martes, 9 de junio de 2015

Bazar de Novias (Libreto)



BAZAR DE NOVIAS



Zarzuela en un acto y en verso.

Letra de Mariano Pina.

Música Cristóbal Oudrid.

Representada por primera vez en Madrid, en el Teatro de los Bufos Madrileños (Variedades), el 9 de Marzo de 1867.


REPARTO (Estreno)

Carmen - Sra. Hueto.

Paca - Sta. Gómez.

Darliska - Srta. Rubio.

Jacoba - Srta. Macías.

Vicenta - Srta. Fontfrede.

Don Pelayo - Sr. Francisco Arderius.

Nicanor - Sr. Orejón.

Pilar, Jacinta, Consuelo, Matilde, Carlota, Remedios, Luisa, Elena.

La acción en Gibraltar. Epoca actual (Del estreno).


ACTO UNICO

Sala de la casa de D. Pelayo. Dos puertas en cada lado y una al foro. Sofá, sillas, mesas, espejos, etc. Dos floretes en una de las mesas.


ESCENA PRIMERA

CARMEN
Pues señor, pese a mi estrella,
me estoy divirtiendo en grande.
Yo soy aquí la criada,
cocinera, ama de llaves
y doncella y pedagoga,
por cuarenta y cinco reales
de salario al mes, sin ver
ni más sisas, ni más gajes.
Cuando preparo el cocido,
entono en coro la salve,
y por la lección de historia
abandono el chocolate.
Oh! si al que tiene la culpa
de que yo tan mal lo pase,
puedo asir entre mis manos,
por Dios que no ha de quedarle
ni un cabello en la mollera,
ni oreja que no le arranque.
Por él perdí mi reposo;
por él quise espaciarme,
y por él estoy sufriendo
tanto encontrado carácter.

PACA
(Dentro) Carmen!

CARMEN
Ya empezó el jaleo.

DARLISKA
(Idem) Carmen, mis botas!

PACA
(Idem) Mi traje!

VICENTA
(Idem) Los peines y la pomada!

VOCES
(Por todos lados)
Carmen! Carmen! Carmen! Carmen!

CARMEN
Virgen Santa! adonde acudo?
Ay! esto es insoportable!
Esta no es casa, es infierno
con locos por habitantes.

PACA
(Idem) Carmen!

VICENTA
(Idem) Muchacha!

TODAS
(Idem) Sirvienta!

CARMEN
Dos mil diablos que os aguanten!
Hoy mismo dejo esta casa
y serviré en otra parte,
en que no tenga por amos
tales niñas y tal padre.
Doce hijas! Doce hijas tiene
el buen señor! Doce ángeles
tímidos y compungidos
cuando se encuentran delante
de mi amo, pero después
cada angelito es un diantre.
El padre, que es un bendito,
y de talento está in albis,
ha recorrido con ellas
del mundo las cinco partes,
sin haber pescado un novio
en tan dilatados mares.
El es su maestro de escuela,
y me ha nombrado pasante.
Lo que aprendan los pimpollos,
no ha de envidiárselo nadie.
Ignora que en Gibraltar,
donde ha fijado sus reales,
pasa lo que en todo el globo;
y que por más que se afane
en educarlas gazmoñas,
encogidas y formales,
si no ofrece pingüe dote,
no encuentra novios de balde.


ESCENA II

Dicha, D. Pelayo por el foro.

PELAYO
Carmen?

CARMEN
Señor.

PELAYO
Date prisa.

CARMEN
Ordene usted.

PELAYO
Toca a clase.

CARMEN
Tan de mañana?

PELAYO
Conviene
que tengamos un examen.
Se divisa en lontananza
novio.

CARMEN
Rico?

PELAYO
No se sabe.
Llama en seguida.

CARMEN
Obedezco.

(Tira de un cordón que hay en un ángulo de la sala y suena una campana pequeña)

PELAYO
El primer deber de un padre
es educar a sus hijas
santamente, y procurarles
un marido en este mundo
y en el otro la...

CARMEN
Ya salen.

ESCENA III

Dichos, Paca, Darliska, Vicenta, Jacoba, etc. formadas de dos en dos, vestidas de corto, con babadores, chichoneras y sonajero do cartón en la mano izquierda. Salen por la primera puerta de la izquierda del actor.

(Música)

CORO
(Tocando a compás el sonajero, con la cabeza y los ojos bajos)
Sea eternamente
bendito y alabado,
el que Omnipotente
nos libra del pecado. (Se persignan)
Por —la señal —de la santa —cruz —de —
nuestros —ene —migos —líbranos —señor —
Dios —nuestro —en el nombre del Padre —
en el nombre del Hijo —y el Espíritu —Santo,
—amen.

CARMEN
Muy bien, muy bien!

PELAYO
Muy bien, muy bien.
Dos y dos?

CORO
Son cuatro,

(Moviendo la cabeza a compás)

Cuatro y dos son seis,
cuatro y cuatro ocho,
seis y cuatro diez.

PELAYO
Basta de aritmética.
Vamos al francés.
«Yo soy vuestro amigo.»

CORO
Je sui votre ami.

PELAYO
Es usted bonita.

CORO
Vous eté jolie.

PELAYO
Magnífico! magnífico!
Jé sui tout enchanté
Pasemos a la música.
Cantad algo en inglés.

CORO (1)
Yes... yes...
Ledy gutem jamey jif,
William yes jobsom jokey
Nelson steak, güil ley rosbifs
Javen guat golnau bistek.
Piquisin rom.
Well jay rosbif
güil ley bistek.

(1)
Estas palabras, cuyo sentido no pertenece a ningún idioma, deben pronunciarse tal como están escritas, con marcado acento inglés, con mucha seriedad y sacando la barba en los finales de los versos.

PELAYO
(Al oír ese canto
me ocurre pensar,
que hay poca distancia
entre eso y ladrar)
Dejemos la música,
y el baile ensayad.
Ponte tú de figurín. Carmen)

CARMEN
(Que harta estoy de tal trajín)

(Todas ejecutan lo que marcan D. Pelayo y Carmen.

PELAYO
Estáis ya colocadas?

CORO
Nos puede usted mandar.

PELAYO
Pues la lección empiece
haciendo batimán. (Lo hacen)
Resuelto el movimiento
y todas a compás.

CORO
Así?... así?...

PELAYO
Magnífico!
Haced ahora flin flan, (Idem)

CORO
En todo os obedece
ligero nuestro pie.

PELAYO
Bravísimo! bravísimo!
séasé y contraséasé.
Muy bien, muy bien,
ni Petipá
mostró mayor
agilidad.
Seguid, seguid
con un roasan,
matalaraña
y pachaconá.

CORO
Muy bien, muy bien.
ni Petipá
mostró mayor
agilidad.
Seguid, seguid
con un roasan,
matalaraña
y pachaconá.
Lará, la, la, lará, la, la.

(Se colocan en la primera posición, hacen batimán y concluyen en póstuma de baile)

(Hablado)

PELAYO
Bien, chicas, ni el mismo Sócrates,
profesor de los más hábiles,
sacó tan buenos discípulos
en las letras y en las artes.
Pero Sócrates no tuvo
sucesión, y yo soy padre
de mis alumnos; por eso
soy todavía más grande.
El alto cielo dispuso,
que vuestra fecunda madre,
me pariera doce hijas,
lo cual es parir bastante,
en tiempo en que van tan caros
los comestibles y trajes.
La sociedad, por fortuna,
tiene para casos tales
una institución benéfica
en alivio de los padres;
me refiero a los maridos.

TODAS
Los maridos! (Santiguándose)

PELAYO
No asustarse!
(Qué candor y qué inocencia!)
Pero ese cuerpo que antes
era fuerte y numeroso,
hoy es exiguo y cobarde,
y no hay cristiano que quiera
pertenecer a la clase.
Por eso cuando un bendito,
muestra instintos de cofrade,
es necesario atraerlo
y pescarlo a todo trance,
valor, muchachas, pues hoy,
según todas las señales,
hay un novio en perspectiva,
apuesto, rico y amable.
Así, la que de vosotras
tenga ganas de casarse,
que alce el dedo. No lo alzáis?

(Todas bajan los ojos)

Lo ves, si todas son ángeles! (A Carmen)

(Al volverse D. Pelayo para hablar a Carmen, todas levantan el dedo y lo vuelven a bajar rápidamente)

Para mí, que tanto os quiero,
sois en este caso iguales;
pero solo viene un novio,
y vosotras sois seis pares.
Yo quisiera, en vuestro obsequio,
dividirlo en doce partes,
pero con una dozaba
ninguna se satisface.
Qué hacer, pues?

PACA
Lo que usted diga.

TODAS
Haremos lo que usted mande.

PELAYO
De vuestro juicio y modestia
hacer puderoso alarde,
y puesto que el candidato
con alguna ha de casarse,
a la que Dios se lo diere
que San Pedro se lo engracie.
Estáis conformes?

TODAS
Conformes.

PELAYO
Pues que la Virgen os guarde.

PACA
La bendición, papaíto.

PELAYO
Allá va. In nomine patris...

(Música)

TODAS
(Marchándose)
Sea eternamente
bendito y alabado,
el que omnipotente
nos libra! del pecado.


ESCENA IV

Carmen, D. Pelayo.

(Hablado)

PELAYO
Me encantan con su humildad
y obediencia.

CARMEN
Está muy bien.
A usted podrán encantarle
y parecerle un clavel
cada niña; pero yo,
por más que las tenga ley,
me encuentro muy disgustada
en esta casa.

PELAYO
Por qué?

CARMEN
Claro, porque vine al mundo
para lavar y coser,
y no para pedagoga.
Cuando al servicio de usted
entré en Cádiz, no me dijo
que en su casa había de ser
bailarina, cocinera,
y profesora de inglés.
Si usted me hubiera advertido
que íbamos a recorrer
las cinco partes del mundo
de este modo, a fe a fe...

PELAYO
El padre que tiene hijas.
y las quiere establecer...

CARMEN
Vive tranquilo en su casa.

PELAYO
O donde gusta... pardiez!

CARMEN
Ajústeme usted la cuenta.

PELAYO
Mañana la ajustaré.

CARMEN
Corriente!

PELAYO
Hoy viene ese novio.

CARMEN
Sí, y hará lo que otros cien.

PELAYO
Este es compatriota nuestro:
un emigrado...

CARMEN
Tal vez
algún embustero...

PELAYO
¡Quiá!
es andaluz!

CARMEN
Digo!... eh?...
Andaluz era el ingrato
que juró mi esposo ser,
y me sacó de Getafe
y me dejó en Aranjuez.

PELAYO
Hola! Eres chica de historia?

CARMEN
Que salió en el Cascabel,
Mas yo juro de aquel monstruo
castigar la avilantez,
pues tengo papeles suyos
de muchísimo interés.

PELAYO
Mi plan es ahora infalible,
chica.

CARMEN
Bueno será él!

PELAYO
He puesto esta casa en venta,
con rótulo en la pared
que dice: «Liquidación»
y así lograré atraer...

CARMEN
Ya!... liquidación de novias.

PELAYO
Cabal! Los que acudan, Ven
a mis hijas, y es posible
que trague el anzuelo un pez.
El que hoy viene, justamente
las vio en el jardín ayer
desde lejos, y por eso
quiere ponerse a sus pies.

(Suena dentro una campanilla)

Han llamado? de seguro
ya está en campaña el doncel.
Corre, y avisa a las niñas
que aligeren su toilette,
Que cada cual luzca el traje
del país que la vio nacer.
Marcha.

CARMEN
Dios quiera que al cabo
caiga un pájaro en la red. (Váse)


ESCENA V

D. Pelayo, Nicanor.

(Música)

NICANOR
Don Pelayo?...

PELAYO
Servidor.
Pase usted; don Nicanor.
Cómo va?

NICANOR
Muy bien, y acá?

PELAYO
No hay ninguna novedad.
Somos compatriotas.

NICANOR
Dóime el parabién.

PELAYO
Yo nací en Astorga.

NICANOR
Yo soy... (Ronca) de Jaén.
El gracejo de las hijas
y del padre la bondad,
me conducen a esta casa
a ofrecerles mi amistad,

PELAYO
Agradece la familia
esa fina urbanidad,
y le besan ambas manos
las chiquitas y el papá.

