sábado, 7 de junio de 2014

Don Gil de Alcalá (Libreto



DON GIL DE ALCALA



Opera cómica en tres actos.

Libreto y Música: Manuel Penella.

Estrenada en el Teatro Novedades de Barcelona el 27 de octubre 1932.



REPARTO (Estreno)

Niña Estrella – Maruja Vallojera.

Maya – Trini Avellí.

Don Gil – Ricardo Mayral.

Don Diego – Pablo Gorgé.

Carrasquilla – Pedro Font-Malá.

Chamaco – Antonio Palacios.

Gobernador – Amadeo Llauradó.

Padre Magistral – Juan Baraje.

Madre Abadesa –

Virrey –

Maestro de Ceremonias -



ARGUMENTO

PRIMER ACTO

Niña Estrella, huérfana protegida por el Gobernador, está prometida a Don Diego, rico hacendado del país, aunque ella a quien ama en secreto es al capitán español Don Gil de Alcalá. La obra comienza con el anuncio de la llegada del Gobernador con Don Diego, pero antes de esto, Niña Estrella recibe, en el convento donde reside, una carta clandestina de Don Gil, avisándole su llegada.
Un criado se presenta de improviso para informar que la diligencia del Gobernador ha sido atacada, y defendida por dos bravos hombres. Al llegar el Gobernador y Don Diego, ante la sorpresa de Niña Estrella, vienen acompañados por Don Gil y su sargento Carrasquilla, que han resultado ser los salvadores; aunque en realidad es una artimaña de Don Gil para estar junto a Niña Estrella. Se inicia un baile, y para estupefacción de Don Diego, Don Gil invita a bailar a Niña Estrella. Don Diego ve un rival peligroso en el español, y echan la suerte a cartas, suerte que gana Don Gil.

SEGUNDO ACTO

Impulsado por los celos, Don Diego dice a Niña Estrella que Don Gil no es más que un aventurero y un farsante, y amenaza con descubrir públicamente la personalidad del capitán español. Para lograr sus propósitos, el día en que el Virrey va a condecorar a Don Gil y Carrasquilla por su acto de heroísmo, Don Diego interrumpe la ceremonia revelando ante todos que en realidad, el supuesto salvamento del Gobernador fue una farsa pagada por Don Gil para ganarse los favores del Virrey. Niña Estrella queda asombrada, pero comprende que todo lo ha hecho Don Gil por su amor. El Virrey, sin embargo, se muestra inflexible y castiga severamente a Don Gil.

TERCER ACTO

Uno de los leales servidores de Niña Estrella descubre una conversación entre el Gobernador y el Magistral. El Gobernador confiesa al Magistral que tiene un hijo desconocido en España fruto de sus amores con una lavandera. El servidor lleva la noticia a Niña Estrella, y entre todos preparan un plan para evitar que Don Gil vaya a prisión. Al día siguiente, y ante todos, Don Gil se presenta ante el Gobernador y confiesa ser hijo suyo, con tal acierto de detalles, que nadie puede ponerlo en duda de este modo, el Gobernador acepta a Don Gil y le entrega a Niña Estrella.


CUADRO PRIMERO

(Claustro de un convento y colegio de señoritas en Veracruz, Nueva España, (Méjico) a finales del siglo XVIII)


Escena con Madre Abadesa, Chamaco y colegialas

COLEGIALAS
(Dentro)
María Inmaculada, protégenos.
Y en la hora de nuestra muerte,
Virgen Bendita, ampáranos.

(Sale Chamaco por la derecha llorando. Con parsimonia, deja en el suelo los cestos y la media calabaza que lleva sobre la cabeza. Sale la Madre Abadesa de la iglesia)

MADRE ABADESA
¡Chamaco! ¡Chamaco!
¿Qué te pasó?
¡Tú lloras!

CHAMACO
Sí, madrecita.

MADRE ABADESA
¿Y la compra?

CHAMACO
Ya íbale yo.

MADRE ABADESA
¡Ah, peladito! ¡Tan bueno!
Tú lloras por niña Estrella.

CHAMACO
Sí Madre, por eso lloro.
¡Lloro porque se la llevan!

(Cae llorando a los pies de la Abadesa)

MADRE ABADESA
Si me prometes ser bueno...

CHAMACO
¡Sí!

MADRE ABADESA
... a su servicio te irás.

CHAMACO
¡Eh! Pero ¿es cierto?

MADRE ABADESA
Ella lo quiere.

CHAMACO
Pues aún lo quiero yo más.

MADREA ABADESA
¡Anda pronto!

CHAMACO
¡Corriendito!

MADRE ABADESA
¡Y cuidado con los tragos!

CHAMACO
¡Un pulquecito no más!

(Coge sus cestas, pero aún no, las calabazas)

MADRE ABADESA
A ver si vuelves pronto.

CHAMACO
Ya estoy de vueltecita.

MADRE ABADESA
Y no te olvides de nada.

CHAMACO
Ya llevo mi listita,
descuide Madrecita,
que nada olvidaré.

(La Abadesa sale)

(Hace memoria)

Jitomates y chilotes,
aguacates y zapotes,
bizcochuelos almendrados
y heladillos de limón
Hoy me gano yo en la sisa,
por lo menos un tostón.

(Rápidamente se coloca la calabaza en la cabeza y sale por la izquierda)

COLEGIALAS
(Dentro)
Dios te salve, María,
llena eres de gracia,
el Señor es contigo,
y bendita Tú eres,
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.

(Se oyen golpes de campana, aparecen el Padre Magistral y la Madre Abadesa)


Escena con Magistral y Madre Abadesa

MADREA ABADESA
Señor Magistral.

MAGISTRAL
Madre Abadesa.

MADRE ABADESA
¿A qué debo tanto honor?

MAGISTRAL
Me suplicó que viniera
el señor Gobernador.

MADRE ABADESA
Por cierto, que tarda mucho,
ya debiera estar aquí.

MAGISTRAL
A su edad, ya es demasiado
hacer un viaje así.

MADRE ABADESA
Todo Veracruz lo sabe
que hoy viene por Niña Estrella
y con él el Señor Conde,
que va a casarse con ella...

MAGISTRAL
¡Pobre niña! ¡Sin amor!

MADRE ABADESA
Y, ¿a qué más puede aspirar
una huérfana y mestiza?

MAGISTRAL
No quisiera yo acertar.

MADRE ABADESA
Pasad, Señor, a descansar,

(Salen los dos. Entran algunas colegialas saltando de alegría; luego otras y por último, Lucía discutiendo con Cecilia)


Presentación de Niña Estrella, con colegialas

COLEGIALAS
¡El recreo! ¡Ya no hay tarea! ¡Vamos al juego!

(Dos o tres parejas se cogen de las manos y ruedan a compás)

LUCIA
¡Acusona!

CECILIA
¿Yo?

LUCIA
¡Tú! Pues claro,
¿A qué tienes que decir
si saco la lengua o no?
¡Pues la saco
y la resaco
y sanseacabó!

COLEGIALAS
(Jugando al corro hasta que ven a Niña Estrella)
¡A jugar al corro
de San Serení!

(Entra muy triste Niña Estrella)

LUCIA
Vamos, Niña Estrella.

CECILIA y LAS DEMAS
Vamos a jugar.

NIÑA ESTRELLA
No, jugad vosotras.

LUCIA y CECILIA
Dice bien
es verdad.

LAS DEMAS
Niña Estrella se nos va

NIÑA ESTRELLA
¡Por qué! ¿Por qué
me llevarán de aquí?

LAS DEMAS
Porque vas a casarte.

NIÑA ESTRELLA
¡No!

LAS DEMAS
Y serás muy dichosa.

NIÑA ESTRELLA
¡No!
Si yo no amo a Don Diego,
podré ser su esclava...
¡Más nunca su esposa!

COLEGIALAS
Entonces ¿qué hacer?...

NIÑA ESTRELLA
Debo acatar el mandato
del señor Gobernador,
que al quedar huérfana y sola
él ha sido mi tutor.
Hizo las veces de un padre,
cuya bondad no merezco,
y cual hija agradecida,
él me manda y yo obedezco.
Pero no amo a Don Diego,
yo a quien amo es a Don Gil.

COLEGIALAS
¡Don Gil!

NIÑA ESTRELLA
¡Don Gil!
Por eso sufro en silencio
el dolor de mi destino,
pues sólo quiero ser de Don Gil.

COLEGIALAS
Y ¿quién es ese galán?

NIÑA ESTRELLA
¡Oíd!
Un capitán español
que conocí en Yucatán
noble y bravo como un león
y galante como un Don Juan.

COLEGIALAS
Sigue, sigue con la historia
de tu capitán.

NIÑA ESTRELLA
Desde el momento que le vi,
me enamoré, se enamoró,
y jurando ser para mí
su alma entera me dio.
Un año que no ví
al bravo capitán,
un año presa aquí,
luchando con mi afán.

TODAS
Un capitán español
que conoció en Yucatán.

NIÑA ESTRELLA
Noble y bravo como un león,

NIÑA ESTRELLA y COLEGIALAS
y galante como un Don Juan,
como un león, como un Don Juan
mi (tu) capitán.

COLEGIALAS
Y ¿cual es su nombre?

NIÑA ESTRELLA
¡Bonito en verdad!
Se llama, se llama...
¡Don Gil de Alcalá!

COLEGIALAS
¡Muy bonito!

NIÑA ESTRELLA
¡Don Gil de Alcalá!
Para él será
mi amante corazón
que entero le di ya.

COLEGIALAS
¡Don Gil de Alcalá!

LUCIA
Y tú ¿por qué
te llamas Miztilán?

NIÑA ESTRELLA
Miztilán se llaman las estrellas
en tierras del Yucatán

COLEGIALAS
¡Miztilán!

NIÑA ESTRELLA
Fue mi madre
una india yucateca
y mi padre
un soldado español,
que murió peleando en Toluca
por salvar la vida del Gobernador.
Al morir mi madre,
él me recogió,
y hoy les dice a todos
que su hija soy yo.

COLEGIALAS
¡Al refectorio!

LUCIA y OTRAS
¡Vamos Estrella!

(Se van todas menos Lucía)

NIÑA ESTRELLA
¡No! ¡Dejadme!

LUCIA
Queda con Dios

(Se va. Niña Estrella saca del pecho una cruz con cadenita)

NIÑA ESTRELLA
Bendita cruz
que al morir mi madre
llorando me dio,
ella me acompaña
y ella me consuela.
Contemplarla es mi embeleso
yo la miro y yo la beso,
es mi cruz,
que a mi alma trae la luz.
Ella es mi única alegría
es mi amparo y es mi guía,
es mi cruz, es mi cruz.

(Besa la cruz y se la guarda)

Madre, ¡tú que estás
en el cielo, escúchame!

(Se arrodilla)

¡Madre!
¡Estrella que me guías
en mi camino!
¡Madre!
¡No dejes que se cumpla
mi cruel destino!
Acompáñame tú,
no me desampares
que de día y de noche
con mi alma yo te sigo.
¡Madre!
Si mi vida ha de ser
llantos y pesares,
¡Llévame contigo!
¡Llévame contigo!

(Llora y cae de bruces)


Escena con Niña Estrella y Maya

MAYA
(Dentro)
¡Miztilán!

NIÑA ESTRELLA
(Se incorpora, asustada)
¡Eh!

MAYA
¡Miztilán!

NIÑA ESTRELLA
¡Dios mío! ¿qué fue?
¡Mi nombre escuché!

(Entra Maya corriendo y casi arrodillada a los pies de Niña Estrella, abrazada a sus piernas y besando varias veces el borde de su falda)

¡Maya! ¡Tú!
Levanta Maya.
¡No me hagas
llorar más!

(Maya se levanta)

MAYA
Al fin te veo, Niña Estrella,
al fin te tengo entre mis brazos.

NIÑA ESTRELLA
¡Maya!...

MAYA
¡Niña!
Perdón si me he atrevido.

NIÑA ESTRELLA
¿Qué haces aquí?
¿Cómo has venido?

MAYA
Vine por tu bien.

NIÑA ESTRELLA
Pero ¿cómo?

MAYA
Crucé a caballo la alta montaña,
él, como un loco, galopaba,
corre que corre, jala que jala,
¡Ay, niña mía, nunca llegaba!

NIÑA ESTRELLA
¡Cálmate ya! ¡Cuéntalo todo
y di la verdad! ¿Qué te pasa?

MAYA
¡Mira!

(Saca una carta del pecho)

NIÑA ESTRELLA
¿Una carta?

MAYA
De Don Gil

NIÑA ESTRELLA
¡Ah! ¡De Don Gil!
¡Gracias Dios mío,
ya soy feliz!

(Besa la carta y salta, como antes las colegialas)

MAYA
A ver qué dice, pues

NIÑA ESTRELLA
¡Que me adora!
Mírala,
mírala,
es suya, es de Don Gil,
Don Gil de Alcalá

(Se sienta en el banco y lee la carta)

“Mi adorada Niña Estrella,
tú eres mi ilusión más bella,
yo sin ti vivir no sé”.
¡Ah! ¡Que sin mí ya no vive!

MAYA
¡Sigue!

NIÑA ESTRELLA
“Va a matarme la alegría
de pensar, paloma mía,
que muy pronto te veré”.
¡Ah! ¡Pronto ya voy a verle!

MAYA
¿Qué más?

NIÑA ESTRELLA
“Dominada Nueva España
terminó nuestra campaña
al fin libre, vida mía,
en tus brazos me verás”
¡Dios mío! ¿Y Don Diego?

MAYA
¡Ese! ¡Déjalo, no más!

NIÑA ESTRELLA
“Ahora, mi adorada Estrella,
una súplica he de hacerte:
pase lo que pase,
veas lo que veas,
tú no has de asustarte,
ni has de sorprenderte,
pues es necesario
que el viejo tutor,
no pueda negarme
tu mano y tu amor.
¡Adiós, Miztilán divina!
¡Estrellita de mi aurora!
Recibe el alma y la vida
de tu Don Gil que te adora”
¿Qué podrá hacer? ¿Qué intentará?

(Entra la madre abadesa. Niña Estrella esconde la carta por detrás)

MADRE ABADESA
¿Qué hace esa aquí, Niña Estrella?

NIÑA ESTRELLA
Nada, es mi doncella.

MADRE ABADESA
Podéis pasar.

(Niña Estrella y Maya se disponen a salir)

NIÑA ESTRELLA
(A Maya)
Guárdame la carta

(Entra Chamaco con una calabaza en la cabeza)

CHAMACO
Señora Abadesa

MABRE ABADESA
¿Qué pasa, Chamaco?

CHAMACO
¿Que qué es lo que pasa?
Quíteme la calabaza,
que se me cae de la emoción.

(Se la quita)

MADRE ABADESA
¿Qué fue?

CHAMACO
Pues verá usté:
que un ciento lo menos
de saltiadores
nos han secuestrado
al Gobernador.

MADRE ABADESA
¡Horror!

CHAMACO
Que venía con Don Diego,
y allí mismo los trincaron
y hay que ver la que se armó.
Sonaron tiros y garrotazos
y hubo un bochinche de mil diablos

MADRE ABADESA
¿Ha habido muertos?

CHAMACO
Hubo tantitos

MADRE ABADESA
¡Habla más claro!

CHAMACO
Tres muertecitos.

MADRE ABADESA
¡Jesús!

CHAMACO
Y no pasó más.
Ahora mismo vienen
todos para acá

MADRE ABADESA
¿Qué dices?

CHAMACO
Pos eso. Que ya están salvados.

MADRE ABADESA
Y ¿quién los salvó?

CHAMACO
Un capitán y su sargento
que, a cintarazos,
los libraron al momento.

MADRE ABADESA
Dos valientes

CHAMACO
¡Valentísimos!

MADRE ABADESA
¿Quiénes son?

CHAMACO
Nadie lo sabe,
pero deben de ser dos bravos,
porque de los cien bandidos
no quedaron ni los rabos.

MADRE ABADESA
¿Y dices que vienen?

CHAMACO
¡Ahorita no más!

MADRE ABADESA
Prevenir debo a Niña Estrella
y tú ya me avisarás.

CHAMACO
Vaya tantito,
siga no más.


Concertante con Gobernador, Chamaco, Don Gil, Don Diego y otros

(Suena la campana)

CHAMACO
¡Ellos deben de ser!
¡Pues ya están aquí!

(Corre a la puerta)

¡Madre Abadesa!
¡Aquí llegan ya!

(Entran maltrechos Don Diego y el Gobernador)

DON DIEGO
(Con la espada en la mano, amenazador)
Tan baja humillación,
yo he de vengar,
yo he de vengar.

(Chamaco, asustado, se marcha con ademanes cómicos)

GOBERNADOR
Calmaos, mi señor Don Diego.

DON DIEGO
Yo os juro que me la han de pagar.

(Entran la Madre Abadesa, Niña Estrella y el Padre Magistral)

MADRE ABADESA
¡Señor!

MAGISTRAL
¡Excelencia!

DON DIEGO
¡Niña Estrella!

NIÑA ESTRELLA
Don Diego.

MAGISTRAL
Pero ¿qué fue?

GOBERNADOR
Ahora estoy espachurrado,
más tarde os lo contaré.

MADRE ABADESA
¿Os hirieron?

MAGISTRAL
¿Os pegaron?

GOBERNADOR
¡Sí señor!
Sin saber cómo ni cuándo
me atizaron en la nuca
un trancazo, que por poco
si me quitan la peluca.

NIÑA ESTRELLA
Y vos ¿qué hicisteis?

DON DIEGO
¡No pude nada
fui prendido y maniatado
y quitaron me la espada!

(Entra Carrasquilla)

CARRASQUILLA
¿Da su licencia
el señor Gobernador?

GOBERNADOR
¡A mis brazos!

(Entra Don Gil)

CARRASQUILLA
¡Capitán!

DON GIL
¡Presente y a la orden, señor!

NIÑA ESTRELLA
(Aparte)
¡Don Gil!

GOBERNADOR
A este bravo capitán
y a su heroico sargento
les debemos el milagro
de nuestro salvamento.

DON GIL
¡Nada fue!

CARRASQUILLA
¡No fue ná!

GOBERNADOR
Y ¡quién sois?

DON DIEGO
¡Vuestro nombre!

DON GIL
¡Don Gil de Alcalá!
Yo os saludo, Madre Abadesa,
yo os saludo, señor Magistral,
y a esa niña tan bonita
de belleza sin igual
de belleza sin igual.

DON DIEGO
Es mi prometida.

DON GIL
Envidia os tenemos.

GOBERNADOR
Se casan muy pronto

CARRASQUILLA
(Aparte)
Eso lo veremos

GOBERNADOR
¿Qué decís de mis salvadores?

MAGISTRAL
¡Dos valientes!

CARRASQUILLA
Dos “sordaos” de España
que ya es suficiente.

DON GIL
Un deber cumplimos tan solo.

DON DIEGO
¡Sí, tal!

GOBERNADOR
Pero fuisteis dos bravos.

CARRASQUILLA
(A Don Gil)
Ahora te hacen general.

NIÑA ESTRELLA
¿Y eran muchos los bandidos?

DON DIEGO
¡Tal vez cincuenta!

CARRASQUILLA
Yo conté cincuenta y uno.

GOBERNADOR
Yo no pude llevar la cuenta.

MADRE ABADESA
¡Los dos solos contra todos!

MAGISTRAL
¡Bien debisteis pelear!

DON GIL
Yo por salvarles
la vida hubiera dado.

MAGISTRAL
¡Milagro no os hirieran!

GOBERNADOR
¡Sí que es un milagro!

CARRASQUILLA
A pesar de tantos golpes
no sacamos ni un rasguño,
sólo siento que del sable
no me queda más que el puño.

NIÑA ESTRELLA
Su hazaña inaudita
me llena de alegría,
me entusiasma
y me enajena
su noble valentía,
su valentía.

DON GIL
Con mi hazaña solamente
salvarlos yo quería,
fue el deber que
me obligaba,
no fue mi valentía,
mi valentía.

MAGISTRAL
Dios quiso salvarlos,
si no, no creería
en su hazaña portentosa
y rara valentía
su valentía.

MADRE ABADESA y GOBERNADOR
Su hazaña inaudita,
ninguno creería,
yo jamás imaginaba,
tan noble valentía,
su valentía.

DON DIEGO
Sin duda lograron
salvarnos, a fe mía,
les admiro y agradezco
su rara valentía,
su valentía.

CARRASQUILLA
Salvarlos debimos,
cualquiera así lo haría.
Fue un deber el que cumplimos
no fue la valentía,
la valentía.

MADRE ABADESA
Pasad a reponeros.

MAGISTRAL
Y a curaros.

GOBERNADOR
No está mal,
y enseguidita,
con Niña Estrella,
nos volveremos
a la capital.

NIÑA ESTRELLA
¿No tenéis miedo?

GOBERNADOR
Con estos, no. ¡Yo os ofrezco
mi palacio!

CARRASQUILLA
(Aparte)
¡El truco no nos falló!

GOBERNADOR
¡Vos primero!

DON DIEGO
¡Vos delante!

GOBERNADOR
¿Tenéis árnica?

MADRE ABADESA
Sí, señor.

(Salen todos menos Carrasquilla, Niña Estrella y Don Gil)

DON GIL
Quedaos.

NIÑA ESTRELLA
¡Ay, no, por Dios!

DON GIL
Yo os lo ruego.

NIÑA ESTRELLA
¿Y si vienen?

CARRASQUILLA
Pa entretenerlos
me sobra maña.
¡Si empiezo a contarle cuentos
no salen hasta mañana!

(Sale)


Dúo con Don Gil, Niña Estrella


NIÑA ESTRELLA
No, Don Gil dejadme ahora.

DON GIL
Cálmate, Niña Estrella.
Ya al fin te hallé,
y para amarte sólo aquí llegué

NIÑA ESTRELLA
¡Después!

DON GIL
¿Por qué?
¡Tente!
Detén tu alado paso,
oh bella criatura,
perdón si hoy llego a ti rendido
de pasión por tu hermosura,
divina Miztilán.
No temas, no, confía en mí,
que por tu amor llegué hasta aquí.
No pude más, no pude más vivir sin ti.
Desde que un día yo te vi
ya sin tu amor vivir no sé,
porque tus ojos al mirar
ciego quedé.
¡Ah! ¡Miztilán! ¡Miztilán!
Estrellita de mis noches,
deja que al fin te vea,
deja que al fin te adore.
¡Oh! ¡Miztilán!
Divina luz que mi alma iluminó,
te amo, te adoro, tuyo quiero ser,
para amarte y adorarte
hasta morir de amor, por ti,
luz de mis ojos, por ti,
divina flor, hasta morir de amor.

NIÑA ESTRELLA
Miedo me dais, Don Gil.

DON GIL
¡No, mi vida! ¡Miztilán!
¡Ah, mi Estrella,
yo te adoro,
y al fin logré, bien mío,
a tu lado estar!

NIÑA ESTRELLA
Mentira me parece
tal felicidad.

DON GIL
Porque vivir sin ti,
Niña Estrella, no puedo.

NIÑA ESTRELLA
¡Felicidad!
Yo sólo quiero amar
a mi valiente capitán. ¡Ah!

DON GIL
¡No, mi vida!
¡Perdón si te engañé!

NIÑA ESTRELLA
¿Qué dices?

DON GIL
No me tengo por cobarde,
mil veces lo probé,
mas esta comedia
del rapto fingí
como único medio
de estar junto a ti.

NIÑA ESTRELLA
¿Qué dices?

DON GIL
Nada temas, vida mía,
esto fue un ardid de amor
Y así conquisté el afecto
del señor Gobernador.

NIÑA ESTRELLA
¡Dios mío!

DON GIL
No temas, que todo se perdona
si se hace por amor.

(Entra Chamaco, contentísimo)

CHAMACO
¡Qué suerte la mía!

NIÑA ESTRELLA
¿Qué te pasa?

CHAMACO
Que de demandadero
hoy dejo ya mi oficio,
porque desde mañanita
estaré a vuestro servicio.

(Entra Maya)

MAYA
Niña Estrella,
que entréis a vestiros.

DON GIL
Hasta luego

NIÑA ESTRELLA
Sí, Don Gil.

DON GIL
Ve tranquila.

NIÑA ESTRELLA
Me dais miedo.

CHAMACO
Ay, ay, ay,
que me parece,
que aquí va a haber
un “enriedo”

DON GIL
Bien, muchacho.
¿Con que tú eres
servidor de Niña Estrella?

CHAMACO
Sí, señor, valiente Capitán.

DON GIL
Seremos buenos amigos.

CHAMACO
Me hacéis demasiado honor.

DON GIL
No quiero ocultarte que ella,
desde hoy, es mi único amor

CHAMACO
¡Ay, mi “taíta”! Pero, ¿y Don Diego?

DON GIL
Nada puede si ella me ama.

CHAMACO
¡Ah, “gachupín”!
le habéis salvado la vida
pero le sopláis la dama.

(Entran el Gobernador, Don Diego, la Madre Abadesa, el Padre Magistral y Niña Estrella vestida de viaje con capotita y todas las colegiales)


Escena con Don Diego y otros

DON DIEGO
No llores más, el amor
traerá el olvido.

COLEGIALAS
Es verdad, es verdad,
Niña Estrella se nos va.

NIÑA ESTRELLA
Adiós, Madre Abadesa.

(La besa y se abrazan llorando)

MADRE ABADESA
Paloma que al mundo vuelas,
un consejo te daré,
que tu alma eleves al cielo
con las alas de la fe.

NIÑA ESTRELLA
Sí, Madre. ¡Adiós!

DON GIL
Nunca fue tan bella.

GOBERNADOR
¡Vamos, lucerito!

MAYA
¡Yo estoy que me ahogo!

CHAMACO
Yo hago pucheritos.

(Salen todos. Niña Estrella muy lentamente y llorando)


CUADRO SEGUNDO

Salón de recepciones en el palacio del Gobernador.


Escena con el Gobernador, Don Gil y Carrasquilla

MAESTRO DE CEREMONIAS
Señor, cuando gustéis,
la fiesta puede empezar

GOBERNADOR
Bien está. Venga pues,
pero antes de empezar,
a mis huéspedes de honor
quiero presentar.

(Se levanta)

¡Señoras y caballeros!

TODOS
¡Excelencia!

GOBERNADOR
Escuchad: Don Gil de Alcalá
mi salvador

TODOS
¡Tanto honor!

DON GIL
Gracias a todos por tal favor.

GOBERNADOR
Y este sargento...
¡Vuestro nombre!

CARRASQUILLA
Yo no soy “Nadie”, yo no soy ná.
El sargento Carrasquilla
procedente de Sevilla
pa lo que gustéis mandar.

GOBERNADOR
Y hecha la presentación,
empiece ya la Pavana
que da comienzo a la recepción.

DON DIEGO
Niña Estrella.

NIÑA ESTRELLA
Con placer.

DON GIL
Como huésped de honor,
yo os suplico que esta dama
me conceda la Pavana
como un especial favor.

DON DIEGO
¿Qué decís?

GOBERNADOR
¡Sí, señor!
El capitán tiene razón
porque hoy es aquí el primero.

DON DIEGO
Perdonad, mas no tolero
su descortés e indiscreta pretensión

DON GIL
Si sois celoso no insisto más.

GOBERNADOR
Tengamos la fiesta en paz.
Niña Estrella...

NIÑA ESTRELLA
¿Señor?

GOBERNADOR
...¿Con quién prefieres tú bailar?

DON DIEGO
¡Con quien digan las espadas!

NIÑA ESTRELLA
¡Un desafío!

DON GIL
Pensad que os salvé la vida.

DON DIEGO
También me la sé jugar,

NIÑA ESTRELLA
La ocasión no es esta
de jugar la vida,
que sea la suerte
la que lo decida.

GOBERNADOR
Dice bien.

DON GIL, CARRASQUILLA, MAESTRO DE CEREMONIAS, DAMAS y CABALLEROS
¡Es verdad!

NIÑA ESTRELLA
Ceded por mí, Don Diego.

DON DIEGO
Pero ¿cómo?

CARRASQUILLA
Pues a las cartas.

DON GIL
Por mí, aceptado.

DON DIEGO
¡Sea!

(Van a la mesa y se sientan)

DON GIL
¡Empezad!

DON DIEGO
¡Barajad!

GOBERNADOR
Quien de tres gane dos.

CARRASQUILLA
(Aparte)
Yo le voy a ayudar.

DAMAS y CABALLEROS
(Se aproximan curiosos a la mesa)
Interesante es la partida,
jugar la dama al Faraón.

CARRASQUILLA
¡Atención!

(Juegan a las cartas. Discretos comentarios mudos de todos, demostrando que Don Gil ha ganado la primera partida. Don Diego mira receloso a Carrasquilla que está detrás de él y le indica que se marche, por sospechar que hace señas a Don Gil. Continúa la partida)


Pavana

DON DIEGO
¡Vos ganasteis!

TODOS
¡Fue un lance de amor!

DON GIL
La mano, Niña Estrella.

NIÑA ESTRELLA
¡Muy gustosa, señor!

GOBERNADOR
Venga la Pavana
ya todo pasó.

(Se colocan las parejas. Delante bailan Don Gil y Niña Estrella y Don Diego con otra dama. Después el Gobernador y Carrasquilla con sus parejas y algunos más. Bailan la pavana)

NIÑA ESTRELLA
¡Muchas gracias!

DON GIL
¡Son las vuestras!

DON DIEGO
Galante en extremo
está el capitán.

CARRASQUILLA
Pero es todo un caballero

DAMAS
Ya Don Diego está celoso.

CABALLEROS
Es el trance singular.

DAMAS
Le ha quitado la pareja

CABALLEROS
Yo en su caso, hiciera igual.

NIÑA ESTRELLA
Venid, Don Diego,
porque os quiero...

DON DIEGO
¿Cómo?

NIÑA ESTRELLA
...preguntaros una cosa.

GOBERNADOR
Señor Maestro de Ceremonias
comience ya el Madrigal.

MAESTRO DE CEREMONIAS
¡Ah! señor, me parece que esta noche
lo van a hacer muy mal.

GOBERNADOR
¿Por qué?

MAESTRO DE CEREMONIAS
Porque Don Diego y Don Gil
aunque lo ensayaron a la perfección
después de lo que ha ocurrido
yo no respondo de la función.

GOBERNADOR
¡El Madrigal!

TODOS
¡El Madrigal!

NIÑA ESTRELLA
¡Vamos!

DON GIL
Soy vuestro

DON DIEGO
¡Maldito rival!


Madrigal

DON DIEGO
(A Niña Estrella)
Tus ojos son dos rayos de sol

DON DIEGO y DON GIL
Tus labios frescas flores de abril,
dos rosas tus mejillas,
son tus dientes
rosario de marfil.

NIÑA ESTRELLA
Mentís y exageráis
mas yo debo daros
gracias mil.

DON DIEGO
Tus pies son dos magnolias en flor.

DON DIEGO y DON GIL
Tus manos blancas como el jazmín
belleza sin igual,
tus gracias no tienen fin.

NIÑA ESTRELLA
Galantes en extremo sois
mis gracias no tienen fin.

DON DIEGO
Sois gala de hermosura.

DON GIL
Sois la bella flor del amor.

NIÑA ESTRELLA
Soy demasiadas cosas
basta, por favor.

DON DIEGO
Tus pies son dos magnolias en flor

DON DIEGO y DON GIL
Tus manos blancas como el jazmín
belleza sin igual
tus gracias no tienen fin.

NIÑA ESTRELLA
Galantes en extremo sois
mis gracias no tienen fin,

NIÑA ESTRELLA, DON DIEGO y DON GIL
¡Oh, Madrigal encantador!

DON DIEGO y DON GIL
El será prueba de mi amor,
madrigal del amor.

NIÑA ESTRELLA
Basta ya, basta ya
por favor.


Brindis de Carrasquilla

CABALLEROS
¡Muy bien, Niña Estrella!

DAMAS
¡Lo hicisteis muy bien!

DON DIEGO
Con ella, es delicioso el Madrigal.

DON GIL
Fue la maestra de los dos.

NIÑA ESTRELLA
Callad, callad, por Dios.

CARRASQUILLA
(Al Gobernador)
Pero ¿es cierto que tenéis jerez?

GOBERNADOR
¡Del año veintiuno!

CARRASQUILLA
Y ¿pa cuándo lo dejáis, señor?

GOBERNADOR
¡Sargento, sois un tuno!

CARRASQUILLA
Un castizo nada más,
y andaluz como no hay tres,
y “ande” haya una botella
de lo fino, servidor,
s’arma la calé.

GOBERNADOR
Amigos, voy a obsequiaros
con un vinillo de España,
pero, antes quiero anunciaros
el premio que, por su hazaña
estos bravos obtendrán.
Mañana en mis jardines
y en presencia del Virrey,
la Gran Cruz de Nueva España,
en su pecho yo pondré.

DON GIL
Tal premio no merezco.

CARRASQUILLA
El asunto se complica.

DON DIEGO
Vino de la vieja España
que en Nueva España hoy bebemos.

DON GIL
Por ella todos brindamos.

CARRASQUILLA
Si pué ser, yo brindaré.

GOBERNADOR
¡Brindad!

CARRASQUILLA
Que el brindis d’un Sevillano,
por fuerza ha de ser de olé.
¡Jerez! Este es el vinillo de la tierra mía,
y éste es el jerez. ¡Y ole ya! ¡Eso es!
Cuando me lo siento dentro de las venas,
ya no hay quien se ponga delante de mí,
¡Y ole ya! ¡Porque sí!
Me arranco por fandanguillos,
por seguiriyas y soleares,
que ande suene una guitarra
ya no hay más penas ni más pesares,
¡y eso es el jerez!

TODOS
¡Jerez! Este es el vinillo de la tierra mía,
este es el jerez.

CARRASQUILLA
Qué bien que sabe este vino
bebiéndolo en tierra extraña,
que estando lejos de España,
es como s’aprende a quererla mejor.
Vino que nos pide amores y cantares,
pero algunas veces también pide guerra,
y ¡este es el vinillo que nació en mi tierra!

TODOS
¡Ah! ¡Jerez! Vino generoso de la tierra mía,
¡este es el jerez! ¡Ah! ¡Que viva el jerez!


SEGUNDO ACTO

Poético jardín, algo versallesco, pero de vegetación tropical. Al fondo, el palacio del Gobernador.
A los lados, bancos de piedra y artísticos arcos de ciprés recortado. Una mesita de mimbre y dos sillas en primer término.
Vienen por el foro Don Gil y Carrasquilla.


Dúo de Don Gil y Carrasquilla

DON GIL
¡Esto es la vida, Carrasquilla!

CARRASQUILLA
¡Esto es vida, sí señor!
Nos hemos hecho los amos
y gracias aun servidor.
Vamos a ver si tomamos el chocolate,
y ya veremos qué pasa después.

(Se sienta a la mesa)

DON GIL
¡Ah, Niña Estrella!

CARRASQUILLA
¡Va a ser tuya!

DON GIL
¿Estás muy seguro?

CARRASQUILLA
Como una y dos son tres.

DON GIL
¿Y si descubren el engaño,
que fue gente pagada
la que el coche asaltó?

CARRASQUILLA
¡Bah!
¿Tú no quería llegar
junto a Niña Estrella?

DON GIL
¡Es verdad!

CARRASQUILLA
¡Claro que sí!
Pues ya estás aquí.

DON GIL
Ya estoy aquí
pero el temor me asalta,
porque si alguien supiera
que todo fue mentira...

CARRASQUILLA
¡Y dale!

DON GIL
¡Todo!
¡Mentira nuestro heroísmo!
¡Mentira nuestro valor!
¡Ah! ¡Perder podría
un soldado el honor!

CARRASQUILLA
¡Cálmate, por favor!

(Se levanta y va hacia Don Gil)

Por amor se pué hacer too
y esto se hizo por tu amor,
pues no dirás que en el premio
lleva parte un servidor.

DON GIL
Dices bien, no me arrepiento.
¡Por ella todo!

CARRASQUILLA
Luego, pa salir del paso
ya encontraremos el modo.
No temas, confía en mí

DON GIL
Lo haré por Niña Estrella.

CARRASQUILLA
El triunfo al fin conseguirás,
contra todos venceremos,
porque somos, a fe mía,
los dos pícaros más pícaros
de toda la Picardía.

DON GIL
¡Todo por Niña Estrella!
¡Mío su amor será!

CARRASQUILLA
Con dos aventureros
nadie podrá, nadie podrá.

DON GIL y CARRASQUILLA
¡Ah! de audaces la fortuna
fue siempre galardón,
que sea nuestro lema
audacia y corazón.
Tan sólo el que ante nada
la cara vuelve atrás,
al fin de la jornada
el premio encontrará.

DON GIL
Mas no dejar de ser
al fin un caballero.

CARRASQUILLA
Pero es mejor tener
un poco de aventurero.

DON GIL
Ser bravo hasta triunfar.

CARRASQUILLA
Ser bravo hasta triunfar.

DON GIL
¡Valiente hasta morir!

CARRASQUILLA
¡Valiente!

DON GIL y CARRASQUILLA
Y juntos siempre
la victoria conseguir

CARRASQUILLA
La victoria conseguir.

DON GIL y CARRASQUILLA
¡Ah! De audaces la fortuna
fue siempre el galardón,
que sea nuestro lema
audacia y corazón.

DON GIL
¡Juntos siempre!

CARRASQUILLA
¡Hasta triunfar!

DON GIL
¡Y siempre unidos!

CARRASQUILLA
¡Hasta morir!

DON GIL
¡Venga esa mano!

CARRASQUILLA
¡Y el corazón!

DON GIL y CARRASQUILLA
¡Valor, valor y corazón!

(Entra Chamaco vestido con una librea muy grande. En la mano lleva una bandeja con chocolate y bizcochos)


Trío de Don Gil, Carrasquilla y Chamaco

CARRASQUILLA
¡Ya está aquí el chocolatito!

(Toman el chocolate)

CHAMACO
¡Caballeros!

CARRASQUILLA
(Por la facha de Chamaco)
¡Hay que ver!
¿quién le ha “dao” esa levita?

CHAMACO
De uniforme voy, señor.

CARRASQUILLA
Pues te está al pelo.

CHAMACO
¿Verdad que sí?

CARRASQUILLA
Sí, señor,
casi no se te conoce
que el difunto era mayor.

DON GIL
¿Dónde está Niña Estrella?
¿sabes tú?

CHAMACO
Sí, señor:
fue a coger mariposas
en la huerta del Gobernador.

CARRASQUILLA
(En el colmo del asombro)
Pero, ¡escucha!

CHAMACO
¿Qué húbole?

CARRASQUILLA
Pero, ¿”ande” vas así?
¡De librea y sin zapatos!

CHAMACO
Es que al andar
me duelen pues,
y me los pongo
cuando me acuesto
pa acostumbrarme los pies.

(Se levantan Don Gil y Carrasquilla)

DON GIL
¡Voy a ver!

CARRASQUILLA
Y yo contigo.
¡Ah! con permiso
de su excelencia.

(Saluda con guasa a Chamaco)

CHAMACO
¿Eh? Siga pues.

(Salen Don Gil y Carrasquilla. Chamaco se quita con rabia el peluquín y la casaca. Entra Maya y va directamente a recoger el servicio de la mesa)


Dúo cómico de Chamaco y Maya

CHAMACO
¡Maya!
¡Ella!
¡Si hoy me atreviera tantito
qué pronto se lo dijera!
¿Dónde vas?

MAYA
¿Qué húbole?

CHAMACO
Ven acá y conversiemos

(Ella da un solo paso)

Pero ponte más cerquita

MAYA
¡Está “güeno”! ¿Para qué?

CHAMACO
Pos pa pegar la hebrecita.

MAYA
¡Quita!

CHAMACO
¡Zonza!

MAYA
¡Calla!

CHAMACO
¡Maya!
Si tú quieres...

MAYA
Pos ¿quién sabe?

CHAMACO
Yo quisiera....

MAYA
¡Qué querría!

CHAMACO
Que el domingo
vinieras conmigo
a “valsiar”

MAYA
¿El domingo?

CHAMACO
¡Pos clarito!

MAYA
Tengo libre...

CHAMACO
¡Ya es buenito!

MAYA
Pero necesito
un sarapito
para pollear.

CHAMACO
Te lo voy a comprar.

MAYA
¿Tú?

CHAMACO
¡Sí! Tú dirás el color.

MAYA
Colorado con listitas.

CHAMACO
Verdes.

MAYA
Blancas.

CHAMACO
¡Qué bonitas!

MAYA
Y un fleco rumbeador.

CHAMACO
¡Puritito primor!

MAYA
¿Es verdad que me lo compras?

CHAMACO

¡Sí! ¡Yo qué te voy a engañar!

MAYA
Y ¿por qué?

CHAMACO
Pos... porque quiero.

MAYA
¿No me lo irás a cobrar?

CHAMACO
¡Quién sabe!

MAYA
¡Mañoso!

CHAMACO
Eso sí que lo soy,
a mí me cogieron verde
y se me ve cómo soy.
¿Vendrás el domingo?

MAYA
¡Sí!

CHAMACO
Y ¿allí valsearemos?

MAYA
Pues...

CHAMACO
El jarabe de Chiguagua que
lo repuntearemos.

MAYA
Veremos...

CHAMACO
¿Lo baila la indiecita?

MAYA
Tantito.

CHAMACO
Pos va.

MAYA y CHAMACO
¡Va!

CHAMACO
Cuando yo contigo
me bailo el jarabe,
a gloria me sabe
tu talle coger.

MAYA
Pos mira lo que haces
pa que no te pases
del talle a otro sitio
que no pueda ser.

CHAMACO
Tú déjame que te agarre
que también yo sé apretar ¡Ay! ¡Ay!

MAYA
Después que nos case el cura
ya me puedes agarrar.

MAYA y CHAMACO
¡Ay, zúmbale que es tarde!
¡Ay, zúmbale no más!
Partiremos el rico aguacate
la mesa, el petate,
y un poquito más.

MAYA
Cuando nos casemos,
pa ir bien limpito
a la iglesia, tendrás
que lavarte los pies.

CHAMACO
No sé a qué me dices
esa impertinencia
pues no hace ni un año
que me los lavé

MAYA
Yo estrenaré mi pollera
y el rebozo colorao ¡Ay! ¡Ay!

CHAMACO
Y yo un sarape que tengo,
pero que aún no lo he comprao

MAYA y CHAMACO
¡Ay, zúmbale que es tarde!
¡Ay, zúmbale no más!
Partiremos el rico aguacate,
la mesa, el petate,
y un poquito más

(Bailan)

Partiremos el rico aguacate
la mesa, el petate,
y un poquito más.

(Salen. Entran Niña Estrella y algunas damas)


Romanza de Niña Estrella

NIÑA ESTRELLA
Vuela, vuela mariposa
vuela, vuela sin parar, ¡Ah!

DAMAS
Vuela, vuela mariposa
vuela, vuela sin parar.

NIÑA ESTRELLA
Hasta que halles una rosa
donde quieras tú posar.

DAMAS
Hasta que halles una rosa
donde quieras tú posar.

NIÑA ESTRELLA
Volar

DAMAS
Volar

NIÑA ESTRELLA
Sin descansar

DAMAS
Sin descansar

NIÑA ESTRELLA
Y en una flor

DAMAS
Y en una flor

NIÑA ESTRELLA
Su miel libar

DAMAS
Su miel libar

NIÑA ESTRELLA
Volar

DAMAS
Volar

NIÑA ESTRELLA
Volar

DAMAS
Volar

NIÑA ESTRELLA
Volar

TODAS
Como una mariposa
quiero yo volar.

NIÑA ESTRELLA
Como una mariposa
que va de flor en flor,
así volar quisiera
en alas del amor.
Y en raudo vuelo
calmar mi anhelo,
como una mariposa
que va de flor en flor.
Vuela, vuela, pobre corazón,
que el amor te da alas de ilusión,
vuela en busca de un feliz amor
vuela sin parar. ¡Ah!

NIÑA ESTRELLA y DAMAS
Como una mariposa
que va de flor en flor,
así volar quisiera
en alas del amor.
Y en raudo vuelo
calmar su anhelo.
Como una mariposa
que va de flor en flor.
De flor en flor

(Entran el Gobernador y el Padre Magistral)


Escena de Gobernador, Magistral y Niña Estrella

GOBERNADOR
¡Niña Estrella!

MAGISTRAL
Ya apareció

NIÑA ESTRELLA
¡Señor Magistral!
¡Querido tutor!

GOBERNADOR
Vienes sofocada,
vienes colorada

NIÑA ESTRELLA
Tras las mariposas
he corrido mucho.

MAGISTRAL
Tal vez fue a buscar
algún mariposón.

GOBERNADOR
Sí que es sospechoso
este sofocón.
Hoy vendrá el señor Virrey,
que todas vengáis espero.

DAMAS
Gracias mil, señor Gobernador,
y hasta luego.

(Salen presurosas)

MAGISTRAL
(Al Gobernador)
Este es el momento.

GOBERNADOR
Yo no sé qué decir,
yo no sé cómo empezar.

MAGISTRAL
Pues precisamente ahora
lo podréis averiguar.

GOBERNADOR
Niña Estrella, es preciso
que me digas francamente,
francamente, francamente...

MAGISTRAL
¡Esa es ya mucha franqueza!

GOBERNADOR
Es preciso que nos digas
si es verdad que a Don Gil amas,
Don Gil amas, Don Gil amas.

MAGISTRAL
Le habéis puesto un apellido
que es más propio de un Juan Lanas.

NIÑA ESTRELLA
Yo, señor no trato
de engañaros con hipocresías.

GOBERNADOR
No me vengas con firuletes
pues conozco tus marrullerías.

MAGISTRAL
Hay que ir al grano, derecho.

GOBERNADOR
Si es que el grano
ya es un divieso.

MAGISTRAL
Sed más contundente.

GOBERNADOR
Sí, señor. ¡Que amáis a don Gil
murmura la gente!
Dime pues si eso es verdad.

NIÑA ESTRELLA
Sí que lo es.

GOBERNADOR
¡Cielos!

MAGISTRAL
¡Calma!

GOBERNADOR
Pero, ¿qué es lo que acabo de oír?

NIÑA ESTRELLA
Perdón.
Vos me habéis enseñado a no mentir.

MAGISTRAL
¡Dice muy bien!

GOBERNADOR
¡Qué va a decir!
¿Y dices que quieres a Don Gil?
¿Y ahora Don Diego qué dirá?
En buen lío me has metido
por buscarte un buen partido
que ahora yo no sé qué hará.
¿Le parece a usted bonito?
¿Vergüenza no le da?

(Niña Estrella finge que llora)

Yo me voy, ya lo sabes,
eso es, sí señor,
sí señor, sí señor.

MAGISTRAL
Calmaos, señor Gobernador.

(Salen ambos)


Dúo de Don Gil y Niña Estrella y romanza de Don Gil

NIÑA ESTRELLA
¡Ay qué risa! ¡Y es tan bueno!
yo hago lo que quiero de él
y él quiere mucho a Don Gil,
y acabará por ceder.

(Aparece Don Gil por detrás)

¡Don Gil! ¡Te adoro!

DON GIL
¡Don Gil es tuyo!

NIÑA ESTRELLA y DON GIL
¡Ah! ¡Tu amor es mi felicidad!
¡Felicidad!

NIÑA ESTRELLA
¡Mi Don Gil!

DON GIL
¡Miztilán!

NIÑA ESTRELLA
¿Me amas tanto?

DON GIL
¡Sí, mi vida!

NIÑA ESTRELLA
¿Siempre así?

DON GIL
¡Siempre así!

NIÑA ESTRELLA y DON GIL
Mi alma es sólo para ti.

DON GIL
Soy feliz

NIÑA ESTRELLA
Feliz soy.

DON GIL
¡Vida mía!

NIÑA ESTRELLA
¡Tuya sólo!

DON GIL
¡Tuyo soy!

NIÑA ESTRELLA
¡Mío, sí!

NIÑA ESTRELLA y DON GIL
Corazón, no saltes, corazón
que la alegría vendrá un día
de tu dulce ilusión.

DON GIL
Estáis encarnada
como una amapola.

NIÑA ESTRELLA
Estuve corriendo
tras las mariposas.

DON GIL
Dos rosas de fuego
se ven en tu cara,
¿qué harías ahora
si yo las besara?

NIÑA ESTRELLA
Llorar.

DON GIL
¿Por qué?

NIÑA ESTRELLA
Aún no, aún no, Don Gil.
Besarse así es un pecado.
Cuando nos hayan casado,
yo te ofrezco besos mil.

DON GIL
¡Bendita seas!

NIÑA ESTRELLA
Sí, mi Don Gil.

DON GIL
A tu lado serénase el alma
y mi espíritu se encalma
en la paz de este jardín.
Juntos, bien mío,
en este jardín delicioso
y en dulce reposo, vivir.
Sólo escuchar
de la brisa el arrullo
y el suave murmullo
de un beso sentir,
y para ti
la mejor de estas flores,
en el rosal de tus amores,
pondría un beso en cada flor,
en el rosal de tus amores,
yo pondría un beso mío.
En cada flor,
en cada flor.


Dúo de Don Diego y Niña Estrella y romanza de Don Diego

(Aparece Don Diego)

NIÑA ESTRELLA
¡Don Diego!

DON DIEGO
¡Niégame ahora
que me traicionas

DON GIL
¡Estáis equivocado!

NIÑA ESTRELLA
¡Sí, Don Diego!

DON DIEGO
¡Bien se ve!
Dejadme con Niña Estrella,
que yo os lo juro por Dios,
después de que hable con ella,
tendremos que hablar los dos.

DON GIL
Espero vuestro aviso

DON DIEGO
¡Salid!

DON GIL
¡Hasta luego, Niña Estrella!

(A Don Diego)

Ya veis que tranquilamente
os dejo a solas con ella

(Se va)

NIÑA ESTRELLA
¡Ah, Don Diego! ¡Mal camino!

DON DIEGO
Para mí todos son buenos,
para mí todos son llanos.
¡Ay de mí, que mi Destino
puse ciego en vuestras manos!

NIÑA ESTRELLA
Amor es así

DON DIEGO
Y ¿en quién lo ponéis?

NIÑA ESTRELLA
¿Qué decís?

DON DIEGO
No quería que supierais,
pero saberlo debéis.

NIÑA ESTRELLA
¿Qué pasa? ¡Decidme!

DON DIEGO
Calma y escuchad.
El capitán, que con torpe afán
Desviaros ha conseguido,
no es mas que un hijo desventurado
de padres desconocidos.

NIÑA ESTRELLA
¡Cielos!

DON DIEGO
El se llama Don Gil,
pero no de Alcalá,
él no tiene apellido
ni nunca lo tendrá.

NIÑA ESTRELLA
¡Desventurado capitán!
Vencido y humillado,
que por su mal vivió,
de un padre abandonado.

DON DIEGO
¡Aún le compadecéis,
Niña Estrella!
Tan sólo la verdad
yo he revelado
no os quise atormentar,
perdón.

NIÑA ESTRELLA
Gracias

DON DIEGO
Perdón mil veces.

NIÑA ESTRELLA
¡Sí!

DON DIEGO
Perdón, porque os amo.

NIÑA ESTRELLA
¡Callad!

DON DIEGO
¡Os amo!

NIÑA ESTRELLA
¡No!

DON DIEGO
¡Os amo! ¡Ah!
¿Por qué desdeñas mi amor
Niña Estrella,
si cual yo, ninguno te amará?
Tú alentaste mi esperanza más bella,
tú brindaste una ilusión
a mi pobre corazón.

NIÑA ESTRELLA
Perdón
Don Diego , yo no merezco...
Yo os agradezco la intención,
mas pensad que es imposible, señor,
desviar la voluntad del corazón.

DON DIEGO
¿Ni una esperanza?

NIÑA ESTRELLA
No debo engañaros.

DON DIEGO
Tal vez algún día
me amaréis,
y entonces,
yo adoraros sabré.
Pensad en que ese día llegará.

NIÑA ESTRELLA
Muy dichosa yo sería,
mas ahora, no,
dejad al tiempo.

DON DIEGO
Pensadlo bien.

NIÑA ESTRELLA
No, Don Diego.

DON DIEGO
Pensadlo bien.

NIÑA ESTRELLA
No.

DON DIEGO
Entonces os dejo,
pero sabed
que ese hombre es un falsario
y un vil aventurero.

NIÑA ESTRELLA
¿Qué decís?

DON DIEGO
Yo la careta
le arrancaré a Don Gil,
y pronto sabrán todos
que no es un caballero.

NIÑA ESTRELLA
¡No, por Dios!

DON DIEGO
¡Yo os lo juro,
y hoy mismo podré probaros
de Don Gil la traición.

NIÑA ESTRELLA
¡Vos mentís!

DON DIEGO
¡No!

NIÑA ESTRELLA
¡Mentís!
¡La serpiente de los celos
os mordió en el corazón!

(Se va)

DON DIEGO
¡Niña Estrella!
¡Ciega está por él...!
¡Venganza!
¡Venganza quiero!
¡Lo exige mi honor! ¡Ah!
Cuando se tiene una espada
y un brazo y un corazón,
sólo se piensa vengar la ofensa
de tan ruin traición,
pero cruzar mi acero
con quien no es caballero,
fuera en mí villana acción.
Mas yo sabré mi honor vengar
delante del mundo entero,
sus malas artes descubriré,
es sólo lo que quiero,
que con un aventurero
no me he de batir.
Su vil acción descubriré,
que yo su osadía he de castigar
y a mis plantas vencido
y humillado le veré,
y así mi honor
al fin vengar podré


Escena de Chamaco, Maya y otros

(Se va. Entran Chamaco y Maya perseguidos por damas y caballeros)

CHAMACO
Yo no sé nada

CABALLEROS
¡Tonto!

MAYA
No sé tantito.

DAMAS
¡Pronto!

DAMAS y CABALLEROS
Saber tú debes
la verdad
mejor que yo.

CHAMACO
¡Que no!

MAYA
¡Que no!

CABALLEROS
¡Cazurro!

DAMAS
¡Ladina!

MAYA y CHAMACO
¡Eso!
¡Insultarnos, encima!

DAMAS y CABALLEROS
¡Cosa igual!
nunca se vio!
queremos saber
a quien ama
Niña Estrella

MAYA
Pues preguntárselo a ella
que ella os puede responder.

CABALLEROS
¡Ama a Don Diego?...

DAMAS
... O ¿ama a Don Gil?

CABALLEROS
¡Hablad!

DAMAS
¡Decid!

CABALLEROS
¿Es a Don Diego?

DAMAS
O ¿es a Don Gil?

CHAMACO
Tal vez...

MAYA
No sé...

DAMAS y CABALLEROS
¡Lo sabes tú!

CHAMACO
No

MAYA
No.

DAMAS
¡Sí!

CABALLEROS
¡Sí!

MAYA y CHAMACO
¡Pobre de mí!

CABALLEROS
La he visto con Don Diego...

DAMAS
La he visto con Don Gil...

CHAMACO
Pos eso

MAYA
Pos claro

DAMAS y CABALLEROS
¡No los sacas de ahí!

CABALLEROS
¡Dinos!

DAMAS
¡Pronto!

DAMAS y CABALLEROS
¡Habla de una vez!

MAYA
Es que...

CHAMACO
Pero...

MAYA y CHAMACO
¡No lo sé de cierto!

DAMAS y CABALLEROS
¡Vaya!

CABALLEROS
Tú sabes...

DAMAS
Tú has visto...

MAYA y CHAMACO
¿Yo? ¡Nadita vi!

DAMAS y CABALLEROS
¡Que no!

MAYA y CHAMACO
¡Que sí!

(Las damas y los caballeros les dan algunas monedas)

DAMAS y CABALLEROS
A ver si ahora
queréis hablar.

CHAMACO
Quizás...

MAYA
Tal vez...

DAMAS y CABALLEROS
¡Pues hablad ya!

MAYA
Sí, pues.

CHAMACO
Sí, pues.

DAMAS y CABALLEROS
Vamos a ver
¿A quien prefiere?

MAYA y CHAMACO
¿Lo digo?

DAMAS y CABALLEROS
¡Sí!

MAYA y CHAMACO
Ella, a quien ama
es a Don Diego.

DAMAS y CABALLEROS
¿Sí?

MAYA y CHAMACO
Pero...

DAMAS y CABALLEROS
¿Eh?

MAYA y CHAMACO
Donde digo Diego
no digo Diego
que digo Gil.

DAMAS y CABALLEROS
¿Don Gil?

MAYA y CHAMACO
¡Don Gil!

DAMAS y CABALLEROS
¿Don Gil?

MAYA y CHAMACO
¡Don Gil!

DAMAS y CABALLEROS
¿Don Gil?

MAYA y CHAMACO
¡Don Gil!

DAMAS y CABALLEROS
¿Don Gil?

MAYA y CHAMACO
¡Don Gil!

TODOS
¡Don Gil!

(Entran el Gobernador, Don Gil, Carrasquilla, Niña Estrella, el Padre Magistral y el Maestro de Ceremonias)


Escena del Gobernador y otros

GOBERNADOR
Pronto ya el Virrey llegará.

DON GIL
¡Nada de eso es cierto!

NIÑA ESTRELLA
¿De verdad?

DON GIL
¡De verdad!

DAMAS
¡Vedles aquí!

CABALLEROS
¡Siempre juntos están!

MAESTRO DE CEREMONIAS
¡Su Majestad!

TODOS
¡Ya está aquí el Virrey!

GOBERNADOR
¡Recibámosle cual se merece!

(El Virrey hace su entrada)

TODOS
¡Salud! ¡Oh, gran señor!
¡Salud! ¡Oh, gran señor!

VIRREY
Gracias, muchas gracias.
¿Sabéis que hace un gran calor?
¿Y esta es Niña Estrella?

NIÑA ESTRELLA
Para serviros.

GOBERNADOR
Sí, señor.

VIRREY
Eres tú la flor más bella
del jardín del Gobernador.

NIÑA ESTRELLA
¡Gracias señor!

GOBERNADOR
Sentaos, Majestad
y descansad

VIRREY
Ni etiquetas ni cumplidos,
pocos y bien avenidos
es la mejor reunión.
¡Me molestan las fórmulas!
¡Me encocoran los cánones!
Sólo necesito como distracción
un refresco, musiquita
y algo de conversación.

DON GIL
¡Es el Virrey!

CARRASQUILLA
¡Es un guasón!

GOBERNADOR
¿Queréis que os bailen algo?

VIRREY
Pero, ¿quién baila con este sol?

GOBERNADOR
¿Entonces?

VIRREY
Prefiero el canto

GOBERNADOR
Niña Estrella, ¡una canción!

NIÑA ESTRELLA
Voy, señor.

VIRREY
¡Qué gran cosa!

NIÑA ESTRELLA
¿Y qué canto?

GOBERNADOR
Yo lo diré:
La canción que está de moda
Y se llama la Habanera.

DAMAS y CABALLEROS
¿La Habanera?

GOBERNADOR
Y es preciosa.
Yo nunca oí una canción
tan dulce y tan cadenciosa.

NIÑA ESTRELLA
Perdón. Con vuestra venia
necesito que conmigo
cante Maya.

VIRREY
Concedido

NIÑA ESTRELLA
¡Maya!

CHAMACO
¡Andele pues!

NIÑA ESTRELLA
Ven mujer.
Ven aquí,
saluda al Virrey,
así, así.
En nombre de Maya
os pido perdón.

VIRREY
El arte todo lo iguala.
Cantad pues esa canción.


Habanera por Niña Estrella y Maya

NIÑA ESTRELLA y MAYA
Todas las mañanitas
vuelve la aurora
y se lleva la noche
triste y traidora.
Otra vez vuelve al alma
del sol la alegría
y es su luz la esperanza
de un nuevo día.
Canta y no llores
corazón, no llores, ¡Ay!
que la esperanza
será la aurora
de tus amores, ¡Ay!
canta y no llores,
corazón, no llores, ¡Ay!
Volverá la aurora
y tu noche triste
se llevará.

TODOS
Canta y no llores,
corazón, no llores ¡Ay!
que la esperanza,
será la aurora
de tus amores ¡Ay!
Canta y no llores,
corazón, no llores ¡Ay!
volverá la aurora
y tu noche triste
se llevará.


Concertante

CABALLEROS
¡Os felicito!

DAMAS
¡Es muy bonito!

CARRASQUILLA
¡Es preciosa esa canción!

GOBERNADOR
Ahora, señor,
estos dos bravos
esperan el real favor
de que sean vuestras manos
las que premien su valor.

DON GIL
(Para sí)
¡Miedo me da!

CARRASQUILLA
(Para sí)
Temblando estoy.

VIRREY
Venid acá, valientes,
que en vuestro pecho,
el justo premio
yo a poner voy.

NIÑA ESTRELLA
(Para sí)
¡Dios mío!

(El Virrey los condecora)

TODOS
¡Honor! ¡Honor!

GOBERNADOR
¡Bien ganado,
por valientes!

DON DIEGO
(Irrumpiendo en la sala)
¡Mentira!

TODOS
¡Qué dice!

DON DIEGO
¡Jamás!

NIÑA ESTRELLA
¡Oh, cielos!

DON DIEGO
Perdón señor.
¡Este bravo Capitán
es tan sólo un impostor!

DON GIL
¡Ah! ¡Perdido estoy!

CARRASQUILLA
¡Vaya calor!

VIRREY
¿Y cómo aseguráis?

DON DIEGO
Tengo las pruebas
Pasad.

(Entran tres bandoleros)

¿Conocéis a estos dos hombres?

BANDOLEROS
Sí, Excelencia.

DON DIEGO
Decid pues si son ellos
los que ofrecieron pagaros
para asaltar las carrozas
del señor Gobernador.

BANDOLEROS
¡Ellos son!

DON DIEGO
Inventaron esta farsa
de vuestro salvamento
y así ganar pudieron
vuestra voluntad
y vuestra admiración.

(Se levanta el Virrey)

VIRREY
¿Es posible tal vergüenza?

DON DIEGO
(Señalando a los bandoleros)
Seguirles supe la pista
y ahora cantaron de plano
porque el precio convenido
ni siquiera les pagaron.

DON GIL
¿Qué hiciste?

CARRASQUILLA
Te mentí,
me quedé con el dinero

(Aparte)

¡Ahora sí que la metí!

VIRREY
Pocas palabras,
hechos no más.
Con los indios zacatecas,
los más bravos y más fieros,
irán a luchar mañana
estos dos aventureros.

DON GIL
Agradecido, yo os obedezco.
Tomad mi cruz,

(Se la arranca)

que no merezco.
Humillado y deshonrado estoy
al final de mi jornada,
no me salva nada
y a morir dispuesto estoy.
Por amor tan sólo mentí,
loco soñando en mi felicidad,
degradado y sin honor
mi espada os entrego a vos,
señor: tomad, tomad.

NIÑA ESTRELLA
¡Don Gil!
¡Ah, cruel Don Diego
que despechado y ciego
buscó ruin venganza
sin la esperanza de mi amor!
¡Ah, Don Gil que tanto amé,
loco de amor buscó tu perdición!
¡Ah, Don Gil, jamás te olvidaré!
¡Sólo para ti será mi amor!

DON GIL
No tengo ya esperanza,
¡Ah, traidor Don Diego!
Yo su ruin venganza
Castigaré. ¡Lo juro
por mi honor!
La ilusión que tanto yo amé
loco de amor labró mi perdición.
Olvidarte nunca yo podré.
¡Sólo para ti será mi amor!

CHAMACO
Mi pobre Niña
perdido ve su amor.
Don Gil no tiene ya esperanza,
Don Diego su venganza cumplió,
y al fin lo descubrió.
Y alejado de Niña Estrella,
ahora Don Diego la obligará.
Ya Don Gil jamás la olvidará
y para ella al fin será su amor.

MAGISTRAL
Perdido está, ya no se salva,
sin esperanza al fin quedó,
amor le condenó y amor le salvará,
Dios le protegerá.
Yo por él a Dios rogaré,
porque su amor le disculpa,
su grave culpa yo debo perdonar
que todo lo hizo por su amor.

MAYA
Mi pobre Niña,
perdido ve su amor,
Don Gil no tiene ya esperanza.
¡Qué despechado y ciego
buscó venganza
viendo perdido su amor!
Pobre Don Gil que a
Niña Estrella adoró,
loco de amor buscó su perdición
Niña Estrella no le olvidará
y para él sólo será su amor.

DON DIEGO
Al fin cumplida mi venganza
no hay esperanza para Don Gil,
que alejarse de Niña Estrella
deberá por siempre.
Mío será por fin su amor,
que lejos de él Niña Estrella
a Don Gil olvidará.
Vencí a Don Gil.
Lejos de él olvidará.
¡Sólo para mí será su amor!

CARRASQUILLA
Culpa fue mía, yo no creía
que descubrieran la trampa.
Perdido está ya Don Gil,
mas yo he de salvarle
y le salvaré.
De Niña Estrella será.
Yo de Don Diego castigar sabré
su ruin acción.
Salvaré a Don Gil y para él
al fin será su amor.

VIRREY y GOBERNADOR
(A Niña Estrella)
Aparta, que no merecen
tu compasión.
No es digno de tu llanto,
no es un caballero.
Ya perdió su honor
y no merece tu amor
El no merece tu amor
ni compasión.
Tú le olvidarás y jamás
para él será su amor.

DAMAS y CABALLEROS
De su amor y su ilusión
perdida tiene la esperanza.
La venganza de Don Diego
fue su perdición
¡Pobre Don Gil! ¡Qué ciego fue!
¡Loco de amor,
encontró su perdición!
Don Gil jamás la olvidará
y para ella al fin será su amor.

DON DIEGO, VIRREY y GOBERNADOR
¡Basta ya! ¡Basta ya!

NIÑA ESTRELLA
¡No!

MAYA
¡Mi Niña!

DON GIL
¡Niña Estrella!

CHAMACO
¡Dejadla!

DON DIEGO
¡Basta ya!

CARRASQUILLA
¡No, Don Gil!

DON GIL
Miztilán!

NIÑA ESTRELLA
¡Mi Don Gil!

CARRASQUILLA
¡Atrás! ¡Atrás!

MAYA y CHAMACO
¡Quieto, no más!

DAMAS y CABALLEROS
¡No, Don Diego!

NIÑA ESTRELLA
¡Oh, mi Don Gil!
¡Mi sólo amor!

DON GIL
¡Oh, Miztilán!
¡Mi sólo amor!

DON DIEGO
¡Prendedle al punto ya!

CARRASQUILLA
¡Quietos! ¡Atrás!

MAYA y CHAMACO
¡Atrás, señor!

DAMAS y CABALLEROS
¡Perdón, señor!

VIRREY y GOBERNADOR
No habrá perdón para el funesto
fuego de su amor, de su amor.

NIÑA ESTRELLA y DON GIL
Tan sólo tú eres
dueño(a), de mi amor..

DON DIEGO
Maldito sea el fuego
de su amor, de su amor

MAGISTRAL
Que Dios conserve
el fuego de su amor, de su amor

MAYA y CHAMACO
Es dueño de su amor, de su amor.

CARRASQUILLA
Bendito sea el fuego
de su amor, de su amor.

DAMAS y CABALLEROS
Considerad lo inmenso
de su amor, de su amor


ACTO III


CUADRO PRIMERO

El decorado representa una cámara íntima que da acceso a la alcoba de Niña Estrella y a otras habitaciones.
Pegado al muro un armario con botellas. En un lateral, un altar y un reclinatorio.


Terceto de Niña Estrella, Maya y Don Gil

MAYA
No llores más, mi niña.
no llores más.

NIÑA ESTRELLA
Tras de Don Gil, mañana
se irá mi corazón.

MAYA
No pierdas la esperanza,
tal vez aún le perdonen.

NIÑA ESTRELLA
No alcanzará el perdón.
Ante el Virrey me arrodillé
y su perdón le supliqué,
pero todo fue en vano,
mañana partirá.
Adiós mi sueño dorado,
ni ilusiones ni esperanzas
quedan ya...
¡Adiós, mi Don Gil!
Mañana partirá...

(Llora)

MAYA
No llores más, mi niña,
no llores más.

(Llaman a la puerta)

NIÑA ESTRELLA
¡El es! Abre y vigila.

DON GIL
¡Niña Estrella!

NIÑA ESTRELLA
¡Mi Don Gil!

DON GIL
No sufras, amor mío,
tu llanto no merezco,
llorar no quiero verte más.

NIÑA ESTRELLA
¡Todo acabó! ¡Mañana partirás!

DON GIL
No llores más...
Miztilán, no llores más,
Sólo yo culpable fui
que imaginé alcanzar
la dicha que no merecí
Ya de ti me apartan hoy,
nunca más yo te veré,
oh mi mal, al fin perdí
el ideal que yo soñé. ¡Ah!
Ya se alejó la esperanza
de mi pobre corazón,
ya triste y sólo en el mundo
no he de hallar una ilusión.
Ciego de amor, fui un malvado
con la ilusión de alcanzarte,
loco maté el ideal seductor
de nuestro sueño de amor.


Romanza de Niña Estrella

MAYA
¡Niña!

NIÑA ESTRELLA
¡Maya!

MAYA
Ahorita llegó el señor.

NIÑA ESTRELLA
Marchaos, Don Gil.

DON GIL
Sí mi vida,
mañana al nacer el día
vendré a darte mi último adiós.

NIÑA ESTRELLA
¡Adiós!

DON GIL
¡Adiós!

(Ambos se abrazan; Don Gil quiere besarla, pero ella saca su crucecita, la besa y se la hace besar a él, que se arrodilla para hacerlo, y se va en seguida)

NIÑA ESTRELLA
Madre, si mi vida
ha de ser llantos y pesares,
llévame contigo, llévame contigo.

(Parte. Entra Chamaco llorando cómicamente)

CHAMACO
¡Pobre Don Gil! ¡Llorando va!
¡Pobre Don Gil
mañana mismo partirá!
Yo estoy muy triste en este instante,
yo necesito algún calmante.
Aquí guarda los licores
el señor Gobernador,
para quitar la tristeza
un traguito es lo mejor.
¡Aquí está la llave!
¡Chamaco, valor!

(Abre el armario)

(Se oyen voces fuera de escena)

¡Eh!
Ese es el Gobernador.
¿Y en dónde me meto yo?
¿Y en dónde me escondo?
Pues ¡aquí en la bodeguita
que este es el sitio mejor!

(Chamaco se esconde en el armario. Salen el Gobernador y el Padre Magistral)


Confesión

GOBERNADOR
Venid, Padre Magistral,
que a solas tengo que hablaros.

MAGISTRAL
Me asusta Vuestra Excelencia.
¿Qué ocurre? ¡Decid!

GOBERNADOR
¡Chist! Un secreto de mi vida
que ahora quiero revelaros.

MAGISTRAL
¿Tal vez una confesión?

GOBERNADOR
¡Sí, tal!

MAGISTRAL
Hace tiempo la esperaba.

GOBERNADOR
¿Vos?

MAGISTRAL
Sí, Excelencia
¡Mil veces atormentado
os vi por vuestra conciencia!

GOBERNADOR
Decís bien, ¡No puedo más!

MAGISTRAL
Al punto hablad.

GOBERNADOR
Pues sentaos y escuchad.

(El Magistral se sienta solemnemente, el Gobernador se arrodilla y le besa la mano)

GOBERNADOR
Yo me acuso de que he tenido
un hijo que hoy vive abandonado

MAGISTRAL
(Con sorpresa e indignación)
¿Qué decís, señor Gobernador?
¡Un hijo del pecado!

GOBERNADOR
(Humilde, pero queriendo justificarse)
Un hijo natural, un hijo del amor...

MAGISTRAL
Lo estáis estropeando,
señor Gobernador.

(Sin poder creerlo)

¡Un hijo!

GOBERNADOR
Yo no quería.

MAGISTRAL
(Con graciosa pero seria ironía)
¡Ya lo estoy viendo!

GOBERNADOR
Ni ella tampoco.

MAGISTRAL
(Grita)
¡Pues no lo entiendo!

GOBERNADOR
¡Ah! ¡Yo abandoné
a aquella pobre mujer,
de la que ya nunca
he vuelto a saber!

MAGISTRAL
¿Una dama principal?

GOBERNADOR
¡No tal!
Fue una lavanderita

MAGISTRAL
¡¡Con una lavandera!!

GOBERNADOR
¡Sí, es que era muy bonita!

MAGISTRAL
(Tremendo)
¡Aunque una Venus fuera!

(Indignado)

¡Debisteis respetar
su angelical virtud!

GOBERNADOR
¡Cualquiera piensa en eso
en plena juventud!
Yo tenía veintiún años
y ella sólo dieciséis.

MAGISTRAL
¡Horror!

GOBERNADOR
¿Qué hubierais hecho
en mi caso?

(El Magistral se pone en pie)

MAGISTRAL
¡Pensad lo que dicho habéis!

GOBERNADOR
¡Perdón!

MAGISTRAL
(Se sienta)
Decidme ¿Y fue en la corte?

GOBERNADOR
Sí, fue en Madrid.

MAGISTRAL
¡Tierra maldita de todos
los pecados!

GOBERNADOR
Fue en Madrid
una mañana
del mes de abril.
Fue en Madrid.

MAGISTRAL
¡Ya es demasiada
vuestra exaltación!

GOBERNADOR
¡Fue en Madrid!

MAGISTRAL
(Casi gritando)
¡Ya me he enterado!

GOBERNADOR
Dadme el perdón.

MAGISTRAL
¿Os arrepentís?

GOBERNADOR
Sí, padre.

MAGISTRAL
Y ella ¿Aún vive?

GOBERNADOR
Tal vez no.
Cecilia se llamaba.
¡Mi Cecilia!

MAGISTRAL
Calmaos.

GOBERNADOR
Morir debió.

MAGISTRAL
¡Que Dios la haya perdonado
como ahora os perdono yo!

(Se levanta y le bendice)

GOBERNADOR
¡Fue en Madrid!

MAGISTRAL
¡Mi absolución!

GOBERNADOR
¡Fue en Madrid!

MAGISTRAL
¡Con mi perdón!

GOBERNADOR
¡Fue en Madrid!

(Salen los dos)


Escena de Chamaco y otros

CHAMACO
(Saliendo de su escondite)
¡Andele no más!
¡Vaya con el viejo!
¡Yo ya le creía un santo
y ahora me sale un pendejo!
El tiene un hijo abandonado
y al que jamás ha podido ver,
si Don Gil no se me raja,
pronto le va a conocer.

(Entra Maya)

MAYA
Pero, ¿qué pasa?

CHAMACO
(La abraza)
¡Ay, Maya mía!

MAYA
¡Quietas las manos!

CHAMACO
¡Si es de alegría!

MAYA
Pero ¿qué ha sido?

CHAMACO
Lo vas a ver:
que el señor Gobernador
tuvo un hijo allá en España
y al que nunca conoció.

MAYA
¿Eh?

CHAMACO
Y te juro que reviento,
si a Don Gil no se lo encajo
como a su hijo verdadero.

MAYA
¿Tú?

CHAMACO
Pues, claro

MAYA
¡Bravo, Chamaco!

CHAMACO
Lo vas a ver.
Tú prepara a Niña Estrella
y vamos a proceder.

(Sale)

MAYA
¿Será posible?

(Entra Niña Estrella)

NIÑA ESTRELLA
Pero ¿qué pasa?

MAYA
Que ya muy pronto
Don Gil será tuyo,
y volverá la alegría
a esta casa.

NIÑA ESTRELLA
¿Es que te burlas?

MAYA
No, Niña mía

NIÑA ESTRELLA
¡Vas a matarme de alegría!

MAYA
Don Gil va a ser hijo
del Gobernador.

NIÑA ESTRELLA
¡Jesús qué horror!

MAYA
Un hijo que tuvo
y que lo abandonó.

NIÑA ESTRELLA
¿Y quién lo contó?

(Entran Chamaco, Don Gil, y Carrasquilla, caminando al compás)

MAYA
Lo dijo Chamaco,
que en este momento
salió muy contento
por el corredor

DON GIL, CHAMACO y CARRASQUILLA
¡Sí, señor!
¡Don Gil va a ser hijo
del Gobernador!

CHAMACO
Yo, por chiripa
lo he averiguado,
que tiene un hijo
abandonado.

CARRASQUILLA
No le conoce.

CHAMACO
Nunca le vio.

DON GIL
Y, ahora ese hijo
voy a ser yo.

TODOS
Y adivina quién te dio.


Quinteto

DON GIL
Con este ardid
al tutor venceremos

NIÑA ESTRELLA
Su hijo serás.

CHAMACO
¡Gracias a mí!

MAYA
Y os casaréis

CARRASQUILLA
¡Claro que sí!

NIÑA ESTRELLA
A la evidencia
tendrá que rendirse.

DON GIL
Se rendirá.

MAYA
Se entregará.

CHAMACO
Se aguantará

CARRASQUILLA
Se chinchará.

DON GIL
Yo, su hijo seré.

NIÑA ESTRELLA
¡Dios mío!

MAYA
¡Al, viejo escurrío!

CHAMACO
¡Bien lo hemos pescao!

CARRASQUILLA
¡Ya está apañao!

NIÑA ESTRELLA
Su acción pagará.

MAYA
¡Y es justo!

CHAMACO
¡Qué bueno!

DON GIL
¡Qué gusto!

CARRASQUILLA
Tu padre será

NIÑA ESTRELLA
Negarse ya no podrá

CARRASQUILLA
Antes de un mes
os casáis

DON GIL
¿Será posible?

MAYA
¡Lo vais a ver!

NIÑA ESTRELLA
Mi mano al fin te daré.

CARRASQUILLA
La mano y “to” lo demás.

DON GIL
¡Así lo espero!

MAYA y CHAMACO
¡Y así ha de ser!

CARRASQUILLA
Su mano al fin
te entregará

NIÑA ESTRELLA
Mi mano al fin te entregaré.

DON GIL
Tu mano al fin me entregarás.

MAYA
Su mano al fin él te entregará.

NIÑA ESTRELLA
¡Tuya seré!

DON GIL
¡Mía serás!

MAYA
Su mano al fin...

CHAMACO
....le entregará.

NIÑA ESTRELLA
¡Tuya seré!

CARRASQUILLA
¡Suya será!

NIÑA ESTRELLA
¡Ah, la mano al fin
le entregaré!

DON GIL
¡Ah, su mano al fin
me entregará!

MAYA, CHAMACO y CARRASQUILLA
¡Ah, su mano al fin
le entregará!

NIÑA ESTRELLA y DON GIL
¡Ah, viejo tuno,
en la trampa caíste!

MAYA
¿Qué es lo que dirá?

CHAMACO
¡No lo creerá!

CARRASQUILLA
¡Se lo tragará!

DON GIL
¡Feliz seré!

NIÑA ESTRELLA
¡Feliz seré!

CARRASQUILLA
¡Y así ha de ser!

MAYA, CHAMACO y CARRASQUILLA
¡Ya no se puede dudar!

NIÑA ESTRELLA
¡Tú, su hijo vas a ser!

DON GIL
¡Yo, su hijo voy a ser!

MAYA
¡Con él te has de casar!

CHAMACO
¡Prontito lo has de ver!

CARRASQUILLA
¡Aquí no hay más que hablar!

TODOS
¡Ah, viejo tuno! ¡Las vas a pagar!


Quinteto de Niña Estrella, Don Gil, Carrasquilla, Maya y Chamaco

CHAMACO
¡Manos a la obra!

NIÑA ESTRELLA, MAYA y CARRASQUILLA
¡Vamos allá! ¡Vamos allá!

DON GIL y CARRASQUILLA
De audaces, la fortuna
fue siempre galardón,
que sea nuestro lema
audacia y corazón

NIÑA ESTRELLA
De audaces la fortuna
fue siempre galardón.

TODOS
¡Que sea nuestro lema,
Valor, valor y corazón!


CUADRO SEGUNDO

El salón del palacio del Gobernador. El padre Magistral y el Virrey juegan al ajedrez ante la mirada del Gobernador.


Concertante final

MAGISTRAL
¡Jaque al rey!

VIRREY
¡Calma, calma!

GOBERNADOR
¡Muy bien!

DON DIEGO
Parece que esta noche
más contenta estáis.

NIÑA ESTRELLA
Así es señor.

DON DIEGO
Me hacéis feliz.

NIÑA ESTRELLA
Ser grata quiero a vos.

GOBERNADOR
Por lo visto, Niña Estrella
ya olvidó al capitancito.

NIÑA ESTRELLA
Lo he olvidado, sí, señor.
Reconozco al fin mi error.

GOBERNADOR
Ese ruin aventurero
no era digno de tu amor.

DON DIEGO
Su plebeyo origen
yo le descubrí.

GOBERNADOR
¡Y que amar pudieras
a un bribón así!

NIÑA ESTRELLA
Justamente, fue por eso
que ablandó mi corazón
el afecto que le tuve,
más que amor fue compasión.

MAGISTRAL
¡Me habéis ganado!

VIRREY
¿Y cuándo no?

GOBERNADOR
Pues ahora voy yo.

VIRREY
Sentaos.

(Entra Chamaco, seguido de Maya y anuncia)

CHAMACO
¡Don Gil de Alcalá!

TODOS
¡Don Gil!

NIÑA ESTRELLA
¡Es él!

VIRREY
¿Es posible?

GOBERNADOR
¿Y aún se atreve?

(Entran Don Gil y Carrasquilla)

DON GIL
¡Majestad!

TODOS
¡Es él!

GOBERNADOR
¿Qué haces aquí?

DON GIL
Vengo a despedirme
y a pedir perdón.

CARRASQUILLA
(Llorando cómicamente)
...y a pedir perdón

VIRREY
¿Qué es esto?
¿Todo un sargento llorando?

CARRASQUILLA
¡Sí, señor!

GOBERNADOR
Pero ¿qué os pasa?

CARRASQUILLA
Es que le había tomao
mucho cariño a esta casa.

MAGISTRAL
¡Es un bribón!

GOBERNADOR
¡No habrá perdón!

VIRREY
Perdonar vuestros engaños
no puedo yo.

DON GIL
¡Señor!

NIÑA ESTRELLA
¡Idos de aquí!

DON DIEGO
¡Marchad a la campaña!

VIRREY
Id a conquistar laureles
para que os perdone España.

GOBERNADOR
Id a ganaros un nombre
y así obtendréis el perdón.

CHAMACO
(Aparte)
Ahora es el momento

MAYA
(Aparte)
Esta es la ocasión.

DON GIL
¿Un nombre? ¡Don Gil de Alcalá!

TODOS
¡De Alcalá! ¡Ja, ja!

CARRASQUILLA
No tiene la cédula
pero es la verdad.

TODOS
¡Don Gil de Alcalá!

DON GIL
¡Don Gil de Alcalá!
Don Gil de Alcalá
me llaman a mí.
Don Gil de Alcalá
porque en ella nací.
Allí por mi mal
mi madre murió,
que al darme la vida
la suya perdió.
Muy solo me vi,
que no pude hallar
para mí el nombre
de un padre
que no conocí

CHAMACO
¡Pena me da!

MAYA
¡Pobre Don Gil!

DON GIL
Fue mi madre
una pobre lavandera...

GOBERNADOR
(Dando un salto)
¡Qué escucho!

DON GIL
... de la ribera del Manzanares

GOBERNADOR
(Aparte)
¡Del Manzanares!

DON GIL
Cecilia se llamaba

GOBERNADOR
(Al Magistral)
¡Eh! ¿No estáis oyendo?

MAGISTRAL
Callad

DON GIL
¡Cecilia!...

GOBERNADOR
¡Cecilia! ¡No hay duda que es él!

CARRASQUILLA
(Aparte)
Antes de tres minutos,
ya estamos en familia.

DON GIL
Un apuesto caballero
la sedujo y la engañó.

GOBERNADOR
(Aparte)
¡Ese soy yo!

MAGISTRAL
¡Dios le envió!

DON GIL
Y antes de que yo naciera
a mi madre abandonó.

DAMAS y CABALLEROS
¡Pobre Don Gil!

DON GIL
¡Padre cruel
sin corazón!

GOBERNADOR
(Aparte)
¡Pobre de mí!

MAGISTRAL
¡Tiene razón!

GOBERNADOR
¿Decís que era lavandera?

DON GIL
¡Sí!

GOBERNADOR
¿Y se llamaba Cecilia?

DON GIL
¡Cecilia!

GOBERNADOR
¡Ah!

TODOS
¿Qué dice?

GOBERNADOR
(Aparte)
No hay duda. Es él.

MAGISTRAL
(Aparte, al Gobernador)
¡Confesadlo!

GOBERNADOR
¡Tú! ¡Tú! ¡Tú!

CARRASQUILLA
(Aparte)
¡Tururú!

MAGISTRAL
(Al Gobernador)
La providencia os lo envía.

GOBERNADOR
(Aparte)
¡Es él!

MAGISTRAL
¡Dios se acordó de vuestro hijo!

NIÑA ESTRELLA
Pero ¿es posible?

CHAMACO
¡Don Gil!

MAYA
¡Don Gil!

CARRASQUILLA
¿Vos su padre?

GOBERNADOR
Yo, yo su padre, sí.

NIÑA ESTRELLA, MAYA y CHAMACO
¡Dios mío!

TODOS
¡Ya tiene padre Don Gil!

GOBERNADOR
¡Ven a mis brazos!

DON GIL
¡Sí, padre mío!

(Se abrazan)

TODOS
¡Yo estoy temblando
de la emoción!

DON DIEGO
(Aparte)
¡Maldita la hora
de tal revelación!

GOBERNADOR
Mi nombre y mi fortuna
desde ahora tuyos son.

DON GIL
¡Ah, señor!

CARRASQUILLA
¡Llámale padre!

GOBERNADOR
Y tuya es Niña Estrella.

NIÑA ESTRELLA
¡Dios mío!

DON DIEGO
¡Maldición!

TODOS
¡Que el cielo os premie
tan noble acción!

NIÑA ESTRELLA y DON GIL
¡Ah! Ya renació la esperanza
en mi pobre corazón,
y al fin podremos, bien mío,
realizar nuestra ilusión.
Ya vuelve a mi alma la dicha
que yo perdida creyera,
ya desperté de mi sueño encantador
y dueño(a) tú serás
por siempre de mi amor

DAMAS y CABALLEROS
Ya vuelve a su alma la dicha
que ya perdida creyera,
ya despertó de su sueño encantador
ya van a ser felices con su amor.

MAYA y CHAMACO
Ya vuelve a su alma la dicha
y felices serán Niña Estrella
y el bravo capitán.
¡Ya despertó de su sueño de amor!

DON DIEGO
Nunca creí que Don Gil
victorioso saliera del trance
venciéndome a mí.
Nunca llegué a imaginar
que pudiera ser él el vencedor
y conseguir feliz, su amor

CARRASQUILLA
Ya vencedores salimos al fin
logrando la dicha de mi capitán,
y ya muy pronto, felices los dos
serán con su amor.

VIRREY, GOBERNADOR y MAGISTRAL
Dios lo quiso así
y respetar debemos
su voluntad.
Y si se aman, felices
serán los dos con su amor.

TODOS
Un capitán español
que conoció en Yucatán,
ese es Don Gil,
¡Don Gil de Alcalá!



FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario