaso usted? (A Melania)
¡Ni usted, ni nadie
tíé patrimonio ya sobre esta mísera!
¡Sólo yo! ¡Desgraciao del que la toque
en la cosa más frígil u más mínima!

PATRO
¡Es verdad!

MELANIA
¡Pues señor!...

GURRIATO
¡Y mu bien dicho!

COLAS
¡Vaya, vaya, señores! ¡Hoy es día
de fiesta nada más!

LUCIO
(A Colás)
¿Y quién ha hablado
de otra cosa, señor? (Volviéndose a los convidados)
¡Oigan, amigas!
¡Vengan, amigos! ¡Pronto! ¡La paella
y el vino!

GURRIATO
¡De chipén!

LUCIO
¡Y la sangría,
y el organillo y las guitarras! ¡Pronto!

CORO
¡Vivan los novios!

LUCIO
¡Vamos!

ELLAS
¡Vivan!

ELLOS
¡Vivan!

PRIMOROSA
(A Gurriato)
¡Y no te mueres de vergüenza!

GURRIATO
(A Primorosa)
¡Calla!

PATRO
(A Melania)
¡Como hombre, sí que es hombre!

MELANIA
¡Y que lo digas!

LUCIO
¡Y tener yo que deslucir la fiesta!

MELANIA
¿Por qué?

LUCIO
¡Porque no dura la alegría
del hombre ni un minuto!

(Vencejo se ríe nerviosamente)

COLAS
(Asuntado)
Pues ¿qué pasa?

LUCIO
¿Qué pasa? ¡Que nos vamos deseguida
yo y mi mujer!

MELANIA
(Tragándose la partida)
¿Qué dices?

PATRO
(Furiosa)
¿Que nos vamos?

LUCIO
¡Sí, nos vamos; nos vamos, alma mía!
¡Bueno es gozar; pero hay obligaciones
inalienables!

GURRIATO
¡Eso!

LUCIO
¡Sagradísimas,
si vale la expresión! Necesitarnos
ir a Aravaca para ver mi finca.
¡Y sin perder minuto! Pasaremos
allí la noche, y al rayar el día...

(A Gurriato)

¡Por cierto que el tejado de la casa,
quizás, quizás que se nos venga encima!

(Vencejo ríe como antes)
VARIOS
¡Jé! ¡Jé!

COLAS
¡Qué disparate!

MELANIA
¡Qué manera
de abusar!

PATRO
(Resueltamente)
¡Yo no voy!

LUCIO
¿No?

PATRO
(Hecha un basilisco)
Lo que es viva,
no me sacas de aquí. ¿Me estás oyendo?

LUCIO
Vamos.

PATRO
¡Ni que lo pienses! ¡Entoavía
no ha nació, ni nace, el arrastrao
que se burle de mí!

LUCIO
(Cada vez con más energía)
¡Vámonos!

MELANIA
¡Hija!
¡No, no te vayas!

COLAS y OTROS
¡No!

LUCIO
(Con voz terrible)
¡Vámonos!

GURRRIATO
(Frotándose las manos de gusto)
Esto
ya es quedarse con toda la familia.

COLAS
(A Patro)
Cambia de mano. Ruégale.

PATRO
¡No puedo!

COLAS
¡Haz un poder!

PATRO
¡Tú! ¡Lucio!

LUCIO
No me digas
ni una palabra. ¿Qué? ¿Que te arrepiente»
de haber dicho que no? ¡Me lo sabía
yo de memoria ya!

PATRO
(Queriendo seguir)
¡Lucio!

LUCIO
(No dejando que Patro hable)
¿Que intentan
hacerte desistir de que me sigas,
y qué te soliviantan? ¿Quiénes? ¿Quiénes
son esos miserables?

PATRO
(Como antes) ¡Lucio!

LUCIO
(Idem)
¡Quita!
¡Déjame que los mire cara a cara!
(Dirigiéndose a todo el concurso)
¿No os habéis enterado de que es mía,
y de que dice que vendrá conmigo
hasta la fin del mundo? ¡Vamos!

MELANIA
(Queriendo detener a Patro) ¡Hija!

PRIMOROSA
Tú te quedas aquí! (A Gurriato)

GURRIATO
¡Cá!

PRIMOROSA
¡Que te quedes!

MELANIA
¡Yo voy a hacer alguna de las mías!
(Colás y varios convidados la detienen)

GURRIATO
¡Méndigos sin pudor!

LUCIO
(A Gurriato) ¡Anda con ellos!

MELANIA y VARIOS
¡Patro!

COLAS y PATRO
(Esta última, fuera de sí) ¡Lucio!

LUCIO
(Llevándose a Patro)
No tiembles. ¡Ven tranquila!
¿No ves que te defiendo?

MELANIA
(En el colmo de la furia, e intentando desasirse de
los que la contienen ) ¡Que lo mato!

MELANIA y PRIMOROSA
¡Golfos!

GURRIATO
(A Melania)
¡Suegra!

LUCIO
¡Gateras!

MELANIA
(A Lucio)
¡Parricida!
(Gran tumulto. Lucio sale, arrastrando a Patro. Gurriato proteje la retirada. Primorosa quiere arrojarse contra Gurriato, y, como a Melania, la detienen varios convidados)

(Música)

MELANIA
¡Ese es un bribón!
¡Ese es un charrán!
¡Ni tié pundonor,
ni tié diznidaz,
ni tié corazón!
¡Ni cara, ni na!

MELANIA
¡Virgen del Amparo!
¿Qué irá a hacer con ella?

ELLOS
¡Pué ser que la emplume!

ELLAS
¡A que la desuella!

COLAS
¡Que nos la asesinan!

MELANIA
¡Que me la degüella!
¡Socorro! ¡Socorro!

COLAS
¡Melania, por Dios!

MELANIA
¡Yo voy a salvarla!

COLAS
¡Contigo voy yo!

UNOS
¡Y yo!
¡Y yo!

OTROS
¡Y yo!
¡Y yo!

MELANIA
¡Granuja!
¡Cobarde!
¡Boceras!
¡Bribón!

(Bajando la voz)

COLAS y MELANIA
Mucha prudencia;
¡calma, por Dios!
¡Hay que cazarlo
con precaución!

TODOS
¡Hay que cazarlo
con precaución!

MELANIA
(Fuera de sí)
¡Granuja!
¡Cobarde!
¡Boceras!
¡Bribón!

(Como antes)
COLAS y MELANIA
¡Mucha cautela!
¡Más discreción!
¡Hay que cazarlo
con precaución!

TODOS
(Como antes)
¡Hay que cazarlo
con precaución!

MELANIA
(Hecha una furia—Todos los demás la secundan, gritando como ella)
¡Granuja!
¡Granuja!
¡Cobarde!
¡Cobarde!
¡Cobarde!
¡Boceras!
¡Boceras!
¡Boceras!
¡Bribón!
¡Bribón!
¡Bribón!

(Salen en tumulto)

CUADRO CUARTO

Jardín de la quinta del señor Lucio en Aravaca. A la izquierda casa con puertas practicables. A la derecha un cenador «corpóreo» y practicable también. En el fondo verja alta, con puerta en el centro. Más lejos, casas de pueblo. La acción ocurre a la caída de la tarde.


ESCENA XIX

Patro, Lucio, Vencejo, Tomasa, Pelegrín.

LUCIO
(Persiguiendo a los criados y tirándoles dos ó tres platos)
¡Tomar, sinvergüenzas, cafres!

PATRO
¡Déjalos, Lucio!

LUCIO
¡No quiero!

(E1 Vencejo se ríe con insolencia)

¿Por qué te ríes, estúpido?

VENCEJO
Si no soy yo, son los nervios.

TOMASA
¡Cámara, vaya unas pulgas!

PELEGRIN
¡A Dios le va a arder el pelo!

PATRO
¡Lucio!

LUCIO
¡No me da la gana!
¿Te parece a ti que puedo
tolerar que ¡a ti! te saquen
bazofia por alimento?
¡A tí, mi reina, mi gloria!
¡A tí, que tienes derecho
a comer de lo que comen
los angelitos del cielo!
¿Livianos a ti? ¡Livianos!

(Tira otro plato a Vencejo al oír que éste se ríe nuevamente)

PATRO
¡Pero mira que me muero
de necesidaz!

LUCIO
¡Pues muérete
antes de que comas eso!

PATRO
(¡Dios, qué carázter!)

VENCEJO
¡Ya escampa!

LUCIO
(¡Se entregará! ¡Ya lo creo!)

PATRO
(¿Por qué mientras más me irrita,
sin querer me voy sintiendo
más suya?)

(Se ríe de nuevo Vencejo)

PELEGRIN
¡Cállate!

TOMASA
¡Mira
que te va a zumbar el cuerpo!

LUCIO
¿Pero ese imbécil?... (Yendo hacia los criados)
¡Afuera,
canallas!

PELEGRIN
¡Corre, Vencejo!

(Vanse los criados despavoridos)


ESCENA XX

Lucio y Patro, en el cenador.

PATRO
¡Lucio!

LUCIO
¿Qué?

PATRO
¿Qué? ¡Que me matas!

LUCIO
¿Matarte yo? ¿Yo?

PATRO
¡Que quiero
morirme!

LUCIO
¿Tan pronto? Lloras.
¿Tú lloras?

PATRO
¿Es que no puedo
tampoco llorar?

LUCIO
Escucha
un instante, y expliquémonos;
porque yo, Patro...

PATRO
¡No sigas!

LUCIO
¡Porque yo, Patro, te quiero!

PATRO
¡Me quieres y no me dejas
ni un minuto de sosiego!
¡Me quieres y has convertido
ya mi vida en un infierno!

LUCIO
Oye, Patro.

PATRO
¡Vaya un modo
de querer! ¡Vaya un aprecio!
Eso de echar por la boca
rabia, sin venir a cuento,
y salir con cien ofensas
por cá palabra de afezto;
eso de amargar mi vida,
como tú lo estas haciendo;
eso de hablar siempre en fiera
y dominar por el genio,
no es dizno de una persona
racional, ni que tié de esto.

(Señalando al corazón)

LUCIO
¿Sí, Patro?

PATRO
¡Sí!

LUCIO
Pues haz cuenta
de que te has visto al espejo,
¡y veste aplicando todo
lo que me has ido diciendo!

PATRO
¿Estás hablando de veras?

LUCIO
¡No, de broma... pero en serio!

PATRO
(¡Es que me puede!)

LUCIO
Figúrate,
siquiera por un momento,
que al fin me escuchas con calma,
¡así! con los ojos puestos
aquí en los míos, pa verme
el alma entera por ellos;
y que yo te digo: ¡Mira
que ya es hora de que hablemos
sin arrebatos de cólera
y sin ataques de nervios!
¿Cómo no revolvería
por tí, la tierra y el cielo,
si por encontrarnos juntos
los dos en este momento,
por lograr que te avergüencen
en mí tus propios defectos,
y por llegar hasta el fondo
de tu natural, que es bueno,
he sufrido tus insultos
y me he guardao tus desprecios,
¡para despertarte el alma
que tiés dormida ahí adentro!

PATRO
Mira, Lucio, que ya voy
creyéndote, ¡y no me atrevo!

LUCIO
Es que principias a verme
sin inquinia, sin veneno,
comprendiéndome, mirándome;
¡así!

PATRO
¡Que te voy creyendo!

LUCIO
¿Lo dudas, mi vida? ¡Dímelo!
¡Patro!

PATRO
¡Lucio!

LUCIO
¿Qué?

PATRO
¡Te creo!


ESCENA XXI

Dichos, Gurriato que entra por la puerta del fondo. Primorosa que viene acechando a Gurriato.

GURRIATO
¡Como que iba yo a dejarle!
Esto debe andar muy serio.
¿Y qué va a hacer ese pobre
sin mí?

PRIMOROSA
(En jarras)
¿No lo dije?

LUCIO
(A Patro)
¡Cielo!
¡No me mires de ese modo!

PATRO
¿Por qué?

LUCIO
¡Porque no te creo!

PRIMOROSA
(Entrando en el jardín y dando una palmada en el hombro a Gurriato)
¡Sinvergonzón!

GURRIATO
(Volviéndose)
¡Primorosa!
¿A qué vienes?

PRIMOROSA
¿Que a qué vengo?
¡A decirte cuántas son
tres y dos!

GURRIATO
¡Anda! ¿Y pa eso
te has dao esta caminata?
¡Cinco!

PRIMOROSA
(Fuera de sí)
¿Sí? ¡Mis cinco dedos!

GURRRIATO
¡Ay, qué gracia! ¡También esta
se atufa! ¡Pues señor, bueno!

PRIMOROSA
Di tú, ¿qué es lo que te se ha
perdido por aquí dentro?

GURRIATO
¡A mí nada!

PRIMOROSA
¡La vergüenza!

GURRIATO
¡No pué ser! ¡Si no la tengo!

PRIMOROSA
¿Es que por seguir a ese hombre,
igual que la sombra al cuerpo,
y no dejarle un menuto...
ni aun en los aztos más serios,
me vas a estar despreciando
como si yo fuera un cero
a la izquierda? ¡No lo pienses!

GURRIATO
¿Despreciarte?

PRIMOROSA
¡Sí, desprecio!

GURRIATO
Pero, ¿y la amistad del hombre?

PRIMOROSA
¿La amistad? ¡Yo soy primero!

LUCIO
(A Patro)
¡Calla!

GURRRIATO
¡Pero, flor de un día!

PRIMOROSA
¡Que no me toques!

PATRO
(A Lucio)
¡Silencio!

PRIMOROSA
¡Echa pa alante!

GURRRIATO
¡Tampoco!

PRIMOROSA
Vamos, arza!

GURRIATO
¡¡Que no quiero!!

PRIMOROSA
¿Sales, o te doy?

GURRIATO
¡Miá, niña.
que hay diferencia de sesos,
y que se me están llenando
ya las narices de viento!

PRIMOROSA
¡Vago!

GURRIATO
¡Miá que cobras!

PRIMOROSA
¡Golfo!

GURRIATO
¡Miá que me bailan los nervios!

MELANIA
(Dentro)
¡Por aquí!

PRIMOROSA
¡Pingo!

GURRIATO
¿Sí? ¡Vaya!... (Yendo hacia ella)

LUCIO
¿Esas voces?

PRIMOROSA
(Huyendo de Gurriato)
¡Ay!

MELANIA
(Dentro)
¡Adentro,
que me la mata!

LUCIO
(Saliendo)
¿Qué ocurre?

PATRO
(Idem)
¿Qué es esto?

GURRIATO
(Viéndolos)
Pero ¿qué es esto?


ESCENA ULTIMA

Dichos, Señá Melania, Señor Colás.

LUCIO
¡Seña Melania!

MELANIA
(Entrando)
¡Y querían
algunos que no viniéramos!

COLAS y MELANIA
¡Patro!

MELANIA
¿Dónde estás?

LUCIO
Aquí.
¡En mis brazos!

PATRO
¡Madre!

PRIMOROSA.
(A Gurriato que trata de escabullirse)
¡Quieto!

GURRIATO
¡Ay, su mamá!

MELANIA
(A Lucio)
Di, mal hombre,
¿qué es lo que estabas haciendo
con ella?

LUCIO
¡Dilo tú, gloria!

PATRO
Madre...

MELANIA
(A Lucio)
¿Vas a darme el queso
otra vez? (A Colás, que quiere contenerla)
¡Quita, bragazas!

PRIMOROSA
(A Gurriato )
¡Voy a arrancarte el pellejo
a tiritas!

MELANIA
(A Colás)
¡Que me dejes!

PATRO
(A Melania y Primorosa)
¡Basta! ¡Basta!

MELANIA, PRIMOROSA y PATRO
¿Qué?

PATRO
¡Silencio!
Oye tú, y oiga usté, madre.

MELANIA
¿Qué?

PATRO
¡Por estas que le quiero!
¡Que nos hemos comprendido!
¡¡Que esto ya no tié remedio!!
(A Primorosa)
Y tú, si quieres que el hombre
te trate con más respeto,
cálmate, vuelve a ser dócil'
y mírate en este ejemplo:
camélale con chirumen,
llévatelo a tu terreno
con humildaz, con dulzura,
con querer, que es lo derecho.
¡Ya ves de qué me ha servido
ser bravía y tener genio!

GURRIATO
(A Primorosa)
¡Oye» y que no te se olvide!

COLAS
(A Melania)
¡Eso es discurrir con seso!

LUCIO
¡Así se expresa quien tiene
corazón y entendimiento!

PATRO
¡Lo dicho está dicho!

LUCIO, COLAS y GURRIATO
¡Mucho!

PATRO
¡¡Y conste que lo sostengo!!

(Al público)

Y aquí concluye el sainete.
¡Perdón para sus defectos!

(Música)



TELON


Información obtenida en:
http://archive.org/stream/lasbraviassainet3142chap#page/n1/mode/2up

No hay comentarios:

Publicar un comentario