viernes, 18 de abril de 2014

El Gato Montés (Libreto)



EL GATO MONTES



Opera en 3 actos.

Libreto y Música: Manuel Penella.

Estrenada en el teatro Principal de Valencia el 23 de Febrero de 1916.



REPARTO (Estreno)

Soleá – Amparo Romo.

Frasquita – Carmen Maiquez.

Gitana – Dolores Cortés.

Rafael "El Macareno" – Enrique Sanchiz.

Juanillo "El Gato Montés" – Blas Lledó.
 
Loliya - Criada de Frasquita

Padre Antón: Cura.

Hormigón: Picador.

Caireles: Mozo de espada

Pezuño: Bandolero

Recalcao: Picador

Peones, Gitanillos, campesinos, cortijeros, mozos, público, guardas jurados


ACTO PRIMERO

Campiña andaluza próxima a la sierra. A la izquierda fachada de un cortijo con puerta practicable y sobre la puerta, emparrado sostenido por dos pilastras de mampostería. Al fondo practicable por el que se sube a la sierra. Es de día.
(Aparecen Soleá, cogiendo rosas de unos tiestos y Loliya, que está arreglando la mesa con manteles, cañeros, botellas y pastas)

(Soleá, Frasquita, Loliya, Padre Antón)

SOLEA
Lo mesmito q’er queré son esta flore,
tanta espinita hay, tanto dolore.
¡Ay de mi querere y alegría
p’a siempre lo perdí.

(Sale del cortijo la señá Frasquita)

FRASQUITA
(A Loliya)
¡Tú! ¡Baja a la bodega
y trae la mansaniya!

LOLIYA
(Por Soleá)
(Hoy esa chiquiya está barlú)

(Entra en el cortijo)

FRASQUITA
¡Soleá!

SOLEA
¿Qué manda osté?

FRASQUITA
¿Qué tiés, lusero?

SOLEA
¡No tengo ná!

FRASQUITA
¿No? Pue ven acá, chiquiya,
y no te ponga triste,
q’e verte así no quiero.
Alegra esa cariya,
¡Alégrate lusero
q’hoy yega de Seviya
nuestro torero!
¡Vamo pue, no sea tonta, chiquiya!

SOLEA
Si e q’estoy triste
porq’ér no yega
y quiero verle ya.

FRASQUITA
Poco ha de tardá.

SOLEA
¡Y viene herío!

FRASQUITA
¡No ha sio ná!
disen lo telegrama
q’e no haga caso,
q’e solo se resiente
d’un varetaso,
q’ha jecho una faena mú superió,
y q’en Madrí
no han visto cosa mejó.
¡Alégrate, chiquiya, q’er niño
güerve de mataó.

SOLEA
¡Rafaé!

FRASQUITA
¡Bendito sea er hijo de mi entraña!
¿Le quiere tú?

SOLEA
¿Qué si le quiero?
¡Ma q’a la lú der día!
¡Ma q’a mi vía entera!
Sola, sin pare y mare,
p’a q’e de pena no me muriera
er me dio con su cariño
otra mare q’e me quiera.
¡Mare mía! Mare der hombre q’e quiero!
¡No me deje osté en la vía!

FRASQUITA
Vamo, Soleá, no yore, chiquiya,
q’e tó eso no e ná.

SOLEA
Tié rasón,
q’e día d’alegría,
de juerga y diversión

(Aparece el cura por detrás del cortijo. Trae un quitasol abierto)

PADRE ANTON
¡Ave María Purísima!

FRASQUITA y SOLEA
Sin pecao, Pare Antón

PADRE ANTON
(A Soleá)
Yo te benedico.

FRASQUITA y SOLEA
¡Bienvenío sea!

PADRE ANTON
Bienvenío soy,
bienvenío soy

(La seá Frasquita le aproxima una silla que le ofrece)

No podía fartá ese cura
en un día como er d’ hoy

FRASQUITA
Siéntese y descanse.

PADRE ANTON
A sentarme voy

(Se sienta y se limpia el sudor)

¿Cuándo yega ese fenómeno?
¿Cuándo yega mi ahijao?
Ya he sabío q’en Madrí,
hasta en hombro lo han sacao.

FRASQUITA
¡E q’er niño e mú valiente!

SOLEA
¡E q’e sabe atoreá!

PADRE ANTON
¡Qué diablo de chiquiyo!
¡Cuánto moño va a quitá!...
Siempre tuve güena mano
ar dá la bendisión,
muchacho q’e yo bautiso,
mata ma q’er sarampión.

FRASQUITA y SOLEA
¡Tié rasón!

PADRE ANTON
Ar Pacorro y ar Lobito,
ar Pelusa y ar Chavito
y a Pepete “Er niño der portá”,
a tós eso mataore
q’entre lo güeno
son lo mejore,
le he pueto yo la sal!

FRASQUITA
Pue ar bautisá a mi Rafaliyo
s’extralimitó.

PADRE ANTON
E q’e se me fue la mano,
y er salero… se vorcó.

SOLEA
¡Ay q’e grasia tiene!

FRASQUITA
E q’está sembrao!

PADRE ANTON
¡P’a salero y grasia
lo de mi ahijao!

FRASQUITA
Ya no debe de tardá

SOLEA
Ya debiera estar aquí

PADRE ANTON
¡Ay q’abraso q’e le voy a dá!

SOLEA
¡Mi corasonsito ya no pué esperá!

FRASQUITA
¡D’impasensia ya no sé esperá!

PADRE ANTON
¡Bien no lo hase deseá!

CORO
(Interno)
¡Vamo, q’e ya yega Rafaé!

PADRE ANTON
¡Ya viene la gente!

CORO
¡Vamo a la fiesta sin tardá!

FRASQUITA
¡Aquí yegan ya!

CORO
¡Viva er torero de carté!

PADRE ANTON
¡Josú, qué gentío!

CORO
¡Viva er torero de verdá!

FRASQUITA
¡Er e, Soleá!

SOLEA
¡Yega ya, tormento mío,
q’e t’spero y no t’espero!
¡Yega ya!

(Aparece el Coro general de campesinos, cortijeros, mozos, todos en tropel y llenos de alegría)

CORO
¡Ya yega er bravo Rafaé!
¡Ya con su gente yega aquí!

FRASQUITA y PADRE ANTON
¿Estái seguro?

CORO
¡Claro q’e sí!
Ya le vimo veni por la carretera,
en un coche de lujo
con sei cabayo
y vinimo corriendo ante q’er viniera,
p’a aplaudí la yegada der mataó.

(Suenan por detrás del cortijo, cascabeles, un silbido y un trallazo)

Corre muliya torda campaniyera,
corre q’e Soleá
su cariño espera,
suene er campaniyeo,
suene er cascabeleo,
q’e con su alegre son
va tocando a gloria en mi corasón.
¡Ya s’alegra er corasón!
¡Ya están tocando a gloria en mi corasón!
¡Traigamo en hombro
ar bravo torero,
q’e vea su mare
q’en triunfo yegó!

(Hacen mutis algunos hombres)

¡Q’e yegue con parma,
er gran mataó! ¡Ah!

(Baten palmas a la salida de Rafael)

¡Qué viva er gran Rafaé!
¡Que viva er gran mataó!
¡Qué vivan lo torero
con grasia, vergüenza y való!
¡Olé ya! ¡Ole yá!
¡Viva tu mare salá
y viva Soleá,
q’esperándote está!
¡Olé ya lo torero de verdá!

(Rafael, Soleá, Hormigón, Padre Antón, Frasquita, Caireles)

RAFAEL
¡¡Maresita!! ¡Soleá!

RAFAEL y SOLEA
¡Ah, por fín yegó la felisiá!

RAFAEL
¿Me esperaba vía mía?

SOLEA
T’esperaba, Rafaé.

RAFAEL
Yo sin ti viví no puéo!

SOLEA
¡Yo sin ti viví no sé!

HORMIGON
(Separándoles)
¡Niño! ¡Q’hay vesita!
Dejá eso p’a despue.

PADRE ANTON
¡Tiempo habrá!

FRASQUITA
¡Tiempo habrá!

HORMIGON
¡Tiempo habrá!

RAFAEL
Señore,
no hay q’asustarse,
pue la cosa e naturá.

PADRE ANTON
¿No te quéa ni un abraso
p’a er pare Antón?

RAFAEL
¡Venga un abraso de corasón!
¡Señore, yo salúo agradesío
de verdá a la reunión!