NICANOR
Conque usted liquida?

PELAYO
Todo, si señor,
Pongo... hasta mis hijas
en liquidación.

NICANOR
Son lindas y amables?

PELAYO
Cada una un primor.
Tengo en ese género
lo más superior.

NICANOR
(Ay! olé!... ay! olé!...
Bailaré el zapateado,
si me larga este gaché
una moza de ojos negros
con muchísimo parné).
Mire usté, mire usté,
si la noticia me da placer!

(Bailando el zapateado)

PELAYO
(Ay! olé!... ay! olé!...
Si se arregla el casamiento
y es la boda antes de un mes,
he de bailar con la novia
un paso de baile inglés)
Mire usted, mire usted,
si su visita me da placer.

(Idem el baile inglés)

(Hablado)

Cuánto me alegra encontrar
un compatriota tan fino!

PELAYO
Yo bendigo mi destino
que así nos quiso juntar,
Usted viaja por recreo,
ó está ya aquí avecindado?

NICANOR
Soy un hombre acaudalado,
y las rentas que poseo
me las gasto...

PELAYO
Le suplico
que se siente.

NICANOR
Tanto honor... (Lo hacen)

PELAYO
(No en vano me dio el olor
de que este mozo era rico)
Conque, millonario, eh?

NICANOR
No tanto!...

PELAYO
Bien, adelante.

NICANOR
Y usted?

PELAYO
Yo fui comerciante...

NICANOR
Hola! hola...

PELAYO
Y después finqué.

NICANOR
Pensamiento muy sensato.
Cuando la fortuna otorga...

PELAYO
Ya dije que soy de Astorga.

NICANOR
Sí, sí, es usted...

PELAYO
Maragato.
Empecé con suerte indina
mis negocios mercantiles,
y me costó muchos miles
el trato de la sardina.
Esto me puso en un brete,
y por no ser un gandul,
dejando el pescado azul,
me dediqué al salmonete.
Adquirí algunos doblones,
y como en Madrid hay gente
de buen gusto y de buen diente,
llevé a la corte dentones.
Dando al negocio extensión,
después llevé calamares,
y duros me dio a millares
el bonito y el salmón.
Y como el ingenio aguza
quien vive de estas contratas,
para enfermos y beatas
llevé la rica merluza.
Y en fin, blanco cual la leche,
cosa que no es muy común,
conduje a la corte atún
en seco y en escabeche.
Yo he sido en mi pueblo alcalde,
y síndico, y escribiente,
y me quedaba anualmente
con los abastos de balde.
Fui el mejor de los salmistas,
sacristán, alcabalero,
fiel de fechos, pregonero...
y capitán de realistas.

NICANOR
Con razón hace usté alarde
de su pericia y arrojo.

PELAYO
Le advierto, que yo era el ojo
derecho de Calomarde.

NICANOR
Lo cual unido a su ingenio...
Siga usted la narración.

PELAYO
Después me fui a la facción,
y milité hasta el convenio.
Hecho este, yo y más de cuatro
abandonando la España,
partimos a tierra extraña,
y me dediqué al teatro.

NICANOR
También artista!... entró usted
de cantante?

PELAYO
No señor.
Entré... de acomodador.

NICANOR
Ya!

PELAYO
Y aquella fue una red
en que caí por mi mal.

NICANOR
Historia más peregrina!...

PELAYO
Allí vi una partiquina,
que me partió con su sal.
Y como el mismo venablo
la hirió con mi donosura,
bien pronto nos leyó el cura
la epístola de San Pablo.
Marido ya de mi novia,
y a su voluntad sumiso,
firmamos un compromiso
para el teatro de Varsovia.
Fuimos, y al salir del cuarto...
hacía la Favorita
para debut, Margarita
sintió dolores de parto.
Dio a luz, y tal ocurrencia
el contrato invalidó,
y en seguida se ajustó
para el teatro de Valencia.
Allí, y en igual momento...
hacía la Favorita,
también sintió Margarita
síntomas de alumbramiento.
No vio a mi esposa adorada
aquel público sensato,
y firmamos el contrato
para el teatro de Granada.
Como iba en meses mayores,
temblaba la pobrecita.
Se anunció la Favorita...

NICANOR
Y le dieron los dolores?

PELAYO
Cabal! Y de esta manera,
mi esposa, que aun idolatro,
fue de teatro en teatro,
poblando la Europa entera.
Mas, con suerte tan maldita
para ella y el empresario
que siempre fue necesario
suspender la Favorita.
Por último, en Ciempozuelos...

NICANOR
Allí también alumbró?

PELAYO
No tal: allí reventó
de un atracón de buñuelos.
Y me dejó doce perlas...
doce prendas de mi amor,
que sin hacerlas favor,
quedará usted lelo al verlas.

NICANOR
Cifro mi esperanza toda
en ver prodigios tan raros.

PELAYO
Pero, amigo, vamos claros,
usted busca casa ó boda?

NICANOR
Boda al momento! (Si hay dote)
y si logro la fortuna
de que guste de mí alguna,
pronto acudo al sacerdote.

PELAYO
Magnífico! pues al punto
yo mismo paso recado
a mis hijas.

NICANOR
Bien pensador
el llanto sobre el difunto.

PELAYO
Dispense usted, si un momento
le dejo solo.

NICANOR
Por Dios!...
dispensado. Entre los dos
no debe haber cumplimiento. (Váse D. Pelayo)


ESCENA VI

NICANOR
Según se presenta el lance,
la suerte está en mi favor;
pues el bendito señor
quiere boda a todo trance
Y yo no he de vacilar
en aceptar el partido.
Qué demonio! Más perdido
que estoy, no lo puedo estar!
Sufriré lloros y riñas,
pero cesará el bloqueo
de mi estómago. Qué veo?...
será alguna de las niñas?


ESCENA VII

Dicho, Paca. Vestida de andaluza.

(Música)

PACA
(Terciada la mantilla
y en jarra el brazo,
quiero ver si mi cuerpo
le da flechazo!

NICANOR
(Terciada la mantilla
y en jarra el brazo,
la primera que veo
me da flechazo!)
Viva el salero
de esa hermosura!

PACA
Gracias, mocito,
por su finura.

NICANOR
Vaya unos ojos
que tiene usté!

PACA
Si no le gustan,
los cerraré!
Yo nací en la Macarena
entre montones de sal,
y me dijo una gitana
que me había de casar
con un mozo cruo,
bonito y gachón,
con ojos brillantes
lo mismo que el sol,
que tiene en el alma
y en el corazón,
más fuego que lleva
un tren de vapor.
Vaya una suerte
que tengo yo!

NICANOR
Tu rostro moreno,
bonito y gachón,
tus ojos brillantes
lo mismo que el sol,
me dicen que tienes
en el corazón,
más fuego que lleva
un tren de vapor.
Vaya una suerte
que tengo yo!


ESCENA VIII

Dichos, Darliska. Idem de polaca.

DARLISKA
(La andalucita
se adelantó,
mas no le vale
la previsión)

NICANOR
(¿Otra? y por cierto
de linda faz!)

PACA
(Ya viene esta
a incomodar!)

DARLISKA
Aunque entre los hielos
vi la luz primera,
arde inmensa hoguera
en mi corazón.
Y el que de mis labios
oiga un «yo te adoro,»
logrará un tesoro
de sublime amor.
Tari, tá, tó, tari, tá, tó.

(Nicanor y Darliska marcan con los pies una polka)


ESCENA IX

Dichos, Jacoba. Idem de gallega.

JACOBA
Lairu, lairu, lairu, lairu...
Las custillas de mi pechu
es precisu apuntalarlas,
porque se hunden cun el pesu
del amor que hay en mi alma.
Lairu, lairu, lairu, lairu!

(Bailando con Nicanor gallegada)

NICANOR
(Pues, señor, según voy viendo
todas son a cual más guapas!
Lairo, lairo, lairo, lairo!)


ESCENA X

Dichas, Vicenta, de valenciana; Pilar, aragonesa; Jacinta, pasiega; Matilde, salamanquina; Consuelo, aldeana francesa; Carlota, turca; Luisa, escocesa; Remedios, griega; Elena, napolitana.

CORO
Ya le han hablado
las muy coquetas,
serán en balde
sus morisquetas.
El que busca buena fruta
en el campo del amor,
ha de tener mucho tino
para coger la mejor.
Si se fija en mí,
rica la hallará,
que yo soy aquí
la que vale más.

NICANOR
(Con sus ojos me fascinan
y me encantan con su voz,
y en mi pecho comprimido
falta la respiración.
Yo no sé ¡ay de mí!
qué es lo que me da!
Ya llegó mi fin!...
Ya no puedo más!...)

(Cae desmayado en brazos de Paca, codeado por las demás)

(Hablado)

DARLISKA
Se ha desmayado!

PACA
Entre tantas
quién no se ha de marear?
Si hubierais permanecido
en vuestro cuarto...

DARLISKA
Es verdad!
Para que tú solamente
lo pudieras trastornar.

JACOBA
Pero te estará pesando.
yo lo tendré...

PACA
Qué más da?

VICENTA
Lo tendremos a ratitos,
si dura la enfermedad.

DARLISKA
Será cosa de cuidado?...
Pongámosle en el sofá!

JACOBA
Yo te ayudaré.

TODAS
Y yo! y yo!

PACA
Uf! qué cargantes estáis!
Si no me pesa.

NICANOR
Ay!

DARLISKA
Ya vuelve!

PACA
Está usted mejor?

NICANOR
Tal cual!

DARLISKA
Se va pasando?

NICANOR
Sí, gracias.

JACOBA
(Apartando a Darliska)
Respira usted bien?

NICANOR
Sí. Ay!!!

DARLISKA
(Idem a Jacoba)
Quiere usted agua de tila?

JACOBA
(Idem) Prefiere usted la de azahar?

PACA
Lo que necesita es
quietud y tranquilidad.
Irse.

DARLISKA
Una silla.

TODAS
Al momento.
(Cada cual coge una)

PACA
(A Nicanor)
Si la quiere usté acertar,
no haga caso de esas tontas
y yo cuidaré su mal.

NICANOR
Eh?

JACOBA
Siéntese usté en la mía.

NICANOR
(Qué fina amabilidad!)

TODAS
Aquí! aquí!

(Presentando las sillas una a una, y quitando de ni golpe la que ha puesto la anterior)

DARLISKA
(Aparte a Nicanor) Si usted desea
su curación radical,
entiéndase usted conmigo
y no escuche a las demás.

NICANOR
(Qué sencillez!)

JACOBA
(A Darliska) Bachillera!

DARLISKA
Rabia!

NICANOR
Mi entusiasmo es tal,
que mi labio no halla frases
con que poderlo explicar;
pues, por agradarme todas,
no sé cuál me agrada más,

(Besando la mano a Paca)

Esta mano me enloquece...
esta me hace delirar... (Idem a otra)
esta el corazón me abrasa... (A otra)

DARLINKA
(Qué esté en el otro lado)
Pero venga usted acá!...

(Cogiéndole del brazo y tirando de él)

PACA
A que acaba a silletazos

(Sujetándole por el otro brazo)

la función?

DARLISKA
La vas a echar
de guapa?

NICANOR
Pero...

TODAS
Metista! (A Paca)

PACA
Envidiosas!

DARLISKA
Lenguaraz!

NICANOR
Qué es esto?

TODAS
Fuera!

PACA
Insolentes!

TODAS
La debemos arañar.


ESCENA XI

Mismas, Carmen.

CARMEN
Señoritas!... entre hermanas
semejante hostilidad?
Qué sucede?

(A la primera palabra de Carmen, callan todas y se alejan de Nicanor)

NICANOR
(¡Cielos! Carmen!)

CARMEN
(Viendo a Nicanor)
(Dios mío! él!)

PACA
Punto final! (A las otras)
Carmen es una acusona,
y si lo cuenta a papá!...

CARMEN
(Estoy soñando?)

DARLISKA
Poner
las sillas en su lugar.

(Lo hacen, y se quedan en el fondo figurando que disputan)

NICANOR
(Dios ponga tiento en sus uñas!
Ya se acerca!)

CARMEN
Ven acá, (Aparte a Nicanor)
hombre traidor!

NICANOR
Calma, Carmen!

CARMEN
Perjuro, infame, truhán!...
Se conoce a una doncella
en la calle de Alcalá,
y se sigue hasta su casa,
y se para en el portal,
y se la dicen requiebros
de tan gruesa calidad,
que siendo aquella doncella
más fuerte que Gibraltar,
allí mismo larga un sí
que se oyó en el Escorial;
y se la lleva al café,
y se la convida a un flan,
y se la ofrece una vida
de perpetua Navidad,
para portarse después
de un modo tan desleal?

NICANOR
Escucha, Carmen.

CARMEN
No escucho!

NICANOR
Así me excuso de hablar.

CARMEN
Yo era costurera en blanco,
y por tu negra maldad,
abandoné en mi delirio
la coruña y el percal.
Yo fui a Getafe a vender
fincas de mi propiedad,
por valor de veinte duros,
que te di real sobre real.
Y cuando esta suma era
para el cura y sacristán,
me dejaste en Aranjuez
sin dinero y sin casar.

NICANOR
Culpa fue de la desgracia
y fio de mi voluntad.
Tú ya sabes que yo soy...

CARMEN
Vago de oficio.

NICANOR
Alto allá!
Cesante.

CARMEN
Es casi lo mismo.

NICANOR
Yo era pesador de sal,
y algún enemigo oculto
determinó bautizar
el artículo, con tanta
y tanta prolijidad,
que para el tesoro público
todo se volvió agua y sal.
La Dirección a su vez
sin decirnos «agua va,»
nos descargó un chaparrón
ante el poder judicial;
y aunque en todo ese aguacero
clara mi inocencia está,
supe en Aranjuez que el juez
me buscaba con afán,
por lo cual tomé soleta,
y me embarqué en Puerto Real.

CARMEN
Sin avisarme!

NICANOR
Hay momentos,
chica, de tal gravedad,
en que el silencio resume
cuanto el labio puede hablar.

CARMEN
Y ahora viene a esta casa,
como hombre de gran caudal,
para engañar a sus dueños
y casarte?... No será!

NICANOR
Estás loca?... yo he venido...

CARMEN
A lo que no has de lograr.
Tengo documentos tuyos...

NICANOR
Documentos?

CARMEN
Ya verás.
Dos papeletas de empeño
de una capa y un gabán.

NICANOR
Y tendrás valor?...

CARMEN
Si intentas
a esas chicas agradar;
si advierto que gusta alguna
de ti...

NICANOR
Por San Nicolás!
si gustan ellas de mí,
también lo voy yo a pagar?

CARMEN
También. Arranco la máscara
conque te encubres, y es más,
doy cuenta a la policía,
y cruzando el ancho mar,
te llevan al Saladero
por defraudador de sal.

NICANOR
Pero chica!...

CARMEN
No transijo.

NICANOR
Calla, que viene el papá.

CARMEN
Me marcho, pero te advierto
que lo voy todo a observar.

(Váse por la derecha)

NICANOR
Pues me voy a divertir,
si no les parezco mal!


ESCENA XII

Dichos, menos Carmen, D. Pelayo.

PELAYO
Dispénseme... usted comienza
dándome pruebas marcadas...
Qué hacéis ahí tan retiradas?

(Todas cruzan las manos y bajan los ojos)

TODAS
Papá, que nos da vergüenza!

PELAYO
Ya que de todas vio el talle,
y las observó en conjunto,
para ultimar el asunto,
las presentaré en detalle.

(Presentándola) Ven, Paca. Esta es la menor.
No temas!... Nació en Sevilla,
y maneja la mantilla
con muchísimo primor.
Qué tal?

NICANOR
(Ayúdame, ingenio!)

PELAYO
Di algo... tu miedo me exalta!
Esta no tiene más falta
que ser muy corta de genio.

PACA
(Aparte a Nicanor)
(Desde que pasé el dintel,
y le vi a usted el bigote,
dije, que me hagan jigote,
si no me caso con él.
Aguántate!)

NICANOR
(Dios me asista!)

PELAYO
Su rubor le deja absorto?

NICANOR
(Y esta es la de genio corto?)

PELAYO
Prosigamos la revista.

(Presentándola)

Darliska... esta es la más joven.
Polaca... labios rosados,
y cuyos ojos rasgados
no hay corazón que no roben.
También es algo encogida,
y no pone de su parte...
Salúdale sin cortarte.

DARLISKA
(Aparte a Nicanor)
(Me va usté a quitar la vida!)

NICANOR
(Eh?)

DABLISKA
(Idem) (Su gracia me remolca
poniendo mi amor a flote,
y con su hermoso bigote
me hace usted bailar la polka)

NICANOR
(Hay hombre más infeliz!
Y todo, viven los cielos!
por dejarme cuatro pelos
debajo de la nariz!)

PELAYO
(Idem) Vicenta!... esta es la menor.

NICANOR
(Aquí todas son menores!)

PELAYO
Valenciana... ojos traidores
y el emblema del pudor.
Respóndeme sin mentir.
Di, te agrada este mancebo?

VICENTA
A mí, papá?... no me atrevo...

PELAYO
Vamos!...

VICENTA
Lo voy a decir.

(Aparte a Nicanor)

(Me hace, aunque usted no lo note,
un efecto extraordinario
ese bigote!)

NICANOR
(Dirigiéndose a la puerta del foro)
(Canario!
voy a quitarme el bigote)

PELAYO
Se va usted?...

NICANOR
Sí.

PELAYO
No adivino!...
Adonde? (Cosa más rara!)

NICANOR
(A que me dejan la cara
como la de un perro chino.
Son bonitas, pero tontas!)

PELAYO
Mas... hablemos del proyecto...
Cuál le hace a usted más efecto?

NICANOR
(Después de radiar un momento, y de mirar a la puerta por donde se fue Carmen, a la cual se asoma ésta)
Ninguna! Las cosas prontas.
(Ya ve Carmen que me planto)

PELAYO
Conque ninguna?

NICANOR
A fe mía.

PELAYO
Esa es una grosería.

NICANOR
Lo será.

PELAYO
Pues no la aguanto.

TODAS
Ni yo.

PELAYO
Insulto de esa especie!...

PACA
Diga usted, mozo bonito,
formó Dios este palmito
para que así se desprecie?

NICANOR
Señorita, yo...

DARLINKA
Es galante,
ni fino, ni natural,
que escuche desaire tal
la que tiene este semblante?

PELAYO
Y no es crimen manifiesto,
que reclama grave pena,
consentir a una docena
de muchachas, para esto?

NICANOR
Y quién las ha consentido?

PELAYO
Usted.

NICANOR
Yo?... pues es gracioso!...

TODAS
Infame! vil, mentiroso!

NICANOR
(En buen lance me he metido!)
Repito que eso no es cierto.

PELAYO
Yo vuelvo a decir que sí.
y le juro, que de aquí
sale usted casado ó muerto.

NICANOR
A mí tales amenazas!

PELAYO
Las armas decidan pronto.

NICANOR
Bien. (Cogen los floretes)

DARLENKA
A mí burlarme un tonto!

PACA
A mí darme calabazas!


ESCENA XIII

Dichos, Carmen.

CARMEN
(Van a batirse! Dios mío!
semejante frenesí!. )
Don Pelayo!... Nicanor!...

PELAYO
Aparta, que va a morir (Batiéndose)
por consentidor de novias.

NICANOR
Lo veremos, viejo ruin!

TODAS
(Con el tono que se lo da a esta frase en las funciones de toros)
Que lo mate!... Que lo mate!

CARMEN
Por Dios!

PELAYO
(Al dar la estocada) Qué lleva usté ahí?

NICANOR
Nada.

PELAYO
Una malla!

NICANOR
Mentira!

PELAYO
Lo he conocido al herir.
A ver? Este cuerpo duro! (Registrándolo)

NICANOR
No acierto! (Metiendo la mano en el bolsillo)

PELAYO
Lo halla usté al fin?

NICANOR
El retrato de mi madre. (Sacándolo)
Mírele usted.

PELAYO
San Dionis!
Estas facciones!... No hay duda!...
Es esta su madre?

NICANOR
Sí.

PELAYO
Mi mujer!

NICANOR
Usted mi padre!



FIN

Información obtenida en:
https://archive.org/details/bazardenoviaszar449oudr

No hay comentarios:

Publicar un comentario