lunes, 21 de marzo de 2016

La Mazorca Roja (Libreto)



LA MAZORCA ROJA



Zarzuela de costumbres andaluzas en un acto y tres cuadros.

Original de Francisco Tristán Larios.

Música de José Serrano.

Estrenada en el Teatro de la Zarzuela la noche del 8 de Mayo de 1902.


REPARTO (Estreno)

La Virgencita - Srta. Lázaro.

Mosita 1ª - Srta. Martínez.

Mosita 2ª - Srta. Astort.

Manuel - Sr. V. González.

Rafael - Sr. Guerra.

Juan - Sr. Arana.

Roque - Sr. Orejón.

Tío Briján - Sr. Rodríguez.

Tío Pedro - Sr. Mariner.

Don Cristóbal - Sr. Rubio.

Pepe- Sr. Sánchez.

Un Amolador - Sr. A. González.

Mosito 1º - Sr- Mardomingo.

Mosito 2º - Sr. Galerón.

Coro general

La acción en un pueblo de Andalucía

Derecha é izquierda, las del actor


ACTO UNICO


CUADRO PRIMERO

Cocina de cortijo andaluz. A la derecha, primer término, una puerta; en segundo, chimenea con campana; a la izquierda, primero y segundo, puertas; al foro portalón y a la izquierda foro, ventana. A la derecha, entre la puerta del foro y la chimenea, una mesa rústica y sobre ella un barreño y cucharas de palo. A la izquierda, entre la ventana y la puerta del foro, un banco de material adosado a la pared. Sillas acá y allá.


ESCENA PRIMERA

Virgencita y Juan.

Al levantarse el telón está la Virgencita sentada en el centro, partiendo pan sobre su delantal. Juan, en el fondo derecha, cosiendo un serón de pleita

JUAN
(Levantándose y acercándose a la Virgencita) ¿Migo?

VIRGENCITA
No, que te pués poné malo.

JUAN
¡Pasensia!

VIRGENCITA
Eso no quita pa que comas luego.

JUAN
¡La mano que miga me comía yo!

VIRGENCITA
Te se picarían las muela. (Observando que la mira fijamente) ¿Me vas a sacá el retrato?

JUAN
¿Ni quiés que te mire?

VIRGENCITA
[Pero si pones una cara e jué!...

JUAN
¡Es que estoy achicharrao!

VIRGENCITA
¿A la sombra?

JUAN
A la sombra. En medio er só me yevo tó er día, y tan fresco; pero ar lao tuyo... (Se acerca mucho)

VIRGENCITA
(Retirándolo un poco) Echate pa er lao.

JUAN
¡Si tú quisiera!...

VIRGENCITA
¿Darte un abanico?...

JUAN
¡Sí, jate la tonta! ¡Echa la comersasión pa otra cayejuela! ¡Me caso con er gayo! Milagrito que no m'has dicho toavía que soy mu bruto.

VIRGENCITA
¡Pero si estás más porfiao que un viajante; si siempre me dises lo mismo!

JUAN
Y tú a mí tamién lo mismo; que soy mu bruto. Verdá. Pero mu güeno. Ni fumo, ni juego, ni bebo; tó pa que vea que soy más güeno que er gayo.

VIRGENCITA
Ya lo sé, borne; ya lo sé.

JUAN
¡Y mi queré es más verdá!... Jase un año levantaba cuatro sacos e trigo; hoy no pueo con una espiga, porque tu queré m'ha puesto consumió y espiritao. Si fueas a mi chosa verías la guitarra yena é porvo, con las cuerdas engurruñás, que paesen fideos fino.

VIRGENCITA
Juaniyo, cose los serone...

JUAN
Y tú... tó te se güerven espresios y jachare aniguá e quererme. ¡Si fueas un home!...

VIRGENCITA
Pó no me querría.

JUAN
Si uno me dijera lo que tú me dise... ¡Me queaba dormío metiendo jierro!

VIRGENCITA
¡Meno jierro!

JUAN
¿Meno? Bien sabe tú que no hay quien me tosa. ¡Ni quien me estornúe!

VIRGENCITA
(Estornudando) ¡Josú, María y José!

JUAN
Y me he olio que le jases cara a Roque, er vendeó.

VIRGENCITA
Mar poenco ere, Juarniyo.

JUAN
Sí; porque er sabe esí las cosas flamenca que le enseñaron los jitano, y jasé comparansa e la bocá y los ojo y las narise e las mosita. ¡Porque tié más labia que yo!

VIRGENCITA
Juaniyo, cose los serone...

JUAN
¡A ese lo pico como un puro!

VIRGENCITA
¡Requiesca tin paise!

JUAN
O él a mí, que pa eso estamos los valiente.

VIRGENCITA
¿Me quiés dejá?

JUAN
¡Como siempre! Pa entro me voy, porque no pueo verte y... (Echándose a cuestas el serón y andando hacia la puerta primera derecha) ¡Mardita sea er gayo! ¡Me caso con el gayo! ¡Mardita sea er gayo! (Mutis. Virgencita, riendo, echa el pan en el barreño que está sobre la mesa)


ESCENA II

Virgencita. Por el foro Tío Pedro, Tío Briján y Pepe, que vienen del trabajo, y sueltan las herramientas en el banco.

TIO BRIJAN
No se quejará el amo de la faenita de hoy.

TIO PEDRO
¡Qué güeno es er descanso!

TIO BRIJAN
(Con tono sentencioso) Debía poné er gobierno er descanso dominica de tos los día. ¡Como en tiempo é los romano!

PEPE
(Que siempre estará junto al tío Briján mirándole admirado) ¡Vaya osté a contraesirle!

TIO PEDRO
(Enjugándose el sudor) ¡Cómo aprieta, camará!

TIO BRIJAN
Hoy se caen de los olivo los pájaros achicharrao.

TIO PEDRO
Dios te guarde, Vigensita.

VIRGENCITA
Bien veníos. ¿Y Manué?

TIO PEDRO
Trabajando.

VIRGENCITA
¿Toavía?

TIO PEDRO
Sí; no sé qué le pasa a ese muchacho.

TIO BRIJAN
La Vigensita lo sabe.

TIO PEDRO
Es un agonioso pa la faena: querrá darle coba al amo.

VIRGENCITA
No quié da coba, tío Pedro; tié un corasón e panale y paga er pan que se come.

TIO BRIJAN
Verdá; te lo merese tú sola. (Los hombres se sientan a comer)


ESCENA III

Dichos y Manuel.

Este entra y suelta su hoz. Virgencita le sale al encuentro.

(Música)

VIRGENCITA
¡Pero qué triste viene;
siempre lo mismo!
¡Que no puea alegrarte
ni mi cariño!...
Siempre estás a mi vera
tan apenao.

MANUEL
Estoy como ayé estaba,
jarto y cansao.

VIRGENCITA
¿Ves lo que yo te digo?
¡Trabajas tanto!...

MANUEL
Lo que a mí me cansa
no es trabaja mucho;
pero entro en mi casa
y ar mirarla tan sola y tan triste
no sé qué me pasa.
Si tú ayí estuvieras
aguardando, sentá en la ventana,
etrás é las rosa
de un rosá que tu mano regara,
este probe que tanto te quiere
nunca se cansara.

VIRGENCITA
Eso ar fin tiene que sé;
que yo contento te vea,
fija tu mirá en mis ojos
aunque otro plasé no tenga.
Si toitos los día por mó de tus cosas
me bases yorá,
me vi a poné fea, y ar verme la cara
me vas a orviá.
Toíta la vía, si fuera presiso,
te espero yo a ti;
er sielo se gana yorando en silensio,
teniendo pasiensia,
sabiendo sufrí.
Mientra, vete consolando
con sabé
que ni el ánge de tu guarda
rae gana a mí en tu queré.

MANUEL
Te miro y te creo
pero a sola si vieras qué negras
Las cosas que veo...
¡Si arguno a ti te quisiera,
no habé nasío
más le valiera!

VIRGENCITA
Y yo morirme quisiera
ante que en otro
pensá siquiera.
No te dé cuidao,
que a la vera mía
felí será,
y mis ojos negro
mientras mirá puean,
te mirarán;
y toas las tarde
detrás el rosá,
mirando pa er campo
te habrán de esperá.

MANUEL
Disiendo esas cosa
yega tan aentro
tu durse vo,
que en el pecho sarta
loquito e alegría
mi corasón.
Me paese está viendo
detrás el rosá,
tus ojos mirando
por onde he de entrá.

VIRGENCITA
Y en nuestra casita
limpia como el oro,
Manué, verá,
¡qué en er mundo nadie
ha sentío tan cerca
la felisiá!

MANUEL
¡Nena!

VIRGENCITA
¡Manué!

MANUEL
¿Cuándo?

VIRGENCITA
¿Será?

(Hablado)

TIO PEDRO
(Levantándose seguido de los otros dos) ¿Pero Maoliyo, no come?

MANUEL
Ya voy. (Se sienta a la mesa. Tío Pedro, tío Briján y Pepe sacan la petaca de la faja y lían y encienden un cigarrillo)

TIO PEDRO
(A Manuel) ¿Quiés poné otra cara? Desde que eres novio e la Vigensita no hay quien te aguante: otro en tu lugá bailaría más que un trompo sin coroniya.

TIO BRIJAN
Es que no pué casarse; si fuea suyo toavía er sercao, verías como bailaba.

TIO PEDRO
Oye, tú, sabelotó, el amo se queó con er sercao de é.ste en justisia; y demasiao güeno es.

MANUEL
¿Se ha quejao arguien? Ya sé que me esperó seis mese, luego se lo yevó; era suyo; estamos en pá.

VIRGENCITA
Se lo yevó porque no estaba aquí er señorito Rafaé, que si está... ¡cuarquier día!

TIO BRIJAN
Ar señorito tengo yo que peirle una cosa.

VIRGENCITA
No se apure usté, que hoy viene y no es capá de ve miseria sin remediarla al istante.

TIO BRIJAN
Hija, no me atrevo a hablarle.

MANUEL
Yo vendré con usté.

TIO BRIJAN
¡Y verá usté si es güeno!

TIO PEDRO
(Con malicia) Paese que quiés mucho ar señorito.

VIRGENCITA
Ya lo creo; nos hemos criao juntos, como dos hermanos.

MANUEL
(¡Lo quié mucho!)

VIRGENCITA
Luego... cosas que no se orvían nunca.

TIO PEDRO
(Con indiferencia) ¡Güeno! ¡güeno!

TIO BRIJAN
(A Pedro) Quien mira las cosa solo por fuera, no pué ve lo que las cosa tién drentro de las mismas cosa.

PEPE
¡Vaya osté a contraersirle!

TIO PEDRO
(A la Virgencita) Tú, dirle a doña Dolore que hemos acabao su jasa.

VIRGENCITA
Está en la ermita.

TIO PEDRO
Lo siento, porque tengo curiosiá de ve el leíalo que nos prometió.

VIRGENCITA
Un libro de morá con estampa; me lo ha enseñao.

MANUEL
Eso nos estaba hasiendo farta, home; un libro e morá con estampita.

TIO BRIJAN
Po ya verás lo que el amo nos regala.

MANUEL
(Levantándose y haciendo su cigarrillo) un vaso e vino.

TIO PEDRO
Argo es argo.

TIO BRIJAN
Menos má. La morá es pa arreglá la familia y er vino pa el estómago; tós no tenemos familia y estómago sí; por eso es mejó er vino que la morá.

PEPE
(Llevándose las manos a la cabeza) ¡Josú!

TIO PEDRO
¿Ya empiesan otra vé las mormurasione?

MANUEL
Si naide mormura; sabemos e sobra que la suerte es custión de sino, custión de nasensia.

TIO BRIJAN
¡Que tiés rasón, muchacho! Si hubiéamos nasío pa obispo, estaríamos vestios e colórao en unos siyones mu arto.

PEPE
(En el colmo del entusiasmo) ¡Vaya osté a contraesirle!


ESCENA IV

Dichos y Don Cristóbal.

DON CRISTOBAL
(En la puerta del foro) A vé, uno que tenga er cabayo. (Sale Pepe) ¿Hay noveá?

TIO PEDRO
Ninguna, nostramo.

DON CRISTOBAL
Tú, Manué (Dándole una carta) pa er secretario e Romerale. Mañana te monta en er Lusero y aprieta, que es presiso que a la noche estés aquí.

MANUEL
Sí, señó.

DON CRISTOBAL
¿Y la señorita?

VIRGENCITA
En er pueblo.

TIO PEDRO
¿Ha yegao er señorito Rafaé?

DON CRISTOBAL
¡Maldito tragín! ya no me acordaba. Esta tarde viene. (Llega al foro y se dirige a Manuel) Que no se te orvie. (Mutis)


ESCENA V

Dichos menos Don Cristóbal. Pepe vuelve a escena.

TIO PEDRO
Ustede jablan mar del amo porque no habéis conosío otro: preguntarle ar tío Chinita.

VIRGENCITA
¿Qué le pasó?

TIO PEDRO
Que su amo le robó la novia; se la yevó a la grupa e la jaca, elante e tó er mundo.

PEPE
(Abstraído) ¡Como en tiempo e los romano!

TIO BRIJAN
¡Lo que paesió aquel hombre!...

TIO PEDRO
No fue mucho, porque el amo le regaló una viña.

MANUEL
(¡Lo compraron!)

PEPE
Yo... amo y tó... me paese que... vamos, que...

TIO BRIJAN
¡Acaba, home!

PEPE
¡Digo que... e... eso! Ya se me orvió.


ESCENA VI

Dichos y Amolador pregonando desde fuera.

AMOLADOR
¡E1 amolaó!...

(Música)

AMOLADOR
(Entrando con su máquina a cuestas)
Afilá tijera, cuchiyo y navaja.

TIO BRIJAN
(Hablado con música. A Manuel) ¿Y a ti qué te ha paesío la historia?

MANUEL
¡A mí! (Dando su navaja al Amolador) ¡Afílala!

(Cantando)

Afílala bien, compare,
que la mejón compañera
de un hombre bravo y sufrió
es una navaja güeña.

VIRGENCITA
No es mesté que seas bravo
pa que yo te quiera.

MANUEL
Mira, Vigensita
si er probé Chinita,
ar ve que su novia tan mar le pagaba,
hubiera tenío
una navaja como esta
y un corasón como er mío,
tan duro y tan bien templao,
ni el amo se hubiá reío,
ni Chinita hubiá yorao.

AMOLADOR
(Afilando la navaja de Manuel)
Er Surtán de Arjaraba Arjalucha
siempre yeva en los pie las babucha:
pero en cambio a la Surtana,
de no yevarlas le ha dao la gana.
Ar Surtán esta cosa le inquieta,
si estará la Surtana chaleta;
y a un dortó de aquí
fue y se lo yevó
y lo consurtó.
La Surtana decía,
¡ja, ma, la, já!
y er Sultán añadía
¡ma, ja, la, má!
y er dortó no entendía
de aqueyo na.
Y por fin se aburrió una mañana,
y otra vé se gorvió pa Triana,
porque vio lo que tié la Surtana.
Lo que tié la Surtana
es que no tié na.
Si no sale, tú dale que dale
y verá cómo ar fin eya sale;
porque no es mesté n as sensia
que malas purgas y mucha pasensia.
Si te planta en la reja, la deja,
y otra noche te güerve a la reja
y a la tragalá
te ha de hasé er favó
por amolaó:
y tú amuela, que amuela,
sin descansá,
que er cariño se cuela
por machacá;
y verás que canela
viene detrá.
Si te achanta eres hombre perdió,
vale más que te tires ar río,
tó es custión de amolá con sentío.
Que tó está conseguío
con amolá.

(Hablado)

¡Y briya poco! Ya está.

MANUEL
(Guardando la navaja) A la faja,

(Cantado)

Con tu queré y mi navaja
a naide le envidio na. (Mutis Amolador)

AMOLADOR
(Pregonando)
Afilá tijera, cuchiyo y navaja.


ESCENA VII

Dichos menos el Amolador.

(Hablado)

TIO PEDRO
Me paese que ya es hora de gorvé ar trabajo.

MANUEL
Vamo, (Tío Pedro y Pepe cogen las herramientas)

TIO BRIJAN
(A la Virgencita) ¿Cuándo caeiá po aquí er señorito?

VIRGENCITA
A las sinco y media.

TIO BRIJAN
(A Manuel) ¿Lo oye?

MANUEL
Sí; vendremo cuando er fó señale las bardas. Hasta luego, Vigensita.

VIRGENCITA
Adiós, Manué.

PEPE
(Al salir, a tío Briján) Diga osté, ¿cómo era en tiempo e los romano?

TIO BRIJAN
¡Déjame a mí e romano! (Mutis todos foro menos la Virgencita: Manuel vuelve la cara al salir y la Virgencita le saluda con la mano)


ESCENA VIII

Virgencita y Roque que entra con una cesta en la que se supone que lleva frutas.

ROQUE
Por poco me las estruja er tío Briján, que paese que va siego. No lo he desafiao por que es un hombre de edá; si no, le digo las cuatro verdaes y aluego... lo señalo.

VIRGENCITA
¿Qué traes ahí?

ROQUE
Siruela, y mansana, que son durses e la confituría; no las hay más güeñas en er mundo. ¡Son de los propios ángele!

VIRGENCITA
Grasia, Roque.

ROQUE
Que t'aprovechen; por mi gusto, oro fino. Pa las mujere como tú tengo yo... ¡Olé las serranas insorrocutible!

VIRGENCITA
¡No me diga esas cosa, caramba!

ROQUE
Pero si es un requiebro la má e fino. Lo que pasa es que tú no sabe lo que quié desí.

VIRGENCITA
Miá que me las guiyo.

ROQUE
Güeno, me cayo. No tengo yo la curpa de está chiflaíto por ti. Si no viera esos labio, que paesen moras negra, esos ojo como mansana, y esas mansana como man... ¿Ve? Me jise un lío po arda ligero. Los ojo como mora, los labios como seresa y los carriyos como mansana. Ahí está; moras, mansanas y seresa.

VIRGENCITA
Eso es un pregón.

ROQUE
Eso e la verdá que me se sale por la boca. Mare é mi arma, ¿cuándo querrá Dió der sielo que tu ropa y la mía se guarden en er mesmo cajón sito?

VIRGENCITA
¿Y si no cabe?

ROQUE
¡La apretamo!

VIRGENCITA
T'he dicho que me voy.

ROQUE
Miá, Vigensita, que yo sé que Juaniyo te camela... ¡y a ese malange!...

VIRGENCITA
¡Quítate, home!...

ROQUE
Como le digas que sí... ¡Dió lo haiga perdonao!

VIRGENCITA
¡Amén!

ROQUE
Enterarme yo de que te píe la conmersasión y pintarle un jabeque en la cara, tó va a sé seguío.

VIRGENCITA
Has lo que quiera. (Entra Juan por donde salió con el serón a cuestas, y se para al verlos. Roque detiene a la Virgencita, que intenta irse)

ROQUE
Güeno; ¿y cuándo me vas a queré?

VIRGENCITA
Vamos... ¡que tú tiés er sentío sirviendo al Rey!... (Mutis primera izquierda)

ROQUE
(Siguiéndola hasta la puerta ) ¡Olé las Serranas samalacatruqui!... ¡Bendita sea la!...


ESCENA IX

Roque y Juan.

JUAN
(Dejando el serón en el suelo, junto a Roque, y dando a éste en el hombro) Oye, oye, oye... A esa mu]é que s'ha dio no le güerves tú a esí salamá... salamacá... sa... ¡eso que l'has dicho!

ROQUE
¿Eres tú por causoliá su pare, su hermano ó su tío?

JUAN
Yo no, ni farta que me jase.

ROQUE
Po entonse le goi veré a esí samalacatruqui y dóminum vorbiscum, si me dala gana.

JUAN
¿Gorbiscum?

ROQUE
¡Y dóminu!

JUAN
¿Estás tú mu sierto?

ROQUE
¡Como que es de día!

JUAN
Po vence pa fuera, y vamos a cortarno la cabesa en un momento.

ROQUE
Me paese regulá; pero ante es mesté ponernos bien con Dio. (Pausa) Y que yo tengo que jasé mañana...

JUAN
Po pasao.

ROQUE
Pasao.

JUAN
Ahí, en la mesma puerta.

ROQUE
En la mesma puerta.

JUAN
A la caía la tarde, ante er deshojao.

ROQUE
Primero se junde una estreya que yo farte.

JUAN
¡Y no digas ná!

ROQUE
Escudia. Adió.

JUAN
(Alargándole la mano) La mano.

ROQUE
(Estrechándola) La mano.

JUAN
¿Palabra?

ROQUE
¡Palabra!

JUAN
Hasta pasao mañana.

ROQUE
(En la puerta del foro) ¡Le vi a dá un puñalón en la barriga!...

JUAN
¡A vé si e verdá!

ROQUE
(Que ha salido, al pasar por la ventana) ¡Eh! Vorbiscum!

(Desaparece izquierda)

JUAN
(Echándose a cuestas el serón y marchando foro derecha) ¡Mardita sea er gayo! ¡Me caso con er gayo! (En la puerta) ¡Gorbisco! ¡Yo te daré gorbisco!


ESCENA X

Rafael, Virgencita y al final Manuel, Tío Briján, Pedro y Pepe.

RAFAEL
Entra por el foro y mira a todos lados) Nadie; siempre nadie. Y yo, aquí, solo en esta casa destartalada, que se me cae encima.

VIRGENCITA
(Entrando por donde salió) ¡Rafaé!

RAFAEL
(Sorprendido) ¡Ah! ¡Es Rosariyo! Ven, chiquiya. Creí que estaba más solo. ¿Y mi hermana? ¿Y mi tía?

VIRGENCITA
Se han dío.

RAFAEL
¿Y mi padre? ¡Nadie me esperaba!

VIRGENCITA
Están tos mu ocupaos.

RAFAEL
Es falta de cariño. A mí no me quiere nadie.

VIRGENCITA
No, señorito; po lo meno yo lo quiero a usté... Es desí, tanto como querelo... pero una le tiene cariño a las persona... y... La verdá, desde esta mañana estoy preguntando si iban a la estasión.

RAFAEL
Hay mucho polvo en el camino.

VIRGENCITA
Vamos, que no está bien hecho lo que hasen con usté. ¡Si viviera lo señorita Amalia!

RAFAEL
Déjalo, mujer; esas tristesas son para mí solo.

VIRGENCITA
Y despué der tiempo que ha estao usté por ahí, estudia que estudia, como un negro, por gusto y sin nesesiá, pa calentarse la cabesa. Y aluego solo; ¡qué aburrió debe sé está solo!

RAFAEL
¡Si tú supieras!

VIRGENCITA
Sin que naide le cuide, ni le pregunte qué tié cuando está apenao... sin vé su familia, ni su campo, ni su casa... ¡Ah! He puesto la arcoba de usté como le gustaba a la señorita Amalia: con su romero y su ramo de violetas mu fresquita. Y he llevao también la guitarra, y aquellos libro raro que usté leía toas las tarde.

RAFAEL
Gracias, Rosariyo. Parece que alguien te dice al oído mi pensamiento.

VIRGENCITA
Y pesao mañana es er deshojao en er patio er cortijo.

RAFAEL
¿Será como antes?

VIRGENCITA
Mejó; hay coplas nuevas, y la má de muchachos quien encontrá la Masorca roja pa abrasá a la muchacha que le gusta.

RAFAEL
Pues yo la encontraré, ¡y verás tú a quién abraso!

VIRGENCITA
¡A la que usté quiera!

RAFAEL
Sólo de oírte ya estoy contento. Desearía que lo estuvieran todos.

VIRGENCITA
¿Ve usté? Eso mismo desía yo hase un rato de está aquí er señorito Rafaé, ¿se hubiean queao sin su tierresita tantos infelise?

RAFAEL
Ninguno. ¿Sigue mi padre?...

VIRGENCITA
Sigue. ¿S'acuerda usté e Manué?

RAFAEL
El moso más noble y más trabajador de mi cuadriya.

VIRGENCITA
¡Ese! Po ha perdió er sercao, que era toa su hasienda.

RAFAEL
¿Mi padre?... ¡Lo de siempre!...

VIRGENCITA
Sí, señorito. Y ahora, cuando er probé iba a casarse con una mujé, que s'alegra sólo de oírlo menta...

RAFAEL
¿Es guapa?

VIRGENCITA
Regularsiya.

RAFAEL
Dile a Manuel que cuente con su cercao.

VIRGENCITA
¡Ay, señorito de mi arma! Tié usté er mismo corasón de la señorita Amalia.

RAFAEL
¡Mi madre! ¿Te acuerdas de eya?

VIRGENCITA
Le reso toas las noche a la pá que a la mía

RAFAEL
¿A que no recuerdas lo que nos cantaba para asustarnos y dormirnos?

VIRGENCITA
¿Que no lo recuerdo?

RAFAEL
En el silencio de la noche sonaba la canción.

VIRGENCITA
¡Disiendo!

RAFAEL
¡Diciendo!

VIRGENCITA
Me paese... verá usté.

(Música)

VIRGENCITA
Duerme, niño, en mis braso
que viene er bú;
¡nana!
Resa y vela tu mare
duérmete tú;
¡nana!
Canta er mochuelo,
sirban los buos,
muere la lú.
Mientra yo velo,
nenito mío,
duérmete tú.
Er viento yama,
vendrá por ti;
si estás despierto
te va a sentí;
¡nana!
En la torre la lechusa
sus alas agita,
yamando a las bruja
y genios der má,
que vuelan, se juntan,
y cantan a coro
cansión inferná.
Se ven en las trocha
temblores de luse
que alumbran los campo
y tiñen las cruse:
¡nana!
fíe va la lu;
¡nana!
Duerme, niño chiquito,
que viene er bú;
¡nana!
Y mientras a los cielo
mi reso va,
á peí pa mi nene
felisiá
¡Nana!

(Al terminar la nana, Rafael, que se ha acercado poco a poco a la Virgencita, la abraza cariñosamente. En este momento el Tío Pedro entra por la puerta del foro seguido del Tío Briján, Pepe y Manuel, y se detiene sorprendido)

(Hablado)

MANUEL
(Echando mano a la faja) ¡Mala jembra!

TIO PEDRO
(Sujetándole, ayudado por los otros) ¡Manué!

MANUEL
(Forcejeando ) ¡Dejarme! (Todo muy rápido)


(MUTACION)


CUADRO SEGUNDO

Telón en segundo término; a la izquierda puerta falsa del cortijo: foro campiña.


ESCENA PRIMERA

Manuel, Tío Briján y Pepe.

TIO BRIJAN
(Que sale del cortijo seguido de Pepe, a Manuel que entra por el lado contrario) Oye, Manué: he venío hase dos hora pa hablá con er señorito y... (Reparando en Pepe, que, como siempre, le mira embobado) ¿Pero te quiés dir, permaso? ¡que siempre te tengo pegao como una sanguisuela!...

PEPE
(Muy apesadumbrado) ¡Una ve que uno iba a hablá!... (Llega a la puerta del cortijo y allí se queda)

TIO BRIJAN
Pó no le he dicho na, me da vergüensa.

MANUEL
¿Y qué quié usté que yo le jaga?

TIO BRIJAN
A ti te quié mucho; si ayá en vé de juí como un loco, cuando lo vite con la Vigensita, le hubiás jablao... Yo no abrí la boca porque me atortelé. ¡Poco que se han reío conmigo!

MANUEL
¿Quién?

TIO BRIJAN
Tó er pueblo.

MANUEL
Pero, ¿usté ha contao?...

TIO BRIJAN
Sí.

MANUEL
¿Y que er señorito y la Vigensita?...

TIO BRIJAN
¡Ya lo creo! Pero, Maoliyo, ¿qué te pasa?

MANUEL
¡Que la rabia me ajoga!

TIO BRIJAN
¡Muchacho!

MANUEL
No se reían de usté; ¡se reían, se ríen de mí!

TIO BRIJAN
¡Qué figurasione!

MANUEL
Por eso me mandaron a Romerale, pa que no estorbara en er deshojao; ¡por eso aqueya mujé me cantó la copla camino la fuente!

TIO BRIJAN
Te digo...

MANUEL
¿Y quié usté que yo pía ar señorito?...

TIO BRIJAN
¿De manera que no hay remedio? ¿De manera que me echarán de la casa?

MANUEL
Hoy a usté, mañana a raí.

TIO BRIJAN
(Andando hacia el cortijo) Pasensía. Cuando Dios lo quiere... ¡Tanto sabé pa esto! (Mutis)

PEPE
¡Entrando en el cortijo, detrás de tío Briján! ¡Como en tiempo los romano!

MANUEL
¡Probé tío Briján!


ESCENA II

Manuel, y a poco Tío Pedro, Mositos, Mositas y Coro general.

(Música)

MANUEL
Quiero jamarla y no pueo,
tengo mieo.
A ná en er mundo temí
y ahora me pongo a temblá
y siento en mis ojo
la gana e yorá.

CORO
(Dentro)
Ya er gorrión esconde
la cabesita
debajo el ala;
ya la orasión bendita
da la campana;
orviemos los pesare
y las duca de tóos los día,
que ensiendan los cantares
nuestra alegría.

MANUEL
M'ha tirao mi cariño
como un niño,
a los pie de esa mujé,
y ahora que quiero juí,
la rabia y los selo
me amarran aquí.

HMONRES
¡Chito!

MUJERES
En asecho,
¿sabrá lo que ha jecho
su novia der cariño que juró?

HOMBRES
Cayá, mormuraoras,
que mormuráis de tó.

MANUEL
M'han dicho que por las era,
tos han visto a esa mujé,
mu juntita ar señorito
Rafaé,
bebiendo en sus ojo la lú de la tarde,
riendo con é.

CORO
Ya se lo han contao tó;
mira en su cara la rabia,
mira en su cara erfuró.

MANUEL
Mientra yo iba a caballo
por esos mundos e Dió,
tragándome er porvo,
tostándome er só,
mi novia en la era
junto a Rafaé,
bebiendo en sus ojo la lú de la tarde,
reía con é.

CORO
La hería está abierta,
que ha sío una hería
jornagueá;
pero otro cariño
cuando pase er tiempo
la serrará.

MANUEL
Quiero yamarla, etc.

CORO
(Entrando en el cortijo)
Ya el gorrión, etc.

(Vase el Coro menos cuatro Mositos y dos Mositas)

(Hablado)

TIO PEDRO
Te hasíamos camino e Romerale.

MANUEL
M'encontré en la verea al arguasí de ayá y le di los papele.

MOSITA 1ª
(Más le valía habé seguío pa Romerale)

TIO PEDRO
¿Vienes ar deshojao?

MANUEL
Despué. (Dirigiéndose, amenazador, a un grupo donde ha sonado una carcajada) ¿De qué se ríen ustede?

MOSITO 1º
No es por ti; no es por ná, ¡mírala! (Hace cruces con la mano)

TIO PEDRO
(Interponiéndose) Vamo, Manué, que no diga yo...

MOSITA 2ª
(¡Josú! Da mieo esa cara)

VARIOS
Adió. Hasta luego. Dios te guarde. (Entran en el cortijo, menos Manuel, que queda en el centro de la escena)


ESCENA III

Manuel y Virgencita.

VIRGENCITA
(Desde la puerta del cortijo, muy cariñosa) Venga usté acá, so picaro, tengo que echarle una riña. (Avanza hacia Manuel) Sí, no me mire, Una riña mu grande. ¿Cómo se entiende? A desirme ahora mismo a quién ha tenío usté que ve ante que a mí. (Pausa) ¿No me contesta usté? Güeno. Paso porque es la primera, pero, a la segunda... Ya están hecha las amistaes. (Acariciándole) ¿Quiere? (pausa) ¿Pero t'han dao cayaeras, home?

MANUEL
(Con ironía) ¿Paese que estás mu alegre?

VIRGENCITA
¡Pos do que no! Eso de que tú anduviera por esos campo mientras nosotro nos divertíamo...

MANUEL
sabes si tós se alegran?

VIRGENCITA
Mira, yo sé que quieo tenerte mu serca y na má.

MANUEL
¿A mí solo?

VIRGENCITA
¿Po a quién?

MANUEL
¿Quiés que te regale el oído?

VIRGENCITA
¡Si no me entero! Que estás más pesao...

MANUEL
¡Siempre m'has entendió ante de abrí la boca; esta tarde no tiés er sentío tan claro.

VIRGENCITA
¡Pero qué manera de hablá, y qué cara! Paese que vienes de argún entierro. Tú estás enfadao.

MANUEL
Más de lo que a ti te paese.

VIRGENCITA
¿Por causa mía?

MANUEL
¡Por causa tuya!

VIRGENCITA
M'alegro; eso es señá que me quiere. Si no, no te enfadarías. Y yo quiero que me quieras mucho, como yo a ti.

MANUEL
¿Me quiés mucho?

VIRGENCITA
¡Vaya una pregunta!

MANUEL
Po esta noche lo tiés que desí elante to er mundo; cuando esté elante don Cristoba; cuando esté elante er señorito Rafaé.

VIRGENCITA
¡Miá que capricho! ¡Como si eso le importara a eyos argo!

MANUEL
Pero me importa a mí.

VIRGENCITA
Ya lo sabrán sin que yo se lo diga, home.

MANUEL
¿No lo dirás?

VIRGENCITA
Cuidao con er gusto de sacarme los colore a la cara. ¡Digo! ¡Y poquita gente que hay ya dentro!

MANUEL
¡Es que quieo yo que lo digas!

VIRGENCITA
Güeno, lo diré; pero no te pongas así, que me da pena; nunca m'has hablao como esta tarde.

MANUEL
Ni la gente ha jablao lo que jabla ahora.

VIRGENCITA
¿Qué habla la gente?

MANUEL
No sé cómo esirlo.

VIRGENCITA
Dírmelo claro, que de mí no pué hablá nadie.

MANUEL
Po disen...

VIRGENCITA
Paese que tiés tú más mieo de hablá que yo de escucharte.

MANUEL
Disen que Rafaé te mira con güenos ojo.

VIRGENCITA
¿Y na má?

MANUEL
Y que tú estás más alegre desde que vino.

VIRGENCITA
Sigue.

MANUEL
Y que te sabe a gloria lo que te dise al oído.

VIRGENCITA
¡Manué, por Dió!

MANUEL
¿No quiés que siga? Disen que tú le jases cara, porque has pensao en pañolones e Manila y vestíos e sea.

VIRGENCITA
¿Y tú crees eso?

MANUEL
To er mundo lo dise.

VIRGENCITA
¿Pero tú lo crees?

MANUEL
¡Pregúntale a mis ojos y eyos te dirán lo que vieron!

VIRGENCITA
¡Tú quiés jaserme yorá! ¡Paese mentira! ¿Lo ve? ¡Ya se me saltaron las lágrima! (Va a enjugárselas)

MANUEL
(Sujetándole la mano) Déjalas; déjalas que te caigan en los labio y dirmé er gusto que tienen. Las que echaron mis ojo, cuando te vieron con er señorito, eran más amarga que la retama.

VIRGENCITA
¡Por la Vigen de las Nieve!

MANUEL
¡No yore; si jases bien! ¿Qué vas a saca si te casas con un probé?

VIRGENCITA
¡Sí, martirísame más; y aluego dises que me quiere!

MANUEL
¿Que si te quiero?

VIRGENCITA
Po entonse... Escucha, Manué, la gente s'ha equivocao. To mi cariño es pa ti; lo que siento... es no poé quererte más; y er señorito aunque estuviera loco por mí... tú no conoses ar señorito, cuando piensas una cosa mala. ¡Mía si é güeno que ha pagao a su pare lo que tú le debe y er sercao es tuyo otra ve!

MANUEL
¿Y quién se lo ha pedio?

VIRGENCITA
¡Yo!

MANUEL
¿Tú?

VIRGENCITA
¡Yo!

MANUEL
¡Quieren comprarme! ¡Como ar tío Chinita!

VIRGENCITA
¡Manué, por Dió! (Acariciándole)

MANUEL
(Estrujándose las manos) ¡Y tú has jecho er trato! ¡Tú, que me paesías la Vigen der Carmen! ¡Tú! ¡¡Tú!! (La Virgencita da un grito. Sale Rafael del cortijo)


ESCENA IV

Dichos y Rafael.

RAFAEL
¿Qué es eso? ¿Por qué gritas?

VIRGENCITA
(Arreglándose el pelo para que Rafael no le vea la cara) ¿Le ha gustao a usté?

RAFAEL
¿Que si me ha gustao?

VIRGENCITA
Si, señó; la toná nueva que anda por pueblo; es lo que estaba tatareando.

RAFAEL
Creí que era un grito de doló.

VIRGENCITA
¡De doló! ¡Digo! ¡quite usté! ¡Pó si estoy más contenta!... (vuelve la cara y se enjuga las lágrimas)

RAFAEL
Grasias a Dios que te veo, Manué. Venga un abraso; vamos, sin cortedá.

MANUEL
(Dejándose abrazar) (¡Esto hombre era güeno!)

RAFAEL
Anda, Virgensita, que están esperando; y tú también. Oye, ¿si encuentras la Mazorca roja qué mosita abrazarás?

MANUEL
No lo sé toa vía.

VIRGENCITA
(¡Yo si lo sé!)

RAFAEL
(Señalando a la Virgencita) ¿Pero estás siego? (Mutis por el cortijo)

VIRGENCITA
(A Manuel) ¿No fartará? (Manuel, sin contestarle, sale por la derecha: la Virgencita, después de verle ir, entra en el cortijo)


ESCENA V

Juan y Roque.

ROQUE
(Desde dentro) Adió, Manué. (Salen Roque y Juan por la derecha uno detrás del otro, y a grandes pasos van hasta la izquierda) ¡Grasia a Dió que hemos yegao! ¿Te confesate?

JUAN
No.

ROQUE
¿Tiés gusto morí en pecao?

JUAN
Yo confieso por Pascua Floria ó ante si se espera peligro é muerte, que aquí no hay caso, y na má.

ROQUE
(Sacando su navaja) Güeno; saca la navaja. En cuanto me presine nos matamo.

JUAN
(Sacando su navaja) (¿Aonde pensará tirarme la primera puñalá?)

ROQUE
(Persignándose) La primera en la frente.

JUAN
¡Sarvaje!

ROQUE
La segunda en la boca; la tersera en er pecho...

JUAN
¡La tersera la aguanta er verbo!

ROQUE
Ea, ya está.

JUAN
Cuando quiera. (Se ponen las chaquetas al brazo y se preparan para acometerse)

ROQUE
Aspérate, aspérate un poquito, que pa matarnos siempre hay tiempo. (Vuelven a prepararse, y en vez de acometerse, ambos saltan hacia atrás) ¿Son iguale? (Por las navajas)

JUAN
(Midiéndolas) Iguale.

ROQUE
Po endiña.

JUAN
¡Arría sin compasión!

ROQUE
(Que se resbala) ¡Eh, ch! Aguárdate una mijita.

JUAN
¿Qué te pasa?

ROQUE
Vi a peirte un favó.

JUAN
¡Pie, que a los moribundo ná se le niega!

ROQUE
En la taberna er Cojo, me comí hase un rata con dos botella é vino, tres platos asín de caracoles picante.

JUAN
¿Tres platos?

ROQUE
Tres.

JUAN
Te va a da un cólico.

ROQUE
Lo dejé ar fiao; si me mata, págalo tú.

JUAN
Güeno; lo pagaré en cuanto te deje enterrao.

ROQUE
¡A matarno!

JUAN
¡A matarno! (Se acometen)

ROQUE
¿Sabe lo que estoy pensando?

JUAN
Dirlo.

ROQUE
Que es una babieca matarnos por la Vigensita. (Guardando la navaja)

JUAN
¡Que no te se orvíe! (Guardándola también)

ROQUE
¿Y si aluego resurta que no mos quié ni a ti ni a mí?

JUAN
Y que muerto no mos pué queré.

ROQUE
Lo mejó es preguntárselo y matarno si quié a arguno.

JUAN
Mu bien pensao.

ROQUE
Por más que yo sé lo que va a contesta.

JUAN
Y yo; ¡miá éste!

ROQUE
Que me quié a mí.

JUAN
¡A mí!

ROQUE
¡A mí!

JUAN
(Sacando la navaja) ¡Te abraso las entraña!

ROQUE
(Abriendo la suya) ¡Te abro en caná (Se acometen con más furia que nunca. Llevándose las dos manos al vientre) ¡Ay! ¡Ay!

JUAN
(Horrorizado, tirando la navaja y sacudiéndose la mano) ¡María Santísima ¡Lo partí por medio! (Tira la navaja y la chaqueta y huye por la derecha)

ROQUE
(Con acento dolorido) ¡Los caracole! ¡Los caracole! (Coge la chaqueta y la navaja de Juan y sale despacio, con una chaqueta en cada mano)


(MUTACION)


CUADRO TERCERO

Telón a todo foro. Patio del cortijo: al fondo, la puerta del corral; a la derecha, la de las habitaciones; a la izquierda, en término medio y pegado a la pared, un pozo de brocal redondo y cubierto de macetas. Junto al pozo, del lado del público, una pileta con una cubeta dentro; entre la pared y el brocal, el tronco de una parra que extiende sus hojas sobre un alambrado que cubre el centro del patio; colgados del emparrado varios candiles y debajo montones de mazorcas. A ambos lados de la puerta del foro, varias jaulas pequeñas colgadas en la pared, entre tiestos de albahaca; en el fondo, como a una vara de la pared, un; tonel en pie y a su lado una jarra de latón; aquí y allí sacos y avíos de labranza.


ESCENA PRIMERA

Rafael y Virgencita, Tío Pedro, Tío Briján, Pepe, Mositas 1ª y 2ª, Mositos 1º y 2º y Coro General.

Están todos sentados en el suela y en banquetas rústicas junto a las mazorcas, formando semicírculo en el extremo de la derecha. Virgencita a la derecha de Rafael; a continuación Tío Pedro, Mosita 2ª, Mosito 1º, Tío Briján, Pepe, Mosita 3ª y Mosito 1º.

(Música)

MUJERES
Ande la mano lista
y el ojo alerta,
que la masorca roja
debe está serca.
Si er mosito que la jaye
a esta mosa la quiere abrasá
que no apriete, porque estoy mu endeble
y me pué lastimá.

HOMBRES
Niña, como encuentre mangue
la masorca colorá,
del abraso que te doy
mientras qu'estés viva
te tiés que acordá.

TIO PEDRO
(Hablado)
¿No hay quien se cante una cosita
por lo jondo?

Coro
(Cantado)
Que cante Margarita
que es la que tiene
quina guardá;
veréis que seguiriya,
que soleá.

HOMBRES
Venga pronto esa copla,
mare e mi arma,
que en er corro hay arguno
que está eseando
de contestarla.

MOSITA 1ª
¡Ay! ¡Ay! (Templándose)

MOSITO 2º
(Hablado)
¡Y que no sabe templarse la cintura!

MOSITA 1ª
(Cantado)
Compañero de mi arma,
tu mare no me quié a mí.
Tu mare quiere una reina,
que la busque por ahí.

(Hablado)

MOSITO 2º
Dicho.

TIO PEDRO
¡Ay que le'haiga picao esa!

MOSITA 2ª
¡Anda ahí, con fatigas!

MOSITO 1º
¡Déjate, que hay cuerda pa rato!

MOSITA 2ª
¡Embustero! ¡Lioso! ¡Malange!

MOSITO 1º
¡Aquí está! (Sacando una mazorca roja)

TIO PEDRO
¿A quién abrasa? (Varios se ponen en pie)

MOSITO 1º
A esa.

MOSITA 1ª
Me paese que no. (Se levanta)

MOSITO 1º
¿Cómo que no? (Quiere abrazarla y la Mosita huye)

MOSITO 2º
¡Eso es fuyería!

MOSITA 2ª
¡Corre, Margarita!

MOSITO 2º
¡Eso no vale!

MOSITA 2ª
¡Da la güerta, juye!

MOSITO 1º
(Sujetando a la Mosita 1ª) ¡No te escapa!

MOSITA 1ª
¡Suerta!

MOSITO 1º
¡Pero si yo te quieo mucho!

MOSITA 1ª
¡De verdá!

MOSITO 1º
¡Por la salú e mi mare!

MOSITA 1ª
¿Sí? ¡po aprieta, hijo! (Se coloca la Mosita  donde estaba 1ª el Mosito 1º y él a su lado, quedando la banqueta de la Mosita 1ª libre para cuando salga Manuel)

TIO PEDRO
(Al Mosito 1º) ¿Ya no tiene que di tu mare por la reina?

MOSITO 1º
¡Cá! ¡home! La reina ha venío.

TIO PEDRO
¡Po a busca la otra masorca!

PEPE
Ahora me toca a mí. (Cantando muy desafinado)
En el río de amore
nada una dama.

TIO BRIJAN
(Tapándole la boca) ¡Caya, bárbaro, que no traemos
paragua!

CORO
(Cantado)
Ande la mano lista, etc., etc.

MANUEL
(Hablado)
A la pa e Dió, señore.

MOSITO 1º
Ya está aquí er mejó cantaó der contorno.

RAFAEL
Venga tu copla, Maoliyo.

MANUEL
Güeno, si ustés se empeñan...

MOSITA 3ª
No fartará quien conteste.

MOSITA 2ª
Y quien conteste ar pelo.

MANUEL
(Se sienta en la banqueta que deja libre la Mosita 1ª
(Cantado)
No siento en er mundo má
que tengas tan güen sonío
siendo de tan mar meta.

MOSITA 2ª
(Hablado)
¡Aprieta poco er gachó!

MOSITA 3ª
¡Valiente, arma mía!

MOSITA 2ª
¡Vamos a cayarlo!

VIRGENCITA
(Cantado)
Por Dios, no m'achares más
que yo contigo me voy
donde me quieras yevar.

MOSITA 2ª
(Hablado)
¡Vayan peniyas durses!

MOSITO 1º
¿Dónde has comprao ese pico?

RAFAEL
(Enseñando una mazorca) ¡La Mazorca roja!

TODOS
¡Viva!


ESCENA II

Dichos, Don Cristóbal y a poco Roque y Juan. Entra don Cristóbal y quedan los personajes en esta disposición A la derecha cerca de la puerta, don Cristóbal, Tío Briján y Pepe; delante de ellos en primer término, Rafael; Virgencita en el centro; detrás de ella dos Mositos; a la izquierda, en primer término, y algo más cerca de la Virgencita que Rafael, Manuel; detrás de ellos los demás.

(Hablado)

DON CRISTOBAL
¿Qué grito son eso?

TIO PEDRO
Que er señorito Rafaé ha encontrao la masorca roja.

DON CRISTOBAL
¿Y a quién abrasa?

RAFAEL
(Dirigiéndose hacia la Virgencita) A la Vigensita.

MANUEL
(Interponiéndose) ¡No! (La Virgencita le sujeta y todos les rodean. Cuadro plástico. Termina el número)

DON CRISTOBAL
¿Qué es eso?

RAFAEL
No sé. (A Manuel) Repítelo, ¿qué dices?

MANUEL
¡Qué se cormó la medía! ¡Ni er bajao der sielo! ;No hay quien la abrase mientras yo esté vivo!

DON CRISTOBAL
¿Pero es de vera? (Adelantándose) Quita, Rafaé. (Dirigiéndose a Manuel) ¿Quién eres tú pa gritá de ese modo? ¡A ve si te quito el resueyo de un par de gofetone! (Varios le sujetan)

MANUEL
(Yendo amenazador hacia don Cristóbal) ¿A mí?

VIRGENCITA
(Abrazándole para sujetarle. ) ¡Manué, por Dió!

MANUEL
Ven tú, amo, y tú, hijo de amo, ven a quitarla de aquí.

VIRGENCITA
¡Manué! ¡Manué de mi arma!

MANUEL
¿De tu arma?

VIRGENCITA
¡Pa siempre!

MANUEL
¿La oye? Ahora, quearse con er suó e mi frente, con la fuersa mis braso, con mi tierra, la que tú me regalaba; no la quiero: yevárselo to; tó, menos esta mujé que es mía; mía na má, como la sangre de estas vena y la carne de este cuerpo; ¡como estas mano de jierro que harán cachos ar que me la robe!

DON CRISTOBAL
¡No lo dises dos veces!

RAFAEL
(Deteniendo a su padre) Aguarde usté, padre. (A la Virgencita) ¿Eres tú la mujer que quiere tanto a este hombre?

MANUEL
¿No la ve usté en mis braso?

VIRGENCITA
Sí.

DON CRISTOBAL
¡Qué barbaridá! ¡Qué sinvergüenza!

PEPE
¡Como en tiempo e lo romano! (Entran Roque y Juan)

TIO BRIJAN
¡Bruto, que eso no es pa ahora!

DON CRISTOBAL
Pero...

RAFAEL
(A don Cristóbal) ¿Con qué derecho puede nadie separarlos? (A Manuel) Tú has olvidao quien soy yo. A esa mujer la quiero como a una hermana cariñosa y buena.

VIRGENCITA
(A Manuel) ¿Lo ves?

RAFAEL
¿Cómo has podido creer que yo iba a venir por odios?

MANUEL
Señorito...

RAFAEL
Cásate con ella, quiérela mucho, y cuando busques un amigo llama en mi puerta.

VIRGENCITA
¡Míralo a la cara y créelo, créelo! Si no lo creyeras... no merecías que te quisiera yo tanto.

MANUEL
Los selos me han segao: perdóneme usté. Y ahora dele usté el abraso en la cara de esos mormuraore; ¡pero mu fuerte!

RAFAEL
Y a ti también. (Les abraza)

JUAN
(A Roque) ¿Digo, eh? ¡Si nos matamo!

ROQUE
¡Bonito papé hase er muerto!

VIRGENCITA
¿Ves, Manué? Ar fin y ar cabo yegó la felisiá.

MANUEL
Con tu queré y mi navaja
a naide le envidio na.



FIN


Información obtenida en:
https://archive.org/details/lamazorcarojazar547serr

No hay comentarios:

Publicar un comentario