(Va estrechando la mano a varios amigos)

HORMIGON
Señore, un momento,
q’o voy a presentá
ar nuevo menumento

(Señalando a Rafael)

q’acaba de yegá.
Rafaliyo er Macareno,
noviyero se marchó
y ahora güerve de la Corte
con la borla de dortó.
Er ersamen fue de buten
y hubo parma y hubo olé
y le dieron por diploma
una oreja der buré.
Y aquer noviyero
hoy e un torero
de lo güeno lo mejó,
pue tomo la alternativa
con matrícula d’ honó.

FRASQUITA
¡Hijo mío!

SOLEA
¡Rafaliyo!

RAFAEL
E verdá, e verdá q’e tuve suerte
y q’estuve superió,
porq’e le resé a la Virgen
y la Virgen m’escuchó.
Q’e mi pare q’e esté en gloria
m’enseñó a toreá
y la maresita mía
dende chavaliyo
m’enseñó a resá.

(Su madre le abraza y le besa)

FRASQUITA
Vamo a dá grasia a la Virgen,
vamo a resarle, hijo mio,
q’e la Virgen me consede
toíto lo q’e pío.

RAFAEL
Vamo, Soleá

(Entran en la casa Frasquita, Soleá y Rafael)

HORMIGON
Pare cura, tome y lea.

(Hormigón entrega al cura un “Heraldo de Madrid”)

PADRE ANTON
¿Y qué e esto?

HORMIGON
Qué ha de sé…
la revista de lo toro d’anteayé.

PADRE ANTON
Vamo a vé

CORO
¡Vamo a vé!

HORMIGON
Escomiense osté a leé
y limpiese la baba
porq’e se le va a caé.

CORO
¡Vamo a vé!
¡Vamo a vé!

PADRE ANTON
Chitón y atensión,
veamo si e verdá
q’er niño ha jecho
una revolusión.

(El cura se ha sentado y le rodea el coro. Se pone las antiparras y se dispone a leer. Expectación general)

Sale al ruedo er primer toro,
berrendo en colorao,
güen moso y bien armao.

CAIRELES
¡Tarmente un carabao!

PADRE ANTON
Y ar punto er Macareno
se marca sei verónica d’olé
serca y parao.

CAIRELES
¡Y aplaude er senaó!

PADRE ANTON
Luego en lo quite derrocha
la sarsa torera
y siega ya la fiera,
tras der capote va.

HORMIGON
¡Hirnotisá!

PADRE ANTON
Coge lo palo y clava
tre pare ar quiebro,
lo tre en la aguja...

HORMIGON y CAIRELES
… y sin mové lo pie.

PADRE ANTON
¡Cayarse ostés!

HORMIGOS y CAIRELES
Pue vaya osté viendo
lo q’hiso despue.

PADRE ANTON
Brinda er toro ar presidente,
y manda q’e su gente
se vaya ar cayejón.

HORMIGON y CAIRELES
¡No quéa ni un peón!

PADRE ANTON
Despliega la muleta,
y ar darle er primer pase naturá
coge un pitón…

HORMIGON y CAIRELES
¡La insolación!

PADRE ANTON
… le da cuatro pase de pecho
pegándose a lo costiyare,
intercalando un molinete superió.

HORMIGON y CAIRELES
¡Un ventilaó!

PADRE ANTON
Y en cuanto se cuadra er de Miura,
entrando a matá mú derecho
metió er estoque
hasta la mano.

HORMIGON y CAIRELES
¡Hasta er codo se mojó!

PADRE ANTON
Rueda er toro
sin puntiya.

HORMIGON y CAIRELES
¡La oreja le cortó!

PADRE ANTON
La gente loca la parma toca
y así le dise ar mataó,
¡Bendita la grasia,
tu mare y tu pare
y er cura grasioso
q’e te bautisó!
¡Ese cura soy yo!

CORO
¡Q’e lo bautisó!

PADRE ANTON
¡Ese cura soy yo!

TODOS
¡Q’e lo bautisó!
¡Qué viva la mare q’a ti te parió
y er cura grasioso q’e te bautisó,
q’e te bautisó!

PADRE ANTON
Camará con er chiquiyo,
no se pué quear mejó

HORMIGON
¡Jué er disloque!

CAIRELES
¡Jué er delirio!

HORMIGON
¡Loco ar público gorvió!
¡Vaya un niño atoreando!

CAIRELES
¡Vaya estilo ar pareá!

HORMIGON
¡Qué fenómeno aguantando!

CAIRELES
¡Que reaño p’a matá!

PADRE ANTON
Ya m’están entrando gana
de quitarme la sotana
p’a ir a verle toreá.

(Salen Rafael, Soleá y Frasquita)

RAFAEL
Señore, ya estoy aquí

CORO
¡Qué viva er gran mataó!

RAFAEL
Aquí está la reina de mi alegria
y estando a mi vera me siento felí.

SOLEA
También, Rafaeliyo, yo soy mú dichosa
y náita me farta teniéndote a ti.

CORO
¡Olé q’e sí!
¡Olé q’e sí!

RAFAEL
Gitana mía, dime q’e me quiere,
dimelo mil vese, mi lusero.
¡Dilo elante de tóa la gente,
dilo elante er mundo entero!

SOLEA
¿Y por qué me lo preguta
si ya sabe q’e te quiero?

RAFAEL
¡Q’e me quiere!

SOLEA
¡Q’e te quiero!

CORO
¡Empiese ya la juerga y venga er vino!

RAFAEL
¡Venga ya!
Venga una caña de mansaniya,
q’e bebé quiero con mi chiquiya.

CORO
¡Empiese la juerga
y venga jaleo!
¡Olé la alegría! ¡Olé y reteolé!

(Gitana, Soleá, Rafael, Gitanillos, Frasquita, Hormigón, Padre Antón)

(Aparece la gitana sola)

GITANA
¡Salú p’a la gente güena!
Salú, Rafaliyo, salú, Soleá,
son tu gitaniyo
q’e hoy quieren cantá y bailá

SOLEA
(A Rafael)
Si tú da lisensia.

RAFAEL
No hay inconveniente.

GITANA
Grasia saleroso.

SOLEA
Yama ya a tu gente.

GITANA
¡Vení p’acá!
Vení ya, gitaniyo
q’o yama Soleá.

(Entran en tropel los gitanillos y las parejas del Garrotín. Cuatro niños rodean a Soleá y Rafael muy cariñosos)

GITANILLOS
Salú p’a Soleá
q’e la fló de la gitanería,
salú p’a Rafaé,
lo mejó de tóa la torería,
y salú p’a toíto
lo de la reunión.

GITANA
Venga ya el garrotín, gitaniyo,
q’e lo canto yo.

(Forman un semicírculo coros y partes y las parejas de gitanillos se preparan para bailar)

Q’e con er garrotán,
q’e con er garrotín,
parejita de postín.
Q’e con er garrotín,
q’e con er garrotán,
q’e por ti bailando están.
Gitaniya e eya cañí
y er mosito e de caliá
q’Undivé premita q’e lo do
vivan con felisiá.
Er torero querencioso
q’e camela esa gitana,
der cortijo va a yevarse
la rosita ma temprana.

GITANILLOS
Una y do son tre
y a la vera está,
a la vera, verita de Soleá.

GITANA
¡Bailá! ¡Cantá!
¡Gitaniyo canta y bailá!
Tra la la la la la.

GITANILLOS
Tra la la la la la.

GITANA
¡Bailá! ¡Cantá!
Con er garrotín, con er garrotán!

GITANA y GITANILLOS
¡Bailá giyaniyo!
¡Garrotín! ¡Con er garrotán!

RAFAEL
Mú bien por lo gitaniyo,
y agradesco la atensión.

SOLEA
¿Quies q’e se quéen?

RAFAEL
Yo lo convío.

GITANA
¡Bendito tu corasón!
Ven aquí, tú, resalao,
patita de bailao.

RAFAEL
¿Qué quiere, dí?

GITANA
La güenaventura
te voy a desí.

SOLEA
¡No, no!

RAFAEL
¿Por qué?

SOLEA
No sé…

RAFAEL
No tenga miéo, mujé.

GITANA
Ponme en la parma de la mano
una monéa de prata

(Rafael le da un duro)

q’ahora tu sino va a sabé.

RAFAEL
¡Vamo a vé!

(Todo el coro se aproxima al grupo silenciosamente y con curiosidad)

GITANA
(Se persigna con el duro en la mano)
¡En er nombre de Dió, nuestro Señó
y de su Santa Crú,
venga a mis ojo la lú
q’e toíto lo ve!

(Se guarda el duro en el pecho, coge la mano izquierda de Rafael y le dice la buenaventura)

Esa raya te marca er camino
q’e yeva a la gloria,
fortuna y riquesa,
y bien claro está escrito en tu sino
q’ha de sé torero
por tu arte y guapesa
En amore sera esgrasiaíto
si un hombre moreno
se crusa en tu paso,
pero aquí mesmamente está escrito
q’e no ha de temerle
si no le hase caso.
Y esa mosita
q’a tu verita
m’está ecuchando,
su queré te dará
y p’a ti solo será
¡Qué duquita por ti está pasando!
¡Pobresita! ¡Esta yorando!

RAFAEL
¡Soleá!

GITANA
¿Por ti esta sufriendo y penando!

(Vuelve a fijarse en las manos)

¡Josú! Por lo clavo de su Crú,
¿Qué e lo q’e veo en tu mano?
¡Aquí esta, fíjate!

RAFAEL
¿Pero que?

GITANA
Pue ahorita lo va a sabé!
Esa raya de tu mano
q’ está rota y retorsía,
ésa q’ hasta er fin no yega,
e la raya de la vía.
Rafaliyo er Macareno,
no te fie de tu suerte,
no t’arrime a lo toro,
no t’arrime a lo toro,
q’e pués encontrá la muerte.

TODOS
¡Q’e pués encontrá la muerte!

(Barullo, risas y algún movimiento)

FRASQUITA
¡Caya, gitana emtera!

HORMIGON
¡Quita d’ahí, esboría!

PADRE ANTON
¡También son gana, señore,
d’amargarle a uno la vía!

GITANA
¡La gitana sólo ha dicho la verdá!
¡Y en la parma de la mano escrita está!

RAFAEL
¡Bien pué sé!
¡Bien pué sé!
¡Pero elante de lo toro,
la cara no he de vorvé!

CORO
¡Olé q’e sí! ¡Mú bién hablao!

HORMIGON
¡Chócalá q’e m’ha gustao!

RAFAEL
Señore, no hay q’apurarse,
lo q’está hasiendo aquí farta
e er vino p’alegrarse.

CORO
¡Empiese la juerga!
¡Y venga el jaleo!
¡Olé la alegría! ¡Olé y reteolé!


(Rafael, Soleá, Gato)

RAFAEL
Soleá, toma esa caña de mansaniya,
bebamo junto q’e sabé quiero
lo secretiyo
de mi chiquiya,
bebe, gitana,
pon en er vino tóa la dursura
q’hay en tu labio de pura grana,
bebe ya q’e de gana me muero,
bebe gitana.

SOLEA
Pue voy a bebé
y tós mi secreto
lo va tú a sabé
¡Trae p’acá!

(Toma la caña)

Si quies sabé mi secreto

(Bebe rápido y entrega la caña a Rafael)

ya pués bebé la mitá.

(Bebe Rafael y aparece el Gato que baja de la sierra. Con él vienen tres bandidos que quedan en lo alto hasta el mutis del Gato Montés)

GATO
¡Güena tarde!

SOLEA
¡E ér! ¡Juaniyo er Gato Monte!

(Intentan huir los del coro)

GATO
(Dominando a todos)
¡No¡ ¡D’aquí no se marcha naide
hasta q’e me marche yo!

RAFAEL
Cara la broma te va a costá
si no dise mú pronto
q’e lo q’e quiere
¡Vamo pue! ¡Habla ya!

GATO
Carma… Carma…
No me venga con desplante
ni la jeche de valiente
porq’e si tú no esta solo,
también traigo yo mi gente.

RAFAEL
¿Pué saberse quién ere
y a q’ha venío?

GATO
¿Qué quién soy yo?
¿Q’e a q’he venío?
E bién fási de sabé:
Q’e lo diga si lo sabe,
q’e lo diga si e q’e quiere
esa mujé, esa mujé.

RAFAEL
¡Soleá! Habla y dime la verdá.

SOLEA
¡No sé ná!...

RAFAEL
¡¡Soleá!!

SOLEA
Juaniyo, vete por Dió,
ni en la tierra ni en er sielo
pué haber ya ná entre lo do.

GATO
¡Mentira!

(A Soleá)

¡Dí q’e me quiere entoavía!

SOLEA
¡Caya!

GATO
¡Dí q’e me quiere!

SOLEA
¡Caya!

RAFAEL
¡Basta ya!

(A Soleá)

¡Tú vete adrentro y no sarga ma!

(Gato, Rafael, Hormigón, Padre Antón, Soleá)

GATO
¡Pobre chiquiya!
¡Ay, cómo sufre mi gitaniya!
Eya me quiere
y su peniya cayando mueren.
Ya lo ha oío:
Ni en la tierra ni en er sielo
pué habé ya ná entre lo do.
En er sielo, no lo sé,
pero lo q’e en la tierra,
mía o de naide ha de sé,
mía o de naide ha de sé.

RAFAEL
¡Eso la vamo a vé!

(Los de escena sujetan a Rafael y al Gato)

¡Sortarme! ¡Sortarme!

HORMIGON
¡Quieto, Rafaé!

GATO
Carma, carma, dejarlo ya.
No te pierda Rafaliyo.
Una vé maté yo a un hombre
y ahora yoro arepentío.

RAFAEL
Güeno está yá, no ascucho ma,
búscame cuando esté sólo,
y entones… m’encontrara.

(Mutis de Rafael por la casa)

PADRE ANTON
Juaniyo vete, por Dió.

GATO
Pare cura,
rese osté por mí y por tós…

PADRE ANTON
¿Qué piensa?

GATO
Q’he de pensá,
si la cosa q’e se piensan…
aluego quéan en ná.

PADRE ANTON
¡Juye!

HORMIGON
¡Juye!

GATO
¡Juir!
¡Juí de la gente,
juí de mi ofisio!
¡Juí! ¡Juí de lo q’e se quiere,
ése si q’e sacrifisio!

PADRE ANTON
¡Orvíala!

GATO
¡Cómo! ¡Cómo! Orviarla.
Cómo se pué orviá
un queré, q’e ni aún la muerte
ha de poerlo arrancá,
un queré q’está aquí dentro
como Dió está en la Crú.
¡Clavao y sangrando er pecho!
Por eya maté aun hombre
y fui a la cárse,
y me jugué la vía
por libertarme,
por verla m’eché ar monte
y soy bandío,
por eya he sío siempre
tó lo q’he sío.
No tengai mieo de mí,
a naide le jise daño
dende q’e libre me ví.

HORMIGON
Juaniyo, güerve a la sierra,
miá q’e te siguen lo paso,
miá q’e puén echarte a tierra.

GATO
Sí, m’iré.
¿Me perdona, Pare Antón?

PADRE ANTON
No sé si ere bueno o malo,
pero ahí va mi bendisión.

CORO
Juaniyo orvía
hasta er nombre de Soleá.

GATO
¡Orviá!
Cómo he d’orviarla
si p’a ella sóla yo he vivío,
por eya fui preso,
por eya soy bandío,
por eya fui malo,
por eya perseguío.
Juye bandolero,
juye der mundo entero,
juye p’a la sierra,
no te quéa ya ná en la tierra,
juye a la sierra.
Sólo ayá en mi cueva
paso la duca de la muerte,
mardita mi suerte,
mardito mi corasón.

(Empieza a hacer mutis el Gato)

CORO
Juye bandolero,
juye der mundo entero,
juye p’a la sierra,
no te quéa ya ná en la tierra.

GATO
Ya ná en la tierra

CORO
Juye a la sierra.

GATO
(Dentro, alejándose)
¡Juye!

HORMIGON
Señore, no ha pasao ná,
cada mochuelo a su olivo,
güena tarde y descansá.

(Sale)

CORO
¡Andando! ¡Marchemo!
¡Mú güena! ¡Salú!

(Desaparece el coro tras el cortijo)

PADRE ANTON
Se fue, ya no hay q’e temé

SOLEA
Se fue, sí, ya no volverá,
se fue, ¡Ay, ya no vorverá!

PADRE ANTON
Ese queré chiquiya,
e una locura.

SOLEA
¡Sí!

PADRE ANTON
¡Tiés q’orviarlo!

SOLEA
¡No! ¡Eso jama!
Si orviarlo yo quisiera,
orviarlo no podría
q’e lo yevo clavaíto
en er arma tóa la vía.
Ya lo sé q’e imposible
q’e yo sea de Juaniyo
y a cachito m’hago er arma
por queré a Rafaliyo.
Ya no sé q’e lo q’e quiero
y sufro y yoro por mi queré.
¡Maresita, qué duquita,
queré a un hombre q’e no pué sé!

PADRE ANTON
¡Tú lo ha dicho, no pué sé!

SOLEA
¡Ya lo sé!

PADRE ANTON
Piensa q’e Rafaliyo
t’encontró esamparaíta
y acobijo en su cortijo t’ofresió
y su queré te dió.

SOLEA
Sí… pero yo a otro quiero
y por ér me muero.

PADRE ANTON
Obviarle debe
si sé felí quiere.

SOLEA
Orviá nunca podría
ar q’ha sío toa su vía
esgrasiaíto por mí.

(Soleá, Padre Antón)

SOLEA
Junto dende chavaliyo
por la carretera íbamo lo do
libre como pajariyo
q’e vuelan a la voluntá de Dió.
Ér me quiso y yo le quise
sin hablarno nunca de nuestro queré,
y así fuimo por er mundo roando
a sufrí y a padesé.
A un gachó q’e me quería
cara a cara lo mató;
preso fue por curpa mía
y por verme s’escapó.
Y aunq’e de tós perseguío
ar mismo cortijo de noche venía,
y entre amarguito suspiro
ar pié de mi reja así mer desía:
“¡No m’orvie, vía mía!”
¡Suya, sí, suya quiero yo sé!
¡Hasta cuando querrá Dió der sielo
q’e no puéa a quien quiero queré!

PADRE ANTON
¡Pobresiya!

SOLEA
¡No diga naíta a naide, Pare Antón!

PADRE ANTON
Secreto de confesión!

(Se va el cura poco a poco)

(Me parece curita
q’e t’ ha lusío.
Predicar en desierto,
sermón perdío)

(Hormigón, Rafael, Soleá)

(Soleá queda sentada bajo el emparrado. Salen del cortijo Rafael y Hormigón)

HORMIGON
¿Hasta cuando?

RAFAEL
Er jueve estaré en Seviya.

HORMIGON
Pue salú y hasta la güerta

RAFAEL
Un salúo a la cuadriya.

(Sale Hormigón)

Ya etamo solo.

SOLEA
Solo no, mi Rafaliyo
q’ una sombra me persigue
y se crusa en mi camino.

RAFAEL
No t’asuste tú y no yore,
q’a mi lao esta segura,
defendé sabré tu persona
y tu cariño, tu cariño q’e mi vía
q’ha de sé p’a siempre mío, mío ná ma,
mío p’a siempre, mi bien querío.
Ven a mi vera,
ven, gitana mía,
ven q’e te quiera,
ven a mi verita, ven mi gitana,
ven a mi vera.
¡Qué ganita q’e tenía
de tenerte junto a mí!
P’a mirarme en eso ojo,
y p’a beberme tu suspirito!
¡Ven mi gitana,
ven a mi verita, ven!

SOLEA
¡Rafaliyo de mi arma!

RAFAEL
¿Qué tiene?

SOLEA
No sé…

RAFAEL
¿Ya no yora mi gitana?

SOLEA
Ya no yoro, Rafaé.

RAFAEL
Tu queré e mi alegría

SOLEA
Mi alegría e tu queré.

RAFAEL
Gitaniya de lo ojo negro
me muero de gusto
mirándome en eyo,
gitaniya chiquita y bonita,
carita de rosa, boquita de mié.

SOLEA
Rafaé de mi vía,
me tié tu cariño
loquita perdía.

RAFAEL
Soleá, tú será, vía mía,
la alegría de tu Rafaé.

SOLEA
No me mire d’ese modo.

RAFAEL
Déjame mirarte así

SOLEA
P’a ti sólo e mi cariño.

RAFAEL
Mi cariño e tó p’a ti

SOLEA y RAFAEL
Siempre así,
siempre así.

(Un Pastorcillo, Rafael, Soleá, Gato)

UN PASTORCILLO
(Dentro)
A una gitaniya quiero
y esa gitaniya e mía,
er q’e quitármela quiera
tiene pena de la vía.

RAFAEL
¿Quién canta esa copla?
¡Responde Soleá!

SOLEA
No sé,
no sé.

RAFAEL
¡Tú nunca sabe ná!

SOLEA
E un cantá de la tierra,
q’e lo canta un pastorsiyo
siempre q’e baja de la sierra.

(Baja de la sierra un pastorcillo, cruza la escena arreando el ganado y desaparece detrás del cortijo)

RAFAEL
Esa copla e una amenasa,
esa copla e un insurto,
p’a esa pena de la vía,
yo conseguiré er indurto.

SOLEA
¡Rafaé!

RAFAEL
¡Gato Monte!
¡Q’e Rafaé er Macareno
aún no sabe tú quién e!

SOLEA
¡Rafaliyo!
Por tu mare te lo pío,
no haga caso der cantá.

RAFAEL
¡Yo te juro q’esa copla
no la güerve tú a escuchá!

(Como recordando la letra)

¿Cómo dijo? ¿Cómo fue?
A una gitaniya quiero
y esa gitaniya e mía,
er q’e quitármela quiera…

GATO
(Apareciendo en lo alto de la montaña)
¡Tiene pena de la vía!

RAFAEL
¿Tú aquí?

GATO
¡Sí!

(Rafael saca una faca y va hacia el Gato que al mismo tiempo baja con la carabina cogida por el cañón, dispuesto a partir la cabeza de Rafael)

¡Atrá!

(Rafael retrocede)

¡Atrá!
¡Rafaé!

(Quedan frente a frente y en medio Soleá)

E mú poco p’a este gato
un cachorro de lebrel.

RAFAEL
¿Qué quiere, dí?

GATO
Sabía q’estaba sólo
y a encontrarte vengo aquí.

RAFAEL
¡Pue sí!
Solo etamo cara a cara,
solo etamo frente a frente,
y ande vaya otro valiente
Rafaliyo er Macareno va también.

GATO
Guárdate p’a lo toro la valentía
porq’e pué haserte farta er mejó día.

RAFAEL
Gato Monte
habla claro si e q’e quiere
y acabemo d’ una vé.

GATO
Pue mú claro voy a hablá,
pero conste q’e no vengo
a peí ni a suplicá.
Yo vengo a imponé la ley,
porq’e con ésta y con éste.

(Por la carabina y el corazón)

ande yo voy soy er rey.
Esa mujé sólo e mía,
esa mujé me quié a mí,
porq’e eya no pué quererte
aunq’e te diga q’e sí.

RAFAEL
Pero tuya no pué sé.

GATO
Ya lo sé y por eso mesmamente
no e p’a naide esa mujé.

RAFAEL
¡Eso ya se verá!

GATO
¡Eso está visto mú pronto,
coge er cuchiyo y verá!

(Rafael va a coger el cuchillo, pero antes lo coge Soleá)

SOLEA
¡No! ¡Por Dió lo pío, ten compasión!

GATO
¡Soleá!

SOLEA
¡Si le mata,
yo te juro por mi sarvasión
q’e me parto er corasón!

GATO
¡No!

RAFAEL
¡Trae er cuchillo, trae Soleá!

(Soleá arroja al pozo el cuchillo de Rafael)

SOLEA
¡Eso no! ¡Eso en jama!

GATO
Suerte ha tenío, chavá,
porq’e yo no mato a un hombre
no siendo d’ iguá a iguá

SOLEA
Perdónale q’e me quiera,
ese e tó er má q’e m’ha jecho.

GATO
Yo no sé lo q’e perdón,
q’a mí naide me perdona,
ni tengo ya sarvasión.
Ascucha pue, Macareno:
O deja a esa mujé
o juro q’he de matarte.

RAFAEL
¡Mientra yo viva, mía ha de sé!

GATO
Pue entonse, ascucha lo q’hay q’hasé:
En Seviya er domingo
mata sei toro en la corría.
Vamo a vé si ere hombre
y hasta ande yega tu valentía;
oye bien, Macareno,
q’e te lo juro por mi queré:
Q’e si elante d’un toro
tú no te deja cogé,
ande t’encuentre, te mato,
lo juro por esa mujé.

SOLEA
¡Josú! ¡Dió mío!

GATO
¡No lo orvíe!

RAFAEL
¡Déjame ya!

GATO
¡Y lo dicho, dicho está!

(Desaparece por la montaña, haciendo juramento de matarle)

RAFAEL
¡Ven aquí, Soleá!

SOLEA
¡Rafaé!

RAFAEL
¡Ven acá!
¡Mírame p’a q’e yo vea
en tu ojo la verdá!

SOLEA
¡Mírala!

RAFAEL
¡No veo ná!

(El la despide airado y ella va a caer sobre una silla)

¡Quién conose la verdá!
¡Quién la ha visto!
¡Y ande está!

FRASQUITA
(Saliendo del cortijo)
¡Rafaliyo! ¡Hijo mío!

RAFAEL
(Abrazándola)
¡Maresita!
¡Aquí está la única verdá en la vía!
Esa sí q’e la verdá!

(Se abrazan furiosamente)


ACTO II


CUADRO PRIMERO

Interior de la casa del Macareno en Sevilla.
Son las dos de la tarde en un caluroso día de verano. En el foro izquierda se ve el típico patio andaluz con plantas, flores y una fuentecilla con un surtidor en el centro. A la derecha, en el foro también, una cómoda con una imagen de la Virgen, alumbrada por una lucecita de aceite. Entre la cómoda y el hueco del patio, un gran cartel de toros de la Plaza de Sevilla, en el que se lea claramente que va a matar Seis Miuras, Rafael Ruiz “El Macareno.” Debajo del cartel una mesita de junco con cañeros y botellas de varias bebidas. Sillas de junco.

(En una silla aparece El Macareno vestido de torero, sin chaleco ni chaquetilla. Detrás de él aparece Caireles, el mozo de espadas, haciéndole la coleta)

(Soleá, Caireles, Rafael, Vendedor)

SOLEA
(Dentro)
No quiera nunca a un torero,
No quiera nunca a un torero,
No quiera nunca a un torero,
porq’e dan mú mala vía
y hasta q’e güerven a casa,
ay mi mare, se pasa mucha fatiga.

CAIRELES
¡Y olé!

RAFAEL
¡Esa e mi niña!

VENDEDOR
(Dentro)
¡Ar jahmín niña, ar jahmín
clavele y nardo, rosita de pitiminí!
¡Ar jahmín!

(Se aleja)

RAFAEL
¿Qué hora e ya?

CAIRELES
Ya han dao la do.

RAFAEL
Anda y yama a Soleá.

(Mutis de Caireles. Rafael se levanta)

¡Vaya una tarde bonita,
q’e jase p’a toreá!

(Mirando al patio)

¡Este só y esta alegría
no se ven en ninguna parte
como aquí en Andalusía!
Bendita la tierra mía,
donde e la noche ma clara,
donde ma lú tiene er día.
¡Bendita sea mi tierra,
bendita mi Andalusía!

(Aparece Soleá)

SOLEA
¿Me llamaba Rafaliyo?

RAFAEL
Sí, mujé,

(Lleva puesta la corbata debajo del cuello pero sin hacer)

p’a q’e me haga la corbata,
q’e yo, no me la sé hasé.

SOLEA
¡Josú qué piyo!
¡Vaya un tronera!
¿Y pué saberse quién te la jase
cuando esta fuera?

RAFAEL
No farta un arma caritativa

SOLEA
¡Vaya por Dió!
Pue esa armita voy a sé yo.

(El le ofrece los dos cabos de la corbata)

RAFAEL
Toma pue la corbata
q’e quiero q’e me la pongan
esa manita de plata.

(Ella coge los extremos y al empezar a hacerla él le besa las manos)

SOLEA
¡Niño!

RAFAEL
¿Qué fue?

SOLEA
¡Q’é t’has aprovechao!

RAFAEL
Tié rasón, pero te juro
q’e la mano t’ he besao,
como se besan lo pie
de Cristo crusificao

SOLEA
Siendo así te perdono,
por esta vé.

RAFAEL
¡Vamo ya!

SOLEA
¡Vamo pue!
Q’esta cosita tan fina,
tampoco la sé yo hasé.

(Ella le empieza a hacer la corbata)

RAFAEL
Qué bonita esta de serca
gitaniya resalá
cuando te miro a la cara
ya no m’acuerdo de ná.

SOLEA
Estate quieto, niño,
q’e farta lo mejó.

RAFAEL
Ninguno s’estaría
tan quieto como yo.

SOLEA
Ya va a estar,
ya va a estar,
ya va a estar.

(Queda hecha la corbata)

RAFAEL
No me pueo aguantá. ¡Toma!

(La besa en la frente)

SOLEA
¡Pero niño,! ¡Otra vé!

RAFAEL
E q’e…

SOLEA
Quita, quita.

RAFAEL
Pero, mujé…

SOLEA
Ahora me va a desí
q’ ha besao a Santa Rita.

RAFAEL
(Abrazándola)
¡Qué grasiosa e mi gitana!
¡Qué presiosa! ¡Qué bonita!

SOLEA
¡Qué templao e mi torero!

RAFAEL
Dí, ¿me quiere?

SOLEA
¡Sí, te quiero!

RAFAEL
¡Gitaniya de mi vía
yo te quiero sólo mía!

SOLEA
Solo tuya sé yo quiero,
Rafaliyo de mi vía.

RAFAEL
Gitaniya de mi vía.
Dime q’e me quie, Soleá,
dímelo otra vé.

SOLEA
Te quiero, mi Rafaliyo,
porq’ ha sío güeno p’a mí.
Te quiero, porq’e me sale
der arma queréte así.
Yo andaba por er mundo
siempre roando
triste y solita,
tú la mano me diste
y me recogiste a tu verita.
De toa mi penita
juite la sarvasión,
bendito sea mil vese
bendito sea tu corasón.

RAFAEL
No diga eso chiquiya,
No diga eso.

SOLEA
Déjame q’e te lo diga,
toíto er bien q’e tú m’ ha jecho.

RAFAEL
Pue tó eso e poco, Soleá
p’a lo q’e t’espera.

SOLEA
Yo, en teniéndote a mi vera
ya no me jase farta ná.

RAFAEL
¡Soleá!

SOLEA
¡Mi Rafaliyo!

RAFAEL
¡Mi gitana!

SOLEA
¡Mi toreriyo!

RAFAEL
¡Tuyo! ¡Tuyo! ¡Sí!
Torero quiero sé
y a toreá p’a ti,
q’e yo por ti gitana mía
elante de lo toro
me juego la vía

SOLEA
Torero quiere sé
y a toreá p’a mí
¡Ay mi torero, te quiero!
¡Rafaé de mi vía!
¡De verdá!

RAFAEL
Torero quiero yo sé p’a ti.
¡Ay mi gitana, te quiero!
¡Soleá de mi vía!
¡De verdá!

(Aparece por el patio Hormigón vestido de picador)

(Hormigón, Soleá, Rafael, Frasquita, Padre Antón, Peones)

HORMIGON
¿Se pué pasá?

SOLEA
¡Hormigón!

HORMIGON
Servió.

RAFAEL
Adelante, tumbón

HORMIGON
Home, no hay derecho a la esagerasión.

RAFAEL
¿Ha visto lo Miura?

HORMIGON
¡Son sei catedrale!

SOLEA
¿Tienen mucho cuerno?

HORMIGON
Sei pare cabale.

SOLEA
¡Josú!

HORMIGON
Yevan do punale
cá uno en er testú

RAFAEL
¡Y poquita gana q’e tenía
de toreá en Sevilla
con ese ganao!

HORMIGON
Pue a mí me jase mú poquita grasia,
Porq’e siempre sargo desencuadernao

SOLEA
¿Son mú bravo?

RAFAEL
Lo ma bravo.

HORMIGON
Sí… pero con mala intensión,
porq’e tién un pescueso, camará,
q’e tarmente un acordión.

SOLEA
¡Josú, qué miéo!

RAFAEL
Caya, mujé.

SOLEA
¿Y si te cojen?

RAFAEL
Qué han de cojé,
er toro q’a mí me coja
aún tié q’e nasé.

HORMIGON
¡Me parese!

RAFAEL
¡Digo, tendría q’e vé!
No t’apure tú, chiquiya,
q’a tu vera he de vorvé;
convía con una copa a Hormigón
mintra yo voy a arreglarme.

(Mutis de Rafael)

HORMIGON
S’agradese la atensión.

SOLEA
¿Mansaniya?

HORMIGON
Sí, mujé, mansaniya,
q’e lo ma güeno
q’hay en Seviya.

(Soleá llena una caña de manzanilla que hay sobre la mesita y se la entrega a Hormigón)

SOLEA
Tome osté

HORMIGON
Trae p’acá.

(Bebe Hormigón y luego se limpia la boca con el dorso de la mano)

Si no fuera por el vino
no sardría yo a picá.

SOLEA
Pue oiga osté, Hormigón,
quiera Dió q’hoy no suséa
arguna esaborisión.

HORMIGON
No hay cuidao.

SOLEA
E q’osté no sabe tó lo q’ha pasao.

HORMIGON
¿Qué dise, niña?

SOLEA
Lo q’oye osté.
Juaniyo er Gato Monte
a Rafaliyo y en mi presensia,
jurando por mi queré
le amenasó con esta sentensia:
Q’e si hoy elante d’un toro
ér no se deja cojé
ande lo encuentre, lo mata.
Lo juró por mi queré.

HORMIGON
Pero, niña…

SOLEA
Jurao está.

HORMIGON
¿Qué dise?

SOLEA
E la verdá.
¡Tengo miéo, mucho miéo!

HORMIGON
¿Y qué dise Rafaé?

SOLEA
¡Er q’ha de desí!

HORMIGON
Aqueya gitana tendría rasón.

SOLEA
Fue una profesía.

HORMIGON
O una mardisión.

RAFAEL
(Dentro)
¡Soleá!

SOLEA
Er me yama.

HORMIGON
¿Y su mare?

SOLEA
(Haciendo mutis)
No sabe ná.

HORMIGON
Si su mare lo supiera
no le dejaba toreá.
Señore qué cosa pasan…
no lo quiero ni pensá.

(Hormigón queda hecho un mar de confusiones. Sale Frasquita)

FRASQUITA
¡Hormigón!

HORMIGON
Aquí estoy Señá Frasquita.

FRASQUITA
¿Qué te pasa?

HORMIGON
No me pasa ná.

FRASQUITA
Eso s’arregla con mansaniya.

HORMIGON
No… no bebo ma.

FRASQUITA
Pero, ¿qué te pasa,
si se pué sabé?

(Mirándolo de pies a cabeza, sin comprender el porqué de su preocupación)

FRASQUITA
¿T’han nombrao la bicha,
o ha visto argún tuerto,
o t’ha encontrao ar salí de casa
con algún entierro?

HORMIGON
Naía de eso he visto.

FRASQUITA
¿Pue entonse qué e?

HORMIGON
E q’hay día en q’está uno
p’a pegarlo en la paré.

(Salen Soleá y Rafael; éste vestido ya de luces pero sin capote ni montera)

RAFAEL
No t’apure tú chiquiya,
mañana en tóa Seviya
s’habalará der Macareno.

SOLEA
Dió te güerva a casa güeno.

FRASQUITA
¿Pue no ha de gorvé, chiquiya?

RAFAEL
¡Sí, mi vía!

SOLEA
¡Rafaliyo!

HORMIGON
Q’e va yegá la cuadriya,
despedíse y al avío.

PADRE ANTON
(Dentro)
¡Ave María Purísima!

RAFAEL
¿Quién e?

FRASQUITA y SOLEA
¡Josú!

HORMIGON
¡Er Pare Antón!

PADRE ANTON
Me parese q’he cumplío
la promesa de vení.

RAFAEL
¡Tanto güeno por Seviya!

PADRE ANTON
Pue todo e por verte a ti.

SOLEA
De pasisano paese otro.

PADRE ANTON
Pue si soy er mimo, sí,
y tú no pués figurarte
lo acharao q’estoy así.

RAFAEL
Pue yo p’a pagarle
lo q’e ha jecho osté hoy,
le brindo un toro esta tarde,
o dejo de sé quién soy.

FRASQUITA y SOLEA
¡Y olé q’e sí!

HORMIGON
¡Mú bien hablao!

PADRE ANTON
Traigo er regalo
ya preparao.
Pue si un toro tú me brinda,
juro por mi sarvasión
q’ayí mismo m’alevanto
y t’echo una bendisión.

HORMIGON
Ahí yega la gente

RAFAEL
¡Soleá! Saca er capote y la montera.

(Mutis de Soleá. salen por el patio tres peones con trajes de plata)

PEONES
Güena tarde maestro y la compañá

RAFAEL
Hola, muchacho, vamo ayá.
Cairele, dale tabaco
y a la plasa sin tardá.

FRASQUITA
¡Hijo mío!

RAFAEL
¡Maresita! No pase pena por mí.

(Caireles reparte puros de una caja de habanos; al Padre Antón también le da uno)

FRASQUITA
¡A vé lo q’e jase!

RAFAEL
Vorvé a su braso.

PADRE ANTON
(Mirando el puro que le han dado)
Eso e mú largo p’a mí.

SOLEA
(Trayendo el capote y la montera)
¡Er capote y la montera!

RAFAEL
(Tomando ambas cosas y poniéndose la montera)
Niña, alegra esa carita
q’e no quiero vé tristesa;
¡Aquí ha de sé tó alegría!

SOLEA
¡Alegria! Rafaé,
quisiera q’e no te fuera,
quisiera tenerte aquí.

FRASQUITA
Pue tó e acostumbrarse,
si no, fijate en mi.
¡Adió hijo mío, adió Macareno,
q’e la Virgen t’acompañe
y quede como lo güeno!

RAFAEL
Adió, maresita, adió, Soleá.

SOLEA
Adió, Rafaé.
Q’e Dió te guarde de todo mal.

RAFAEL
¡Adió!

HORMIGON
¡Andando, muchacho!

SOLEA
Piensa q’e no tengo
a naide en er mundo ma q’a ti.

HORMIGON
¡Adió!

FRASQUITA
Güena tarde, Hormigón!

HORMIGON
Hasta luego.

FRASQUITA
Hijo mío, dame un beso,
prenda de mi corasón.

(Se besan)

RAFAEL
Bésame tú Soleá.

SOLEA
Pue sí, Rafaé,
voy a darte er primé beso
pero no t’orvíe d’er.

(Se abrazan los dos y ella le besa en la cara. Desaparecen por el foro los peones, Hormigón y el Padre Antón)

RAFAEL
¡Adió!

(Desaparece Rafael corriendo. Frasquita desde el patio, ve partir el coche donde van los toreros. Soleá, llorosa, se dirige a la imagen que hay sobre la cómoda)

SOLEA
Mi Virgen, óyeme tú,
sé tú su amparo y su guía,

(Entra Frasquita)

protege a mi Rafaé.

FRASQUITA
¡Soleá!

SOLEA
¡Mare mía!

(Quedan abrazadas)


CUADRO SEGUNDO

Patio de caballos de la Plaza de toros de Sevilla
En primer término derecha, una puerta, sobre esta puerta se leerá Enfermería. A la izquierda, en primer término, pequeña capilla. Dentro de la capilla, un altarcito, sobre éste un crucifijo bastante grande, floreros con flores y dos cirios encendidos. Al foro, un túnel de bóveda lleva hasta las puertas de las barreras. Se ven los tendidos de sol llenos de gente.
(Aparecen algunos peones, Hormigón, uno o dos picadores, mucho público, admiradores, alguna mujer con traje de fiesta y dos guardias veraniegos. Aparece Rafael y sus peones. La gente y los amigos saludan al Macareno)

(Rafael, Hormigón, Recalcao)

RAFAEL
¡Hormigón!

(Hormigón se le acerca)

¿Ha visto ya la plasa?

HORMIGON
¡Un yeno a reventá!

RAFAEL
Pue m’alegro
q’e vengo yo esta tarde
con gana de toreá.

HORMIGON
Er ganao e de primera,
con bravura y con poér.

RAFAEL
Así quiero yo lo toro
q’e con manso no pué sé.

(Aparece a caballo el Recalcao, baja y el monosabio se lleva el caballo. Hormigón, al ver llegar al Recalcao, hace como que le dice una cosa al Macareno y se aleja de éste)

¡Recalcao!

(El Recalcao se le acerca)

A vé q’e lo q’e jase.

RECALCAO
Escuíe osté, maestro.

RAFAEL
Pue mucho ojo
q’e si estropea un toro
te mando ar cayejón.

(Llama a los peones y éstos le rodean)

Venía acá muchacho y atensión:
A su pueto cada cuá,
q’e cumpla cá uno con su obligasión,
q’e yo haré lo dema.
Güena suerte, muchacho,
no s’hable ma.

(Se alejan un poco los peones)

HORMIGON
¡Rafaé!

RAFAEL
¿Qué te pasa?

HORMIGON
¿A mí? ná…
pero aunque tú ná m’ha dicho,
lo sé tó.

RAFAEL
¿Soleá?

HORMIGON
Si, eya m’ha dicho tóa la verdá.

RAFAEL
¡Y bién!...
¿Qué me vá tú a desí?

HORMIGON
Ya sabe q’e yo te quiero
como si fuera hijo mío.

RAFAEL
Sí.

HORMIGON
Contesta pue, Rafaliyo,
dime qué piensa tú hasé.

RAFAEL
¿Y tú me lo pregunta? ¡Hormigón!
¡Yo jago en toa parte
lo q’e mi obligasión!

HORMIGON
Esta bién,
pero esa amenasa der Gato Monte…

RAFAEL
Ríete tú d’amenasa,
ér no conose a Rafaé.
Yo sé despachá sei toro,
y aluego matarlo a ér.

HORMIGON
Está bién…

(Cediendo)

Está bien…

RAFAEL
Aspera aquí fuera,
voy a resá.

(Entra Rafael en la Capilla, cierra la puerta, se persigna con agua bendita y queda de pié frente al altarcito donde está el crucifijo) Señó, q’e no me farte el való, q’e sea ér q’he sío simpre, eso e lo q’e pío yo.

(Aparece el Padre Antón, que saluda a Hormigón y conversan ambos)

(Rafael, Padre Antón, Hormigón)

RAFAEL
Señó, q'e no me farte er való
que sea el que sío siempre
eso te pío yo.  
Señó no te pío na ma
y pagarte yo espero este favó,
y ahora Señó,
cumplía sea tu voluntá, Señó.

(Se persigna y sale poniéndose la montera. Al ver al Padre Antón va hacia él y dándole una palmada en el hombro, le grita entusiasmado:)

¡Pare Antón!

PADRE ANTON
(Tapándole la boca)
¡Caya!
No sea q’argún malaje
me tome la filiasión.

HORMIGON
(Tié rasón)

PADRE ANTON
(A Rafael)
¿Ya t’ha pueto a bién con Dió?

RAFAEL
Sí, señó.

PADRE ANTON
(A Hormigón)
Asín cumplen la presona.

HORMIGON
¡Sí…! A vé si despue der reso,

(Por los Miuras)

no van a sortá sei mona.

PADRE ANTON
¿Descreío!

HORMIGON
¡No, señó!
No la tengo toa conmigo,
y a resá también voy yo.

(Entra en la capilla)

RAFAEL
E mú bruto…

PADRE ANTON
Pero e güeno…
voy a vé lo q’e jase ahí.

(El Padre Antón mira por la cerradura: Hormigón hace como que reza un instante y luego saca un pañuelo, lo empapa bien en la pililla y se lo estruja sobre la cabeza, repitiendo esta operación una o dos veces. Aparece el Alguacilillo a caballo)

(Alguacilillo, Rafael, Público)

ALGUACILILLO
(A Rafael)
Señó maestro, la hora e ya.

RAFAEL
Vamo ayá.

(Sale Hormigón de la capilla y hace mutis por el patio de caballos. Se arma el revuelo natural, propio del momento en que se forma la cuadrilla: el Alguacil, montado, queda a la puerta de la salida del redondel y tras él van formándose los toreros, asediados por los amigos que los saludan y despiden. Van saliendo los picadores a caballo y los monosabios los colocan detrás de los toreros. Se abren los portalones de la barrera y la contrabarrera. Sale al redondel el Alguacil. Vuelve, da media vuelta al caballo y vuelve a salir, tras él, la cuadrilla, toda. Los porteros cierran la barrera y la contrabarrera y en este momento van echando los toreros sus potes de paseo a los tendidos. Vuelven el Alguacilillo y los dos picadores de reserva, quedando en el redondel Hormigón y Recalcao. vuelven a cerrarse los portalones y empieza la lidia. sale el toro y se ve a algún peón cruzar el ruedo apresuradamente, repitiendo esto, poco después, otro peón. Algún espectador y los guardias que estarán entre barreras no pierden un detalle de lo que sucede en el redondel. En este momento cruza el Macareno, con el capote)



(Público, Soleá, Hormigón, Frasquita)

UNA VOZ
¡Vamo a verlo!

(El Macareno se marca unas verónicas monumentales)

PUBLICO
¡Olé!

(Crece el entusiasmo del público. Gritos y confusión hasta que suena la gran ovación. El Macareno cruza el redondel y saluda con la montera al público: Caen al redondel algunos sombreros, que él y un peón que le sigue devuelven al público. Cruza Hormigón para picar)

VOCES
¡Esa puya, más corta!
¡Al reglamento!
¡Anda con ér!

(El toro toma la primera vara. Ovación a Hormigón; entra Hormigón sin caballo y con furor empieza a patear pidiendo caballo, sale otro picador al redondel y un monosabio saca otro caballo en el que monta rápidamente Hormigón y casi al galope, sale al redondel)

PUBLICO
¡Cabayo!
¡Cabayo!
¡Cabayo!

(Vuelve al redondel el Recalcao, también sin caballo. Al volver Hormigón al redondel le aplauden. Vuelven montados, Recalcao y Hormigón. A éste le aplauden al salir al redondel. Recalcao hace mutis y Hormigón queda en escena, se resiente de un batacazo. Un banderillero, con las banderillas en la mano se ve de cuando en cuando preparar al toro para ponerle un buen par; ovación al banderillero. Entran jadeantres Soleá y Frasquita)

FRASQUITA
¡Hormigón!

HORMIGON
¡Josú! ¡Seña Frasquita! ¡Soleá!
¿Q’haséi aquí ostés?

FRASQUITA
Ven acá Hormigón;
Esa niña m’ha dicho tóa la verdá.

HORMIGON
¡Soleá!

SOLEA
Y venimo p’a estar
serca de Rafaé.

HORMIGON
No pasá cuidao,
q’er niño
viene bien preparao.
Irse a casa pue.

SOLEA
No, no me voy d’aquí.

HORMIGON
(Empujándolas hacia la puerta de la capilla)
Entrá pue en la capiya,
q’aquí no podéi está.

SOLEA
¡No, no!

HORMIGON
¡Vamos niña, anda ya!

(El las obliga a entrar)

FRASQUITA
Vamo pue, Soleá.

HORMIGON
¡Ya va a brindá!

(Entran y él cierra la puerta)

¡Adentro y no s´hable ma!

(El público del redondel impone silencio para oír el brindis del Macareno)

Yo echo la yave y ayá cuidáo.

(Da dos vueltas a la llave)

Y ahora vamo a vé la faena,
q’hoy er niño está sembrao.

(Hormigón se coloca entre barreras)

SOLEA
¡Maresita, qué duquita!

FRASQUITA
¡Caya niña
y vamo a vé!

PUBLICO
¡Olé!

SOLEA
¡Ese ha sío a Rafaé!

FRASQUITA
¡Hijo mío!

PUBLICO
¡Olé!

SOLEA

(Dirigiéndose al crucifijo)

¡Ah grasia a ti, Señó der sielo,
ampara a mi Rafaé!

PUBLICO
¡Música!
¡Olé!

VOCES
¡Solo! ¡Solo!
¡Viva tu mare, Macareno!

(Frasquita salta de alegría)

¡Vamo a verlo!

(Grito horrible del público por la cogida del Macareno. Frasquita y Soleá, que han adivinado lo que ocurre, se desesperan por salir de la capilla inútilmente: Se abren las puertas de las barreras y entre dos monosabios, traen al Macareno herido de muerte y lo meten en la enfermería. De todos lados llegan los del público, que se  abalanzan a la puerta de la enfermería, pero los guardias les  impiden entrar. La confusión es horrible. Frasquita y Soleá golpean la puerta de la capilla)

RAFAEL
(Dentro como un grito)
¡Maresita!

(Hormigón sale de la enfermería con el sombrero en la mano. Los del público retroceden al ver muerto al Macareno y se quitan los sombreros. Hormigón abre la capilla. Frasquita, empujando a todos, entra en la enfermería. Soleá la sigue, pero al ver el cuadro cae desmayada en brazos de Hormigón)

FRASQUITA
¡Rafaé!

SOLEA
¡Ah!


ACTO III


CUADRO PRIMERO

Interior del cortijo.
Al foro, puerta a la derecha y ventana a la izquierda. En el lateral, puerta que conduce a la cámara mortuoria de Soleá. Por esta puerta llega hasta la escena el resplandor de los cirios. Al lado de la puerta del foro, una cómoda o consola con un quinqué de petróleo encendido.

(Sentados aparecen la señá Frasquita, Loliya y una vieja. Visten de negro. El Padre Antón, con sotana y bonete, se pasea lentamente)

(Padre Antón, Frasquita, Hormigón, Gitana)

PADRE ANTON
Mucho tarda ya Hormigón…

FRASQUITA
¿Quién fue a yevarle la rasón?

PADRE ANTON
Cairele.
Eyo traerán lo papele.

(Mirando por la puerta de la izquierda)

Probesiya Soleá…
la mató er doló,
probe gitaniya,
de pena murió,

(El Padre Antón abre la ventana y se ve la campiña iluminada por la luz de la luna)

CORO
(Interno)
Aseitunera, no corra, espera,
no corra, aseitunera,
no corra, espera.
Corre, corre, aseitunera,
corre q’e esperá no puéo,
corre, corre, no t’espero.

PADRE ANTON
Ya la gente güena
güerve de la faena.

(Aparece Hormigón por la puerta del foro)

¡Hormigón!

HORMIGON
¡Servió!
Señá Frasquita,
mucha pasiensia,
conformiá.

FRASQUITA
¡Sí, Hormigón!
ya está bien curtío este corasón.

(Hormigón va hacia la puerta de la cámara)

HORMIGON
¡Qué bonita está!
Parese una Virgensita
q’e l’han pueto en un artá.
Pare Antón, no semo naide.

CORO
(Interno, más lejano que antes)
Tra la la la la …

PADRE ANTON
¿Y Cairele?

HORMIGON
Queó en Seviya
pero aquí estoy yo p’a tó.

FRASQUITA
Gracia, Hormigón.

HORMIGON
Y ahora mesmo voy ar pueblo
p’arreglá esa cuestión.

FRASQUITA
¡Güerve pronto!

HORMIGON
Con la jaca en dié minuto estoy aquí.

(Mutis de Hormigón. Aparece la gitana en la puerta del foro)

FRASQUITA
¿Quién vá?

GITANA
Lo gitaniyo, Seña Frasquita,
lo amigo de Soleá,
q’e venimo a echarle flore,
si osté no deja pasá.

FRASQUITA
Podéi entrá.

(Entran con la gitana, los gitanillos. Todos llevan grandes brazadas de flores. Queda frente a la puerta la gitana y rodeándola, los gitanillos)

(Gitana, Gato, Padre Antón, Frasquita, Pastorcillo)

GITANA
Ahí la tenéi muertesita por la pena
de yorá a su Rafaé,
eya q’era tan bonita,
tan gitana, pobresita,
muertesita está por ér.
Entrá gitaniyo a echá flore
a la reina der mundo,
la flore que siempre la vieron pená,
la flore q’están regaita
con su lagrimita,
la flore q’e tanto la vieron yorá,
entrá, entrá.

(Entra la gitana con los gitanillos y el Padre Antón en la cámara)

Ahí la tenéi, muertesita por la pena

(Aparece en la puerta del foro el Gato Montés, que escucha estos versos)

de yorá a su Rafaé…

GATO
¡Mentira!

(Los gitanos huyen despavoridos. Los demás quedan aterrados)

PADRE ANTON
¡Juaniyo! ¿Qué jase tú aquí?

GATO
Vengo a yorá.

FRASQUITA
Pero, ¿sabe yorá tú?

GATO
Eso… güeno…
Yo no sé lo q’e yorá
pero er corasón me duele
y la pena me va a ahogá.

FRASQUITA
¡Vete! ¡Juye!

GATO
¡No! ¡Eso sí q’e no!
A mi me sacan con eya
o no sargo de aquí yo.

(El Gato se dirige a la puerta de la cámara)

¡Soleá!
¡Soleá!

(El Gato cae de bruces ante la puerta, preso del terrible dolor de ver muerta a Soleá)

Ahí la tenéi muertesita por la pena
de yorá por mi queré.

PADRE ANTON
¡Y quién le habrá dicho!

GATO
¡Naide, Pare Antón!
Naide, m’ha dicho q’ha muerto,
m’ha traío er corasón.
¡Muertesita está,

(Tocándose el corazón)

no m’engañó!

PADRE ANTON
¡Vete, Juaniyo!

GATO
No. yo no me voy así
no, dejándola a eya aquí.
¡Conmigo ha de vení
ande naide lo puéa impedí!

(El Gato, loco de pasión, entra en la cámara. Los demás personajes quedan anonadados por el terror)

UN PASTORCILLO
(Interno)
A una gitaniya quiero
y esa gitaniya e mía,
ér q’e quitármela quiera…

(Frasquita cierra la ventana para no escuchar el último verso de la copla. Aparece el Gato llevando en brazos a Soleá y en la boca la faca)

GATO
¡Tiene pena de la vía!

(Desaparece por la puerta del foro)


CUADRO SEGUNDO

La guarida del Gato Montés
Esta es una cueva natural, en el fondo hay un gran boquete entre pedruscos que es la entrada a la cueva, hay que bajar por un practicable en zig.zag. Es de noche y fuera de la cueva se ve la sierra iluminada por la luna.

(En primer término, descansa el cadáver de Soleá, junto a ella, echado a sus pies, como un perro, aparece el Gato)

(Gato)

GATO
¡Soleá!
¡Ná! Ya no me quéa naíta
en er mundo, ná…
¿P’a q’e quiero ya la vía?
¡Si yo no ma q’e vivía,
p’a quererte y p’a sufrí!
¿Qué mar sino fue er tuyo y er mío?
¡Ay q’amarga ha sío la vía
p’a ti y p’a mí!

(Coge una mano a Soleá)

¡Qué helaía está!
¡Ay, si er caló de mi cuerpo
te lo pudiera yo dá!
¡Ay, que agusto moriría,
si con la sangre de mi vena
te pudiera dá la vía!
¡Arma de mi arma! ¡Gitana mía!

(Descubre la cara levantándole el velo)

¡Ande están de tu cara lo colore
q’e paresían tarmente un manojito de flore!
¡Y aqueyo ojo cansaíto de yorá,
q’han echao ma lagrimita
q’arenita tiene er má!...
¡Mi vía!... ¡Soleá!

(Pezuño, Gato, Hormigón, Guardias Jurados)

CORO
(Interno)
¡Vamo, muchacho!

(El Gato se levanta sorprendido)

¡Vamo p’arriba,
q’e no s’ha d’escapá!
¡Duro con ér! ¡Vamo p’ayá!

(Entra Pezuño en la cueva corriendo. Trae una carabina)

PEZUÑO
¡Juaniyo!

GATO
¿Quién vá?

PEZUÑO
La gente q’e yega de la cortijá

GATO
¡Déjala!

PEZUÑO
¡No esta en tu juisio!
¿Y tu vía?

GATO
¡Mi vía!
Mi vía no e ná…
¡Mi vía era eso!
¡Qué m’importa lo dema!
¿Y lo nuestro?

PEZUÑO
Cumplirán su obligasión.
¿Le haremo cara a la gente?

GATO
¡¡No!! Q’e yo ya no soy valiente…
me farta ya er corasón.
Ascucha Pezuño,
ya sabe lo q’e t’he dicho.

PEZUÑO
Escuía, pero ascucha.

GATO
¡No! ¡No ascucho ná,
y ay de ti, como no lo haga!

PEZUÑO
Si tú lo manda, s’hará.

HORMIGON
(Dentro)
¡Adelante valiente!

CORO
(Dentro)
¡Alante! ¡Alante!

(A Pezuño, empujándole para que se oculte)

¡Vete a tu pueto!

(A los que llegan)

GATO
¡Pasá!

(Entran en escena Hormigón y la gente del cortijo. Traen armas de fuego)

HORMIGON y CORO
Gato Monte, ya no t’escapa!

GATO
¡Aquí estoy p’a entregarme,
no m’he de defendé!
¿Qué castigo vái a darme
por queré a una mujé?
¡Vamo a vé!
Si hay arguno q’e no tenga
de mi pena compasión
ahí va mi propio cuchiyo.

(Se quita el cuchillo de la faja y lo arroja a los pies de ellos)

¡Qué me parta er corasón!

(Nadie se mueve y quedan enternecidos)

Lo vei como no hay denguno
q’e no s’apiade de mí,
¡Dejadme a mi gitaniya,
dejarla conmigo aquí!
¡Dejármela!

GUARDIAS JURADOS
(Dentro)
¡¡Arto!!

GATO
¿Quién vá?
¿Quién vá?

(Se dirige rápido a la entrada de la cueva, sube al practicable y baja rápidamente aterrorizado, hecho una fiera se coloca cerca de Soleá y en pie, dice lo que sigue a Pezuño, presentando el pecho)

¡No, eso si q’e no!
¡¡Pezuño, aquí, ar corasón!!

(Pezuño dispara. Cae el Gato mortalmente herido y arrastrándose, se acerca a Soleá, le coge las manos, tira de ellas y cae ella sobre él quedando fuertemente abrazados)



FIN


Información obtenida en:
http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario