viernes, 28 de agosto de 2015

Dos Leones (Libreto)



DOS LEONES



Zarzuela en dos actos y en prosa.

Arreglada del francés por Salvador María Granés y Calisto Navarro.

Música de Tomás Bretón y Manuel Nieto.

Representada con gran éxito en el Teatro Romea de Madrid, el día 30 de Noviembre de 1874.


REPARTO (Estreno)

Inocencia - Sra. Antonia García.

Amalia - Srta. Manuela Letre.

Doña Anunciación - Sra. Manuela Moral.

Perfecto León - Sr. Joaquín Pló.

León Bravo - Sr. Antonio Escanero.

Don Lucas - Sr. Salvador Videgain.

Don Tiberio - Sr. Antonio Molina.

Un Camarero (asturiano) - Sr. Federico Balada.

La accionen nuestros días (La fecha del estreno).

Entiéndase por derecha é izquierda la del actor.


ACTO PRIMERO

Gabinete de una fotografió: puerta al foro con escalinata que figura dar a la galería: una lateral a la derecha que da a la calle y dos a la izquierda que conducen a las habitaciones interiores; muestrarios colgados en las paredes, caballete, máquina; y demás utensilios de fotografía.


ESCENA PRIMERA

León, miniando una fotografía.

(Música)

LEON
Ser fotógrafo hoy en día
es difícil por mi fe,
porque todo no se encierra
en la máquina y clisé.
Es preciso ser discreto
por si viene algún belén,
y olvidando que uno es hombre,
tener ojos y no ver.
Se ven aquí chicas
de rara beldad,
y en cuanto a posturas
¡Dios mío! la mar!
Mas, oh! desventura,
aquí del refrán...
Lo verás, lo veras,
pero no lo catarás.
Chatas hay que en el retrato
quieren larga la nariz
y morenas que pretenden
ver su culis de marfil.
Ser un pollo quiere el niño,
el vejete ser dandy
y buen mozo casi siempre
ser desea el chiquitín.
El pie enseña una,
la otra algo más,
que así boca abajo
se ve en el cristal.
Mas, oh! desventura,
que dice el refrán...
Lo verás, lo verás,
pero no lo catarás.

(Hablado)

Ser fotógrafo! Terrible destino: reproducir los rostros más seductores que encierra la heroica villa, ambicionar todo lo que se ve y no poder apoderarse de nada de lo que se adivina. Ay! aquí vivo vegetando y poniendo entre mis ingleses y yo la insuperable valla de 195 escalones. Los ingleses! raza antipática y entrometida, nunca arrostran el peligro de frente y buscan sus representantes en los juzgados: una prueba de ello es esta papeleta de citación... ¡sobre pago de maravedises! ¿Quién será el que me cita? Don Abundio?. ..ese ha perdido mis huellas. Don Restituto me dio una prórroga y...Ah! ya di con él, de seguro es el apoderado de don Perfecto León el que suponiendo que he olvidado aquel pico...Yo olvidarlo! qué mal me conoce. Olvidar una cosa da a entender que se ha pensado en ella y yo hace tiempo que he determinado relegar al olvido ciertos asuntos. No: y la verdad es que si mi prima se niega a casarse conmigo, no me quedan más que dos caminos. El Pardo ó el viaducto de la calle de Segovia.


ESCENA II

Dicho y Don Tiberio.

TIBERIO
Buenos días.

LEON
Quién será este Goliat?

TIBERIO
He dicho buenos días. (Alzando la voz)

LEON
Ya lo había oído. (Idem)

TIBERIO
No me alce usted el gallo ó lo reviento. (Amenazándole)

LEON
(Qué bruto!) Usted dispense.

TIBERIO
Está don Lucas?

LEON
Si señor pero está ocupado.

TIBERIO
En qué?

LEON
En lo que le da la gana.

TIBERIO
Vive el cielo! (Yéndose hacia él)

LEON
Ay!! (Encogiéndose)

TIBERIO
Yo soy don Tiberio Rompelanzas.

LEON
Cielos! el tío de Inocencia!

TIBERIO
He pasado mi juventud en Africa cazando tigres.

LEON
Viene usted de Africa?

TIBERIO
Sí señor.

LEON
Ya se le conoce a usted.

TIBERIO
En qué? (Amenazando)

LEON
En la cara, hombre, en la cara, se le ha pegado a usted el sol de una manera...

TIBERIO
Aquel sol es abrasador.

LEON
Pero no da tabardillos, verdad?

TIBERIO
Soy antiguo amigo de don Lucas, al partir le dejé encomendada a mi sobrina Inocencia...

LEON
La conozco.

TIBERIO
De qué? (Cogiéndole)

LEON
De vista?

TIBERIO
Ah... Ella es mi sola afección en esta vida y si hubiera algún hombre bastante infame para abusar de su candidez...

LEON
Puede usted estar tranquilo... a mí me consta que ella es incapaz...

TIBERIO
De qué? (Sacudiéndole)

LEON
De vista!... digo no: de faltar a sus deberes.

TIBERIO
Lo sé, joven, lo sé; yo he guiado sus primeros pasos por el sendero de la vida, y se lo
he enseñado...

LEON
A cazar?

TIBERIO
Sí señor, a cazar desde largo las intenciones de los hombres, de esas fieras domésticas que borrando los rastros de sus pasos se introducen en las familias honradas, como el cauteloso lobo penetra en un rebaño, para sembrar el luto, la desolación y la amargura.

LEON
(Era de noche y sin embargo llovía)

TIBERIO
Ah! pero no todas las mujeres tienen un tío como yo.

LEON
Seguramente, no hay más que mirarle a usted para saber que es todo un tío.

TIBERIO
Parece que me llama usted tío, con retintín! (Cogiéndole un brazo)

LEON
No señor, le llamo a usted tío, con t, con i y con o.

TIBERIO
Es que cuidado conmigo.

LEON
Lo tendré. (Tocándose el brazo)

TIBERIO
Mi objeto al venir a Ver a don Lucas era también el de que me sacara unas reproducciones de algunos animales.

LEON
Si quiere usted que le retrate.

TIBERIO
No, a mi no; esas son gazmoñerías, propias de mujeres, pero aquí tiene usted estos dibujos de los cuajes deseo saque algunas copias; y una vez que don Lucas está ocupado, creo que usted será lo mismo.

LEON
Soy su sobrino.

TIBERIO
Cómo, usted es aquel chiquitín..?

LEON
Sí señor, solo que he crecido.

TIBERIO
Es natural: amigo mío, dispense usted si acaso he estado algo brusco; yo soy así, mi carácter es algo fuerte, pero mi corazón es un merengue, (Estrujándole la mano) Ya sabe usted, don Tiberio Rompelanzas...

LEON
Y Rompe-manos.

TIBERIO
Cazador de tigres; en Madrid rara vez, en Africa siempre me tiene usted a su disposición.

LEON
Gracias, si se me ocurriese de pronto ya me pasaría por allá.

TIBERIO
Dé usted mis afectos a don Lucas y lo dicho. (Tendiéndole la mano)

LEON
(Retirándola) Beso a usted la mano y así revientes a la primera.


ESCENA III

León y a poco después Doña Anunciación.

LEON
Pues señor, lié aquí al tío de Inocencia que será capuz de pulverizarme si sabe los lazos que nos unen. Ay! León, oscuro se pone tu horizonte.

ANUNCIACION
(Saliendo) León; y tu tío?

LEON
En la cámara oscura.

ANUNCIACION
Pues que venga con premura.

LEON
Bien iré.

ANUNCIACION
Dile que venga
corriendo y no se detenga.

LEON
Y siga la manía de hacer versos.

ANUNCIACION
Pero León, no has oído,
di que venga a mi marido.

LEON
No lo eché tía en olvido
voy allá muy complacido
a decir que deje el nido
a mi tío muy querido,
¡cuidado si estoy fluido!


ESCENA IV

Doña Anunciación y luego Don Lucas.

ANUNCIACION
La dicha de Amalia exige
que al fin su estado se fije.
Porque ya en estas cuestiones
yo llevo los pantalones.

LUCAS
León acaba de decirme que me necesitas.

ANUNCIACION
Cierto: porque se hace necesario
que tratemos de un....

LUCAS
Canario!... con la mujer! Despacha pronto porque estoy muy ocupado.

ANUNCIACION
Quien tiene que hacer lo deja
por hablar con su pareja.

LUCAS
Mira: hazme el obsequio de hablar en prosa que harto harás si lo consigues.

ANUNCIACION
No te canses, Lucas, en mi frente arde el genio, la fluidez del pensamiento rebosa en mis labios y tengo en la cabeza...

LUCAS
Una olla de grillos, eso hace ya tiempo.

ANUNCIACION
Tú eres muy vulgar.

LUCAS
No; soy fotógrafo y no tengo mí tiempo para escuchar tonterías, así pues, reasumamos la cuestión.

ANUNCIACION
Sea pues, pon atención.

LUCAS
Y vuelva a la manía!

ANUNCIACION
Tú eres el padre de mi hija.

LUCAS
Así debo creerlo.

ANUNCIACION
Esta cuenta veinte años y ya es justo a mi entender buscarle su menester.

LUCAS
Esta mujer por un consonante no repara en sacrificios.

ANUNCIACION
 Hace días que con pesar la veo palidecer, la sonrisa ha huido de sus labios para nunca más volver y yo he dicho para mí ya sé yo lo que hay aquí. Por lo tanto, es necesario, preciso, imprescindible, que tratemos de dar estado a la niña.

LUCAS
En eso ya había pensado yo.

ANUNCIACION
Es posible! Oh! dulce esposo me pareces hasta hermoso.

LUCAS
Si; he pensado en ello y a ejemplo tuyo diré
Tengo en mientes un muchacho
guapo. fresco y vivaracho.

ANUNCIACION
Así te quiero yo. ¿Y quién es el agraciado?

LUCAS
León, nuestro nunca bien ponderado sobrino León.

ANUNCIACION
Me complace tu elección
y te doy mi aprobación.

LUCAS
Gracias a Dios que estamos conformes en alguna cosa.

ANUNCIACION
Falta saber ahora si Amalia consentirá en esa unión.

LUCAS
Eso es lo de menos: las mujeres nunca sabéis lo que os conviene y tú verás cómo pasado algún tiempo ella misma nos da las gracias.

ANUNCIACION
No hay nada que más le cuadre
que el bien de sus hijos a una madre.

LUCAS
Algo le sobra, pero pase... Anda, anda y trata de preparar a la niña mientras yo me encargo de sondear el ánimo de León.

ANUNCIACION
Voy pues. Oh! témpora! Oh! mores!
qué dulce es el mal de amores.


ESCENA V

Don Lucas enseguida León.

LUCAS
Pues señor, sea usted padre, cuide usted de la niñez de su hija, esmérese usted en su educación y todo ¿para qué? para entregarla al primer advenedizo, exponiéndola tal vez.... Después de todo tampoco sirven para otra cosa.

LEON
Tío, aquí traigo a usted un trabajo que acabo de terminar y que someto a su ilustrado criterio. (Mostrándole un retrato)

LUCAS
Veamos: el retrato de Amalia. Bien, muy bien.

LEON
Como perdió días pasados el último que le quedaba he creído que me agradecería esta sorpresa.

LUCAS
León, tú tienes talento, tú eres de mi familia no puedes negarlo.

LEON
Tío!

LUCAS
No ése el nombre que debes darme.

LEON
Que no debo? (Ay! ojalá!)

LUCAS
Y para convencerte de que no debes darme ese nombre te notifico...

LEON
(Algún embargo, como si lo viera)

LUCAS
Digo mal: te anuncio, que muy en breve podrás darme el dulce nombre de suegro.

LEON
Dios mío, será cierto? Usted ha descubierto la cuadratura del círculo: sí, tío, sí; conseguir que el nombre de suegro sea dulce, es un gran adelanto que el mundo y yo le agradeceremos eternamente. La Providencia siempre fue muy sabia: no en balde hizo de usted, primero un esposo, luego un padre y últimamente un fotógrafo: el hombre que después de haber pasado por estas tres fases de la vida, entrega su hija embellecida por doce mil duros de dote como diciendo «así hago yo las cosas;» el hombre que siendo un tío, deja de serlo para elevarse a la categoría de suegro dulce, eligiendo por blanco de sus liberalidades, al sobrino quizás más inteligente que existe en la familia, es un fenómeno: sitio, si, es un fenómeno, y yo lo proclamo orgulloso a la faz de las naciones civilizadas.

LUCAS
Gracias León, gracias, tu afecto y desinterés me conmueven, y estas dos cualidades me obligan a que en todas partes te cite por un modelo....

LEON
(Otros me citan por un pagaré)

LUCAS
De modo que estamos conformes?

LEON
Por mi parte, sí señor, pero ¿y mi prima?.. si mi prima no quiere...

LUCAS
Dirá que no; pero no temas, yo la haré acceder y en cuanto lo consiga iré a ver al Juez municipal para decirle: señor yo he servido al Estado durante 53 años como miliciano, como fotógrafo y como marido; un día, y en uso de mi derecho, quise dar a la patria un ciudadano: me equivoqué, fue una ciudadana no resultando ser mía la culpa. Pues bien, señor, esta ciudadana, animada por el noble ejemplo de su padre, quiere también contribuir con su óbolo...
.
LEON
Resérvese usted tío, resérvese usted para cuando llegue el caso.

LUCAS
Tienes razón.

LEON
Qué felicidad! Al fin voy a llamarle a usted suegro.


ESCENA VI

Dichos e Inocencia, que sale con un lío en la mano y queda parada al escuchar las últimas palabras de León.

INOCENCIA
Qué escucho?

LUCAS
Puedes estar seguro.

INOCENCIA
Muy buenos días, señores.

LEON
(Dios mío, Inocencia!.. si habrá oído?)

LUCAS
Buenos días tengas, Inocencia, traes ya de prueba el vestido para la niña?

INOCENCIA
Sí señor, será el de la boda?

LUCAS
Cómo lo sabes ya?.. pues sí; la caso con esta.

LEON
Ejem! Ejem!

INOCENCIA
Qué feliz es don León!

LEON
Sí... sí....

LUCAS
Qué es eso de sí... sí...?

INOCENCIA
Es cierto, ha dicho sí... sí...

LEON
Recordaba a mi peluquero.

LUCAS
Eso es otra cosa... Conque, hasta la vista, yerno mío, voy a vestirme para ir donde tú sabes.

LEON
Ah!... sí... efectivamente... vaya usted con Dios... y cuide usted de que... la... porque como el tiempo es tan... (Siguiéndole y tratando de evitar a Inocencio, pero esta va tras él y cogiéndole de una oreja le trae al proscenio)


ESCENA VII

Inocencia y León.

INOCENCIA
Ven acá, infame y contesta.

LEON
Pregunta lo que quieras, pero no juegues con las manos.

INOCENCIA
Porqué llamas suegro a don Lucas?

LEON
Suegro?... yo... yo le he llamado suegro?... Ah! sí: note impacientes... Pues verás... por una cosa muy sencilla, porque... porque es... mi tío y en España...

INOCENCIA
En España lo mismo que en Francia eres un pillo.

LEON
¡Un pillo? No entiendo el francés.

INOCENCIA
Yo te lo explicaré en castellano, toma!

(Le da una bofetada)

LEON
Ay! traducción libre Pero ven aquí, mujer, ven aquí, si D. Lucas no fuera mi tío.

INOCENCIA
¿Qué?

LEON
Yo no sería su sobrino ni el primo de Amalia.

INOCENCIA
Ya!

LEON
Déjame concluir. Ayer me dijo mi tío León. —Tu prima está perdidamente enamorada de ti y es preciso que te cases con ella.

INOCENCIA
Eso es y me abandonas? Ay!

LEON
No, Inocencia, no: yo te juro que te amo y que te amaré siempre, pero...

INOCENCIA
Pero te casarás con otra?...

LEON
(Deteniéndola) Ten esperanza, Inocencia.

INOCENCIA
Ya no la tengo.

LEON
El qué?

INOCENCIA
La esperanza!

LEON
Ah!

INOCENCIA
Yo le diré a don Lucas que su sobrino es un seductor!

LEON
No exageremos!

INOCENCIA
Le diré que me perteneces, que te amo y que he hecho el sacrificio de no engañarte minen... (Llorando)

LEON
Sacrificio es... Pero no llores, si yo te quiero, mujer... si yo no quiero a nadie más que a ti, pichorroncita mía!

INOCENCIA
Aparto, ingrato, aparta, déjame llorar mi desventura.

LEON
Pero Inocencia!...

INOCENCIA
Que me dejes!

(Música)

INOCENCIA
Serás tú como todos
ingrato é incivil.

LEON
(Preciso es contentarla
que no dude de mi)

(Yendo a rechinarse en su hombro)

¿Te acuerdas cuando los domingos
Íbamos en ómnibus a Carabanchel?
¿Te acuerdas, alma de mi alma,
qué polkas bailábamos en Paul y el Ariel?
Entonces tú no estabas
dando la espalda así,
y amante me mirabas,
ay de mi! ay de mi!

INOCENCIA
Aquellos eran otros tiempos,
tú no eras un sátrapa y me amabas fiel.
Abeja de mi amor primero
ibas tú solícito siempre tras la miel.
Entonces tuno estabas
tan engolfado aquí,
y amánteme mirabas,
ay de mi! ay de mi!

LOS DOS
Acuérdate, bien mío.
Me acuerdo bien me acuerdo
bailaste
cuanto allí
bailé yo
aquellas habaneras,
ay de mi! ay de mi!
Quiero volver allí
para bailar así.

LEON
Inocencia, es necesario
que volvamos a empezar.

INOCENCIA
Antes quiero me des pruebas
en que pueda confiar.

LEON
Ya verás, ya verás.

(Los dos a la vez)

LEON
Con mis brazos
tiernos lazos
a tu talle
quiero hacer.
Que en amores
los mejores
reñiditos
han de ser.

INOCENCIA.
Si tus brazos
tiernos lazos
a mi talle
van a hacer,
no traidores
tus amores
mis afanes
has de ver.

LOS DOS
Y juntitos viviremos,
sa
cariño te amaré,
so
y en tus ojos, vida mía,
mi alegría miraré.

(Hablado)

INOCENCIA
Si eres sincero te perdono; pero si piensas engañadme te equivocas, (Enternecida) Ingrato! Cómo has podido olvidar tañías naranjas como te tengo peladas camino de las Ventas? Tantos cafés como te tengo admitidos y tantos...

LEON
Basta, Inocencia, basta, tu llanto me ha conmovido, y esas razones pesan en mi conciencia con su justo valor. Ya te convencerás de que tú sola reinas en mi corazón.

INOCENCIA
Me lo juras?

LEON
Palabra... de fotógrafo.. Pero ya ves, tengo... que guardar las formas.... Espera, mujer, hasta mañana y yo te ofrezco que todo concluirá.

INOCENCIA
Está bien; te doy de término hasta mañana; pero ten cuidado porque mi tío Tiberio acaba de llegar de Africa.

LEON
Y viene hecho un salvaje? Lo sé.

INOCENCIA
Mi tío Tiberio es atroz....

LEON
También lo sé.

INOCENCIA
Y si me engañas morirás a sus manos.

LEON
Lo creo. (Porque no le habrá devorado un tigre?)

INOCENCIA
Ea tus manos deposito mi honor.

LEON
Descansa, (que en buenas manos está el panetero)


ESCENA VIII

Dichos, don Lucas y Amalia; este sale ya vestido para la calle.

LUCAS
Inocencia, entra en el cuarto de mi hija y espérala allí que va en seguida.

INOCENCIA
Voy pues. Hasta luego. (Entra)

LEON
Estorbo?

LUCAS
Sí!

LEON
Haberlo dicho. (Vase)


ESCENA IX

Amalia y Don Lucas.

AMALIA
Di papá, para qué me has hecho salir aquí?

LUCAS
(Se lo diré con rodeos) Di, Amalia, tú sabes dónde concluye una comedía?

AMALIA
Sí señor, en el final.

LUCAS
No es eso; generalmente todas terminan en boda, no es cierto?.. Pues bien figúrate que estamos en el final de la comedía de tu vida.

AMALIA
No entiendo.

LUCAS
Supón que voy a casarte.

AMALIA
De veras?

LUCAS
Hay un cierto joven que solicita tu mano.

AMALIA
Y que le ha contestado usted.

LUCAS
Aun no le he contestado; pero pienso contestarle que no le contesto hasta que tú me contestes...Ah! pero no te regocijes, porque después que libre y espontáneamente me digas tu voluntad, se hará únicamente mi deseo: así, pues, dime si quieres por esposo a tu primo León.

AMALIA
A León?... no señor, no le quiero.

LUCAS
Perfectamente!

AMALIA
Ni le querrá en mi vida: le odio, le detesto, le abomino!

LUCAS
Así me guste, hija mía, la verdad debe decirse siempre... vaya, me voy al Juzgado y a la Vicaria.

AMALIA
Pero si le repico a usted que no le quiero.

LUCAS
Y por qué razón, veamos?

AMALIA
Por... porque amo a otro.

LUCAS
Qué amas a otro?

AMALIA
Sí!...

LUCAS
Sin mi consentimiento?

AMALIA
Sí!...

LUCAS
Y así me lo dices?

AMALIA
Sí!...

LUCAS
Horror de naturaleza! Pero tú no sabes, desgraciada, que es un crimen en estos tiempos, tener novio sin permiso de papá?

AMALIA
Pero si es un joven muy fino, que me quiere mucho, y que viene con buen fin.

LUCAS
No temo yo los fines sino los principios que siempre difieren del fin.

AMALIA
El dice que me adora.

LUCAS
No puede ser.

AMALIA
Le vi en Pinto.

LUCAS
Hola! hola!

AMALIA
Me sacó a bailar, y si viera V. qué bien baila! de punta!...

LUCAS
De coronilla es como yo le haré danzar si se atreve a presentarse.

AMALIA
Ay! papá!

LUCAS
Conque es decir que le conoció usted en la fiesta de Pinto? y bailando? probablemente será algún danzarín... ¡En Pinto! ¡la capital del Imperio!!.. Ha vuelto usted a verle?

AMALIA
No señor; pero estoy segura de que...

LUCAS
Ta, ta, ta.

AMALIA
Anda, papita, consiente en que...

LUCAS
Basta; entre usted en su gabinete y dispóngase usted a cumplir mi voluntad.

AMALIA
Bueno; pues si me obliga usted a casarme con León... Oh! yo sabré lo que he de hacer. (Vase)

LUCAS
Eso será ya cuenta de mi yerno.


ESCENA X

Don Lucas y León.

LUCAS
Pues hombre!... a mí con caprichitos... y con caprichitos de Pinto?... no faltaba más...

LEON
(Saliendo) Hola tío, qué tal?

LUCAS
(Dándole la mano) Bien y tú?...

LEON
Si no digo eso. Que, qué tal mi prima?

LUCAS
Ah!.. divinamente, todos los síntomas son de que te amará.

LEON
De veras?

LUCAS
Sí; porqué al presente te odia de todo corazón.

LEON
Pues me gusta.

LUCAS
Ignorante, y el placer de la esperanza?

LEON
(Buena esperanza te dé Dios)

LUCAS
León, yo me marcho: si viene alguien...

LEON
Vaya usted descuidado. (Vase a la galería)

LUCAS
Ea, Lucas, valor, y encaminémonos al juzgado.


ESCENA XI

Don Lucas y Perfecto.

PERFECTO
(Entrando) El señor don Lucas Gómez. (Se saludan)

LUCAS
Servidor de usted.

PERFECTO
Fotógrafo? (Idem)

LUCAS
Servidor!

PERFECTO
Dueño de esta galería?

LUCAS
Servidor! (El mismo juego)

PERFECTO
Pues venia a hablar con usted respecto a un retrato...

LUCAS
Dispense usted; pero llevo mucha prisa y en este momento... voy al juzgado y...

PERFECTO
A algún bautizo eh?

LUCAS
No señor!

PERFECTO
Defunción?

LUCAS
Tampoco.

PERFECTO
Pues no entiendo.

LUCAS
Ni hace falta.

PERFECTO
Quién sabe...

LUCAS
Sepa usted que voy de boda.

PERFECTO
Se casa usted?

LUCAS
No señor!

PERFECTO
Es usted el padrino?

LUCAS
No!!

PERFECTO
Testigo simple?

LUCAS
El simple lo será usted! Abur.

PERFECTO
Pero y el retrato?... (Deteniéndole)

LUCAS
(Llamando) León!

PERFECTO
Mande usted.

LUCAS
Llamo a mi sobrino.

PERFECTO
Ah! tiene por nombre León? Sepa usted que ese es también mi apellido.

LUCAS
Me alegro mucho, León!

LEON
(Saliendo) Llamaba usted?

LUCAS
Sí: encárgate del señor (Vase)


ESCENA XII

Perfecto y León.

PERFECTO
Ya que no hay otro remedio me entenderé con el sobrino.

LEON
Sentado ó de pie?

PERFECTO
Estoy bien así.

LEON
Quiere usted que le haga de pie?

PERFECTO
Yo no quiero que me haga usted de ninguna manera. El motivo de mi venida no es ese; yo me llamo don Perfecto León Manso.

LEON
(Dios mío! será el del pagaré?)

PERFECTO
Qué le sucede a usted?

LEON
Nada... no es nada...

PERFECTO
Se ha puesto usted pálido?

LEON
Es un triste recuerdo. ..tuve un pariente que se llamaba así... un primo que murió en las islas Chinchas.

PERFECTO
De allí soy yo.

LEON
Sí? hombre, qué casualidad, mi primo me tiene hablado mucho de aquel país.

PERFECTO
Oh! es delicioso!

LEON
Las costumbres creo que no son muy allá.

PERFECTO
Yo le diré a usted, hay de todo, y si tuviéramos tiempo...

LEON
Si no temiera ser molesto con mi curiosidad...

PERFECTO
Le haré a usted un ligero bosquejo.

(Música)

PERFECTO
Son las islas Chinchas
un bello país.
pero nadie entiende
lo que se habla allí,
y la lengua chincha
tan difícil es
que los mismos chinchas
no la saben bien
Dicen chan, chin chon, chin
para saludar
y si se incomodan

(Dándole en el hombro y acabando por chocar las palmas de ambos)

chun, chin chun, chin chan.
Chan chin, chin chon chun chin,
es lomar café
y comer patatas
chun, chan chin chun chen.

LOS DOS
Cuánto disparate
qué barbaridad
siempre chan chen chin chon
chon, chin chun chun chan

PERFECTO
Cuando un chincho pide
a una chincha el sí,
siempre le pregunta:
¿chum chan chon chen chin?
Y ella le contesta:
¡chun chon chen chin chan!
que es como quien dice:
hable usté a papá.
Pero cuando rezan
válgame Jesús
cuanto chan chen chin chon
chan chen chin chonchón chun!
Y como los chinches
no saben latín
Dios no les entiende
qué quieren decir.

LOS DOS
Con el chan chen chin chon
chun chon chan chen chin
Dios no les entiende
qué quieren decir.

(En todo este couplé debe acompañar la acción a la palabra procurando en el final darle mucha vida, haciendo contorsiones ridículas que figuren la oración, tales como golpes de pecho, arrodillarse y unir las manos)

(Hablado)

LEON
Efectivamente que es extraño todo cuanto usted refiere y...

PERFECTO
Muy extraño...pero nos hemos apartado del asunto que aquí me conduce. Hace unos días encontré en la calle el retrato de una joven, con la cual me he ofrecido a mi mismo casarme.

LEON
No veo el inconveniente.

PERFECTO
Al original lo vi por casualidad hace un mes, ó mes y medio en la fiesta de Pinto: me enamoré perdidamente de la pureza de sus líneas, no pude conseguir que me dijera ni su nombre, ni su domicilio; y cuando ya desesperaba de encontrarla se me ha ocurrido...

LEON
Venir aquí a pedir informes?

PERFECTO
Precisamente.

LEON
Y es esto por ventura alcaldía, ó agencia de matrimonios?

PERFECTO
No señor; pero como el retrato está hecho en esta fotografía, venía a ver si por casualidad la conocían ustedes.

LEON
Eso es otra cosa: me permite V.?

PERFECTO
Sí señor, aquí está. (Dándole el retrato)

LEON
(Qué veo? Amalia!)

PERFECTO
Qué le pasa a usted?

LEON
No; nada, sino quo he creído reconocer a una parienta mía que murió en las Islas Chinchas...

PERFECTO
(Este hombre ha perdido toda su familia en esas Islas!)

LEON
Y ahora que la miro detenidamente me persuado de que es ella.

PERFECTO
Y qué dice usted, que ha muerto?

LEON
Si señor!

PERFECTO
Oh! desgracia, y de qué ha muerto?

LEON
De la última enfermedad.

PERFECTO
Terrible decepción para un corazón amante!

LEON
Yo en su lugar de usted me iría a llorar sobre su tumba.

PERFECTO
A las Islas Chinchas?

LEON
Si señor; según me contaba mi primo, es un clima delicioso, unas aguas suculentas y unos pastos sabrosísimos.

PERFECTO
(Se está mofando de mí?) Tomaré su consejo de usted. Adiós amigo mío, y gracias.

LEON
Abur y resignación, mucha resignación.


ESCENA XIII

Dichos, Amalia y Doña Anunciación.

AMALIA
Voy mamá voy. (Voz dentro)

ANUNCIACION
Aquí se verá mejor,
si hay en él algún error.

PERFECTO
Esa voz...

LEON
No haga usted caso... Adiós, amigo mío.

PERFECTO
No: no: es ella...

ANUNCIACION
(Saliendo:) ¡Cielos él!

(Música)

PERFECTO
Es ella amigo mío
es ella, ¡qué placer!

AMALIA
Es él, mamá del alma,
ay, ay, qué gusto: es él.

LEON y ANUNCIACION
De quien quiere usté / quieres hablarme
de quién, de quién?

PERFECTO y AMALIA
De aquel joven simpático
de aquella bella sílfide
que con mirada angélica
do
robarme supo perfil
da
la paz del corazón
y en brazos de Terpsicore
bailando en vueltas rápidas
brotar hizo de súbito
la llama de mí amor.

ANUNCIACION
¡Ay qué guapo es!

LEON
¡Ay qué moscardón!

PERFECTO
Ella en Pinto cierto día
me llamaba su tesoro.

LEON
Porque usté allí estaría
entre Pinto y Valdemoro.

PERFECTO
No señor.

LEON
Sí señor.
(Esto aquí no para en bien)

AMALIA
Es mi amor.

ANUNCIACION
Qué rubor
me conmuevo yo también.

LEON
Este tipo que su dote
me pretende disputar,
quiera el cielo, si me enfado,
que no tenga que rascar.

AMALIA
Este tipo que es mi tipo,
es el que yo quiero amar,
y es el solo que yo anhelo
que me lleve hoy al altar.

PERFECTO
Bien comprendo que este tipo
hoy me quiere engatusar,
mas yo debo con cautela
sus intentos explorar.

ANUNCIACION
Ese tipo que es tu tipo
es un tipo regular
pero piensa que a otro tipo
tu papá te va a enlazar.

(Hablado)

PERFECTO
Y usted que me decía... voy a arrojarme a sus pies.

LEON
Repare usted que no está sola. Por otra parte, eso que ve usted es un cadáver ambulante.

AMALIA
Ya sabía yo que me buscaría.

PERFECTO
Ah! yo no puedo más. Señoras, permítanme ustedes que les ofrezca mis respetos y bendiga mi estrella que me hace volver a encontrar a mi pareja de Pinto.

AMALIA
Caballero, yo también...

PERFECTO
(Me ha reconocido) (Con alegría)

LEON
(Ya lo he visto) (Imitándole)

PERFECTO
Crea usted, señorita que el recuerdo de aquel día no se borrará jamás de mi corazón.

ANUNCIACION
¡Ay qué finura, tan grata
y qué educación tan nata!

LEON
Adiós, ya metió la pata.

ANUNCIACION
Pero quizá intempestivas
estamos... y hasta... nocivas.

PERFECTO
Van a retirarse ustedes?...

ANUNCIACION
No siendo este nuestro centro,
señores, nos vamos dentro.

PERFECTO
Yo las sigo...

LEON
Quiere usted la cabeza alta? (Sujetándole y haciéndole sentar)

PERFECTO
Pero si digo...

LEON
(Que le observan a usted)

ANUNCIACION
Pobre joven!

PERFECTO
Que me ahogo!...

LEON
Aja ja ja! (Colocándole en una postura grotesca)

PERFECTO
Si esta es postura de racional, que rabie el fotógrafo.

ANUNCIACION
Conque hasta la vista joven
tiene así aire de Betthoven.

PERFECTO
Estoy a los pies...

LEON
Quieto! (Sujetándolo)

AMALIA
Qué le ha parecido a usted?

ANUNCIACION
Bien, tiene así.. .un no sé qué. (Vanse)


ESCENA XIV

Perfecto y León.

PERFECTO
(Levantándose) Quién es esa joven, dónde vive, cómo se llama?

LEON
Hombre yo le diré a usted... (Ah! qué idea!) Esa joven es la modista de mi tía, se llama Inocencia Dudosa, y vive en la calle de la Garduña, número 90, escalera interior, corredor del centro, cuarto segundo, número 15. En fin, la portera le dará a usted razón.

PERFECTO
Gracias! (Dándole la mano)

LEON
No hay de qué. (Idem)

PERFECTO
Le digo a usted que gracias!

LEON
Y yo le repito que no hay de qué!

INOCENCIA
(Dentro) Descuide usted que quedará a su gusto.

LEON
(Cielos la otra) Entre usted en ese cuarto)

PERFECTO
Pero porqué?

LEON
Entre usted y no sea imbécil, no ve usted que ella sale?

PERFECTO
Pues por eso...

LEON
Pues por eso, si le ve a usted tendrá miedo de ser seguida y no saldrá, al paso que no viéndole.

PERFECTO
Usted es mi ángel salvador... Mi madre...

LEON
No sea usted bruto.

PERFECTO
Digo que mi madre le recompensará a usted desde el cielo.

LEON
Menos conversación, que ya sale. (Le encierra)


ESCENA XV

León e Inocencia.

INOCENCIA
Está muy bien señora, está muy bien.

LEON
Chist... no grites.

INOCENCIA
Pues qué ocurre?

LEON
Estoy retratando a un muerto, y va a moverse si le llamas la atención.

INOCENCIA
Callaré; pero no olvides lo que me tienes ofrecido.

LEON
No, mujer, descuida.

INOCENCIA
Bueno: pues hasta mañana.

LEON
Ah!... torna un coche para ir a tu casa, ahí tienes dinero. (Dándosele)

INOCENCIA
Y a qué viene eso?

LEON
Vas a incomodarte por una fineza mía? Desde aquí a la calle de Garduña, hay un destierro y...

INOCENCIA
Vaya: pues gracias, León, y adiós (Vase)

LEON
Adiós, vida mía... ahora al otro, y mientras sigue a esta, ganamos tiempo: salga usted (Abriendo la puerta)


ESCENA XVI

León y Perfecto.

PERFECTO
(Saliendo) Se fue ya?

LEON
Sí señor.

PERFECTO
Entonces yo la sigo?

LEON
Como usted quiera, pero antes deme usted un cigarro.

PERFECTO
Ahí va la petaca.

LEON
Si está vacía. (Abriéndola)

PERFECTO
(Bajándole al proscenio y con gran misterio) Es que yo, fumo en pipa. Adiós. (Vase precipitadamente)

LEON
La del humo! (Al salir Perfecto entra don Lucas, y tropiezan)

LUCAS
Ay!

PERFECTO
Usted dispense! (Vase corriendo)


ESCENA XVII

León y Don Lucas.

LUCAS
Qué le pasa a ese hombre?

LEON
Que está guillado.

LUCAS
Eso mismo me figuré yo antes.

LEON
Lo menos le faltan dos tornillos.

LUCAS
Qué felicidad, León, qué felicidad!

LEON
Pues qué ocurre?

LUCAS
Hijo mío! (Dándole los brazos)

LEON
(Dudando) Yo?...yo su hijo de usted?... será posible! Qué revelación! ya me anunciaba mi corazón que el cariño que usted me demostraba era superior al de un tío. Padre de mi alma! (Abrazándole)

LUCAS
(Empujándole) Pero qué estás diciendo? Cómo he de ser yo tu padre si tu madre era mi hermana?

LEON
Pues usted se lo dice todo.

LUCAS
Te he llamado hijo porque ya está todo corriente en el Juzgado, y mañana partimos para Aranjuez donde se efectuará la boda.

LEON
Pero, tío, piense usted. ..

LUCAS
Nada, nada, voy a anunciárselo así al resto de la familia. Anunciación! Amalia! salid pronto.


ESCENA XVIII

Dichos, Doña Anunciación y Amalia.

ANUNCIACION
Qué ocurre?

AMALIA
Qué quieres?

LUCAS
Venid a mis brazos y dáosla enhorabuena. (Empieza la orquesta muy piano, y va. creciendo hasta el final que acaba con un fuerte) Van a publicarse los edictos, y en breve seréis marido y mujer.

AMALIA
Qué escucho!

ANUNCIACION
Esposo!

LEON
Tío!

ANUNCIACION
La dicha Lucas me exalta (A Amalia); ¡Ya tienes lo que te falta!

LEON
Tío, yo agradezco a usted su buen deseo; pero me es imposible complacerle, hay circunstancias en la vida, que el hombre no prevé; y yo, me encuentro en estado excepcional.

AMALIA
Papá, ya le he dicho a usted, que esta boda era imposible, que amo a otro y que antes preferiré la muerte, que enlazarme con mi primo, a quien detesto, a quien odio y a quien no puedo amar.

ANUNCIACION
Lucas, por fin se colmaron mis deseos, y no encuentro frases con que encomiar tu actividad, que ha venido dando un mentís a la desfavorable opinión, que de ti tenia formada hace tiempo. (Estos tres parlamentos deben decirse por los tres a la vez, concluyendo todos dominados por la voz de don Lucas, y a un mismo tiempo)

LUCAS
Qué algarabía es esta?.. Escuchad mis planes... me oiréis? Silencio... (Dominándolos) ¡¡Silencio todos!! Mañana partimos para Aranjuez!!!

LEON
La mar!

ANUNCIACION
El diluvio.

LOS DOS
Oh! (Caen desmayados cada uno en un lado)

ANUNCIACION
Hija!... sobrino!...

LUCAS
¡Tableau! (Contemplándolos con satisfacción, y mostrándoselos a doña Anunciación que va del uno al otro: todo este final muy vivo: fuerte en la orquesta, y cuadro final muy grotesco)

FIN DEL ACTO PRMERO


ACTO SEGUNDO

Sala de la fonda en Aranjuez. —Puerta al foro y dos laterales. —Las dos primeras puertas de la derecha señaladas con los números 6 y 7. La primera de la izquierda con el 5; y la segunda con un letrero que diga «Comedor.»


ESCENA PRIMERA

(Música)

PERFECTO
Destino adverso
el mío es.
Vi que Inocencia
tomaba el tren,
y. sospechando
que iba a Aranjuez,
en otro coche
me empaqueté.
Hizo el silbato
Pipí, pipí,
y la campana
Tilín, tilín!
Y echando un humo
de Belcebú,
partió la máquina
fú, fú, fú, fú!

Vuela más que el pensamiento,
deja al viento muy atrás,
llega presto que mi pena
hoy mi nena va a calmar.
A mi amor osado sigo,
corre, vuela sin cesar,
mi Inocencia va contigo,
no podrás descarrilar.
De esta vez
ya llegamos
a Aranjuez.
Mas entre la concurrencia
al bajar del tren aquí,
me encontré sin mi Inocencia,
no sé cómo la perdí.
Ay! mi Inocencia
se me perdió.
en la Correspondencia
voy a anunciarla yo.

(Hablado)

Dónde diablos se habrá metido esta muchacha? (Dándose una palmada en la frente, y dirigiéndose hacia el foro) Ah!

CAMARERO
(Saliendo) Quería usted algo?

PERFECTO
Sí; necesito una chica.

CAMARERO
Alemana?

PERFECTO
No, española. Una mujer...

CAMARERO
Ese plato no se sirve aquí.

PERFECTO
Estúpido! Lo que te pregunto es si has visto a una joven que viene con un tío muy bruto...

CAMARERO
Como usted... no dé otras señas!...

PERFECTO
No sé más.

CAMARERO
Pues no la he visto.

PERFECTO
Quién hay en el comedor?

CAMARERO
Los que comen.

PERFECTO
Corro a ver si está allí. (Váse corriendo)


ESCENA II

Camarero, luego Doña Anunciación y Amalia.

CAMARERO
Vaya una tarabilla.

ANUNCIACION
Mozo! Doméstico! Fámulo?

CAMARERO
Señoras...

ANUNCIACION
Ha venido a este local,
un señor abdominal,
frac de cerúleo color
con botón de similor
y un chaleco del matiz
de la espiga de maíz?...

CAMARERO
(Con estupidez a Amalia) Qué ha dicho?

AMALIA
Que si ha visto usted a un caballero grueso, con frac azul, de botón dorado, y chaleco amarillo.

CAMARERO
Deje usted que haga memoria. (Como recordando)

ANUNCIACION
No extrañe usted que me aflija,
porque el ser por quien pregunto,
es mi consorte conjunto
y es el autor de mi hija.

AMALIA
No se apure usted, mamá, que ya le encontraremos.

ANUNCIACION
(Al camarero) Vamos, responda usted listo, le ha visto usté, ó no le ha visto?

CAMARERO
Si, si señora. Recuerdo que este carnaval pasado vi un máscara de esas señas.

ANUNCIACION
No es ese: al que aludo yo,
hoy llegar aquí debió.

CAMARERO
Hoy?... Un frac amarillo, con un caballero azul... de botón cerúleo?..Pues no le he visto...

ANUNCIACION
(Haciendo ademan de despedirle) Entonces oculta el cutis.

CAMARERO
(Con aire estúpido) No comprendo.

ANUNCIACION
Que hagas mutis.

CAMARERO
Qué haga?... puches?...

AMALIA
Que se marche usted.

CAMARERO
Ah! ya!

ANUNCIACION
Y prepáranos; si es dable,
un retrete confortable.

CAMARERO
Un... qué?...

AMALIA
Un cuarto.

CAMARERO
El número siete está vacante.

ANUNCIACION
Está bien... Este es el siete;
vamos a nuestro retrete.

(Entran ambas en el número 7)


ESCENA III

Camarero, luego Perfecto, a poco Don Tiberio e Inocencia.

CAMARERO
A esta señora debe faltarle algo.

PERFECTO
(Saliendo y dirigiéndose al foro) Tampoco está en el comedor. (Al ir a salir tropieza con don Tiberio que entra)

TIBERIO
Imbécil! Me ha hecho usted ver las estrellas.

PERFECTO
Fastidiarse.

TIBERIO
Sí?.. Pues toma. (Ya a darle una bofetada; pero Perfecto agachándose, pasa por debajo del brazo de don Tiberio, y este descarga la bofetada en la pared)

CAMARERO
(Acudiendo al ruido) Ha llamado usted?

TIBERIO
No!!

CAMARERO
Querían ustedes algo?

TIBERIO
Nada!!!

CAMARERO
Será usted servido.

TIBERIO
Te burlas, tunante? (Amenazándole)

INOCENCIA
Por Dios, tío! (Deteniéndole)

TIBERIO
(Al camarero) Largo de aquí!

CAMARERO
(Al irse) Vamos; este tío debe ser el tío bruto que buscaba el otro!... (Vase)


ESCENA IV

Don Tiberio, Inocencia.

TIBERIO
Hase visto el insolente!... Cuidado que para haberme yo incomodado!...

INOCENCIA
Si; ya sé que tiene usted muy buen carácter.

TIBERIO
Pero vamos a lo que importa. Quieres decirme porque me has hecho salir de Madrid? Porqué me traes a Aranjuez? Porqué estamos en esta fonda? (Creciéndose)

INOCENCIA
Es una historia.

TIBERIO
Larga?

INOCENCIA
Sí.

TIBERIO
Pues corta por donde quieras; pero despacha pronto.

INOCENCIA
Si no sé por dónde empezar.

TIBERIO
Empieza por el final, y así acabaremos antes.

INOCENCIA
Ay tío! y si el final fuera lo más difícil?

TIBERIO
Entonces puedes empezar por el principio.

INOCENCIA
Pero de todos modos, habrá que llegar al fin.

TIBERIO
Pues empieza por cualquier parte; pero acabemos. (Da con rabia un puñetazo en la mesa)

CAMARERO
(Acudiendo al ruido) Quién llama? (Viendo a don Tiberio) Ah! es el tío bruto de antes. Esperaré a que me llame otra vez. (Vase)

INOCENCIA
Lo que voy a contar a usted es un terrible secreto.

TIBERIO
(Con mucha rabia) Pero acabarás de una vez?

INOCENCIA
Prométame usted antes no incomodarse.

TIBERIO
Me gusta la advertencia! No ves que tranquilo estoy? Mil rayos!

INOCENCIA
Pues bien, tío, sepa usted que he sido vilmente engañada.

TIBERIO
(Con ira) Engañada? (Tranquilo) No comprendo.

INOCENCIA
Un hombre...

TIBERIO
(Muy rabiosa) Un hombre! Un hombre! (Muy tranquilo) Continúa...

INOCENCIA
Me juró que me amaba...

TIBERIO
(Rabioso) Infame! (Tranquilo) Prosigue.

INOCENCIA
Yo me resistí al principio...

TIBERIO
Y al fin?

INOCENCIA
Me aseguró que si no correspondía a su amor, se mataría.

TIBERIO
(Con entonación trágica y llevándola al proscenio) Y en qué cementerio está?

INOCENCIA
En ninguno.

TIBERIO
Cómo?...

INOCENCIA
Aun vive.

TIBERIO
Desgraciada!!! (Pantomima en parodia de una situación análoga de melodrama)

INOCENCIA
Si, tío, muy desgraciada, porque ese infame, que juró ser mi esposo, va a casarse con otra. Ayer mismo supe por mi odiosa rival, que hoy celebran aquí la fiesta de su boda.

TIBERIO
Y tú has dicho: tengo un tío que ha pasado su vida en Africa, cazando tigres, y cazará mejor al que me hizo el oso en Madrid. No has pensado eso?... (Amenazándola)

INOCENCIA
Sí señor.

TIBERIO
(Levantándose) Pues, voto a cinco mil legiones! Como no se case contigo, lo tumbo de un trabucazo. (Dando con ira una patada)

CAMARERO
(Acudiendo al ruido y limpiando la mesa) Qué ha de ser?...

TIBERIO
Lo que sea, sonará.

CAMARERO
(Retirándose) Creo que dice que no quiere nada. (Vase)

TIBERIO
(A Inocencia) Y ese infamé va a venir aquí?

INOCENCIA
Sí señor.

TIBERIO
Cómo se llama?

INOCENCIA
León Brabo.

TIBERIO
Yo le amansaré. Entra en ese cuarto, y no salgas hasta mi regreso.

INOCENCIA
Descuide usted tío.

TIBERIO
Qué descuide?... (Empujando a Inocencia a la habitación de la izquierda, y cerrando la puerta con llave) Así es como me quedo descuidado. (Va a salir, al tiempo que entra Perfecto con quien tropieza)


ESCENA V

Don Tiberio, Perfecto.

PERFECTO
Canario? No tiene usted ojos?

TIBERIO
Uno de gallo tengo que me pisó usted antes.

PERFECTO
Usted me ha aplastado un callo ahora.

TIBERIO
Pues estamos en paz.

PERFECTO
Insolente!

TIBERIO
Me insulta usted? ¡Estrago y exterminio! Sí no tuviera prisa... (Amenazándolo)

PERFECTO
(A este hombre le ha mordido algún perro rabioso)

TIBERIO
Sepa usted que me llamo Tiberio Rompelanzas.

PERFECTO
(De la de un coche debías tirar)

TIBERIO
Que he pasado mi vida en Africa, cazando tigres, y que nos veremos las caras. (Se acerca á la puerta izquierda)

PERFECTO
(Como la tuya es tan bonita!)

TIBERIO
Adiós, Inocencia! (Llamando a la puerta)

INOCENCIA
(Dentro) Adiós, tío.

TIBERIO
(Dándole un golpe sobre el hombro) Nos veremos las caras.

PERFECTO
(No tendré yo ese mal gusto)


ESCENA VI

Perfecto, Inocencia en la habitación dé la izquierda.

PERFECTO
Ahí dentro, (Señalando al cuarto) hay una cosa que se llama Inocencia, sobrina de un salvaje africano. Son las señas. Allí está la mujer que adoro. A ella pues. (Se acerca a la puerta y llama)

INOCENCIA
Quién?

PERFECTO
Ser invisible... Tendría usted la bondad de abrir la puerta?...

INOCENCIA
No puedo, caballero, porque mi tío me lo ha prohibido.

PERFECTO
Tú tío, Tiberio?..

INOCENCIA
(Y me tutea!) Usted sin duda se equivoca.

PERFECTO
No; tú eres Inocencia, y vives en la calle de la Garduña, número 90, escalera interior, corredor del centro, cuarto segundo, número 45.

INOCENCIA
Y cómo sabe usted?...

PERFECTO
Qué cómo lo sé?... Pero es posible, Inocencia, que no reconozcas en mi a tu más fiel adorador?

INOCENCIA
Cómo? ¿Tú?... eres tú?

PERFECTO
El mismo.

INOCENCIA
No es posible!

PERFECTO
Qué no os posible que yo sea yo?

INOCENCIO
Esa no es su voz.

PERFECTO
Sí, hija mía, esta voz es mi voz, te lo juro; solo que la puerta que nos separa varia su, timbre.

INOCENCIA
Eso será.

PERFECTO
No lo dudes, y si no oye... (Se pone a Localizar cantando con toda su fuerza) Ah! Ah! Ah! Ah!

INOCENCIA
Querido León!

PERFECTO
(Hola! sabe mi apellido!)

INOCENCIA
Y yo que te acusaba...

PERFECTO
Qué me acusabas?... de qué?

INOCENCIA
De infiel.

PERFECTO
Y ahora?

INOCENCIA
Ahora te lo perdono todo. Te casarás conmigo?

PERFECTO
Sí, me casaré; pero ábreme la puerta, que tengo muchas cosas que contarte.

INOCENCIA
Mi tío me lo ha prohibido.

PERFECTO
(Es obediente como un perro)

INOCENCIA
Y además se ha llevado la llave.

PERFECTO
(Pues ya no es tan obediente) Y qué hacemos? Yo no puedo casarme contigo por el ojo de la cerradura.

INOCENCIA
Casarte! Con qué aún me amas?

PERFECTO
Qué si te amo? Oye... Y eso que mi declaración va a perder mucho de su valor, no pudiendo ver tú mis movimientos. Pero no importa. Te iré diciendo la mise en scene. Empiezo colocando una mano sobre el corazón. Doy un profundo suspiro... y exclamo: Té acuerdas?... con entonación dramática)

INOCENCIA
Sí.

PERFECTO
De qué?

INOCENCIA
No sé. (Con naturalidad)

PERFECTO
Vuelvo a poner la mano sobre el corazón. Te acuerdas de la primera vez que nos. vimos?

INOCENCIA
Sí; fue en Valdemoro.

PERFECTO
No en Pinto.

INOCENCIA
En Valdemoro.

PERFECTO
En Pinto. (Se levanta)

INOCENCIA
En Valdemoro.

PERFECTO
Lo que tú quieras. Pues bien, desde aquel día... Ahora me arrojo a tus pies. (Vuelve a sentarse) Lo oyes?...

INOCENCIA
Si, sigue, que me va gustando. Voy a mirarte por la cerradura...

PERFECTO
Desde aquel día...(Si pudiera verle la cara!) (Jurando por la cerradura de la puerta)

INOCENCIA
Qué oscuridad!...

PERFECTO
No se ve nada!


ESCENA VII

Dichos, Don Tiberio.

TIBERIO
Bombas y rayos! Un prójimo oliendo la puerta del cuarto de mi sobrina! (Se acerca con mucho tiento y toca a Silvestre en el hombro. Este hace un movimiento como el que se quita una mosca)

PERFECTO
Desde aquel día... (El mismo juego de antes)

TIBERIO
(Con voz terrible) No es una mosca, caballerato: soy yo. (Levantándole en brazos)

PERFECTO
Calle! el tío! (Yendo a abrazarle)

TIBERIO
(Rechazándole) Arre allá!

PERFECTO
(Abrazándole) Mi querido tío!

TIBERIO
Pero, qué dice este bárbaro?...

PERFECTO
Abra usted esa puerta. Quiero abrazar también a mi futura.

TIBERIO
Pero qué tío, ni qué puerta, ni qué futura.

INOCENCIA
(Dentro) Tío, es él!

TIBERIO
El?

PERFECTO
El.

TIBERIO
Quién?

PERFECTO
Yo!

TIBERIO
Ya!..

INOCENCIA
El que esperábamos.

TIBERIO
El seductor?

PERFECTO
Me esperaban ustedes? Será posible?

INOCENCIA
Abra usted, tío.

TIBERIO
Estoy buscando la llave.

PERFECTO
Abra usted pronto.

TIBERIO
(Registrándose) Pues no la encuentro. Ah! qué cabeza! Si al salir se la di al camarero... Camarero!... Camarero!... (Llamando con grandes golpes sobre la mesa)

PERFECTO
Mozo!
Mozo! (Da también fuertes golpes)

TIBERIO
Voy a buscarle.

PERFECTO
Yo también. ( Salen ambos dando palmadas y gritando) Mozo!...Mozóó!!!


ESCENA VIII

Camarero luego Inocencia.

INOCENCIA
(Dando también golpes en la puerta) Camarero!

CAMARERO
No hay que incomodarse! Ya sé que no llaman ustedes, venia solo a... Calle! pues no hay nadie!...

INOCENCIA
Abra usted esta puerta.

CAMARERO
Esta?... (Abriendo) Ya está.

INOCENCIA
(Saliendo) Corra usted, que mi tío le anda buscando.

CAMARERO
Me busca eh?... Me escamo! Por dónde se fue?...

INOCENCIA
(Señalando al foro) No sé. Por allí sin duda.

CAMARERO
(Yéndose por la derecha) Pues cualquier día me encuentra.

INOCENCIA
(Sola) Qué feliz soy!... Lo he oído de sus labios!... Me ama!... me ama más que nunca!

(Música)

INICENCIA
Ay! León del alma mía,
lo que puede la pasión;
yo veré en la Vicaria
de amansar a ese León.
Porque tiene la mujer
en su modo de mirar
mucho imán para atraer
mucho aquel para atontar.
Si del cariñito
van corriendo en pos
piden un mimito...

(Hablado)

¡Vaya!
por amor de Dios.
Es un joven muy honesto,
no un bribón como otros mil,
pues casarse me ha propuesto
por la iglesia y lo civil.
Ay! porque no ha de bastar
que ante Dios el sí nos den,
y nos han de registrar
para estar casados bien.
Si del cariñito
van corriendo en pos,
piden un mimito...

(Hablado)

Vaya! Toma!
Por amor de Dios.


ESCENA IX

Inocencia, Don Lucas y León.

(Hablado)

LUCAS
Gracias a la divina Providencia que llegarnos, Inocencia.

LEON
(Ella en este sitio!... Estoy perdido)

INOCENCIA
Don Lucas!

LUCAS
Qué haces tú por aquí?

INOCENCIA
He venido con mi tío a pasar el día: y ustedes?

LUCAS
Ah! nosotros... nosotros estamos echando los bofes, ¡dos leguas a pié!

LEON
Desde Ciempozuelos.

INOCENCIA
Pues cómo?

LUCAS
Figúrate que éste se empeñó en que bajásemos a saludar al Jefe de la Estación... Yo creí que el tren nos esperaría, y me puse a echar un cigarrito. Mientras lo encendía, sentí... plaf... plaf... plaf... Al principio se me figuró que empezaba a andar la máquina... pero luego vi... que se me había figurado bien.

INOCENCIA
(Aparte a León,) Gracias, León!

LEON
(Por qué me dará las gracias?) (Aparten ella) Es menester que hablemos... espérame en el jardín.

INOCENCIA
Bien... iré. (Aparte a León)

LEON
Sin el adminículo de tu tío.

INOCENCIA
Corriente. (Alto) Hasta luego, don Lucas. Adiós, León (Vase)

LUCAS
Adiós. Se me figura que he cogido un constipado. (A León) Mozo! (Llamando) yo necesito un cuarto.

LEON
No tengo suelto: si quiere usted dos reales...

LUCAS
Necio! decía que necesito una habitación... (Tose repetidamente)


ESCENA X

Don Lucas, León, Perfecto y Camarero.

PERFECTO
(Sin verlos) No puedo dar con él. Cáspita! Está abierto el cuarto!... y dentro no veo a nadie! (Entra en el cuarto)

CAMARERO
Quién llamaba al mozo?

PERFECTO
Yo. Has visto llegar a una señora por casualidad?

CAMARERO
Han llegado muchas; pero no por casualidad, sino por el ferrocarril.

LEON
Esta es una que parece que habla...

CAMARERO
No siga usted, ya sé quién es: la del caballero Cerulio.

LUCAS
Esa debe ser. Dónde la encontraré?

CAMARERO
En el número siete.

LUCAS
Pues voy... (Medio mutis) Ah! Llévame allá un vaso de vino caliente con azúcar. (Vase)
Lucas, y el mozo)


ESCENA XI

León y Perfecto.

PERFECTO
(Saliendo de! cuarto donde entró) Positivamente no hay nadie. Andarán buscándome.

LEON
(Voy a desembarazarme de Inocencia)

PERFECTO
Qué veo! Es usted?

LEON
Siempre.

PERFECTO
Hombre, reciba usted las gracias por las señas que el otro día me dio.

LEON
Ciertamente que si yo hubiera sabido...

PERFECTO
Qué feliz soy!

LEON
Sí?

PERFECTO
La he visto!

LEON
De veras? (A quién habrá visto?)

PERFECTO
Está aquí!

LEON
Que me cuenta usted!

PERFECTO
Mi adorada Inocencia...

LEON
Cómo?

PERFECTO
Si: yo la amo... ella me ama... nosotros nos amamos...

LEON
Bien, hombre! Ya sé que ha aprendido usted a conjugar.

PERFECTO
Y qué dulce es oírlo de su boca!

LEON
Inocencia le ha dicho que le ama?

PERFECTO
Ahora mismo... es decir, hace diez minutos... y con el consentimiento de su tío Tiberio.

LEON
(No es flojo el que yo voy a armar con ella!) Abur! (Yéndose)

PERFECTO
Vaya usted con Dios! Y gracias por todo! —Voy a buscar a mi invisible deidad. —Ah! Ella! (Va a dirigirse a la puerta a tiempo que sale Amalia)


ESCENA XII

Perfecto, Amalia.

AMALIA
(Cielos! Es él!)

PERFECTO
Por fin tengo la dicha de ver a usted. Mi tardanza ha consistido en no hallar a ese maldito camarero; pero veo con satisfacción que su tío de usted ha logrado encontrar la llave.

AMALIA
Qué llave, ni qué tío? Si yo no tengo ya tío!

PERFECTO
Desde cuándo?

AMALIA
Desde que ha muerto.

PERFECTO
Y cuando ha muerto?

AMALIA
Hace seis meses.

PERFECTO
No, si yo no hablo a usted del tío ese, sino de este otro tío que hace seis minutos me ha concedido su mano.

AMALIA
La mía?

PERFECTO
Justamente.

AMALIA
Y si hubieran querido divertirse con usted?

PERFECTO
Cómo se entiende?

AMALIA
Si yo no fuera libre?..

PERFECTO
Qué escucho! Estaría usted casada?

AMALIA
Caballero!

PERFECTO
No! No me lo diga usted! Y estos son los juramentos que me hizo usted en Valdemoro!

AMALIA
Me parece que se equivoca usted. Fue en Pinto.

PERFECTO
(Retrocede una estación. Ahora es en Pinto)

AMALIA
(Pobre muchacho!)

PERFECTO
De todas maneras es igual. Se acuerda usted de sus juramentos? Se acuerda usted de los míos?

AMALIA
Caballero!... (Turbada)

PERFECTO
No niegue usted que se acuerda. Y qué me respondía usted?

AMALIA
Yo?

PERFECTO
Qué me respondía usted cuando arrodillado a sus pies (Lo hace) le juraba a usted un amor eterno?


ESCENA XIII

Dichos, Tiberio.

TIBERIO
(Qué estoy viendo? Centellas y relámpagos!) Una palabra, caballero! (Dándole un empujón)

AMALIA
(Dios mío!) (Huye asustada)

TIBERIO
Qué hacia usted ahí?

PERFECTO
Quién yo? (Permaneciendo de rodillas)

TIBERIO
Usted, sí!

PERFECTO
Pues yo... Nada, que tropecé... la pisé el vestido... y ya lo ha visto usted. (Levantándose)

TIBERIO
Demasiado!

PERFECTO
Si las señoras no llevaran la cola tan larga.

TIBERIO
Si usted no fuese tan arrimado a la cola!...

PERFECTO
Y a usted qué le importa que yo me arrime, ó me separe?

TIBERIO
Me importa por el honor de mi familia.

PERFECTO
Pero, qué familia, ni qué niño muerto! Si usted nunca ha tenido familia!

TIBERIO
No grite usted!

PERFECTO
No grito. (Muy bajito)

TIBERIO
Si a una sobrina suya, un hombre, un hombre infame, la hubiese jurado un amor mentido, qué haría usted?

PERFECTO
Haría que ¡se casara con ella.

TIBERIO
Pues eso es lo que yo no haré.

PERFECTO
Por qué?

TIBERIO
Porque yo no quiero darle a usted la mano de mi sobrina, después de haberle visto a los pies...

PERFECTO
Pero qué pie?, ni qué manos? Si usted no es su tío!

TIBERIO
Cómo que yo no soy el tío de mi sobrina?

PERFECTO
Usted podrá ser tío... pero ella no es su sobrina; porque el tío de esa sobrina se murió hace seis meses... por lo tanto si usted es su tío, se ha muerto usted, y si no se ha muerto usted, no es usted su tío.

TIBERIO
Caballero, he pasado mi vida, en Africa cazando...

PERFECTO
Tigres: ya me lo ha dicho usted seis veces.

TIBERIO
Tendré gusto en ocuparme de usted...

PERFECTO
(Antes revientes!)

TIBERIO
Mandándole al otro mundo.

PERFECTO
Pero por qué razón?

TIBERIO
Por no casarse con ella.

PERFECTO
Y qué culpa tengo yo de que ella sea casada?

TIBERIO
Casada!.. Quién?

PERFECTO
Inocencia.

TIBERIO (Con ira) Usted se equivoca! (Más templado) Usted miente.

PERFECTO
Ella misma me lo acaba de confesar, con lágrimas en los ojos.

TIBERIO
Casada! —Morirán ustedes los dos! (Gritando furioso) Tengo sed de sangre!


ESCENA XIV

Dichos, El Camarero.

CAMARERO
(Con un vaso de vino, y una botella de agua en una bandeja) El vino caliente.

TIBERIO
(Tomándolo) Muchas gracias! (Se bebe la mitad)

CAMARERO
Si no era para usted!

TIBERIO
Ya lo sé.

CAMARERO
Venga una peseta!

TIBERIO
No ves, imbécil, que estoy ocupado? Que tengo que matar a este caballero, y a mi sobrina?

LUCAS
(Dentro) Mozo!.. Ese vino!...

CAMARERO
Voy allá. (Llena el vaso de agua)

TIBERIO
Hasta después.

PERFECTO
(Hasta nunca!)

CAMARERO
Allá va el vino...

PERFECTO
(Tomándolo) Mil gracias. (Se bebe la mitad)

CAMARERO
Que no era para usted.

PERFECTO
Ya lo sé.

CAMARERO
Venga una peseta!

PERFECTO
Si no era para mí, animal!

El Camarero, llenando de nuevo el vaso con agua.

LUCAS
(Gritando dentro) Pero viene ese vino?

CAMARERO
Va, va enseguida. (Echando más agua en el vaso) Esto ya no es vino, ni es agua. (Entra con el vino en el número 7, y vuelve a salir enseguida)


ESCENA XV

Perfecto.

PERFECTO
Casada! La mujer que amo, está casada! Bien! no importa! La mataré a ella, y me casaré con el marido, digo no; al revés, mataré al marido, y me casaré con ella. (Pequeña pausa) Vaya usted a la fotografía de la calle de la Pingarrona, para averiguar su paradero: siga usted a pie, el trote de un penco, hasta la calle de Ministriles, soborne usted por seis reales a una portera, indague usted que sale para Aranjuez en compañía de su tío, encajónese usted en un coche de tercera, venga usted al país clásico de los espárragos, y la fresa... y todo para qué? para saber que está casada! Oh! negra desventura! (Viendo entrar al camarero.) Eh! qué es eso?


ESCENA XVI

Perfecto y El Camarero, que trae una bandeja con dulces.

CAMARERO
Los dulces para la boda.

PERFECTO
Qué boda? (Cogienda dulces y guardándoselos)

CAMARERO
La que se celebra aquí.

PERFECTO
Pues quién se ha casado? (El mismo juego)

CAMARERO
Una joven que se llama...

PERFECTO
Inocencia?... (Idem)

CAMARERO
Si, esa será. (Me parece que dijeron Amalia; pero será Inocencia)

PERFECTO
Y cuando se ha casado?...

CAMARERO
Yo qué sé... El caso es que hay boda, y que todo lo paga un señor gordo que ha llegado de Madrid, que se llama don Lucas, (Vase al número 7) y que ocupa ese cuarto.

PERFECTO
Pues don Lucas es el marido. Ya no cabe duda.


ESCENA XVII

Perfecto, Don Tiberio.

TIBERIO
Hombre, me alegro de encontrarle.

PERFECTO
Yo también me alegro, porque estoy que rabio.

TIBERIO
Sí?. ..Pues tome usted estricnina.

PERFECTO
Ya sé quién es el marido de su sobrina de usted.

TIBERIO
Su nombre!... su nombre! Pronto!

PERFECTO
Un señor gordo que se llama don Lucas.

TIBERIO
Don Lucas Gómez?...

PERFECTO
Ese.

TIBERIO
Ese?... Si es casado!...

PERFECTO
Un caso de bigamia! Horror!

TIBERIO
Me voy a Madrid, y allí lo divido.

PERFECTO
No tiene usted que tomarse esa molestia, porque está aquí.

TIBERIO
Don Lucas está en Aranjuez?

PERFECTO
Sí.

TIBERIO
De fijo viene siguiendo a mi sobrina.

PERFECTO
De fijo!... (A ver si me lo mata)

TIBERIO
Y la engatusará...

PERFECTO
Ya lo creo!

TIBERIO
Y se la llevará...

PERFECTO
Como visto.

TIBERIO
Y la... No. Voy a matarle también. (Vase)

PERFECTO
Otra sentencia de muerte!... Este hombre ha subastado el suministro de los cementerios! (Vase)


ESCENA XVIII

Perfecto, León.

LEON
Usted por aquí todavía?...Me alegro de encontrarle.

PERFECTO
Hoy todos se alegran de encontrarme.

LEON
Sí señor, para decirle, que ni usted conoce a Inocencia, ni Inocencia a usted, ni hay tal amor.

PERFECTO
Pero hombre! Si a quien yo amo es a la segunda mujer de un señor gordo que se llama don Lucas.

LEON
A mi tía?... A doña Anunciación?...

PERFECTO
Es tía de usted?...

LEON
Sí señor.

PERFECTO
Pues bien, cuénteselo usted a su tía; no me importa.


ESCENA XIX

Dichos, don Lucas, que aparece en la puerta del número 7.

PERFECTO
Amo perdidamente y soy correspondido de la mujer de su tío de usted, de doña Anunciación.

LUCAS
(Que ha escuchado las últimas palabras) De mi mujer! Cuerno!

PERFECTO
(El marido!)

LUCAS
Explique usted sus palabras.

PERFECTO
Pues no sé que más explicación cabo, sino la de que yo la amo y ella me ama.

LUCAS
Quién?...

PERFECTO
La mujer de usted... la segunda.

LUCAS
Anunciación?...

LEON
(Vaya un lio!)

LUCAS
Y me lo dice en mis barbas!...

PERFECTO
Buen remedio! afeitárselas.

LUCAS
Qué descaro!

PERFECTO
Mayor es el de usted, viejo cínico.

LEON
(Ya escampa!)

PERFECTO
Usted, que no contento con tener una mujer, ha contraído matrimonio con otra es usted un bígamo!


ESCENA XX

Dichos, Amalia y Doña Anunciación.

ANUNCIACION
Mi esposo bígamo!... bígamo!... No puedo hallar el consonante.

LUCAS
(Por Perfecto) Este hombre está loco... (Va a acariciar a Anunciación)

ANUNCIACION
Aparta, esposo traidor. Así has premiado mi amor?

PERFECTO
Ah! usted es la primera víctima?

ANUNCIACION
No señor, la segunda.

PERFECTO
La segunda?... Luego son ustedes tres!... Es trígamo!!!... Ahí tiene usted el consonante.


ESCENA ULTIMA

Dichos, Don Tiberio e Inocencia.

TIBERIO
(Cargado de pistolas y espadas) En dónde está, que le voy a hacer añicos?

UNOS
La fiera!

OTROS
El salvaje!

(Música)

AMALIA, ANUNCIACION e INOCENTA
Ay! tío de mi alma,
señor de Rompelanzas,
reclamo su favor.

LEON, PERFECTO y LUCAS
Por mi de cuanto pasa
tendrá la explicación.

ELLAS
Yo, yo, yo, no, no, no.

ELLOS
No, no, no, quiero ser yo.

TODOS
Yo, yo, yo, yo, yo, yo, yo, yo.

UNOS
Oigame a mí.

OTROS
Oigame a mí.

TODOS
Yo le diré lo que hay aquí.

ELLAS
Lo que ocurre...

LEON
Lo que pasa...

PERFECTO
Lo que importa...

LUCAS
Lo que hay
sola.

TODOS
A contarle voy yo
solo
sin que armemos guirigay.

INOCENCIA
Todos corren, vienen, van,
y se mueven con afán,
y se quejan no sé bien
por qué causa ni de quién,
yo temiendo estoy, que al fin
se arme la de San Quintín.
Esta, tío, es la ocasión
de que arregle la cuestión.

LEON
El señor es un truhán,
que burló mi amante afán,
como ha armado tal belén,
nadie sabe quién es quién.
Ya que usté es espadachín
hágale explicarse al fin;
si no da una explicación,
se le parte el esternón.

ANUNCIACION
Mi marido es un truhán
que imitar quiere al sultán,
y le imita ya tan bien
que a tener llegó un harem.
Me da cada berrenchín
que pondrá a mi vida fin;
¿porqué no hay Inquisición
para un hombre tan bribón?

PERFECTO
Yo soy joven y galán,
y en mi pecho arde un volean,
á Inocencia quiero bien
y ella me quiere también,
para verla viuda al fin
mataré a ese galopín,
pues estando en el panteón
ya no impide nuestra unión.

AMALIA y LUCAS
No comprendo con qué plan
le
todos sustos hoy dan
me
le
y tratan con desdén
me
siendo un hombre tan de bien.
En usted encuentro al fin
su
de honor el paladín
mi
mate usted sin compasión
su
al que ofenda opinión,
mi

TODOS
¿Está usted?
¡Sí!

(Hablado)

TIBERIO
Pero, qué diablos de algarabía, es esa?

ANUNCIACION
Cómo? Aun no se ha enterado usted? Pues volveremos a empezar.

TIBERIO
Silencio; voto al infierno! Quién es el que tiene aquí tres mujeres?

PERFECTO
El señor. (Señalando a don Lucas)

ANUNCIACION
Este infame!

LUCAS
Diga usted que es falso.

PERFECTO
Tres, porque supongo que esta señora no será la primera. (Por Amalia)

LUCAS
La primera... qué?

PERFECTO
La primera mujer.

ANUNCIACION
Ave María Purísima!

LUCAS
Sí esta es mi hija!

PERFECTO
Su hija Inocencia?

LUCAS
No tal.

PERFECTO
Digo... Anunciación.

LUCAS
Anunciación es mi única esposa.

PERFECTO
Pues cómo se llama esa joven?

LUCAS
Amalia.

PERFECTO
Amalia?... Y con quién está casada?

ANUNCIACION
Lo estará mañana.

LEON
Conmigo.

LUCAS
Con su primo León Brabo.

PERFECTO
León Brabo y Grande?

LUCAS
El mismo.

PERFECTO
Al fin di con él. Reconoce usted como suyo este pagaré?...

LUCAS
Qué oigo?... Tú tienes deudas?...

LEON
(El trueno gordo!)

PERFECTO
Por no pagarme le he citado para el jueves a juicio.

LEON
Ese día le pagaré a usted.

PERFECTO
Cuál?

LEON Hombre! El día del juicio.

TIBERIO
Pero, voto a cien mil legiones! Ustedes creen que yo he venido aquí para escuchar sus majaderías?

LUCAS
Calma, tío, calma.

TIBERIO
Vengo a matar a este caballero, que ha engañado a mi sobrina. (Por Perfecto)

PERFECTO
Yo?...

INOCENCIA
Pero, tío, si no es ese.

TIBERIO
Cómo! Ya has variado?

INOCENCIA
Sí es este otro. (Señalando a León)

TIBERIO
Voto a... en fin, yo he de matar a uno, conque me es igual.

INOCENCIA
(León, una palabra y te salvas)

PERFECTO
Otro lío.

LEON
Don Tiberio... (Este hombre es muy bruto, y me va a rajar) Me concede usted la mano de Inocencia?

TODOS
De Inocencia!

LEON
Tío, hay... (Hablándole al oído)

LUCAS
Otra infamia!

LEON
Y ya qué remedio tiene?

PERFECTO
Dé usted su consentimiento, y mi regalo de boda, será este pagaré.

LUCAS
Pero, hombre, a usted qué le importa?

PERFECTO
Me importa, porque amo a su hija de usted, y soy correspondido.

LUCAS
Esas tenemos?

PERFECTO
Por lo cual, me atrevo a pedir a usted su mano.

LUCAS
Tómela usted: (Dándole la suya)

PERFECTO
No, si es la da Amalia.

AMALIA
Sí, papá.

LUCAS
Ha dicho, «si, papá,» estoy conmovido! Cómo se llama usted?

PERFECTO
Perfecto, León, Manso.

LUCAS
Manso? Basta, esa última cualidad le recomienda a usted para marido.

PERFECTO
Poseo una...

LUCAS
Basta. (A Amalia) Qué dices tú?

AMALIA
Yo, papá...

LUCAS
Basta, y tú, esposa?

AMALIA
Yo que la...

LUCAS
Basta. (Tapándole la boca) A mis brazos, yo os bendigo, y ya todo se arregló. Amalia se casa con un León, Inocencia con otro León.

TIBERIO
Es decir que nosotros vamos a estar desde hoy...

LUCAS
Entre dos Leones, como la fachada del Congreso.

TIBERIO
Dos Leones en franca lid
caen en los lazos nupciales.
Pues señor, ya di en el quid.

LUCAS
(Dándole en el hombro) Para cazar animales,
no hay que salir de Madrid.

(Música)

INOCENCIA
Cuando allá en las Chinchas
al teatro van,
si es mala la obra
gritan, chan, chin, chan!
Pero sí les gusta,
llaman al autor,
exclamando a voces
chun, chin, chun, chin chon!
Como aquí en España
no es moda chillar,
si esta zarzuelita
no os parece mal,
en vez de esos gritos
que dan por allí,
haced con las palmas
chin, chin, chin, chin, chin!

TODOS
En vez de esos gritos, etc.



TELON


Información obtenida en:
https://archive.org/details/dosleoneszarzuel24516bret

No hay comentarios:

Publicar un comentario