domingo, 24 de marzo de 2013

Pilar Lorengar

Pilar Lorengar

Lorenza Pilar García Sola nació en Zaragoza el día 16 de Enero de 1928 y falleció en Berlín el 2 de Junio de 1996 (68 años).

BIOGRAFIA. Soprano.  De familia humildísima, a los siete años sus padres consiguieron que ingresara en el colegio de religiosas de Villahermosa y en el coro comenzó a cantar. Siendo muy joven perdió al padre y su madre, que también cantaba, no intentó disuadirla porque secretamente tenía la ilusión de que su hija fuera algún día una gran cantante. Y para su satisfacción pudo verlo. 
Cuando a los catorce años Pilar salió del colegio, tomó parte en los programas de “Ondas infantiles” que emitía Radio Zaragoza destacando su voz sobre las demás. Su madre, en tanto, se ganaba la vida como costurera y para ayudarla Pilar consumió su adolescencia cantando en cafés y salas de fiestas. Luego, en 1940 decidieron trasladarse a Madrid. Los primeros tiempos fueron difíciles. La madre cosía de la mañana a la noche y durante algún tiempo Pilar trabajó como aprendiza de sastra y dependienta de zapatería. La afición al canto crecía en ella de forma irresistible. Comenzó a actuar en todos los programas de Radio Madrid que dirigía el maestro Tejada. Aunque su voz era bonita, comprendió que necesitaba adquirir la técnica necesaria. Entre los nombres de maestros de canto eligió el de Angeles Ottein, gloriosa figura de la ópera. La admitió entre sus discípulas y con gran sacrificio pudo costearse las clases. Durante meses volvió a cantar en los cafés. La zarzuela era de momento la gran salida, y en 1951 consiguió ingresar en la compañía del maestro Guerrero como segunda tiple, con un sueldo de 125 pesetas diarias por las funciones de tarde y noche. Ese mismo año falleció el popular músico toledano dejando sin terminar su obra El Canastillo de Fresas, que completaron diversos compositores. Pilar estrenó el papel de protagonista en el Teatro Albéniz el 16 de noviembre con un éxito tan entusiasta que tuvo que cantar la romanza tres veces. Esa noche fue su revelación. 
Hasta 1955 su carrera se desarrolló mayoritariamente dentro de los límites de su país, pero en este año obtuvo un sonoro triunfo en el Festival de Aix-en-Provence con el papel de “Cherubino” de Le nozze di Figaro. Después fue “Pamina” en La flauta mágica, en el Festival de Glyndebourne en 1956. Al comienzo de su carrera destacó en Don Giovanni, La Bohème y Madama Butterfly. En 1955 triunfó en el Covent Garden como “Violeta” en La traviata. Desde entonces llevó a cabo una carrera internacional de primer orden, aunque su contrato con la Deutsche Oper de Berlín, a partir de 1958, limitó un poco el impacto de su proyección exterior, ya que sus actividades en dicho centro le dejaban un margen menor de movilidad para aceptar contratos. Por esta y otras varias razones Pilar Lorengar no actuó con mucha frecuencia en España, dándose el caso de que su debut en el Gran Teatro del Liceo no tuvo lugar hasta 1985, con Lohengrin. El público americano tuvo la oportunidad de aplaudirla por vez primera en San Francisco, en la temporada 1964-65, como “Desdémona” en Otello, cantando más tarde “Liù” en Turandot. 
Ha cantado en casi todos los teatros y salas de concierto de renombre, como Salzburgo, Viena, París, Bruselas, La Scala de Milán, Colón de Buenos Aires, Bellas Artes de México, Chicago, Washington, así como Israel, Sidney y Japón, donde viajó con la Ópera de Berlín en 1963. Actuó regularmente en los más importantes teatros de los Estados Unidos, y con motivo de la inauguración del Nuevo Metropolitan en 1967 cantó La flauta mágica. El último papel que incorporó a su repertorio fue el de “Magdalena”en Andrea Chérnier, que cantó en la Opera de Lyon en 1989. En nuestro país cantó relativamente poco. Cabe destacar Pepita Jiménez, en 1964, con Alfredo Kraus y Raimundo Torres, en el Teatro de La Zarzuela; Las bodas de Figaro, con Teresa Berganza; Falstaff, en 1983, junto a Juan Pons, y Otello, en 1985 con Plácido Domingo. En el Liceo barcelonés intervino en las funciones de Lohengrin, en 1986, lo que constituyó su tardío debut en este teatro. Pilar Lorengar escogió el Teatro Campoamor de Oviedo para su concierto de despedida, que tuvo lugar el 22 de octubre de 1991. 
A lo largo de su vida artística recibió el Premio Nacional de Interpretación, el Lazo de Isabel la Católica, la Medalla de oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid y el Premio Ofelia Nieto, además de otros muchos en Inglaterra, Francia y Alemania. Dijo el adiós definitivo a su carrera el martes 22 de octubre de 1991 en el Teatro Campoamor de Oviedo, en un concierto acompañada por Miguel Zanetti. Falleció en Berlín el 2 de junio de 1996.

DISCOGRAFIA.  


Información obtenida del Diccionario de la Zarzuela de Emilio Casares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario