miércoles, 10 de abril de 2013

Carlos Arniches



Carlos Germán Arniches y Barrera nació en Alicante el día 12 de Octubre de 1866, y falleció en Madrid el día 16 de Abril de 1944 (77 años). Libretista. Es autor de numerosas obras teatrales con una calidad muy superior a la de casi todos los autores del teatro lírico.

BIOGRAFIA. Desde su ciudad natal se trasladó con su familia a Barcelona, donde vivió cinco años. En este período trabajó como reportero de noticias en el periódico La Vanguardia. Animado por su ambiciones literarias se trasladó a Madrid con 18 años, donde vivió bajo la protección de un tío suyo. Los años entre 1885 y 1887 estuvieron marcados por penalidades económicas, que finalizaron con el estreno de su primera obra con música: Casa editorial, teatro Eslava, 1888, revista escrita en colaboración con su amigo alicantino Gonzalo Cantó y con música de Rafael Taboada. El éxito de esta obra supuso, además de satisfacción económica, el favor del público para el resto de su carrera. A mediados de ese mismo año estrenó el juguete Como en familia (Las manías), con música de Manuel Fernández Caballero. A partir de esta obra, Arniches prefirió cultivar el sainete como género para reflejar las costumbres de la gente común. El estreno del sainete El fuego de San Telmo, 1889, con música de Apolinar Brull, fue el inicio de una larga serie que le aseguró un indiscutido reconocimiento dentro de este género. Su primer gran éxito realmente tuvo lugar con La leyenda del monje, en colaboración con Gonzalo Cantó y con música de Ruperto Chapí. 
Escribir en colaboración con otros autores fue práctica habitual en Arniches. Por orden de frecuencia compartió su firma con Enrique García Alvarez, Celso Lucio, Gonzalo Cantó, Joaquín Abati, Estremera, Antonio Paso, López Silva y Fernández-Shaw, todos ellos autores de género chico. Aunque hasta el final de su vida mantuvo la costumbre de escribir en compañía, ésta disminuyó notablemente a partir de 1916, año de la creación de La señorita de Trévelez, su obra maestra. 
El madrileñismo de muchas de las obras de Arniches nació de las más directa observación del vivir del pueblo madrileño. Un elemento fundamental para lograrlo fue el lenguaje. En el caso de Arniches él mismo crea su propia jerga y para no desconectarlo de lo verosímil, le añade giros, vocablos. expresiones efectivamente populares. El resultado es una "archinesización" de Madrid, más que madrileñización de Arniches.
Hacia 1910 comenzó a languidecer el género chico, entonces el propio Arniches dijo: "Del sainete pasé a la tregedia grotesca, porque creo que es necesario renovarse", con este deseo íntimo de cambio, unido al clima teatral y a las tendencias dramáticas europeas de la misma dirección, el escritor se convirtió en uno de los precursores de la tragicomedia grotesca, cuya característica ya despuntan en el sainete Las estrellas, 1904.
Durante la Guerra Civil marchó a Buenos Aires, regresando a Madrid en 1940.
    
Obras: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario