domingo, 7 de septiembre de 2014

Las Musas Latinas (Libreto)



LAS MUSAS LATINAS



Revista lírico-fantástica en un acto, dividido en un prólogo, cuatro cuadros y un epílogo.

Libreto de Manuel Moncayo.
 
Música de Manuel Penella.

Estrenada el 10 de abril de 1914 en el Teatro Apolo de Madrid.



REPARTO (Estreno)

La musa española / El cuplet negro / La torera sevillana - Srta. Membrives.

La musa francesa - Srta. Moreu.

La musa italiana / La jerezana - Sra. Domínguez.

La portera – Sra. Vidal.

Paco Torres / El champán - Sr. Reforzo.

Paul Duboise / Poison / El Barón / Guardia 1º - Sr. Román.

Luigi Toni / Doval / El apache / El de los platillos - Sr. Castañé.

El vendedor de pájaros / La bohemia - Sra. Lahera.

El gondolero / El cuplet blanco / Consuelillo - Srta. Pujol.

La jettatura - Srta. Domínguez.

Carulina / El cuplet verde / La perchelera - Srta. Isaura.

La novia – Srta. Mendo.

El Siciliano / El ajenjo / Pepiyo – Sr. Alarcón.

El Calabrés / El picador chichones – Sr. Vallejo.

Valentino / Boquerón / El maestro Campanini - Sr. Videgaín.

El novio –

La Cocota / La cordobesa / La perchelera 2ª – Srta. P. Cortés.

La Apache / La perchelera 1ª – Srta. Domínguez.

La menta / El eterno inglés – Sr. Sotillo.

René – Sr. Rufart.

Poitiers – Sr. Estevarena.

El camarero / Castañuelas – Sr. Carrión.

La malagueña / La perchelera 3ª – Srta. Girona.

La gaditana / La perchelera 4ª – Srta. Peris.

La granadina / La perchelera 5ª – Srta. Carceller.

La rondeña - .

La perchelera 6ª –

Pimienta – Sr. Mihura.

Merengue / El del bombo – S. Asensio.

El fagot –

El cornetín – Sr. Picó.

El trombón – Sr. Díaz.

Guardia 2º - Sr. Llayna.

Cuerpo de baile andaluz, gondoleros, pajareros, flamencas, bohemios, flamencos y campesinos italianos.


ACTO UNICO


PROLOGO

Bohardilla de pintores bohemios. En el telón del foro tres grandes lienzos sobre caballetes, figurados, que a su tiempo se descorrerán en la forma que se convenga. En la derecha, primer término, puerta practicable de una sola hoja, que se abre hacia la escena. Al pie de cada caballete un escalón de madera figurando la caja de pinturas. En las paredes, lienzos pintados, bocetos, etc. Dos o tres sillas y sillones de diferentes épocas. En el foro derecha, ventanal figurado. Es dé día. Detalles a juicio del pintor.


ESCENA PRIMERA

Paco (español), Paul (francés) y Luigi (italiano), aparecen con paletas y pinceles colocados frente a los lienzos, completamente de espaldas al público, intentando pintar. Sobre los lienzos asuntos bosquejados. Paco en el centro, el francés a su derecha, y a la izquierda el italiano. Luego por la puerta de entrada la Portera.

PACO
(Arrojando desesperado pinceles y paletas)
¡Nada! ¡No me sale nada!
Se me acabó la paciencia.

(Se separa del caballete)

Pero, señor, ¿es posible
que no encuentre ni una idea,
ni un asunto nuevo y digno
de mi brillante paleta?
Inspiración, ¿dónde estás?
Mi musa, ¿dónde te encuentras?

PAUL
(Como Paco)
¡Oh, mon Dié, es desespegante!

LUIGI
(Como los otros)
¡Io mi rompo la testa!

PACO
¿Tampoco encontráis asunto?

LOS DOS
¡Tampoco! (Se pasean desesperados)

PACO
¡Quién lo dijera!
¡Tres genios como nosotros!

PAUL
¡Tres mamagachos!

LUIGI
¡Tré bestias!

PACO
Sólo faltan cuatro días,
y en la Exposición no esperan.
¿Qué hacer? ¿Qué pintar? ¡Oh, musas
de Velázquez y Ribera:
prestad luz a nuestros ojos,
alumbrad nuestras ideas
y brote el arte a raudales
de nuestras pobres paletas!

(Se oyen golpecitos en la puerta, muy suaves)

¡Esperad! ¿No habéis oído?

(Siguen los golpes y quedan los tres sorprendidos):

¡Si! ¡Son las musas que llegan!
Arrodillaos, camaradas;
inclinemos la cabeza
ante las hijas de Apolo
que su inspiración nos prestan.

(Paul y Luigi se arrodillan, inclinando la cabeza con sumisión, por cuya causa no ven quien entra. Paco abre la puerta rápidamente y sin mirar, hace lo mismo que los otros)

¡Pasad, reinas del Parnaso!

LOS TRES
(En forma de salutación)
¡Salve, musas!

(Entra la Portera con una cesta de asa, y dentro tres botellas una de Champagne, otra de Quianti y otra, de Manzanilla)

PACO
(Levanta la cabeza y la ve, con el asombro consiguiente)
¡¡La portera!!

(Se levanten los tres furiosos)

PORTERA
(Riendo)
Buenas tardes, señoritos.

PACO
¡Salga usté; cierre esa puerta!

PORTERA
Pero, ¿están ustedes locos?

PAUL
Señoga, que nos molesta.

LUIGI
Va vía, dona imbechile.

PORTERA
(¡Han perdido la chaveta!)
¿Ustedes se han figurado
que vengo a cobrar la cuenta
del alquiler?

LUIGI
¡Naturale!

PAUL
Como siempge.

PACO
¡Quién se acuerda!...

PORTERA
Pues no hay tal, que hoy vengo a darles
una agradable sorpresa;
un regalo: aquí lo traigo. (En la cesta)

PACO
(Abrazándola)
¡Oh, magnánima Portera!

PAUL
(Idem)
¡Oh, matrona exuberante!

LUIGI
(Idem)
¡Oh, felichitá soprema!

PORTERA
Bueno, bueno, zalameros,
dejen las bromas y atiendan.
La hija del señor Dupont.
la del principal izquierda,
ge ha casado.

PACO
¿He ha casado?
¡Pues no vemos la sorpresa!

PORTERA
Se ha casado, y ahora mismo
celebrando está la fiesta.
Por eso el señor Dupont,
me ha parado en la escalera
y me ha entregado este cesto
para que se lo subiera
a ustedes.

PACO
Pero, ¿es posible?

PORTERA
¡Ya lo creo!

PAUL
(Queriendo coger el cesto)
Venga.

LUIGI
(Idem) Venga.

PORTERA
Quiere que en toda la casa
haya alegría completa,
y por eso les invita.
Conque, aquí dejo la cesta;

(En el centro de escena)

buenas tardes, señoritos,
y que ustedes se diviertan, (Inicia el mutis)

PACO
Adiós. (Acompañando con sus amigos)

PAUL
¡Adié!

LUIGI
¡Tante grachie!

PORTERA
¡Pobres chicos; me dan pena! (Mutis)

PACO
(Después de cerrar la puerta, corren los tres hacia la cesta)
Descubramos el regalo.

LUIGI
Vediamo.

PAUL
¿A ver?

PACO
(Destapando la cesta) ¡Tres botellas!
(Va sacando cada uno la que nombra)

PAUL
¡Esto es Champán!

LUIGI
¡Cuesto Quianti!

PACO
¡Y esto Manzanilla! ¡¡Eureka!!
Compañeros, pon los vinos
de nuestras queridas tierras.
Brindemos, pues, camaradas.
Bebamos, que es nuestro lema,
y olvidemos de este mundo
los errores y miserias, (Van descorchando)

PAUL
¡Vivf le Champán de la Frans!

LUIGI
¡Viva il Quianti é qui lo beba!

PACO
¡Y viva la manzanilla,
que es lo mejor de mi tierra!

(Música)

Bebamos, sí,
los vinos generosos;
bebed, que al fin
podremos ser dichosos;
bebed, bebed,
bebed sin dilación
que el vino sugiere
feliz inspiración.

PAUL
¡Lo mejor es el Champán. (Bebe)

LUIGI
¡Es il Quianti lo mejor! (Idem)

PACO
Donde está la Manzanilla
ya no hay penas ni dolor. (Idem)

PAUL
¡Viva el vino del plaser! (Idem)

LUIGI
¡Viva el vino del amor! (Idem)

PACO
¡Viva el vino de mi tierra,
que es del mundo lo mejor!

LOS TRES
Bebamos, sí,
los vinos, etc. (Beben los tres largamente)

PAUL
¡Vuelve la alegría!

LUIGI
¡Ritorna il piacher!

PACO
Al segundo trago
vamos a caer.

(Comienza a oscurecer hasta quedar a oscuras)

¡Beber! ¡Beber!
¡Qué gran placer!

PAUL
(Dejándose caer en la gradilla de su cuadro)
¡¡Yo desvarío!!

LUIGI
(Idem) ¡Io me mareo!

PACO
¡Ya están borrachos
por lo que veo!
¡Eh, camaradas,
no desmayar!
Vamos, arriba,
que hay que pintar.

¡Bah! ¡Si yo tampoco puedo con mi alma!

(Se deja caer en su gradilla. A su tiempo desaparecen; los lienzos de los caballetes, y en los huecos aparecen las musas española, francesa e italiana; sirven de decoración para aforar tres vistas de las naciones respectivas, con la Giralda, la Torre Eiffel y una calle de Venecia, con su góndola, puente, etc. Efectos de luz a juicio del pintor; en escena otra vez la claridad con que empezó el cuadro)


ESCENA II

Paco, Paul, Luigi, Musa Española, Francesa e Italiana.

LAS TRES
(Desde sus respectivos cuadros)
Dormidos les hallamos,
sin ánimos quizás;
tal vez sin ilusiones,
sin esperanzas ya...
Artistas, despertad,
que aquí están ya las musa»
de la realidad.

(Los tres se levantan asombrados)

PAUL
¡Es un sueño!

LUIGI
¡E un delirio!

PACO
¡Oh, fantástica visión!

LAS TRES
¡Somos las musas que habéis llamado
y que os ofrecen su inspiración!

LOS TRES
¡Las musas son,
que nos ofrecen la inspiración!

(Las dan la mano y bajan las tres, apoyando en la gradilla a la escena, formando parejas como es natural, por nacionalidad, cada una frente a su caballete)

Venid, venid, amigas;
de un sueño desperté
y absorto ante mis ojos
felicidad hallé.

ITALIANA
De Italia he venido.

FRANCESA
De Francia he llegado.

ESPAÑOLA
Te traigo de España
la lú y er coló.

LAS TRES
Si pintar pretendes
con arte y belleza,
yo vengo a ofrecerte
el cuadro mejor.

ITALIANA
Verás en Italia
risueños paisajes,
divinos celajes
y espléndido mar;
si allí tú recoges
asuntos e ideas,
verás cómo creas
un cuadro sin par.

FRANCESA
De París te ofrezco
Champán y mujeres,
te brindo placeres
que allí encontrarás;
y en aquel ambiente
de elegancia y arte,
podrás inspirarte
y así triunfarás.

ESPAÑOLA
Ven a España y pinta aqueyo.
que si copias er coló
de sus flores y mujeres
tendrás el cuadro mejó.

LOS TRES
¡Soy tu esclavo!
¡Vamos ya!

LOS SEIS
¡Viva el arte seductor,
que hoy traen aquí
las musas del amor!
¡Viva el divino
arte latino,
que es del mundo lo mejor!
Que viva el vino
de nuestra nación,
que al fin nos dio
feliz inspiración.
¡El placer!
|¡A el amor!!

(Hablado)

PACO
¡Oh, sí; tú serás mi musa!

PAUL
Solo escuchagte deseo.

LUIGI
Non ti lascharó piu mal.

ESPAÑOLA
(A Paco)
¡Ya verás tú lo que es güeno!

ITALIANA
(A Luigi, muy cariñosa)
Si pintar quieres un cuadro
que lo admire el mundo entero,
ven conmigo; nuestra patria
guarda bellezas sin cuento:
sus costas siempre risueñas,
sus antiguos monumentos,
sus graciosas campesinas
de tez blanca y ojos negros,
todo te ofrece un conjunto
de poesía y ensueño.
Nada hallarás como Italia,
nada encontrarás tan bello,
como sus verdes campiñas
y su luminoso cielo.

FRANCESA
(A Paul, muy decidida)
Vualá; será el triunfo tuyo
con el cuadro que te ofrezco:
mujeres, muchas mujeres,
bailes, músicas, ajenjo,
nubes de gasa que flotan,
divets, apaches, bohemios,
canciones, celos, caricias,
y puñaladas y besos.
¡París! ¡Qué bello es París!
Cópialo y el triunfo es nuestro,

ESPAÑOLA
(A Paco, con gracia)
Pero, ¿qué vas tú buscando
si pa un pintó de tu mérito
no hay tierra como mi tierra
ni sielo como su sielo?
Ven tú conmigo, arma mía,
y verás lo que te enseño:
un cuadro yeno de sol,
de alegría y movimiento.
Verás mujeres preciosas,
verás hombres pintureros,
cantos, risas, bailes, zambras
y en fin: to lo que hay de güeno
en la tierra de María
Santísima, que es er sielo.
Y si viendo aquellas cosas
y copiando todo aquello,
no pintas un cuadro dirno
de yevarse er primer premio,
ya pues tirar a la caye
pinseles, paleta y lienzo,
y metéte a pintá puertas,
u rótulos u prospertos.

PACO
Vamos pronto; soy tu esclavo

(Coge el sombrero)

LUIGI
¡Andiamo presto! (Idem)

PAUL
Marchemos (Idem)

ESPAÑOLA
(Arengándolos)
Vamo a robar la luz
der sol y el color der sielo.

LOS TRES
¡Vivan las Musas latinas!

LAS TRES
¡Viva el arte verdadero!

(Se dirigen a la puerta; música, y cae rápidamente el telón de cuadro)

(Intermedio musical)

MUTACION


CUADRO PRIMERO


LA BELLA ITALIA

Decoración a todo foro. A la derecha, primer término, fachada de casa rústica, con ventana practicable, solamente de metro y medio de altura y de un tamaño conveniente para asomarse a ella con comodidad. A la izquierda, primer término, fachada de iglesia antigua, con gran puerta practicable. El resto de la decoración, completamente a gusto del pintor, teniendo en cuenta que la fantasía y el arte, son los factores principales para este cuadro y los siguientes. Este cuadro, debe ser un compendio de lo bello que tiene Italia. Al foro derecha, vista panorámica del gran canal veneciano, con sus correspondientes góndolas, etc., etc. Mucha poesía en toda la decoración. Al levantarse el telón, la escena sola y luz de amanecer; a los pocos compases, toda luz.


ESCENA PRIMERA

Vendedora Napolitana con seis más; traen cestillos de flores, colgados. Gondolero y seis mas (Señoras de Coro); traen su correspondiente remo y Vendedor de Pájaros y a más Calabreses (Señoras del Coro), con unas jaulas doradas, colgadas a la espalda, llenas de pájaros, y bastón dorado aleo, en forma de los de alpinista. A su tiempo salen por donde convenga por la decoración y forman tres grupos, quedando las napolitanas en el centro

(Sigue la música)

TODAS
La bella Italia
representamos,
con sus costumbres
que bellas son.
¡La picardía, la poesía
y la alegría de la nación!
¡Que viva Italia,
feliz nación!

VENDEDORA NAPOLITANA
(Adelantando graciosamente)
¡La Yettatura!
La gentil napolitana
a todo el mundo se la cura,
que mis mágicos y raros amuletos,
curan siempre los pesares más secretos.
Yo vendo patas de grulla
y ojos de gato para el amor;
lechuzas, jorobadnos,
treces, lagartos, plumas de garza,
tréboles dobles, colmillos, arañas
y escarabajeos que son un primor.
Herraduritas de oro
para los desengañados;
para recién casados,
amuletos más de mil;
tréboles de Cerdeña
para los enamorados;
para los predestinados
cuernecitos de marfil.

TODAS
¡La Yettatura!
La gentil napolitana
a todo el mundo se la cura,
que sus mágicos y raros amuletos,
curan siempre los pesares más secretos.
Yo vendo patas de grulla,
y ojos de gato para el amor;
que para la Yettatura
mis amuletos son lo mejor. (Se retira)

GONDOLERO
(Avanzando)
Soy golondero que cruza
el canal veneciano,
y a los acordes del remo
que pulsa mi mano
canto de amores
la eterna canción
y es la esperanza
mi sola ilusión.
Canta, canta, gondolero,
que en tu góndola estás prisionero,
mientras duerme la que adoras,
la que en ti soñando está.
Boga, boga, gondolero,
al compás de tu remo ligero,
que ya llega el nuevo día
y tu amor te espera ya.
Boga, boga, gondolero,
gondolero, boga ya. (Se une a su grupo)

VENDEDORES
(De pájaros. Avanzando)
Canta tú, ruiseñor,
con tus trinos mejores.
Canta tú, ruiseñor,
la canción del amor.
Vendo pájaros cantores
y de mil colores.
los cogí cantando amores:
no los hay mejor.
Yo aprendí de los ruiseñores
los gorjeos y los primores;
yo en el bosque los oí
y sus trinos aprendí.
Canta tú, ruiseñor, etc.

TODAS
(Avanzando)
La bella Italia representamos
etc., etc.

(Vuelven a hacer mutis por donde salieron y termina la música)


ESCENA II

El Siciliano y luego el Calabrés.

Son dos tipos de aspecto feroz. El primero viste como el Alfio de «Cavallería rusticana»; representa cuarenta años; muy moreno, de cejas grandes y juntas y patillas pequeñas. Su aspecto debe ser el de un león, procurando que sus actitudes fieras resulten muy cómicas. Lleva zapatones tremendos, en la faja un puñal y cuantos detalles que juzgue conveniente el actor. El Calabrés viste el típico traje de campesino; representa otros cuarenta años; su aspecto es salvaje y sus actitudes muy fieras, dentro de lo cómico. No olviden los actores que toda la siguiente escena pertenece al género grotesco y satírico»

(Hablado)

SICILIANO
(Sale segunda izquierda muy receloso, y después de cerciorarse que está solo, se dirige a la ventana de la derecha y llama con suaves golpecitos)
¡Carulina! ¡¡Carulina!!
Dorme ancora l'amor mío
e si non sale, e sicuro
que está en casa suo marito.
¡Ah, il marito está escamato!
E un Otelo, molto vivo,
e cuando la ve parlando
per la finestra conmico,
li arrea cada palitsa
que la desloma. ¡Angiolino!
Desde l'última tocata
que li pegó ese bandito,
tiene la testa abollata
e il naso fuora dil sitio.
La quiamaré un altra volta.

(Llama a la ventana con otros suaves golpecitos)

¡Carulina!

(En vista de que no contesta, saca muy pausadamente una pipa muy larga, y sin volver la cara la enciende)

CALABRES
(Que sale por donde salió el Siciliano, y come éste, pero confiado y sin mirar a la ventana hasta que se indique)
¡Bel matino
per parlar con Carulina
si non e in casa il marito!

(Viendo al Siciliano y dando un salto atrás, quedando en actitud dramática)

¡¡Ah!! ¡Per Baco! Che un rivale
del mío amore. ¡Me lo rifo!
¡Lo estrangulo como un cane!
¡Non li laschio dir ni pío!
¡Ah! ¡Moriray Carulina!
¡E dopo mi mato io!
¡Tuti tré morir dobiamo!
¡Sangüe! ¡Vendeta! ¡Sterminio!

(En este momento está encendiendo la pipa el Siciliano, muy tranquilamente y vuelto de espaldas)

¡¡Me lo manchio!!

(El Calabrés se dirige por detrás felinamente y le da un golpe en la espalda; el Siciliano se tambalea)

SICILIANO
(Como si no lo hubiera sentido, y sin volver la cara continúa fumando)
¿Qui va la?

CALABRES
¡Ah, cañe! ¡No m'ha sentito!
Lo quiamaré un altra volta.

(Le da otro golpe en la espalda y retrocede)

SICILIANO
(Volviéndose muy tranquilo después del golpe)
¡Bah! Sará cualque mosquito.

CALABRES
(Amenazador)
¡Sono cua!

SICILIANO
(Como si tal cosa)
Tanto piachere.

CALABRES
(Más furioso)
Vay marire.

SICILIANO
(Muy natural) ¡Caro amico!

CALABRES
¿Vostro amico? ¡No; chomay!
¡Vostro rivale!

SICILIANO
(Dando un respingo cómico)
¡¡Per Dio!!
¿Voi amate a Carulina?

CALABRES
(Todo rápido)
L'amo.

SICILIANO
¿L'ami?

CALABRES
Sí.

SICILIANO
(Desafiándole) Ti sfido.

CALABRES
¿Sei sichiliano?

SICILIANO
Di Parma.
¿Voi calabrese?

CALABRES
¡De Richo!

SICILIANO
(¡Sicuro sará un leone!)

CALABRES
(¡E una pantera, di fisso!)

(Se miran fijamente, y después de una preparación cómica, saltan el uno sobre el otro, se abrazan fieramente y se muerden la oreja con un rugido feroz)

LOS DOS
¡Brrrr!

SICILIANO
(Separándose y tocándose la oreja mordida)
¡Ah!

CALABRES
(Idem) ¡Ech!

LOS DOS
(Transición cómica, burlándose el uno del otro)
¡Ja, ja, ja, ja!

SICILIANO
(Sacando el puñal)
Eco il puñale.

CALABRES
(Idem) Eco il mío.
E un ricordo da mía matre.

SICILIANO
E cuesto del mío tío.

CALABRES
¿Andiamo a matarsi?

SICILIANO
Andiamo,
a perforarsi l'omblico.

CALABRES
(Retrocede, llevándose las manos al sitio indicado para la puñalada; después, se prepara para la lucha, mirando a la ventana casi llorando en son de despedida)
¡Non t'olvido, Carulina!

SICILIANO
(Idem)
¡Carulina, non l’olvido!

(Aquí se entabla una lucha feroz, que dejo confiada a la vis cómica de los actores, que queda suspendida al oír la voz de Carulina desde la ventana. Todo esto rápido)


ESCENA III

Dichos, Carulina en la ventana. Luego Valentino.

Carulina es vieja y fea; viste chambra, enaguas y medias blancas; lleva una papalina en la cabeza

CARULINA
(Abre la ventana y dice asombrada al ver la pelea)
¡Franchiconi! ¡Cayetano!
¡Non matirsi! ¡No, per Dio!

SICILIANO
(Suspendiendo la lucha y quedando como de piedra)
¡Ah, que voche chelestiale!

CALABRES
(Idem)
¡Ah, la forsa del destino!

(Se dirigen les dos a la ventana y caen de rodillas enamoradísimos)

SICILIANO
¡Carulina!

CALABRES
¡Carulina!

CARULINA
Tachi, que está mío marito
roncando come una bestia.

Siciliano
(Cogiéndole apasionadamente la mano derecha)
¡Oh, vieni cua, amore mío!

CALABRES
(Idem, ídem la mano izquierda)
Dame la tua manina.

(Los dos besan apasionadamente)

CARULINA
¡Soltate, que siento ruido! (Sueltan)

VALENTINO
(Desde dentro, sin que se le vea y sorprendiendo a su mujer en la ventana)
¡Ah, cativa! ¡Mala donna!

CARULINA
(Desapareciendo)
¡Ay, ay, ay, a}! (Gran estrépito dentro)

SICILIANO y CALABRES
(Poniéndose de pie de un salto y asustadísimos)
¡¡Il marito!!

CALABRES
(Recordando que han de matarse)
Dopo, si distrotsaremos.

SICILIANO
(Extrañadísimo)
¿Qué dichi? ¡Chamai, amico!
Matarsi per una donna
e cosa de fare il primo. (Invitándole)
¿Andiamo a beberé?

CALABRES
¡Andiamo!

SICILIANO
¡Viva il Quianti!

CALABRES
¡Viva il vino!

(Los dos, abrazados por la cintura, hacen mutis por la tercera derecha cantando «La donna e mobile.»)

(Música)

(Salen por la derecha, figurando de la casa, Carulina, perseguida por Valentino, tipo muy gordo, viejo y feo; lleva camisón largo, calzoncillos da bayeta, gorro de dormir y babuchas; saca una gran zambomba en el brazo, la cual toca cuando indique la partitura. Dejo la acción cómica del duetto al buen gusto de sus intérpretes, pero siempre teniendo en cuenta que son dos tipos muy cómicos, que el uno va huyendo del otro)

VALENTINO
(Muy furioso)
¡Carulina! ¡Carulina! ¡Carulina!
¡Sei crudele! ¡Sei chiveta! ¡Sei cretina!
Con tu amante en la finestra te he pillato
e un marito non puo ser dishonorato.

CARULINA
(Suplicante)
¡Valentino! ¡Valentino! ¡Valentino!
Solo he aperto la finestra un momentino.
Non mi surri, non mi surri la badana,
que la tua Carulina non ti ingana.

VALENTINO
¡Ti rompo la testa!

CARULINA
¡Pietá, Valentino!

VALENTINO
¡L’i escacharro il nasso!

CARULINA
¡Ay, no; poberino!

VALENTINO
Tú sei una bestia.

CARULINA
Tú sei un cheloso.

VALENTINO
Ma si te descuide
io ti rompo un hoso.

(Evolución, zambomba, etc.)

CARULINA
¡Valentino! ¡Valentino! ¡Valentino!
lo ti churo que te voglio a tu solino.
Sono buona, sono casta e sono pura,
e tu voy estropearme la figura. (Por la cara)

VALENTINO
¡Carulina! ¡Carulina! ¡Carulina!
Tú me ingañi con il primo que s'arrima.
Eri tú la donna piu esvergoñata
e io tengo ya la testa coronata.
Ti rompo la testa.

CARULINA
¡Pietá, Valentino!
etc., etc.
¡No mi surri la badana!

VALENTINO
¡Ba, ba, ba, ba!

CARULINA
Carulina non ti engaña.

VALENTINO
¡Ya, ya, ya, ya!

CARULINA
¡Valentino! ¡Mío carino!
Tú mi a fato coronar.

(La atiza un golpe y hacen mutis por donde salieron, ella huyendo y él persiguiéndola)


ESCENA IV

El Novio, la Novia, Coro General, Bailarinas y Monaguillos.

El Novio viste traje de campesino napolitano; la Novia vistoso traje de campesina de la Cerdeña. El Coro General, campesinos, diversos trajes, y el baile, napolitanos de ambos sexos. Todos con panderetas, menos los novios. Los monaguillos salen con bandejas llenas de flores, que esparcen por el suelo para el paso de la comitiva. Dentro, campana. Mucha animación.

(Sigue la música)

CORO
(Saliendo de la iglesia como todos)
Ya se celebró la boda
con la gran solemnidad.
Dios dé a los recién casados
la felicidad.

NOVIOS
(Saliendo y quedando proscenio izquierda; el Coro alrededor y el baile en el centro)
Mil gracias, compañeros;
y de alegría en prueba,
cantemos y bailemos
la alegre tarantela.

TODOS
¡La tarantela!

(Empieza el baile, acompañado por las panderetas de todos, en los sitios indicados, y termina el Coro bailando también)

NOVIOS
E viva, viva
la tarantela,
sempre grasiosa,
sempre alegre,
sempre bela.
Cuando io canto
la tarantela,
il cuor mi sento
pieno de felichitá.

NOVIO
E un giorno bello
per cantare e per bailare.
Tu mai churato
amore eterno en el altar.

TODOS
E viva, viva
la tarantela,
etc., etc.

E questo un chiorno belo
nostro / vostro amore.
Cantemo, per sentiré
felichitá.

UNO
(Hablado) ¡Vivan los novios!

TODOS
¡Vivan!

(Cantado)

E questo un chiorno belo, etc.

(Van haciendo mutis con gran algazara. —Telón rápido de cuadro. —Sigue la orquesta)

MUTACION


CUADRO SEGUNDO


¡LA HERMOSA FRANCIA!

Decoración a todo foro que representa París de noche, con profusión de luz artificial. Todo fantástico. Al foro, el palacio del Trocadero, parte del río Sena, la Torre Eiffel, etc. Primer término derecha, fachada de restaurant bohemio, con puerta practicable de cristales de colores; todo modernista. En primer término izquierda fachada de un café-concert elegante, muy iluminado y con carteles en que se vean coupletistas, etc. Esta decoración aparece al público sin haber nadie en escena; luz de noche y luego amanece hasta el claro total.


ESCENA PRIMERA

Margot, cocota elegantísima; el Barón, viejo ridículo, pero muy elegante; el Apache, tipo característico del apache francés; el Camarero, joven de frac elegantísimo, mandil blanco, paño ídem; la Apache, el característico traje de la apache

(Música)


PANTOMIMA

A los pocos compases de levantarse el telón, y mientras continúa un vals, pianísimo, salen del restaurant Margot y el Barón, cogidos del brazo. Ella sale riendo muy mareada, mientras el Barón procura contenerla. Cuando llegan en esta forma al centro de la escena, sale del restaurant, muy deprisa, el Camarero, con una lujosa cartera en la mane; los llama, la pareja se vuelve y el Camarero, muy fino, dice al Barón que se ha dejado la cartera olvidada sobre la mesa y viene a devolvérsela. El Barón se lo agradece con el alma y, entregando la cartera a Margot mientras él se desabrocha el gabán, busca en el bolsillo del chaleco una moneda y se la da de propina; el Camarero se sorprende de tan mezquina recompensa y, tirando lejos y con rabia la moneda, entra desesperado y maldiciendo en el restaurant. Mientras esto, Margot, sin abandonar su estado de mareo acaricia la cartera; el Barón dice que se la dé y ella se ofrece con coquetería femenina a guardarla en el bolsillo interior del gabán del Barón; éste accede y ella hace como que la guarda, pero escamoteándola; se abrocha el gabán el Barón después de hacer a ella una caricia y, cogidos otra vez del brazo, se dirigen a la izquierda muy contentos. Cuando van a hacer mutis, aparece frente a ellos el Apache muy mal encarado; ellos retroceden asustados, peí o el Apache, muy humilde, sólo pide una limosna, mirando a Margot; ésta reconoce con alegría al Apache y, sin ser vista por el Barón, le hace una ligera seña; el Barón rechaza de un empujón al Apache, y Margot, muy enternecida, dice al Barón que le dé una limosna; el Barón se niega y ella le obliga con un mimo. Cuando el Barón se inclina para meter la mano en el bolsillo del chaleco, Margot pasa su mano derecha por la espalda del Barón, llevando la cartera; el Apache, al mismo tiempo que coge la limosna que le da el Barón con la mano derecha, coge con la izquierda la cartera que le da Margot, y que desaparece rápidamente en el bolsillo del Apache; éste da las gracias muy agradecido al Barón, y Margot, después de hacer otra seña al Apache, Be coge del brazo del Barón y rápidamente hacen mutis por la izquierda. Al quedarse solo el Apache, mira a todos lados y, nervioso por saber el contenido, saca la cartera, la abre y empieza a ver, admirado, los billetes de Banco. Cuando está más abstraído en la contemplación, sale última izquierda la Apache y sigilosamente llega hasta él y le da un golpe fuerte en un hombro. El Apache, rápidamente y asustado, se esconde la cartera y se vuelve para ver quién le ha sorprendido; ve a la Apache y se echa a reír, disimulando; pero ella, con actitudes varoniles, dice que ha visto el dinero y que se lo enseñe; él niega, y ella entonces, con fiereza, lo coge por las solapas, lo zarandea y logra tirarle al suelo, sacándole la cartera del bolsillo. El Apache se levanta de un salto, queriendo arrebatársela; pero ella, metiéndose la cartera en el pecho, lo rechaza y le ordena que se marche, si no quiere que dé parte a la policía y lo lleven preso. El, al decirle esto, tiembla, y sumiso como un perro, maldiciendo y casi llorando de rabia, hace mutis por donde salió, jurando tomar venganza. Queda sola la Apache, se dirige muy contenta a la puerta del restaurant y silba; inmediatamente sale el Camarero de antes, se abrazan, ella muestra la cartera; él la reconoce, se la guarda, se quita delantal y paño, que arroja al interior del restaurant, se dan un fuerte abrazo y, muy contentos, bailan un vals corrido, con el que hacen mutis último término izquierda, terminando la pantomima. Todos los movimientos de ella están fijados en la parte de apuntar, con arreglo a la cual debe ir puesta en escena.


ESCENA II

El Champagne viste elegantemente de frac, sombrero de copa, monóculo y flor en el ojal. El Ajenjo tipo extravagante, un «snob», viste chaquet y gran sombrero flexible. La Menta tipo de viejo sicalíptico, con nariz y pómulos encarnados; viste a gusto del actor, Salen los tres del restaurant cogidos del brazo y cantando «La Marsellesa». Tambaleándose dulcemente llegan hasta el centro de la escena, Se recomienda el estudio especial de cada tipo, según el diálogo y la clase de borrachera.

(Hablado)

LOS TRES
¡Allons enfants de la patrie!! etc.

AJENJO
(Presentándose)
¡Ajenjo!

MENTA
(Idem) ¡Menta!

CHAMPAGNE
(Idem) ¡Champagne!

AJENJO
¡Tres alegres camaradas!

CHAMPAGNE
¡Tres hombres que son felices!

(Quedan los tres, formando grupo, cogidos de la mano)

MENTA
¡El grupo de Las tres gracias!

(Deshacen el grupo)

AJENJO
Yo, cuando bebo el ajenjo,
me convierto en una larva;
no vivo, no amo, no sufro,
soy feliz, no pienso en nada.
Yo soy una nebulosa
como el ajenjo en el agua.

MENTA
Pues yo, al ingerir la menta,
me rejuvenezco, ¡vaya! (Risueño)
Ahora soy un pimpollito,
me está saliendo la barba
y me encuentro con más fuerzas
que a los veinte años.

(Quiere dar un paseo muy erguido, pero pega en seguida un traspiés)

¡Jalaja!

CAMPAGNE
Esos efectos producen
las bebidas ordinarias;
pero el champán que yo bebo
ni me rinde ni me exalta.
Soy el mismo, siempre el mismo,
pero con más arrogancia;
tengo más bríos, más sangre
y me siento con dos almas.
Amigos: ¡el mundo es nuestro!

AJENJO
(Accionando lo que dice fúnebre y gráficamente)
El mundo es una patata
llena de microorganismos,
que acabarán por mondarla.

MENTA
(Muy alegre)
El mundo es una chiquilla
de quince abriles muy guapa,

CAMPAGNE
El mundo es un paraíso
de ilusiones y esperanzas.

AJENJO
¡Un carnaval!

MENTA
¡Un Edén!

CAMPAGNE
¡Un ensueño!

AJENJO
¡Total, nada!

(Dentro del Edén-Concert se oyen risas de mujeres)

CAMPAGNE
¡Hola!... ¡mujeres que ríen!

MENTA
¡Las chanteusses, que me encantan!

AJENJO
¡Las fregatrices del arte!

CAMPAGNE
Callad, vamos a invitarlas,
y si aceptan, ¡la gran noche!...


ESCENA III

Dichos, Lelé, Gugrí y Totó, que salen del Edén-Concert rienda a carcajadas, sin reparar en ellos. Trajes de baile con sprit, cinta o diadema en la cabeza. Lelé. blanco; Gugrí, verde, y Totó, negro. Sacan las tres lujosa salida de teatro.

CHAMPAGNE
(Deteniéndolas)
Señoritas, dos palabras.

LELE
(A sus compañeras)
¡Mon Dié! ¡Qué tipos tan raros!

GUGRI
¡Tres borrachines!

TOTO
¡Qué caras!

CHAMPAGNE
(A Lelé, con intención)
Cena, Champán, auto, baile,
paseo y luego...

LELE
(Sonriendo) Bien, basta;
aceptado. (Forman pareja y pasan a la derecha)

MENTA
(A Gugrí,) Idem, ídem,
y dinero en abundancia.

GUGRI
No sigas: perfectamente.

(Forman pareja en el centro)

AJENJO
(Que ha pasado a la izquierda y sé aproxima a Totó)
Una escalera muy alta,
una puerta que no cierra
y una mesa con tres patas
en medio de cuatro cirios,
que arderán si me acompañas.

TOTO
(Aceptando y cerca de él, formando pareja a la izquierda)
Te acompaño; eres mi tipo.

AJENJO
(Lúgubre)
¡Soy... una sombra que pasa!

(Con toda su tristeza le da un abrazo disimulado)

CAMPAGNE
¿Cantáis?

LELE
Sí; las tres cantamos.
El cuplé blanco me llaman.

GUGRI
(A Menta)
A mí el verde.

TOTO
(A Ajenjo) Y a mí el negro.

CHAMPAGNE
Cantad, pues.

MENTA
(Muy animado) Sí; canta, canta.

AJENJO
(Con escepticismo a Totó)
Tú puedes cantar si quieres...
y si no quieres, no cantas.

GUGRI
Está bien; pero es preciso
que cumpláis vuestra palabra.

CAMPAGNE
Está cumplida.

MENTA
Cumplida.

AJENJO
Empezad, que esto me cansa.

(Las tres cupletistas se quitan las salidas de teatro, que los tres caballeros sostienen en el brazo)

(Música)

LELE
El cuplé blanco.

GUGRI
El cuplé verde.

TOTO
El cuplé negro.

LAS TRES
Son estas tres,
que van buscando
nuevos amores
de los colores
de sus cuplés.

LELE
(A Champagne)
Tú eres mi sueño.

GUGRI
(A Menta)
Tú eres mi tipo.

TOTO
(A Ajenjo)
Tú eres mi hombre.

LAS TRES
Nuestro ideal.

LOS TRES
¡Son caprichosas!
¡Son deliciosas!
¡Valen un dineral!

LAS TRES
Tú eres el hombre
que yo buscaba.
Eres tú mi ideal.

(Suben las dos parejas al fondo y Lelé con Champagne quedan en primer término. Un poquito de baile durante el ritornello, ella sola, con su poquito de coquetería, dedicada al Champagne)

LELE
Tú eres el que quiero yo.
Tú eres el que yo soñé.
Cuanto mi alma deseó
hoy por fin ya lo encontré.
Tuya siempre quiero ser;
mío siempre tú serás,
y una vida de placer
junto a mí tú encontrarás.
Es mi amor sólo para ti.
Cuanto desees tendrás en mí.
Nada en el mundo hay mejor
que juntos morir de amor.

(Valseando elegantemente vuelve a su sitio)

TOTO
(Avanza con el Ajenjo que, al llegar al proscenio, la rechaza suavemente; el resto de movimientos con arreglo a los personajes)
Ha sido siempre mi ideal
un hombre que huya del placer;
que desconozca el vil metal
y que desprecie a la mujer.
Si así eres tú, me entrego a ti,
pues con tu amor feliz seré;
y si el placer no hallas en mí,
despréciame, maltrátame.
Pégame, mátame, quiéreme.
¡Tú eres el que soñé!

GUGRI
(Avanzando con la Menta)
Ay, mi viejo rico,
¿quién te quiere a ti?
Tú eres solo el tipo
que me gusta a mí.
Mimos y caricias
en mí encontrarás,
pero cuanto pida
tú me lo darás.
¡Yo te adoro! ¡Yo te quiero!
¡Tuya voy a ser!
Mas no olvides que a mi gusto
siempre has de acceder.
Si me quieres, la muñeca
muy feliz te hará;
mas si me molestas
llamaré a mamá.
¡Ya por fin te hallé!
¡Tú eres mi ideal!
No te soltaré.
¡Ay, mi viejo rico!
¿Quién te quiere a tí?

LELE
Tu corazoncito
latirá por mí.

TOTO
Quiero ser tu esclava;
tu eres mi señor.

LAS TRES
Ya feliz me siento.
¡Ya encontré mi amor!

(Bailan todos. Lelé, vals; Gugrí, can cán, y Toló huyendo de las amenazas de Ajenjo)

(Hablado)

CHAMPAGNE
(Entusiasmado, ayudándola a ponerse el abrigo; los otros lo mismo)
Así soy.

MENTA
Así seré.

AJENJO
Así fui y lo sigo siendo.

LELE
(Cogiéndose del brazo del Champagne)
Pues vamos.

GUGRI
(Idem de Menta) Sí; vamos pronto.

TOTO
(Idem del Ajenjo)
Cuando quieras.

CHAMPAGNE
(Despidiéndose) ¡Compañeros!...
Buenas noches.

MENTA
(Con intención) ¡Buenas!

AJENJO
(Indiferente) ¡¡Buenas!!

CHAMPAGNE
(Llamando mientras hace mutis con su pareja por el fondo derecha)
¡Eh, chaufer!

MENTA
(Idem, fondo izquierda) Aquí, cochero.

AJENJO
Nosotros vamos andando,
que es como se va más lejos.

(Se van del brazo segunda derecha, y él va silbando o cantando el motivo del final del acto primero de «La Bohéme»)


ESCENA IV

René, Doval, Poitiers y Poisson. Salen del restaurant, algo mareados. Los cuatro estudiantes, pertenecientes al grupo de «La Bohemia»; visten diferentes.

RENE
¿Habéis visto qué descaro?
¡Dejarnos por ese viejo
barón, que tiene más años
que el Arco del Trocadero!

DOVAL
¡Moléculas de la vida!

POITIERS
Es mujer; basta con eso.

POISSON
¡El dinero se la lleva!

RENE
Pues reniego del dinero.

DOVAL
¡No insultes!

POITIERS
¡Calla!

POISSON
¡No digas
tonterías, compañero!

RENE
¿Tontería? ¿Tú qué sabes?
¿Pues si no fiera por eso,
Margot se hubiese marchado
con ese lascivo viejo
dejando a los estudiantes
que por reina la eligieron?

POISSON
¡Buscaremos otra!

POITIERS
¡Justo!

DOVAL
¡Claro que la buscaremos!

POISSON
¡Joven!

POITIERS
¡Guapa!

DOVAL
¡Virtuosa!

POISSON
¡Rubia!

POITIERS
¡Morena!

RENE
¡Silencio!
Lo que salga, si es que sale;
lo importante es que al momento
encontremos otra reina
digna de nuestros respetos.

DOVAL
¡Que no se escape con nadie!

POISSON
¡Que no le guste el dinero!

POITIERS
¡Que sepa coser la ropa!

RENE
Y cuidar a los enfermos:
así ha de ser nuestra reina,
y así será, compañeros.


ESCENA V

Dichos, La Bohemia, que canta desde dentro, y el Coro General, que van saliendo poco a poco por todos los términos, incluso Salón Concert y Restaurant, y formando diferentes grupos. Visten: ellas, grisetas, cocotas y bohemias, y ellos, estudiantes, caballeros, etcétera.

(Música)

BOHEMIA
(Dentro)
¡Sin norte y sin rumbo
yo voy al azar.
Mi patria es el mundo;
mi sino cantar.

(Sale a escena fondo izquierda. Viste pobremente con pañuelo a la cabeza y en la mano un pandero húngaro. Es el tipo de la Margaritina de Blay. Los estudiantes permanecen indiferentes a lo que ella canto y no se fijan hasta que se dirige a ellos. Al final del parlante todo el Coro está en escena)

(Hablado con música)

BOHEMIA
(Sentido y humilde)
Dadme una limosna,
nobles caballeros.
El hambre y el frío
me traen hasta aquí.
Si mi desventura
llega a conmoveros,
apiadaos de mí.

RENE
¿De qué país vienes?

BOHEMIA
De Bohemia vengo.

RENE
¿Y qué es lo que cantas?

BOHEMIA
Yo canto el dolor.

RENE
Deseo escucharte;
toma cuanto tengo.

(Le da una moneda)

BOHEMIA
(Tomándola)
Mil gracias, señor.

POISSON
(Entre ellos)
¡Es joven y bella!

POITIERS
¡Su aspecto es honrado!

DOVAL
¡Siempre la pobreza
con la virtud fue!

RENE
(¡Sería una reina
cual nunca he soñado!
¡Por fin la encontré!)

(A todos)

Oíd, camaradas
del Barrio Latino:
aquí está la reina.

(Señalando a la Bohemia)

¡No hay otra mejor!
¡De raza bohemia,
de rostro divino
y canta al dolor!
Su trono es el mundo,
su cetro un pandero,
su corona el hambre,
la virtud su ley,
ya tenemos reina:
quitaos el sombrero.

(Todos se descubren)

Canta, soberana.
¡Te escucha tu grey!

(Cantado)

BOHEMIA
Bohemia soy.
No sé de dónde vengo
ni a dónde voy.
Yo sé cantar
y así recorro el mundo
siempre al azar.

Paloma soy mensajera.
Paloma que vuela siempre»
Paloma que nadie espera.
Y envío en mi raudo vuelo,
con lágrimas a la tierra,
suspiros que van al cielo.
Sólo tengo una esperanza
que consuele mi dolor.
Sólo tengo una esperanza:
sólo espero en el amor.

Ama, bohemio,
que el amor es la vida.
Ama y recobra
la esperanza perdida.
Tra lará lará.
Tra lará la la,
que el amor te brinda
la felicidad.

TODOS
Ama, bohemio,
etc., etc.

BOHEMIA
El amor es la alegría,
es la esencia de la vida
y es el sol del medio día.
Sin amor no hay esperanza.
sin amor nada se alcanza;
nadie vive sin amor.
Por eso yo canto,
por eso yo espero
vivir días mejores
de dichas y de amores.
Por eso yo vivo,
por eso no muero.
Vendrá mi amor primero
y al fin feliz seré.

TODOS
El amor es la alegría.
etc., etc.
Por eso yo canto,
etc., etc.

(Hablado)

RENE
Conduzcámosla triunfante
formando guardia de honor,
y aclamadla delirantes.
Reina de los estudiantes:
canta el himno del amor.

(Entre Poisson, Poitiers y Doval, suben a la Bohemia para conducirla en hombros, y hace mutis por la izquierda entre un entusiasmo indescriptible)

(Cantado)

TODOS
Ama, bohemio,
que el amor es la vida, etc.

(Cae rápido telón de cuadro)

(Intermedio musical)

MUTACION


CUADRO TERCERO


LA ALEGRE ESPAÑA

Decoración a todo foro y luz a todo sol. Primer término derecha, fachada con reja andaluza por la que han de «pelar la pava» dos novios. En primer termino izquierda, fragmento caprichoso de la Alhambra y en segundo, puerta de entrada a la Plaza de Toros de Sevilla; todo figurado. El resto de la decoración a gusto del pintor, con tal de que sea muy andaluz, alegre y luminoso: en una palabra, un cuadro de «pandereta o abanico».


ESCENA PRIMERA

La Torerita, la Cordobesa, la Sevillana, la Granadina, la Gaditana, la Malagueña, la Jerezana, el Inglés, el Cicerone, Castañuelas y Coro General; ellas con mantones de Manila y ellos de sombrero ancho.

(Música)

(Al levantarse el telón con el fuerte en la orquesta, aparece ante el público un cuadro plástico formado con todos los personajes antedichos en la forma siguiente: Sobre una mesa que habrá en primer término derecha, en actitud de bailar, una bailaora; alrededor dos o tres mujeres y varios hombres, bebiendo y en actitudes de jalearla; a la derecha el Inglés y el Castañuelas, a los que obsequian con manzanilla dos mujeres. A la izquierda de la escena, otra mesa con dos o tres mujeres con otros tantos hombres, entre ellos su correspondiente tocaor de guitarra, que simulan correr una juerga. En el centro de la escena, la Torerita y sus compañeras, (trajes de torero de luces, pero con falda y lujosos capotes) forman artístico grupo simulando diferentes lances de capa; el resto del Coro a gusto del director dentro del ambiente del cuadro. A su tiempo se descompone éste y avanzan las Toreras, el Coro forma semicírculo y las comparsas dejan limpia la escena de mesas y sillas. Durante el cantable que sigue, deben simular las suertes toreras que en él se indican, procurando que sean todos los movimientos uniformes. El Coro jalea)

TODAS
Somos toreras de Andalucía
y ante los toros demostramos valentía,
que pa tener valor
una hembra es lo mejor.
Con el capote, con banderillas,
con la muleta hacemos todas maravillas.
Hay que tener la sangre torera
que tengo yo.

TORERITA
Cuando salgo a la plaza
marcándome este paso,
ciñéndome el capote,
moviendo así este brazo,
aplauden todos a rabiar
por mi valor pa torear.

TODAS
Cuando salgo a la plaza
marcándome este paso,
ciñéndome el capote,
moviendo así este brazo,
el toro sale al redondel
y me abro yo de capa
parándole los pies. (Torean)

TORERITA
Pa mí los cuernos son dos merengues;
pa mí los cuernos no valen ná;
pero a los hombres les da más miedo:
¿Por qué será? ¿Por qué será?

TODAS
Pa mí los cuernos, etc., etc.

TORERITA
Yo vuelvo loco a un toro
con una navarra.

(Navarra en cuatro tiempos)

Y quedo entre los cuernos
después de una larga. (La ejecuta)

TODOS
Somos / Son las toreras de Andalucía.
A ante los toros demostramos / demuestra su valentía.
que pa tener valor
una hembra es lo mejor.

(Varios lances de capa)

¡Viva la fiesta de la alegría,
que es la mejor!
¡Que vivan las toreras;
las reinas del valor!
¡Que viva nuestra fiesta,
del mundo lo mejor! (Desplante torero)

(Hablado)

INGLES
Ollé, e que viva la grasia
de esta mañifica tiega
de Mary Santísimo.

CASTAÑUELAS
Olé y que viva Inglaterra.

TORERITA
Y ahora, a su sitio cá una
si el maestro da lisensia.

CASTAÑUELAS
Consedía.

TORERAS
(A los demás) Pues anclando.

(Al Inglés)
Señó Mosiú, hasta la güerta.

INGLES
¡Vaya usté con Dios, salego!

TORERITA
Vamos p'ayá, compañeras.

(Bis en la orquesta y mutis todos por diferentes sitios, quedando solo en escena el Inglés y Castañuelas)

INGLES
¡¡Ser moy guapa la mochacha!

CASTAÑUELAS
¿Le ha gustao esa morena?

INGLES
Mes que un cuadro de Morrillo.

CASTAÑUELAS
Lo selebro muy de vera.
Y ahora, vaya usté disiendo
todo lo que ver desea.

INGLES
Mí buscar la Andalusía
que llamar de pandereta.
Mí querer muchas muguerres.
Mí tener ganas de cuerga.

CASTAÑUELAS
Tendrá usté tó lo que pide.
Y mientras llamo a las hembras,
diga usté qué es lo que quiere
de nuevo pa su cartera.

INGLES
Mí querer ver a los novios
pelar el pavo en la reca.

CASTAÑUELAS
Eso es la cosa más fasi.
Miste: por ayá se asercan (Tercera izquierda)
tré, que quieren a una misma.

INGLES
¡Esto sí que me interesa!


ESCENA II

El Inglés, Castañuelas, Boquerón, Merengue y Pimienta. Son tres tipos andaluces, distintos, contoneándose y llegando hasta cerca de la reja. Los tres llevan una varita en la mano.

BOQUERON
Arto er fuego, que ya estarao
enfrentito de la reja.

(Se paran y se arreglan la ropa)

MERENGUE
Muy pronto saldrá la niña
que ha de dirtá la sentensia,
elegiendo entre nosotros
ar que como novio quiera.

BOQUERON
Sentencia, que cumpliremos
los dó... que su quedéis fuera.

(En tono de burla, señalando a los dos)

(Señalándolos)

O este y tú.

PIMIENTA
(Idem) O tú con ese.

BOQUERON
Ezo zerá lo que zea,
porque muy pronto zabremo
cuar de lo tré ze la yeva.

MERENGUE
¡Gana de gastá zaliva!

PIMIENTA
Me juego cinco pezeta
a que zoy yo er preferío.

BOQUERON
Yo zoy er que ze las juega
contra los dó.

MERENGUE
¡Embustero!

BOQUERON
(Como si fuera a sacar una navaja y sacando el dinero que indica; los otros se asustan al pronto)
Aquí están... dos duros.

PIMIENTA
(Queriéndolos coger) Vengan.

BOQUERON
Zacar un duro vozotro
y me gano diez pezeta.

MERENGUE
(Como consejo)
Guárdatelas, que las pierdes.

PIMIENTA
(Idem)
Mira que vas a perderlas.

BOQUERON
(Señalando)
O vozotros.

MERENGUE
(Levantando la voz)
O tú y este,

Pimienta
¡O ese y tú! (Con acento retador)

BOQUERON
(Levantando el brazo)
¡Mardita zea!
¡Zur daba así! (Amenazando a los dos)

MERENGUE
(Amenazando a los otros)
¡Prezumíos!

PIMIENTA
¡¡Cobardes!! (Como los otros, postura cómica)

INGLES
(A Castañuelas) ¿Cuándo se pegan?

BOQUERON
(Conciliador)
Bueno; no hay que acalorarse.
Se me ha ocurrió otra puesta
pa no mezclar er dinero
en una custión tan zeria.

MERENGUE
Venga, a ver si me conviene.

PIMIENTA
Conforme, di lo que zea.

BOQUERON
Ahora mismo nos tomamos
ca uno media docena
de chatitos con tapita
a la zalú de eza reina
y er que ella elija, los paga
convidando a los que pierdan.

MERENGUE
Aceptao.

PIMIENTA
Pa luego es tarde.

BOQUERON
Andando a «La Sanluqueña».

MERENGUE
(A la reja)
Hasta ahora mismo, lusero.

PIMIENTO
(Idem)
¡Hasta ahora mismo, princesa!

BOQUERON
(Idem)
Adió y estate tranquila,
que enzeguía estoy de güerta.

(Mutis cómico los tres s segunda derecha)

INGLES
Esos tres en ves del pavo
un merluso (Acción de beber)
es lo que pescan.
Lo siento, porque quería
presensiar la pelamienta.

CASTAÑUELAS
Pues va usté a verlo enseguía.
Fíjese en ese que yega. (Tercera izquierda )

INGLES
(Viéndole venir)
¿Ser toreador?

CASTAÑUELAS
Torero
de cartel y de primera.


ESCENA III

El Inglés, Castañuelas y Pepiyo el de Triana; traje corto y sombrero ancho. Es torero hasta en calzoncillos.

PEPIYO
(Apareciendo por el sitio indicado, llega al centro de la escena y se detiene frente a la reja)
Ea; ya estoy en la plasa.

(Mira con la mano sobre los ojos)

Vamos a haser el paseo
pa torear por lo fino
a la mujer que yo quiero.
Y que hoy estará la niña
pa entrar señío y sin mieo;
porque ayer, me se igualó
y no aproveché er momento,
pero lo que es hoy me tiro
sobre la cuna y me acuesto.
Vamo a toca los clarine.

(Silba imitando los clarines, para la salida del toro)

Fuera gente y a los medios
a bajarle la cabesa
pa entrar corto y por derecho.
¿A. ver? ¡Ya sálela fiera!
Yegó er momento supremo.

(Se acerca a la reja)


ESCENA IV

Dichos; Consueliyo en la reja.

CONSUELIYO
¡Hola, grandísimo piyo!

PEPIYO
(¡Un natural!)

(Indica el pase de muleta como siempre que se indique en el diálogo)

¡Sol der sielo!

CONSUELIYO
¡Sinvergüensa!

PEPIYO
(¡Uno en reondo!)
Di lo que quieras, lusero.

CONSUELIYO
¿Con quién estuviste anoche?

PEPIYO
(¡Ayudao!) Con er sereno
que me yevó hasta mi casa.

CONSUELIYO
Con dos gachís;

PEPIYO
(¡Dos de pecho!)
¿Yo con mujeres? ¡Mentira!
¡Que te güervan er dinero!
Pa Pepiyo er de Triana,
no hay más hembras que Consuelo.

CONSUELIYO
(Deponiendo su actitud)
Pero ¿es verdá?

PEPIYO
(¡Ya se humilla!)
Por mi salú.

CONSUELIYO
No te creo.

PEPIYO
(¡Me se cuela! ¡Uno por bajo!)

(A ella, cariñosísimo)

Ven aquí tú, luz der sielo,
y asércame esa carita
para desirte en secreto
las ganas que me están dando
de colarme entre los hierros,
para yenarte de flores
y para comerte a besos.

(Quedan los dos acarameladísimos y con las caras muy juntas)

INGLES
(Amoscado)
Mí darle el primer aviso.

CASTAÑUELAS
No; ya salen los cabestros.

(Señalando a Boquerón, Merengue y Pimienta, que vuelven a salir por la derecha)


ESCENA V

Dichos, Boquerón, Merengue y Pimienta.

BOQUERON
Yo soy quien paga los chatos.

MERENGUE
Eso pronto lo veremos.

PIMIENTA
Los pago yo; ya está dicho.

MERENGUE
O tú y ese.

PIMIENTA
O ese y...

BOQUERON
(Interrumpiendo) ¡Bueno!
Vamo a escuchá la sentensia,
por boca de eya.

(Los tres muy pintureros se dirigen hacia la reja, que aún no habían visto, y al encontrarse con el compacto grupo que forman Consuelo y Pepiyo, dan un salto hacia atrás)

LOS TRES
¡¡Recuerdo!!

MERENGUE
¡San charolín!

BOQUERON
¿Es aqueya
nuestra reja?

PIMIENTA
¡Ya lo creo!

BOQUERON
Pero, ¿estoy viendo visiones?

MERENGUE
¿Es un delirio?

PIMIENTA
¿Es un sueño?

CONSUELIYO
(Muy amorosa)
¡Adió, Pepiyo de mi arma!

PEPIYO
Hasta la noche, Consuelo.
Dame... (Pidiéndola un beso)

CONSUELIYO
(Acercando la cara)
Toma, (suena un beso muy fuerte)

LOS TRES
(Dando un salto rápido y cómico)
¡¡Repuñales!!

BOQUERON
¿Qué es lo que ha sonao?

MERENGUE y PIMIENTA
¡¡Un beso!!

(Consuelo desaparece de la reja y cierra)

PEPIYO
La he dejao para el arrastre.
Voy a dar la güelta al ruedo.

(Boquerón, Merengue y Pimienta han quedado petrificados en primer término izquierda, sin atreverse a mirar a Pepiyo; éste, con andares toreros va hacia ellos y les dice, saludando como si recibiera una ovación del público en la plaza)

Muchas gracias. Buenas tardes.

(Mutis primera izquierda)

BOQUERON
(Después de una pequeña pausa)
Si me aurtosían, no me encuentran
er corasón en su sitio.

MERENGUE
Lo mismito que tachuelas
tengo los pelos; de punta.

PIMIENTA
Yo estoy zin zangre en las venas.

BOQUERON
(Muy dramático)
Eze bezo, me ha zonao
como un tiro en la cabeza.

PIMIENTA
O pué que er mocito zea
arguno de la familia.

BOQUERON
¡Cuando en la reja se besan,
es que no se tocan ná!

PIMIENTA
Güeno: ¿Y quién pierde la apuesta?

MERENGUE
Ezo: ¿quién paga los chatos?

PIMIENTA
Tú y eze.

MERENGUE
Eze y tú.

BOQUERON
Sí; ersétera.

PIMIENTA
Pagáis vozotros.

MERENGUE
Vozotros.

BOQUERON
Pagamos los tres, babiecas;
si los tres hemos perdío.

MERENGUE
¡Pues tié razón!

PIMIENTA
¡Y es de vera!

BOQUERON
Obremos como los hombres
con dignidá y con vergüenza.

(A Merengue)

¡Venga er duro que has perdió!

MERENGUE
Ahí va. (Se lo da)

PIMIENTA
(Dándole otro)
Toma er mió.

BOQUERON
(Cogiendo ambos duros y sacando uno suyo)
Venga.
Y er mío, que hacen tres duros
en totá; cuatro dosena
de chatitos con tapitas,
que ahora vamos a beberla
sin resoyá.

MERENGUE
¡Bueno!

PIMIENTA
¡Bueno!

BOQUERON
Y pa rematá la juerga,
er que sarga má borracho
de los tré, si tié vergüenza,
se encargará de endiñarle
una puñalá trapera
a ese torero aburrió,
que lo deje seco en tierra.

MERENGUE
Conforme.

PIMIENTA
Juramentaos.

BOQUERON
Pue andando a la taberna.

PIMIENTA
(A la reja)
¡Adió, mujer veleidosa!

MERENGUE
¡Hasta la vista, cocreta!

BOQUERON
Adió, y ponte de luto
por er que ha estao en la reja.

MERENGUE
(Haciendo mutis furioso, por la derecha)
¡Yo le ensarto los ríñones
en cuantito que lo vea. (Vase)

PIMIENTA
(Idem )
¡Yo, le rebano er pescuezo! (Vase)

BOQUERON
(Sonando los duros de los otros)
Yo, me gano diez pesetas.

(Mutis corriendo por la izquierda)

INGLES
¡Este señor, ser un vivo
y más vivo el de la reca!

CASTAÑUELAS
Ya vió usté polar la pava;
ahora, pida lo que quiera.

INGLES
Mí querer ver las mugueres
valientes, de las que llevan
en la liga la navaca.

CASTAÑUELAS
Pues atención, que ya llegan
con su navaja en la liga
las valientes percheleras.


ESCENA VI

El Inglés, Castañuelas, la Perchelera y seis Percheleras más tercera derecha. Visten trajes vistosísimos de figurín, flores rojas en el pelo y cabeza y llevan una navaja en la liga, que sacarán y abrirán en los momentos que indica la partitura. Salen y luego bajan al proscenio. Los movimientos del número a gusto del señor director.

(Música)

TODAS
Con mi navaja en la liga
no le tengo miedo a ná,
porque soy la perchelera
más valiente y más templa.

PERCHELERA
Por eso yo no me «susto de ná,
porque yo soy más valiente que el Sid
y aquel que quiera saber si es verdá
que Se presente aquí. (Evolucionan,)

Yo llevo la navaja
para los hombres,
que con nuestros quereres
hacen traiciones,
y al hombre que yo quiero
cuando me engaña,
le dibujo tres craces seguías
en medio la cara.

TODAS
Yo llevo la navaja, etc.

PERCHELERA
La navaja es una cosa
que se saca y que se mete,
un juguete;
un juguete es la navaja
que se mete y que se saca,
una alhaja.
Al gachó que me traiciona
se la clavo por detrás,
y al que me niega el cariño
la puntita nada más.
Al que me engaña dos veces
se la doy en un costao,
y al que me deja por otra
se la doy en otro lao.

TODOS
¡Ay, qué rica, qué rica navaja
la que todo lo puede cortar!
¡Ay, que corta, que pincha y que raja!
¡Ay, qué bien que la sé manejar!
Todos ¡Ay, qué rica, qué rica navaja
la que todo lo puede cortar!
¡Ay, qué bien que la sé manejar!
Cortar y partir; rajar y pinchar.
Con esta navaja
no hay hombre seguro.
La meto, la saco
y empiezo a cortar.

(Baile y desplante final)

(Hablado)

PERCHELERA
(A las compañeras)
¡Niñas, a buscar valientes!
¡A ver si hay quién dé la cara!

INGLES
(Avanzando)
Señorita, le suplico
que me escuche dos palabras.

PERCHELERA
Pues diga usté lo que quiera,
que aquí estoy.

INGLES
Mí deseaba
que me pinche usté.

PERCHELERA
(Con guasa) Y en dónde?

INGLES
En donde quiega.

PERCHELERA
¡Qué grasia!
¡Quítese usté, esaborío,
que er filo de mi navaja
no s'ha jecho pa los hombres
que tién la sangre de horchata.

INGLES
¡Mí tener sangre calienta!

PERCHELERA
Lo que tié usté es mucha guasa,
y yo, pa pinchar a un hombre,
tié que tener mucha grasia,
mucho empaque, mucha enjundia

INGLES
¡Mí protesta!

PERCHELERA
Usté se caya;
porque usté a mí no me sirve
ni pa cortarle la cara,

(Indicando lo que dice y amagándole cómicamente}

ni pa endiñarle un metido,
ni pa darle un metisaca,
embustero, presumió,

(Pinchándole a cada frase)

asaura, poca lacha;
¿dónde quié usté que le pinche,
si es usté un colchón sin lana? (Por el traje)

(Hacen todas mutis por la primera izquierda)

INGLES
(A Castañuelas)
¡Ser más temible su lengua
que la hoca de su navaca!


ESCENA VII

Inglés, Castañuelas y Chichones, traje de luces de picador; algo deteriorado, conducido por dos Guardias, uniforme con vivos encarnados. Salen por la puerta de la Plaza de Toros; Chichones, es conducido a remolque, en virtud de la borrachera que le acompaña que es de las que vulgarmente se llaman lloronas. Cuantos detalles; juzgue el actor.

GUARDIA 1º
A la cárcel, so borracho.

GUARDIA 2º
Echa pa alante, embustero.

CHICHONES
No inzurtá, zeñore guardia,
que en este estao que me veo
ze puen ostés ver mañana.

GUARDIA 1º
Eso, ya te lo diremos
allá en la comisaría.

CHICHONES
¿Pero yo que e lo que he jecho
pa que mi fin condenao
sea como er Nazareno:
en medio de do ladrone!

GUARDIA 1º
Si nos faltas al respeto
te llevaremos atao.

CHICHONES
¡Várgame mi zino perro!
¡Zi yo no le farto a naide!
¡Zi yo con naide me meto!

(Al Inglés)

Zeñó; ¿le he fartao yo arguno
de la reunión?

INGLES
¡No por sierto!
E mí desea entegarse
por qué se lo llevan preso.

(Al Guardia 1°)

¿Ha picado mal al togo?

GUARDIA 1º
No, señor: ¡¡a un compañero!!

INGLES
¡Qué barbaridad!

CASTAÑUELAS
¡Chichones!
Pero ¿es que estaba usté siego?

CHICHONES
Zí, zeñó; ciego de rabia;
en cuanto vi aquer berrendo
más grande que la Girarda,
que ze me arrancó derecho
como pa pedirme argo.

GUARDIA 1º
Lo que te cegó fue el miedo.

CHICHONES
Pué zé; que el animalito
ze traía un par de cuernos,
que paresían dos cañas
de pescá. Yo, pa no verlo
de vení, serré los ojos,
le di media güerta ar penco
y empesé a picar a tientas
como er que pincha guñuelos.
Oigo un grito en toa la plasa
y abriendo un ojo, me veo
que estaba picando a un guardia
que había en un burlaero,
¡Me quedé paralisiao!
Mizté, zi me dan veneno
u armoniaco con servesa,
no me hase más mal eferto.

INGLES
¿Y el guardia?

GUARDIA 1º
¡En la enfermería
con el cogote deshecho!

CHICHONES
¡¡Le he picao en to lo arto!!
¡¡Pobresiyo!! ¡Qué lo ziento
que haiga zío a un zemejante
la mejor puya que he puesto!

GUARDIA 1º
Ea; andando pa la cárcel.

CHICHONES
¡Várgame mi zino perro!
¿Pero tengo yo la curpa
de que me ponga tan siego
cuando pico?

GUARDIA 1º
(Empujándole) Vamos.

GUARDIA 2º
Vamos.

CHICHONES
No zer azín, farizeos;
que tenéis er corasón
como los Miuras de negro.

GUARDIA 1º
Echa p'alante.

GUARDIA 2º
¡A la cárcel!

CHICHONES
Po esto e un atropeyo
que s'hase conmigo.

GUARDIAS
(Arrastrándole, sin poder con él)
¡¡Andando!!

CHICHONES
Permita Dió, que si güervo
a picar, estéis vosotros;

(A los Guardias)

ande estaba el compañero.

(Mutis cómico los tres, primera izquierda)

INGLES
Tener grasia el picador.

CASTAÑUELAS
(Señalando tercera derecha)
Pues vuelva usté allí la cara
y mire usté lo que viene.

INGLES
¿Qué ser aquello?

CASTAÑUELAS
La banda
del maestro Campanini.

INGLES
¿Dar consiertos?

CASTAÑUELAS
¡Dar la lata!

INGLES
¿Ser Banda, Municipal?

CASTAÑUELAS
¡Ser la Murga, gaditana!


ESCENA VIII

EL Inglés, Castañuelas y la Murga Gaditana, compuesta del maestro Campanini (director), y seis músicos (bombo, platillos, clarinete, cornetín, trombón y fagot), con instrumentos especiales hechos de cartón y boquillas de papel de fumar. Por todas las cajas va saliendo el Coro General como al principio del cuadro, y el Cuerpo de baile.

(Música)

(Todos los movimientos de este número, han de resultar bufos, y con arreglo a lo indicado en la partitura)

TODOS
La murga gaditana
por fin se presentó
y aquí viene a tocaros
la sol-fa-mi-re-do.

(Tocan y bailan)

Tocamos a Betoven,
tocamos al gran Bac
y cuando dan las doce (Idem)
tocamos al Morzar.

CAMPANINI
Y para demostrarlo
vamos a empezar. (Idem)

La simpática Purita,
hija de don Agustín,
se pasa el día y la noche
estudiando el violín.
Todos dicen que la chica
va a causar admiración,
porque mueve la derecha
con soltura y precisión.

TODOS
Tra-la-rá-lará.

CAMPANINI
Pídanos usté de Vagner
el Sigfredo y el Lohengrín.
Pida usté la trilorgía,
pida usté l’Oro del Rhin.
Pida usté Tristan e Isolda
y el Tanjauser; y después
pida usté el Nibelungo,
que yo se lo tocaré.

TODOS
Tra-lará-lará.

(Vanse tocando por donde salieron)

(Hablado)

INGLES
Venga el baile y el jaleo.

CASTAÑUELAS
(Al cuerpo de baile)
Niñas, cogé los palillos
y empiece el repiqueteo
hasta que canten los grillos.

(Música)

(Baile acompañado de Castañuelas)

CORO
¡Anda, chiquilla! ¡Anda, chiquilla!
Muestra la gracia toa de Sevilla
mueve tu cuerpo tan saleroso,
que va a montones derramando sal,
mueve tu cuerpo fino y juncal,

(Gran animación. Cuadro plástico)

MUTACION


CUADRO CUARTO


EL PALACIO DE LAS MUSAS

Salón artístico luminoso, con atributos de arte; tapices, esculturas, etc. Al foro, tapiz que cubra todo el fondo y que se pueda descorrer a un tiempo.


ESCENA UNICA

En escena todos los personajes de la obra; entre ellos las Musas Española, Francesa é Italiana y Paco Torres, y Paul y Luigi.

(Hablado)

ESPAÑOLA
Ya estáis en nuestro palacio
donde la gloria os aguarda.

PAUL
(Admirado de tanto arte)
¡Admirable!

LUIGI
¡Sorprendente!

PACO
Gracias, Musas adoradas.
La inspiración que nos disteis
supimos aprovecharla
y hemos pintado tres cuadros
dignos de vuestra morada.

ESPAÑOLA
Mostradnos, pues, vuestras obras
en las que está reflejada
el alma de las tres Musas:
¡Belleza, alegría y gracia!...

(Fuerte en la orquesta y se corre el tapiz para ambos lados)

APOTEOSIS

(Un tríptico a guato del pintor, con gran marco dorado, en el que se vean tres cuadros artísticos e iluminados. En el de la izquierda un asunto napolitano; en el del centro uno andaluz y en el de la derecha uno parisién.


TELON FINAL



FIN DE LA OBRA


Información obtenida en:
https://archive.org/details/lasmusaslatinasr3622pene

No hay comentarios:

Publicar un comentario